Está en la página 1de 35

Una descripción histórica de la teología

evangélica latinoamericana
(Primera de dos partes)
Lic. Edgar Alan Perdomo
Profesor de Teología
Seminario Teológico Centroamericano
Esta primer parte del artículo comienza describiendo las condiciones
contextuales—sociales, políticas, socio-económicas y religiosas—en las
que surgen los evangélicos en América Latina. Luego, propone una
periodización del desarrollo de la teología evangélica latinoamericana y
presenta los dos primeros períodos propuestos: “Una nueva clase de
conquistadores (De los inicios hasta mediados del siglo XIX)”, y
“¿Agentes del evangelio, o agentes extranjeros? (De mediados del siglo
XIX hasta el Congreso de Panamá)”. Expone el desarrollo teológico y los
rasgos distintivos de cada etapa.
This first part of the article begins by describing the social, political,
socio-economic and religious conditions in which the evangelical movement was born in Latin America. It then proposes a division of the historical development of Latin American evangelical theology in six stages,
and presents the first two of these periods: “A New Class of Conquistadors” (From the Beginnings to the Mid-Nineteenth Century)", and “Gospel Agents, or Foreign Agents? (From the Mid-Nineteenth Century to the
Panama Congress)”. It traces the theological development and the distinctive characteristics of each stage.

INTRODUCCIÓN
El protestantismo es un movimiento relativamente nuevo en
Latinoamérica. Si se comparan sus más o menos ciento
cincuenta años de historia con los más de quinientos del
catolicismo, se podría decir que los evangélicos son casi unos
recién llegados a la escena religiosa del continente.1 A pesar de
1

En la presente investigación se acepta, en términos generales, que los

98

KAIRÓS Nº 32 / enero - junio 2003

ello, los estudiosos muestran un llamativo acuerdo al afirmar
que ninguna de las corrientes religiosas cristianas existentes ha
presentado respuestas teológicas firmes y oportunas a los
grandes problemas humanos de la región. Unas palabras muy
citadas en este sentido son las siguientes de José Míguez
Bonino:
La iglesia cristiana tiene una larga deuda con América Latina: cuatro
siglos y medio de Catolicismo Romano y uno de Protestantismo han
producido el mínimo del pensamiento creador que estos pueblos
tienen derecho de esperar de quienes sostienen haber recibido la
misión de anunciar la Palabra de Dios a los hombres... Ni el
Catolicismo Romano ni el Protestantismo han tenido como Iglesias el
arraigo necesario en la realidad humana latinoamericana para
alumbrar un pensamiento creador. En otros términos, ambas iglesias
han permanecido marginales a la historia de nuestros pueblos.2

evangélicos son aquellas personas que han confesado públicamente un
compromiso con Jesucristo como Señor y Salvador y con la Biblia como la
Palabra autoritativa de Dios. Dicho compromiso incluye, en la mente de la
mayoría de los evangélicos, adoptar como propias ciertas doctrinas básicas
tales como la justificación por la fe sola, el imperativo de compartir su fe con
los que aún no la tienen, cambios visibles en la conducta de la persona y cierto
sentido de pertenencia a una comunidad local de creyentes. Esta manera de
referirse a los evangélicos es muy abarcadora, lo cual evita la inflexibilidad en
cuanto a la identificación de un grupo u otro como “evangélico”. En otras
palabras, el acuerdo o desacuerdo con las líneas teológicas ya expuestas hace
la distinción entre un protestante evangélico y otro que no lo es. Se acepta que
esta decisión conlleva el riesgo de generalizar ciertos eventos y características,
pero la ventaja es que se sigue un camino de identidad que los mismos
evangélicos prefieren seguir, en la mayoría de los casos. Para estudiar la
discusión en cuanto a los varios usos del término, véase José Míguez Bonino,
Rostros del protestantismo latinoamericano (Buenos Aires: Nueva Creación,
1995), págs. 35-45, sobre todo la nota aclaratoria de la pág. 150; Emilio A.
Núñez, “Conciencia e identidad evangélica y renovación católica”, en ídem,
Teología y Misión: Perspectivas desde América Latina (San José, Costa Rica:
Varitec, 1996), págs. 64-70; Samuel Escobar, “Católicos y evangélicos en
América Latina ante el desafío misionero del siglo XXI”, Kairós 14-15
(enero-diciembre 1994), págs. 63-79.
2
José Míguez Bonino, “Prólogo” a Rubem Alves, Religión: opio o
instrumento de liberación (Montevideo: Ediciones Tierra Nueva, 1968), págs.
i-ii. Citadas, por ejemplo, por René Padilla, “La teología en Latinoamérica”,
Pensamiento cristiano 75 (septiembre 1972), págs. 206-09; Alberto Roldán,
“Los caminos de la teología protestante en América Latina”, Kairós 14-15
(enero-diciembre, 1994), pág. 143; Samuel Escobar, La fe evangélica y las

Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana

99

Fueron opiniones como la anterior las que hicieron que se
hablara en décadas pasadas de la región como un “continente
sin teología”.3 Por lo tanto, no es aventurado decir que si el
movimiento evangélico en el continente es joven, su teología
aún está en pañales.
A pesar de las consideraciones anteriores, se debe señalar
que, aunque sea de manera implícita, informal y no
sistematizada, a lo largo de la historia del movimiento ha
existido un trabajo teológico muy real por parte de los
evangélicos de la región.4 El observar los hitos históricos que
marcan el desarrollo de la teología—formal e informal—entre
los protestantes en Latinoamérica es una valiosa herramienta
para apreciar el avance, crecimiento y perspectivas de este
trabajo teológico.
Este artículo procura trazar, a grandes rasgos, las
condiciones históricas y los énfasis teológicos que hicieron
nacer y desarrollarse la teología de los evangélicos en la
América Latina. Se pretende que este examen históricoteológico sirva como base para observar la existencia de una
relación entre contexto, desarrollo histórico y metodología en la
teología evangélica. En esta primera parte del artículo se
analizarán algunos eventos históricos que conforman el
contexto vital de la teología evangélica y, después de proponer
teologías de la liberación (El Paso, Texas: Casa Bautista de Publicaciones,
1987), pág. 61.
3
Padilla, “La teología en Latinoamérica”, pág. 205. Las palabras del autor
deben ser entendidas de la manera en la que él mismo las explica: “...nuestra
afirmación sintetiza un fracaso de la Iglesia en cuanto a su responsabilidad en
relación con el Evangelio: la de reflexionar desde la perspectiva de la
revelación de Dios, en torno al significado que ésta tiene aquí y ahora, y en
función de la misión de la Iglesia en esta situación” (pág. 206). Por supuesto,
no es que el subcontinente haya carecido totalmente de teología. Lo que
señalaban importantes líderes evangélicos, como Padilla, es que faltaba
reflexión en cuanto al significado del mensaje evangélico para las condiciones
propias de Latinoamérica.
4
Sería injusto e inexacto sostener o sugerir que la teología evangélica en
América Latina nació en CLADE I o con la fundación de la Fraternidad
Teológica Latinoamericana en 1970. Por supuesto, a la vez, se puede declarar
con seguridad que en la última parte del siglo XX la teología formal y
consciente de los evangélicos recibió impulsos importantes en diversas
regiones del continente gracias, en buena medida, a CLADE y la FTL.

En la segunda parte del artículo se hará un examen de los principales protagonistas del movimiento evangélico desde ese emblemático congreso hasta el presente. sino que debe estar fundamentada en los mismos materiales. 1983). pero esta manera de presentar el contexto histórico de la teología evangélica facilita su estudio.. Se reconoce que existe el riesgo de generalizar ciertos temas y pasar por alto otros. de las condiciones en las que el teólogo vive. emerge.junio 2003 una división histórica. El investigador debe procurar. págs. 24-25: “La clasificación (de los salmos) no puede depender de la propia inventiva.100 KAIRÓS Nº 32 / enero . Por el contrario. Debe analizar atentamente la entidad originaria de los mismos. siempre observando la manera en la que cada período efectuó su aporte teológico a la fe evangélica de la región. En lo social: una multiforme herencia colonial La llegada de los protestantes a estas tierras coincide con los 5 Como ejemplo de la forma original en la que se utiliza la expresión. en buena medida. tendencia literaria o escrito bíblico. la que les es natural. véase Hermann Günkel. se analizará el desarrollo de esa teología hasta el Congreso de Panamá. en el vacío. en consecuencia.. a inicios del siglo XX. ¿cuál pudo ser el contexto existencial (Sitz im Leben) de los salmos?” . España: Institución San Jerónimo. comprensión y evaluación. devolver a estos poemas estructura primitiva. SITZ IM LEBEN En los estudios bíblicos se ha usado la frase en alemán Sitz im Leben para describir la situación vital de la que surge cierto tema teológico. En esta parte del artículo se hará una descripción general del contexto histórico y religioso como la situación vital en la que se da la reflexión teológica en el continente.5 Lo que ello refleja es que ninguna idea teológica surge de la nada. La metodología que se utilizará será agrupar las condiciones sociopolíticas y religiosas en varias categorías que han estado presentes casi desde la llegada de los primeros misioneros protestantes a la región (a mediados del siglo XIX). Introducción a los Salmos (Valencia.

1996). marqueses. y del sur. Eduardo Galeano ofrece una descripción más que ilustrativa en su clásico Las venas abiertas de América Latina: El excedente económico deriva hacia cauces improductivos: los viejos ricos. Una cerrada sociedad de clases. . Los primeros protestantes ministraron y pensaron en medio de un continente con estas cualidades muy particulares. Historia del cristianismo en América Latina (Buenos Aires: Fraternidad Teológica Latinoamericana. no se pueden descartar fácilmente trescientos años de dominación y administración ibéricas. Esos estilos de vida social se arraigaron tanto que aún hoy siguen siendo parte de la generalidad de los latinoamericanos. págs. poco más de un centenar y medio de duques. Es bien conocido entre los historiadores que España y Portugal llegaron tarde a la modernidad a la que toda Europa estaba despertando en el siglo XVI.: Siglo Veintiuno Editores. bajo José de San Martín.. levantaban palacios y acumulaban joyas. Las marcas de la sociedad colonial y el carácter de los españoles. Hacia 1630. Las sociedades latinoamericanas adoptaron formas de vida personales y sociales heredadas de las varias culturas y razas que se encontraron durante el proceso de conquista y colonización.. castas y privilegios sociales. Sin embargo. págs. 7 Eduardo Galeano. Así. Las venas abiertas de América Latina (México D. los derechos de clase y los títulos nobiliarios adquirían importancia por encima de la capacidad de trabajo de la persona. que alimentaban copiosamente el brillo de sus títulos rimbombantes. dueños de la tierra y de los títulos de nobleza.F.Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 101 intentos de organización de los países de la región después de la independencia de España. 1992). indígenas y esclavos negros quedaron impresos en el alma de los dirigentes y los habitantes de las recién declaradas naciones independientes. Atrás estaban quedando las luchas independentistas del norte de Sudamérica.7 6 Pablo Deiros.6 Esa tardanza llevó a los ibéricos a perpetuar un sistema básicamente feudal de clases. 38. 40. bajo el mando de Simón Bolívar. 212-14. condes y vizcondes recogían cinco millones de ducados de renta anual. señores de horca y cuchillo.

288-89. . 25. la indígena y la negra. Adams. y todos los resultados de la mezcla entre sí. Gillin dice que de estas dos clases han surgido dos más: una tímida clase media. 9 William D. En Latinoamérica se advierte hoy un fenómeno quizá único en el mundo y en la historia: la fusión en un continente de tres y más maneras de ver la vida. y otra compuesta por campesinos y sirvientes domésticos. es decir. Gillin y otros. págs. en Richard N. Oscar Lewis. Gillin. “Catholicism and National Identity in Latin America”. Latin America: A Concise Interpretative History (Englewood Cliffs.102 KAIRÓS Nº 32 / enero . págs. Núñez.10 Una mezcla de idiosincrasias.8 Este sistema cerrado de privilegios es una buena explicación a problemas actuales tales como el latifundio y la brecha tan marcada entre la vida urbana y rural en el continente. Taylor y Emilio A. sobre todo. 1960).9 La complicidad de la Iglesia católica con esa sociedad estática se refleja en las siguientes palabras de Samuel Escobar: En medio de un orden social que permaneció por tres siglos. Transformation 8/3 (julio-septiembre 1991). 1986). “Latin America’s Human Crises” en William D. Taylor cita a estudiosos tales como E. quienes representan la 8 John P. 114-15. la cual reclamaba ser descendiente de los conquistadores. los mestizos o ladinos. “Some Signposts for Policy”. John P. pág. De esta forma. Gillin. págs. sin los privilegios de la aristocracia. y un grupo de artesanos y trabajadores industriales. sociólogo de la University of Pittsburgh. el panorama básico no ha cambiado demasiado.junio 2003 Por su parte. mezclas raciales típicas de Latinoamérica son los zambos. 1991). Nueva Jersey: Prentice-Hall. Taylor. los cuales se ubican por encima de la clase baja. Bradford Burns. la ibérica. 21-22. en un trabajo destinado a estudiar problemas estratégicos para la política de Estados Unidos. la religión se ha hecho merecedora del título “el opio del pueblo”. 10 Samuel Escobar. Sin embargo. mulatos y. y que aún subsiste en la estructura básica de algunas regiones de América Latina. dice que durante el siglo XIX América Latina estuvo dominada por el viejo sistema colonial de dos clases sociales: una aristocracia dueña de la tierra. Crisis in Latin America: An Evangelical Perspective (Chicago: Moody Press. John P. quien dice que cerca del noventa por ciento de las tierras está concentrado en el diez por ciento de la población. Social Change in Latin America Today (Nueva York: Vintage Books.

Lo que se señala. la identificación con la comunidad y la nostalgia de las culturas indígenas. Texas: Editorial Mundo Hispano. es que las diversas realidades del continente se explican. Mackay.: CUPSA. que teme y que finge frente al señor”.F.13 Estas singulares combinaciones han dado lugar a fenómenos tan propios del continente como el sincretismo católico-maya. 1992). 1988). 62-66. De este arco iris racial provienen rasgos tales como la individualidad y la pasión. pág. 15 De hecho.F.11 la sensibilidad.F. Este conocido escritor mexicano dice: “La desconfianza. 1976). págs. 4062. una buena razón para la existencia de un carácter latinoamericano tan complejo es esta amplia mezcla de culturas. 1993). págs. en fin.Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 103 mayoría de la población del continente. 7. la reserva cortés que cierra el paso al extraño. son rasgos de gente dominada. únicamente. 1942). en buena medida. Sobre este fundamento (Buenos Aires: Ediciones La Aurora. 1961). las diferentes amalgamas o combinaciones del español.12 y la espiritualidad y los sensuales ritmos africanos. págs.15 11 de Juan A. Para observaciones evangélicas acerca del carácter de las distintas culturas que forman la identidad latinoamericana véase Arnoldo Canclini. las oscilaciones psíquicas con que al eludir la mirada ajena nos eludimos a nosotros mismos. No es el propósito de esta investigación hacer un análisis de la sicología o sociología latinoamericana. “Testimonio de la comunidad garífuna” en Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana. 14 Stanley Rycroft. Estas palabras resumen muy bien la actitud indígena que mora en los pueblos de la región. teniendo en cuenta las variantes que resultan de la preponderancia de este grupo o aquel. el fatalismo y la facilidad con la que las personas se ofenden. el disimulo. 12 Octavio Paz. la ironía. Sin duda. El laberinto de la soledad (México D. Como dice Stanley Rycroft. 31-49. pág. Tras el alma de América Latina (El Paso. 13 Blanca Clarke. el indio y el negro han producido la psicología nacional en cada país.: Fondo de Cultura Económica. Religión y fe en la América Latina (México D. 50. la santería.14 En medio de esta excepcional complejidad cosmovisiones surgió el pensamiento evangélico.: Casa Unida de Publicaciones. El otro Cristo español (México D. parece que muchos de los líderes principales del movimiento . provenientes de los ibéricos. Paradigmas indígenas de comunicación (Guatemala: Fondo de Cultura Editorial. el individualismo. Rycroft. por la existencia de esa combinación.

. después de la emancipación de España. Estados Unidos o Gran Bretaña. distinta de la de sus padres. History of”. quizá se debe a la ausencia de ataduras ancestrales con la tribu y a una falta de identificación con valores europeos. Ni el Real Consejo de Indias ni los Virreinatos lograron constituirse en buenos ejemplos estructurales a seguir. Por ejemplo. cuando los países alcanzaron la independencia. los cuales no siempre han sido encontrados.104 KAIRÓS Nº 32 / enero . en cierto sentido. proponente del utilitarismo. no tenían paradigmas efectivos de gobierno y administración estatal y social. los evangélico han sido mestizos. Encyclopaedia Britannica on CD-ROM (Londres: Britannica Publishers. De ahí provino una filosofía política mayormente racionalista. Teológicamente. en referencia a la revolución de independencia en Venezuela: ¿Quiénes son los autores de esta revolución? ¿No son los blancos. y aun antes de ella. los dirigentes latinoamericanos volvieron su mirada hacia modelos estatales provenientes de países admirados por ellos: Francia.16 Un ejemplo muy claro de la filosofía de estado que predominaba entre los próceres de la independencia latinoamericana puede verse en las siguientes palabras de Simón Bolívar. Leyeron con entusiasmo a filósofos y políticos de la Ilustración como Montesquieu. el resto de la vida estatal de los países del continente ha sido una constante búsqueda de modelos políticos y administrativos eficientes. Podría decirse que. 16 “Latin America. autor de El contrato social con sus ideas de la libertad personal. Es por ello que. basada en la búsqueda del bien común y de obligaciones y derechos para los servidores públicos.junio 2003 En lo político: búsqueda inestable de modelos de gobierno Las complicadas e ineficientes estructuras administrativas con las que España y Portugal manejaron sus posesiones americanas terminaron por perjudicar seriamente el despegue económico de los territorios americanos. los evangélicos mestizos latinoamericanos han sido muy influidos por la teología evangélica estadounidense. 2000). y Rousseau. La facilidad de ellos para aceptar una nueva fe. Jeremy Bentham.

1999). ¿Qué ha reservado para sí la nobleza. por ejemplo. . con derecho para elegir el sucesor. y en su lugar tenemos la igualdad absoluta hasta en las costumbres domésticas. La independencia en el más alto sentido de esta palabra substituida a cuantas dependencias antes nos encadenaban. pág. como lo hizo Bolívar para Bolivia bajo la consigna de que “un Presidente vitalicio. Encyclopaedia Britannica on CD-ROM. todo lo bárbaro. La libertad hasta de los esclavos. nada. que antes formaban una propiedad de los mismos ciudadanos. En estas palabras resuenan ideas de la revolución francesa y de la Ilustración. 13. la discusión en Argentina y Chile sobre la introducción de una monarquía constitucional con un rey europeo como cabeza. Discurso sobre el proyecto de Constitución para Bolivia. el clero. tales como la libertad. que clamaban por la restauración de los sagrados derechos del hombre.com. la cual se mantuvo hasta 1889. es la inspiración más sublime en el orden republicano”. libro electrónico (http://www.elaleph. su anticlericalismo y la nueva importancia de la burguesía. Se proponen presidencias vitalicias. nada! Todo lo han renunciado en favor de la humanidad. Todo lo inicuo. la milicia? ¡Nada. se pasó al surgimiento de estados más fuertes y centralizados.17 Sin embargo. Manifiesto de Bolívar a los pueblos de Venezuela. pág. 18 “Latin America”.com. todo lo odioso se ha abolido. las nuevas naciones también experimentaron otros modelos que no prevalecieron y que hoy suenan alejados de la realidad de la región. libro electrónico (http://www. en la búsqueda del mejor método para alcanzar la prosperidad en medio de la conmoción social.18 De estos intentos de colocar gobernantes europeos al frente de las naciones americanas. Con todo y sus ideas sobre la libertad personal. Se puede mencionar.elaleph. los títulos de Castilla y aun los Jefes militares al servicio del Rey? ¿Qué principio han proclamado estos caudillos de la Revolución? Las actas del Gobierno de la República son monumentos eternos de justicia y liberalidad.19 Después.Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 105 ricos. este 17 Simón Bolívar. el proyecto de imperio que hubo en México en la época de Agustín de Iturbide (1864-1867) y luego con Maximiliano de Austria. se aplicó el modelo que quizá más impacto tuvo en todos los países del continente: el liberalismo. la monarquía constitucional de Brasil. 2000). la igualdad y el bien común como meta del estado. 19 Simón Bolívar. 9. de la naturaleza y de la justicia.

ninguna postura ideológica o administrativa ha traído soluciones efectivas para los problemas más profundos de la región. Debido al declive del feudalismo. En lo socio-económico: de una dominación colonial a una dependencia neocolonial La economía colonial de la América hispano-lusitana consistía casi exclusivamente en la explotación de las riquezas de la tierra a favor de la metrópoli. ya sea España o Portugal. trayendo progreso económico y secularismo. la nobleza ibérica necesitaba fuertes inyecciones de riquezas para sostener la infraestructura estatal y cumplir con los compromisos adquiridos con otras potencias europeas. aparecimiento de caudillos de toda tendencia y color político e intereses económicos y sociales de grupos de poder. 435-43. 38. No había ningún esfuerzo que fuese demasiado difícil si había de por medio la posibilidad de conseguir oro.junio 2003 sistema se afianzó prácticamente en todo el continente. revoluciones y guerras civiles de toda clase e ideología. una alternativa de supervivencia para esas naciones. págs. La expansión geográfica de España y Portugal era. pág. A pesar de tal variedad de modelos. tampoco había “ninguna traición. además de facilitar y hasta promover la llegada y desarrollo de los protestantes a la región. 1988). Latinoamérica se ha caracterizado por inestabilidad política con breves interludios de paz y tranquilidad social. Roser Sola Monserrat. Historia del cristianismo. Fue a esta tierra tan cambiante que llegaron los protestantes y comenzaron a expresar sus ideas teológicas y sociales.20 De ahí hasta el presente se puede observar otros modelos basados en dictaduras militares.21 La sed de oro adquirió matices de obsesión entre los conquistadores y colonos. 21 . perfidia o crueldad demasiado bajas si con ellas se podía obtener 20 Deiros.106 KAIRÓS Nº 32 / enero . Síntesis de historia económica mundial y de Centroamérica (Managua: Universidad Centroamericana. entonces.

22 Bartolomé de las Casas denuncia los excesos cometidos en el proceso de saquear la fortuna de la región de la siguiente manera: La causa por la que han muerto y destruido tantas y tales e tan infinito número de ánimas los cristianos ha sido solamente por tener por su fin último el oro y henchirse de riquezas en muy breves días e subir a estados muy altos e sin proporción de sus personas. pág. Breve relación de la destrucción de Indias. 42-44. 9-10. se estructuró en función de las necesidades del mercado europeo.26 En efecto. Por 22 Rycroft.27 Con el tiempo. más abastecedora que consumidora. a la segunda mitad del siglo XIX se le ha llamado “el orden neocolonial”. págs.com. 449. Por el contrario. quizá la potencia predominante en la región durante buena parte del siglo XIX fue Inglaterra. pág. Encyclopaedia Britannica on CD-ROM. su poderío militar le permitía desafiar a quien fuera y ganar más territorios.24 Por lo tanto. sistemas de agua potable y cloacas” como parte de sus intereses neocoloniales. líneas de electricidad. este monopolio comercial que permitía la explotación exclusiva de las riquezas americanas por parte de España y Portugal produjo economías dependientes. 23 .25 En pocas palabras. Síntesis de Historia.Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 107 riquezas”. 24 Galeano. 2000). El proceso de independencia y el triunfo de las élites latinoamericanas no cambiaron mucho el panorama. Historia del cristianismo. 27 Deiros. Sobre este fundamento. págs. Bartolomé de las Casas. Las Venas abiertas. instalaciones frigoríficas. pág. líneas telefónicas. Su poderío comercial lo hacía buscar nuevos mercados para sus productos. 44. 26 “Latin America”.23 El resultado de esta fiebre de oro tanto estatal como personal fue que “la economía colonial. los Estados Unidos fueron sustituyendo a Inglaterra como la potencia que ejercía control sobre el continente. A la vez. 25 Sola Monserrat. con el poderío de toda su fuerza industrial. libro electrónico (http://www. Deiros dice que en esa época los ingleses “sembraron el continente de ferrocarriles. y a su servicio”. basadas en la explotación de la mano de obra servil y la hipertrofia de los aparatos productivos en los territorios americanos. América Latina vivía y producía para sus dueños europeos. 61.elaleph.

