Cómó Betty Yañíquez iñstruyó el casó

Patricia Flóres eñ el añó 2000
Hubo muchos cambios en el caso de la niña Patricia Flores. Cambios de fiscales, abogados, jueces.

Sin embargo, hay una persona quien, desde el momento en que llegó al caso como jueza de
instrucción, no lo dejó nunca más: Betty Yañíquez Lozano. Su presencia no siempre fue visible pero
hay muchos elementos que nos llevan a esta conclusión – a continuación vamos a presentar lo que
sabemos sobre su actuar en el caso Patricia.

Ella toma el caso oficialmente el 2 de marzo de 2000, después de unas tres semanas de fluctuaciones
debido a la renuncia del juez de instrucción Jorge Gutiérrez, quien había conducido (muy bien) el
asunto de las pruebas de ADN con el FBI. Después de haber recibido, en inglés, los primeros
resultados que excluyeron a Odón Mendoza, en enero de aquel año, se desató una fuerte polémica
en los medios de comunicación contra él y, hastiado, renuncia el 11 de febrero. Otro juez de
instrucción es nombrado pero sigue la polémica y ese señor ni siquiera empieza a trabajar –
renuncia en el acto.

Existen voces que dicen que la persona que fue designada luego, tendría algo que ver con todo eso –
nada fácil probarlo pero los elementos a nuestra disposición nos indican que Betty Yañíquez tenía
una doble tarea. Finalizar la instrucción y acusar a Odón Mendoza como presunto autor de la muerte
de la niña Patricia.

Lo hizo en 2 meses, con procedimientos más que cuestionables como vamos a demostrar:

La primera fuente de información es ella misma, ya que en mayo de 2012, después de la detención
ilegal de Odón, ella dio una entrevista a La Razón http://www.la-
razon.com/suplementos/informe/jueces-excusan-vamos-llegar-sentencia_0_1616238432.htm
dóñde cueñta eñtre ótrós: “Noté que faltaban varios actos procesales para dar un auto final de la
instrucción y lo primero que hice fue contactarme con gente del FBI (Oficina Federal de
Investigación de Estados Unidos) y, así, llegó un representante que tenía su sede en Chile. Nos
contactamos con él.”

Sin embargo, cuando asume como jueza de instrucción el primer informe preliminar del FBI,
traducido al español, estuvo integrado al expediente desde hace el 16 de febrero. Su tarea habría
sido, entonces, integrar esos resultados a la investigación. Parece que no le gustó: hace de todo para
evitar presentarlos – una semana después de asumir el caso, toma conocimiento del contenido del
sobre que contiene la traducción pero lo declara inmediatamente reservado so pretexto de que el
sobre hubiera sido abierto.

Ahora bien, de la documentación expediente podemos sacar varias conclusiones:

1
1.- Que el original de este informe preliminar, en inglés, estuvo debidamente legalizado dentro de un
sóbre cerradó y lacradó “Juzgadó 4tó de Iñstruccióñ eñ ló Peñal” (el del anterior juez a cargo, Jorge
Gutiérrez) y que todo estuvo en orden.
2.- Que el sobre que contiene la traducción había llegado al mismo juzgado del Dr. Gutiérrez y había
sidó cerradó cóñ el mismó “yurex” – lo más probable es que fue abierto por un auxiliar ya que el
sobre había sido expresadamente dirigida a dicho juzgado.
3.- Que la jueza Yañíquez, en vez de dirigirse a la Embajada para solicitar una copia de la traducción
y comprobarla con lo que tenía, declare los resultados en reserva y remita antecedentes a la policía
para investigación, nos parece nada lógico sino más bien destinado a no comunicar los resultados
que liberaron de toda sospecha a Odón.
A continuación los dos documentos relacionados a este sobre “abierto”.

2
3
4
El 23 de marzo, después de mucha presión, tiene que dar lectura pública al informe que dice con
absoluta claridad que no se encontró ningún ADN de Odón Mendoza en las pertenencias de la niña.
Sin embargo, el FBI sí pudo encontrar el ADN de varias personas, entre ellas la hermana de Patricia
y Reynaldo Flores Barrera pero el principal contribuyente masculino es desconocido.

Con esto se cae la hipótesis de la autoría de Odón – la jueza Yañíquez cambia entonces su estrategia
y trata de probar que Odón era parte de los grupos de alcohólicos y drogadictos de la ciudad de La
Paz.

A este efecto se traslada al penal de mujeres de Miraflores, si podemos creer el Acta de
Añtecedeñtes Iñfórmativós de Iñvestigacióñ (auñque siñ decir “yó me cóñstituí” siñó “persóñal del
Juzgado”…uña mañera de ñó implicarse persóñalmeñte) el 6 de abril, para escuchar lo que dice una
cierta Maygualet, en aquel entonces presa de dicho recinto, sobre Odón.

Es un conjunto de mentiras abyectas. La testigo habría dicho por ejemplo que Odón era miembro de
su grupo de alcohólicos y drogadictos y que a ella le hubiera dado detalles sobre el crimen etc. Esta
supuesta testigo afirma también que Reynaldo Flores y Odón Mendoza serían amigos, sin que nadie
se moleste por la flagrante contradicción con el testimonio de Reynaldo Flores. Éste había dicho,
tres semanas ante, el 16 de marzo, que había conocido a Odón Mendoza en las celdas de la PTJ en la
Sucre y cuando la jueza lo vuelve a preguntar en la misma audiencia lo ratifica:

5
Lo peor de este actuar de un punto de vista legal es que la supuesta testigo no firma.

La jueza Yañíquez se molesta por un sobre abierto y no subsana esto a pesar de tener posibilidades
para hacerlo pero pone al expediente un testimonio altamente perjudicial para Odón sin que la
persona que lanza acusaciones gravísimas contra él lo hubiera firmado. Pero ella y el fiscal asignado
sí lo firman:

6
7
El ñómbre de esta Maygualet aparece ñuevameñte cómó “testigó clave” a pócas semañas de deteñer
a Odón en 2012 – es más que evidente que Betty Yañíquez, en aquel entonces Fiscal de Distrito de La
Paz, dio consejos a Paola Barriga. Por ella misma no hubiera encontrado una simple hoja en el
cuerpo 6 del expediente, de esto estamos seguros. La Sra. Barriga estuvo muy ocupada, en aquel
eñtóñces, a dar eñtrevistas a tódós lós mediós de cómuñicacióñ…

Sin una firma, difícil que la juez de instrucción utilice esta hoja en su Auto Final de Instrucción, que
está preparando a toda velocidad – trabaja contra el reloj puesto que el FBI vuelve a investigar por
haber recibido nueva información acerca de un violador en serie de niñas, de nombre José Luis
Flores.

El 28 de abril de 2000, el FBI retoma la investigación que había suspendido en enero después de
constar que en los dos casos en que ayudó a la policía boliviana, el presunto autor era la misma
persona – un hombre desconocido. En algún momento entre enero y abril, se enteró que la PTJ había
capturado a un violador en serie de niñas en flagrancia y que este había admitido haber cometido
varias violaciones a niñas.

Betty Yañíquez afirma en su entrevista en 2012 que había tomado contacto con el FBI en los dos
meses y dos días en que estuvo a cargo de la instrucción del caso Patricia Flores – es muy difícil
creer que no sabía que el FBI seguía esta nueva pista prometedora respecto a José Luis Flores que,
finalmente dio la solución en agosto de 2000. En aquel entonces, una prueba de ADN tomó varios
meses y el hecho de que Betty Yañíquez incurre en falsedad ideológica en su Auto Final de
Instrucción donde determina que Odón Mendoza es el presunto autor, nos lleva a la conclusión que
sólo tenía una cosa en mente: cerrar el caso contra él antes de que el FBI pruebe su inocencia de
manera científica.

Para poder acusarlo, utiliza dos testimonios de hombre viviendo en la calle y que son amigos
íntimos de Reynaldo Flores Barrera. La jueza Yañíquez había interrogado personalmente a estos
hombres y ellos negaron rotundamente conocer a Odón. Sin embargo, para acusar a Odón, escribe
dós veces “amigó íñtimó de Odóñ Meñdóza” – con esto pudó fiñalmeñte “próbar” que Odóñ Meñdóza
era uñ hómbre perversó…

8
9
10
El Auto de Vista de 2010, hecho a raíz del Auto Supremo que admitió la plena validez de los
resultados de las pruebas de ADN, anuló todo lo obrado hasta antes del Auto Final de Instrucción
que había hecho Betty Yañíquez – creemos que ella se asustó no sólo por la posibilidad de que se
descubra su actuar en los meses de marzo y abril de 2000 sino ante todo unos problemas muy
serios con sus certificados profesionales – esa parte de nuestra investigación con otras revelaciones,
la entregamos a las más altas instancias políticas y al Fiscal General. Estamos esperando resultados
de sus investigaciones.

11

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful