28

LUNES, 27 DE JUNIO DE 2016 EL ECONOMISTA

Empresas & Finanzas
INVENTAN LA PÓLIZA QUE GARANTIZA EL OCIO

Caser apadrina el primer
seguro colaborativo de España
Sharenjoy diseña, con su apoyo, un producto que permitirá
a los clientes unirse para bajar el precio y subir la cobertura
E. Contreras MADRID.

El fenómeno de la comunidad basada en compartir que se abre camino a pasos agigantados con modelos de negocio como Airbnb -que
permite sacar réditos al hogar con
su alquiler a terceros- o las alternativas al tradicional taxi arbitradas
por Uber, Zipcar o Cabifi irrumpe
en el seguro. Sharenjoy, compañía
creada por cinco emprendedores
españoles, se propone desarrollar,
con el apoyo de Caser, el primer proyecto de seguro colaborativo de España y el único del mundo que permitirá garantizar experiencias, rompiendo el status quo de asegurar daños personales y de bienes.
“Imagina que tienes unas entradas, compradas con toda la ilusión
del mundo hace meses y a un precio importante, para ir al único concierto que Bruce Springsteen celebra en España y te rompes una pierna. Con este seguro tienes la opción
de que te indemnice o te garantiza
la misma experiencia o mejor. Nos
ocupamos de que puedas disfrutar
del otro concierto de Springsteen,
aunque sea en Estados Unidos; y te
llevamos a tí y a tu acompañante”,
cuenta Paco Álvarez, uno de los promotores de Sharenjoy, junto a Toni Salom, Luis Quetglas, Matías Rodríguez y Roberto Sancha, llegados
del mundo financiero y tecnológico. “No hay -explica- ningún otro
seguro en el mundo que garantice
que vivirás la experiencia”.

Garantizar ir a un concierto

Se basa en un servicio a través de
dispositivos móviles que permite
crear garantías, de forma colaborativa, tanto para eventos públicos como conciertos o citas deportivas;
para programas algo más restringidos como excursiones organizadas
por hoteles o actividades programadas por centros deportivos e, incluso para celebraciones privadas
como una boda. La idea es que cualquiera pueda promoverlo e invitar
a través de redes sociales a otros. A
más usuarios, el precio se abarata y
aumenta el valor de la cobertura.
“Es como si fuera Groupon”, refiere Álvarez para ilustrar que funciona como una central de compra.
La intención es que el precio de
la póliza se mueva entre los 1 y 3 ó
5 euros porque se genera para un
evento puntual y cubre solo siniestros inhabilitantes -se asimila a un
seguro de accidentes-, cuya probabilidad de incidencias es muy baja
en esos eventos. “Unas 15 millones

Una sucursal de Novo Banco en Madrid. ALBERTO MARTÍN

Novo Banco se embolsa
22 millones del capital
de sus filiales gestoras
La entidad reduce los
recursos propios de las
subsidiarias y lo rescata
como dividendo
E. C. MADRID.

Angus Young, guitarrista del AC/DC, en un concierto en Sevilla. REUTERS

Compartir la
misma póliza
De la fábrica aseguradora han
surgido muy pocos productos
de la llamada economía colaborativa. En Francia, Inglaterra y EEUU han nacido los
proyectos pioneros Friendsurance, Guevara o Lemonade.
Son plataformas que reúnen
a usuarios que se aseguran
entre ellos o comparten la
misma póliza, en un modelo
de negocio asimilable al
crowdfunding. La iniciativa
de Sharenjoy es distinta: cada
cliente tiene su propia póliza,
aunque utilice la negociación
masiva para abaratarla y si no
hay siniestros destinarán el
bote para proyectos sociales.

de personas realizan eventos masivos al año y la ocurrencia de siniestros es muy baja, mínima”, refiere.
Para activarlo se requiere un mínimo de cinco personas, con la garantía de que la póliza será más económica de lo ofertado en el mercado
si no se cubre la masa crítica.
El proyecto ha resultado ganador
de la Incubadora Digital de Caser,
que por eso apadrinará su desarrollo y puesta en marca, con una labor de mentoring, apoyo financiero y de estructura, y como mediador durante el primer año. Sharenjoy ha contactado a una veintena de
potenciales promotores -hoteles,
centros deportivos...- entre 700 identificados. Su estreno será en un evento de youtubers, donde esperan una
afluencia de 15.000 asistentes.

@

Más información en

www.eleconomista.es

Novo Banco se embolsa 22,74 millones de euros de dos filiales españolas. La operación la ejecuta
mediante la reducción de capital
de la gestora de fondos de inversión Novo Banco Gestión y la de
pensiones. La primera disminuirá sus recursos propios desde 24,88
a 21,98 millones de euros, y la segunda en 756.000 euros, reduciendo su capital desde 2,1 millones a
1,34 millones de euros.
La operación tiene por finalidad la “devolución de aportaciones”, según detalla la entidad en
las comunicaciones publicada por
el Registro Mercantil (Borme). La
medida la adoptaron las compañías el pasado 9 de junio en junta
extraordinaria de accionistas y su
ejecución está prevista en un plazo máximo de dos meses.

Posible salida a bolsa

Es habitual que las matrices se embolsen o absorban recursos excedentarios de las filiales, siempre
que se mantengan una solvencia
holgada después de la reducción.
La transacción coincide con un
proceso de puesta en valor del grupo Novo Banco en su globalidad,
de cara a su próxima venta.
En el proyecto del Gobierno portugués empieza a ganar espacio la
posibilidad de que acuda a bolsa
para facilitar la salida del Estado
del capital ante un interés por la
franquicia insuficiente. Según la
prensa lusa, el ejecutivo habría iniciado los trámites para preparar
el camino para que la entidad sea
admitida a cotización, sin que se
haya decidido el porcentaje de capital que se colocaría en el parqué.

Novo Banco nació en 2014, construido sobre los activos buenos del
antiguo Banco Espirito Santo
(BES). Quedando la antigua cabecera como el banco malo, con activos problemáticos y cuyo futuro pasa por su liquidación.
El colapso del Grupo Espirito
Santo por graves problemas financieros y una financiación irregular entre empresas filiales se llevó por delante el banco. El Banco
de Portugal tuvo que salir en su
auxilio, comprometiendo en el salvamento 4.900 millones de euros.
De ellos, 3.900 millones son un
crédito del Estado repagable por
el fondo de garantía nutrido con
las aportaciones de las entidades
financieras lusas.
El interés, para el conjunto de
la industria bancaria local, es por
tanto, al igual que para el Gobierno, que se maximice su venta a fin
de limitar cualquier quebranto.
El pasado año el concurso fue
cancelado precisamente porque
el talón ofertado no llegaba a los

4.900

MILLONES DE EUROS

Son los recursos que el Estado
portugués comprometió en
el salvamento del antiguo BES.

2.000 millones, cuando quedaba
en lid ssolamente el fondo americano Apollo, el chino AnBang y el
grupo financiero también chino
Fosun. Novo Banco es la tercera
mayor entidad financiera del país, con 57.500 millones de euros
en activos. A principios de año, el
Banco de Portugal relanzó el proceso de venta y entre los interesados vuelven a sonar de forma directa o indirecta tres firmas españolas: el Santander Totta, el BCP,
socio del Sabadell, y el BPI, al que
Caixabank ha lanzado una opa y
del que controla el 45 por ciento.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful