Está en la página 1de 4

INMUNIDAD ADQUIRIDA

También llamada específica o adaptativa.

Características: mediada por 2 mecanismos: amplificación antígeno-específica y memoria.

Una vez el linfocito reconoce a un antígeno, es inducido para proliferar hasta que suficientes linfocitos sean capaces de preparar una respuesta inmune adecuada. Durante el proceso de amplificación las células de memoria son generadas. Estos linfocitos recuerdan el antígeno provocador y son capaces de responder a exposiciones siguientes, estas células de memoria provocan que las exposiciones siguientes al mismo antígeno sean de inicio más rápido y más intensas.

Las repuestas de la inmunidad adquirida son mediadas por: inmunidad humoral e inmunidad mediada por células. La efectividad contra el antígeno depende de una estrecha relación entre estos dos componentes, tomando en cuenta también a las citosinas secretadas y a las moléculas comprometidas en el proceso de comunicación intercelular.

EVALUACION DE LA FUNCION DE LOS LINFOCITOS T

La inmunidad mediada por células es llevada a cabo por los linfocitos T, los cuales se originan en la médula ósea y se maduran en el timo.

Existen dos tipos de linfocitos T, los colaboradores y citotóxicos.

Los linfocitos T colaboradores son llamados generalmente linfocitos CD4, mientras que los citotóxicos son llamados CD8.

Los linfocitos colaboradores pueden ser subclasificados como Th1 o Th2 basados en sus funciones y las citosinas que secretan.

En los Th1 predominan las IL-2 y el IFN-y, activan los linfocitos T y macrófagos. Este subtipo es responsable de las funciones inmunológicas mediadas por células , como la hipersensibilidad retardada y en la activación de los linfocitos T citotóxicos.

Los Th2 predominan la IL-4 y la IL-10 y ayudan en las funciones de linfocitos B.

Hay evidencia en estudios que la deficiencia de Cinc afecta negativamente a la función de los linfocitos Th1 y la inmunidad mediada por células, por otra parte niveles altos de vitamina A.

Los linfocitos T CD4 utilizan sus receptores de células T para reconocer antígenos, conjuntamente con las moléculas del Complejo Mayor de Histocompatibilidad. En las células presentadores de antígeno (APC), los macrófagos, las células dendríticas y los linfocitos B son ejemplos de APC.

La función de los linfocitos citotóxicos (CTL) son lisar las células diana como las células infectadas por virus, células tumorales o células de órganos o tejidos trasplantados. Los CTL

al reconocer al antígeno se unen a la célula diana que lo expresa, y liberan proteínas que forman poros y toxinas celulares que permiten eliminar la célula diana.

Los linfocitos T activados median en muchas funciones inflamatorias, incluyendo la inducción y la supresión de la actividad celular, la destrucción de las células infectadas y el manejo global de la respuesta inmunológica.

ENUMERACION CELULAR

El número y porcentaje de linfocitos circulantes son rutinariamente evaluados mediante la obtención de un hemograma completo con diferencial. El número total de linfocitos (TLC), el cual representa las poblaciones de linfocitos B, T y células NK, se calcula mediante la multiplicación de glóbulos blancos por el porcentaje de linfocitos.

PRODUCCION DE CITOCINAS

Las citosinas juegan un papel muy importante en la respuesta inmunitaria en la diferenciación y proliferación celular. El termino citosina es un término universal para linfocinas, monocinas e interleucinas. Las citosinas son péptidos similares a las hormonas o glucopéptidos de bajo peso molecular que median en la comunicación intercelular.

Una vez las citocinas son producidas (por más de un tipo de células), interactúan con receptores específicos de superficie celular. Los receptores pueden desprenderse de las células y actuar como moléculas inhibitorias por la unión a las citosinas secretadas.

La ELISA es una técnica reproducible y no radioactiva para la mediación de citosinas líquidos corporales.

HIPERSENSIBILIDA DE TIPO RETARDADO

La prueba DTH (prueba de sensibilidad cutánea retardada o prueba de inmunidad mediada por células, es una de las pruebas in vivo realizadas en pocos minutos. Un panel de antígenos es inyectado vía subcutánea (usualmente en el antebrazo y espalda) para evaluar las funciones de los linfocitos T.

La reactividad inducida por antígenos medida por ml de diámetro de induración (edema) y eritema (enrojecimiento) a las 24 y 48 horas, se caracteriza por un infiltrado que consiste en linfocitos T predominantemente.

La incapacidad de reaccionar ante cualquier de los antígenos inyectados se llama anergia.

Para que un sujeto responda a un antígeno debe haber sido expuesto o inmunizado previamente a dicho antígeno.

No solamente la no exposición al antígeno es causa de anergia, sino también situaciones como la desnutrición, la edad avanzada, las inmunodeficiencias, la terapia inmunodepresora o errores técnicos en la realización de la prueba.

El resultado de la prueba de DTH sería informada como el número de sitios cutáneos positivos para el antígeno y/o suma del promedio de los diámetros de todas las pruebas cutáneas con antígenos.

Los linfocitos B, los cuales representan del 5 al 10% del total de la población linfocitaria, son los precursores de las células secretoras de anticuerpos (plasmocitos). Los anticuerpos o inmunoglobulinas son gluco proteínas producidas por plasmocitos o los linfocitos B para neutralizar o marcar antígenos para su eliminación.

Existen 5 clases principales de inmunoglobulinas :

INMUNOGLUBULINA

CARACTERISTICA

IgG

La más abundante en el suero normal.

IgA

Leche materna, lágrimas, secreciones digestivas, bronquiales y genitourinarias.

IgM

Primera inmunoglubulina producida en la respuesta de anticuerpos primaria.

IgD

Se encuentra en las membranas de las células B maduras, su función biológica aún no se ha determinado.

IgE

Responsable de las reacciones alérgicas.

RESPUESTA A VACUNAS

Producción específica de anticuerpos. Su propósito es exponer al sistema inmunitario a antígenos no infecciosos para que el sistema inmunitario reconozca y responda rápidamente al agente infeccioso los siguientes encuentros.

Requiere la cooperación entre los linfocitos T presentadores de antígenos y los linfocitos B.

La respuesta a las vacunas puede evaluarse por ELISA (para medir los anticuerpos específicos contra las vacunas) o ELISPOT (para detectar las células secretoras de anticuerpos específicos contra las vacunas).

La respuesta a vacunas está disminuida en los déficit de nutrientes, en el estrés y en la edad avanzada.

La respuesta inmunitaria adquirida es crítica para la defensa del huésped. Los linfocitos interactúan con otras células y reconocen los antígenos. Los linfocitos activados proliferan hasta que existen suficientes células para provocar una respuesta inmune adecuada. Las citosinas secretadas durante el proceso de activación, ayudan en la regulación de la diferenciación y proliferación celular, la generación y secreción de anticuerpos y en la

comunicación entre células. Por último el antígeno incitante es barrido para la fagocitosis aumentada por opsoninas o por citólisis.