Está en la página 1de 14
Hueso largo, par, dirigido oblicuamente de arriba abajo y de fuera adentro, incurvado en arco de concavidad posterior, legeramente torcido alrededor de su eje. Cuerpo. prismático triangular, con tres caras y tres bordes. Las caras son: anterior, interna y externa. La cara aterior es lisa, convexa la cubre el cuadriceps y el tensor de la sinovial de la rodilla. Las dos caras interna y esterna son convexas y lisas, más anchas por arriba que por abajo, donde terminan en punta cubiertas por el crural y los dos vastos interno y externo. Los Bordes dividense en interno, externo y posterior. El interno y externo apenas están señalados. El borde posterior es muy grueso, saliente y rugoso presta inserción, al vasto interno por su labio interno y al vasto externo por su labio externo, en el interticio presta a inserción a los tres aductores del muslo y a la porción corta del biceps. Por abajo el borde posterior (tambien coniocido como linea áspera) se divide en dos ramas divergentes, que se dirigen hacia los condilos: la externa (para la porción corta del bícepes) es más marcada que la interna; entre las dos queda el espacio popliteo que es de forma tringular. Por arriba se divide en tres ramas: La externa va al trocánter mayor la média al trocanter menor y la interna al cuello. Es inportante señalar que en la parte media de la linea áspera (borde posterior) se encuentra el agujero nutricio del hueso. Extremidad Superior. Presenta una cabeza que va seguida del cuello anatomico, trocanters mayor y menor y por fin un cuello quirurgico el cual une el cuerpo a extremidad superior. La Cabeza es redondeada de un modo regular, se dirige hacia arriba, adentro y un poco adelante, presenta una fosita para el ligamento redondo que esta situada algo por debajo y detrás de su centro. El Cuello anatómico esta situado entre la cabeza y los trocánteres, muy inclinado hacia abajo y afuera, forma con el cuerpo del hueso un angulo de 130º, posee 35 a 40 mm de largo, su forma es cilindrica, aplanada de delante atrás. La porción anterior (cara anterior) corresponde al ligamento capsular en toda su extensión, y la posterior lo hace solamente en sus dos tercios internos. El extremo interno se ensancha para sostener la cabeza y esta lleno de orificios vasculares. El extremo externo muy voluminoso , corresponde a las tuberosidades. Esta limitado por delante por la linea intertrocanteria anterior y por detras por la intertrocanteria posterior. Trocánter mayor. Eminencia cuadrilatera, situada por fuera del cuello. Aplanada transversalmente, presenta deos caras (externa e interna) y cuatro bordes (Superior, inferior, anterior y posterior). La cara externa, convexa, está atravesada diagonalmente por una linea rugosa (para el glúteo mediano). Por encima y por debajo se encuentran dos superficies en relación con, dos bolsas serosas, la serosa del glúteo mediano y del glúteo mayor. La cara interna se confunde, en gran parte, con el cuello. En su parte posterior se ve una depresión profunda, llamada cavidad digital (para los dos obturadores y los dos gemelos). El borde superior es casi horizontal; en su parte media se encuentra una pequeña faceta redondeada (para el piramidal). El borde inferior está marcado exteriormente por una cresta rugosa (para el vasto externo). El borde posterior, muy acentuado, se continúa por abajo con la cresta intertrocantérea posterior. El borde anterior, muy grueso, presta inserción al glúteo menor. Trocánter menor. Grueso tubérculo o mamelón, situado en la parte posterior e inferior del cuello (para el psoasilíaco). De subase parten, en forma de radios, tres lineas divergentes, que se dirigen una hacia el cuello, la segunda hacia la linea áspera (para el pectineo) y la tercera para el trocánter mayor. Cuello quirúgico. Es como en el húmero, la porción del femur que une el cuerpo del hueso con su extremidad superior. Extremidad inferior. Constituye una masa voluminosa, de forma irregularmente cubica, algo encorvada de delante hacia atrás. Vista por delante, esta extremidad presenta una superficie articular en forma de polea, la tróclea femoral; está formada por una garganta anteroposterior, hacia la cual se inclinan dos carillas laterales (la externa más ancha que la interna). En la parte inferior del hueso, las dos carillas, hasta entonces contiguas, se separan, y la garganta de la polea, que por ese hecho desaparece, queda reemplazada por una vasta escotadura, la escotadura intercondilea. Por dentro y por fuera de la escotadura y limitándola, se encuentran los dos cóndilos, interno y externo, el cóndilo interno se distingue del externo en que es menos grueso, está situado más hacia fuera de la línea axil del hueso y desiende más que el externo. Cada cóndilo presenta: a) una cara superior que forma cuerpo con el hueso; b) una cara inferior, otra anterior y otra posterior, las tes articulaciones, dispuestas en semicírculo para deslizarse sobre latibia; c) una cara media (con relación al eje del hueso), que forma parte del espacio intercondileo (rugosa, para los ligamentos cruzados); d) una cara lateral relativamente superficial, en relación con los tegumentos. En la cara lateral del cóndilo interno se ven: la tuberosidad interna, para el ligamento lateral interno de la rodilla; el tubérculo del aductor mayor, para el músculo del mismo nombre y una pequeña escavación para el gemelo interno; en la cara lateral del cóndilo externo se ven: la tuberosidad externa, para el ligamento lateral externo de la rodilla, y por detrás de esta eminencia, dos pequeñas excavaciones, una para el gemelo externo y otra para el poplíteo. En la extremidad inferior del femur son de notar, además: a) por delante y por encima de la troclea el hueco supratroclear; b) por detrás y por encima de la escotadura intercondilea, la porción más ancha del espacio popliteo; todas estas regiones están llenas de agujeros vasculares. Conformación interior. Tejido esponjoso en las extremidades o epífisis y tejido compacto en el cuerpo. Este último tiene un conducto medular que se extiende desde el cuarto inferior del heuso hasta el trocánter menor. El fémur es un hueso largo ya que una de sus dimensiones, en este caso el largo, predomina francamente sobre las otras dos, ancho y espesor. Como todo hueso largo presenta dos epífisis y una diáfisis o cuerpo. Es un hueso par, dirigido oblicuamente de arriba abajo y de fuera adentro, curvado en arco de concavidad posterior, ligeramente torcido alrededor de su eje. El fémur es el hueso mas grande y fuerte de todo el esqueleto, y mas adelante veremos que también hay músculos, ligamentos y otras estructuras muy fuertes y resistentes en torno a él. Al ser un hueso clave para el correcto funcionamiento del sistema locomotor, es importante que conozcamos algunos aspectos sobresalientes sobre este hueso. Es así que lo dividiremos en tres zonas bien delimitadas la cuales iremos describiendo en orden, a saber: • • • Epífisis superior Diáfisis Epífisis inferior En la EPÍFISIS SUPERIOR encontramos dos grandes zonas abultadas separadas por un pequeño adelgazamiento. Estas zonas serán llamadas ZONA ARTICULAR a la zona axial y ZONA TROCANTÉRICA a la zona lateral. La zona articular está conformada enteramente por la CABEZA DEL FÉMUR la cual presenta una superficie lisa y esferoide que articulará con el Hueso Coxal o Ilíaco. En la cabeza del fémur se observa una hendidura pequeña y de forma circular llamada FOSITA REDONDA O FÓVEA; allí se inserta el ligamento redondo que describiremos mas adelante. En dirección a la zona trocantérica, nos encontramos con un adelgazamiento muy notable y de superficie rugosa a la que llamaremos CUELLO ANATÓMICO. La zona rugosa denota una fuerte zona de inserción, ligamentaria en este caso. En la zona trocantérica y hacia la parte lateral, encontramos un engrosamiento importante llamado TROCÁNTER MAYOR en cuya cara medial se encuentra una pequeña fosa denominada FOSITA DIGITAL. Hacia la parte medial, se observa un engrosamiento secundario denominado TROCÁNTER MENOR. Uniendo los dos trocánteres, tenemos por el frente la LÍNEA INTERTROCANTÉRICA, suavemente esbozada, y por detrás la CRESTA INTERTROCANTÉRICA bien marcada y definida. En la perpendicular de la metáfisis superior, se encuentra el CUELLO QUIRÚRGICO. El CUERPO O DIÁFISIS presenta una sección transversal de forma triangular, con tres caras y tres ángulos. La cara anterior es mas convexa que plana y en sus dos tercios superiores es de superficie rugosa prestando inserción al músculo crural o vasto profundo del cuadriceps. La cara externa y la cara interna son convexas y lisas; mas anchas en sus dos tercios superiores, se estrechan y terminan en punta en su extremidad inferior, a consecuencia de la bifurcación del borde posterior del hueso y de la formación del triángulo poplíteo. Los bordes interno y el externo están muy poco marcados de modo que las caras antes descritas no tienen unos límites bien definidos. El borde posterior es grueso, saliente y rugoso, separa perfectamente la cara externa de la cara interna. Este borde se conoce con el nombre especial de LÍNEA ÁSPERA DEL FÉMUR. Su LABIO ESTERNO sirve de punto de inserción al vasto externo y su LABIO INTERNO presta inserción al vasto interno. En su intersticio se insertan sucesivamente, de arriba abajo, los tres músculos aductores del muslo y además la porción corta del bíceps. La línea áspera se divide, en sus dos extremidades, en múltiples ramas. Por abajo, se bifurca siguiendo un trayecto sumamente divergente, para ir a parar cada una de ellas a las dos eminencias o cóndilos de la extremidad inferior del hueso conformando el TRIÁNGULO POPLÍTEO. Por arriba, la línea áspera se divide en tres ramas : la rama externa, que es siempre la más marcada, se dirige hacia arriba, hacia el trocánter mayor, y presta inserción al glúteo mayor; es la LÍNEA O CRESTA GLÚTEA. La rama media, situada por dentro de la precedente, se dirige hacia el trocánter menor y presta inserción al músculo pectíneo, denominándose LÍNEA O CRESTA PECTÍNEA. La rama interna, viene a terminar en la parte anterior e inferior del cuello, y en ella se inserta en parte el vasto interno del cuadriceps; recibe el nombre de LÍNEA O CRESTA DEL VASTO INTERNO. En la línea áspera y en un punto próximo a su división superior se encuentra el AGUJERO NUTRICIO. En su extremo inferior, el fémur se ensancha en sentido transversal y en sentido anteroposterior, formando así una masa voluminosa, de forma irregularmente cúbica llamada EPÍFISIS INFERIOR. Además, se curva ligeramente de delante atrás, de modo que el eje longitudinal del cuerpo del hueso, prolongado hacia abajo, divide el extremo inferior en dos porciones muy desiguales siendo siempre la porción posterior mucho más grande que la anterior. Visto por delante, la epífisis inferior del fémur presenta una superficie articular en forma de polea, llamada TRÓCLEA FEMORAL la cual está formada, como todas las trócleas, por dos carillas laterales, que se inclinan la una hacia la otra convergiendo en un surco anteroposterior o garganta de la tróclea. Dicha tróclea servirá como canal de acción a la rótula. La garganta de la polea se prolonga en una ancha escotadura que divide el extremo inferior del fémur en dos porciones laterales llamadas cóndilos. Por este motivo, se denomina ESCOTADURA INTERCONDÍLEA. Los dos cóndilos se distinguen en interno y externo. El CÓNDILO INTERNO es menos grueso que el cóndilo externo, pero sobresale mucho más hacia dentro que el cóndilo externo hacia fuera. Además, el CÓNDILO EXTERNO desciende menos que el interno lo que hace que si se colocan ambos cóndilos sobre un plano el fémur toma una dirección oblicua hacia arriba y afuera. Cada cóndilo presenta seis caras: . Cara superior que forma cuerpo con el hueso . Cara inferior . Cara anterior . Cara posterior (estas tres últimas articulares y dispuestas en semicírculo, para rodar sobre la tibia) . Cara media que forma parte del espacio intercondíleo y presta inserción a los ligamentos cruzados . Cara lateral o cutánea. El Fémur es el hueso que conforma y da soporte óseo al muslo y es el principal actor en el desplazamiento asociado con el hueso coxal que ya hemos descrito y con los huesos Tibia y Peroné que describiremos en el próximo apartado. Características El fémur es el hueso más grande y largo del cuerpo humano. En la porción inferior, se conecta con la tibia para crear la articulación de la rodilla. En su extremo superior, se une con el acetábulo para crear la articulación de la cadera. Función El fémur es responsable de sostener el mayor porcentaje del pesocorporal durante el funcionamiento normal en actividades para soportar peso. Es un hueso sólido e inflexible. Importancia En la edad adulta, este hueso aporta el mayor porcentaje de la estatura de un individuo. Normalmente, el fémur sigue creciendo y se alarga hasta bien entrados los años de la adolescencia e incluso hasta los 20 años. Identificación El fémur es un hueso único que es identificable por su considerable longitud comparada con el resto de los huesos del cuerpo humano. Además, tiene dos protuberancias óseas muy distintas llamadas trocánteres. El trocánter mayor es la protuberancia ósea más grande, y se encuentra justo debajo del cuello del fémur; el trocánter menor es más pequeño y se encuentra a unos cuantos centímetros por debajo del trocánter mayor. DATO CURIOSO DURANTE LA CIRUGÍA DE REEMPLAZO DE CADERA, LA PARTE SUPERIOR DEL FÉMUR, LA CABEZA FEMORAL, SE ELIMINA COMPLETAMENTE, Y UNA PRÓTESIS O CABEZA FEMORAL ARTIFICIAL, SE IMPLANTA EN SU LUGAR Y SE FIJA FIRMEMENTE EN EL FÉMUR. Así es, El fémur es el hueso del muslo y por supuesto el hueso más largo fuerte y voluminoso del cuerpo de todos los mamíferos. En la edad adulta llega a medir como