Está en la página 1de 4

Se busca el valor de un chofer de carro público

Ayer, 20 de mayo de 2010, la policía demostró que era más

importante servir de seguridad privada a una actividad política de

recaudación de fondos del gobernador de turno que proteger la libertad de

expresión en Puerto Rico. ¿Quiénes fueron a la actividad de recaudación de

fondos? ¿Qué intereses había que proteger primero? ¿Nosotros ahora

tendremos el valor que tuvo en el pasado un chofer de carro público? El

incremento en la utilización de la fuerza bruta ante las manifestaciones de

los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico me recuerda a los sucesos

del Cerro Maravilla. En dicha ocasión fallecieron los jóvenes Carlos Soto

Arriví y Arnaldo Darío Rosado bajo la incumbencia del mismo partido del

actual gobernador.

El periódico Chicago Sun Times publicó el día 10 de mayo de 1992

un artículo por el periodista Jim McGee “U.S. Apologizes to Puerto Rico in

Cop Brutality Case” donde dice que el gobierno de Estados Unidos se

excusó por el encubrimiento de la Agencia Federal de Investigaciones, siglas

en Inglés F.B.I., en las muertes de dos jóvenes en el Cerro Maravilla por

disparos de un grupo de policías de Puerto Rico.

El agente encubierto participante Alejandro González Malavé murió y

nunca se aclaró su asesinato. Sin embargo, fue el valor del chofer de carro
público secuestrado Sr. Julio Ortiz Molina que inicio varias investigaciones

que aclararon y lograron la convicción de los agentes de orden público y la

investigación de fiscales que encubrieron los sucesos.

En una entrevista radial el ex gobernador de Puerto Rico Carlos

Romero Barceló admitió que había sido un error haber llamado “acción

heroica” a los que mataron a los jóvenes y responsabilizó a uno de sus

ayudantes él cual negó haberle aconsejado tal cosa a su jefe.(Véase el

artículo “Romero: Mistake To Call Police 'Heroes' In Cerro Maravilla” por

Laura Rivera Meléndez del 15 de septiembre de 2003 publicado en línea por

Puerto Rico Herald)

La mayoría de los jóvenes que hoy participan en las manifestaciones

sobre la Universidad de Puerto Rico no habían nacido cuando se mataron en

una montaña de Puerto Rico a dos jóvenes guiados por un agente encubierto.

Hoy más que nunca se necesita el valor de un chofer de carro público

para no encubrir el abuso del poder del presente gobierno que se vio el 20 de

mayo de 2010 en el Hotel Sheraton en una actividad privada de recaudación

de fondos para el Partido Político del gobernador de turno.

Los agentes del orden público pueden ser demandados en su carácter

personal y procesado criminalmente o civilmente si utilizan fuerza mayor o


encubre cualquier violación a los derechos civiles. Igualmente los

investigadores fiscales tienen una responsabilidad de no encubrir ninguna

violación de derechos civiles.

Por un lado, muchos pueblos luchan por tener la libertad de expresarse

libremente y sin embargo en Puerto Rico cada día se restringe más las

libertades civiles claudicando a filosofías neo-liberales ajenas a nuestra

idiosincrasia puertorriqueña.

En Puerto Rico aplican leyes federales y estatales si un agente del

orden público se excede su fuerza o autoridad sin importar que hubiera

recibido órdenes superiores. En el caso del Cerro Maravilla, los agentes del

orden público estatal recibieron órdenes de disparar cuando no debieron

hacerlo ante a dos jóvenes desarmados.

Es importante que toda persona afectada por las actuaciones de

abuso de poder por un empleado público estatal o federal tiene que

cumplir con un requisito. Se necesita una notificación previa al Estado

atreves del Secretario de Justicia local y federal según aplique. Sólo se

tienen noventa días para hacerlo en una notificación establecida en la

Ley 104 conocida como la Ley de Pleitos contra el Estado ( 32 L.P.R.A.

sec. 3077); y el Federal Torts Claims Act, en el Titulo 4 de las leyes de


los Estados Unidos. O sea, si no actúas, podrías perder tus derechos.

Hoy igual como ayer se necesita el valor que tuvo el chofer de carro

público de hablar la verdad a pesar de las presiones gubernamentales.

Lcda. Concepción “Conchi” González


Ex–Candidata a la Alcaldía de Aguadilla PPD 2008
20 de mayo de 2010