Está en la página 1de 9

Margarita Rivière

Crónicas virtuales, la muerte de la moda en la era de los mutantes.


Anagrama, argumentos 210, Barcelona, 1998

7
Los medios de comunicación son el aula sin muros. Su poder consiste en que no son
formas de relacionarnos con el mundo real antiguo; «son el mundo real» y recrean a
voluntad lo que queda del mundo antiguo.

Marshall McLuhan, El aula sin muros, Ediciones cultura popular, Barcelona,


1968. Primera edición en inglés : Beacon Press, Boston (Massachusetts), 1960

9
(voy a describir) cómo el nuevo territorio virtual de los media ha recogido la herencia
de la moda para construir una nueva realidad real, en la que nosotros somos unos
mutantes esquizofrénicos.

Obligados a hacer compatible la realidad más prosaica y cotidiana con la fantástica y


abrumadora realidad virtual, las gentes de esta época vivimos un desafío.

10
La creatividad mercantil, una forma cultural más bien perversa porque no requiere de
nosotros otro esfuerzo que el de pagar. … es el llamado pay per view, una forma
descarada de recordarnos que estamos pagando por vivir. …
…Cuando hay que pagar por ver es que, como mínimo se piensa que todos somos
ciegos. … para la realidad real, a la que odiamos, acaso porque es gratis, sólo tenemos
ojos para el paraíso virtual, obra suprema … convertida ya en una nueva realidad real.

11
La realidad en vivo contamina. El contacto con lo real da pavor.

Esta es una época empeñada en odiar la vida real, … en construir no un mundo mejor,
sino un mundo ideal

Manuel Castells ha escrito y documentado que «nuestra especie ha alcanzado el grado


de conocimiento y organización social que nos permitirá vivir en un mundo
predominantemente social. […]. La era de la información está marcada por la
autonomía de la cultura frente a las bases materiales de nuestra existencia». … ya se
puede vivir de fantasía, según parece.

… el mundo real es una cosa que el hombre no controla y, por tanto, poco
recomendable, … la nueva realidad real del mundo virtual, está creada y totalmente
controlada por el hombre.

12
Vivimos en plena mutación
13
Hoy, la imagen … es … necesidad para la supervivencia: si no hay presencia en este
mundo virtual de imágenes, no se existe.

13-14

Lo virtual es lo nuevo, lo real es lo antiguo
Lo virtual es ortodoxia, lo real es heterodoxia.
Lo virtual es artificio, lo real es espontaneidad
Lo virtual es homogéneo, lo real es mestizo
Lo virtual es poder, lo real es marginalidad
Lo virtual es unidireccional, lo real es plural
Lo virtual es espectáculo, lo real es insignificancia
Lo virtual es disfraz, lo real es la duda
Lo virtual es simulacro, lo real es autenticidad
Lo virtual es global, lo real es palpable
Lo virtual es la sospecha, lo real es la confianza
Lo virtual es lo cerrado, lo real es lo abierto
Lo virtual es asepsia, lo real es contagio.
Lo virtual es sobredosis, lo real es lo extraordinario.
Lo virtual es la seguridad, lo real es el riesgo
Lo virtual es atemporal, lo real es presente
Lo virtual es red, lo real es horizonte
Lo virtual es noticia, lo real es prehistoria
Lo virtual es comodidad, lo real es aventura
Lo virtual es lo programado, lo real es la sorpresa
Lo virtual es el control, lo real es lo incontrolable
Lo virtual es sencillo, lo real es complejo.

Lo virtual celebra el entierro de lo real y ofrece una vida por delegación a través de
intermediarios mediáticos y técnicos cuya sabiduría se basa en el know how de la moda
y en la ambición económica. Garantiza espectáculo, seguridad, comodidad, confort, y el
sueño de la impunidad y la irresponsabilidad.

Este es su irresistible atractivo: lo virtual sustituye la experiencia antigua basada en que


los actos humanos tenían consecuencias. Lo virtual es un gran juego en el que siempre
se gana aunque se pierda.

15
…la nueva ortodoxia de la virtualidad … el pensamiento único.