promedio 46 centímetros, aunque independientemente la edad o estatura, siempre es el hueso mas largo del cuerpo humano. De la clase de los huesos largos, es par y asimétrico. Presenta una ligera curvatura de concavidad posterior, y en el esqueleto se dispone inclinado hacia abajo y adentro. Además en el fémur se observa una ligera torsión: el eje del cuello femoral no está en el mismo plano que el eje transversal de los cóndilos, sino que configuran un ángulo agudo de declinación, abierto hacia dentro y adelante. Anatómicamente, y como en todos los huesos largos, distinguimos en el fémur tres partes fundamentales: El cuerpo o diáfisis, que presenta tres caras -anterior, interna y externa-, y tres bordes -interno, externo y posterior-. Veremos que es especialmente significativo el borde posterior. Epífisis -o extremo- superior, que se articula con el coxal. Epífisis -o extremo- inferior, que se articula con la tibia. El fémur es el hueso del muslo, el segundo segmento del miembro inferior. Es el hueso más largo, fuerte y voluminoso del cuerpo humano,1 y de la mayor parte de los mamíferos. El fémur se encuentra en la parte inferior de nuestro cuerpo; el músculo que se encuentra en el fémur es las bíceps femoral.2 Su longitud en promedio es de 26.74% de la altura de una persona,3 esta proporción varia en los hombres, en mujeres y la mayoría de los grupos étnicos , este dato es útil en la antropología, ya que ofrece una base para una estimación razonable de la altura de un sujeto de tener un esqueleto incompleto. El fémur se clasifica como un hueso largo y consta de un diáfisis, el eje (o cuerpo) y dos epífisis o las extremidades que se articulan con los huesos adyacentes en la cadera y la rodilla. De la clase de los Presenta una ligera curvatura de concavidad posterior, y en el esqueleto se dispone inclinado hacia abajo y adentro, oblicuidad que resulta más notable en el caso de la mujer por la mayor separación entre las cavidades cotiloideas de los coxales, donde se articula el fémur por arriba –la pelvis femenina es más ancha que la masculina–. Además, en el fémur se observa una ligera torsión: el eje del cuello femoral no está en el mismo plano que el eje transversal de los cóndilos, sino que configuran un ángulo agudo de declinación, abierto hacia dentro y adelante. Anatómicamente, y como en todos los huesos largos, se distinguen en el fémur tres partes fundamentales: El cuerpo o diáfisis, que presenta tres caras –anterior, interna y externa– y tres bordes – interno, externo y posterior–. Veremos que es especialmente significativo el borde posterior. Epífisis –o extremo– superior–, que se articula con el coxal. Epífisis –o extremo– inferior–, que se articula con la tibia. Etimologí EN LATÍN FÉMUR SIGNIFICA MUSLO , EN LATÍN MÉDICO SU FORMA GENITIVO ES SIEMPRE FEMORAL, PERO EN LATÍN CLÁSICO EL GENITIVO ES A MENUDO FEMINIS, Y NO DEBE CONFUNDIRSE CON LAS FORMAS DEVIVADAS DE LA PALABRA EN LATÍN FEMINA, QUE SIGNIFICA MUJER. Desarrollo[editar] El fémur se desarrolla a partir de las yemas de las extremidades, como resultado de las interacciones entre el ectodermo y el mesodermo subyacente, la formación se produce más o menos alrededor de la cuarta semana del desarrollo.4 En la sexta semana de desarrollo, el primer modelo de cartílago hialino del fémur está formado por los condrocitos. Osificación endocondral, comienza por el final del período embrionario y centros de osificación primarios están presentes en todos los huesos largos de las extremidades, incluyendo el fémur, por la 12ª semana de desarrollo. El desarrollo de las extremidades posteriores va a la zaga del desarrollo extremidad anterior por 1-2 días. Osificación del fémur[editar] Centros de osificación del Fémur Son cinco los puntos de osificación del fémur: uno primitivo, y cuatro complementarios. El punto primitivo aparece el segundo mes de vida fetal, en el centro del cuerpo del hueso. Los puntos complementarios están destinados a la cabeza, trocánter mayor, trocánter menor –puntos epifisarios superiores–, y extremo inferior –punto epifisario inferior– Este último es el más tardío pues se forma unos quince días antes del nacimiento. El punto de osificación de la epífisis distal tiene importancia forense ya que sirve para poder establecer la madurez del feto, la osificación comienza en el noveno mes de la vida fetal y en el momento del nacimiento suele tener unos 5 mm de diámetro, aunque el grado de su desarrollo no permite conclusiones definitivas, sino solo estimativas. La osificación del fémur se completa en torno a los 19 años de edad en la cabeza femoral.5 