Está en la página 1de 6

G^b." CAO. Vi 2 ^éOttveuwve ^c *$%.

T\

&

(Qü(EIfi ©F2C
w
V

3500 poco mas ó monos habían llegado "» Villaveruc de los d e


ARTICULO DE OFICIO. Mena , y se dirigían a lodq prisa para Carranza , conocí el plan
combinado por aquellos ropo que observaba e s -
taban apoderados de los cinco puntos , «pie n > me permitiaa
¿7. ts/é>. dma& diw novedad en ¿to la salida del v a l l e , hice , toda la f u e r z a , y resuelto i
abrirme paso á todo trance por cualquiera • la dirijl
inikorícaiíc- AÍLücd. por la altura de Ranero , don ' lf> >'a la
columna mas débil del o , q u e condu.-ia Chavarrí,
a la cual llegué media hora antes q u e este, e n cuyo m o m e n t o ,
Ve iqual beneficio disfruta S. A. R. el Serenísimo Señor libre ya del cerco en q u e estaba , lomé el camino de F u e n t e -
Infante D O N SEDASTIAN GAUHIEL. irla para caer sobre la bermita del Ruen-suecso , con objeto
de picar la retaguardia a la columna que venia por Villaver-
de , por la cual debería pasar. A las cinco d e la larde m e p r e -
senté e n las alturas que dominan la referida hermita , y divisé
Las últimas noticias que se han recibido de Salzbur'jo ase- que en los prados que la rodean estaba acampada aquella con
guran, que continuaban cu aquella Ciudad sin lamerior novedad loO a 200 caballos , é inmediatamente ine presenté á su vista,
en su importante salud S. A. R. el Serenísimo Señor PRINCIPE y con todo el 7." batallón y las compañías tercera y cuarta
DE A S T I MAS , los Serenísimos Señores infinites Don JUAU del 2.° ocupé las alturas mas avanzadas al enemigo , formando
C A R L O S >/ Don F E R N A N D O M A R Í A ' , SU Augusta Tía la Sere- la primera línea de batalla q u e le presenté , y en las demás
nísima Señora Infanta Doña MAP.IA T E R E S A , y la Serenísima sucesivamente por escalones con el resto d e este y el 8.°,
Señora Infanta Doña M A R Í A AMALIA. en términos de poderse protejer en la retirada q u e ya tenia
asegurada, y que me vería precisado á emprender cuando car-
gasen b s demás columnas enemigas. Estas , no ignorando las
M I N I S T E R I O UNIVERSAL. insignificantes fuerzas de q u e yo podía disponer por una parte,
y por otra las de que ellas constaban de casi cinco veces m a -
Secretaría de Estado y del Despacho de la Guerra. yor que las mías, les r e a n i m ó ; y volviendo a concebir al-
gunas esperanzas de victoria que ya se les habian desvanecido
* P A R T E S R E C I B I D O S EN E S T A SECRETARIA. cuando vieron fustradas sus ideas y combinaciones , movieron
sus masas hacia m i , y avanzaron una guerrilla de mas de 200
E J É R C I T O R E A L . — E x c m o . Sr.—El brigadier D. Castor A n - hombres protegida por fuertes reservas, con la idea de apo-
dechaga desde Sopuerta con esta fecha me dice lo siguiente. derarse de las posiciones q u e yo tenia , y tan pronto como
I Evcino. Sr.—Resentido sin duda el enemigo por la incursión llegó a tiro , rompió toda la linea de vanguardia un horroroso
q u e estos días Mee al valle de Montija, y de haberle llevado . que sostuvo heroicamente por m;.s d e hora y media,
en vergonzosa fuga hasta las proximidades de \ illarcayo . r e - conteniendo al enemigo que con todo ímpetu avanzaba de frente
concentró las fuerzas que le fue posible y proyectó combinado y por los tlancos , despreciando los .Henos q u e reci-
• destruir a las que tengo el honor de mandar. P a n ello hizo bían a la distancia d e menos de medio tiro de pistola; y
avanzar el -2'. una columna al valle de Mena de (500 infantes viendo q u e por el valor y constante decisión de nuestros \ o ~
y 20 I », con pretexto de conducir un convoy a Balma- Júntanos no le era fácil dominar la cúspide sin aumentar c o n -
seda . v el 1", ;i las oeho de h mañana en (|iie yo iba á mar- tablemente el número de los muchos muertos y heridos
char hacia Vguera , "a fin de llamarle la atención por sn reta- babia t e n i d o , varió su plan; y sosteniéndose sin i
guardia lo t.-;u.i :• a Y. E. cu mi comunica- or una y olra parle en las alturas, cargó con mayo-

ción de dicho dia ií , r i de que como unos res fuerzas al costado izquierdo por el que le era mas fácil
enemigos lujaban por la altura de Lanzas-Aguda con dirección apoderarse de las primeras posiciones, y aun envolver el b a -
rrtnza oc r m í ; y no dudando q u e tallón y compañías que los defendían, y en su virtud m a n d é
estos procedían d i - n a , y juzgando la venida del resto avanzar las dos de preferencia del 3 . " para auxiliar la retirada
por el mis:n man le avanzar dos compañías del 7.° b a - que empezaban i hacer las mas adelantadas, obligadas por el
tallon i r í a , para que retirándose molestando lo p o - enemigo q u e en toda la línea avanzaba con fuerzas m u y s u -
sible al i yo con toda la fuerza en iguales periores, apoyadas en las principales de su derecha q u e eran
términos , pues me era imposible r, sislirle de frente por c o n s - las q u e mas imponían , p o r lo que me vi precisado á o r d e -
tar J e cuati lo verificaron . y a corto ralo nar al '2.a comandante del 8." batallón D- Juan José de Perca,
ileron el . ;".-.< enemigas: pero bal i q u e con cuatro compañías del mismo cargase "a la bayoneta
tenido aviso en es i q o e uní a los q u e por dicha derecha avanzaban para contenerlos,
P°r los • : Esteban y BMuera, procedentes mientras nuestras fuerzas de la primera linea llegaban a
i las órdenes ¡le C'iavarri reuú bajo la prol i de la - A?¡ lo ejecutó
e
' batallón ! •,, y de las ; uirniciones de L i - con el mayor valor, arrojo y decisión,
re
d o y Santoña venian por la parte d e Rasines, y q u e como cojerles treinta y nueve prisioneros , entre ellos el coronel
(460) (461)
gefe do la columna D. Antonio L a p b n a y su ayudante , obli- •¿3 cazadores y los 10 caballos vizoainos. continuó el resto cipe E d u a r d o , llamarlo el P r e t e n d i e n t e , cuando desembarcó
gándoles a huir vergonzosamente con la mayor precipitación la marcha hasta el en (pie se hallaba la boyada , tres leguas en Escocia para recobrar sus derechos usurpados. Y entonces
NOTICIAS DE ESPAÑA.
y ib s u d e n , y acuchillando á los que desoían las vocea de ' lniij distante de! vado. El resultado correspondió á nuestros deseos; ¿á quién le o c u r r i ó , ni aun entre sus mismos enemigos , r e -
cuartel" y huian, ( e n cuyo acto se pasaron a nuestr.is filas y no (distante la excesiva oscuridad y copiosa lluvia en un ter- probar su conducta ? El REY N . S. continua en Azpcitia en compañía de S. A. R.
catorce soldados) hasta que volviendo a cargar mayor número reno desconocido del todo , nada pudo detener la decisión Este movimiento legítimo y heroico aun mismo tiempo,
de enemigos se replegó, verificándolo también ai misino tiempo (le la compañía de c a z a d o r e s , la actividad y zelo del c o - ¿ n o puede asegurarse (pie es aun hoy la auréola de la gloria
las demás fuerzas, haciéndoles fuego de posición en posición, y mandanta de armas y capitán de aquella, ¡mes csceplo u n de este Principe ? Escribe de Hernán i con fecha del 24 persona de autori-
•petar de haber anochecido hacia cerca de media hora, no corto número , se apoderaron de toda la manada en número Grande fue el terror que infundió en Londres la noticia dad, muy fidedigna \ bien informada : "ya se sabe de un Diodo
por eso desistió el enemigo de su tei.icrario e m p e ñ o , lo que de 80 b u e y e s , con los que repasaron el vado con toda feli- de su desembarco , porque era profunda la convicción da la positivo que los franceses destinados á aumentar la legión no
tuvo que hacer luego que mandé suspender e| fuego, por cidad, y sin mas novedad que el haber tenido que abando- e n t r a n , antes bien se asegura que retirarán las fuerzas que
legitimidad de sus derechos. Con menos ardor y mas pruden-
cuyo medio le oculté mi dirección que fué á Trucio*, á dis- nar dos de estos por aspeados ; y para coluplelar la expedi- teman aqui. Ya se ha comunicado la orden de Luis Felipe
cia i toda b Inglaterra se hubiera sometido á su autoridad; y
tancia de una hora al campo de la acción. La pérdida que ción , habiendo vuelto sobre el punto en que quedaban los para suspender la suscripción y el enganche de soldados , y
los historiadores asi como los poetas nos representan como
en ella fia experimentado el enemigo pasa de áfu hombres peseteros mencionados, lograron cojer dos prisioneros , hoyen- leales vasallos á los valientes montañeses que combatieron por
que los que se separaron de los regimientos para venir por
fuera de c o m b a t e , de ellos 63 muertos con varios oficiales, do los demás por los m o n t e s , como asimismo S cara binas con ai a se reinen á su s cuerpos. — La Constitución se juró en .San
su causa. Sebastian con mucha algazara , y se l e figura que con esto han
y 33fusiles: la nuestra aunque insignificante respecta aquella sus canallas (pie aquellos abandonaron en su fuga, Todo lo apren-
Si tuvierais un hijo , deeia Napoleón a la condesa Alhany, deshecha a los facciosos, y (pie hacen temblar á la Europa
no dejó de, ser ib' bastante consideración ; pues ha consistido dido se puso en salvo sin el menor obstáculo , pues al efecto
y o mismo iría con Cincuenta mil hombres a colocarle <•„ el entera.»
en la muerte de mi ayudante y » ! individuos di' !a clase de tenia dadas mis ordenes para que desde el amanecer de ayer
trono i con que aun Napoleón reconocía los derechos do lo*
tropa, 7 oli.i.iles y (¡,"¡ de aquellos heridos, y H confuí •l'\ cubriesen las inmediaciones de \ illalba 1 compañías do I'ersona también fidedigna escribe de Lcqueilio r o n fecha
Sluarts. En una circunstancia Ineu celebre, y en id momento
sin embargo del grande y natural sentimiento que por ella rae \ izcaya y l!t caballos, y (pie (d 8." de Álava avanzase al del -2.Í i "be \islo el barco que han apresado los nuestro.,, ye
de su forzosa abdicación , no piulo menos de confesar él mis-
a c o m p a ñ a , no puedo menos de manifestar a V. E. que está camino real de Puentebrrá , y se mantuviese en él basta el nía cargado de fardos y muchos libros que no nos han per
m o , (d derecho de los l'.orbones.
acción ha snlo una de las muchas en que las armas gloriosas regreso de las restantes fin izas empleadas. — Todo lo (pie nutiilo ver basta que venga algún encargado de la policía.