16
La crisis de la política y de la economía es, sobre todo, la crisis de la información y de
la comunicación.

17
Tras la experiencia virtual, queda, sí, un regusto amargo y una convicción decidida,
mucho más generalizada de lo que parece, de necesidad de lo real…. no es una cuestión
ideológica, sino algo más hondo: un deseo de autenticidad, de experimento cultural y de
comunicación que nunca ofrecerá lo virtual , …
19
LA ERA DE LA SOBREDOSIS

Hay aún casos esotéricos en los que un libro, con su buena cantidad de palabras, una
detrás de otra, es necesario.

21
Seguramente, no sólo tenemos mucho más de lo que necesitamos, sino que hoy
empezamos a darnos cuenta de que lo que verdaderamente necesitamos no lo tenemos.

«El lujo del futuro se despide de lo superfluo y aspira a lo necesario, y se teme que lo
necesario (tiempo, autonomía informativa, espacio saludable, seguridad) sea sólo
accesible a unos pocos» (Enzensberger, Der Spiegel, diciembre de 1996)

24
«Alguien, un día me explicó la historia de dos amigos que se encuentran. Uno le dice al
otro: “¿Cómo va?”, y el otro, tras haberle mirado, responde: “Oh, a ti te veo bien; ¿Y a
mí cómo me ves?” He aquí un buen resumen de los efectos perversos que genera la
nueva utopía en nuestra sociedad: un hombre sin interior, reducido a su imagen.»
(Philippe Bretón, L’utopie de la communication, La Decouverte, París, 1992

«ya sólo somos imagen». (Pierre Bourdieu, Sobre la televisión, Anagrama, Barcelona,
1997)

32
«exceso»: una palabra más para calificar a un siglo tan desequilibrado e inarmónico que,
habiendo conseguido alargar la vida humana tres veces más de lo que se soñaba, hoy no
sabe qué hacer con tanto viejo inútil y vive pendiente de la eterna juventud. De nuevo
aparece ahí el sistema de la moda que entroniza lo joven como marca de un siglo
anciano.

UN CADÁVER EXQUISITO
36
Las «autopistas de la información»…: el invento de una élite para una élite convertida
en punto de referencia educativa para la masa de los que aspiran a ser élite. La red
Internet no sería otra cosa que el equivalente del prêt-à-porter: un medio asequible para
la consolidación de hábitos y a reafirmación de la élite que los patrocina.

37
Desde ese momento, las élites tenían garantizada una definitiva influencia sin otros
límites que el planeta entero. Se consagraba lo que Denis Duclos ha llamado
«cosmocracia»: un grupo cada vez más reducido de personas, centro del poder
económico y político, fascinadas por sí mismas y por edificar un mundo homogéneo,
global, a su imagen y semejanza. …«un sistema de alianzas entre élites a escala
mundial»

39-40
El cine fue el continuador nato de la voluntad homogeneizadora de la moda y de su
desfile de modelos, obligaciones y prohibiciones.
Las autopistas de la información actualizan la continuación de esa lucha por dar a
conocer, imponer modelos de vida y «educar» tanto los conocimientos como las
sensibilidades.

41
El trabajo educativo de la cosmocracia se renueva con las nuevas tecnologías.

42
La comunicación, la propaganda, la información, la formación son claros asuntos de
Estado, es decir, de los cosmócratas. … la conversión masiva a un fin obligatorio, la
brújula que orienta la dirección del barco en el que van todos los papanatas, que eso es
la humanidad según la ve la cosmocracia. … lo mismo que la flauta para el flautista de
Hamelin.

49
¿Comunicar por comunicar? Desde luego. El mundo estaba dividido en dos territorios
complementarios: los que comunicaban y los que recibían las presuntas
comunicaciones. Aquí unos, allá los otros. Unos actúan en el escenario mientras los
demás miran. Unos fabrican deseos y los otros deben hacerlos suyos.

EL DELIRIO COSMÉTICO
53
El cuerpo, la enorme pluralidad de los cuerpos sometidos a una belleza única decidida
entre el laboratorio y el escenario mediático, precipitados a una utopía del delirio
cosmético movida por lo mercantil;
«Las antiguas soluciones de han convertido en el problema» … mi cuerpo no cumple
los cánones del mercado estético: voy a cambiarlo.

54
… ¿Por qué ese rechazo a uno mismo? ¿Por qué ese odio, en fin a la realidad?