El cuerpo del fémur[editar] Inserciones musculares (Fémur, cara anterior) Inserciones musculares (Fémur, cara posterior) La diáfisis femoral es aproximadamente prismática triangular. En ella hay que describir tres caras y tres bordes. Su cara anterior, ligeramente convexa en sentido transversal, y lisa, presta inserción en su mayor parte, y por arriba, al músculo crural, uno de los componentes del cuádriceps crural. Más abajo, se inserta el subcrural. Separadas de la cara anterior por los bordes interno y externo, se muestran las otras dos caras del fémur, la interna y externa, o mejor, la posterointerna y posteroexterna, que prestan inserción al crural. El vasto interno y vasto externo las cubren, sin que se inserten en la superficie ósea. Se ve cuán íntimas son las relaciones del fémur con tres de los componentes del cuádriceps crural. De los bordes, el interno y externo están poco marcados, de forma que las caras anterior y posterolaterales carecen de límites claros. El borde posterior, sin embargo, es notable: la línea áspera. La línea áspera[editar] La línea áspera, conformada por un labio lateral -externo- y otro medial -interno-, entre los que queda un intersticio, recorre la diáfisis longitudinalmente. El labio externo presta inserción al vasto externo. El labio interno, al vasto interno. Ambos vastos son potentes músculos extensores de la pierna, ya vistos en su íntima relación con las caras del cuerpo del fémur. En el intersticio de la línea áspera se insertan los aductores del muslo, por arriba, y la porción corta del bíceps crural, por abajo. La línea áspera termina de modo distinto por abajo y por arriba: Por abajo se bifurca en las líneas supracondíleas lateral y medial, las cuales, junto a los cóndilos femorales, delimitan un espacio triangular: el triángulo poplíteo -espacio poplíteo para algunos- , que no es sino la pared anterior ósea del hueco poplíteo. Por arriba se divide en tres líneas: una externa, otra media y una interna. En la línea externa, o también llamada cresta del vasto externo, se insertan los músculos vasto externo, adductor (aproximador) mayor y glúteo mayor. En la línea de trifurcación media o cresta del pectineo se inserta el músculo pectineo y el adductor (aproximador) menor. Por último, en la línea de trifurcación interna o del vasto interno, se inserta el vasto interno. En resumen, el cuerpo del fémur está especialmente relacionado con el músculo cuádriceps crural pues tres de sus cuatro cuerpos musculares -crural, vasto interno y vasto interno- se insertan en él, posibilitando el movimiento de extensión de la pierna. Además, los aductores del muslo, bíceps crural y glúteo mayor, entre otros, tienen también sus inserciones en este hueso, como corresponde a la riqueza de movimientos del miembro inferior. Extremo superior[editar] Vista de la epífisis superior del fémur derecho. Son visibles la cabeza del fémur (head), el cuello anatómico (neck), trocánter mayor (greater trochanter) y trocánter menor (lesser trochanter). Entre ambos trocánteres , la línea intertrocanteriana posterior. Cabeza articular Con la forma de los dos tercios de una esfera, es lisa, y está recubierta de cartílago articular debido a su función: encajar en la cavidad cotiloidea del hueso coxal, conformándose así la articulación coxofemoral. El ligamento redondo de dicha articulación se inserta en la depresión próxima al centro de la cabeza articular: la fosita del ligamento redondo. Trocánter mayor Eminencia ósea cuboidea, muy aplanada transversalmente, situada por fuera y un poco por debajo de la cabeza articular. Su cara externa, convexa, presenta la cresta del glúteo mediano, dónde se inserta este músculo. La cara interna, por el contrario, está excavada verticalmente. Presenta una depresión profunda, la cavidad digital del trocánter mayor, dónde se insertan los músculos obturador externo, obturador interno y géminos. El borde superior, casi horizontal, presta inserción al músculo piramidal. Del borde inferior se inician algunos fascículos del cuádriceps crural -vasto externo-. En el borde posterior se inserta el cuadrado crural. Finalmente, el borde anterior, muy ancho, presta inserción al glúteo menor. Trocánter menor Es una apófisis cónica, posteroinferior respecto al cuello del fémur, en la que se inserta el músculo psoasilíaco. Ambos trocánteres están unidos por las líneas intertrocanterianas: Línea intertrocanteriana anterior, por delante, en la que se inserta el ligamento ilio-femoral. Línea intertrocanteriana posterior, por detrás, mucho más desarrollada, en la que se fija el músculo cuadrado