Está en la página 1de 9

Riquettsiosis en

Mexicali
Informática Médica

Gema Ixchel del Rosario Samano García


Karla Alejandra Ochoa Wong
Alan Adolfo Torres Ojeda
Mauricio Negrete Carrillo

Universidad Autónoma de Baja California, Facultad de Medicina


07/05/2010
[RIQUETTSIOSIS EN MEXICALI] May 7, 2010

Table of Contents
Riquettsiosis en Mexicali............................................................................................................................. 2

Introducción............................................................................................................................................ 2

Riquettsiosis en Mexicali ......................................................................................................................... 3

Antecedentes de la Rickettsia ............................................................................................................. 3

En México ........................................................................................................................................... 4

Diagnóstico ......................................................................................................................................... 7

Tratamiento ........................................................................................................................................ 7

Conclusiones ........................................................................................................................................... 8

Referencias Bibliográficas ....................................................................................................................... 9

Riquettsiosis en Mexicali
Introducción
La aparición de un brote de Riquettsiosis en Mexicali en los años 2008 y 2009 puso de
manifiesto la necesidad de seguir de cerca y con gran atención el desarrollo de esta enfermedad. La
aparición de 267 casos comprobados de la enfermedad llamada fiebre manchada de las montañas
rocallosas en una colonia de la misma ciudad, obliga a mantener mayor vigilancia epidemiológica dentro
del municipio de Mexicali y su valle. En un principio se reportaron nueve fallecimientos causados por
dicha enfermedad. El estudio epidemiológico realizado por las autoridades de ISESALUD en el estado
de Baja California da a conocer que existen condiciones de bajos recursos en el lugar del brote. La
escasez de servicios de sanidad pública encontrados, así como los problemas que van ligados a la falta
de planificación urbanística de la ciudad predispone al surgimiento de diferentes patologías.

En este estudio realizado se hace una descripción que estudia las variables recopiladas por
ISESALUD y además las relaciona de manera tal que podamos en un futuro crear o diseñar nuevas
investigaciones que nos permitan encontrar la relación entre la causa y efecto de la aparición de este
brote, ya que se consideraba que la fiebre manchada no podría presentarse en esta zona geográfica.
Sin embargo la triada ecológica (hospedero-agente-medioambiente) sufrió un rompimiento en su
equilibrio originando los condicionantes propicios para el inicio de un brote.

Universidad Autónoma de Baja California, Facultad de Medicina | Riquettsiosis en Mexicali 2


[RIQUETTSIOSIS EN MEXICALI] May 7, 2010

Riquettsiosis en Mexicali

Antecedentes de la Rickettsia
En 1906 Howard Taylor Ricketts (1871 – 1910) estudió una enfermedad que se manifestaba con cierta
frecuencia en la zona noroeste de los Estados Unidos, la fiebre maculosa o manchada de la montañas
Rocosas, el logró reproducir
experimentalmente la enfermedad
en monos y cobayos y demostrar su
transmisión por la picadura de la
garrapata del Pacífico o
Dermacentor occidentalis. También
probó la inmunidad que adquiría el
animal después de un ataque y que
la infección en artrópodos se
transmitía trans-ováricamente a su
progenie.

Figure 1 Células de cultivo celular


infectadas de Rickettsia

Las enfermedades causadas por Rickettsias son zoonosis (enfermedad transmitida de animales
vertebrados a seres humanos) que afectan en la naturaleza a mamíferos e insectos vectores. Los seres
humanos son hospederos fortuitos y no contribuyen a la propagación de la bacteria, a excepción del tifus
epidémico trasmitido por piojos, en el que el hombre es el reservorio principal y el piojo el vector de la
infección a otros seres humanos. Pulgas, piojos, garrapatas, ácaros son los vehículos que a nosotros,
habitantes del "primer mundo", parecen quedarnos muy alejados. Enfermedades tradicionalmente
asociadas a pobreza, hacinamiento, malas condiciones higiénicas, guerras, pero que no han sido
erradicadas todavía en ningún lugar del mundo y de las que existen focos endémicos y epidémicos a lo
largo de todo el globo. La incidencia parece en algunos casos estar aumentando, como es el caso de las
fiebres manchadas por Rickettsias durante las décadas de los 70 y 80s parecen estar relacionados con
aumento del vector (la garrapata del perro) y mayor acercamiento del hombre al mismo. Se ha
especulado con la influencia del cambio climático (aumento de la temperatura, disminución de la
pluviosidad), actividades humanas que alteran la vegetación y la fauna, utilización de insecticidas y
aumento del número de perros.

Las rickettsiosis siguen constituyendo, pues, un problema sanitario de gran impacto y han causado
millones de muertos. En nuestro medio, es fundamental para el diagnóstico considerar el contexto
epidemiológico: zona geográfica, viajes a zonas endémicas, contacto con animales reservorio,
antecedentes de campamentos y medio profesional.

Hablando de las rickettsias, estas son bacterias pequeñas, cocobacilos pleomorfos, parásitos
intracelulares estrictos, muy sensibles y raramente sobreviven fuera del huésped (reservorio o vector),
son inoculadas al huésped directamente a través de una mordedura indolora en la piel producida por el

Universidad Autónoma de Baja California, Facultad de Medicina | Riquettsiosis en Mexicali 3


[RIQUETTSIOSIS EN MEXICALI] May 7, 2010

vector, por contaminación de la picadura con las heces del insecto o bien por inoculación de las mucosas
con las heces contaminadas del mismo.

La incidencia de las infecciones por rickettsias aumenta en los meses de la primavera y verano,
reproduciendo simétricamente el ciclo de vida del vector. Las manifestaciones clínicas, tras un período
de incubación que dura una media de 7 días, incluyen la tríada fiebre, cefalea y exantema, aunque en
ocasiones son asintomáticas.

El mecanismo patogénico del microorganismo es la vasculitis causada por la proliferación de las


rickettsias en el endotelio de pequeñas arterias, venas y capilares, originando aumento de la
permeabilidad vascular, hemorragias petequiales, formación de microtrombos, acúmulo de
mononucleares y, ocasionalmente, obstrucción vascular y microinfartos. Las lesiones vasculíticas
pueden afectar a casi todos los órganos: piel, pulmón, hígado, riñón, miocardio, músculo, meninges y
encéfalo.

La confirmación del diagnóstico de una enfermedad por rickettsias requiere estudios serológicos ya que
cultivar la bacteria sólo es posible en laboratorios especializados y además se precisan cultivos
celulares. La clásica reacción de Weil-Felix (basada en la capacidad del suero del paciente infectado por
rickettsias para aglutinar ciertas cepas de Proteus vulgaris ) es poco sensible y específica y siempre
deberá seguirse de pruebas confirmatorias (fijación del complemento, hemaglutinación indirecta,
inmunofluorescencia directa e indirecta y otras).

El tratamiento se debe iniciar inmediatamente con antibióticos al detectar casos sospechosos, ya que el
retraso en el tratamiento se considera un factor predictivo de enfermedad grave y alta mortalidad. La
duración del tratamiento es de 5 a 10 días con doxiciclina y se toma como parámetro 3 días después de
desaparecer los síntomas.

En México
En México durante las décadas de 1930 a 1950, fueron reportados casos de fiebre manchada de las
montañas rocosas en Colima, Durango, San Luís Potosí, Sinaloa y Sonora, el vector identificado fue
Rhipicephalus sanguineus (Bustamante, 1943 y 1947). Adicionalmente se aislaron Rickettsias de
Amblyomma cajennense en Veracruz.

Durante 1965, el programa nacional de erradicación del tifo se basaba principalmente en educación para
la salud e intensificación de la vigilancia epidemiológica, en las áreas rurales o suburbanas, frías o
templadas y montañosas con altitudes mayores a 1,500 msnm como México, Oaxaca, Chiapas,
Guerrero, Michoacán, Nuevo León, Hidalgo, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tlaxcala y Veracruz. De
1983 a 1993 sólo se habían registrado brotes de Rickettsia prowasekii en el Estado de México y
Chiapas. En 1982, el índice de parasitación por piojo llegó al 100% en algunas regiones que obligaron
tomar medidas preventivas. En 1983, los estados de México y Chiapas se vieron afectados por un brote,
en 1993 se reportaron casos en Jalisco y Yucatán clínicamente compatibles a fiebre de dengue, pero no
desarrollaron anticuerpos contra el virus de dengue, el resultado fue que el 40% de los casos fueron
serológicamente positivos a Rickettsiosis (Zavala, 1996). En este estudio se demostró la presencia de
anticuerpos antirickettsias en población humana con una seroprevalencia aproximadamente del 5%. En
el Estado de México, se han presentado casos de tifo, desde 1957,1967, 1982 y 1983.

