Está en la página 1de 1

Hoy despert meditabundo, ansioso, tenia ganas de ser un soador o un

poeta. Escuch una dulce meloda acordndome de ti, y por ello escrib un
poema inexistente que hablaba de ti o por lo menos te imaginaba son riendo
como los dias de la primavera.
Me acord de tu sonrisa y por ello sonre frente a la vida, y la existencia me
sonri por primera vez. Pero fueron tus ojos los que abrieron los mios y me
hicieron soar estando despierto y todo lo que escriba soando, era por ti.
Entonces un soplo de cordura, me hizo despertar de mi locura, e imagine que
no eras parte de mi existencia y grite en medio de la locura de mis dias
existentes.
Mi muerte me asusto de repente, y quise tenerte cerca. Te busqu como
cuerdo entre los locos y como loco entre los cuerdos pero no te encontre, asi
comprend que era un dulce sueo de una experiencia real y quise volver a
estar junto a ti.