Desde la conquista. en la que ganaron los territorios de California. la cual ha sufrido en carne propia los resultados de la aplicación de esas políticas. en la cual Cuba “obtuvo” su independencia nominal de la potencia europea. 82-83. signo de verdad y esperanza (Guatemala: Nuestra Editorial. págs. Crisis in Latin America. “La diplomacia del dólar” y “La doctrina Monroe” han estado ligadas íntimamente con América Latina. se puede mencionar la guerra contra México (18461848). en Taylor y Núñez.29 Por otra parte. estos cambios de potencia dominante han tenido una gran relación con la presencia y el pensamiento de los evangélicos en el continente. La Iglesia Católica en Guatemala. . Políticas y doctrinas como “El destino manifiesto”. pág. En lo religioso: un continente religioso que desconoce la gracia de Dios La historia socio-política de América Latina ha estado fuertemente ligada a su historia religiosa. quizá no con mucha razón. la intervención directa en la independencia de Panamá de Colombia para construir el canal interoceánico e innumerables intervenciones directas e indirectas en el siglo XX. pasando por la época colonial y moderna. “A Synopsis of Latin American History”. el hecho de que por cuatrocientos años se 28 William Taylor. 29 Próspero Penados del Barrio. Como se verá más adelante.28 “admiración y repulsión”.108 KAIRÓS Nº 32 / enero . Nuevo México y Arizona. 1989). la Guerra contra España. la iglesia institucional y el evangelio—al menos los hechos básicos de la fe—han estado en el corazón del desarrollo de la región. Podría decirse que la relación de Latinoamérica con Norteamérica ha sido una combinación de “amor y odio”. a decir que es la religión católica la que puede dar verdadera identidad al continente: “Si analizamos nuestra historia nos damos cuenta de que el catolicismo ha sido el único elemento que ha logrado establecer entre las diversas razas y grupos sociales y económicos un cierto tipo de integración”. “El gran garrote”.junio 2003 ejemplo. 17. “bienvenida y resentimiento”. Tan fuerte es esa identificación que algunos incluso se atreven.

59.34 En pocas palabras. 26. “Discurso Inaugural de CELAM IV”. . 150. 31 Mackay. Juan A. El otro Cristo. pág. 17. 1918). pág.Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 109 había predicado cierta forma de cristianismo en la región fue una de las razones por las que no se invitó a sociedades misioneras que trabajaban en Latinoamérica a la Conferencia Misionera Mundial de Edimburgo en 1910. Historia de la Iglesia en América Latina. porque no conocen del catolicismo más que el ritual”. citando a Leandro Tormo. De cualquier manera.30 la mayoría de observadores hacen serias críticas similares a las que se mencionan a continuación. la religión católica se paganizó ella misma. 33 Escobar. 1992). y hoy los indios son más paganos que cristianos. pág. pág. en Conferencia Episcopal Latinoamericana. pág.32 Aun el estudioso católico Leandro Tormo dice que el método evangelizador era semejante a los métodos “militares”. citando a Carlos Octavio Bunge. 1. Sobre este fundamento. se ha hecho toda clase de críticas en relación con la manera y la fidelidad con la que las enseñanzas bíblicas han sido presentadas en el continente por parte de la Iglesia católica. 80. Santo Domingo (Madrid: Ediciones Paulinas. Sobre este fundamento. 34 Rycroft. a pesar del cúmulo de datos religiosos que los habitantes de América Latina recibieron a través de más 30 Juan Pablo II. La fe evangélica. La Evangelización (Madrid: FERESOCHSA.33 El sociólogo argentino Carlos Bunge llega a decir que “el catolicismo español fue un catolicismo anti-cristiano”. fecunda y admirable obra evangelizadora”. 32 Rycroft. pág. Mackay afirma con convicción que “los métodos que adoptaron los conquistadores para propagar la religión cristiana están muy a tono con la falta de ética de su religión”. pág.31 El misionero Stanley Rycroft es contundente al decir que “en lugar de cristianizar las creencias de los indios. A pesar de que Juan Pablo II afirmó en la reunión del CELAM IV que “se llevó a cabo una válida. Se dice que más de la mitad de los católicos del planeta son latinoamericanos. Junto con lo anterior. hay que reconocer que. ya que “consistía en primero vencer para después convencer”. 66. 93. Nuestra América (Buenos Aires: Vaccaro. América Latina es el gran bastión del catolicismo en el mundo. aún hoy. 1962).

lo que se hará en este trabajo es ver el movimiento evangélico como un todo. inestabilidad política y atrofia espiritual. relacionando las inquietudes teológicas con los eventos históricos. una clasificación de los “rostros” del movimiento protestante en el continente. de José Míguez Bonino. la cual presenta. variedad cultural.junio 2003 de tres siglos. hasta ahora. Sin embargo. inferioridad económica. no se ha intentado. mientras el teólogo argentino “separa” por razones doctrinales y aun ideológicas las principales corrientes del protestantismo. En resumen.110 KAIRÓS Nº 32 / enero . planteando fases históricas por las que ha pasado su teología. incluso. las interpretaciones de esos eventos y el estudio de las etapas que siguieron las ideas detrás de ellos son escasas. incluyendo personajes y eventos relevantes.35 Esta parte de la investigación pretende ser por lo 35 La diferencia fundamental de esta metodología con la de Míguez Bonino es que. Una obra valiosa en esta dirección es Rostros del protestantismo latinoamericano. parece que ni el Cristo de los Evangelios ni el auténtico mensaje de la gracia transformadora de Dios había llegado a las costas del continente. Esa ignorancia sorprendente de las verdades eternas del evangelio era la incuestionable situación religiosa a la que el pensamiento y la obra evangélica se enfrentó a su llegada a estas tierras. En la siguiente sección se tratará de observar hasta qué punto los evangélicos han logrado éxitos en la consecución de esa ansiada meta. simplemente es distinto. No necesariamente es un mejor método. UNA PROPUESTA DE PERIODIZACIÓN DE LA TEOLOGÍA EVANGÉLICA LATINOAMERICANA Al inicio del artículo se afirmó que la teología evangélica formal en América Latina es una realidad muy reciente. El gran reto fue y sigue siendo anunciar y modelar los auténticos valores de la fe cristiana en medio de tales condiciones tan peculiares y difíciles. Su ventaja es que presentará la historia . una periodización de las mentalidades teológicas que han movido el desarrollo histórico de los evangélicos en la región. Aunque ya existen descripciones históricas del movimiento. la situación vital en la que surge y se desarrolla la teología de los evangélicos latinoamericanos es una de inmovilidad social.

76. “iglesias fruto del movimiento misionero” (también llamadas evangélicas) e “iglesias pentecostales”. entonces. hacer demasiadas conjeturas. los períodos se proponen solo con el fin de estudiar el desarrollo histórico de la teología evangélica. proponer una clasificación de las fases históricas de la teología evangélica en América Latina. “Hacia una teología evangélica contextual explícita (el movimiento estudiantil y la FTL)” y “Teologías populares desde el púlpito (ideas carismáticas y populares)”. el esfuerzo y el riesgo valen la pena si con ello se adquiere un mejor entendimiento sobre la manera en la que los evangélicos del continente han pensado y vivido su fe dentro de la historia y cómo la van a vivir en el futuro. ser muy subjetivo. “¿Agentes del evangelio. en René Padilla. Ya existen clasificaciones de la historia de los protestantes en la región. Por supuesto. Se seguirá un camino que tiene seis fases: “Una nueva clase de conquistadores (de los inicios hasta mediados del siglo XIX)”. Por supuesto. 1993). debido a la naturaleza de lo que se intentará hacer. sobre todo. “Identidad evangélica autóctona y ecumenismo (del Congreso de Panamá hasta CELA III)”. tomando en cuenta. como cualquier trabajo teológico. o agentes extranjeros? (de mediados del siglo XIX hasta el Congreso de Panamá)”. pág.F. “La realidad de la iglesia evangélica latinoamericana”. Cada una de ellas corresponde a diferentes énfasis teológicos que se han presentado en la historia de los evangélicos. El punto de partida para este análisis será. este análisis está sujeto a refinamientos. Fe cristiana y Latinoamérica hoy (Buenos Aires: Ediciones Certeza. No son fases absolutas ni de la teología evangélica latinoamericana en forma unificada. 36 Quizá la más aceptada es la de Orlando Costas. ed. Véase Alberto Roldán. . malinterpretar ciertos datos. págs. Alberto Roldán agrega las “iglesias históricas” en su análisis. se corren riesgos muy grandes: generalizar. 1-40: “comunidades de trasplante”. A pesar de ello.. 1975).Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 111 menos un punto de partida para la elaboración de tal trabajo. De todas maneras. etc. Evangelio y antievangelio (México D.: Ediciones Kyrios.36 pero ahora se intentará establecer una clasificación de la historia de la teología evangélica. la relación que hubo entre ideas teológicas y contexto.

Es debido a esa valentía. no se implica con ello que los protestantes han hecho todo bien y sin errores.38 En esta sección se describirá la teología de los representantes de esta fase histórica. 213. pág.37 Las hazañas realizadas por hombres osados en medio de grandes obstáculos en procura de grandes propósitos y metas no dejan de admirar a quienes estudian el período histórico. Por supuesto. . la Biblia era un libro lejano para sus pobladores. La era de los conquistadores (Miami: Editorial Caribe. Sin embargo. Justo González. de acuerdo a las condiciones religiosas observadas antes. un evento extraordinario. La época corresponde a la llegada de los primeros protestantes a la región. Cristo era un explotador más y la gracia de Dios se reducía a una serie de ritos y sacramentos 37 Justo González. usa el término “impresionante”. en su evaluación de esa aventura. UNA NUEVA CLASE DE CONQUISTADORES (DE LOS INICIOS HASTA MEDIADOS DEL SIGLO XIX) La empresa conquistadora y colonizadora de los españoles del siglo XVI fue. 38 Aunque se reconoce la llegada de protestantes durante la época colonial. para los propósitos de esta investigación se consideran “los primeros protestantes” a aquellos que lograron permanecer hasta implantar la obra evangélica en el continente. Nada podría ser más simbólico. ya que.junio 2003 cerradas. arrojo y perseverancia en el proceso de alcanzar las metas deseadas que a la primera fase del desarrollo teológico de los evangélicos en el continente se le ha denominado en este trabajo “una nueva clase de conquistadores”. los habitantes de América Latina vivían en una árida sequía de la Palabra de Dios y de su gracia redentora. sin duda. El resto de esta parte del artículo se dedicará a hacer un análisis del desarrollo y características teológicas de los primeros dos períodos. 1980).112 KAIRÓS Nº 32 / enero . El arribo definitivo de los protestantes al continente coincide con los movimientos de independencia en diferentes partes de la región. hay que reconocer que antes de la llegada de los evangélicos al territorio latinoamericano.

personas y bienes. Cristianismo y sociedad 99 (1989). valdenses italianos y luteranos alemanes. bautistas galeses. citando el texto del tratado “Treaty of Amity. y continuando en la posesión en que están. En general las razones para su inmigración no tenían nada que ver con su procedencia religiosa.43 Venían a 39 Este aspecto poco estudiado de la inmigración europea hacia América Latina puede verse en Martin N. 1828. Un ejemplo es el siguiente: (Los ciudadanos ingleses gozarán) en sus casas. con tal que respeten la del país en que residan. 41 Costas. págs. a causa de su religión. “La realidad de la iglesia evangélica”. 8. Londres. pág. presbiterianos escoceses. Para los inmigrantes. no serán inquietados.40 Muchas de estas comunidades se instalan junto a empresas extranjeras tales como ferrocarriles y fábricas. Los pioneros inmigrantes Mayormente por razones técnicas o ideológicas. 622-37. pág. 40 Walther L. Historia del cristianismo. hacían tratados bilaterales que incluían cláusulas para proteger la libertad de culto de los inmigrantes. entonces. a los gobiernos de los nuevos países les interesaba que ciudadanos de países industrializados vinieran a trabajar y establecerse. 43 Una excepción son las colonias menonitas que se establecieron en . su implantación en el proyecto liberal modernizador y las consecuencias del mismo”. Commerce and Navigation Between His Majesty and The United States of Mexico”.39 Los gobiernos. 12. “Intolerancia religiosa e inmigración en México (Siglo XIX)”. Deiros menciona a grupos anglicanos de Inglaterra. 74. “Protestantismo de inmigración en Brasil.Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 113 sin mayor impacto para la vida diaria. en manera alguna. la protección del Gobierno. por su parte.42 Ninguno de estos grupos representaba esfuerzos misioneros o proselitistas. además de evangélicos y episcopales negros estadounidenses. Bernecker. Dreher. el viaje era atractivo.41 Provenían de distintos países. ya que permitía abrigar la esperanza de mejorar económica y socialmente mientras una Europa cada vez más tecnificada “repelía” a grandes masas de pobres. en su mayoría europeos. 42 Deiros. pág. Cristianismo y sociedad 99 (1989). molestados o incomodados.

Ejemplos de ello pueden ser los proyectos de “el blanqueamiento de la raza” y el fortalecimiento de la clase media Sinenembargo. Cristianismo sin religión (Montevideo: Editorial Alfa. Estas razones determinaron su teología y su relación con la realidad latinoamericana. Ser luterano es parte de ser alemán. 75-82. 45 Costas. pág. en más de una ocasión.junio 2003 trabajar. se cantan los himnos del país natal y se sostiene una teología trasplantada. pág. aun hoy. Cristianismo y sociedad 99 (1989). 47 Dreher. págs. 1969). “representa la perpetuación de una situación cultural caduca y el rechazo hacia la sociedad circunvecina”. casi como parte de su orgullo patriótico. son una especie de “punta de lanza” del movimiento. .44 En medio de estas ideas. hayan sido usados para alcanzar metas políticas lejanas a los objetivos cristianos del evangelio. 18. su pensamiento misionológico y social era prácticamente nulo. así como ser anglicano es parte de ser inglés. Primero. 46 Julio de Santa Ana. “La realidad de la iglesia evangélica”. sin cambios. “Protestantismo de inmigración”. Así.46 En otras palabras. “La república menonita del Chaco”. 44. págs. Estas comunidades llegaron buscando tierras que colonizar y como refugiados. labrar la tierra o prestar asistencia técnica. La gente de la región se fue acostumbrando a varios puntos de Paraguay. haya denominaciones en Brasil con el nombre de “Iglesia Evangélica Alemana de Río Grande do Sul” o “Iglesia Luterana Alemana de Brasil”. Los inmigrantes buscaban trasladar el estilo de vida y las costumbres de su país a la tierra donde ahora vivían. 61-66. En ese contexto. se traen pastores para ministrar solamente a la comunidad extranjera.45 Julio de Santa Ana llama a los inmigrantes “verdaderos islotes extranjeros en medio de la sociedad de estos nuevos países”. no cabe la idea de que haya “anglicanos mexicanos” o “luteranos brasileños”. el culto.114 KAIRÓS Nº 32 / enero . Aunque mantenían firmemente todas las doctrinas de sus iglesias. 44 Es muy ilustrativo que. incluso las prácticas y creencias religiosas. estos protestantes se aíslan del contexto latinoamericano y se dedican a vivir en paz y tranquilidad con su familia. Incluso es probable que. dice Costas. comerciar. Para una descripción de estas colonias y su influencia véase Margarita Durán Estragó.47 los inmigrantes ofrecen un doble aporte al protestantismo. Brasil.