Universidad Autónoma de Baja California, Facultad de Medicina | Riquettsiosis en Mexicali 4


[RIQUETTSIOSIS EN MEXICALI] May 7, 2010

Figure 2 Epidemiología de
las infecciones por
Rickettsia

En la región norte del


país es muy poca la
información que existe
sobre la epidemiologia de
la fiebre manchada de las
montañas rocosas y la
literatura solo demuestra
estudios en el área sur de
los estados unidos con
cercanías a las fronteras
de México con
características similares
en clima y ecología. Un
estudio reciente en el
estado de Arizona en Estados Unidos confirmo la presencia de fiebre manchada de las montañas
rocosas, por su proximidad con Baja California y las características ambientales es muy probable la
similitud en la epidemiologia regional de la fiebre manchada de las montañas rocosas.

En el año 2008 apareció un brote de una enfermedad que alerto a la población de Mexicali Baja
california, al inicio sin saber el causante de la enfermedad, la cual fue satanizada y criticada por medios
de comunicación y hasta la población misma, se dieron casos de fallecimientos en áreas cercanas, por lo
que las personas empezaron a abandonar el área donde se presentaron casos de esta rara enfermedad.

El área de afectación se conoce como los Santorales, que es una región del área suburbana del
municipio de Mexicali formada por las colonias con nombre de santos como ejemplo, santa Isabel, san
Jacinto, santo niño, en un número aproximado de 20 colonias. Por sus características de suelo, mantos
de aguas negras, bajo estrato socio económico y características culturales de la población se
encuentran datos importantes para la descripción de la problemática de esa región.

Mexicali se encuentra en el estado de Baja California; el cual se forma con 5 municipios, representa
cerca del 18% de la superficie del estado y 0.7% del país. Colinda al norte y al este con Estados Unidos
de América, al este con Sonora y Golfo de California; al sur con Ensenada; al oeste con los municipios
de Ensenada y Tecate y con Estados Unidos de América.

Se detectan tres zonas geográficas dentro del municipio, las cuales son valle, costa y urbana, en esta
última es donde se encuentra el área de los Santorales. Santa Isabel, fue la primera colonia de los
santorales fundada en 1952, por donación de terrenos de cultivo para las familias que vivían en las orillas
de los canales en precarias condiciones. La región conocida como los santorales se ubica, a menos de

Universidad Autónoma de Baja California, Facultad de Medicina | Riquettsiosis en Mexicali 5


[RIQUETTSIOSIS EN MEXICALI] May 7, 2010

10 kilómetros al oeste de la zona urbana de la ciudad. Colinda el oeste con el cerro El Centinela, al este
con la ciudad de Mexicali, al norte con el límite México-Estados Unidos, al sur con el poblado Progreso
La comunidad de los santorales coincide con el cerro del Centinela por lo que su suelo es rocoso,
arenoso y en la actualidad es llano. Presenta cuatro climas diferentes dentro del grupo seco-áridos, con
escasa precipitación. El clima cálido que comprende a la ciudad de Mexicali, su valle y San Felipe.

El diagnostico de fiebre manchada de las montañas rocosas es complejo, ya que no en todos los casos
cumple con los criterios clínicos, y si a eso se incluye que el personal de salud de la región no tiene
conocimiento del diagnostico con el subregistro derivado del desconocimiento.

Para ello es necesario definir claramente como


INSTITUCION Frecuencia % realizar el diagnostico, desde el caso sospechoso
(toda persona de cualquier edad y que presente
fiebre de más de 38ºC o mas, cefalea y mal estado
IMSS 66 4.7%
general). Caso probable (toda persona que cumple
con la definición de caso sospechoso y uno o más
ISSSTECALI 16 1.1% de los siguientes: exantema, alteración de la
biometría hemática, elevación de las transaminasas,
PRIVADO 2 0.1% mialgias, antecedentes de mordedura de garrapata).
Caso confirmado (caso probable confirmado por
laboratorio: elevación de IgG o IgM, por
SSA 1325 94.% inmunofluorescencia, aglutinación en látex, PCR
biopsia o autopsia para ver inmunohistoquímica o
Total 1409 100.0% aislamiento en cultivo.