La búsqueda de la perfección del cuerpo … ha difundido una cultura de muerte y de


enfermedad: la neurosis del siglo. ¿Vale la pena morir por la belleza?

«Lo nuevo es que niñas y niños hagan régimen para adelgazar. Según un estudio hecho
en el Hospital Clínico de Barcelona es lo que ocurre con el doce por ciento de los niños
de la ciudad»… La mortalidad entre los anoréxicos y bulímicos alcanzó en España un
18 por ciento en 1995 … «En Barcelona, hoy tres de cada cuatro chicas adolescentes
han hecho o están haciendo régimen para adelgazar. Esto es lo que la sociedad sanciona
como valor. Es una verdadera epidemia» ( Josep Toro, Jefe de Psiquiatría Infantil y
Juvenil del Hospital Clínico de Barcelona, entrevista en La Vanguardia, 12 de junio de
1996, autor del libro El cuerpo como delito, Ariel, Barcelona, 1996) …

55
«Los nuevos héroes no sólo son delgados, sino que sufren y hasta mueren por serlo»

56
Reproduciendo simplemente lo que la cultura de la apariencia había sancionado como
meta: top models.
57
Ninguna época histórica ha cambiado el cuerpo, y lo ha rechazado como esta.

El cuerpo, en el siglo XX ha alcanzado la categoría de mercancía y a la vez de mercado

58
«Nos hemos encontrado con niños», decía Toro, «que reconocen que, viendo reportajes
sobre anorexia en la televisión, explican que les había resultado atractiva. La razón es
que ven en esos modelos de gente que se sacrifica por su cuerpo, desde maniquíes a
deportistas, a verdaderos héroes. Para esos niños son héroes porque sufren para
conseguir un ideal y ponen en ello un empeño perfeccionista y de desarrollo de la
voluntad.»

59
El siglo que ha descubierto la juventud como obsesión, como reto constante a la muerte.

El nuevo héroe es quien lleva a término el pacto de Fausto y se mantiene eternamente


joven. … culminando en una muerte imperceptible y vergonzante: la muerte ya no
forma parte de esta vida.

...
La vejez, la ancianidad, la experiencia y, desde luego, el sufrimiento no controlado, son
garantía de exclusión. … la solución se transforma en problema.
… La utopía del cuerpo perfecto … ya no es una posibilidad abierta, un camino de
progreso, sino de decadencia, degradación y sufrimiento.

ANGELES CON EL CULO AL AIRE


63
Mirar mucho y tocar poco: eso es a fin de cuentas la realidad virtual.

«El aburrimiento de la sociedad consumista es mayor del sospechado. A la gente le
entretiene cualquier tontería»

64
El escándalo ha sido el vehículo más seguro para llamar la atención del mundo sobre
cualquier cosa en la última década.

…el escándalo, hoy más que nunca, es negocio.

65
La información es mercancía, producto que se cocina en la salsa del horror banal y
rentable.

¿Tuvo éxito…? ¿Mucho: un completo éxito mediático, instantáneo, momentáneo, fugaz.
Todo el mundo habló de él durante cinco minutos al menos cinco días en todo el mundo
occidental.

67
Era un hecho cierto que la realidad virtual poco tenía que ver con la realidad de cada
cual.
La costumbre de separar las dos realidades había arraigado. Esas cosas formaban parte
de un mundo que, como los famosos, el fútbol o los políticos, tenía poco que ver con la
vida diaria, aunque era una parte importante de ella: puro entretenimiento. … cualquier
ámbito, incluidos personajes, palabras, noticias y acontecimientos en general, entraba de
lleno desde hacía tiempo en esa categoría de realidad virtual en la cual no sólo estaba
permitido todo, sino que era obligado para permanecer en ella.

68
La gente vio aquello como algo claramente virtual. Es decir, para personas igualmente
virtuales.

70
Elegir el sexo, programarlo, y a la vez dar la vida en un laboratorio, o sea, prescindir del
sexo, era la conclusión lógica de la programación del cuerpo y de la transformación del
ser humano en máquina perfecta.

Y aún más, la bisexualidad, … tener dos sexos, ser lo uno y lo otro, todo a la vez, ya no
era un sueño sino un derecho.

…un desafío en toda regla a los injustos límites de la naturaleza. … delirio místico del
hombre acerca de sí mismo y su capacidad para dominar tiempo y espacio, infinito y
eternidad, cuerpo y espíritu.

74
¿Qué más se puede lograr cuando ya se cree verosímil poder ser hombre y mujer a la
vez? ¿Qué realidad hay que cambiar cuando ya podemos crear una realidad
perfectamente virtual y vivir cómodamente instalados en ella? ¿Qué espacio hay que
conquistar cuando el planeta es un territorio sin misterio? ¿Qué es el tiempo cuando
pueden vivirse a la vez todas las edades del mundo? ¿No están consiguiendo las
personas cambiarse a sí mismas constantemente? ¿No es esto, precisamente, ser como
Dios?

75
La sobredosis que nos rodea por todas partes se ha hecho insoportable.

El cuerpo … pide libertad a gritos. Las relaciones interpersonales serán la alternativa a


la comunicación entre máquinas, aunque para ello haya que empezar de nuevo … La
cultura de los límites se anuncia como equilibrio de supervivencia ante los excesos del
siglo. Pero para ello vamos a tener que aceptarnos a nosotros mismos.

ECONOMÍA CANÍBAL
84
La moda es una verdadera fábrica de expectativas … un mecanismo estudiadísimo de
hacer coincidir oferta y demanda en el tiempo y el espacio. …un flautista de Hamelin
que lleva a todos los ratones al río.

88
La sobredosis de oferta nos aplasta, mientras la demanda va por otro lado.
Los publicitarios …se vuelven locos para hacernos consumir cosas que aparecen ya
como perfectamente prescindibles
89
La asfixia de la sobredosis en la presión consumista ¿no está haciendo que los antes
deseados bienes materiales/simbólicos se vean hoy desposeídos de toda su magia y
credibilidad? ¿No ha sobrepasado el sucedáneo, el simulacro de la felicidad, sus propios
límites?

90
Objetos y bienes han dejado de ser fetiches para convertirse en el símbolo de lo
estúpido.

El consumo de imágenes/palabras/ideas …. Todos los esfuerzos se centran en eso …


una vida contemplativa de horas y horas parados, extasiados ante una pantalla mágica
que lo mismo nos emociona con una película que nos solivianta con un partido de
fútbol, que nos ofrece graciosamente toda la información de los sabios de la historia.

91
¿qué es una pantalla, una imagen, una idea, una obra de arte, un archivo, una red, sin
nadie al otro lado?

100
El abuso de este monolitismo para imponer, mediante el avasallamiento espectacular y
mediático, ortodoxias cerradas sobre qué hay que hacer, comprar o pensar gracias a la
varita mágica de la moda, acaba siendo percibido como una insoportable tiranía. Y al
igual que el exceso de imágenes televisivas creó los anticuerpos del zapping, aparece
ahora la indiferencia., el pasotismo respecto a este mundo opresivo por su falta de
imaginación

107
Las estrellas de Hollywood son tan virtuales como las informáticas: sólo te relaciones
con ellas a través de una pantalla.

108
Todos sabemos que ante la pantalla, ante la imagen, la actitud del que mira se basa,
especialmente, en la fe. Una fe tan amplia que lo mismo sirve para creer que lo que se
ve en el telediario ha sucedido realmente como que es una ficción de película. Pero
¿cuál es exactamente la diferencia entre una y otra situación para el espectador? ¿Acaso
el telediario no parece ficción y el culebrón se asemeja a la realidad misma? Es una
relación, la que ahí se establece, casi sobrenatural que potencia, sobre todo, las
emociones y tiene tendencia a aniquilar la razón. La realidad real, en cualquier caso, es
lo de menos cuanto lo que importa de verdad es la fascinación de las imágenes y las
secuelas que dejan en nosotros.

110
Una vez dentro del circuito, y esto es lo singular del fenómeno, todo es, se vuelve,
virtual: desde los políticos hasta las víctimas del Zaire, pasando por los ídolos juveniles,
los presentadores de televisión y la gente del pueblo que desnuda sus sentimientos en un
talk show espectacular como único sistema de atraer la atención sobre su marginación y
su apetencia de protagonismo de acuerdo con el modelo en vigor.
113
Ferrater Mora definió la moda como «aquello que ahorra pensar».
115
Mientras la fantasía imita la realidad, la realidad debe adquirir una apariencia fantástica.
… ponerse de moda, ser noticia, abrir la primera puerta al reconocimiento de la
existencia de algo.

… el impacto … es la garantía de la adhesión visceral: la violencia, el conflicto, el
erotismo, el poder, el escándalo, el mal, son la panoplia de recursos de impactos
noticiables más comunes en la virtualidad.

116
Por eso hay que desarrollar una imagen –junto a la búsqueda del impacto- que cimente
la adhesión visceral inicial –en el territorio mediático, que es donde se sancionan estas
cuestiones. Hay miles y miles de especialistas en fabricar estas imágenes.

120-121-123
Diana de Gales fue el prototipo de personaje virtual. … De Diana de Gales parecía
saberse todo, pero en realidad, no se sabía nada. Existían, en forma de compulsivo y
avasallador torrente, sus gestos, sus miradas, sus vestidos, alguna que otra palabra suelta
y nada más. De tanto ver una y otra vez esas imágenes insistentes creció la idea, y la
realidad de su proximidad. … suponemos que existió porque MURIO REALMENTE,
pero podía no haber existido y ser una completa fantasía como Blancanieves. (su
muerte) era por primera vez, real y auténtica, de ahí la infinita conmoción provocada. …

La heroína de ensueño se desvaneció con la muerte real y resultó insoportable


comprobar que LA REALIDAD vencía a LO VIRTUAL. Eso estaba fuera de esta
lógica aprendida con tanto esmero a lo largo de todo el siglo. La naturaleza vencía al
artificio: ése era el shock básico del acontecimiento.

La gente … protestó en realidad contra la injusticia de que lo real, la muerte, venciera


a la utopía virtual

Con su presencia, las masas adquirían el protagonismo virtual que convertía aquella
injusticia en un nuevo acontecimiento virtual que sucedía realmente. …

Es casi imposible imaginar que exista alguien en el mundo que no se haya enterado
tanto de la muerte de la princesa como de la obligada reacción de dolor: … un símbolo
de que no sólo el pensamiento único es posible, sino de que es posible también el
sentimiento único.

MUTANTES
126
(Con el triunfo de ) la ficción comunicativa … la comunicación real … es imposible. El
territorio de la virtualidad, tan mitificado en el sentido contrario por ingenuidades como
la red de Internet, es el lugar de la incomunicación absoluta.

El caso del alcalde de Nueva York que «es un republicano que finge ser un demócrata
que finge ser un republicano» resume un nuevo tipo de ideal social.
127
El disfraz, el transformismo al que impulsa la cultura de la imagen no es, tampoco, algo
inocuo …. Porque no se trata de jugar sino de una forma de vivir.

130
La sospecha sobre la imagen se hace ley interna de cualquier acontecimiento.
… Vivimos para la imagen pero sospechamos rotundamente de ella. Las noticias
parecen una película y las películas parecen telediarios.

133
Cuando mi hijo habla con un amigo suyo que vive en el piso inmediatamente inferior al
nuestro a través de Internet, está consagrando una nueva realidad. El contacto humano
ya parece ser menos interesante que el intermediado por la virtualidad.

134
Un cambio cualitativo en la experiencia humana … una inmersión en la imagen

135
Introducirnos en lo virtual … es otra experiencia de lo real.

... no es la experiencia del vértigo del abismo, sino de una nueva realidad real. Esto
explicaría las lágrimas reales derramadas por personajes a quienes sólo se ha conocido
en imagen.

MANIFIESTO PARA MUTANTES


139
Lo virtual habla de la impotencia de un sistema … cuyo mayor pecado ha sido castrar
la imaginación humana encerrándola en una sola corriente de pensamiento
políticamente correcto.

… existe un deseo irrefrenable de aire fresco, de autenticidad, de pluralidad


enriquecedora.

140
La gente está ávida de entenderse, de comprender, de liberarse de las ataduras inútiles y
los mitos de pacotilla creados por el consumo, el espectáculo o la moda. Esto es la
vuelta a la realidad, ni más ni menos.
….
Volver a la realidad significa tanto prescindir de la moda …. Como desear vivir sin
intermediarios …. Rechazar una vida tutelada

… el deseo de la experiencia directa de las cosas con todas sus dificultades, durezas y
responsabilidades a cuestas,