págs. Por ejemplo. págs. 34-39.. Goslin. abrieron iglesias y fundaron escuelas”. pág. El autor menciona el dato ilustrativo de que en el municipio de Teutonia. 67. En los difíciles años iniciales fue la concepción religiosa quien contuvo la decadencia moral y le dio a la gente fe en el futuro. 638. capacidad innovadora y otras propiedades que son tan inherentes al calvinismo. Muchos de estos extranjeros fueron factores de desarrollo y prosperidad para los países donde se encontraban. cuando llegaron los misioneros y colportores. tales como ansias de ahorro.51 48 Goslin menciona el caso de los presbiterianos escoceses en Argentina y los valdenses en Uruguay. Historia del cristianismo. en general los protestantes inmigrantes fueron un modelo de trabajo y de conducta que atrajo la curiosidad y la admiración de los latinoamericanos. A la vez. como en el popular. 49 Deiros. se puede mencionar el estudio de campo de Fred Jongkind entre las colonias calvinistas de Argentina y Brasil.49 Martín Dreher dice que la presencia permanente de escuelas en las comunidades protestantes dio como resultado los índices más bajos de analfabetismo en Brasil en esas colonias.50 Por último.. muchas veces podían contar con la colaboración de iglesias protestantes ya establecidas en el territorio. 83-99. Tomás S. Los evangélicos en la América Latina (Buenos Aires: Editorial La Aurora. Además. pág. 50 Dreher. la aceptación de libertad de culto para los inmigrantes preparó el terreno para proclamar la libertad religiosa para todos los ciudadanos. solo había siete analfabetos en 1984. 1956). 51 Fred Jongkind.. tanto en el ámbito intelectual. en Río Grande do Sul. honestidad. “Protestantismo de inmigración”. aunque tardaría un poco más. Aquí se unieron las características individuales de los colonos. los valdenses en Uruguay formaron “colonias agrícolas florecientes. . el cual concluye diciendo: Las orientaciones valorativas en las que se basa el calvinismo se prestan más para el progreso económico que las del catolicismo.48 En segundo lugar. “Ética protestante y progreso económico: Las colonias agrarias holandesas calvinistas en Argentina y Brasil”.Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 115 ver y escuchar servicios religiosos distintos a los católicos.. Cristianismo y sociedad 99 (1989). en una verdadera organización económica.

243.116 KAIRÓS Nº 32 / enero . Desde la publicación de doscientos ejemplares del Nuevo Testamento en portugués entre 1804 y 1807. Por supuesto. 1989). aunque sencillo y evidente. En lugar de ver con sospecha y temor una alianza entre la religión y los conquistadores. Diccionario de Historia de la Iglesia (Miami: Editorial Caribe. 53 Mackay. tendría grandes repercusiones en toda la vida de la región.52 los colportores fueron agentes de esparcimiento del evangelio y de la Palabra de Dios por toda la región. pág.. como dice Juan Kessler. en Wilton M. . 967. ed. Nelson. pág. sí constituye una pauta de lo que la práctica evangélica es y debe ser. “Sociedades Bíblicas en América Latina”. se puede decir que. “los nuevos cristianos aparecieron no con la espada sino con la Biblia”. Ese detalle. Las historias relacionadas con estos pioneros se cuentan entre las hazañas dignas de recuerdo entre todos los evangélicos latinoamericanos. como dice Mackay. Por ejemplo.junio 2003 Sobre la base de las anteriores anotaciones. el solo hecho de 52 Aristómeno Porras. Los pioneros colportores Cuando se habla del inicio del movimiento evangélico en forma permanente en el continente. Hay que recordar que los ejemplares que Thomson y otros colportores distribuían eran de la traducción de Scio de San Miguel. El otro Cristo. aunque el protestantismo inmigrante no contribuyó mucho a las ideas teológicas formales de los evangélicos. sino en cualquier contexto donde se presente. uno de los primeros proyectos de la Sociedad Británica y Extranjera. las instituciones que siempre deben mencionarse como precursoras y pioneras son las sociedades bíblicas.53 Simplemente este hecho ya marcaba una gran diferencia con la manera en la que había llegado la religión a las costas de los países latinoamericanos. no solamente en América Latina. Quizá el dato teológico más obvio en cuanto a los colportores es que su trabajo estaba íntimamente ligado con las Escrituras. los habitantes del continente veían cómo estos hombres ponían en sus manos los ejemplares de la Escritura.

Bolívar. A Study of the Number. 47. . págs. quien testifica con entusiasmo que los sacerdotes estaban “regocijados.54 Sin embargo. 56 Julian Curtis Bridges.58 En cuanto a sus convicciones doctrinales. en Wilton M. recomendando calurosamente los libros a todos los que llegaban y 54 Juan B. 1012. “Thomson. junto con la esperanza de la salvación eterna.55 Además. 55 Deiros.. 1989). (tesis de maestría. 58 Wilton M. A. Kessler. la esperanza de los colportores se podía expresar de la siguiente manera: “el evangelio les dará. Nelson. aunque algunos muestran apertura a la colaboración con los católicos. fundamentos seguros y estabilidad para la prosperidad de la nación”. la apertura a ideas religiosas contrarias a las sostenidas por la iglesia romana y. 646. 1982).Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 117 distribuir Biblias no cambiaría la sociedad latinoamericana. Distribution. Como ejemplo de esto último se puede destacar la participación activa en la distribución de Biblias por parte del reformador mexicano José María Luis Mora. por un lado. Historia del cristianismo. Diccionario de Historia de la Iglesia (Miami: Editorial Caribe. Misión y liberación (Puebla: Ediciones Las Américas. 8. pág. pág. la lectura de la Biblia provocó. 42-43. un cambio en la manera en que era visto el protestantismo por parte de figuras intelectual y políticamente notables en la vida de los países de la región. University of Florida. Nelson. Ejemplo de ello es Diego Thomson. Miranda y Bernardo O’Higgins57 y la identificación protestante de Lorenzo Montufar en Guatemala. Diego (1788-1854)”. sobre todo porque los pocos latinoamericanos que sabían leer no tenían “la independencia necesaria para adoptar una actitud de crítica eficaz frente a la iglesia establecida”. pág. no hay muchos datos disponibles. pág. quien parecía tener motivos económicos (atracción de inversionistas extranjeros) y políticos (contrarrestar el poder de la Iglesia Católica). por otro lado. 1976). ed. El protestantismo en Centro América (Miami: Editorial Caribe. se puede decir que estos pioneros eran claramente protestantes. Sin embargo. 57 Pablo Pérez Morales.56 la acogida de la obra de Diego Thomson por parte de José de San Martín. El caso de Guatemala es un ejemplo típico: los protestantes fueron invitados por el presidente liberal Justo Rufino Barrios. and Growth of the Protestant Population in Mexico. 1969).

“James (Diego) Thomson”. de Palma y José Norwood. Deiros.62 Diego Thomson. Iglesia y misión 52 (abriljunio. Sobre este fundamento. los colportores mostraron un gran interés por la educación del pueblo. Historia de la evangelización en el Perú (Lima: 60 . de Palma pudo llegar a Venezuela aprovechando la derrota de las posturas clericales. 91. 245. pág. Rycroft afirma que la Biblia y la educación popular conforman “dos de las más grandes contribuciones al pueblo de esta región” de parte de los protestantes.63 Él mismo testifica: “Las dos cosas a las que he prestado más atención son: la educación de la juventud y la circulación de las Sagradas Escrituras”. 65 Juan Kessler. 63 Daniel P. citando “Cartas de Diego Thomson”. 20. Precursores evangélicos. 62 Mackay.65 59 Citado por Rycroft. fuese. Aparte del lugar primordial de la Biblia. J. aunque en nombre de la causa bíblica había lugar para cierta cooperación estratégica con católicos de vanguardia. Mongiardino murió apedreado en Bolivia.64 El éxito del pionero escocés queda demostrado con el hecho de haber recibido ciudadanías honorarias tanto en Argentina como en Chile. págs. aunque personalmente muchos ofrecían su colaboración para esa tarea. 643-48. 1984). pág. 91. Powell. Monti. pág. En términos generales podría decirse que los tiempos de las preocupaciones ecuménicas estaban muy lejos. hay que recordar que muchos otros fueron perseguidos por el clero. Norwood fue puesto en prisión y apeló a la embajada norteamericana para su liberación.59 A la vez. 1995). De hecho. El otro Cristo. 50. 15. pág. Presencia del protestantismo en el Río de la Plata durante el siglo XIX (Buenos Aires: Editorial La Aurora. y secretario de la Spanish Translation Society de la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera. Historia del cristianismo.61 Casi como un símbolo de esa conjunción está el hecho de que el colportor más famoso y “una de las más interesantes y misteriosas figuras de la vida religiosa de Sudamérica durante el siglo pasado”. 61 Rycroft.60 La postura oficial de la iglesia católica era de oposición a la distribución de las Escrituras. selección de Samuel Escobar (Lima: Presencia. como es el caso de José Mongiardino. 64 David R.118 KAIRÓS Nº 32 / enero .junio 2003 ayudándome en la venta cuando la ocasión lo requería”. pág. 1969). pág. la cual era promotora del método lancasteriano de educación. secretario de la British and Foreign School Society. Sobre este fundamento. a la vez.