.Miarlos Vil fue promotor de la guerra civil cuando lomó
del BEY N S han dado pruebas de la invicta fortaleza, que pongo en id superior conocimiento de V. E. para su satisfac- El barco es excelente y podrá servir para otras presas si se.
Jas a n u í s pira eeb ir á los ingleses, y expulsar de su capital
los 1000 voluntarios que tengo ;i mis ordenes y SÜ lidiaron ción y á lin de que se sirva disponer , tente del ganado spsun le provee de armamento , llenando los deseos de los valientes
á un Principe extranjero , (pie con la mayor insolencia (puso
en ella desplegaron con heroico valor, nacido de la dei i-uou dolo (niño de los dos peseteros prisioneros y armas expresa- marineros de e^las costas.--Ya sabrá V. que el 10 de este se
usurparle el trono?
y justicia con que defienden los sagrados derechos di1, nues- das. — Lo (pie traslado á V. E. por si estima oportuno ele- proclamo la constitución en Bilbao.— Todos los ibas vemos
¿Enrique IV fue autor de b guerra civil en Navarra y el
tro Soberano DoV CARLOS V ; pues cada uno lleno muy á mi varlo á S. M. — Dios guarde á V. E. muidlos años. Cuartel cruzar los vapores enemigos por estas aguas desde San Sebas-
B e a m e , cuando vino á combatir a Contras y á Ivry, y puso
satisfacción el hueco de sus d e b e r e s , batiendo á un ejército general de Amurrio 27 de Agosto de !H:í»¡. .— Excmo. Sr.— tian a Bilbao , Santander , y rice versa ; pero sin aproximarse
.sitio á París para reducir á una facción (pie quiso disputarle
«le !HX)0 infantes y 200 caballos, que por distintos puntos in- Ib uno de Aillarrcal — E x e n t o , Sr. Secretario de Estado J a u t a s p u e r t o s ; pues dias pasado* que uno ¡le. (dios lo quiso
sus derechos i
tento acosarlos, y aun cacareaba prematuramente su total ex- del Despacho de la Guerra. hacerle cosió caro su atrevimiento, por la certera puntería de
l Si será pues Luis XIV también quien promovió la guerra
terminio , fundado en la combinada sorpresa que habia proyec- nuestros artilleros y la imperturbable serenidad de estos va-
civil , cuando combatió á los parlamentarios que atacaban á la
tado : por lo tanto, a todos recomiendo en general porque to- lientes."
constitución del Estado ?
dos lo m e r e c e n ; pero lo haré reservadamente á Y. E. para ¿ Eran también sediciosos y revolucionarios los heroicos De Bayona con fecha del 21 dicen : " s e anuncia como po-
las gracias que designe acord.-.r S. AI. de aquellos, que por PARTE NO OFICIAL. hijos de la V e n d é e , porque defendían su religión contra el' sitiva la pronta celebración de un congreso de las potencias
sus anteriores servicios y mérito contraído en dicha acción ateísmo , la monarquía contra una república anárquica , sus europeas para dar fin a la guerra de España. Ya habrá V.
sean mas dignos de ellas; pues de hacerlo solo por los ad- Noticias extranjeras. — FRANCIA. hogares, sus familias, y por fin su propia existencia contra visto en los periódicos franceses los acalorados debates que
quiridos en esta, tendría que verificarlo de t o d o s , porque a u n senado de verdugos? hubo en el consejo de ministros sobre una intervención ar-
competencia y sin escepcion los consiguieron. Mañana con París. El d e r e c h o , la justicia , b verdad y el voto de la nación, mada. Luis Felipe se ha negado absolutamente , y la no-in-
la correspondiente escolta saldrán para ese cuartel general 30 ¿ han de ser los únicos principios que carezcan de defensa ? tervencion es ya un punto decidido. La revolución en E s -
de los prisioneros con el coronel y ayudante ; pues los 0 res- Respuesta de la Gaceta de Francia al Lord Palmerslon. ¿ D e b e n estos humillarse y rendir homenaje al crimen , para paña vá á tocar su término. La Providencia nos protege.*
tantes quedan en Trucios muy mal heridos, y ademas los l í q u e pueda decirse que el orden moral no es mas que una
asados a nuestras filas, a fin de que se sirva destinarlos V. F . El ministro de uno de los sucesores y descendientes d e palabra sin significado ? Córdoba llegó á Bayona , y esperan al barón de Mer, á
l onde estime conveniente.—El enemigo desocupó ayer tarde
el valle de Carranza dirijiéndose hacia Yillasanle, y dejó en
Guillermo de Orange acaba de pronunciar en el parlamenta
ingles estas palabras.
¿ Qué tienen que objetar á la causa de Don Carlos ? En ellai
existe un principio indestructible, que tiene por herederos á'
Ezpeleta y otros, que huyen de la quema.

el pueblo de Manzanera 3 de sus oficiales muertos de resul- "'Don Carlos al quererse apoderar de b corona (sean r u a - sus tres hijos, y a estos seguirán sus d e s c e n d i e n t e s , el cual 1 T e n e m o s á la vista la Gaceta de Lanr/uedoc que publica
tas de sus graves heridas.—Lo traslado á V. E. por si estima »les fueren sus buenas calidades como hombre privado), ha >n- está sostenido por la gran mayoría de la nación española. ¿Hasta la victoria obtenida por nuestras armas en Cataluña y que con-
oportuno elevarlo a S. M.—Dios guarde á V. E. muchos años. »traducido en España la guerra civil, sembrando el incendio, c u á n d o , pues , quieren que permanezca este derecho en cues- firman ya los periódicos revolucionarios. El ataque fue en
Cuartel general de Amurrio 27 de Agosto de 183(5.—Excmo. Sr. «el pillaje y la m u e r t e , llenando de espanto y horror á esta tión , con sostener á I s a b e l , el estatuto , y todos los desati- los alrededores de Igualada. El enemigo confiesa la pérdida
Bruno de Villarreal.—Exemo. Sr. Secretario de Estado y del «nación , de la que el mismo se ha titulado P a d r e . " nos imaginables? de 100 soldados , o oficiales, un comandante, 'M nacionales de
Despacho de la Guerra. A nombre de la justicia y de la verdad protestamos alta- Milord , es preciso mirar las cosas bajo su verdadero pun- Calaf, y lít de Igualada con 1S0 fusiles. El fuerte de este
mente contra esta acusación , que por lo demás es bien e x - t o de vista , el cual confunde todos los sofismas , asi como ha último pueblo aunque guarnecido por un batallón de naciona-
EJKRCTTO REAT.. — Exemo. Sr. — El brigadier D. P r u d e n - traña de parte de uno de los adictos á la revolución de 1688. confundido á la usurpación. Y si no , decidnos: ¿cual es el les y tropa de linea , ha sido sitiado con rigor por nuestras
cio Sopelana, Comandante general accidental de la segunda Don Carlos no ha introducido la guerra civil en España principio que queréis sostener? Si es el del derecho h e r e d i - armas.
división, con fecha de ayer desde Sarria me dice lo siguien- La guerra existia ya en Navarra antes que el Rey se presen- tario , no puede negársele á Carlos V ; si es el de 1688 ó el
t e — Exemo. Sr. — Apenas recibí el oficio de V. E . de 19 tase allí. Los navarros defendían á la vez sus derechos viola- de 18W , es decir b soberanía del pueblo , no puede tam- De Zaragoza con fecha del 11 dicen : " S e ha descubierto
del actual, previniéndome que en combinación con el c o - dos y los del trono legitimo, contra una escandalosa usurpa- poco disputársele sin ir contra la coincidencia de los hechos; una conspiración contra D. Evaristo San Miguel á quien han
mandante de armas de Orduña D. Pedro Callo, se dispusiese ción , al tiempo que Carlos V se presentó entre sus leales d e - porque donde quiera que se muestra su autoridad es al m o - querido asesinar. Entre los mismos liberales exaltados que j u -
el medio de apoderarse de una manada de bueyes que el e n e - fensores. mento reconocida. Tomadle por donde queráis : él es Rey por raron la constitución se han suscitado tres partidos diferentes.
migo tenia al otro lado del E b r o , según comunicación hecha Carlos V es el verdadero y legitimo sucesor de Felipe V, derecho de nacimiento , y es también Rey por el voto de la Los unos quieren á Mendizabal con el estatuto modificado:
a V. E. por dicho comandante, dispuse llamar a este y con- de Luis I , de Fernando VI , Carlos I I I , Carlos IV y F e r n a n - nación ; tendréis de consiguiente reunidas en él las dos cir- otros quieren la república con todas sus consecuencias, y
certamos en que el mismo pasase a enterarse del punto en que do A I I : sus derechos no son obra suya , él los recibió al mis- cunstancias de Rey de España y R e y de los españoles.... otros la constitución del 12 , que viene á ser lo mismo y es
se hallaba la b o y a d a , y de las dificultades que presentase mo tiempo que la existencia. Su antecesor violó la ley funda- Los solos culpables de esta guerra sacrilega , son los a m - la dominante entre los alborotadores. Cabrera con sus ulti-
el llevar a cabo la empresa para tratar de vencerlas : verifi- mental que trata de la sucesión á la c o r o n a , y Carlos \ Bfl biciosos que hicieron firmar á Fernando una pragmática, vio- mas escursiones ha recojido mas de 100 caballos y entre ellos
cado asi, dispuse que la compañía de cazadores del 1.° de cerca de 300 muy buenos. N o se duda que ya puede poner
se sometió á ella, porque no debió s o m e t e r s e ; y el reinado lando una ley fundamental del Estado ; y los cómplices, cuan-
Álava fuese la encargada de la operación ; y en efecto, el 23 en campaña 2000 caballos, sin contar las partidas sueltas desti-
de Isabel y el gobierno de Cristina son el fruto de una usur- tos han alimentado el incendio y le alimentan a u n , cuando
se puso en marcha con el referido comandante de armas y nadas á diferentes objetos. Los fusiles recojidos en 8 dias pasan
10 caballos del escuadrón de A izcaya, pasando a Cárcamo, pación bastaría una sola palabra para extinguirlo.