Figure 3 Tabla Frecuencia de Pacientes infectados en Instituciones de Salud

1600
1400 Figure 4 Gráfica de Pacientes infectados
1200 en Instituciones de Salud
IMSS
1000
ISSSTECALI
800
PRIVADO
600 SSA
400 Total
200
0
Frecuencia %

Universidad Autónoma de Baja California, Facultad de Medicina | Riquettsiosis en Mexicali 6


[RIQUETTSIOSIS EN MEXICALI] May 7, 2010

HISTORIA NATURAL DE LA “FIEBRE MANCHADA DE MONTANAS ROCALLOSAS”

PERIODO PATOGÉNICO PERIODO PATOGÉNICO


Agente etiológico: Rickettsia
rickettsii Laboratorio muestra:
-Presencia del Vector: Garrapata Caso de FMMR -Elevación de títulos de
Ixodidae Proteus OX-19 y OX-2 a 1:64
•Además puede aparecer - Trombocitopenia < 150,000
-Presencia: Rhipicephalus
Caso de FMMR a < 20,000 plaquetas
• exantema en muñecas,
sanguineus - Leucopenia con ↑ de bandas
•Inicio brusco • tobillos, palmas manos y
Hábitat: Hendiduras, hábitos
nocturnos •Hipertermia de 39.5°C a 40°C, • plantas de pies
•Cefalea, mal estado general •4 días después Sin tratamiento mortalidad 20%
Huésped: Animales inferiores al 25%
exantema se torna
Animales domésticos Con tratamiento mortalidad de
petequial
Hombre 5%
- Neumonitis
Ambiente:
- Edema Pulmonar
-Temperatura de 40 °C - Hipoxemia
-Tipo de localidad: urbana y rural - Insuficiencia renal
- Convulsiones
-Servicios públicos deficientes
- Ataxia
Mecanismo de transmisión: - Coma
-Picadura del vector infectado -Falla orgánica múltiple
(R. sanguineus) HORIZONTE CLINICO -MUERTE

INFECCION Periodo de Incubación:


-De 3 a 12 días
( 7 días promedio )

PREVENCION PRIMARIA PREVENCION SECUNDARIA PREVENCION TERCIARIA


-Promoción de la salud: orientación y -Búsqueda activa de casos
-Prevención de
mejoramiento usos y costumbres -Diagnóstico clínico temprano, con tratamiento complicaciones, sobretodo la
-Protección específica: oportuno y específico MUERTE
*Higiene personal -Estudios de laboratorio: IgM, Reacción Weil-Felix Proteus
*Higiene animales domésticos OX-19 y OX-2
*Fumigación contra garrapatas -Prevención de complicaciones
Fuente: harrison’s principles of Internal medicine 15th Ed, Vol.I / Medicina de Urgencias 4ta ED. Vol.I Judith Tintinalli / Manual Merk 10ma Ed.

Diagnóstico
 -Historia clínica. Antecedente de exposición a vectores.
 -Lesiones por picadura de garrapatas.
 -Aglutinación por reacción cruzada con antígenos Proteux OX-19, OXK, OX-2 con titulación de
1:160
 -Inmunofluorescencia directa en biopsia de las lesiones de la piel
 -Determinación de anticuerpos específicos IgG por ELISA.
 -Cultivo celular en fibroblastos de embrión de pollo.
 -Microscopía de biopsia de tejido lesionado y área de picadura con tinción de Giemsa o
Giménez.
 -PCR

Tratamiento
 Tetraciclina de 25mg-kg cada 6-8 hrs
 En niños: cloranfenicol de 50 a 70 mg/kg/día
 Segunda elección
 Cloranfenicol
 Fluoroquinolonas (ej. Ciprofloxacino)

Universidad Autónoma de Baja California, Facultad de Medicina | Riquettsiosis en Mexicali 7


[RIQUETTSIOSIS EN MEXICALI] May 7, 2010

Conclusiones
La Ricketisia es una enfermedad infecciosa que se presenta con mayor
frecuencia en los meses de la primavera y verano; es transmitida de animales
vertebrados a seres humanos. Fue estudiada profundamente por primera vez en 1906
por Howard Taylor Ricketts.

En México se dio por primera vez durante las décadas de 1930 a 1950, fueron
reportados casos de fiebre manchada de las montañas rocosas en Colima, Durango,
San Luís Potosí, Sinaloa y Sonora. Estos estados tenían el ambiente adecuado para
que se propagara este parasito intracelular provocando un desequilibrio en la triada.

Algo curioso fue que este parásito logro establecerse en el municipio de


Mexicali estado de Baja California. El área de afectación se conoce como los
Santorales, que se encuentra formada por las colonias con nombre de santos como
ejemplo, santa Isabel, san Jacinto, santo niño, en un número aproximado de 20
colonias. Por sus características de suelo, mantos de aguas negras, bajo estrato socio
económico y características culturales de la población se encuentran datos
importantes para la descripción de la problemática de esa región, por lo cual se puso
de manifiesto la necesidad de seguir de cerca y con gran atención el desarrollo de esta
enfermedad.

