Está en la página 1de 280
Moaios de significur es una introduccion a la flosotia del lenguaje que, desde una perspectiva que no es cronol6gica sino remaitica, se centra en los problemas y no en los antores La Paric Ise ocupa de cuestiones concernicates al significado de expre- siones 0 gitoslingUfstcos particulares —dlescripeiones, nombres, tings ge- herales. proposiciones. gros modales, yerbos de actitud proposicionl, et. En ella xe examinan criicamente, etre otras cosas, la nueva teoria de la refe- rencia de Kripke y Putnam, la tori de fos actos de habla de Austin y Seaite, fa pragmatica de Grice y la teoria de la relevancia de Sperber y Wilson, las tearfas de la verdad —ineluyend laconcepcién seméntica de Task y 1 t=" tins deflacionarias contempordineas—el atague de Quine a la analiticidad, ka Semintica de los mundos posibls y las propuestas acerca de Ia forma logica ‘e los informes de actituides proposicionales.. En la Part Ul se pasa revista las tcorfas generates de significado, Entre otros desurrllos, se atiende ala paicosemintica de Fodor, I semintica inten ‘onal griceama, a seria de Katr, a senvintia formal —tanto. fen la versi6n extensionalista de Davidson como én la intensionalista de Cag hap, Montague y otros tedricos modelistas—, ls torlas verificacionisas de ‘Quine y Dummer, y a semdntica del rot conceptual Mados de significer seri de interés para quienes se ocupan de \6gica f- Iosofia.linglfstica, ciencia conitiva y, en general, cuestiones relacionadas ‘cone! lengua ‘Alfonso Garcia Sudrez ha ensefado logica y Hlosoffa del Lenguaje en las Universidades de Valencia, Madrid (UAM) y Oviedo, donde es actunimente ceatedritica de Logica y Filosofia de la Ciencia. Hla publicado La lgica de la experiencia: Witgessiein ¥ el problema del lenguaje prinado (Tectos, 1976) $ divers trabajos sobre ssunts de flosota del lenguaje oso de fa me fey tiosoria de a Wgica Filosofia y Ensayo ap sopoy| zareng Brey Osuoyy = Is a Alfonso Garcia Suarez ab c.2 ALFONSO GARCIA SUAREZ MODOS DE SIGNIFICAR UNA INTRODUCCION TEMATICA ALA FILOSOFIA DEL LENGUAJE tenes eho cole Sequin alleges Ainpesii ie eubiena: ‘afc Mets Reserva vs hn erecta canted eta von pn epics pat La Lr, qe evabece potas pit yt it ol ‘iin se Ls Sevres idiot sarc ema page, ne ‘nie plese a Wake eh pe ute iv ‘ecules media si la pression aiorizain, © Ateonsn Ginere Seanes. 1997 EDITORIAL TECNOS, S.A, 1997 hia Iga Lac Tena 18-897 Mb IMIN Mer NO, reece ho Rip Wrens pura Sa) cart a A Jacqueline » Claudia su dem Gevehlecht ins Helle strebt, GHETHE a 34 ARAN TOA RA AAARDRADAATAART ADAG otoon - — a etic LENGE Y FHLUSOFLA 2 Hrcnueas iv oMtsoaDey — a SENTIDOY REFERENCIA sere LEFERENCLA V PREDICACION « REFERENCIA ¥ PREDICACION Descninciones 11 uni sna nar perce Fg _—— Le en etme epee —— TiS. Tent angie natn ——— Th Gee aeen 12: Lemiacieraronicnrcn@sc REL 121. tet four oe ha refiremeiet —: 1S MARR Stone ian 135. ede ahcos te mile ie mim pene 123. ewe grt sgn di Rl ay alee dom ea a = be Ie 124, Sennen in pre {3 Wo de ui ie gun pipe — eo Tat Dynes tan aeggeess eon erase o 122. Laan verte ypresipicin in NA, Levi Ravel has rouse ines de rane n 14 Resssuoeiaamamtivn 14a De Bonet 2 LAL. ies rere yx aston —— — # TA. Sonate pigouiene? * SAS Tebsndenasin yas lace nis sss n {ac uaasaneotinapanas ——<——— ” Cabin NOMBRES PROPIOS - 8 2 Leeatagamn eas coy nutes —— a ey 2 MODOS DE SIGNIFICAR 22. La roe|,peyrmenny puieun BEA La wonia Fide Fi 292. Sipser ela pest 220 Mi 3222 Rowse S535 HI Thaguon de Wipes 7 223 Prunny de la teonin ————— 2. Trewin it dest) —_ HT estoy deve ee tevin 2h tege = 312 Lateorin dal mene = 9282. Marewine ———— ——— AL Tress La neben 4 omnes A Guar esnering ALL Cage ma designates ii DAZ ENanpmeno epitemotegice 34.13. Elareieni de le chponsttidd = 21 Flavus seman 24.2. Ps camayyencinn edt pst de ares TTT at etn necesila de heron 3432. Nectdd ys apiondad 24.3 Lr roi casa de a weferncia — = 2A Lon omnes enianncroes wegetron mms voce —— 2S. Noyes y rear 281 Qi soe a elimina de tr £252 Tinnomtnes compres ate do Barge ————— Se a qeenes gsm he snare e Biuee LLacrveas areonnsonnyy — coitus. TRRMINOS GENERALES E IDENTIDAD Lapisneainec sin ys rmiaic ano Ta dist bin stip an dein oe fi Ar esp oem sh’ ln —— Crue anniates — es Tele aschinico ryponiconal™ —— 7 3133. Unload yy: SSIRA Ace SNA. tortor categonteis —————— S141 Completa He incomplett Frege — 2142. Completilo¢ incompletai: Season 2.2 Geen warrnune ps tua ne Perea 821) Lan gor hy dm 322. Ltn dt eae mga 3.23. Eaeommit tie wana bade ris ——— 324 Lilt pans Butmom B28. ‘Brera ys lrmgme 29.8 Termes in sey wards EAL Poitee de maw ——— 332. Souter — arasea s20a5% 289325 ispiin SAL tenet ALL dandy aloe 342 Wemha matvenstitdt SAAN iad Ad Cetra L.reit rasan iayionnes PROPOSIE OSES Y VT ADM rom ys MROPUISICTONES VERDAD hiieseePROMISHCTONES. FUERZA E IMPLIPATIIRAS A. Plea mises eur gmne rm ts Tye tne ata woes anon crate Bagoor race ALL Tie proposvoney come srniticies de is eric SARS Lin propesilones nf sewide rset {133 Lncqwopssisionee corm conte de We sci esac the on uy i A Lapstie renee scrmauniemnsey ART Lanett rome ads LE ‘ethane ae hw parpnnenines on #49) Larornymn sree LAs Peammlnn 431 pngunat ex cmamere amare poi 22. Poyonnins rast A Fopinic hes tegen : ‘ym veme ence AES Ls tbe hive Reales vara ewan ti Tengen ntti de Bn avs had omy presse oie ee Sh Ty iol deb nae Rl fe Searle dws ermine fare raaiae Fava oa en ny 44 Ls SAT Ace ea ES {LAL un SU SEMPLE INST RFE Lich os edema = : Canes TRORIAS DE LAWERDAD SA USkca aM Mires PAS ARMIN NTH 2 te vet py sais coh neo ast we 12 Ma a 18 ts is is 14 1OD0S DE SIGNIFICAR, a cargos smc ht re nl eb shed coerce mail = 2 “Tae avin ria in oman yt tin 5. ies vony rh fre current a Fee bien th telacon de vornespontecte 32. Objeciones atop extn 5.2 Ly toms suas sue Tons S31 lasek Tod 322 “nhvamaeemaeeret looper : S430 (aia dds henran $34. Gouravatin femal mettre 533. Phedicahre ations $3. Dail cues ae itjaccobny wok #531 cbs snake Tori wre msn ae Bess tb #644 So daa mundus Munn v8? 5519 Clare Fes les aed yen ont? $4) a temtaye ce grata ciie comics F841 ra ie Al Banal S42 Leese hncebyrnetic fe Meanie ——————— $5 Teiscrevauaness 7 SSL Elgnugnunsanede Ase $52 hues Det Sh. Teantaspurcu nnsbies 7 StL dus ioudsak fy reduniuns S62. fart pronsucninl == 888) Lund mutants Bad Hew Lacromsnedyniesitins z CAM.AGO VERDAP NECESARIN 7 61 Lesuis soir TL dis lain is ganna — G2 Necostha nunds ples ian eg Taint esse aint ACIAWENE CLeRON HDS 2d Lawn en kia toms — peyfs nit se Ku ae ie da ata lu roy ets tne Ul CAEINAAENIE a oRUME APU A HIER a Poem STINET UI Ty I Hi acta chy Migr fi oxides fe son isis WA2 Gaypagy teal ween es ak 12 Yann srl gas estan ies 54 Gayot igh mores fel Layasipues sypeesiaty Gad Peelauypuvm pain aer neced O42 da cuipeeit sinnerman te he eeehat O48 ed cumemsrilints hada caine nl O44 lenapinitsad: Ouate 9 Ts ive rs GAS. Houmas ofcrinan « Gene Ce Fourie wisn tiki Sauce aes 1 va wn tw ow Ws ws ie has iy 1 ci 0 noice: steed LOPACIDAD REFERENCIAL onic OPACTDAD REFERENCTAL, — (enuiie7, MODALIDAD 7. Commas rac 1k arauet mn DUE AL cat EAL ———__ cee tasers pane wip oe sada ————— SHS. Easements pense mre ht 72. Ewivans eH LAS woos DADS ALALNASRAMLIEAS A Quist 72.1 Chars mensionallacti las vale ees saraies 72.2 “Sllon: mice ha en convhisnmals PDT Hien Mama sen eumelanin iutteronad —— £73._Laspaavnira pe tonsnenpen rows a T| Seat unichs sir monl pry FRI Stan re igen eretificarnaml — 74. Phun aseaseisiaLoiscs es Louie Mk TAL Rl tater ontligin le fos mamta passion TAD Idewtadad prmimndana — TAI. Banco ——— Aare ments Cargnai8, ACTTTUDES PROPOSICIONALES 151, bemcouctiin ANAL AGN HILAIRE ¥ AMAL NOEL ALS 2. Banaue nommarnniy, DEQ — A. Lespmorcenmsescou meron Lasacrinunes "R31 Prypundehtes anselanin: of pura dela subwineiidud 32 Ps ssearre roca ee SOR. apapmnetins cone compara toms power aaiba Stulnaier — S001 La pia epsilon de Minka 8332 Lan pooblemns del cquvalen yi omnacinca ips — XU) Lascnaciastscsi quence Las serene — SAE Fling de Cana: tsmueton RAZ. barolyrto de Church : HAE int prt le Davidian! Pram eee 9 Fey (ND) Prowmias nnomessantnnyay, ond rma to scat Us implicates praca 2 Le ie psn aa eines es ros yesentas ti ae propmchnen - #80 Ohjerunis wan hawias maison ———— 87, aml ura — 71. Maina prexnnciony sagittata ——— 172 Prapmnictones galas ss. semidi dee — 21. Lana del companions sad A Att. 1s 2s 2s 28 g SENSES SSE EESE EEE ERE UES SSSR EE we QO 16 MODS DE SIGNIFICAR ence TEORIAS DEL SHGVIFICADO seer SIGNIFICADO Y CONTENIDOS MENTALES Aerwunceeaie: SIGMIFICADO Y CONTENIDOS MENTALES Carini009.SIGNIFICADO V REMRESENTACIONES MENTALES: 19.3. Locke VA sHowY EADIE sap ———— 92. ALANAS KERN Le THOR — FOLL Pelalvon viwategmemitions 22. Termin generates 4! patina del dens abstc tis — 9.2.3 Ui nage necesito uno eeNPetctO ———— 4. “Lerscusesisty a e8 Fanon YA. El veatisme steretonal ——— 832. fetta rpremnl lon ol ene dl peas 83.3 La nu chnpnachnal peste gs Hy maura acum see —————— 935, Taras sales del eontenid S81, Teoriaccomateskriphems: el olen ie S382, Tetancoales miaconaejtema de cin 935.3. Lateoria de a dependencies, —— 94, Acoudsenineas ALA tronlAsEMLNHICA DE FoD0 94.1 PE Mtoe fe Seman feta? a2 (legen Hake nulla la vont 4.5, choo amen vs cain priate - LLecttmasaoruneatinns, Canroio 19, SIGRIFICAUO E INTENCIONES COMUNICATIVAS — TOL, SrseagrA UE nase TNTEREINAE 10.14. Shoniicey enue » set 10.2 Sigmificads lel emvor sedgeiioato le hein 1013. Elpropranma de Grice 12. Skisieic At C1 HAD ANTE ISTENCIONES 102. Elandiiis le Grier (1957) W022 Comaajompionw ha spctexcta oe anutysane ————— 122.1. Comtorejerpns tpn Zatt = 10222. Centmeyemplos tiporSttewsoat - _ Eau tet exes de ines 1 a sete el pn Hine (ier FORD 10.2.22, La solic del requiito sient (ice, 1909) M238. Lacohiionde conseimientn wunao® (Schiffer, + 102.5.4. Lt mpelacidn a intensvones nio-refeenciates —- LOZ. Connaaepnpes we fa meget el abs 10241, Ucow no nfoemtives de endsiones indieativas ——- WW24.2. Uso no comminicativas od Sieutieana Hscistie .CenSANCIONS — 03.4" Comme oats te ets (1904) — 103.2 Spica dines ——_—_— 102 ny m1 ispice Ind Ate veseeni ys a naseouaame en EsioNyt VAL) tavelahal pert pte obs cnn = UA.2 dns rad oni tt 104% Foil hr arremena yf seifrbe WAL Aveda rns a ek bn i ‘mt fe Learns anes eugivoe IE SEATANTION CHAIRONENCTAL! LA THOREY DE KATZ TL Pasengene seamen ALE fi gangs an HL)2 Las Lamadia fe demi SULA Kas emoe ae divert: maith p STA Hi gl pranterin 1113. Baym erica semi [Hike Chusaljab a bso mene al ome gu nomen ma aoscv VPA ai steed op tees He Sesto Wr Ha Samrscines Tt Leper A182. stomp vn somone TLE} gr cancypenin indy AA, ie esyp sind ioe Gea oe Re Vg RONNIE EE HE TLL Hw dwibie caine fasta Rainn i Wek AVA tyeemvekin tne Han» Sb TAX fiir ef amet wre tre Ait SAE agen area ica SIGNIFIEADOY VERDAN. stm aie NENT IEADOY VERDAD Canibio LE SEMANTICA TEDRICORVERITATIN® pata van Hy ‘Shine tow 6 nui ce Tepe wh Der 7 inntal hector mati poten a a Bessie ede ernsed cones Heyy Swed ati a tee prvi 2 Chm ae resi aseaconickanes 7 coal a a " ae cd 3 a ae ws a0 se 7 a a0 a a ay aa a a0 ae as a a an a 2 an as as 18 MIDS HE SIGRIFIOAR (rgd SEMA STICA TEORICDMODELISTA ASL Sestasin chon bent e 12 Senesth cieaKeo-mone iA eI TELE Cunrget ef mhed hentayin ha i 1322) Slade dlls —— ABE} Hl nce evra 13 Lauueoueri cuentas DEL Uhcoupe gad pe TELE Etpunedtea te tatcio srguns feng S184 Seansnn gue dienes ANAL Ee joutica de he cgauanete gw A542 Sims iaes a EES) Jus sue biol Ue nite 1544 Tacs alpnudtomade Greymane Age vt SPALL DI roe sins series SIGNIFICADO ¥ USO. samnenise: SIGNIFICADON USO, = Cnn LGA, SIISMICABIAY. VERIFICATION AL Ey ewise yen sac ans 941 anya ie TALL hisses al pimple of oe ——— TLL2 Faas depen seth — = —— SEES Ce commncassatoeehesalanes pita V2 Be crnibn se nemnsied nym Quine 131 asd an es gas {422 Larder eh wide 143.5 Cesumtves ha ndvor mini se i abo ALU Tus vrynn pur a adsorb V2 S Ht lise pas as Wel pomena™ 183 Lasinssre «sorsep iste Dusen SHES La igltctte se una tor el ss 182 Brannan nt comer rn wenn wriativr standin J ah 135 Tht utorwanne carvan — STOLE oun sno a an ation Lecrassanonmsiyins, —— Capuiascl® SESLANTICA PEL ROL CONCERTUAL 1S) aiepyin eacsUn Sy MA Meee He 1S UX Hsin be ea cra ELAN SHON UNE HSE NEA Sivas SUMS oC Hr HM TPTVAL SESALUINATS ASA Lasts is RFA SESS HEE MMM ASA Wskhgss suas anes oa ag wi Wien. Hs ae 40 ws 6 a ses 50 su SH sin ty sw su si ca kaa condiciones empiri cas para suaplicaciin es condicion necesarin para el empleo legitimo 0 sig~ rificativo de esas ideas 0 coniceptos. Se trata deur principio con el que sim- os filasofiys empirivtas, pice levis al csimplete repudio de Lat Transcernfente. La tarea has de ka fitosofia, seguin Kant: con “iste on wwestipar los inites de uestto pensamientes avet «adel nando. fos Timites a fo que podernos concebit, a lo que resulta intelible o descr ‘He, Pero Kant coneibio esta tarea, sobre Ia base de una erronea anntigys ‘entities, comosi