Está en la página 1de 3

Colegio Gimnasio Campestre San Sebastián

REPASO_II
NOMBRE: _____________________________________________
GRADO: _Noveno______________________________________________
FECHA: _______________________________________________
AREA: Ciencias / Biología – Ambiental
TEORIAS DE LA EVOLUCIÓN
Teoría científica que trata acerca del hecho de la evolución biológica y de los
mecanismos que la explican. La teoría de la evolución afirma que las especies se
transforman a lo largo de sucesivas generaciones y que, en consecuencia, están
emparentadas entre sí al descender de antepasados comunes. La teoría de la evolu
ción constituye la piedra angular de la biología, ya que sin ella esta disciplin
a sería una colección de datos inconexos. Históricamente, la teoría de la evoluc
ión se ha tenido que enfrentar al creacionismo fijista, esto es, a la creencia d
e que las especies, una vez creadas por Dios, permanecen inalterables en el tiem
po.
A continuación, expondremos las tres principales teorías de la evolución para lu
ego concluir en un breve comentario gnoseológico.
La teoría de Lamarck
Juan Bautista Lamarck fue el primer naturalista que formuló una teoría explicati
va sobre los procesos evolutivos. La expuso en su Filosofía zoológica, publicada
en 1809.
Podemos resumir la concepción de Lamarck en los siguientes puntos:
• La influencia del medio. Los cambios medioambientales provocan nuevas ne
cesidades en los organismos.
• Ley del uso y del desuso. Para adaptarse al medio modificado, los organi
smos deben modificar el grado de uso de sus órganos. Un uso continuado de un órg
ano produce su crecimiento (de aquí la frase: la función «crea» el órgano). Un d
esuso prolongado provoca su disminución.
• Ley de los caracteres adquiridos. Las modificaciones «creadas» por los d
istintos grados de utilización de los órganos se transmiten hereditariamente. Es
to significa que a la larga los órganos muy utilizados se desarrollarán mucho, m
ientras que los que no se utilicen tenderán a desaparecer.
En resumen, según Lamarck la evolución se explica por acumulación de caracteres
adquiridos en el curso de varias generaciones.
La teoría de Darwin

Carlos Roberto Darwin es el padre de la actual teoría de la evolución. Su teoría


, expuesta en El origen de las especies (1859), se apoya en los siguientes princ
ipios:
• Existen pequeñas variaciones entre organismos que se transmiten por here
ncia.
• Los organismos deben competir entre sí por la existencia. En la naturale
za nacen más individuos de los que pueden sobrevivir.
• La selección natural: las variaciones que se adapten mejor al medio son
las que sobrevivirán y tendrán por tanto más éxito reproductivo; las que no sean
ventajosas acabarán siendo eliminadas.
• Según Darwin, la evolución biológica es gradual y se explica por acumula
ción selectiva de variaciones favorables a lo largo de muchísimas generaciones.
• La teoría darwinista considera como motor de la evolución la adaptación
al medio ambiente derivado del efecto combinado de la selección natural y de las
mutaciones aleatorias.
La teoría sintética
La teoría sintética (también denominada neodarwinismo) consiste fundamentalmente
en un enriquecimiento del darwinismo debido a los nuevos descubrimientos de la
genética. Los principales fundadores de esta teoría fueron Dobzhansky, Mayr y Si
mpson.
'Según la teoría sintética, los mecanismos de la evolución son los siguientes:
• La selección natural, igual que en la teoría de Darwin.
• Las mutaciones o cambios aleatorios en la estructura genética de los org
anismos.
• La deriva genética o proceso aleatorio por el cual a lo largo de varias
generaciones se modifica la estructura genética de las poblaciones.
• El flujo genético o proceso por el cual las poblaciones se vuelven genét
icamente homogéneas.'
La teoría sintética es la teoría mayoritariamente aceptada por la comunidad cien
tífica. No obstante, existen teorías alternativas, como la teoría del equilibrio
puntuado de Esteban Jay Gould (teoría que concibe la evolución a saltos y no co
mo un proceso gradual) o el neutralismo de Kimura (según el cual las variaciones
son neutras desde el punto de vista de su valor adaptativo).
La selección natural es un mecanismo evolutivo que se define como la reproducció
n diferencial de los genotipos en el seno de una población biológica. La formula
ción clásica de la selección natural establece que las condiciones de un medio a
mbiente favorecen o dificultan, es decir, seleccionan la reproducción de los org
anismos vivos según sean sus peculiaridades. La selección natural fue propuesta
por Darwin como medio para explicar la evolución biológica. Esta explicación par
te de dos premisas. La primera de ellas afirma que entre los descendientes de un
organismo hay una variación ciega (no aleatoria), no determinista, que es en pa
rte heredable. La segunda premisa sostiene que esta variabilidad puede dar lugar
a diferencias de supervivencia y de éxito reproductor, haciendo que algunas car
acterísticas de nueva aparición se puedan extender en la población. La acumulaci
ón de estos cambios a lo largo de las generaciones produciría todos los fenómeno
s evolutivos.
La selección artificial es una técnica de control reproductivo mediante la cual
el hombre altera los genes de organismos domésticos o cultivados. Esta técnica o
pera sobre características heredables de las especies, aumentando la frecuencia
con que aparecen ciertas variaciones en las siguientes generaciones; produce una
evolución dirigida, en la que las preferencias humanas determinan los rasgos qu
e permiten la supervivencia.
CURVAS DE SUPERVIVENCIA.
La supervivencia es la probabilidad que tienen al nacer los individuos de una po
blación de alcanzar una determinada edad.
La probabilidad decrece desde 1 para los individuos nacidos vivos hasta hacerse
0 a la edad máxima de la especie.Al representar gráficamente el valor de supervi
vencia frente al tiempo (edad que alcanza) se obtiene la curva de supervivencia
para esa población.
En general, las curvas de supervivencia se ajustan, más o menos, a tres modelos:
• Tipo I. Las curvas tipo I o convexas caracterizan a las especies con baj
a tasa de mortalidad hasta alcanzar una cierta edad en que aumenta rápidamente.
Tal es el caso de la mayor parte de los grandes mamíferos, incluido el hombre, c
on estrategias de la K.
• Tipo II. Si la tasa de mortalidad varía poco con la edad, como ocurre en
la mayoría de las aves, la curva tiene la forma de una diagonal descendente, no
rmalmente con forma sigmoidea si el número de individuos que muere en cada tramo
de edad es más o menos constante.
• Tipo III. Las especies r-estrategas sufren una elevada mortalidad en las
primeras etapas de vida, larvaria o juvenil, teniendo luego una mayor probabili
dad de supervivencia. La curva muestra un pronunciado descenso inicial seguido d
e una fase más estable
En Biología, se conoce como efecto fundador a las consecuencias derivadas de la
formación de una nueva población de individuos a partir de un número muy reducid
o de éstos. Para los miembros de esta nueva población y sus descendientes es com
o si el resto de los individuos de su especie hubiesen desaparecido, por lo que
sus particularidades son muy similares a las que experimenta una especie tras un
cuello de botella. Si el número de individuos iniciales era excepcionalmente ba
jo (4 o 5, una sola pareja) se dice que la población presenta un Efecto Fundador
Extremo.
Además de la baja diferenciación genética entre los individuos, las poblaciones
con efecto fundador pueden presentar alelos raros en exceso o carecer de otros c
omunes en la especie original, ya que la población se ha originado a partir de u
na pequeña muestra de individuos que no era representativa de la diversidad gené
tica original.
El efecto fundador se da con frecuencia en las poblaciones de animales y plantas
de las islas oceánicas, descendientes de unos pocos cientos (o decenas) de colo
nizadores iniciales. No obstante, con el devenir de los siglos, la ausencia de c
ompetidores y la gran variedad de nichos sin explotar pueden causar radiaciones
masivas de la especie original y formar varias nuevas. Tal es el caso de los lém
ures de Madagascar o los pinzones de las Islas Galápagos, descendientes de unos
pocos individuos de una misma especie que colonizaron las islas en tiempos remot
os llegando desde el continente.