Universidad Autónoma de Baja California, Facultad de Medicina | Riquettsiosis en Mexicali 8


[RIQUETTSIOSIS EN MEXICALI] May 7, 2010

Referencias Bibliográficas

1. Font Creus B, Segura Porta F. Fiebre botonosa mediterránea. Med Clin (Barc) 1983;80:182-186.
2. Font Creus B, Espejo Arenas E, Muñoz Espín T, Uriz Urzainqui S, Bella Cueto F, Segura Porta F.
Fiebre botonosa mediterránea.Estudio de 246 casos. Med Clin (Barc); 1991; 96:121-125.
3. Sempere AP, Elizaga J, Duarte J, Moreno J, Cepeda C,Calvo T et al. Q fever mimicking herpetic
encephalitis. Neurology 1993; 43:2713-2714.
4. Saah AJ. Rickettsiosis. En: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, editores. Enfermedades
infecciosas, principios y práctica. 4ª ed. Buenos Aires: Panamericana; 1997 p. 1924-1949.
5. Brouqui P, Tissot Dupont H, Drancourt M, Bourgeade A, Raoult D. Spotless boutonneuse fever.
Clin Infect Dis 1992; 14:114-116.
6. Kim JH, Durack DT. Rickettsiae. En: Scheld WM, Whitley RJ, Durack DT, editores. Infections of
the central nervous system. 2ª ed. Philadelphia:Lippincott-Raven; 1997 p.403-413.
7. Lopez Pares P, Muñoz Espin T, Espejo Arenas E, Font Creus B, Segura Porta F, Martínez Vila I
et al. Fiebre botonosa mediterránea en la infancia. Estudio prospectivo de 130 casos. An Esp
Pediatr 1988; 28:293-296.
8. García Miguel MJ, García Alix MI, De José Gómez I, Barea Blanco I, Vidal López ML, García
Hortelano J. Fiebre botonosa en el niño. An Esp Pediatr 1985; 22:353-358.
9. Soriano V, Sabrià M, Davins J, Manterola JM. Complicaciones en la fiebre botonosa
mediterránea: estudio prospectivo de 78 pacientes. Rev Clin Esp 1989; 184:459-463.
10. Ramírez Ponferrada R, Grilo Reina A, Criado Montilla J, Castilla Pérez J, García Arqueza C,
Barbudo Merino A. Incidencia de hipoacusia en la fiebre botonosa mediterránea. Rev Clin Esp
1985; 176:296-298.
11. Tor J, Guarga A, Urrutia A, Muga R, Formiguera X, Rey Joly C. Afección del VIII par y fiebre
botonosa mediterránea. Med Clin (Barc) 1983; 81:138-139.
12. Cortés P, Agustí A, Bisbe J. Meningitis a líquido claro en un paciente con fiebre botonosa. Enf
Infec y Microbiol Clin 1993; 11:110.
13. Arranz Caso JA, Manzano Espinosa L, Albarrán Hernández F, Alvarez de Mon M. Encefalitis por
Rickettsia conorii. Med Clin 1992; 98:238-239.
14. Chiner E, Gómez J, Betlloch Y, Alcácer F, García Fuster MJ. Infarto isquémico cerebral en el
curso de la fiebre botonosa mediterránea. Enf Infec y Microbiol Clin 1993; 7:77-78.
15. Escolano CM, Boix V, Masiá M, Bonilla F. Manifestaciones neurológicas focales en un paciente
con fiebre botonosa mediterránea. Med Clin 1992; 99:317-318.
16. Martínez JA, Arboix A. Infarto cerebral como manifestación inicial de una fiebre botonosa
mediterránea. Med Clin 1992; 99:516.
17. Molins A, Miquel F, Montalbán J, Codina A. Meningoencefalitis subaguda por Rickettsia conorii.
Neurología 1988; 3:125-126.
18. Grilo-Reina A, Pérez Jiménez F, Escauriaza J, Jiménez Alonso J, Molina Padilla J, Jiménez
Pereperez JA. Fiebre botonosa. Estudio de los factores pronósticos. Rev Clin Esp 1982;
164:387-390.
19. Murray, Microbiología.

Universidad Autónoma de Baja California, Facultad de Medicina | Riquettsiosis en Mexicali 9