fvese ft tarea empirica le estudiar Ia wluencta de waes- tra constitucjiy humana, fisiologica 0 psicokigica. et mestra experiencer el myndo, Kati presenta Ia filosofia critica en un tdiar psteologica Par~ te de dates tiles como ideas, pensamientos ¥ formas de pensamiento, san aguese acerca sishimbras age ditto caando afirma que “buscar en mes: 30 MBO DE SMANIEICAR {to conocliiento diario conceptos” equivale a “deicctar en un fengwaje fas replas del use real de las palabras”, Hs precisamente la transicim del idio~ ima psicologice al idionra Knglisico lo que caracteriza ta filesofia anali- tica contemporinea, Los datos se préesentan ahora bajo ln fornia de pala 'beas, proposicioncs y tipos de expresiones. Li tarea hantiant de tnazar los Jimites del pensumiento se concibe como la tarea de taza los Fimutes det seatidy, De wuero, el Tiaviains de Wingenstein proclanis con nitides este cambio, iit pretense, pes rae wu init a pense, ends en oa pens Iiesta sine 4 Uzapresion de pensamient: pas prs raza en liita pt ‘swt Jeberamtn poet pemaar ambos lage ee lnite brian, prs Pater erst ly quero puede pers) Eline sl lege» bogies tad el estas fav) La filosotia smalitica 9¢ constituye de este modo om tieretert de ta fe Josofia critica kantiana y asume entre sus tare bisicas ta de mostrar la es~ tenilidad del intento de transcender tos limites de la experiencia posible Ahora bien, tas objeciones a este intemto de transgresfon metafisica no san sdeorden paicolgico o empirico en general, no s¢ extracn de hipdtesis emn- piriea ninguna acerea de laconstituctia cfectiva de la mente hima, sino {que son de nanuraezs lingbistica. Tienen que ver mas bien eon lo que te ne sentido decir y lo que no tiene sentido decit, O como el propio Kant lo expresd, con “las reglas del uso real de las palabras”. | metafisico es acu- sado de products oraciones que ho se conforma a las condiciones We sig- nnficatvidad determindas por lis reglas del lenguaje en cl que expresa Sis proclamas, Fue el logic y matemitico alemin Gattlob Frege el primera en prac ticar esta forma dé Filosofia, En su Concepnoxraia eseribe que: “estarca de {a filosofia romper {a tirania de Ins palabras sole el pensamictn, trayes~ doa Ia luz lay confissiones que son casi inevitables en el uso de! lenyuaje” (Frege, 1879: Prloyo), Michael Dummeit fin sostenidi que Frege inicio tuna revoluciiin en filosofia eonsistente en desplazar la tearia del comoci= imienta, que desde Descartes habia vewido ocupandy el pesto de diseipis ‘na filosotica vential, por Jt Hosta del leruisje. Mientats que pari Des- ‘caries et pute de partida de toda f\losoti eit Cuestion ,Que eunnicetnos ¥ como to conoeemes"”, para Prege la tarea printers, en cualguier inet: {gatidn filositica, es cl anilisis de los signifieadds. Frege fue primero en dar et “go linguaistico” segtin Dummett, cuando en Ls funilannente da arimmética de 1884 responde a la cuestuin kantiana °;Cémo nos seat dados Jossniimeros, dado que no tenemos ninguna idea o intuickén de ellos?” ape- lando al principio comextual (12.1). Este principio es formulad como un Fema que gobierna una investigacion del lenguaje y no una investigacion de mods de pensaento, como Ia tests de que sito en cl contexto de una ‘onc Wiene sigtiticado una pulabra, Freye entonees procede a mvestigar INTRODUCCION 3 ‘como poxtemos fijarel sentido de las oraciones que contienen términos mu- mérigos De este modo, una investigaciSn epistemoldgica se transforma en luna investigacidn lingistioa. Dummiet afirma que para Frege, como parm todos fos Fildsofo snaliticos posteriores, In Filosofia del longuaje es el fun- damento del resto de la “ilosofia porque la tinica ruta para analiza el pen- ssamiento va a través del anilisis del lenguaje: ‘Sa i sa sit alan gato ct chp eipcopo de te Blea eeprom ape ht efoto wd ea crn lp Minin syd ci eet dl renamio debe tinge mene teil estan del pees pacgco eps. alert que el nko me ‘oso speopiado para yaar el pensaiiento conse eye ants dl lengua aciptacin dest tes pension cnn a esuela avai enters (Dam set, 17 434, Aunque en Frege enconiramos ejemplificad et giro lingiistigo de fa filo- sofla, su proclamacidn explicita hubria de esperar al Tracterus de Witt- senstein. BS el primer imps dela flosofTa ana vino de ta Jena de Frege, <*l segundo impul pari del Cambridge de principios de siglo. Pero fos au- toes de e¥e impulso, Geonge Edward Moore y Bertrand Russell, aunqoe ccoineidieron en preseiar Ia filogafia como una empresa analitica, no to- ‘anon el andlisis del Ienguiajé como su objeto. Ent Moore el objeta del and lisis aparece bajo la forma de propiedades 0 universales unas veces, de con- ‘ceptos ottasy de significados la restantes. A:su modo de ver, no babia gran diferencia entre las tres casas, pues pensaba que un concepio es el signtfi- ceado de una expresin y asimilaba conceptos a propiedates. Pere conside~ ‘ba que el analisi no era del lenguaje sino de algo objetivo stgnificado por Jas expresiones. Para Moore habia una importante diferencia entre conocer el significado de wna expresion, es €3, conocer st definicicm verbal y su ts, y conover el andlisis de su significado, Se pueds conocet lo primero sin conocer la segundo. Analizar el cancepte por el que esti una expeesion ces algo asi como inspeccionar un objeto mental, dstinguiendo sus partes “componenttesy st combinacidn y espeificando cm se relaciona co, y se distingve de, otres conceptos. Abora bien, la prictica del aniisis, en cuan- to distinta de su teria, levaby a Moore hacia el anilisis del lenguaje. En a [prictica, sus anlisistomaban ta forma de comparar y contrastar los ws08 de Tas expresiones. EI resultado del anilsis era.o bien la revelacidn de que wn ‘lerto concepto es simple o inanalizable (asi el concepte bueno) oben tna ccombinaciin de conceptos eyuivafonte al anahvandun. Pero esta combina ‘itn era siempee presentada lingiisticamente, mediante una equivalencia pa- tftstica. Asi, la prietica de Moore constituyé ta semitfa del anaitsis con- ceptual posterior. Russell adopts ln cuncepcién mooreana det andlisis como descompo~ siciéa de conceptos o de estructuras conceptuaes en sus consitnyentesstm- piles, pero dio sus andlisis un catacter mis logico y un proposito mis re- 2 MOONS DE SHNIFICAR Adoctivo, La logics se convierte en la herraniienta principal del analisis y ste est presidido por "la mixima suprema de todo filosofse cientifico” Siempre que sca posible, entidades inferidas han de subsitirse 9" cons Aruceloney Kigicas, Abmgue Russell presenta el amalisis Kien ome el ie odo dela "filosafia cientifien”, To consideraba s6lo un yastrumento para eseubrir la forma lca de fa real, dado el suphestoen que en un Len ‘dua ligicatnente perfecto ls formas logicas de las expresiones seria is0- tmarficas con las forms Fogicas de la realidad. Wittgenstein también admite en el Truceatus el isomoefisino ente: bene ey reali, por a diferencia de Frege y Russel, que deapreciahan el Fenguaje ordinary propugnabun tx construceion de wnt lengua ideal ro idelado sobre in estructura de los lenguajes de n Logica, Wittgenstein con- Siderata que cl lenge ordinario esti en orden tal como est. Su stents Jogica es orn co la estructura l6gien dea eaidod. El nbs debe Revelar lay formas logicas que estin ocultas bajo! revestiiento del Len tune. Emel Tractax se proclama ya exncitamentee} giro Hingstico de fh Hlosofia, La Cosofia pone lintites af pensamiento porniendo limites ienguaje determina Tos lisites de serido—. Consist en el. anisis Joico de ls proposiciones, entendiendo por tales las oraciones con sett do La tarea de la fitosofines la clanficacion Kogica de tos pensmientos por medio de Ta claificacion de las proyrosiciones. El Fitesofo demuestra Tr iteptimidad de in metafsicaclarifisande fos mods en quel metafisi fo mente decir algo que transgrede fos limites del sentido. Mientras cue feussellftrane la cunatnvidad entre ciencia yfitocofia y entiende el anal fis lopicu como el “mtodo cientifica” en filesofia, Wittgenstein, tanto en OF Tractanes conv en st iltima Filosofia, taza una tajante distincidn etre Srubae empresas Para ét a fioso it no es ana discipline al ada de Ins cet thas $1 li meta de las cienicias es hallar verdad, expresables en proposi- ‘jones, la tarea de Ia fifosofia ex carificar esas proposiciones. Los real: tados del filosofi ho son “penposiciones filosoficas” sin elarifieaciones de proposiviones no filosdfieas. Tenia concept 0 cognitivista de Sa filosofia fue heredida por Tos po- sitivistas Lagicns del Clrcuto de Viena. Para su fandador, Mori Scbiick fpientras que la ciencia se ocupa de Ia vend, tn filesofia se ocupa del sie- fiat. elicit la propesiciones que la ciencia verfica, Noes un “Si Temade copniciones”, sino un sistenn de actos: Iv actividad a waves de a Waal se determina el significado de Ins proposiciones. Los positivistas 1 sicos comparsian con Rass y el primer Witenstein in dea de que ean fist Jagico es el método de Ia filosofin, Al igual que Wittgenstein, vslan idos uxos en ese rnetodo, Su uso negativo consisiia et eliminar pseudo-pro~ posiciones metafisicas. Aguila apartacin de los positivist lozfeos fe pela al principio de verificacin, Ne aeverdo con est principin ods p> posicten sumificativa deberia set blen una proporicis anaes (61 1) Pony verdad Logica © ana proposicin etucible una verdad ligicn cam- ‘iando sindnimos por sinanimes— o bien na propostcion veriFieable me IsTROMHICEIDN, 3 ante la observacién empiric Toda proposicidn que no satistcia este t- terio era considerada un sinsentido, El uso postive det analisis. segiin Ru~ dol Cavnap en su primera etapa, ent investigar la sintanis logien del fen aye de fa etencia Las filosofias de Muvore y Russel, el Traenanuy de Wittgensteta y ef positivism bijgico wn variedades de lo que podemos denorinat el ade Tisiselisicn. Este tipo de analisis se coneibe como una especte de truduc~ ‘iin. Ciertac proposiciones que contenian concepies problematicos, © con cceptos no bisices. 0 ekertas proposiciones cua forma gramvatical patente ‘esullase desoricntadoca en cuanto a su verdadera forma ligica Iatente, ‘eran objeto dealiss. ¥ el analisis consistia en substituilas por otras pro- pesiciones equtvalentes que contuvieran conceptos menos problemiticos, ‘conceptos mas bisicus, © por otras proparsictones euyia forma Kigica evi- enciara 1a verdadera estructura de los hechos que ecpresentan. ED anili- sis se cutendia, en ol sentido ctimoligice de fa palabra, como deseomipo~ sicnin, como el desmenuzamiento de un concerto o de tna proposiexin sin @ de via oracidn, en clave lingiistien— en sas com- les y It exhibicioe de Ia eelacion tutu que guaran ‘exas cromponenites ‘La tori de las descripciones definidas de Russell considerada durante Jan tiernpe un paradigm le analisis filosafico. ejerplitiea a fa perfec~ cidn esta forma de andlisis clisico, Russell mostraba en su teria que ora ‘como El citeulo cuadrado no existe’ 0 "El actual rey de Francia es ‘eilwo" no tienen fa farma Kigica que, yobre la base de sus estructura gra tatical superficial, ternbens 4 aribuirtes. Gramativalmente zon oraciones td {a form sajclo-predicado, Pero si aceptamos este andlisis, y si acepta- ‘moptambién que las expresiones deseriptivas “el einculo cuadrato’ y ‘el ac- nal rey de Francia’ fcionan como términos singulares que contribuyen cLobjeto que denotan al significado de Ins oractones en las que aparecen, exitonces tis vemias en ka enojosa nevesidad de admitir ent nuestma ontolo~ igi objeto tuipwsibles - comin el eirculo euadrado— y objets de hecho inewisterites como el uctual rey'de Francia—, ; Pues acerca de que tratan ‘esas oraciones sino acerca de tales objetos? Russell escapo de esta infla- ‘iim ortol6yca mediante un tipo de analisis que muestra gue esas oracio= ‘es son substituibles por otras equivalentes cuy forma légica no es de su- Jeto-predicado, Cuando substituimos “El circulo cuadimdo no existe” por “No existe tn Ginico objeto que sea ala vez eircular y cundrado’ se disipa lb npariencia de que “el sircilo cuadrado” funcions semanticamente como un termine singular que denots un objeto del cual se predica fa inexisten- cin. Lo que estamos afirmando con “El circulo cuadrado 10 existe” es que {i funcidn proposicional “inicamente es circular y cuadrado” no es ver- dadora de nada. Anilogamente, cuando substituimes "Elacival rey de Fran ‘anes ealvo por “Existe en In actualidad un sinico eey en Francia y es cal 40", vemos en el analtsans la expresion deseriptiva “el actual rey de Francia’ 1p aparece. Todo to gute subsiste de ella el predicado “ser rey de Fran- 44 MODOS DE SIGNIFICAR ta’, del cual se afirma que es verdadero de uno y sb ur indhyidvo swe ademas ¢3 calvo. {La meta del anilsisclisico era reformular ta proposicide, —el unul)~ sandum — por medio de otra, analysans, de manera que al ennino del [proceso encontrasemos una proposicidn que cutnpliese al menos dos ‘quisitos. En primer lugar, sor sindnuma o eguivulenre en alg sentido i ha proposicion original; de fo contrarig, eb andlisis seria inadecuado, Ens fers lug tet exit elspa de apropos ‘originals de jo contrari, ¢! andlsis no seria lumuiador. ¥ seria expicativa de su sug- nificado bien por que lo desmemazara en sus elementos lyicos altimes porque expusiera patentcmente su yerdadera fornia Wigica subyacente, La mayoria de los analistas clasicos dierow por sentado que Ia nueva lbgica de Jos Principaa Mathematica de Whitehead y Russell swnwiistrala el ta _26n o exqueleto formal del anilis¢ v que el contenid de este armazin ven dria dado por los datos sensoriales en los que se descompondria ttima~ _mente nvesira experiencia. Russell y otras acomvodaron it teria de ls datos sensoriales, segtin la cual lo que nos es dada inmeitiatamente en la expe riencin no Son objetos fisicos sino siempre datos de los sentidos fugaces, pprivados y ciertos, en una teoria fenomenista de la pereepcion. Las teorias represeniativas de la percepcidn, descendientes de Locke, suponen que la conexiGn entre la experiencia sensorial y Jos objetus ve! mundo externa es sontingsitt, cus! Les eentenidos de la experiencia vos proporcionan ina evidencia inductiva de la existencia de objetos externos. Pereibir un abye- ‘tomatenal es tener un dato sensorial que es causidn por ef abjeto en cues- tién, de manera que la consciencia pereeptiva es una inten ‘efecto ala causa, Ast las ereenciag acerea de objetos fisicos som equipara~ ‘as a las hipdtesis ciemificas. Pero los crtieos de este tipo de teorias fan seiialado uu desemejanza crucial entre hipotesis ciemtificas y ereencias 30- bore objeios. Pues una inferencia causal solo es leyitma st es en prinespro posible obtener en favor de Ia existencia de fo causa una evidencia que sea independiente de tos hechos para cuya explicacion se postula. Pero en este aso no hay ningin control mdependiente que nos permita examinar los ‘objetns fisicos para ver si son representados fidedismnamente 0 no por Jos datos sensoriales, Como consecuencia, los eriticus de In teorin repe- sentativa, desde hos tempos de Berkeley y de Hurtie, se hat visto Hlevados afirmar una conexidn neeesarta entre experiencia sensorial y objctos: ht bar de objetos es hablar de modo abreviado de cients regularidades o patt~ lus que presenia nuestra experiencia. En expresiéin de Russell los objeto fisicos no son sino “construcciones lbgieas” a parti de datos sensoriales La rmixima suprena de la filosofia cientiiea nos exige substituir las enti- dades infetidas, los abjetos fisicas, por cotistnicciones Hogica a parr de los datos sensoriiles. Retormulado lingdisticamente, 1 progranua fenomenis- taconsistia en reemplazarct lenguaje de objetos fisicos pore! lenguaje (e- nomenista. Carnap bizo un esforzado intento en esa direccin en su fibro Der logische sufhan der Nett. Uiilizanies la clasificacién de Jobn Wisdom, WTRODLUCCION 35 snjntras quc ta teoria de fs deseripeiones de Russell es un ejemplo de “and lists del mismo nivel” —an caso donde el anilisis na leva a nivel oato- ‘5yIcos nis fnddamentales—, el progeansa fenomenists de traducir enum: aos sobre objetos a enunciados sobre elitos de lox Sento propane un “anilisis de mevo nivel” —un anilisis que pretende reeryplaza lo que es “menos itimo” por lo que es “iis thtumo"—. En los aiios que siguieron a fa Segunda Guerra Mundial el anilisiscl6- sicu cayd en desprestigio. Esin se debio a varias razones. Por un lado, else- {undo Witgenstein Veni practicands en Cambridge, desde st vuelta a ta {itosofia en 1929, un tipo de analiss que no s¢ Sornetia a los rigidos mol- des uaiduccionales del anstisis elisico. Por otro lado, ks resultads del and lise traduceional fueron desalentadores. Las peopasisioncs del discurs.co- tidian se resistian a ser moldeadas en ol leclo le Procusto en el que se las pretendin reducie. Asi, se encontraron dificultades insalvables en el pro- ‘grama de reducir fos enunciados sobre objets fisicos a enunciados sobre datos sensoriales. Entre estas diflculiades no era la menor que los andisis que se oftecian nunca lograban expurgar de la traduccion la referencia & cosas fisteas. Asi, la tradaccidn de “Hay un jarrbn en la habitactén de al Jao” seria de a Torma condicional subyuntiva ‘Si un observador estuviera ‘Ia bitin de al lado, tendria la immpresion de un yarnon’, en donde {a priests hace referencia a das objetos fisicos, un obser vador y la habitar ‘id en cvestign, Sin embangu, Jos exticos del anilisis clasico manteoian lu fuerte vinculo de eoniinuidad con los primeros analistas, Seguian com- caibiendo la filosofia como taclaifieacién logica de lus propusiciines. Akio- ta bien, esta labor de elarifieacidn pods Hevarse a cabo sigulendo dos ea- ‘mins que, en aquel momento, se vieron como exchiyentes: o bien por él ‘camino de a comstnuccidn lingifsleaa pot e camino de ladeseripciin line sistic Siguiendo el ejemplo de Frege, Russell y, con matizaciones, el primer Witigenstein, quicnes siguieroa el primer camino exeyeron que el método aadecuado en Filosofia vonsistia en la construceidn de lenguajesuttficiales, ligicantente perspicuos, y en su utlizacién para reconstrvit racionalmen- te los rasgos filos6ficamente imteresantes ds lox lengusjes naturales. De la ‘misma manera que en fisica se emplean modelos idealizados —gases idea Jes, vavios perfectos,ete.— para simplificar his leyes, asi tambien, rxzana bra, los lenguajes atifictles nos servirin como idealizaciones de los len- guajes naturales, En Norleamérica, la influencia de Rudolf Camap, que habia emigrado alli huyendo de ta marea del nazismo, fue decistva para en ‘eaminar alos filésofos mis destacados, y notoriamente eatre ellos a Wik Nard Vani Orman Quine, por esta senda, La apelacidn a lenguajes ideales twves, sin embargo, el mspo distintive del andlsi camstrnceiantst tal emo 58 paacticd en Norteamérica después de 1945, pues ys hemos visto que el recurso am lenguaje logicamente perfecto estaba presente en los aalistas clisicos, con la excepcicn de Moore. Lo que diferencia al andlisis cons- ‘muccionista del anlisisclisico es que en aquél se shandora la exigencia 36 MODOS DE SIGNIFICAR de quelsproposiciones que aparece en el anafywns sean radueciones de ths gue aparecen en el analysandum, de que el anaisi aroje propasicio: saa apaniac a las proporciones analizadas. La ides misma de sinonimis UT igualdad de significado es sospechoso para Quine. A Yo sumo, is or: a del lenguaie formal a Tas que legamos como resultaco del nals sen parifasisaproninadas, nunca raduociones exacas de las oraciones {fe lov que partimos. En paticlar, Is ambigiedad, vaguedad ¢ inexaciind propins de Tas oraciones del Lenguaje ondinario desaparecerin en ss C9” ormales- De este modo, ¢} enguaje formal sirve para los fines deta regimentact lngbisica, para utlizr la graien expresién de Qe Se Y la tesimentacién supone siempre una bcna dos de smmplificacion re alinerin,algo que yi esta presente ent teria Kigica cuando los ove tiple sos dey’, 0", "s...entonces, ‘no's. son sometidos a i = pina de las conectivas vritative-incionales, Quine seleeciona I Wien Tf prime orden, i Kia de las fanciones de verdad y de los euantific- {doce que tora variables individual, com “sistema candnico” que con” GGounes lasimphificacion y elarficncén del digerso ordinarin, Ott core: aye nistas menos nusteros, como cl propio Camap, no tienen escruptlos rita lenguajesHogicos mas comprometedares, com 10s dela opie modal Pero este enfoque construccionista es sensible a una objeciOn, Clera- mente, debe nlmitise, la constriccion de un modto formal puede ser na yds en a tarea de resolver los problemas filosaficos. Ahora bien. estos Aufvernns tienen a mento sas rakes cx fox eoneepioeodinariog. eos rrotti ns tegimentados de funcionamiento de tas expresianes de 1s fen- Tnurales Por tanto, ara que los cacents construidos y los mo- vroe func ionamicnto regimentados de los lenguales artifiiales acrojen te aecron de aquellos problemas es necesario que se muesten [as cone: Hones diferencias entre ambos grupos de conceptos. ,¥ como hacer «210 ao evetarihic et fincionattiento de los conceptos ordinarias? Pero ésts cs ve nctra via a ta que nos referimos anteriormente, la viade la des pein linguistic, ta via de describe a gramitica Vogt de las oxreeie™ cee Tos lengaajes naturales. Es el camino que har segnid el seusnle Wategenstein Gilbert Ryle Joh Langs Austin y aus seguidores Oe Fron de fijsofos to busciban a clarificacin owefiea por medio Fre etn como ls analistas clisicosni por medio deta construcion de tenpuayes tiie, caro Tos constructs, sino por medio de nl ae aeviim concept, Presabon afencin a Tas formas del lenguae orn. ‘ara describ ins compejidades del fancionarseat dels palabras. 19 roid, coma hemos seflado,en que 's mayoria de las problemas f- Tras fiees sugen comno consecuenein del malentendido de la Hogica de muey” tee lenauajecetidian, en que son Jos concepos de so mas carierte o> rena cama los express por las palabras “verdad”, “conccimicate sere sncia' mismo’, “buen, esto es, 10s Conceptos organizativos més ge Fea comumes a todo tipo de discurso, los que susctan la uayoria de Ine ITRHOLCCION 7 perplejidades filesifieas, Por tanto, hemos de deseribir ef foncionamiento dd esos conceptos en el leryraje ordinario al menos como paso previo. He= ‘igs dicho antes que el abandono det andlisis elasico se debio en parte al fracaso del proyecto fenomenista, pero ese Tracaso lleva al rechazo de la ‘nocion misma de-analisis entendida en su sentido ctimoldgivo como des- Ccumposicién. De alti que inchise el término ‘anilisis” resulte confvso para idesignar la concspeidn del métode filoséfico que surge con el segundo Wittgenstein, pres se recha2d la idea de que el analisis filoséfico pueda aceder como ef analisis quimnico, de manera que a su término aleance- 119s los elementos iltimos. Los daios senseviales no puieden considerarse ‘algo asi como elementos de tna tabla de Mendeleiew epistemoligica y no existe a verdadera forma Yogica de una proposicion: qué forma logica te surituyarnes 9 a proposicin depende de qué conesrones inferenciaes 0 ‘qué capsicidades semanticas estemos tratando de apresar. Asi la idea det ‘analisicome descomposieion fe substituida por la del aniisis como des- Ccubrimient de las ntercomeviones de los conceptos. Se trata de Yo que Pe {er Strawson ha acertavo a Hamat wndlisis concetiins nm anilisie que abra Zac) lema de eM. Forster —“Sdlo eanectae’— y busca “investipar las sreeanaae ae tos principales elementos estrocturales de nues ro esquema conceptual” (Strawson, 1985; 22), En otro lugar. exticade mis sobre el asunto le cis _Acomenns a orev ae stil perfec es concer shure {nel fr evi ee ean see dee st on sec dha mi Se aopici renee carat el alo de ung re ahora un ema deems coepts comevtady alse a fei de ca tern. cid con- {ep nln pox entender desde eb punto desis foie, eaptandy max femeviones rls dem, gar em el iste airs it mej. ta agen lien cinjunt de uetemas intercomecind de esta nattlera—, Sst se can See one md nes a eng ern faye pc oe rac rere. qe remo elixir # ce Ue cocimient fi umcepe de percep seo: y ue veo eval tx mere percep senna in referent al concep se eo recat: Posen pura srt hecho 0 pcx yo srptedente: Asi Tharoxain de citeulniad perdi su meee, pars psn haber ra ie um cinco ape, relate Muang fStrasson, 1992: 19:20), Hemos sefitado que el impulse principal a esta cuncepeiin det aniti- sis provino de laobra del segundo Wintgensiein, que ejerei una enorme in- fucncia en la flosofia britinica posterior a la Segunda Guerra Mundial. ‘especialmente en las Universidades de Cambridge y Oxford, Pera, mien tras que alos dsciplds de Wittgenstem en Cambridge. como Join Wis- dom, practcareat una forma terapéutics del anliss conceptual, en Oxford se pus mayor éfasis.en la deseripeion sistem del lenzuajeordnatio Estas das formas de anilisis conceptual, terapsutica y sistemitica, no 50, sinvembango, mutuamente exelyentes: ‘ : 38 SOOKS DE SHGNIFICAM El impulse terapéutico se coimeeta eo las rales nists de la aetinxd filosotiva, cow el sentido de asombro que no sume en ta perplejidnt y en la paratoja. La necesitad de disipar la perplejididy 1a patadoja que se pe~ eran cuatids fa rellexiin filosifica nos leva a conctusiones sue pareecn Inevitables, ygxamente nexcusables, yal mismo temps ttaceptables, por que estan cn Hlagrante contradiceidn €on fas convicctones nis arraugzdas, Shuministia in primer ihutivo paral anilisis. Un ejenypto de tales conclue ‘jones parnldjuas nox lo ofiece el fatalisme logic al ave aparemtemenie hos Ilevaha bi teflexion sobre la verdad o fasediad de kas proposiciones sin- ulires sabe eventos futuros. Otro ejemplo nos to ofiece Russell cuando oncluye que un leriguaje logicamente perfecto tendra qe ser un lenguaje privado pare sy hablamte (1? 