Todos los grandes jurisconsultos , los oráculos del derecho Y por último , ¿ qué es lo que estos pretenden ? ¡ Será p r e - de 1000, y se han trasportado á Cantavieja para habilitarlos y
pueblo situado d la izquierda del camino real de P u e n t e b r r á , armar los dos batallones de nueva creación. Según se vá p r o -
de donde aquella noche pasó éste, y fue a ocultarse el 2Í en público en Europa dicen con San Ambrosio: "Solo el HturpQ ciso que la república triunfe en Malaga , Cádiz , Zaragoza y
d"f es el aulor de la guerra civil: el Principe legitimo de- Madrid para que desde allí invada la Francia , arrojándose en clamando la constitución, van siendo separados de los cuer-
los montes de este lado del Ebro. Entre tanto el S.° bata- i pos muchos oficiales que se tenían por adictos al ministerio
llon de Álava , al cual destiné á protejer la operación, pasó • fiende sus derechos:" de consiguiente, la insurrección no esta seguida sobre la Europa como sobre su presa! Quítese el i n -
en el campo de Don Carlos: los autores d é l a guerra civil son menso contrapeso que forma el poder de Carlos V ; y Cristi- caído , y sustituyéndoles cabos y sargentos fanáticos y á quie-
a p r m o e t a r el 23 en Luna , situado a la derecha del valle
los que han querido establecer un derecho n u e v o , un princi- na será tarde ó temprano devorada por el monstruo de la r e - nes á fuerza d e promesas se ha comprometido á sostener la
de Cuartango , de donde con arreglo á mis órdenes, y des- j
pues que verificó su paso la citada compañía de cazadores ' pio insólito; que se han hecho constituyentes contra un órdeo volución. Cristina ha producido la república , asi como la usur- jarana.»
del t . ° , marchó aquel a ocupar el 2 í el mismo pueblo de Cár- establecido y consagrado por el tiempo, reconocido por la pación de Bonaparte produjo la constitución del año 12. Cuan-
c a m o , adelantando dos compañías á las inmediaciones del vado nación y saucionado por la Europa. do se viob un gran principio , no hay mas derechos que la De Navarra dicen , que ha durado ocho dias la bulla en
del E b r o , dispuestas a protejer la operación y guardar éste Mr; Mauguin ha confesado desde la tribuna el derecho q u e fuerza. Solo Cirios V es capaz de salvar hoy la España y la Pamplona con la jura de la constitución , oyéndose constan-
para U retirada. Bajo la vigilancia de estas , y siguiendo en asiste á Don Carlos para reconquistar su trono con la espada. Europa de la república. La guerra que con tanta gloria sos- temente los gritos de viva .Mina y muera Isabel segunda.
U n todo mis instrucciones la expresada compañía, atravesó i Mr. Mauguin es constitucional; pero es jurisconsulto : es el tiene es la cruzada santa del principio de orden contra la
el Ebro en el momento en que los peseteros que lo guarda- hombre del d e r e c h o , y ha juzgado la cuestión en el fondo, anarquía: y no hay gobierno mas estable ni que mas garan-
ban se habían retirado á c e n a r ; y quedando en este punto haciendo sus reservas en cuanto al modo. tías ofrezca, que el de un Rey tan amado de sus heroi- Como nuestras partidas interceptan en Aragón y Castilla
Carlos V se encuentra en la misma posición que el Prin- cos vasallos. todos los correos,- no hemos recibido periódicos de Madrid.
(460) (461)
gefe do la columna D. Antonio L a p b n a y su ayudante , obli- •¿3 cazadores y los 10 caballos vizoainos. continuó el resto cipe E d u a r d o , llamarlo el P r e t e n d i e n t e , cuando desembarcó
gándoles a huir vergonzosamente con la mayor precipitación la marcha hasta el en (pie se hallaba la boyada , tres leguas en Escocia para recobrar sus derechos usurpados. Y entonces
NOTICIAS DE ESPAÑA.
y ib s u d e n , y acuchillando á los que desoían las vocea de ' lniij distante de! vado. El resultado correspondió á nuestros deseos; ¿á quién le o c u r r i ó , ni aun entre sus mismos enemigos , r e -
cuartel" y huian, ( e n cuyo acto se pasaron a nuestr.is filas y no (distante la excesiva oscuridad y copiosa lluvia en un ter- probar su conducta ? El REY N . S. continua en Azpcitia en compañía de S. A. R.
catorce soldados) hasta que volviendo a cargar mayor número reno desconocido del todo , nada pudo detener la decisión Este movimiento legítimo y heroico aun mismo tiempo,
de enemigos se replegó, verificándolo también ai misino tiempo (le la compañía de c a z a d o r e s , la actividad y zelo del c o - ¿ n o puede asegurarse (pie es aun hoy la auréola de la gloria
las demás fuerzas, haciéndoles fuego de posición en posición, y mandanta de armas y capitán de aquella, ¡mes csceplo u n de este Principe ? Escribe de Hernán i con fecha del 24 persona de autori-
•petar de haber anochecido hacia cerca de media hora, no corto número , se apoderaron de toda la manada en número Grande fue el terror que infundió en Londres la noticia dad, muy fidedigna \ bien informada : "ya se sabe de un Diodo
por eso desistió el enemigo de su tei.icrario e m p e ñ o , lo que de 80 b u e y e s , con los que repasaron el vado con toda feli- de su desembarco , porque era profunda la convicción da la positivo que los franceses destinados á aumentar la legión no
tuvo que hacer luego que mandé suspender e| fuego, por cidad, y sin mas novedad que el haber tenido que abando- e n t r a n , antes bien se asegura que retirarán las fuerzas que
legitimidad de sus derechos. Con menos ardor y mas pruden-
cuyo medio le oculté mi dirección que fué á Trucio*, á dis- nar dos de estos por aspeados ; y para coluplelar la expedi- teman aqui. Ya se ha comunicado la orden de Luis Felipe
cia i toda b Inglaterra se hubiera sometido á su autoridad; y
tancia de una hora al campo de la acción. La pérdida que ción , habiendo vuelto sobre el punto en que quedaban los para suspender la suscripción y el enganche de soldados , y
los historiadores asi como los poetas nos representan como
en ella fia experimentado el enemigo pasa de áfu hombres peseteros mencionados, lograron cojer dos prisioneros , hoyen- leales vasallos á los valientes montañeses que combatieron por
que los que se separaron de los regimientos para venir por
fuera de c o m b a t e , de ellos 63 muertos con varios oficiales, do los demás por los m o n t e s , como asimismo S cara binas con ai a se reinen á su s cuerpos. — La Constitución se juró en .San
su causa. Sebastian con mucha algazara , y se l e figura que con esto han
y 33fusiles: la nuestra aunque insignificante respecta aquella sus canallas (pie aquellos abandonaron en su fuga, Todo lo apren-
Si tuvierais un hijo , deeia Napoleón a la condesa Alhany, deshecha a los facciosos, y (pie hacen temblar á la Europa
no dejó de, ser ib' bastante consideración ; pues ha consistido dido se puso en salvo sin el menor obstáculo , pues al efecto
y o mismo iría con Cincuenta mil hombres a colocarle <•„ el entera.»
en la muerte de mi ayudante y » ! individuos di' !a clase de tenia dadas mis ordenes para que desde el amanecer de ayer
trono i con que aun Napoleón reconocía los derechos do lo*
tropa, 7 oli.i.iles y (¡,"¡ de aquellos heridos, y H confuí •l'\ cubriesen las inmediaciones de \ illalba 1 compañías do I'ersona también fidedigna escribe de Lcqueilio r o n fecha
Sluarts. En una circunstancia Ineu celebre, y en id momento
sin embargo del grande y natural sentimiento que por ella rae \ izcaya y l!t caballos, y (pie (d 8." de Álava avanzase al del -2.Í i "be \islo el barco que han apresado los nuestro.,, ye
de su forzosa abdicación , no piulo menos de confesar él mis-
a c o m p a ñ a , no puedo menos de manifestar a V. E. que está camino real de Puentebrrá , y se mantuviese en él basta el nía cargado de fardos y muchos libros que no nos han per
m o , (d derecho de los l'.orbones.
acción ha snlo una de las muchas en que las armas gloriosas regreso de las restantes fin izas empleadas. — Todo lo (pie nutiilo ver basta que venga algún encargado de la policía.
.Miarlos Vil fue promotor de la guerra civil cuando lomó
del BEY N S han dado pruebas de la invicta fortaleza, que pongo en id superior conocimiento de V. E. para su satisfac- El barco es excelente y podrá servir para otras presas si se.
