Está en la página 1de 3

Amor y respeto: códigos de la comunicación efectiva en la

relación de pareja

Por Arnoldo Arana
Según Emerson Eggerichs descifrar el código de la comunicación entre
hombres y mujeres, requieren que los cónyuges experimenten el amor y
el respeto. La conexión de amor y respeto entre el hombre y la mujer es
fundamental para tener una relación edificante, nutritiva y funcional
como pareja. El amor y el respeto son dos lenguajes esenciales en la
receta de una relación sana. El amor y el respeto son dos ingredientes
indispensables para una comunicación efectiva.
Si se pierde el respeto, el amor se fractura. Sin amor no hay motivación
para manifestar respeto. El amor y el respeto se implican
recíprocamente. “El respeto modula el amor”. El respeto pone límites
saludables al amor. El respeto mantiene sano el amor. El respeto
preserva y protege la integridad de la relación matrimonial, para que el
amor pueda desarrollarse con dignidad y honra. Por otra parte, el
respeto es una de las demandas y condiciones que impone el amor. No
se puede amar con dignidad sino se muestra respeto por la persona que
se dice amar.
El respeto reconoce los derechos del otro: derecho a su individualidad;
derecho a pensar y ser diferente. Respeto es reconocer y aceptar al
cónyuge como es, sin intentar cambiarlo. El respeto implica la
aceptación del otro con sus diferencias, lo cual requiere practicar la
tolerancia. El respeto se manifiesta como tolerancia a la diversidad. El
que ama valora al otro, precisamente por cómo es.

El respeto es el idioma que el hombre entiende. el matrimonio se deteriora. Y el hombre y la mujer necesitan satisfacerse mutuamente sus necesidades de amor y respeto. lo que el oxigeno es a la respiración. El respeto es también la clave para motivar al esposo a amar a su esposa. El respeto es el valor más arraigado en el hombre. Lo dicho en el párrafo anterior no niega el que la mujer también necesita sentirse respetada. y ambos necesitan procurar darlo el uno al otro. De modo que la principal responsabilidad del hombre en el matrimonio es amar a su esposa. El amor es la necesidad más apremiante para la mujer en el contexto de la relación de pareja. La pérdida del respeto nos lleva a perder la capacidad de amar. la responsabilidad primaria de la mujer en el matrimonio es respetar a su esposo. amad a vuestras mujeres. así como Cristo amó a la iglesia. La esposa tiene una necesidad que la impulsa y la motiva: sentirse amada. y se entregó a sí mismo por ella… Por lo demás. cuando la mujer no expresa respeto y el hombre no expresa amor. El respeto es al amor. se centran en sus propias necesidades y simplemente pasan por alto las necesidades del cónyuge. y la mujer respete a su marido”. El amor que la mujer anhela es equivalente al respeto que el hombre necesita. Ahora.Sin respeto no hay verdadero amor. la mujer experimenta el respeto como actos de amor de su esposo hacia ella. y el hombre necesita sentirse amado. como parte del acuerdo conyugal. Lo que digo es que la forma como el hombre se siente amado y apreciado es a través del respeto que recibe de su esposa. Amor y respeto: Lenguajes para la efectividad conyugal El amor es una necesidad primaria para la mujer y el respeto es una necesidad esencial para el hombre. Por otra parte. Por otra parte. El esposo tiene una necesidad que lo impulsa y lo motiva: sentirse respetado. Esas dos necesidades fundamentales para el hombre y la mujer quedan evidenciadas en el requerimiento del libro de los Efesios (la Biblia): “Maridos. y a la mujer la da la responsabilidad de respetar a su esposo. El amor es la clave para motivar a la esposa a respetar a su esposo. cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo. El amor es el idioma que la mujer entiende. le . Cuando un esposo no se siente respetado. El apóstol Pablo le da al hombre la responsabilidad de amar a su esposa en el matrimonio. A menudo hombres y mujeres.

Cuando una esposa no se siente amada.es especialmente difícil amar a su esposa. marido y mujer. Los esposos no tienen que “ganarse el respeto” así como tampoco las esposas tienen que “ganarse el amor”. que ambos. Amar y respetar se presentan como dos actitudes que necesitan darse incondicionalmente. no por mérito. es decir. le es especialmente difícil respetar a su esposo. Publicado 12th July 2013 por Arnoldo Arana Etiquetas: Familia . Por supuesto se espera del acuerdo nupcial. se avoquen a dar y recibir amor y respeto.