8) Cuando se produce tna situacion asi. en Contratnus gue habitualmente es et producto de una especie de mop in- telectual, una ofuscacién de nuestra capacicadcs snicleciuales, un enean- difamienio de la tnteligencia por certs formas de lengua. La ides de que las palabras obtienen significado por el meat de ser asicunis a los oh jetos que denotan, unids a ciertas concepciones epistemoldgics, Neva a la ccreencia en que los dnieos nombres autinticos son aquellas que ulizames privadamenie para deniotar nuestros propios datos seisoriales, O Yn idea de ‘que los predicades “es verdadero” y ‘es falso” afladen una cterta cuslidad peculiar a una oracién lleva a la ereeriew de que las proposiciones singula~ fes sobre eventos fituros no pueden ser ni verdaderts mi falsas st no que- ftemos caer evel fatalismo Para reclificar esas deformaciones conceptint- Jes henns de ser cémo funcionan efectivamente fas patabras que expresan os conceptos prablemiticos. "Aunque el tmpulso terapéuticn proporcione el arranqve inicial a} ani ‘is, ste puede ser proseguido mas alla de lis motiveiones de qwstia, Liat \vez que bos poniemos a estudiar el funcionamicnto y las imtercomeniones de fos concepts de una drea determinida, el estudio prrede ser continuo si luna intencion terapeutica. El fiésoo puede no contenrarse cag Ma sola a= ‘bor terapeutica y emprender un tipo de anslisis mis descriptive y sister tico. Este tipo de unilisis sisteménico busea ta ordenieidn y descripetin de tuna cierta Fegiin conceptual. La metifora de la yeografla fie de tos con cceptos, introducida por Ryle, apunta ed esta dineecidin. fin eieria weno, ef anilisis sistemitico es Ix eonuecuericia natural ila ue gondhiee el mpl Terapeutico. Pues, in vez. que ks malentendidos y lasdistorsiones.concep= tuales que subyacen a las formas de confusion filosofica son puestos en evi~ dencia, ,qué hay mas natural que contrastartes com el modo cfectiva de fu ‘clonamiento. de nuestros conceptas? {Y cémo exponer ese modo ent que ‘calmenie funcionan nuestros concepts sin deseribir de manera wisteriti= cal micnt ura parte de Inanatonsia yl fsiolagia se nuestro exjverta Cons ‘cepa? Asi cuind Winygenstein erica Ta idea de wt lenge privat (95) tno se limita Ls tarea negativade exponer que no satisface bos reuistos rnl- rnimos exigibles a cualquier cosa que pueda considerarse un lengunje, sino ‘que se fans a la tavea positiva de exaiminar ef funcionasniento de westro iNTRODUECION 39 leniguaje sobre sensaciones, Wittgenstein insiste en que la filsofia trata de obtener una represemtaciin perspicua (ibersichtliche Darstellung) de seg- toca de a rama de nuestro lengua a finde obtener lara co ep Si aceptamos ta resis de Dummet, la filosofia shalitca se carasteriza por otorgar primacta metodoldgica al estudio del lenguaje sobre et estudio ‘dl peasamiento. En ese sentido. se la puede Hamar flasofie Hingstica, sungue at veces exe edt x ha yt recervaide pura tn Hamada Filocofa dal Jenguaie ardinario que florecié en Oxford a partir de 1945. Ahora bien, Ia ‘filosofia det Fenguaje no elo mismo que la fitesofia lingdistica en el sen- ‘ido arpplio: El rotulo “Filosofia lingdstica’ designa un méfoda o conjunta de Weenicas pars abordar los problemas filesificos. EI rétuls ‘fitosofia del tenguaje” designa una parte de la Filosofia, un area de problemas filsifi- ‘os que pueden ser aborados con ese método 0 can atios distintos. Como ¢ ia indicado en €} Prilogo, este libro es una introduecién tematica ala fi- losofia del Lenguaje desde un punio de vista analitico. Podemos también ta Filosofia del lenguaje de la ilosofia de la lingdistica, La filo sofia de In lingtistica es una rama de la filosofia de Ia ciencia que se ocu- pa de una ciencia particular, a Hinghistica, y estudin la natursleza y signi ficavidn de sus resultados y métodos. La filosofia del lenguaje es a filosofia de a lingdistica lo que la Filosofia de la mente esa la filosofia de lapsico- Jogia. No se trata de campos totalmente delimitados y sin canexidn, pero ‘su objetivo y su perspectiva difieren: los dltimos son campas centrados en Jas ciensias de las que dependen, jos primeros se centran en los conceptos ‘ordinarios que tienen que ver, espectivamente, con el lenguaje y la mente. ‘A esta mariera de delimitar las esferas de aciiacidn eabe una replica: 23s agora la lingiistica y su filosofia todo lo que puede decirse sobre el Jenguaje? Jerry Fodor y Jertold Katz (1962) dieron wna respuesta afiema- {iva a esta pregunta y concluyeron que, en el estado actual de desarrollo de 4a Jingtistica, tras 1 revotuckin chomskyana, ta filosofta del lenguaje se re- duce ala filosofia de ta lingiistica. Posteriormente, Katz (1966) se retrace {a de su posicion anterior Katz expone ahora en sus justos términos la dis tincién entre estas dos disciplinas: an ote ah rs gto gp raps cea prea comeine cinglye alice Seve Cicnpt tine Rloss het meer senda gus olitpaes ee a Aceptemos no Ia tesis dummertiana de la primacia metodoldica dela f- lost del Tenge bajo eta sonrpeiin se Kate eet del Jengua- Je oeupaun papel nnicha mas central que tas diversas ramas de la Filosofia de fa clencta. Sus problemas son fundamentales para casi calquier tema 40 _MADOS DE SIGNIFICAR roséfice. Un ejemplo de esta centraidad nos To ofrece te cuestion de si Flo eben sentido (22-24) Algunosastres,siwieso Mill than sostenido que los nombres carecen Ue sentido, o sonnotacion aan ceminologa del pcopio Mill. Su significacion oe agota en denotar Sisto en “esta par él, Para explcar el significado de un nombre pron? Pen aicarel objeto a que se refiere. Otros, siguiendo a Frege, fan ob fara que esie modelo serantco ao fee justia al eomportaient de Ieee tltes prepios de cieros contests. ejemplo un eramiado de Hen Rand samo “Oviedo ee Vetasta’ puede ser informativo para alguien, Pero seis nombres ‘Oviedo’ y *Vetusta’ se linitaran a denotar um abet ropes do que exe eninciado es verdadero, deberia ser tan poco infor: trative como "Oviedo es Oviedo” pues ambos erent is Heidn: que un certo objet, 0, €8 idéntico 2 sirmisimo, Reoulta as! que ne Pesentica wrno un enunciado de idenidad pds sera ls vez verde & informative. Frege dar cuenta de fa cxistencia de ennneindos de iota que remien esas dos caractristicasaribuyendo a fox nombres Proploe tanta una referencia —cl objeto por el gue eetih como 07 Sct: ropa ode dase la referencia. As. para un certo indvidvo, “V- tiga prede presciiarsreferenca como la cad ue es deacit eh 0 MRepea, nientas que Oviedo” puede presen la suya como a eat de Kegeri para eve hablo el enunciado “Oviedo es Vetusta” ser ini pativo porque los dos nombres difieren en sentido-—a pesar dese Y=" TJadors — porque coinciden en referencin, Un problema como és viene seies intenseco, pero ofrece también renainienss (vhosficow, Hy Fle” rere ta mente elgunos pensadores Inn defendido que ton nombres de are ones estin Wbgicamente coneciados con deasripiones et Senos fe disposiciones comporamentates,o de estado cerebales, ete Se endo ee ejemplo, que Teng dar de ucts ett iicamen rer eid eran anifestaciones comportamentas o, ain mas rac tae ethos signien que estoy en el ine de stad fisico que prodice Trmnalmente certo efectos. A lacuestion ’Si las tminos de sense Nora res cdeben estar conectados cD desripeiones en trninos de Faposiciones compartamentals, 0 de etados fsios, ele.” nuenia roe eres cera disnta sein que tecrin de os nombres adopremos, le race dc ia referencia directa, desceniente de Mill, espuesia seri ‘Sava, Bajo unt teorin del sentido, la espuesia pod set arm “Fant baja concepcin de Dunnett comic bajo la de Kats Int fia dl lenge jos de ser una scplina perio somo I fos ta ie ie Tasnfia de ta bilo, ocupa un Iugae central el fae oh Fos ex“ filewofa primera” -Este haga de petciegio ees nepale Pe > Te ee: ir Sete sachowea Ta fost Sel lene os CF Nee men rae ee Sia ee Teme Ps Ses ES See = an eters ee we ae ESTE = Tre cement ae Fen AC Kezers = Soe ee GE rrrpunce cavn> ealeegiera cas ns ats se hata — Fes acts verte USTRODECCION 4 ‘de enuncia. prometer, ordemar, pregunta, fliciar, ett. Y puesto que se tra- tw de condactas intencionales que expresan fendmenos mentales, resulta {que la filosotin del Lenguaje y fa filosofia de la accion som raraas de ba fi- Jsofia de la mente. Ahort bien, esta argumentacidin de Searle da por su- Juesto que podemos dar cuenta adccuadamente de los fenomencs ments Tes, de las inienciones, ereencias y otros estados mentales, sin apelar a rociones lingiistices. Er particular, la postura de Searle peesupone que es posible day euetia de la rrtenctonulidad de los estados tmentales —del he- Sho de que esto estas. diferencia de los estado fisicas. som sobre algo— Sin apelara naciones linisticas y que la nocién del significado de ins ex presiones linghisticas puede analizarse después en Cérmians de fos pensa- tnientos para cuya expresion se usa el Fenguaje. Pero veremos cuando nos foeupemos del programa de Grice. el programa que propone dar cuenta det ‘inificado en lermancs de intenctones comunicativas y convenciones, que Jay seniasobyeciones.a ba idea Ue que la filosofin de fo mente pede tomaree como analiticamente anicrior ala Filosofia del Lenguaje, a Ta tesis de que {as nociones lingbisticas o semantics puede analizarse en términos de no- ‘ronca mentales mienirat que el analisis de kas nociones menfales no pre- ‘isa recurrir a pociones Tangbisticas o semanticas (10.4.3) Desde 1968, Quine ha insistido en el eslogan “No hay fugar para una filosafia primera’ (14.2.5), Ese techazo va asoctado a ta defensa de una “filosofia nuturalizada”, a la idea de que Ia Filosofia es continua con 12 ccienets natural, una idea enteramente opuesta a fn convepeion winwgens- teiniana, antes mencionada, segin la cual “la palabra “ilowofia’ debe de- fholar algo por encima o por debajo, pery we at tado de; los eiensiat naty- rales”. En ladefensa dc la continuidad entre ciencia y filosofia Quine tiene 1's lado Russell y se opone a Wittgenstein, tos postivistas ligicns y os patidarios oxomienses del aniisis conceptual, como Ryle y Strawson. Es urioso que los positivisins lias, a pesar de su cientificisina, a pesar de omar la ciencia natural como paradigma del conocimiento y de reducir ine proposiciones empiricamente significativas a las de ta ciencia natural —omada alora en sentido amplio—, rechazaron que a fosofia fuera una empresa continua con la ciencia natural. Ello se debid a que abrazaron tuna concepsidn no cognitiva de Ia actividad Alosotiea, como ya hemes in- dicado. En su primera etapa, Carnap habia Tlamado la atenesin sobre et hhecho de que muchos enunciados filasbficos son enuncindos sobre el fen- itnje disfrazados de enunciados sebre objetos. A fin de poner de mani Tiesto su verdadero caricter dehemos traducirlos del mado material del enguaje al modo formal. Por ejemplo, segin él, un enunciado como “Este estado de cosas ¢s logicamente necesario, ..Jégicamente imposible: .10- tgicamente posible’ se convertrin en ‘Esta oracion es analitica, contra Aictoria: —no contrafciora’; oun epigrama como el de Kronecker, “Dios cere los nimeros naturales, todo el resto de las matemiticas es obra det rater. egtnaiina a Liss simbslos memerecs atariies som samboles Jriitivos, las otras eyyrestemes mumericas se NEED poe SefrmevoN! a MODUS.DE SINC AR Postetiotmente, en st etapa Semntica, Carmap afirmid que las cuestionies, filos6ficas uel tipo *Existen los objetos materiales?” 0 “;Hay mimeros.” som cuestiones no tedricas sino praymiticas. A diferencia de “euestiones Internas” como *{Existié realmente Homero?” o “Hay untcomios’”, 10 pisen prucbas de existencia, no son respoudibles investi gando a eealidad, sino que son “euestiones extemas” referentes aun determinado “mateo” Logue piden es nna decisién. que no depende de ninguna verdad. sina so de la vonvenvencia, ef earacter fractifero y ta sumplicufad de ta teorta re= suliante. Somos libres, por ejemplo, de elegir un lenguaye fenomentsta 0 tan lenguaje de cosas, Si optamos por el lenguaje de cosas, podemos decir que aceptaros el mundo de tos objetos materiales. Pero esto significa sols ue accptainios ciertas reelas para formar enunciadys, para comprobarlos, aceptarlos o rechaearlos. Unt ver aceptado wn Kenguaje » miaren es posi ble formular cvestiones internas genuinas, como “;Hay unicoenivs?” 6 “gHlay un mimeto primo que Lats preguntas de este tp pueden ser en piticas oldies. Sein sea el eave, tna respuesta verladera ells yer o factualmente veedadera o anilitica, Peto las cuestiones externas, como "Hay objetos materiales?” 0 “,Hay nimeros’” son de otra indole, Nei con= clemen i la existencia de entidades dentro de un marco liniistico © es ‘ico dado, sino al seats ontologico de: los sistemas de entidades tomados globalmente. No son, pues, decidibles por métodos empiricos 0 loyicos Sonn realulad pscudicucstiones. El tinico asunio real que planican es p> ramente practico: la cleceién entre marcos alternatives. Peru esta elecciom std presidida por el principio de tolerineia que Carmap habia formulnd aftos antes: “No ex muestra tara establecer prkibiciones. in \ogica 10 hay asuntos morales. Todo el mundo tiene libertad para construir.. sti pro- pi fooma de lenguaje, sein sus deseos” (Carma, 1934. 51-2), La sae de la filosotia, segin el Carmap madury, seri, yan el mero anaiisis si ictiCO, sine el undlists semidtico—t, €, siicticw, seinen y pragma tico— de la estructura del discursa cognitive. En cualquier easo, pata el, ‘como para Witigensiein y fos analistis oxonicrses, hay una tajantedistin- ‘idn entre cienciay filosofia, |. filosofia es concebida eomo una empre- sala priori y por tanto metodolégicamente distints de la cienets natural La filosofia tiene que vercentralmente con cuestiones de viendfrcwdl que anteceden a tay ctiestianes de verdad factica plntesdas por la cients, La siencia busca verdaies ficticas, venfades acerca del muni, pero ese tipo de verdades wv son aleanzables a través de tos métodos a priori de la filosofia. Kant habia creido que hay un dominio de verdades sintéticas ao ttivialmente verdadcras— y a prior’ —vognossibles sin apetar a la experiencia —. La Filosofia, come la matemétiva, buusiarin establecer ese tipo de verdades (6:1, 6 2.29, Peve los positivistas logicwe angumentaron ‘que la admision por parte de Kant de fo sintetico a prior? surpia de wea ‘concepetin ertnea y excesivamente estrecha de la nockin de analitickad Y que las verdades que Kant consideraba sinieticas u priori eran en reali dad verdaderas analincas —verdades en stetud ie los significades de tas ivrRODUCCION 4a palabras que las expresan (6.4.2), A medindos del sigio, Quine someiio a Critica la distinei6n analitico-simtético y soxtuve que toxko cnumciado, in- ‘luso una verdad lOgica—el paradigma de una verdad analltica—es sus- ‘ceptible de revision ante una experiencia recalcitrante (6 4.4). Sise acep- ta este veredicwo de Quine, no cabe considerar analiticas las proposiviones dea filoxafin, como se desprendia de tn posicion de los positivistas ligi- cos. Ne padremos seguir diciendo que los resultados de la filosofia cons- {ituyen un coniunto de praposiciones a priors atcancables por analsts con ‘cepluul, EV unico privilegio que cabe acordar a kis propesiciones fiosoficas, ‘comoa hss proposicianes de la Iégica y de fa matematica, es su mayor cen ‘alist en: nuestra “red de creencias” 0 e nests esquern conceptual Son las verdades mas alejadas de la periferia, de alli donde nvestio cuer- po global de creencias cnira en contacto con el exterior & Waves In €x- peticncia y, for tanto, las verdades cuyo abandano lleva a un mayor de. Sorden de esa estructura global. Peto entre ellas y el resto de las. ppruposictones del sistema slo hay una diferencia de grad, wo de princi- ‘pio, Cuando nos veupernos de Quine, veremos que hay buenas razones pata resistise a aceptar esta. concepcion. Quine rechaza la posicién de Carmap que hemos debneado porque la ‘coasideraba hasada en la nocion de analiticidad, sn apelar la cua, cree el, ‘80 €s posibiedistinguit las cuestiones filosoficas —cntendidas como cues- tones pragmticas acerca de! uso det lenguaje— y las eucstiones teoreti- cots en general, Pero el naturalismo de Quine es compatible con su acepta- ccidn cel giro lingiistico en fitosofia. Esta aceptaciém toma en su caso la forma de wna insistencia en el hecho de que ha sido saludable para la filo- sofia el cambio de las ideas a las palabras. Este cambio es, segin Quine, uno de fas puntos “en los que el emipirisino ha dato un gia pana rejorat™ [Esta “ptera pied millar del empirismo” consiste “ha adopeidn deta politica, en epistemologia, de hablar acerca de expresiones Imguisticas don- de seo posible en vez de hablar de ideas” (Quine, |981a: 67). En el Quine ide Palabra y objero, el entusiasme hacia el giro lingilistico aparecia algo tenftiado por su actitad polémice hacia la tesis carnapiana de la naturaleza ‘extema de las cuestiones filoséifiews. Aun asi, Quine reconocia hasta cier= {to punto el gira Tingiistico de Ia Filosofia com su doctrina del “ascenso se- mantico” —Ia estratewia consistente en pasar de modo maternal de hablar al mado formal, Lo que separa a Quine de otros fildsofos analiticos es su negativa a aceptar que el examen del lenguaje sea distintivode la filosofia, En Pulatra y objeto sefala que, pese asu mayor wtidac en filosofia, ta mia- nniobra del ascenso semamtico también se emplea en ta ciencia y que la fi lonofin “como esfuerzo por aclararse las cosas, no puede diatinguirse, en pruston cenciales dle finnlidad y método, de a cieneia, buena o mala” (Qui- the, 1960: 17). Como Russell, Quine cree que las cuestiones filosétieas di- fieren siloen grado, y no en género, de has cuestiones cientificas, Pero hay tuna diferencia entre ellos: Russell se mantiene anclado ev Ia concencién ppsitivista comtiana de ta filosofia como uta fase precientifica de lacien- “4 | MODOS DF SICINIFICAK cia en constitucién, La flosofiaes paral aquello que todavia no ex ciencia. Se ocupa de los problemas residuales para cuyo tratamiento ain no se ha encontrado un método respetable. En lagrifiea imagen de Austin —cuys oncepcidn de la filovofiaoaetlaba entre este positivinmo comtiano y Ia de jos defersorcs de andlisis conceptual—, la Filosofia seria un sol germinal 1 tumultuoso del que, de ver en cuando, se van desprendiendo planets fios {y bien regulados (las ciencias positivas), Quine. por et eontratio, no con te la filesofia como una actividad precientifien sina como tna parte tnte- iprante de la ciencia constituids, como una actividad comtinua con fa se ly ciencia. ‘Una posicidn continsista como la de Quine no requiere una tajante di- ferencia entre las cuestiones cientificas y las cuestiones filessficas, Baste ccon que la diferencia sea de grado, :Raslca esa diferencia en que Tas cues- hone’ filoséficas son mucho mis generales que las cientificas? Palabra v objeto sugieren wna respuesta afirmativ: Ia preocupacién ontolbzica del fildsofo solo se diferencia de la preocupaciin cientifeea por To que fy en fa “amplitud de ls categaring” (Quine, 1960- 284). Pero esta apelacin ala igeneralidad no parece muy satisfxetoria. Ya hemos sefalado que, si de lo {que se trata es de categoria de maxima envergndumy, la filosofia no pure ‘competir con cieriasramas de la matemitica, Puestos a buscar un rasgo dis- tintivo de las cuestiones filoséficas, la generalidad no parece una buen ccaidilata, Mas adelante (14.2.5) veremos también que el rechieo quines- hho de una filosofia primera depende de su asuncién del fisiismo yen par- tiewlar de su conductisme semiutico, "Aunque el natunalismo de Quine es compatible con fa aceptacién det si lingistco, algunos de Jos autores cya obra iosbfica se ha desarror Tlado en la 6rbita analitica han rechazade de plano este iltimo. Karl Pon per, muy notoriameate, neyaba velementemente que lt labor de f filosa- fia fuera in clarficacién 0 el andlisis de conceptos, palabras o lenguajes Paral la funciém de ta filosofia era idéntica a lade In ciencia: “buscar ver dades interesanes ¢ importantes, e310 es, feorias verdaderas” (Popper, 1975: {63), Cabria el recurso de negarle a Popper el titulo de fitesoto aualitico 0 podka enisayarse una caracterizacin no lingistica de ta Filosofia analiti- {a Algnos. desesperando le encontrar criterios de elasificackin mis pee- ‘ses, proponea defini el coneepto de Flésofo analitico como un concep~ to vago cuyas caractriticas serian comparticuna comunidad de problernas, fpelar 2 un nism conjuno més o menos definido de "nutordades” y man- Tener altos niveles de rigor, clridad y apertura ala contrastacion communal Poreste citerio, Popper contaria como tan filasifo analitico —comparte un ‘canjunto de problemas eon los miembros del Circulo de Viena, mantiene sitoe niveles de rigor, etc. El problema es que el erterio en cuestion le dae tia a Edmund Husserl. pongamos par caso, el mismo derecho a ser tentce por filbsofo analitico que 9 Frege. Leonard Jonathan Colin ha propuesto In eriterio mis definido. Tras rechazar su caracterizacion linghlstica, Cor hhen (1986) defiende que Ia Filosofia analitica s¢ acupa de la discusion ra- erRODUCCION as ponada de qué puede ser una tazén para qué, Segimn él, “Jos problemas de {a Filosofia analitica son todos problemas normatiwos conectados de diver- 508 modi con la racionalidad de los juicios, Is racionalidad de las actitu~ ‘ds, li racionalidad de Tos procedimientos o la ractonalidad de las accio~ tes Li filosatia analitica busca una resolucién razanada de-csos problemas J Tlena un hueco que 1 episternotogia naturalizads es en prineipio incapa {e llenar"(Cohen, 1986; 49), Asi caracterszada, Cohen ve una continutad de problemas, y no de métodos, con la eortiente prineipal de los autores “dasicos. "Sean cuales fueren Jos restantes temas que ocuparon a Paton, ‘Anisoieles, Tomas de Aquino, Hume, Kant ¢ incluso Hegel. todas ellos bsearon en algin momento soluciones razonslas a problemas sobre lar cconaldad” afi Cohen (op. eit $7). Es tnis, una vez que el tema unt Fieadar de la filosofia anata se identifiea con “el tazonar sobce el razo- hat", Cohen etee que se pone de manifiesto la dieeceron de su imtiuencix scl-politien ‘Com aw esphnacrin semi Je I rare 3 el msm. ta iowa rie could la infest vtec neces para os sme le on in eft le Ton que os pay we ela eb p> acm Incnlremypnietacion mo ened as ela nnscnara se vilenebe ie preocigacin porta rciemaidd proms tive fecal le fein de un persia co depended su pee an pots soceni © train erretica particular, Yeon = vo seer pe it scsi ase i eS # ee cnher Th hen de oc sevin prinipane pena ESONCHMES ACR coment ammones 4 cryin ya fevah an aconsles. Nit im dog ec eactoyani pas ell Su tare coma crace sek que my icra cen jnumene a canfearin, aac, rpren credence Nhsiveron nates raiser eee aspen ped deer [ical nesepine deus prema pees. soca eu TACOS ccheiticos hit 61) Mis adelante, Colten afirma que la filoyofia analitiea 6s iaery cara ype prone tllrancia oats univer. nk Tales ic areola nent de las dapurs yt herd de empresa litle y eva sever prem a pores. Lait dima een et fare tes eee aa prose fb 62), [Es inneyable que la filosofia anaitica tende @ promarer los valores socin- Jes y politicos que Cohen la. No obstante. eso no es distintive de ella: ipitos modes de filosofar van unidos tambien a esos valores, Tampoco es Uistitive el eriterie que Cohen propone. ;Acaso ingen Habermas n0 ha Yenide ocupdindose largos afos de problemas normativos conectades con la racionalsdad’ ,Deberiamos clasificar a Habermas. 0 incluso a Max Sehe- Jee-come filawofos analiticos, de acuerdo com el riterio che Cohen?” Lina vision mas radical de la filosofia anafitica ¢s ofrecida por Hilary Putnarn (1983). Para él, su motor ha sido el positivism legico de, los miem~ 46 yO90S DR SICNIFIC AR bros del Circulo de Viens, transplantado a los Estados Unidas por Camp {otros eniliados. y antes ef atamismo logico de Wittgenstein y Russel, Put ‘ham no quiere devit que todos Tos filésofos analiticus hayan parnicipado de alguno de ests “ismas" La razan de que el positivisme logico fuese el mo tor de la filssofia analitica es, aos explica, que “los argumentos a favor y Ge {La conjuncion de (3), (4) ¥ (8) puede reeseribirse como ()Se(FEA Vy LEY) 2) & Gi), ‘que podemos tomar camo definiens caninico de “El tal que Fe tiene ta propiedad G 1.2.5. SUSI AER LACIE Y ONTOLOGIES DEL ANALISIS DE RUSSELL Desile un punto de vista lbgico, el anilisis de Russell lene et efecto de asimmilar las descripeivites definidas alas expresiones cuantifteacionates y de sacarlas de la clase de los rétminos singulares o expresiones referencia {es singulares. Frege habia considerado gue las expresiones ‘toda baltena” ¥ “alguna battens” no son expresiones referenctales. En ’Aiguna ballenaes blanca’ la expresidin “alguna ballena” no nombva uu entitad ie La que se DESCRIPCIONES. os dice que es blanca. Le que el enunciado afirma es que la funcién proposi- ‘ional ‘x es una ballena yx es blanca’ no es vacts, es decit, es satisfecha por il menos un objeto, La teoria de las descripeiones aphica esta misma receta a las expresiones de l forma “un F° y el F*- Estas expresiones son ‘también cuantificadores, La primera contiene el cuantificador existencial. La segunda contiene lo que podriamos lamar el cuantifieador singular “el tal que Fx’. De moda que “El tal que Ft ¢s G" dive que todo F es @ y inay exactamente un F Oplotogicamente, ta corta de tas descripetones raver un fee ieee or, Al tratar las desctipcioues como simbolos incomptctas, Russell ya no necesita asutnir que designan entidades que deben ineluirse en el “mobi- Tiario de Ia realidad” [La teoria de las desenpeinnes conmbuyo tambien a advertir sibel posihilidad de que la forma gramatical superficial de una oracion pueda ser ‘desorientadora en cuanto a su forma logica profirnda. St comparamos la forma logic (9) de 1.2.4, que Russell Ie atribuye a uma ofacién como “EL autor de HHaverley era un poeta’, com la que tiene Ja oration “Scot era um poeta’, saber (Ga, vemos que hay uniaenorine diferencia. Mientras que esta hima es wha ora- sign de la forma sujeto-predicado, aquella es una generalieacidn existen- cial en fa que no hay ninigin simbolo que cortesponda a ta expresion des- criptiva, 1.2.6, LA NOCION DE ALCANCE En los Principia Murhemarice se entiende por alcance tscopre) de une ‘expresion que no sea un paréntesis Ia. férmala mas breve en la que eurre Diferencias relativas de aleance puede coptlevar diferencias de significa: do. Par ejemplo, “~3xFe' y “Ar~Fe* siynificun cosas distintas debido a los alcanoes relaivos diferentes del negador y del cuantficador existenvial. En {a primera el alearice del negador es toda la formula y et alcance del cunn- tificador es ‘3x’. En la segunda sucele al reves. el negador eve dentro del aleance del eusntificador, ‘Consideremos el entuiciado “EI actual rey de Francia no es calve’. Kus- sel sostiene que un emuincindo asf conticne tna ambigiedad de alcance. O lo ques lo mismo, que la deseripeidn ‘el actus rey dé Francia’ es sensible al a- cance en relacida al negador Decirnos que una expresiéin es sensible al alean clertamente significa ‘isa. Pero ef uso que acaba de hacerse de ella no logra decir algo verdade- F000 falso porque el rey de Francia’ caroce de reftrente La raed pot la que Russell ditia gue quien emitiese absora lo orucidia "EI rey de Francia es sabia’ esti diciendo algo falsi es pone, de acuerdo ‘con 4u unalisis de esta neacidn, parte de lo gve dechuue cand Ia eritimos ‘eS que en ly uciualidad existe uno y slo un rey de Francia. De modo que, ‘como vinios, bajo su anilisis “El rey de Francia es satno" entraia que el rey de Francia existe. Ahora bien, arguye Strawson, st alyuient emite con se- edad ta oracton cttada, diriamos que en. un cterta sentido el mplica que thay un rey de Francia, Peco se trata de un sentido distinto det de “enteaiar ‘9 “implicar logivantente™ $i nosottes Ie responieramos divienlo que 1 ‘hay rey en Francia no estariamos coninudiciéindoto, no esiarianyas dicien- do que sit enunciado es falso, Estariamos suministrando ung eazén para ccreet que la cuestion de st su asercidn es verduuerao falsa ny suinge. Cuatte do alyuien 1sa ta oraeidin “EI rey de Francia es sabe’. oftema Strason, se DeSCRINCIONES. a ccompromete con Ia éxistencia de un dinico rey en Francia, Pero no se trata «de que su enunciado entrate la existencia de un dnicorey de Francia, sino de ue la presupone. Decimos que un enunetado £ presupone un ennciado cuando la verdad de Es condicién necesaria para Ia verdad o filsedad. de E, Cuando fall la presuposividn, el enunciado presuponiente carcce de valor de verdad, Posicion habia sido adoptada por Frege. En "Sabre sentido te ferencin” leemmos: “Si seasevera cualquier cosa, hay siempre wa prestipe. sicion (Voraussercung) obvia de que los nombres propios simples o com ‘estes usados tienen una referencia. Si se afirma, por tant, "Kepler murié «en la miseria, hay una presuposicion de que el nombre “Kepler” desigaa algo" (Frege, 1892: 691. Lo que Frege llama nombres prapiins compiestos tucluys lis deseripciones definidas. Por tanto, su posicion es que ste afir- sma “El rey de Franeia es sabic" hay una presuposiciin de que la descrip- cid design algo, Frege contin diciendo que “Kepler” designa alga” no 3 parte del significado de "Kepler murié en la miseria’ silo fuera, eaton sees "Kepler murié en la miseria” tendria tn forma Logica ‘Kepler mirié en |i miseria y "Keplet” designa algo’, y en tal caso st negacion seria ‘Kepler ‘x0 muiri6 en la miseria o “Kepler” no tiene referencia’ lo cual es absurdo. Pero lo que Frege encuentra absutdo es justamente fo que Russell nes offe- &¢ com analisis $1 “Kepler” es, como él cree, una desctipeidn encubierta ‘Maes ‘Kepler murio en lamiseria y “Kepler” design algo’ dice en el modo formal lo que Russell dice en el modo material, a saber, que hay unoy slo un individao gue es Kepler y murié en la miseria, Frege advierte que cuane do una oraeiée presupone algo su negacién presupone eso mismo. Mis ade- lunte, sefiala que las cliusulas temporales, al igual que las expresioves re- fercnciales, también comportan presuposiciones. Asien la oraciin ‘Despuss de a separation de Sclieswig-Holstein de Dinamarca, Prusia y Austria Aisputaron’, cl pensamiento de que Schleswig: Hostein se separé de Dina area no forma parte del sentido de la oracion, sino que es una presupo~ sicidn nevesaria para que tenga referencia la clausola que comienza por “desputs de" No sélo anticipa Frege la postura de Stawsdt en exte panto, sino que también, para él, caando la prestuposicién es falsa, ¢l enunciad presupor niente catece de valor de verdad. Asi, cuando en wp enunciado aperetea un termina que earece de referencia, como sucede en “Lilies fie desem- ‘bareado en Ituca profurdamente dormido’, el enuinciado como un too ea fever a su vez de valor de verdad, ya que para Frege la referencia de un cnumeiado es to verdadero 0 to falso (4 2.2). Es'un caso asi tenemos un nunciado que tiene sentido pero no referencia. El que el enunciado care- de referencia —esto es, de valor de -verdsd— se sigue del principio de composicionalidad para la referencia, segiinel cua! laeferencin de una ex resin conpleja es fincidn de las referencias de sus partes ‘Tal eomd expone Sttawson su posicién en “Sobre el referie”, hay quie~ ‘ie& ven una doble ambigiiedad. La primerarambigtiedad seria sobre st de- n ODDS DE SIGNIFICAR bemos considerar ue el uso actual de la racién “EL ey de Francia 58> big no lngrar hacer ning enumciado © por el catrario deems Fon tderar que tl uso hace wn emunciado, pero uno qe NO eS verfadero abso. En mi opin, Strawn a. dej.clara cs fais ae gost seicion es segunda. Asi, exando platen el caso del indie Wt Paci ue ley de Francia es blo nos invita asesponse ts gu respuesin esque nos ielinatia ign de sist enunciado era verdadero 0 Falco simplemente mse pantea” (Strwson 1950: 23) (La Parr aa vas), No encuentro ringin pasa qveapose la pret aller fia La segunda aminigiodad se reliere ast Strawson afer Qe fa pres posicion es una relaciim prayerdticw que se dn enise cl hablante yan Bowie. es na relision serrico que se da entre dos chan Per Saunimente tmpoco veo agu wna amabignedad en Srawson. LO qe 8 saan ieacion En'sobee cl eft” tapresupasicin es wt AN fragmitica. en introducctdn 2 wa teoria Lea, 8 We relacidn logica © Pra olacidn que hemos defeuto mas aria» Abie Fie renin tgn de presuposicion es una telacin entre euuncladon, ts ef fque Stenwxon esta obligado a resolve La pomens sume ambigdeda ev favor de fa alternativa segunda. [33. LA REPLICA DE RUSSELL y Las xrconsIDERAcIONeS [Dy STRAWSON a"Mestriwsonsobrect rere’ recog en Ln euolacn se oP sant owed, Russell respndis co eit iitciOn a oT) de Fave gas cree que Stansson confide dos problemas dis rite cl Problema de las deneipeiotes el problema de as expe acs ddeictieas et tercame ct liste problenade ta egocentcilad) 21 6 “Blac tee ey de Franca” subetimimos Ia palabint egocentrica acta) Pe ber preston ven 1908 afiema Russell, todo el arene ‘de Strawsuin 3¢ de Brest ‘So et caro quées “todo” el argumento a ue Russe) alude. Si cra Pata dsincidn ene oracimes y emus, iene azin Puss lo oe hace que mediante emisionesdiferemies en iferetes MeO de SEF seta ey de Francia es Sabic™ rages enunciadios diferentes © faye ‘Sencia del adjetivo de iempo ‘actual’. Pero ct “avin la oracin o el enuinciado “El rey de Francia some queen 1905 hay un rey en Franca. Y 5 W evenamesicunn falsa, soe a puede no considerase ti verdadero a fio, Asie peoblemit eves un prema que afecte particlarmente a Ts oracines as commie: eqpresinesdeiticas. Intusn en el eas de “El rey de Franeth 1908 men ear necestiawos datingus,soroo Sifmwan ve, ene €] = de rele os sab perio monarea » Ua aercigm de ae €5¢ ins MS DeSCRIPCIONES B Hay oro asjecto Ue anilisis strawscriano al que se refine Russell ¥ ces sicuando 4¢ produce tn fllo.en la Funcién de referencia identificadora we shigm evi expect se falzeslad —ta postara russellinna — o uma Lage tae eritativit fy postura de Frege. Strawson y Ausiin—. En su replica a Franson, Rawsell afirna que esto es “una euestiCn de conveniencia vere tal" y que él encoentia mis conveniente defini la palabra “falso" de ma- Thora que toda fase significativa ea verdadera 0 tals. ¥ en cuanto al use Toman, Rissell eree que tarmpoco decide las cosas en favor de Strawson: “SSuponed",afirma “que en alin pals hubiese ma ley segun In ct ine ur persona paiesedesemperiar un cargo psibico si sonsilerase Falko ave Soberang de] Universo es sabe. Creo que un ateo declarado que s© anrc- schasr de la doctrina de Me Strawson para decir que n0 ten esa prCpO- orber por fia, seria eoasiderado eto una persona un tanto acomodat- Sia" «Russel, 1989. 256) Cabria eespondera Russell que. si bien puede ser Que un ateo quelijese ie no tenia esa proposictn por fala erin wna Pet ae om tants acomodaticia, unateo que dijese fade To que In doctrina de ‘frecron lanplica etn respecto esa proposicion — esto es. que no la ene por alsa ie tame por vertadera, pre ef Saberano del Universe na piste dficilmente pouria ser considerado acomedaticio Tha “iteferencia iemtificadora y valores de verdad” Strawson (19643) seconsidera su postra sob este punto y concede que tanto la Teoria de Ia Faysedid como de ts lngunas veritativas eon razonables y que at usar ratnnarta se promuncta claraivente en favor de wma w ott teria. Pero + sdk cn cambio, dispuosta a conceder el punto centrtl de su owe la dsinaion entre eferencinemtficadoray ascreion euenca) Prngulae Es ln isincin ene pmexupone taexistenca de algo y veneer jus existe. Fan distincion s¢ mantiene aunque podamnos afirmar ue cian eid presupcsicion es falta el enumciado presuponiense es tambien Faso y fw yawarente de valor de verdad ‘4 RENCIAL/ATRIBUTIVO: LA CRITICA DE DONNELLAN Fn 1960, Keith Donneltan public’ ofro influyente articulo que some- tinatarines el paradigm rasteliana. Ya hemos dicho que Ja esencia de fa eoria de las descripciones cle Russell podria formulae dicrendo que para ae deveripciomes son expresiones cuasificactonales y wy aunties €X- presionesreferenciatessingulates. E} dino Gareth Evins (1982) expe eepremeste punta peesenlado las eraciones que contin descripeiones de- ride ruseellianas como expresiones de pensamientos deseriptives en cuanto distinios de pensamienins basados en informaston, Un ejemplo pve, fe aclorar esta aistneids. Shun hablante se refer sem un dlemosteaino tn jowen qu est viendo y firma "Esarubias prima Ivan nodemos decir jue expeesa tn pensamiento sobre el referente que esti hasado en in- Herre atvgn cavgalmente devia de un individuo —comcretamente im pen 4 MOOS DF sikoetrieaR samienio ietnostrative basado en la persona que perce. De manera ene su uso de La deseripetin “essrrubla’ es lo que podentos Thana un uso inva iador de informacion, Suponyames ahora que iy hablante usa a descrip bin “ch alvalde de esta chafal’, sin saber quien es su refereite, al aseverar “El alealde de esta ciwlad debesia ser destimuido: jhjate eri que sucio esta tado!” En este caso tencaos un ws9 de la descripcion ny ttwarcador de nt formactin. El hablante es expresand an pensimnients dewrpae, Lavesencia deta pont rsselliana conspire pve lac dencrpe oneade= Finidas se usin para exprestr penssimientos descriptivos. Le que Donnelan iene a atinmmar es que si bien es cierto que algunos usus de lis deseripoic- tes definidss expresin petsamientos purumente descritivas, hay olros uss ue expresan peasarmientos huswilos ett infgmactint fui te Donwellan es distunt: ef habla de usis aiributiis (las que Russell v0} y Me uses reterenciales (los que tnvvcan Informaciin, en teminologia de Evans) {AA Usus RerRRENCIAL ES USO aTmBUTIVOS Considercns la oracidn “El asesino de Pérez. dl en las siguientes dos cttounstancias 11) Alguien encuentra el cuetpo mutitado de Pérez y, sumyue no the= ane idea de quién lo mati, exclaims; "El isesino de Méree esti Loew (i) Gimez esti siendo jueysada bajo la acusacion de habet asevinado 4 Pérez y alguien evavencido de su culpabilidad exeluma, ala vista de la extrafia conducta de Gomez en ta sila: “El asesine de Péxsz cata loco” En (i, afurma Dormellan, la deseripetGn se isa atrbutivanente, ent), Se usa referencialmente. “Un hablante que usa una lescripeture deter yt da atnburnvamente eu una asercibn enuncia algo acerea de quienquieen ‘cualquier cos que esel tal y tal define Donnellan (1966: 188), Enel easy (el anilisis de Russell es correct: el hablante expresa ka propasividin de ue quienquicra que haya agesinado a Pérez esti loco Se trun de un pe samieaio desceptise, para decitla con Evans, Pero en ti) el hublante e presa, en rétminos de Evans, un peasamicnto basalo en informacion. ef