Jas a n u í s pira eeb ir á los ingleses, y expulsar de su capital
los 1000 voluntarios que tengo ;i mis ordenes y SÜ lidiaron ción y á lin de que se sirva disponer , tente del ganado spsun le provee de armamento , llenando los deseos de los valientes
á un Principe extranjero , (pie con la mayor insolencia (puso
en ella desplegaron con heroico valor, nacido de la dei i-uou dolo (niño de los dos peseteros prisioneros y armas expresa- marineros de e^las costas.--Ya sabrá V. que el 10 de este se
usurparle el trono?
y justicia con que defienden los sagrados derechos di1, nues- das. — Lo (pie traslado á V. E. por si estima oportuno ele- proclamo la constitución en Bilbao.— Todos los ibas vemos
¿Enrique IV fue autor de b guerra civil en Navarra y el
tro Soberano DoV CARLOS V ; pues cada uno lleno muy á mi varlo á S. M. — Dios guarde á V. E. muidlos años. Cuartel cruzar los vapores enemigos por estas aguas desde San Sebas-
B e a m e , cuando vino á combatir a Contras y á Ivry, y puso
satisfacción el hueco de sus d e b e r e s , batiendo á un ejército general de Amurrio 27 de Agosto de !H:í»¡. .— Excmo. Sr.— tian a Bilbao , Santander , y rice versa ; pero sin aproximarse
.sitio á París para reducir á una facción (pie quiso disputarle
«le !HX)0 infantes y 200 caballos, que por distintos puntos in- Ib uno de Aillarrcal — E x e n t o , Sr. Secretario de Estado J a u t a s p u e r t o s ; pues dias pasado* que uno ¡le. (dios lo quiso
sus derechos i
tento acosarlos, y aun cacareaba prematuramente su total ex- del Despacho de la Guerra. hacerle cosió caro su atrevimiento, por la certera puntería de
l Si será pues Luis XIV también quien promovió la guerra
terminio , fundado en la combinada sorpresa que habia proyec- nuestros artilleros y la imperturbable serenidad de estos va-
civil , cuando combatió á los parlamentarios que atacaban á la
tado : por lo tanto, a todos recomiendo en general porque to- lientes."
constitución del Estado ?
dos lo m e r e c e n ; pero lo haré reservadamente á Y. E. para ¿ Eran también sediciosos y revolucionarios los heroicos De Bayona con fecha del 21 dicen : " s e anuncia como po-
las gracias que designe acord.-.r S. AI. de aquellos, que por PARTE NO OFICIAL. hijos de la V e n d é e , porque defendían su religión contra el' sitiva la pronta celebración de un congreso de las potencias
sus anteriores servicios y mérito contraído en dicha acción ateísmo , la monarquía contra una república anárquica , sus europeas para dar fin a la guerra de España. Ya habrá V.
sean mas dignos de ellas; pues de hacerlo solo por los ad- Noticias extranjeras. — FRANCIA. hogares, sus familias, y por fin su propia existencia contra visto en los periódicos franceses los acalorados debates que
quiridos en esta, tendría que verificarlo de t o d o s , porque a u n senado de verdugos? hubo en el consejo de ministros sobre una intervención ar-
competencia y sin escepcion los consiguieron. Mañana con París. El d e r e c h o , la justicia , b verdad y el voto de la nación, mada. Luis Felipe se ha negado absolutamente , y la no-in-
la correspondiente escolta saldrán para ese cuartel general 30 ¿ han de ser los únicos principios que carezcan de defensa ? tervencion es ya un punto decidido. La revolución en E s -
de los prisioneros con el coronel y ayudante ; pues los 0 res- Respuesta de la Gaceta de Francia al Lord Palmerslon. ¿ D e b e n estos humillarse y rendir homenaje al crimen , para paña vá á tocar su término. La Providencia nos protege.*
tantes quedan en Trucios muy mal heridos, y ademas los l í q u e pueda decirse que el orden moral no es mas que una
asados a nuestras filas, a fin de que se sirva destinarlos V. F . El ministro de uno de los sucesores y descendientes d e palabra sin significado ? Córdoba llegó á Bayona , y esperan al barón de Mer, á
l onde estime conveniente.—El enemigo desocupó ayer tarde
el valle de Carranza dirijiéndose hacia Yillasanle, y dejó en
Guillermo de Orange acaba de pronunciar en el parlamenta
ingles estas palabras.
¿ Qué tienen que objetar á la causa de Don Carlos ? En ellai
existe un principio indestructible, que tiene por herederos á'
Ezpeleta y otros, que huyen de la quema.

el pueblo de Manzanera 3 de sus oficiales muertos de resul- "'Don Carlos al quererse apoderar de b corona (sean r u a - sus tres hijos, y a estos seguirán sus d e s c e n d i e n t e s , el cual 1 T e n e m o s á la vista la Gaceta de Lanr/uedoc que publica
tas de sus graves heridas.—Lo traslado á V. E. por si estima »les fueren sus buenas calidades como hombre privado), ha >n- está sostenido por la gran mayoría de la nación española. ¿Hasta la victoria obtenida por nuestras armas en Cataluña y que con-
oportuno elevarlo a S. M.—Dios guarde á V. E. muchos años. »traducido en España la guerra civil, sembrando el incendio, c u á n d o , pues , quieren que permanezca este derecho en cues- firman ya los periódicos revolucionarios. El ataque fue en
Cuartel general de Amurrio 27 de Agosto de 183(5.—Excmo. Sr. «el pillaje y la m u e r t e , llenando de espanto y horror á esta tión , con sostener á I s a b e l , el estatuto , y todos los desati- los alrededores de Igualada. El enemigo confiesa la pérdida
Bruno de Villarreal.—Exemo. Sr. Secretario de Estado y del «nación , de la que el mismo se ha titulado P a d r e . " nos imaginables? de 100 soldados , o oficiales, un comandante, 'M nacionales de
Despacho de la Guerra. A nombre de la justicia y de la verdad protestamos alta- Milord , es preciso mirar las cosas bajo su verdadero pun- Calaf, y lít de Igualada con 1S0 fusiles. El fuerte de este
mente contra esta acusación , que por lo demás es bien e x - t o de vista , el cual confunde todos los sofismas , asi como ha último pueblo aunque guarnecido por un batallón de naciona-
EJKRCTTO REAT.. — Exemo. Sr. — El brigadier D. P r u d e n - traña de parte de uno de los adictos á la revolución de 1688. confundido á la usurpación. Y si no , decidnos: ¿cual es el les y tropa de linea , ha sido sitiado con rigor por nuestras
cio Sopelana, Comandante general accidental de la segunda Don Carlos no ha introducido la guerra civil en España principio que queréis sostener? Si es el del derecho h e r e d i - armas.
división, con fecha de ayer desde Sarria me dice lo siguien- La guerra existia ya en Navarra antes que el Rey se presen- tario , no puede negársele á Carlos V ; si es el de 1688 ó el
t e — Exemo. Sr. — Apenas recibí el oficio de V. E . de 19 tase allí. Los navarros defendían á la vez sus derechos viola- de 18W , es decir b soberanía del pueblo , no puede tam- De Zaragoza con fecha del 11 dicen : " S e ha descubierto
del actual, previniéndome que en combinación con el c o - dos y los del trono legitimo, contra una escandalosa usurpa- poco disputársele sin ir contra la coincidencia de los hechos; una conspiración contra D. Evaristo San Miguel á quien han
mandante de armas de Orduña D. Pedro Callo, se dispusiese ción , al tiempo que Carlos V se presentó entre sus leales d e - porque donde quiera que se muestra su autoridad es al m o - querido asesinar. Entre los mismos liberales exaltados que j u -
el medio de apoderarse de una manada de bueyes que el e n e - fensores. mento reconocida. Tomadle por donde queráis : él es Rey por raron la constitución se han suscitado tres partidos diferentes.
migo tenia al otro lado del E b r o , según comunicación hecha Carlos V es el verdadero y legitimo sucesor de Felipe V, derecho de nacimiento , y es también Rey por el voto de la Los unos quieren á Mendizabal con el estatuto modificado:
a V. E. por dicho comandante, dispuse llamar a este y con- de Luis I , de Fernando VI , Carlos I I I , Carlos IV y F e r n a n - nación ; tendréis de consiguiente reunidas en él las dos cir- otros quieren la república con todas sus consecuencias, y
certamos en que el mismo pasase a enterarse del punto en que do A I I : sus derechos no son obra suya , él los recibió al mis- cunstancias de Rey de España y R e y de los españoles.... otros la constitución del 12 , que viene á ser lo mismo y es
se hallaba la b o y a d a , y de las dificultades que presentase mo tiempo que la existencia. Su antecesor violó la ley funda- Los solos culpables de esta guerra sacrilega , son los a m - la dominante entre los alborotadores. Cabrera con sus ulti-
el llevar a cabo la empresa para tratar de vencerlas : verifi- mental que trata de la sucesión á la c o r o n a , y Carlos \ Bfl biciosos que hicieron firmar á Fernando una pragmática, vio- mas escursiones ha recojido mas de 100 caballos y entre ellos
cado asi, dispuse que la compañía de cazadores del 1.° de cerca de 300 muy buenos. N o se duda que ya puede poner
se sometió á ella, porque no debió s o m e t e r s e ; y el reinado lando una ley fundamental del Estado ; y los cómplices, cuan-
Álava fuese la encargada de la operación ; y en efecto, el 23 en campaña 2000 caballos, sin contar las partidas sueltas desti-
de Isabel y el gobierno de Cristina son el fruto de una usur- tos han alimentado el incendio y le alimentan a u n , cuando
se puso en marcha con el referido comandante de armas y nadas á diferentes objetos. Los fusiles recojidos en 8 dias pasan
10 caballos del escuadrón de A izcaya, pasando a Cárcamo, pación bastaría una sola palabra para extinguirlo.
Todos los grandes jurisconsultos , los oráculos del derecho Y por último , ¿ qué es lo que estos pretenden ? ¡ Será p r e - de 1000, y se han trasportado á Cantavieja para habilitarlos y
pueblo situado d la izquierda del camino real de P u e n t e b r r á , armar los dos batallones de nueva creación. Según se vá p r o -
de donde aquella noche pasó éste, y fue a ocultarse el 2Í en público en Europa dicen con San Ambrosio: "Solo el HturpQ ciso que la república triunfe en Malaga , Cádiz , Zaragoza y
d"f es el aulor de la guerra civil: el Principe legitimo de- Madrid para que desde allí invada la Francia , arrojándose en clamando la constitución, van siendo separados de los cuer-
los montes de este lado del Ebro. Entre tanto el S.° bata- i pos muchos oficiales que se tenían por adictos al ministerio
llon de Álava , al cual destiné á protejer la operación, pasó • fiende sus derechos:" de consiguiente, la insurrección no esta seguida sobre la Europa como sobre su presa! Quítese el i n -
en el campo de Don Carlos: los autores d é l a guerra civil son menso contrapeso que forma el poder de Carlos V ; y Cristi- caído , y sustituyéndoles cabos y sargentos fanáticos y á quie-
a p r m o e t a r el 23 en Luna , situado a la derecha del valle
los que han querido establecer un derecho n u e v o , un princi- na será tarde ó temprano devorada por el monstruo de la r e - nes á fuerza d e promesas se ha comprometido á sostener la
de Cuartango , de donde con arreglo á mis órdenes, y des- j
pues que verificó su paso la citada compañía de cazadores ' pio insólito; que se han hecho constituyentes contra un órdeo volución. Cristina ha producido la república , asi como la usur- jarana.»
del t . ° , marchó aquel a ocupar el 2 í el mismo pueblo de Cár- establecido y consagrado por el tiempo, reconocido por la pación de Bonaparte produjo la constitución del año 12. Cuan-
c a m o , adelantando dos compañías á las inmediaciones del vado nación y saucionado por la Europa. do se viob un gran principio , no hay mas derechos que la De Navarra dicen , que ha durado ocho dias la bulla en
del E b r o , dispuestas a protejer la operación y guardar éste Mr; Mauguin ha confesado desde la tribuna el derecho q u e fuerza. Solo Cirios V es capaz de salvar hoy la España y la Pamplona con la jura de la constitución , oyéndose constan-
para U retirada. Bajo la vigilancia de estas , y siguiendo en asiste á Don Carlos para reconquistar su trono con la espada. Europa de la república. La guerra que con tanta gloria sos- temente los gritos de viva .Mina y muera Isabel segunda.