aunque sin éxito. Ellos eran verdaderos paladines del evangelio y agentes de cambio y progreso. Kidder organizó en Brasil sociedades de temperancia contra el alcoholismo.. . págs. Diego Thomson y Camilo Vergará. pág. primer origen de la buena o mala educación de la juventud no menos de la dicha o infortunio de los ciudadanos. En este sentido. pág. ¿Quántas (sic) diferencias se notarían en las costumbres si las mujeres supiesen a fondo su religión. sus deberes y pusiesen a practicar las luces que sobre ellos pueden suministrarseles (sic). Por ejemplo. los colportores no eran meros “vendedores de Biblias”.. por ejemplo.. en el campo educativo. Su conclusión es que “toda la vida era de interés para el señor Thomson”. Goslin describe cómo Diego Thomson luchó. a diferencia de los inmigrantes.Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 119 Como se puede ver. 55. 68 Goslin. 66 “Petición presentada por los señores Francisco Navarrete. una para hombres y otra para niñas. fueron precursores y ejemplos de la preocupación Ediciones Puma. Daniel P. solicitando la creación de una escuela mixta en la capital”. pág. 67 Deiros. ¿No es la instrucción así como de la verdad y la moral el medio y firme apoyo de las garantías sociales?. Época 1 (julio 1995). a favor de la libertad de cultos en Perú y cómo en sus cartas da a conocer el vivo interés que tenía en eventos importantes para la vida de los países.67 Además. Los evangélicos.68 De este modo. El espíritu de cambio social e interés en el desarrollo de la región puede verse. 20.deseando contribuir al progreso de la ilustración primaria de los abitantes (sic) de esta ciudad. y las facultades industriales que se pueden enseñar?66 Todo parece indicar que para los agentes de las sociedades bíblicas este interés por asuntos sociales era parte normal y necesaria de su misión. 645. 1993).. 73-74. de el (sic) depende la paz y la felicidad domésticas. Les pide establecer escuelas de Enseñanza muta (sic) en la Parroquia de San Lázaro.. en la siguiente carta dirigida al Congreso de Perú por parte de Thomson. sobre todo. Francisco Navarrete y Camilo Vergará: .. estos colportores lograron establecer ciertos puntos de contacto entre el trabajo misionero y las necesidades integrales de la gente. Historia del cristianismo.

Mientras el catolicismo prohibía la lectura de la Biblia. los colportores la distribuían. rebelde. Mientras la teología colonial estaba en una posición dominante. los protestantes venían desde abajo. los evangélicos llegaban con un mensaje transformador y. el interés por la llegada de extranjeros para trabajar y cooperar en el progreso inicial de las nuevas naciones. aunque ganando renombre. aunque en declive. De manera clara y específica tanto los inmigrantes como los colportores y primeros protestantes nacionales se constituyeron en opciones distintas frente a la teología imperante en la región hasta ese entonces. O AGENTES EXTRANJEROS? (DE MEDIADOS DEL SIGLO XIX HASTA EL CONGRESO DE PANAMÁ) En la época de la llegada de los protestantes confluyen varios factores religiosos y políticos que facilitan su entrada. el mensaje evangélico era de un dinamismo espiritual novedoso. Ya se ha mencionado. ¿AGENTES DEL EVANGELIO. la postura antiliberal del catolicismo y .junio 2003 social que vendría después a la teología evangélica latinoamericana. Mientras la teología tradicional se sentía satisfecha con el status quo y lo defendían. estos pioneros dieron un paso más adelante en la relación entre doctrina y práctica que se busca en la teología evangélica. la aparición de Inglaterra y Estados Unidos como nuevas potencias económicas y políticas. Como se ha visto. En ellos se puede observar un inicio tímido pero correcto en el desarrollo de una teología evangélica fiel a sus distintivos teológicos y oportuna para el contexto en el que se mueve. por ejemplo. en cierto modo. Mientras la Iglesia católica se había vuelto estática. Rasgos teológicos de la etapa Esta fue la época cuando la teología evangélica latinoamericana se caracterizó por ser una teología alternativa. Además.120 KAIRÓS Nº 32 / enero . A través de su obra osada y valiente dejan retos a las generaciones evangélicas posteriores. se puede mencionar el liberalismo político y su unión filosófica con el positivismo.

. prácticamente. según la cual la asociación se da debido a la confrontación entre una cultura política autoritaria y estas minorías que buscan fundar una modernidad burguesa basada en el individuo redimido de su origen de casta y por lo tanto igualado en una democracia participativa y representativa esperando con eso poner fin a los privilegios pluriseculares.F.Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 121 cas y políticas.69 Lo que sugiere Bastián es. es decir que el protestantismo es parte de una conspiración imperialista dirigida por Estados Unidos. 69 Jean Pierre Bastián. Con todos estos factores. Coincidencia de propósitos Generalmente se acepta la asociación entre protestantes y liberales en la segunda mitad del siglo XIX. en el momento histórico que vivía América Latina. Para ellos. el escenario era propicio para el establecimiento de los protestantes. 14. la “punta de lanza” del capitalismo en varias regiones. la secularización de la sociedad y la promoción de las minorías coincidían con los objetivos protestantes de libertad de culto y consiguiente disminución del poder católico.70 En otras palabras. 1986). como dice Míguez Bonino. Historia del protestantismo en América Latina (México D. hasta la “hipótesis asociativa”. 70 Míguez Bonino. la postura antiliberal del catolicismo y el anticlericalismo en las élites gobernantes de América Latina. como se verá a continuación. pág. págs. Rostros del protestantismo.: CUPSA. incluida América Latina. Es en cuanto a los compromisos y alcances de esa alianza en donde las opiniones divergen. Jean Pierre Bastián analiza las distintas teorías: desde la “hipótesis conspirativa”. las metas liberales de la libertad personal. A la vez. La hipótesis conspirativa estuvo de moda en algunos círculos de reflexión de tendencia mayormente izquierdista. su teología se vio influida por estas mismas corrientes ideológicas y políticas. el protestantismo era. 178-88. “una convergencia de intereses más que una similitud de ideas”. interpretación individual de la Biblia y la prosperidad espiritual y material que eso traería a los habitantes de la región.

los protestantes y los francmasones en Latinoamérica fue la de progreso. si los liberales deseaban cambiar la sociedad para ajustarla a la modernidad. masonería y protestantismo”. pág. Él dice que este concepto “era una de las ideas más importantes de Occidente. más aún que las ideas de igualdad. Cristianismo y sociedad 92 (1987). cuando andaba en Minas Gerais. Este autor hace un repaso de la historia y filosofía de la masonería del siglo XIX y dice que la actividad principal de estos grupos era reunirse para filosofar y discutir las ciencias.72 El investigador brasileño David Gueiros Vieira opina que la idea que hizo que concurrieran los intereses de los liberales. los protestantes ofrecían una buena alternativa para romper los patrones tradicionales e implantar nuevos. .71 Algunos colportores y misioneros protestantes recibieron colaboración de los masones y aun llegaron a usar las logias como puntos de predicación. sí hubo compatibilidad de metas— aunque no de métodos—entre protestantes y liberales a finales 71 David Gueiros Vieira. 72 Antonio Gouvea Mendonça. integración en sus grupos de todas las clases sociales y pacifismo. 17. sobre todo las matemáticas.73 Para los liberales. mientras que para los misioneros protestantes los gobiernos liberales constituían la oportunidad de alcanzar las condiciones prácticas—libertad de culto. Cristianismo y sociedad 92 (1987). “Incorporación del protestantismo y la ‘Cuestión Religiosa’ en Brasil en el siglo XIX. preguntó si había en la ciudad algún masón. “Liberalismo. la prosperidad material y política venía de países protestantes. justicia social y soberanía popular” y que “con el tiempo estas ideas vinieron a incorporarse a aquello que se llamaba ‘progreso’”. quienes buscaban libertad y tolerancia como parte de sus tres principios fundamentales: ecumenismo religioso.junio 2003 Los intereses protestantes también concordaron con los de otras sociedades como los masones. 73 Vieira. y sin conocer a nadie que lo hospedara. masonería y protestantismo en Brasil en el siglo XIX”. “Liberalismo. pág. En otras palabras. separación de Iglesia y Estado—que permitían su establecimiento. reflexiones e hipótesis”. Brasil. Un símbolo de esa cooperación es el relato del misionero presbiteriano John Boyle. “De hecho. quien. 12-13. págs. 45. Como puede verse. sí lo había y fue hospedado por él”.122 KAIRÓS Nº 32 / enero .