ensamienta de que exe jlividue, Garver, cata lov Ash, en thy ltd Sripcidn funciona come uni auténtica expresiin referencia no como un cuantificador: “Lin hablante que usa ums deseripeidin defini referencial. mente en un asercién, contindia Donnellan, “usa by deseripeian para cas Ppacitar a 1a audiencia para distinguir de quién o de que esti hablando ¥ ‘nunc algo sere es persona 0 Cosi” (i), Que sucede euomdy nada cespemde al leseripian aii? Supine si05 que el pobre Mérez no fic en realidad! asesinad, so ae su cuerpo ‘esultd easitilmente mutilady por un rayo. Ya sabemas lo que ditign tes pectvaniente Russell y Straveson em tal caso. Pero Donnellen no esté de ucuerdo coir ninguns de los dos, Pa > ge Way hi ain, alae Li Hoc tt extant ae DESL RIPCIONES B de verdad de “El asesino de Pérez est loca” se veri afectado de mind dis- tino en cad case, En el caso (), puesto que no hay asesino. no higy nadie de quien pudiera decirse correctamente que le hemos atiibuido la locura era en el caso (i) la deseripcis se usa solo como un medio para identi- ‘car el referente y es posible que lt identificacidn se logre aunque nada rexponda a la descripcion. St ese individuo, Gomez, esti loco, habremos hecho mm evimncialo vendadery, aunque no sea el asain de Pica. Podnetlan ere, pies, que Russell se equivonss porque igniora el tso Te ferencial de las deseripciones definidas, Pero eu su opinion Strawson tam blén se equivoea porque, en su intento de demostrar que las descrpeiones efinulas son expresiones reterenciales singularizadoras, olvida que hay sTicidles de enlas expeesions 142 (SEMANTICAU PRAIMATIO’? Aunque Donnellan es equivoco sobre la naturileza le la distincion re Ferenciatattibutivo, Is interpretacivin més cohercwte de su posicion com- porta que hay anu diferencia seméntica entce las dos usos que él disingue Fsta ev lo posicio abrazaula también por Kaplan, Stalnuker, Wetlstein y Barwive y i 0 referencial 0 un use atribunivo de la descripcién. Enel easo()) elena «luo hecho es verdadero si. s6lo si, hay un nico individu que asesind 4 Péter y exe individuo esti logo. En el caso (ii) el enunciado es verdade- 'w sic y sélo sh, e314 locoun individuo que ef hablante mena —ese indivi duo, Gimer- ‘or otra, Grice, Kripke y Seurle han defendid gael fencmeno es mes ramente pragmuitico. De acuerdo con la mayoria de los partidarios de este enfoque, ta teoria de Russell da un anilisis adecuade de ta semdntica de las ddescripeiones definidas —ade las condiciones de verdad de lasoraciones en ths que figuran— en todas sus apariciones. De niancra que tanto en ta si- ‘wacion i) come en Ia situacién (i) se hace una proposicion general al efec- 4 que hay un tinico inuividuo que asesing a Perce y ext loco, Paul Gri- se saplicu entunces la peculiaridad del case (11) apelando a le distincion centte to que el hablante sliv'y lo que quisa decir 9 inplice (11.8), Lo que dijo, suponiendo que nadie asesinata a Pérez, es falso, mientras que lo que implico puede ser verdadero. Asi ta distincidn referonciallattibutive seria phagindtica: tendria que ver con lo que ¢! hoblente communica por meio de atemisin, no son lo que significan lteralmente sus pohubra Ls condi ‘clones de verdad! de un enunciado deta forma “El F ¢s G" serian russellia- ‘ms, inchise cuando “el #” se ttsa referencialmente. No obstamte, ef hablan- te puede querer comunicarle a su audiencia que un indivisluo parteuiat, a, «© G y pude hacerlo explotando el hecho de que tanto él como su audiens sla reer que W es el tinico F Aunque fa xignificudy por el hablante puede 6 MoDOS DE SIGNIFICA serla proposicin de que a es G, estono es fo dicho literalmente por él La texplicacion de Grice se fundamenta metodoligicamente en sv Navajo de ‘Ouxam Modificada: ks sertidos no deben multiplicarse sin nevesiad. Dons 4c sea pose, es preferible unm exphicacidn pragmitiea # una que postule das o mis sentidos de una expresin Saul Kripke (1979) se basa en la distinci6n de Grice entre In noci6n semintica de significado de las palabras y la noctin pragmvitica de signi feactin del hablante (10.1.2) y propone como caso particular de esta dis- tincida la que se da etre la referencia semantiea y In referencia del ha- blante. La referencia semantica de un designador —como el significado de las palabras— viene dada por fas convenciones del lenguaje: e+ <1 ob- jeto que le asignan las convenciones del fenguaje. { eferente del hublante Be un designador —como In significacign de hablante— deriva del sign\- reado —referente en este caso— de ese designadoe mis tas intenciones del habiantey ciertos prineipios pragméticos kenerales: De ahi que el re- ferente del hablonte pueda no comeidit con el teferente semantico, El re- ferente sentintico es dado por wr infencifin general del hablate de rete~ fine siempre con la un cierto objeto. EI referente del hablante es dado ‘una intencidn especifiea, en una ocasion dada, de retrire a an cher- Toobjeto. El hablante pede ereer que su intencion general y su intencln ‘specifica coinciden por una de dos rizones. En um caso, c caso “simple”, Sa intenciin especifica es simplemente referrse al referente semitico, sic es, s infencion especifica enincide con su intencién general. Pero en Et caso "complejo", a inicucigin cspesitien del hablante no coincide con Su imencién general, aungue él cree que deiermina el mismo objeto que Eldctetminads por st intencién genera. (En el easo (i) de Donnellan, et hhablante desea referee a ese" individuo, creyendo que es ol asesina de Pérez) Puede ocurrir queen el caso catnplejo cl objeto deerminado por faintencién especifica del hablanie eoincida con Ta itencxin general ("es individu podria ser el asesina de Pérez), pero no mecesitan coincidlt, La hipdiesis de Kripke es entonces que el uso arributivo no es mas qus el ce simple aplicado a las descripiones definidas y que el uso referencial es ‘1 easo complejo, En el caso simple ja referencia del hablante y Ia cefe- Fencia semantica coinciden, porque la intencién det hablante es simple~ Frente referinse al teferente semantico; pero en el caso complejo puedert Tincidiro pueden no coincidir. Kripke eoncluye que una explicacton wit- aria come lade Russell es preferible a una que postula un ambigiedad se rintica. "También John Searle (1979) es partidario de una expticacién amitaria. aunque strawsoniana. Searleexplica el fendmeno al gue apunta Donnelian de la siguiente manera: Conienza por sefalar que toda referencia foes bajo ‘un aspecto, For ejemplo, wna emision de “el asesino de Pérez” presenta a tun individuc hajo el aspecto de ser el asesino de Pérez, una de “Gomer” to presenta bajo el aspecto de sec Gomez, una de “ese hombre’, ajo el aspesta Ge sor el horubre que esti abi, lc. Pero en ef uso referencial imervienen al DiSERIPCIONES 7 menos dos aspectos. Tomemes el uso de ‘el asesinn de Pérez" en el ease {Gi} Supaniende que el wjeto referido no satisfaga la deseripeidn, debe ha- ber algri otro aspeeto baja e! que el hablante pudera haberse referido al ‘objeto v que seq satisfecho por él. Por ciemplo, el hablante podeia retroce- ler ul aspecto expresada por ‘ese hombee". Debers distingut, pues. en= ive el aspecio primurio bajo el que se hace la referencia y Ins uspectas se~ cinwlerios, Enel eso achial, sere] asesino de Pérez es wn aspecto secundario, Elaspecto secundario no figura en las condiciones de verdad. mientras que el specio primano silo hace. Ast. sewiin Searle. en totos los eaxor ta des- 1, 41,3), Un nombee individual osingulares el “que es vio capa ide set afirmado con verdad, en el mismo sentido, de wna sola casa". La mati zaciinen el mismo sentido” es importante, Asi “Juan, anque cape de sex plicado a varios hombres, no indica cuabicad alguna ve ellos, y por tanto "ne pucie decinse que se afirmie de ellos en sentido algun, y consecuenterente 1 en el mismo sentido”. Mill tinge también tos nombres gerierales de tos nombres eofeetivos, que no pueden predicarse de cada individuo de wat raul- tu, sino slo de todos en conjuniv: por ejemplo, ‘e} 76" rogimnleito de in- ner del ejérito britinico” es un nombre eoltetive singular “Ln nombre concreio”, define Mill, “es un nonibre que est por una Faas; un nombre abstracto es un nombre que estit por un airiburo de func est” Gabi LiL. *Blanco’ es un nombre de cosas. pero "blancara’ «el nombre de una cual o atibuto de ess costs. Milf usa fa expresin “nombre absiracto’ en el sentido escokdstico y no en el de hos sexidones de Locke, que se refieren con ella ntodos los nombres generales, «todos les nom ‘ves que son et resultado de abstraceidn o generalizaciin. Algunos nomores absiacios son generates, a saber, los que nombran no un vnico atibuto sino ta clase de atnhues, por ejemplo, “solar. Pero cuando se designa un solo atributo, como igualdad, visibilidad, ete, entonces el potnbve es singular, LLadistineidn avis iteresante es ta tereera: “Un término no connotati- ores aquél que siinitica slo un sujeto 9 séloun atributo. Un término con otativo es quel que denote un sujeto e implica un attbva” Aids LiL), co 40005 DE SKIMIFICAR Por ‘sujeto’ entiende Mill cuslquier cosa que posea otributos. Asi ‘Juan’, Londres” o “Inglaterra” significan s6lo wt sujeto; “Banewra’, “ongstud”, ssirtad’ significan sélo un alributo, Pero ‘blanco’, ‘argo’, “virtuoso” son connotativos. ‘Blanco’ denota todas las eosas blancas —nieve, papel, ¢5- spuina det mar, et2.— e implica o connata el atributo acu. "Todos low nombres penerales coneretos son connotatives. As! {a pal tea hombre” denota a todos y cada uno de los hombres, “Pero se aplica a ellos porque pascen. y para significar que poscen. ciertos atrbutos, Estos jparecen ser corporeidad, vida animal, rcionalidad y ur cierta forma ex ferna que por distincifn Mamamos humana” (ibid), Cominia Milt: “Det ‘nombre, por tanto, 4 dice qne signifi Ios sujetes directamente, os ati- tates, mutirectamente: dentou los sujetos.€inypia. 0 nvoluera, 0 indica. ‘o como podemos decir en adelante conmata, los atibutes™ (iid). Tne los nombres coneretes individuales Mill distingue los nombres propios, qe son no eohnotativos, de los nombres individuales conwotati- om Los nombres propos no son eonmotativos: denokan Los indviduos que ton Tlamados con ellos: pero no inidican o imiplican que aributo alguno pet~ Tenezca a esos individuos” (ibid ). Sen “simplemente marcas usudas para facilitar que esos individuos sean hechos sujetas del discurso”. Mill se an- ticina entonces a una posible objec. Pudira objetarse que deers har bertenido alguna razon para dar esas nombres en vez de oirys exalessuic- fa. Mill acepta esto, pero replica que. una yez dado el nombre, es independiente de la razon. Asi un hombre pice amarse tus poe bse fue el nomtne de sn pode y una sindad Dastmortly pope aati situada er fa boca del rig Dart. Pero esto no es parte de la “sivgnficacidn’” de ta pala bea ‘Juan’ o de fa palabra “Dartmouth”: “Sila arena cegase la bosa tel rio, fo un ferremoto cambiase su citso ¥ lo removiese a un cierta distancia de Lt Ciudad. na necesariamente se-cambiaria el nombre de ta. ciudad” |i) ‘A diferencia de un nombre propio, que es “un nombre enteramente ais nificativo™, “una palabra que responde al propasito de stra de qué sora estamos hillande. pero ao de decir nada sabre ella, hay nombre siguiti- Eativos de aributos poseidos por un sto objeto, come por ejemplo “el ini- Eo hijo de John Stiles’, el padre de Scrates’. En tales cavis la pala eT” tarantiza singularidad. En otros ¢s garanticada por el contexto, Concluye Mil: “siempre que los nombres dados a objetos transmitan alguna infor- Tacin, esto es siempre que temgan prepiamente alan sigmificad, cl sig- Itificado no reside en toque lenotan. stores Yo que conporan. Los lnicos hombres de objetos que no connotan nada son los nombres propos: y Gs tos no tienen, estrictamente hablando, ningun significacion’ (ibid). 2222 Ruswil ‘Ya hemos visio que Russell conirapont fos nombres. en cuanto simibo fos simples que tine significado por sf mismos, «las deseripeiones, ave UMMC ORES, 8s setian simbolos inciompletes UL.2.3). Lo que nos interesa subrayar aqui es, ‘primero, que Russell sigue el modelo de Mill segin ef cual fos nombres ptopios denotan tm divide que es su significado ¥ agotan su significa ‘GiGn eh estar por ese individu —en terminologia de Mill no son cannota- tivos-— y, segundo, qe Russell considera que lus nombres propios ondina- ro no son autenticas nombres sino deseripeiones defini disfracadas o truncadas, Log Gnscns nombres Kigicamente propios som kos demmostrativos cra se los usa para referirse a nuesti> datos de fos sentido Sobre tod esto ease 128 2223, by Tacitus de Nitneenstein En las sevesoues 3.2 y sigatentes del Tractanas. Watgenstein swaliza ta jpeoposicion en sus elementos, A fos elementos de una propesiciin fas Ha- ‘imples”« “normbres”. En cuanto signos simples, wo aditen sn stuanto nombres represeman objetos: Commenzaremos por examina estos dos aspects Para Wittgensteta los notnbres sen signs siniples 1 sélo en el set do de que no san signals definidas sino primitives, o en ef sentida de que ‘io contienen partes significativas por senanido —la nociin de simpticidad ide Arstoteles Mill —-L9 som también en el sentido mis fuerte de que es- tin por ohjctos simples. Pero pot qué no puede haber signos situples {que estén por abjetos compas? En. las fmistigurvomes Mssartcas, $e tion 39, s¢ olece «1 siguiente argumento para justificar qac sm nombre cde sygnitiear un simple. La palabra “Nothuung” es un nombre propioen eb ‘sentido ordinaria. La espada Nethung es un eormpleja que consta de partes ‘combinadas de un modo particulsr: Supongamos que la espad se hubiest roto en pedazos. Stel significado de an nombre es el ibieta por cl que esti. centonces, dio que ringiin objeto te corresponderia, el nombre “Nothing tn tendria significado y kt racidn *Nathung tiene ae ajo afta” eonten- dia wit norntire sin sighificady 9 por ello careceria dle sentido. Peto la ora ‘lin tiene sentido, ya eve Nothung entera o rota, Pot tanto, debe haber algo {que corresponda a las palabras dé fas que consta. Y por ello ta palabra *Nothune’ debe desaparecer en el anailisis y su Ingar debe ser ocupado por palabas que nombren simples. E35 palabris son fos auténticos numbres Propites. Wittgenstein rechivzaté este arguinento sobre ba base de que rden- {ifiea el sigiificado de un nombre con su portader y de que uniliza una m- ‘ii ahstracta de simplicidad que es vain euando se hace omisien de cone testo partiures Enel Fnvctarus, a devsanda de snos simples se apoyaen el requisito Ue a detinitud del sentido St Tow stgnos simples denotasen ebietas com plejes. as preposicrones en Ins que aparecen tenulrian ni sent indeter- minado. Cuando Wittgenstein dice que el sentido debe ser determinado. ‘quiere decir que no puede haber cases fremterizos: uma proposstciom debe 86, SIND FE SHONIEIC a8 a eld os atemnativas precisa determinadas. si 0 no No hay una tetvera posibitidad, Wittgenstein deriva del pustulado de to d= finitud dct seitide la exigencta de signs simples ue fa siziente manera. Supongames qué en Fi’ el nombre u" denotata un conypleyo. Entonces ef sentidy de “Far dependeria del sentido de una ulterior oeaeiin "Re* que analizata la complejidad de a Ahora bien, puede suceder que h 0 « sean ellos nisms somplejos, en euye caso tendriames ulteriores proposicianes relacionales que auilizasen su camplenikad. /Padris el proceso de analisis Tevarse al wl wuto Aqut Wittgenstein invoca el requisite de la deFunitud del sentido y afirma que, st ef proveso costumuase aid ginsnent, wo hob determunacion precisa de to que involucraria cada una de ts dos altemati- vas. verdad 9 folsediad: Porno, elandlisis debe deteneese en fas peop tones elementales es ay que tos nombres denotan ejeks straps, Ob- sérvess que, de acuerdo com esto, ampoce para Wityensicin los nombres Ordinaries como "Nothung’ son auignticus nombres peopios. De hecho. Wirgenstem nose digsta strecetnas employ de objets simples de mgm bees genuinos Witgenstein utiliza la terminolugia de Frege pero ta aplica le miners distinns, Frege habia introducido la distinewn enine ef sentido y la referen- ‘einde una expresion (2.3.1.1), Lareferencia de tina expres es La entidad pot la sue est (st es que hay tal entiday su sentido es e! modu de presen wuidnt de ess entidad. Para Frege tanto los nombres como las proposictn= nes teien ala vez sentido y reterenin (2.3.1.1 y4.2.2). Para Winger Joss nombres tienen referencia pero 119 sentido y has propasictones tienen sentide pero noveterencia, La referencia de un nomibre.es el objeto por que esti, Es cierto que las proposiciones tienen valores de verdad (3, 1.9.1), Pero hay un importante contraste entre la relacion que se da entre un nombre 3 su portador y la nelacion que se da entre uni proposicwin y at: valor de ver~ ddad, Pues para entender un nombre debo saber 2 que s€ fefiere, pero pie- ‘do entender una proposicion sin saber ses verdadera 0 fist, Lo que co hoemos cuando emtendemes una propesiciin es su sentid. Conca ky ‘que serial cari fvcta yentaera y lo que seria el eas 3 fuer tae Es es, entender una proposician es entender sts Cunslictanes de sordid. Lo pr posicibn tiene des olin. tovka propesivién és edenctslmente vertaderifil sa Fsto Laltinencia de un nombee. Untnoabee tere una sola felch gut la realidad. 0 bien nombte aly 0 carece de significado, perv ana priypos cig ene una duble relacion’ no deja de tener significaclo cuando es fal Wittgenstem expresé metafoncamente esto diciendo que “los nombres son como puntos, las proposiciones como fectias n.gemtido (Winhgens> fem, 1922) 144) Hay ova importante diferencia entre ain nombre y tuna propysision Para entender la referencia de vin numibys éxta debe ver nds explicads, pero entonderins sentido de ina propescdin sin que os sea explicals bastenternos ts propusichin entendienule sus antes consti tutivas y su ordenaciin, Por ello una proposicidn puede Comuniiae un He vo senticy com vtefas-expresiones. Femeniys ag un sivas sein ta pie NONERES PROMIOS 7 festival el eoguaje, soe To queé Chomsky ta Hamad e) aspecto ere- lis ae! uso del lenguaje (3.2), Una de las tesis mas importantes acerca de la referencia en eb Tructatus ‘6s uesinblecida por el Iaraado Principio Contextual: "Silo la proposicibo ticive sentido, sblo en el contexto de lx proposiciém tiene un nombre refe- rencia {ibid 3.3)". Watgenstein tomo este principio de Frege y le presté ad- Ihesion también en Iss Dnvesvigactones (12.1). En el Tracts debe enten- dérsela como una reaceion conta fa concepcioa russetliana de los nombres: oetcamente propios. Et principio contextual excluye que un nombre sean simbolo que thene significado “independientemente de fos significados de todas las temas palabras”. Seguin Russel, alos nombres Wogicamente pro- pins se les conflere significado, en presencia de un objeto de familiarida, inediate un acto mental privado de fijar ka atencidn en cl objeto ¥ promen- ssiarel nombee —laceremonia de la definicidn ostensiva privat que Wit- _gorotcin crticard postetiormente. Wittgenstein eree que la cerenyoaia de eti- quetado privads no convertira a un sonido en un nombre, pues no determina a que es Hombrado o sefialado (et lugar, ;ta superficie?, el colo?, et). _ASi pies, un nombre no esuina etiqueta aera an objeto, Es dela exer cia de un nombre tener eierios padenes combinutorios; poder unirse a attos ‘nombees para poder formar proposiciones con sentido, Asi los nombres le- ‘nen una forma, yobernada por cierias reglas de combinacion que Wittgens {ein fama “replas de sintaxis logica™. Pero, como todas las expresiones, fos iomibres tienen tants forma como eoufenidy> un nombre tiene eanexiones latcrales con sis partenaires elegibles y una conexin frental con e objeto que es su referencia. Ambos tipos de conexién son inseparables. 22.3, Peasy CONTRASOF La TEORIA (a) Pros La teoeia referencia inet se apoyit en cients intuiciones lingdisti- ‘as entre las cuales se encuentran las siguientes. (i) Primed facte hay up diferencia radical entee noaihvir y deseribir y-correlativamente, entre nombres peopis y expresiones deseriplivas. Pare devielo en terminologia withxensteiniana, nombrar parece un preparativa previo al juego de lenguae descriptivo. (ii) Los nombres propios no pueden tener equivalentes definieiona- les. Lo que nos ofrecen las entradas de enciclopedias, em el casa de los nom bres propiis, som emimetados fcticos acerca del referenie uel nombre, Ade sn, si tratisernos de presentar una descripeién o conjunto de descripeiones ‘como definicidn del nombre, se seguiria¢] indeseable resultado de que cual- ‘quer enunciady afirmativo en et que figurase el nombre como sujeto ¥ Ia ieseripcidn canjunto de deseripciones como predicado se volveria anal fhco-y chulquier enunciady nexitivo asi se volveria contradictorio, 88 MODOS DE SIGNIFICAR iii) Los nombres propios no requieren traduccion a ota lengua. De ahi que los diceionarios no incluyan nombres propos. A veces se formula Sata idea diciendo que fos nombres propos “ne son parte del fenguaje™ {Ryle} 0 que “el conocimiento de los nombres propins no perteneee al co- nocimiento del leniguaje” (Vendler). (b) Commas La teoria referent ingenua no puede resolver satisfactoriamente: 10s cuatro prezles que hemos presentado en. 11, De hecho, to que hacia pro Hematicos los cuatro ipos de casos era precisamente el supuesto basice de Ia teoria de que In coniribucibn semdntica de una expresion referencia sin- ‘ular es el objeto que denota, 23, THORIAS DEL SENTIDO Las teorias del sentido rompen ean el siptesto hisico mencionado, To- das ella parten deta iden central de Frege sein la cual un nombre propo tiene una referencia —el objeto que designa— pero también un sentido. Distintos modos de concebir lo que sea ese sentido dan lugar a diferentes variedades de estas torias 23.1. VERSIONES DE ESTE TIPO DE THOHIAS 231, Frege En lo Coneeprogafia (1879), Frege habia defendide que fa identidad no ces unt relacién entre objetes sino ene nombres 9 signos de abjelos Pues st Taidentidad foera una relacién entre objetos, enfonces ‘a= 5° deberia signtt- ‘ear lo mismo que “a= 2°, supuesto que 'e = b° fuese verdadero. Porque si a= bY es verdadero, a" y=" sor dos nombres del mismo objeto ya =P" no ‘puede decimos mis que “a= a, Pero ya hemos visio que eses dos cronies ie differen en valor cognitivo, La solvcign inicial de Frege es ler el pre. ‘hak deidentidal como encubiertanenteructalingsieo. EI ein 4 foo tansmatriainformncida acerca del referente de Tos nombres sivo acet=t Se fos mumbres mistos: nos dirk que esos dos nombres son correferenciales ‘Y puesto que in infcrmacign de que ‘ase refiere a a sta cosa que hrvil, difernia en valor cognitive entre “a =O" y ‘a= a" ques expli- ‘a gob sentido referencia” Frege rechaza eta sole metali- atica ponquedesvrtin el carter de in mnformacion ransmitida por yn ‘romeiado de identdad, St Ia identidad fuera una relacion entre nomres, NUMHRES PREPHOS 89 ‘a= dieix que of nombre 76" y el nombee “A” son tomes de fx mistna cosa, Pero of hecho que ‘a sea un membre del objeto 7 ce que “sea tam- inien un nombre suyo resulta de yn acuerdo puramente attearin, de wna "canvenvion cen respecto al usd clerias mateas © sinidos Sin embargo, inno digo que Vers. in exteTta matutina, estoy dnd nfornnenin so- tne los ciglon; mo sabre ef a0 arbitiatio de lo: nombres. Suministro infer- imnicign que es vertical oun estado de eos astrondanirs 10 anform- “cin que es hecha verdadera por Ia convene tin evant. Hay otra abjecion, que Frege no ve. a la solucién metalinguistica En realidadl el puesto que Frege peesenita con respecto-a hrs enunciades de iden tila es generalizable a cuaesyutera enunciads singulares que difiersn ‘ilo on contener diferentes érminos singulares correferenciales: En efec~ 10, $i suporiemos que ¢l significado a valor ynformative de un ten ila ex se referent, eptonces debemas comcfuir que Yes emunenos (1) Clonineseribi La Regent {2p Levpuldh Alas haber eerito ar Retenne sus ee a oie, db xe ro ‘Sei simlor Leopalde Alas, eseribid Lo Regemnr> Por 1) ¥ (2) pacdert diferie en valor informatio: wi hablinte compete {e que sepa yu el primera es verdadero puede objencr del segundn infor~ ‘Aucidn nueva. Abort hien, en el ease de (Hy (2) fa solucién metalingiiis- tics no functors, No-es phustble decir que en ellos los ownbnes “Clarin’ Lecpoldir Akty- ine an pata refereae a portador. si dive ean men condos, cmpleades autorreferencialmente. La solucion que Frege da en “Sobre sentido y referencia” (1892) al pt>- ‘Je de ty informatividad de los enunciados de identidad consiste en atribuir tuna semantica bifrente a los ferminos singuilares, Lin enuniciae de ihenti~ ad sera verdadero cuando Los nombres que en él iparecen teruzan ta misma referencia —esto os. designen ef mismo objeto — y sera informativo cuan- ‘dy tengan distinis setide El sentiho (Nin) de una expreston es el “modo Xe presentacin’” del bjeto designad, su “modo de darse Ast, ba referen- ‘is UBedbeting) de ‘la esvella manutinn’ es fa misma que Wy de “la estctia Sesperting”—e] planeta Venus, pero sv sentido no ¢> el vsmo: Ln ama jpresonia et refexemte bajo un cierto aspeste, el que eftece af amvanecer. te {hinlo presenta hajn claypecto que tiene al atardecer De esta manera bo qe tuniérming singulasaporta el entnciad carno valor informatisn ti es ele fecente sino ef sentido, rege denomuna Zizemnumen to que nosotros hemos vente Hamando térmunox sinpulares. de mod que su distinc se aptica inicialente tan to. las nombres promos strict sensu como a las deseripeiones definidas. Enel easo de las deseripciones definidas, la distin es mas naeral pues- to que conticnen un element descriptive explicito, emo en el eas de fos nombres hay que justificat que se kes atribuya tam sentide como referem-