U n todo mis instrucciones la expresada compañía, atravesó i Mr. Mauguin es constitucional; pero es jurisconsulto : es el tiene es la cruzada santa del principio de orden contra la
el Ebro en el momento en que los peseteros que lo guarda- hombre del d e r e c h o , y ha juzgado la cuestión en el fondo, anarquía: y no hay gobierno mas estable ni que mas garan-
ban se habían retirado á c e n a r ; y quedando en este punto haciendo sus reservas en cuanto al modo. tías ofrezca, que el de un Rey tan amado de sus heroi- Como nuestras partidas interceptan en Aragón y Castilla
Carlos V se encuentra en la misma posición que el Prin- cos vasallos. todos los correos,- no hemos recibido periódicos de Madrid.
•fl-62)
curadores que le representen. Yaya la prueba. Los diputados

el gi
La tobera ,aeion. lisie
l'.sle es
en b constUta1 ton del 12, (art. soben:
oes.le luego en el ejercicio de su apetecida
e queda tic lado de la parte gobernada. Cuan-
SUPLEMENTO A LA GACETA OFICIAL
• til I- y (fot cual dimanan do», demás aclieu do las artes soberanas deliberan sobre la l e y , ni el pueblo
sus iiur. iisccueueias. 1 i que es eAnsuHado ;.i interrogado de manera alguna, ni él está, p r e -
lia puesto en combustión la mitad del orbe , y <[ue si no se locurador ¡ porque los mandatarios , que lle- DEL VIERNES a DE SETIEMBRE DE i83G.
ataja por los Soberanos el incendio . acabara por abrasar las van este, noml re no abogan por el pueblo ante el /¡efe. del
cuatro partes de la tierra : lié aquí el espantoso conjura in- Estado, smo que se, han revestido de la autoridad suprema,
ventado por los pseudo-filosofos del siglo 18 y repetido pol- cuyo ej. reieio por la constiticion 0 ;
, no tiene un contrapeso n i
los nuestros para aterrar, como ellos dicen, al genio de la tira- de parlo del R e y , reducid * ' i nulidad, ni de parte del pue-
nía. Sin embargo este ijran principio, dogma fundamental de blo que carece de, procuradores (pac le representen contra los
la constitución del M , es una palabrota vacia de sentido. .: / poder supremo.
hi riacip rana, lista proposición con- dicho que el lley queda reducido á la mas abso- MINISTERIO I M \ E I ! S \ I . yendo á la cabeza el valiente D. Feliciano Tarin, su e o -
tiene dos voces ii (pie corresponden dos i d e a s , tiaeion y So- luta nulidad , porque como demostraremos en otro n ú m e r o , mandante . que acababa de subir a la cúspide, le safio al e n -
beranía. Veamos la naturaleza de cada una de ella» , o sea lo que la constitución concede al Rey en un articulo, se fo Secretaria tit Estado y del Despacho de la Laura. cuentro con tal arrojo que mezclándose con él lo puso en
¡a respecto á que esta es la voz «lo que se valen los (pota en el siguiente y le deja en blanco Dado, por las cor- Parles ciábalos en esta Secretaria. dispersión, matando al gofo que lo mandaba y un teniente!
forjadores de la un examen lilosólico re- tes un d e c r e t o , aunque sea el mas injusto, siendo perseguidos por dicho batallón y desalojados de todas
r
sultara que la Nación no es ni esencial ni accidentalmente. nada puede replicarse ; el Rey alguacil tiene que hacerlo eje- EiEBcrro REAL.—Exorno. Sr.— Según digo á V. E. en las expresadas cumbres hasta el liento de Arroyabe, y cesando
soberana. Atiéndase al valor usual ó á la etimología de cutar , y el | b l o , bajo pena ile la vola, se ve obligado á
mi última comunicación , cuando a las sois ¡i<- la tarde de el fuego a las ocho de la noche. — El enemigo que ayer
la palabra soberana , es incontestable que significa supre- obedecer. ¿Quién se pone al lado del pueblo? Nadie. ayer regresando de I,osa daba vista a Amezaga, se bailaba salió orgulloso con grandes repuestos de viveros, propalando
ma ó superior. Por Nación española se entiende \" preguntamos ahora, ¿puede darse mi listpma de gobier- ya en iMiirgiua una col na compuesta do '.•anuí infantes y que marchaba a Bilbao, ha regresado hoy á sus cantone»
el art. 1." til. 1) el conjunto de los pueblos espal no mas torpemente combinado? ¿Puede imaginarse mayor i n - 300 caballos a l i ñ a n d o de Oraa . \ tomando posición con ríe la llanada, quedando frustrados sos intentos y batida en
o la totalidad de sus individuos, establecido con esta pre- consecuencia que. la de establecer en la constitución la sobe- los batallones 3." i\o Navarra, I." de C a s t i l l a , ! . 0 y .Y" de los punios en que lo he atacado—¡Nuestra pérdida se reduce
cisión el significado de las voces , allá va un silogismo en dos ranía nacional, y no dejar de partí: del pueblo quien r e p r é - Álava y el escuadrón del propio nombre en Altube, destaqué a 30 hombres inora do < onibalc : la de aquel consisto en vanos
palabras: el que esta sometido a la autoridad de otro d es in- senle sus intereses i convirtiéndose en legisiatlorcs t/ ¡jefes varias compañías de los mencionados 3 ° de Navaira y >'¡." m u e r t o s , y debe ser considerable el numero de los heridos
ferior , no es Soberano : la Nación española i> la totalidad de i s mismos pillos que salieron de su seno con el de Álava , que durante la noche la tuvieron en continua alar- según los que se veían retirar. iNo pudiendo menos de hacer
sus individuos bajo la égida de la constitución , queda some- ,iin ellos d i c e n , de ponerle, á cubierto de toda arbitra- ma. Al amanecer de hoy rompieron el fuego nuestras d e s - la mención mas honorífica do los batallones l.° y '.t.° d e
tida á la autoridad del congreso tu la Nación riedad , y de las demasías del poder.' ¿Del p o d e r , que sule* cubiertas en la inmediación del citado Amezaga , y al poco Ala\a, y del escuadrón de la misma provincia, habiéndose
no es (aunque lo diga el ,s',z>i/r> código) esencialmente soberana; ellos ejercen con el Coran en la mano 2 rato principió el enemigo su retirada hacia Vitoria , eu la conducido con decisión el \." de ella y el í¡.° de \ izcaya
porque no es esencialmente , y porque se le com- iiu el ud sistema puede decirse (pie ni aun hay leyes I Un- «nal so lo picó la retaguardia hasta Zaiíegui. En los llanos en el fuego que sostuvieron; y no dejándome nada que d e -
pele á obedecer En la tal constitución el Hoy queda redu- ios , á lo menos con aquel carácter de estabilidad que. d e dicho punto , separándose del camino real, se dividieron en sear les 40 caballos vizcaínos, la partida de mis ordenan-
cido á cero : pasado cierto tiempo y observadas ciertas forma- tan esencial; porque el congreso, cuya autoridad no t r e s secciones, que ejecutaron varios cambios sin pronunciar zas, el ¡i." ,!e Navarra, ."i." de Álava y 1.° de Castilla, ni
lidades irrisorias , tiene que sancionar lo que decretare la tiene limite», puede 0variarlas, trascurrido un tiempo determi- movimiento en largo rato. Los batallones 4." de Álava y los gefes y oficiales que me han acompañado, espero se
asamblea, a cuya autoridad le es preciso someterse (art. 141», nado (Art. 3 . " tit. I. )» de forma , que en el democrático sis- E> " de Vizcaya, que al mando del coronel 1) Camilo Moreno. sirva V. li. elevarlo á S. M. reservándome remitir la pro-
tit. X") c o n q u e no hay soberanía de parle del Monarca : solo tema «le la tan ponderada constitución, todo viene á reducir- destacó anoche el general D. .losé Antonio Geni desde osla puesta do premios para los que mas se han distinguido.—
existe aquella en una junta tumultuosa que trincha y corta a se á una reunión enorme de hombres vivos , agitados de mil linca . con arreglo á las instrucciones que le dejó, bajaban U n , -nardo á \ . E. muchos años. Cuartel general ele \ ílla-
sus anchuras , esclavizando al pueblo ó á la ¡Nación a quien diversos intereses, que no tienen otra regla que sus pasiones, tlesde Murua á Berricano en seguimiento del enemigo , á real de Álava 31 de Agosto de 1836, a las 10 de la noche.—•
se le alucina , otorgándole pomposamente una soberanía n o - sin que el Mouarca pueda contenerlos, y sin que el pueblo tiempo que este tomaba la misma dirección. Encontrándose liveino. Sr. •—Bruno de Viilarreal. — E x c m o . Sr. Secretario
minal , aérea , metafísica y abstracta , que no da ningún p o - tenga allí quien defienda sus intereses á no ser que lo baga de frente rompieron el fuego . que sostuvieron contra Iner- de Estado y del Despacho de la Guerra.