crural. Cuello anatómico Une la cabeza articular -arriba y adentro- con los trocánteres -abajo y afuera-. Con la forma de un cilindro aplanado en sentido anteroposterior, el cuello anatómico del fémur -o simplemente el cuello- está en íntima relación con la cápsula articular de la articulación coxofemoral. Cuello quirúrgico Inmediatamente por debajo de los trocánteres, representa la unión del cuerpo del fémur con su extremo superior. Extremo inferior[editar] Vista de la tróclea y cóndilos del fémur izquierdo. Se aprecia la garganta de la tróclea en el centro y arriba, también la escotadura intercondílea. Sección de la rodilla derecha. Arriba es visible el extremo inferior del fémur. Abajo, extremo superior de la tibia. Delante de los cóndilos es visible la rótula. Voluminoso, el extremo o epífisis inferior se organiza en los cóndilos, dos masas laterales respecto al plano sagital de la diáfisis: cóndilo interno y cóndilo externo. En ellos se desarrolla la tróclea, superficie lisa para la articulación del fémur con la tibia en la rodilla -articulación femorotibial-. Cóndilo interno Es menor que el externo, si bien prominente hacia dentro. En su cara lateral cutánea destacan dos relieves óseos: la tuberosidad interna, inserción del ligamento lateral interno de la articulación de la rodilla, y el tubérculo del aductor mayor, para el músculo del mismo nombre. Además se inserta en esta cara el gemelo interno. Cóndilo externo Más voluminoso que el interno, presta inserción al ligamento lateral externo de la articulación de la rodilla en la tuberosidad externa de su cara lateral, así como al gemelo externo y poplíteo. En las caras medias de ambos cóndilos -respecto al eje del fémur- se insertan los ligamentos cruzados de la articulación de la rodilla. Finalmente, las caras anterior, inferior y posterior son articulares. En conjunto conforman la tróclea femoral con una depresión en medio, la garganta de la tróclea. Por debajo y detrás los cóndilos están completamente separados por la profunda escotadura o fosa intercondílea. Por encima de la tróclea destaca: El hueco supratroclear, por delante. Representa la parte inferior del triángulo poplíteo al que aludimos en la descripción de la línea áspera. En este hueco se aloja la rótula cuando la pierna está en extensión. El espacio poplítea, por detrás, con dos pequeños relieves óseos: el tubérculo supracondíleo interno, para el gemelo interno, y el tubérculo supracondíleo externo, para el gemelo externo. Función[editar] El fémur es el único hueso del muslo, sirve como un punto de fijación para todos los músculos que ejercen su fuerza sobre las articulaciones de la cadera y de la rodilla. Algunos músculos biarticulares - que cruzan las dos articulaciones, como los músculos gemelos y Plantares. En total, 22 músculos individuales o bien se originan en o insertan en el fémur. En sección transversal, el muslo está dividido en tres compartimentos. Estos compartimentos utilizan el fémur como un eje, y están separados por membranas duras del tejido conectivo (o septos). Cada uno de estos compartimentos tiene su propio suministro sanguíneo y nervioso, y contiene un grupo diferente de los músculos. Estos compartimentos se conocen como compartimento anterior, compartimentos medial y posterior. Importancia clínica[editar] Fracturas[editar] Una fractura femoral que implica la cabeza femoral, el cuello femoral o el cuerpo del fémur inmediatamente por debajo del trocánter menor se puede clasificar como una fractura de cadera, especialmente cuando se asocia con osteoporosis. Las fracturas de fémur se pueden manejar en un entorno pre-hospitalario con el uso de una férula de tracción. En animales[editar] Fémures de los pollitos de Moa. En los tetrápodos primitivos, los principales puntos de inserción muscular a lo largo del fémur son el trocánter menor y tercer trocánter, y una cresta a lo largo de la superficie ventral de la diáfisis femoral se refiere como la cresta aductor. El cuello del fémur es generalmente mínima o ausente en las formas más primitivas, lo que refleja una fijación sencilla al acetábulo. El trocánter mayor se presentó en los arcosaurios extintos, así como en las aves y los mamíferos modernos, están asociados con la pérdida de la marcha en expansión primitiva. El trocánter menor es un desarrollo único de los mamíferos, que carecen tanto de los trocánteres internos y cuarto. La cresta del aductor también es a menudo ausente en los mamíferos o, alternativamente reducido a una serie de pliegues a lo largo de la superficie del hueso.6 Algunas especies de ballenas,7 serpientes y otros vertebrados ,que no caminan, tienen fémures vestigiales. Uno de los vertebrados más antiguos conocidos por tener un fémur es el Eusthenopteron, un pez de aletas lobuladas prehistóricos del periodo Devónico tardío. Estructuras análogas a la tercera trocánter están presentes en los mamíferos, incluyendo algunos primates. El fémur es el hueso más largo y resistente del cuerpo humano. Se localiza en el muslo. Asegura la unión entre los huesos de la pelvis y la articulación de la rodilla. Juega un papel muy importante en el movimiento de la pierna. Camina, corre, salta: es esencial en todas estas actividades. Aunque es muy sólido el fémur puede romperse en un golpe violento. Según la gravedad de lafractura puede ser necesaria una intervención quirúrgica. En este caso se suele colocar una placa sobre el hueso. Fractura femoral Una fractura femoral (coloquialmente "de cadera") es la rotura del fémur. Puede ser una fractura por fragilidad, debido a una caída o traumatismo menor, en una persona con osteoporosis que debilita sus huesos. La mayoría de las fracturas femorales en personas con un hueso normal son resultado de traumatismos de alta energía, tales como accidentes de tránsito. En el Reino Unido, la mortalidad a raíz de una fractura de cuello del fémur está entre 20% y 35% al cabo de un año en pacientes de 82 ± 7 años de edad, de los cuales 80% son mujeres Existen muchos subtipos de fracturas de fémur, cada una de las cuales tiene un pronóstico y tratamiento diferentes. Se conocen comúnmente como "fracturas de cadera", aunque en realidad este nombre no es correcto, pues lo más frecuente es que no se afecte la articulación.  Fractura de la cabeza femoral: indica la aparición de una fractura de la cabeza del fémur. Esta suele ser el resultado de traumatismos de alta energía y a menudo se acompaña con una dislocación de la articulación de la cadera.  Fractura de cuello femoral: (conocida también como cuello del fémur, fractura subcapital o intracapsulares) denota una fractura al lado de la cabeza femoral a nivel del cuello, entre la cabeza y el trocánter mayor. Estas fracturas tienen una propensión a dañar el suministro de sangre a la cabeza femoral, potencialmente causando necrosis avascular.  Fractura intertrocantérica: denota una fractura en la que la línea de rotura ósea está entre el trocánter mayor y el menor, a lo largo de la línea intertrocantérica. Es el tipo más común de fractura de cadera y el pronóstico de curación ósea es generalmente bueno si el paciente es saludable.  Fractura subtrocantérica: se localiza en el eje largo del fémur inmediatamente debajo del trocánter menor y se puede extender hacia la diáfisis del fémur. Clasificación de Garden En resumen, todas las clasificaciones se basan en tres hechos verdaderamente importantes: a. Nivel del rasgo de fractura. b. Oblicuidad del rasgo. c. Mayor o menor grado de impactación de los fragmentos. El primer aspecto tiene importancia en cuanto al compromiso vascular del cuello y cabeza femoral. El segundo aspecto, lo tiene en cuanto al grado mayor o menor de estabilidad de un segmento sobre el otro. El tercer aspecto dice relación con la mayor o menor posibilidad de reducción estable y correcta de los fragmentos de fractura. De la combinación de estos hechos se deduce el criterio terapéutico, sea ortopédico o quirúrgico: enclavijamiento del cuello o sustitución protésica. Patogenia La mayoría de las fracturas de cadera se producen como resultado de caídas de baja energía en pacientes ancianos. Las caídas son poco frecuentes en los adultos jóvenes debido a un mejor equilibrio y fuerza muscular y cuando se producen, por lo general no causa el patrón de lesión que se ve comúnmente en las personas de edad avanzada. Se pensaba anteriormente que el uso de benzodiazepinas aumenta el riesgo de fracturas de cadera, pero los científicos de la Universidad de Harvard demostraron que no hay tal asociación. Una persona normal no se fractura la cadera tras una caída de pie. La fractura de cadera después de una caída leve suele ser producto de una fractura patológica, es decir, causada por algún trastorno subyacente. Las causas más comunes de debilidad en los huesos son los siguientes:  Osteoporosis. Las fracturas de cadera son una de las complicaciones más graves de la osteoporosis, de hecho, una medida del éxito o el fracaso del tratamiento de la osteoporosis es la proporción de pacientes que tienen una fractura de cadera. La deficiencia de vitamina D es un problema común que causa la osteoporosis, y cuando se complementa la dieta con calcio y vitamina D se ha notado una reducción de las fracturas de cadera en un 43%.  La homocisteína, un tóxico "natural" de aminoácidos asociado a la causa de enfermedades del corazón, hemorragia cerebral y fracturas de los huesos, se reduce con las vitaminas del complejo B, causando una reducción en la cantidad de fracturas de cadera hasta en un 80% después de 2 años.  Otras enfermedades metabólicas óseas como la enfermedad de Paget, osteomalacia, osteopetrosis y osteogénesis imperfecta. enfermedades metabólicas causan fracturas de estrés en la cadera.  Tumores benignos o malignos primarios del hueso son causas poco frecuentes de fracturas de cadera.  Cáncer metastásico los depósitos en el fémur proximal puede debilitar los huesos y causar una fractura de cadera patológica.  Este tipo de La infección en el hueso es una causa rara de la fractura de cadera. Otro elemento en el riesgo de mantener una fractura de cadera es el riesgo de caída. La prevención de caídas es un área de interés con las preocupaciones en materia de proporcionar un entorno seguro para las personas en situación de riesgo, proporcionándoles ayuda para caminar, problemas de medicación etc. Ciertos protectores acolchados o escudos de plástico que puede ser colocado sobre los trocánteres del fémur de personas en riesgo de la caída o de mantener una fractura por fragilidad. Sin embargo, no son eficaces para reducir el riesgo de una fractura de cadera y el cumplimiento por parte del paciente es deficiente. En un estudio de 135.000 personas de 50 años de edad o mayores, a los que se administraban altas dosis de un medicamento del grupo de los inhibidores de la bomba de protones durante más de un año han resultado ser 2,6 veces más propensos a fracturarse la cadera. Los que tomaban dosis menores de 1 a 4 años fueron de 1,2 a 1,6 veces más propensos a una fractura de cadera. Tratamiento Tratamiento médico El tratamiento conservador de las fracturas de cadera tiene pocas indicaciones ya que incluso las fracturas impactadas presentan mayores beneficios con una fijación interna, la decisión del manejo conservador no está basada en el estado de la cadera sino en el estado previo del paciente, aquellas personas con enfermedades graves en estados avanzados que están permanentemente encamados, pueden no obtener mayor beneficio de una cadera funcional. Tratamiento quirúrgico El tratamiento quirúrgico es el generalmente empleado, la modalidad del mismo dependerá de la porción del hueso afectada por la fractura. En el área del cuello del fémur, por ejemplo, existe un alto riesgo de necrosis avascular de la cabeza femoral, ya que se afecta la circulación sanguínea de la misma. a. Fracturas de cabeza femoral: estas fracturas se pueden manejar conservadoramente en ciertos casos. Las intervenciones quirúrgicas están indicadas en aquellas fracturas en donde los fragmentos óseos y tejidos blandos están interpuestos en la articulación, realizándose una reducción abierta y fijación interna, se pueden emplear varios tipos de implantes y tornillos para fijación de los fragmentos. b. Fracturas del cuello femoral. En pacientes jóvenes en los cuales se considera que se encuentra viable la circulación sanguínea de la cabeza del fémur, se considera el manejo con osteosíntesis mediante reducción abierta y fijación interna mediante colocación de tornillos. Sin embargo en pacientes mayores de 75 años y en aquellos en donde exista una alta posibilidad de necrosis avascular de la cabeza femoral, se realiza preferentemente artroplastia con colocación de una prótesis de cadera. c. Fracturas intertrocantereas: El manejo de elección es la reducción abierta y la fijación interna mediante el empleo de placas y tornillos. En ciertos casos pueden realizarse artroplastias totales o parciales de la cabeza del fémur. Cuanto mide el femur Un fémur mide entre 35,9 y 41,39 centímetros de media de longitud máxima. Pero el fémur por lo general tiene otras medidas que también son importantes, como el diámetro de la cabeza, el diámetro del cuello, la circunferencia de la diáfasis, la anchura biepicondilar... etc. El fémur es el hueso del muslo y se le conoce por ser el más grande y fuerte del cuerpo humano y de la mayoría de animales mamíferos. Los fémur de las mujeres son diferentes ya que se adaptan a la pelvis y por lo tanto presentan una ligera curvatura posterior mas pronunciada. Vamos a ver otras medidas importantes del fémur: Longitud máxima = 35.9 / 41.39 cm Diámetro horizontal cabeza = 3.57 / 4.4 cm Diámetro mínimo cuello = 2.46 / 2.9 cm Circunferencia diáfisis = 7.4 / 8.05 cm Anchura biepicondilar = 7.39 / 7.9 cm