Está en la página 1de 2

CAPITULO 15: AMERICA LATINA Y LA GLOBALIZACION

En el presente capítulo sobre la globalización en América latina, estoy
totalmente de acuerdo, en que la globalización no es un fenómeno que recién
se ha dado; porque revisando nuestra historia, podemos ver que tiene una
antigüedad de cinco siglos. Pues Aldo Ferrer nos manifiesta que “después de
los desembarcos de Cristóbal Colón, es allí donde se formó el primer sistema
internacional de alcance planetario (Potencias atlánticas de los siglos XV,
XVI).”. Es por ello que tanto como el descubrimiento y la conquista de América
fue el mayor acontecimiento de la expansión ultramarina de los europeos
(conocimiento científico, mejoras de navegación, guerras, etc.). A demás las
enfermedades importadas por los europeos provocaron, en el primer siglo de la
conquista, el exterminio de la mayor parte de la población nativa. Debido a la
Catástrofe demográfica (enfermedades, genocidios) y la imposición del sistema
de dominación imperial sobre las civilizaciones oriundas provocaron una
transformación radical de la situación preexistente. Es por ello que
Sólo en Iberoamérica y el Caribe los conquistadores y colonizadores
desarticularon o destruyeron los sistemas sociales preexistentes y construyeron
nuevas civilizaciones.
En la época de la Independencia y después de la Independencia. La división de
tierras, las tensiones políticas y el surgimiento del café cambió la economía
provocando una inserción al sistema internacional. El Mercado interno, el
desarrollo industrial a Finales del siglo XIX, creó un impacto en las economías,
claro ejemplo tenemos la invención del ferrocarril, barcos de vapor, el
crecimiento del comercio, las corrientes migratorias. Otro de los factores es la
Revolución industrial / comercialización (productos no tradicionales: nitratos,
metales no ferrosos, guano, carne) y la trilogía colonial (metal, azúcar, cacao).
Por último tenemos también las Políticas externas / acumulación de capital,
empleos y distribución de ingresos. Durante la depresión de los años treinta se
desplomaron el sistema multilateral de comercio y pagos y el patrón oro. El
consecuente derrumbe del comercio internacional y de los precios de los
productos primarios plantearon problemas sin precedentes en países, como los
de América Latina y como consecuencia de esto, la interrupción de las
corrientes de capitales agravó aún más las dificultades de los pagos externos.
Por ello La des globalización de la economía mundial demostró que el sistema
de división internacional del trabajo, construido bajo la hegemonía de las
potencias industriales, era incompatible con el desarrollo económico de
Iberoamérica. Para ello las nuevas circunstancias indujeron respuestas
distintas a las tradicionales respecto de la inserción internacional. Es por ello
que la crisis de los pagos externos obligó a los países a introducir controles de
cambios y a restringir las importaciones.

hoy. a saber. La expansión trasnacional de corporaciones (enclaves). la biología y el espacio exterior. Y por último la multiplicación de capitales especulativos dinámicos. dispuestas por los agentes dominantes en el orden global. De este modo la única posibilidad sería aplicar políticas amistosas para los mercados. y no en los mercados nacionales. Es por ello que concuerdo con el autor donde manifiesta que “América Latina no respondió bien a los desafíos y oportunidades abiertos por estas nuevas tendencias de la globalización en este período. A demás de que las principales decisiones de inversión. Es pues de este modo. generar energía e influir en la gestación y desarrollo de los seres vivos. el dominio del átomo. ya que es “ a través de la integración latinoamericana.” Generalmente concuerdo en lo que dice el autor de que La mayor parte de las transacciones sucede actualmente en el mercado mundial. Los países que sigan esta regla serían beneficiarios de las decisiones de inversión y otras aplicaciones de recursos y distribución de mercados. Por último estoy de acuerdo. Es así que estos hechos provocaron un extraordinario impulso a la globalización de las relaciones económicas internacionales. el desarrollo industrial. en la que la unidad de nuestros países fortalecería su capacidad de respuesta a los problemas y oportunidades de la globalización. transformar la materia. amplió las fronteras para procesar y transmitir información. . Ya que como el mismo autor fundamenta que los países persistieron en la región políticas que estaban más vinculadas a la fase de des globalización de los años 1914-1945 que a las nuevas tendencias abiertas después de 1945. que a pesar de que la tasa de crecimiento del producto. cambio técnico y asignación de recursos son tomadas.”. la urbanización y otros procesos reveladores de la transformación estructural de las principales economías latinoamericanas registraron avances importantes. Las características de esta etapa fue: El Cambio de la división internacional del trabajo más manufactura (comercio entre países industrializados). por agentes que operan a escala global.”. las respuestas dadas a las nuevas tendencias de la globalización no fueron adecuadas.Las nuevas innovaciones en la microelectrónica. los mercados financieros y las empresas transnacionales. Esto se daría ya que los países carecerían de posibilidad alguna de desarrollar estrategias viables que contradigan las expectativas de los operadores globales. con lo que sostiene la CEPAL.