der , ninguna autoridad ; y resultando por último , que á pre- él mismo con las armas en la mano. Del espíritu de vértigo vas muy superiores protegidos por el escuadrón de Álava y
texto de restituir a la Nación los pretendidos derechos de su que caracteriza ordinariamente tales asambleas, de la diver- 40 caballos del de Vizcaya, regresando en seguida á este Comandancia general de Guipúzcoa.—Exorno. Sr •—A las
soberanía , despojan de ella al Monarca, y en realidad no se gencia «¡e interés personal en los miembros que la c o m p o n e n , p u e b l o , cuya orden di á los citados dos batallones en razón nueve de esta mañana se l.on dirigido seis compañías de p e -
la dan al pueblo sino a dos docenas de sobcranillos petulan- del espíritu de facción que los irrita , nace la incerlidumbre de que una parte de la columna tomaba la misma ruta. El seteros é ingleses al pueblo de Igueldo, dejando mayor fuer-
tes , que de dos en dos años elije una facción determinada, de sus decisiones , y sus leyes tan multiplicadas y muchas vo- resto de ella marcho á Acosla , y se emboscó en sus alre- za de reserva en el arenal de S Sebastian , las cuales han
y que se ingiere mañosamente en las juntas parroquiales e s - ces contradictorias. Casi siempre el congreso encierra dos o dedores. Siguiendo á la misma altura , descendían para apo- acometido á las avanzadas que tiene la compañía destacada
tablecidas por la constitución. Ni aun la nación es p r o - tres partidos acalorados y turbulentos, que postergando los ¡n- derarse de las inmediatas al molino de Ocaranza; pero an- o.i aquel p u n t o , obligándolas á replegarse hasta que ha lle-
piamente quien elije los que se llaman diputados : es sola- • públicos, luchan entre s i , aspirando únicamente á la ticipándome á ocuparlas, dispuse que una compañía del 1 " gado ol rosto de ella, trabándose un vivo fuego, y habiendo
m e n t e un puiisuo de hombres , ó agitados del espíritu de ambición de v e n c e r , á la venganza , al m a n d o , á los desti- de Álava fuese á reconocer el bosque del referido Acosla, sido apoyado por otra enviada en su ausilio, se ha c o n -
partido, ó arrastrados por la fuerza de los compromisos , del nos. Lúas veces la asamblea oprime al pueblo y le irrita , y y su luego bastó para que emprendiesen la retirada O batallo- seguido repeler al enemigo, causándole la pérdida de 2 m u e r -
soborno , de la amistad , ó de las conexiones, que acuden en otras el pueblo se alza furioso, cambia los representantes y les n e s que se hallaban en él . dirigiendo en su seguimiento tos y 10 heridos, consistiendo la nuestra en un herido d e
. n ú m e r o muy reducido respecto de la totalidad, á nombrar fuerza á condescender con sus caprichos. el resto de dicho c u e r p o , que los persiguió hasta los llanos alguna gravedad de la clase de t r o p a — A las diez de esta
cuatro gritadores de oficio , los cuales á pretexto de mirar El pueblo, jurando la republicana constitución del 12 ha. de Ciriano. Entonces observé que la primera fuerza segre- mañana se ha jurado la constitución en la caserna de Beobia,
por los intereses del país , se constituyen en gefes, y forman recobrado ios fueros de su libertad. No hay una alocución gada de la columna que bajó por la bermita de S. J u a n , solemnizando este acto con salvas de fusilería y artillería.—
una convención propiamente soberana , degenerando en d e s - donde no se haya dicho este disparate. El pueblo español ha. cruzando por Miñano mayor, subia á las cumbres de Erroba, Se han pasado á nuestras filas 2 soldados del regimiento
pótica , por efecto de la autoridad inmensa que se arroga. recobrado con la constitución los fueros de su libertad. Mucha y trasladándome á su frente por la inmediación de Lrbina , 2 « ligeros y uno del 12 de linea.—Han llegado al puerto d e
En la decantada constitución no puede, haber equilibrio habilidad es necesaria para recobrar lo que no se lia perdido. resolví atacarla apesar de estar las demás á dos tiros de dicha ciudad un vapor francés, y seis lanchas de Socoa
de poderes ni pueden tener cabida las reglas de la estática; Hemos demostrado alguna vez que en los tiempos de la ver- fusil. Solo el '.i." de Álava conducido por el bizarro coman- cargadas de víveres. No ha ocurrido otra novedad en esta
porque si un i ;un nuestros pedantes , investido dadora monarquía, el pueblo gozaba de una libertad racional, dante el coronel graduado D. Feliciano Elguea que cubría linea desde mi parte anterior.—Dios guarde á V. E- m u c h o s
de t poderes Soberanos , es ya demasiado fuerte para hermanada con el orden y con las leyes , de una libertad en. •»le punto , ha sido suficiente para anojarlos de las eleva- años. Hernani 31 de Agosto de 1830.—Excmo. Sr—Bartolomé
dar movimiento á un pueblo compuesto de trece millones el grado que le compete y nada m a s , salva alguna que otra e s - disimas posiciones que ocupaban: persiguiéndolos en las su- de Guibelalde.—E*cmo. Sr. Secretario de Estado y del D e s -
¿ quién podrá resistir á la presión de una gran asamblea que cepcion de que no es posible prescindir. cesivas vino á la carga un escuadrón ügero; pero el de Álava pacho de la Guerra.
tenga, si bien se analiza el hecho , h sus órdenes , ministros, Nunca el pueblo ha sido propiamente menos libre que con
generales , ejércitos , magistrados, distritos, tribunales , muni- •¡ilación del 12. Volvamos la vista á las épo-
cipalidades , poder ejecutivo y oficiales de todas especies, cas en que ha dominado aquella , y obfi que la uni-
todos interesados en percibir s i s emolumentos á expensas siem- ad de los españoles ni aun lia podido hablar antes de
pre del pueblo á quien se le contenta y entretiene con lla- hacer las leyes , ni al tiempo de hacerlas , ni después de h e -
marle á boca llena Soberano? A la autoridad enorme de las chas , ni esta representado por mas que se le diga ; pues que
cortes constituyentes, ¿ qué contrapeso opone la sabia cons- los diputados constituidos ya en gefes de la nación y en le-
titución ? ¿Será acaso un Monarca nominal , c u j a s atribuciones aos sin trabas ni contrapeso , no están ligados á la vo-
analizadas por el texto mismo de la constitución se reducen luntad de los pueblos por ninguna especie de mandato; ni está
á maldita la cosa , y que aun en el > : sus mezqui- .¡.lo , pues que un diputado legislador no le defenderá
nas facultades tiembla ante una autor; 1 I ios , que tiene de los abusos que él mismo hace del poder que se le confio;
en su mano bajo cualquier pretexto la destitución y la gui- ni hay equilibrio , pues que todo está de un lado v nada d e EN LA IMPRENTA REAL.
llotina? No hay fríe 1. r gesto: si la constitución otro ; el congreso es un soberano enorme , el Hoy insignifican-
llama al :. ¡rar en uno de núes- te, y el pueblo nulo : y si alguna voz resiste no es de una ma-
tros números que no bay tal idad bien" analizado sillo con la elocuencia de los puñales , destruyén-
el texto mismo de la constitución. dolo U.óvi , devorándolo todo , derramando torrentes de san-
Ademas. tonal se llama ¡'ático g i o , v manteniendo el Estado en perpetuas convulsiones,
y bien examinado no lo es , porque carece el • pro : | que son el patrimonio de semejantes gobiernos.

EN LA I M P R E N T A R E A L .
•fl-62)
curadores que le representen. Yaya la prueba. Los diputados

el gi
La tobera ,aeion. lisie
l'.sle es
en b constUta1 ton del 12, (art. soben:
oes.le luego en el ejercicio de su apetecida
e queda tic lado de la parte gobernada. Cuan-
SUPLEMENTO A LA GACETA OFICIAL
• til I- y (fot cual dimanan do», demás aclieu do las artes soberanas deliberan sobre la l e y , ni el pueblo
sus iiur. iisccueueias. 1 i que es eAnsuHado ;.i interrogado de manera alguna, ni él está, p r e -
lia puesto en combustión la mitad del orbe , y <[ue si no se locurador ¡ porque los mandatarios , que lle- DEL VIERNES a DE SETIEMBRE DE i83G.
ataja por los Soberanos el incendio . acabara por abrasar las van este, noml re no abogan por el pueblo ante el /¡efe. del
cuatro partes de la tierra : lié aquí el espantoso conjura in- Estado, smo que se, han revestido de la autoridad suprema,
ventado por los pseudo-filosofos del siglo 18 y repetido pol- cuyo ej. reieio por la constiticion 0 ;
, no tiene un contrapeso n i
los nuestros para aterrar, como ellos dicen, al genio de la tira- de parlo del R e y , reducid * ' i nulidad, ni de parte del pue-
nía. Sin embargo este ijran principio, dogma fundamental de blo que carece de, procuradores (pac le representen contra los
la constitución del M , es una palabrota vacia de sentido. .: / poder supremo.
hi riacip rana, lista proposición con- dicho que el lley queda reducido á la mas abso- MINISTERIO I M \ E I ! S \ I . yendo á la cabeza el valiente D. Feliciano Tarin, su e o -
tiene dos voces ii (pie corresponden dos i d e a s , tiaeion y So- luta nulidad , porque como demostraremos en otro n ú m e r o , mandante . que acababa de subir a la cúspide, le safio al e n -
beranía. Veamos la naturaleza de cada una de ella» , o sea lo que la constitución concede al Rey en un articulo, se fo Secretaria tit Estado y del Despacho de la Laura. cuentro con tal arrojo que mezclándose con él lo puso en
¡a respecto á que esta es la voz «lo que se valen los (pota en el siguiente y le deja en blanco Dado, por las cor- Parles ciábalos en esta Secretaria. dispersión, matando al gofo que lo mandaba y un teniente!
forjadores de la un examen lilosólico re- tes un d e c r e t o , aunque sea el mas injusto, siendo perseguidos por dicho batallón y desalojados de todas
r
sultara que la Nación no es ni esencial ni accidentalmente. nada puede replicarse ; el Rey alguacil tiene que hacerlo eje- EiEBcrro REAL.—Exorno. Sr.— Según digo á V. E. en las expresadas cumbres hasta el liento de Arroyabe, y cesando
soberana. Atiéndase al valor usual ó á la etimología de cutar , y el | b l o , bajo pena ile la vola, se ve obligado á
mi última comunicación , cuando a las sois ¡i<- la tarde de el fuego a las ocho de la noche. — El enemigo que ayer
la palabra soberana , es incontestable que significa supre- obedecer. ¿Quién se pone al lado del pueblo? Nadie. ayer regresando de I,osa daba vista a Amezaga, se bailaba salió orgulloso con grandes repuestos de viveros, propalando
ma ó superior. Por Nación española se entiende \" preguntamos ahora, ¿puede darse mi listpma de gobier- ya en iMiirgiua una col na compuesta do '.•anuí infantes y que marchaba a Bilbao, ha regresado hoy á sus cantone»
el art. 1." til. 1) el conjunto de los pueblos espal no mas torpemente combinado? ¿Puede imaginarse mayor i n - 300 caballos a l i ñ a n d o de Oraa . \ tomando posición con ríe la llanada, quedando frustrados sos intentos y batida en
o la totalidad de sus individuos, establecido con esta pre- consecuencia que. la de establecer en la constitución la sobe- los batallones 3." i\o Navarra, I." de C a s t i l l a , ! . 0 y .Y" de los punios en que lo he atacado—¡Nuestra pérdida se reduce
cisión el significado de las voces , allá va un silogismo en dos ranía nacional, y no dejar de partí: del pueblo quien r e p r é - Álava y el escuadrón del propio nombre en Altube, destaqué a 30 hombres inora do < onibalc : la de aquel consisto en vanos
palabras: el que esta sometido a la autoridad de otro d es in- senle sus intereses i convirtiéndose en legisiatlorcs t/ ¡jefes varias compañías de los mencionados 3 ° de Navaira y >'¡." m u e r t o s , y debe ser considerable el numero de los heridos
ferior , no es Soberano : la Nación española i> la totalidad de i s mismos pillos que salieron de su seno con el de Álava , que durante la noche la tuvieron en continua alar- según los que se veían retirar. iNo pudiendo menos de hacer
sus individuos bajo la égida de la constitución , queda some- ,iin ellos d i c e n , de ponerle, á cubierto de toda arbitra- ma. Al amanecer de hoy rompieron el fuego nuestras d e s - la mención mas honorífica do los batallones l.° y '.t.° d e
tida á la autoridad del congreso tu la Nación riedad , y de las demasías del poder.' ¿Del p o d e r , que sule* cubiertas en la inmediación del citado Amezaga , y al poco Ala\a, y del escuadrón de la misma provincia, habiéndose
no es (aunque lo diga el ,s',z>i/r> código) esencialmente soberana; ellos ejercen con el Coran en la mano 2 rato principió el enemigo su retirada hacia Vitoria , eu la conducido con decisión el \." de ella y el í¡.° de \ izcaya
porque no es esencialmente , y porque se le com- iiu el ud sistema puede decirse (pie ni aun hay leyes I Un- «nal so lo picó la retaguardia hasta Zaiíegui. En los llanos en el fuego que sostuvieron; y no dejándome nada que d e -
pele á obedecer En la tal constitución el Hoy queda redu- ios , á lo menos con aquel carácter de estabilidad que. d e dicho punto , separándose del camino real, se dividieron en sear les 40 caballos vizcaínos, la partida de mis ordenan-
cido á cero : pasado cierto tiempo y observadas ciertas forma- tan esencial; porque el congreso, cuya autoridad no t r e s secciones, que ejecutaron varios cambios sin pronunciar zas, el ¡i." ,!e Navarra, ."i." de Álava y 1.° de Castilla, ni
lidades irrisorias , tiene que sancionar lo que decretare la tiene limite», puede 0variarlas, trascurrido un tiempo determi- movimiento en largo rato. Los batallones 4." de Álava y los gefes y oficiales que me han acompañado, espero se
asamblea, a cuya autoridad le es preciso someterse (art. 141», nado (Art. 3 . " tit. I. )» de forma , que en el democrático sis- E> " de Vizcaya, que al mando del coronel 1) Camilo Moreno. sirva V. li. elevarlo á S. M. reservándome remitir la pro-
tit. X") c o n q u e no hay soberanía de parle del Monarca : solo tema «le la tan ponderada constitución, todo viene á reducir- destacó anoche el general D. .losé Antonio Geni desde osla puesta do premios para los que mas se han distinguido.—
existe aquella en una junta tumultuosa que trincha y corta a se á una reunión enorme de hombres vivos , agitados de mil linca . con arreglo á las instrucciones que le dejó, bajaban U n , -nardo á \ . E. muchos años. Cuartel general ele \ ílla-
sus anchuras , esclavizando al pueblo ó á la ¡Nación a quien diversos intereses, que no tienen otra regla que sus pasiones, tlesde Murua á Berricano en seguimiento del enemigo , á real de Álava 31 de Agosto de 1836, a las 10 de la noche.—•
se le alucina , otorgándole pomposamente una soberanía n o - sin que el Mouarca pueda contenerlos, y sin que el pueblo tiempo que este tomaba la misma dirección. Encontrándose liveino. Sr. •—Bruno de Viilarreal. — E x c m o . Sr. Secretario
minal , aérea , metafísica y abstracta , que no da ningún p o - tenga allí quien defienda sus intereses á no ser que lo baga de frente rompieron el fuego . que sostuvieron contra Iner- de Estado y del Despacho de la Guerra.
der , ninguna autoridad ; y resultando por último , que á pre- él mismo con las armas en la mano. Del espíritu de vértigo vas muy superiores protegidos por el escuadrón de Álava y
texto de restituir a la Nación los pretendidos derechos de su que caracteriza ordinariamente tales asambleas, de la diver- 40 caballos del de Vizcaya, regresando en seguida á este Comandancia general de Guipúzcoa.—Exorno. Sr •—A las
soberanía , despojan de ella al Monarca, y en realidad no se gencia «¡e interés personal en los miembros que la c o m p o n e n , p u e b l o , cuya orden di á los citados dos batallones en razón nueve de esta mañana se l.on dirigido seis compañías de p e -
la dan al pueblo sino a dos docenas de sobcranillos petulan- del espíritu de facción que los irrita , nace la incerlidumbre de que una parte de la columna tomaba la misma ruta. El seteros é ingleses al pueblo de Igueldo, dejando mayor fuer-
tes , que de dos en dos años elije una facción determinada, de sus decisiones , y sus leyes tan multiplicadas y muchas vo- resto de ella marcho á Acosla , y se emboscó en sus alre- za de reserva en el arenal de S Sebastian , las cuales han
y que se ingiere mañosamente en las juntas parroquiales e s - ces contradictorias. Casi siempre el congreso encierra dos o dedores. Siguiendo á la misma altura , descendían para apo- acometido á las avanzadas que tiene la compañía destacada
tablecidas por la constitución. Ni aun la nación es p r o - tres partidos acalorados y turbulentos, que postergando los ¡n- derarse de las inmediatas al molino de Ocaranza; pero an- o.i aquel p u n t o , obligándolas á replegarse hasta que ha lle-
piamente quien elije los que se llaman diputados : es sola- • públicos, luchan entre s i , aspirando únicamente á la ticipándome á ocuparlas, dispuse que una compañía del 1 " gado ol rosto de ella, trabándose un vivo fuego, y habiendo
m e n t e un puiisuo de hombres , ó agitados del espíritu de ambición de v e n c e r , á la venganza , al m a n d o , á los desti- de Álava fuese á reconocer el bosque del referido Acosla, sido apoyado por otra enviada en su ausilio, se ha c o n -
partido, ó arrastrados por la fuerza de los compromisos , del nos. Lúas veces la asamblea oprime al pueblo y le irrita , y y su luego bastó para que emprendiesen la retirada O batallo- seguido repeler al enemigo, causándole la pérdida de 2 m u e r -
soborno , de la amistad , ó de las conexiones, que acuden en otras el pueblo se alza furioso, cambia los representantes y les n e s que se hallaban en él . dirigiendo en su seguimiento tos y 10 heridos, consistiendo la nuestra en un herido d e
. n ú m e r o muy reducido respecto de la totalidad, á nombrar fuerza á condescender con sus caprichos. el resto de dicho c u e r p o , que los persiguió hasta los llanos alguna gravedad de la clase de t r o p a — A las diez de esta
cuatro gritadores de oficio , los cuales á pretexto de mirar El pueblo, jurando la republicana constitución del 12 ha. de Ciriano. Entonces observé que la primera fuerza segre- mañana se ha jurado la constitución en la caserna de Beobia,
por los intereses del país , se constituyen en gefes, y forman recobrado ios fueros de su libertad. No hay una alocución gada de la columna que bajó por la bermita de S. J u a n , solemnizando este acto con salvas de fusilería y artillería.—
una convención propiamente soberana , degenerando en d e s - donde no se haya dicho este disparate. El pueblo español ha. cruzando por Miñano mayor, subia á las cumbres de Erroba, Se han pasado á nuestras filas 2 soldados del regimiento
pótica , por efecto de la autoridad inmensa que se arroga. recobrado con la constitución los fueros de su libertad. Mucha y trasladándome á su frente por la inmediación de Lrbina , 2 « ligeros y uno del 12 de linea.—Han llegado al puerto d e
En la decantada constitución no puede, haber equilibrio habilidad es necesaria para recobrar lo que no se lia perdido. resolví atacarla apesar de estar las demás á dos tiros de dicha ciudad un vapor francés, y seis lanchas de Socoa
de poderes ni pueden tener cabida las reglas de la estática; Hemos demostrado alguna vez que en los tiempos de la ver- fusil. Solo el '.i." de Álava conducido por el bizarro coman- cargadas de víveres. No ha ocurrido otra novedad en esta
porque si un i ;un nuestros pedantes , investido dadora monarquía, el pueblo gozaba de una libertad racional, dante el coronel graduado D. Feliciano Elguea que cubría linea desde mi parte anterior.—Dios guarde á V. E- m u c h o s
de t poderes Soberanos , es ya demasiado fuerte para hermanada con el orden y con las leyes , de una libertad en. •»le punto , ha sido suficiente para anojarlos de las eleva- años. Hernani 31 de Agosto de 1830.—Excmo. Sr—Bartolomé
dar movimiento á un pueblo compuesto de trece millones el grado que le compete y nada m a s , salva alguna que otra e s - disimas posiciones que ocupaban: persiguiéndolos en las su- de Guibelalde.—E*cmo. Sr. Secretario de Estado y del D e s -
¿ quién podrá resistir á la presión de una gran asamblea que cepcion de que no es posible prescindir. cesivas vino á la carga un escuadrón ügero; pero el de Álava pacho de la Guerra.
tenga, si bien se analiza el hecho , h sus órdenes , ministros, Nunca el pueblo ha sido propiamente menos libre que con
generales , ejércitos , magistrados, distritos, tribunales , muni- •¡ilación del 12. Volvamos la vista á las épo-
cipalidades , poder ejecutivo y oficiales de todas especies, cas en que ha dominado aquella , y obfi que la uni-
todos interesados en percibir s i s emolumentos á expensas siem- ad de los españoles ni aun lia podido hablar antes de
pre del pueblo á quien se le contenta y entretiene con lla- hacer las leyes , ni al tiempo de hacerlas , ni después de h e -
marle á boca llena Soberano? A la autoridad enorme de las chas , ni esta representado por mas que se le diga ; pues que
cortes constituyentes, ¿ qué contrapeso opone la sabia cons- los diputados constituidos ya en gefes de la nación y en le-
titución ? ¿Será acaso un Monarca nominal , c u j a s atribuciones aos sin trabas ni contrapeso , no están ligados á la vo-
analizadas por el texto mismo de la constitución se reducen luntad de los pueblos por ninguna especie de mandato; ni está
á maldita la cosa , y que aun en el > : sus mezqui- .¡.lo , pues que un diputado legislador no le defenderá
nas facultades tiembla ante una autor; 1 I ios , que tiene de los abusos que él mismo hace del poder que se le confio;
en su mano bajo cualquier pretexto la destitución y la gui- ni hay equilibrio , pues que todo está de un lado v nada d e EN LA IMPRENTA REAL.
llotina? No hay fríe 1. r gesto: si la constitución otro ; el congreso es un soberano enorme , el Hoy insignifican-
llama al :. ¡rar en uno de núes- te, y el pueblo nulo : y si alguna voz resiste no es de una ma-
tros números que no bay tal idad bien" analizado sillo con la elocuencia de los puñales , destruyén-
el texto mismo de la constitución. dolo U.óvi , devorándolo todo , derramando torrentes de san-
Ademas. tonal se llama ¡'ático g i o , v manteniendo el Estado en perpetuas convulsiones,
y bien examinado no lo es , porque carece el • pro : | que son el patrimonio de semejantes gobiernos.

EN LA I M P R E N T A R E A L .
ISilMOlitS:
15id» Cielo que en su piedad jamas olvida á esta Nación singular, q u e tan "visiblemente proteje u n a Causa q u e e s la suya, y qne,
si cual padre amoroso se h a servido enviar á nuestras culpas el terrible azote q u e nos aflije , p o r u n a Providencia la mas especial
nos h a asistido con u n prodigio repetido cada dia , y burlando la prudencia humana se ha reservado á si solo la gloria del triunfo
de vuestra* armas ; el Cáelo ha encargado á la revolución de hacerse justicia á sí misma ; la presenta á la faz del mundo desnuda
c o n todos sus h o r r o r e s , y por último desengaño, y para eterna lección de los pueblos hace q u e la usurpación se vea también
u s u r p a d a , y perezca víctima del mismo principio á q u e debió su existencia. S i , Españoles: lloro con vosotros los niales de nues-
tra patria ; pero con vosotros adoro los altos designios de la Omnipotencia. Los últimos acontecimientos en varias de las p r o -
vincias tiranizadas, de la Granja y de Madrid, los q u e en este mismo momento tal vez se suceden, no permiten guardar silen-
cio á vuestro BEY q u e debe dirijiros en tal conflicto palabras de esperanza y de consuelo.
ESPAMHTÍS : el mundo ve realizadas las previsiones de vuestra lealtad, justificada vuestra c a u s a , vengada aun por nuestros mis-
mos enemigos. No era , n o , simple cuestión de sucesión á la Corona la q u e se ventilaba en España ; la revolución lo ha dicho,
y Mis derechos no pudieran de buena fe ponerse en d u d a : era s í , la causa del orden Europeo contra la anarquía que amenaza
la disolución de las sociedades, sea cual fuere la forma de sus gobiernos. En vano procuró buscar disfrazes que ocultasen en su
nacimento su triste aspecto : en vano se esforzó á cohonestar la usurpación su instrumento con apariencias de legalidad , cou
engañosas declaraciones, con mentidas p r o m e s a s , con falsas seguridades, con proyectos y utopias que pudiesen alucinar y excitar
simpatías, de los que impulsados p o r otros intereses desconociesen sus verdaderas miras y la energía de vuestro carácter, de vues-
tras tradiciones y vuestras costumbres. La maldad n o podía ser por largo tiempo fiel á sí misma: es demasiado incompatible la
revolución con el o r d e n , para q u e ni a u n en su propio interés pueda sufrirlo Vedla pues hoy no satisfecha su sed de sangre
con la de tantos miles de fieles Españoles q u e ha sacrificado á su furor desde las cárceles a los cadalsos, en los campos como
en las p l a z a s , en el santuario m i s m o , impune bajo la salvaguardia de autoridades, sin fuerza para reprimirla como sin valor para
confesarse sus cómplices, después q u e bolló Jo mas sagrado, q u e desorganizó todos los ramos de la administración pública,
q u e arruinó el c r é d i t o , q u e agotó los recursos hasta en sus fuentes , q u e ensayó sistemas sobre sistemas, dislates sobre dislates,
vedla cubierta de crímenes devorar sus propios hijos con la atrocidad mas inaudita, precipitarse e a un abismo de sangre y horro-
r e s , exceder á los pueblos menos cultos, en ferocidad y en barbarie, v despedazando la obra de sus manos, prepararse si fuese
posible á exterminar la Nación entera, y á exteuder su influjo destructor á todo el mundo. Y esto cuando la necesidad debía si-
quiera suspender las pretensiones rivales de las sociedades secretas, que bajo distintos símbolos y banderas se disputan el mando,
tínico secreto de sus divergencias, llámese como se quiera el sistema ; y en los momentos en que la actitud imponente de Mi Ejér-
cito debia producir la uuion entre enemigos comunes ¡Tan cierto es q u e solo en la legitimidad se encuentra el orden, la vida
de las sociedades ; y q u e el trastorno de las instituciones, de los principios eternos, de la Religión , la moral y la justicia que
Son su b a s e , lleva al vértigo y hace víctimas á los mismos q u e osan intentarlo!
Pero Dios no ha abandonado en tal crisis á la católica España, y todo presagia la próxima aparición del iris de p a z , por tér-
mino de tan desecha tormenta. IA inmensa mayoría de la Nación ha sido fiel á sus principios: vuestra lealtad característica como
vuestro heroísmo forman hoy la admiración de E u r o p a ; y el Señor recompensa vuestra decisión y vuestro zelo. La historia no
ofrece ejemplo de causa mas nacional ni mas j u s t a , de tantos sacrificios premiados por el Cielo con mas sucesos. Volved la vista
A i834 en q u e pérfidamente apoderada la revolución del T r o n o , preparados p o r largo tiempo sus medios de triunfo, sofocada la
lealtad d é l o s pueblos en rios de s a n g r e , y alejado Yo de Mis amados vasallos ó dividiendo sus fatigas, desaparecía toda esperanza,
aislados los pocos Batallones organizados á las cumbres de un país de fidelidad , próximos en los cálculos humanos al exterminio.
Contad los recursos d e q u e la usurpación dispuso, las legiones recluladas para colmo de su oprobio entre proscritos y aventu-
reros de todas las naciones, las fuerzas efectivas y d e opinión q u e logró en su a p o y o , mientras se ha creído por un error i n -
concebible en la posibilidad de q u e se consolidase, d e q u e ofreciese al fin garantías de estabilidad y de orden, de q u e fuesen sus-
ceptibles de dirección y medios términos las pasiones d e españoles u n a vez desencadenadas. Ved hoy los resultados ; ved á mi Ejér-
cito ; ved la suerte de los habitantes de estas Provincias al cabo d e tres años de u n a guerra asoladora; ved el reposo y seguridad
de esos pueblos, q u e á poca distancia del enemigo se dedican tranquilos á sus l a b o r e s , viven cual en una paz impertubable , y
en donde ni se cometen los delitos ordinarios mas frecuentes en todas las sociedades, ni el calor de las pasiones agitadas, ni la
continua escitacion por u n enemigo implacable á sangrientas represalias, producen u n solo exceso. Cotejad tal estado con el de la
usurpación ; obsérvese imparcialmente , y juzgue la Europa.
S í , Españoles : vuestra decisión n o puede estar mas pronunciada : todas las Provincias , los pueblos todos con muy rara cscep-
cíon han manifestado de un modo inequívoco su fidelidad, y aunque esclavizados por el yugo de hierro del despotismo revolucio-
nario , en todas partes habéis hecho resonar acentos de lealtad , contestando denodadamente á las bárbaras ejecuciones de vuestros
tiranos , con exponer impávidos á la muerte vuestras p e r s o n a s , vuestras familias á todo el furor del vandalismo de la revolución.
Veo vuestros sacrificios : conozco la lamentable suerte de millones de Españoles q u e gimen inermes, horrorizados de tanta y tanta
atrocidad : compadezco vuestros infortunios : Mi paternal corazón no puede soportar la idea de tantos males. En medio de ellos,
en tan espantosa crisis sea Mi voz de algún consuelo. Os lo repito : el dia de vuestra libertad se aproxima : confiad en el Señor
q u e se ha dignado conceder á España u n a ancora de esperanza, una tabla de salvación en la horrible tempestad que amagaba se-
pultarla en sus ruinas. Implorad el auxilio del Cielo : redoblad vuestros esfuerzos, si de mas es posible vuestra lealtad sin límites,
como Yo redoblaré los M í o s , y veréis renacer la paz y el o r d e n , convertido u n germen de perturbación universal en una nueva
garantía del reposo de toda Europa.
Conocéis á fondo Mis principios y sabéis Mis sentimientos: vuestros deseos son los Míos, Mis intereses los vuestros. Un rei-
n a d o paternal cicatrizará las llagas de medio siglo de errores y de desastres: sentado en el Trono de S. Fernando tendréis u n
Padre común q u e enjugue vuestras lágrimas, que recompense vuestros sacrificios, q u e solo aspire á labrar la felicidad ele pueblo*
tan dignos, y de c u \ a paz y ventura he de dar estrecha cuenta al Dispensador de los Solios. La Divina Religión de nuestros mayo-
r e s , nuestras venerables y sabias leyes fundamentales, costumbres españolas, la administración de justicia con los intereses mora-
les todos de la sociedad , u n a rigurosa economía y tantos elementos como a u n restan para vuestro bienestar material , resta-
blecerán en pocos años la gloria y lustre de esta gran Nación , tan agena de querer dictar la ley á otras , como de someterse á
recibirla. Mi corazón se conmueve á la dulce esperanza de q u e ningún Español q u e conserve restos de probidad y de honor so
asociará ya á u n sistema d e horrores, y de ignominia ; y de que , terminada en breve la anarquía , en el seno de la paz, rodea-
do de Mis queridos vasallos cual padre de tiernos hijos , tributaremos reconocidos acciones de gracias al Todo-Poderoso, é im-
ploraremos las bendiciones q u e el Cielo e n s u bondad nos prepara.

70 EL REY.