A la vez.74 Por otra parte. sin embargo. puesto que los países y sus líderes siguieron siendo católicos.75 Con este trasfondo. uno de los primeros misioneros protestantes en Guatemala.. 1880-1920”. Entre estos métodos se puede mencionar formas más “científicas” de estudiar la Biblia..f. Otra es analizar las ideas liberales de los protestantes y hasta dónde influyeron en la teología del movimiento. quien era un experto en el positivismo y en la evolución orgánica de la sociedad propuesta por Herbert Spencer. Virginia Garrard Burnett. sobre todo en América Latina.). Revista Reflexión 1 (s. una disposición para armonizar la fe con la ciencia y una mayor preocupación por los asuntos sociales. El mensaje evangélico no era recibido por ellos. positivista y optimista. que los liberales veían a los protestantes solo como heraldos de progreso. Virginia Garrard Burnett. liberalismo e impulso misionero: Misiones protestantes en Guatemala. agregando la idea de que el protestantismo sería el motor que impulsaría el desarrollo de la sociedad. Para comenzar. describe el caso de Edward Haymaker. tanto en lo espiritual como en lo social. hay evidencias de que los misioneros protestantes provenientes de Inglaterra y Estados Unidos aceptaban una cosmovisión liberal. pág. La enemistad se derivaba de ver el catolicismo como símbolo de la antigua sociedad y freno para el progreso y la libertad individual. pág. profesora de Historia de la University of Texas. El impulso liberal del protestantismo Una cosa es aceptar la coincidencia de propósitos y metas entre liberalismo y protestantismo. “Incorporación del protestantismo”. Haymaker anunciaba que su meta era “aplastar el romanismo.Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 123 del siglo XIX.el cual somete a las masas a 74 Gouvea Mendonça. 10. la oposición de las élites gobernantes hacia la Iglesia católica no era por razones religiosas. “Positivismo. se puede afirmar con confianza que la teología protestante incorporó en su metodología cierta mentalidad proveniente del liberalismo. 34. 75 . Hay que aclarar.

En resumen. “Liberalismo. entonces. los evangélicos eran signo de progreso. el movimiento protestante fue visto como parte de la vanguardia espiritual y social del continente. 77 Pérez Morales. 27. 44.76 A continuación. Para los evangélicos ello representaba “un elocuente testimonio de la identificación del protestantismo con causas que resultaban en beneficio de la sociedad en la que se movía”. de la más amplia libertad. que seguro ha de venir en el futuro del mundo. pág.. expresa su deseo de “civilizar” bajo modelos que en lo religioso eran protestantes y en lo social norteamericanos. Sin embargo. creer que esta 76 Edward Haymaker. muchos protestantes llegaron a identificar el estilo de vida y los intereses liberales anglosajones con las convicciones cristianas. Un ejemplo notable de ello es Robert Reid Kalley. El misionero presbiteriano Emmanuel Vanorden opinaba que el abolicionismo era producto de la influencia de las Biblias distribuidas entre los estadistas brasileños.. Se produjo así todo un marco teológico—incluido el evangelio social—que. por lo tanto. “A Study in Latin American Futures”. 78 Gueiros Vieira.124 KAIRÓS Nº 32 / enero . Debido a estas conexiones entre la fe evangélica y las ideas liberales. la relación de los protestantes con las causas abolicionistas de la esclavitud. de la más pura cristiandad.que Dios con su infinita sabiduría y habilidad. hojas mimeografiadas (1916).junio 2003 la pauperidad. masonería y protestantismo”.. la libertad de conciencia y la educación científica eran muy apreciadas. por ejemplo. considerado un pionero en cuanto a la lucha contra la esclavitud en Brasil.77 Es conocida. Ejemplos de esta actitud son las dos citas siguientes que vienen de prominentes líderes y misioneros evangélicos de la época: Me parece. consciente o inconscientemente. 26. de la más avanzada civilización.78 Características protestantes tales como la ética de trabajo. el analfabetismo. ¿No es razonable. pág.. superstición y bestialidad”. así lo esperamos. a ascender en la escala social del continente. Debido a estas cualidades. justificaba y acompañaba el colonialismo británico y el expansionismo de los Estados Unidos. Misión y liberación. muchos protestantes comenzaron a mejorar su nivel de vida y. está aquí entrenando a la raza anglosajona para el momento.. pág.de la responsabilidad.. .

que apenas utilizan el protestantismo para herir a la Iglesia católica”. haya transformado en anglosajona a la humanidad?79 Centroamérica es nuestra responsabilidad. de Rubén Darío. pág. Por supuesto. Ejemplos de ella son Ariel. 19. 1917).80 Como puede verse. América debe hacerlo. citando a Joao Gomes da Rocha. aunque se mostró amistoso hacia los Estados Unidos.. Otros no la van a evangelizar. 78-79. siguiendo la mentalidad de la cultura de la que procedían. cometieron un error similar al de la Iglesia católica colonial. Pan-americanismo: Aspecto religioso (Nueva York: Sociedad para la Educación Misionera en los Estados Unidos y Canadá. “Liberalismo. 80 Haymaker. 21. “Summary of Events in Dr. en un sentido verdadero. 82 Erasmo Braga. esta no fue la actitud de todos.81 El Congreso de Panamá. desalienta los esfuerzos misioneros europeos y los mantiene a distancia. masonería y protestantismo”.Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 125 raza está destinada a desposeer a muchas que son débiles. “Positivismo. . pág. desdeñosa del materialismo violento y de la codicia inmoral de los hombres prácticos” y afirman que “el término yankee es sinónimo. citando a Josiah Strong. al justificar las empresas expansionistas de las nuevas potencias mundiales. liberalismo e impulso”. The New Era: The Coming Kingdom (Nueva York: The Baker and Taylor Company. 5. pág. manuscrito encontrado en la biblioteca de la Iglesia Fluminense. “A Study in Latin American Futures”. Estas palabras reflejan cierta actitud “anti-yanqui” que existía en América Latina en la época. asimilar a otras y moldear el resto hasta que. y el poema A Roosevelt.de comercio agresivo. sin hacer una crítica desde el evangelio. Robert Kalley dice que “los liberales brasileños son unos infieles. los evangélicos 79 Garrard Burnett. 14. págs. en el ámbito popular. Río de Janeiro. Kalley’s Life”. 81 Gueiros Vieira. cita a autores que lo llaman “esa otra América..82 Retroceso social Todo este acercamiento con el liberalismo y las naciones liberales hace que. muchos evangélicos. 1893). pág. de José Enrique Rodó. despiadada desconsideración de los derechos de las minorías”. El espíritu de la doctrina Monroe gobierna más que los ejércitos europeos.

En el Congreso de Panamá se habla de unos doscientos ochenta y cinco mil evangélicos de una población total de unos ochenta millones de personas. y explicando que en la escuela no he enseñado dogmas. 85 Federico Crowe. apareció cierto conformismo entre los líderes y misioneros evangélicos. 25-26. los pocos logros concretos en lo social que consiguieron los liberales en el continente.85 Tuvimos en el entierro un servicio con la participación de unas veinte personas. En general.junio 2003 empiecen a perder el interés por enlazar sus convicciones doctrinales con la realidad contextual. me declaré culpable y me glorié en el hecho. pág. 1850). The Gospel in Central America (Londres.83 es decir. se mencionará lo que Míguez Bonino llama “el fracaso del ‘proyecto liberal’”. vol. entre ellos. Nosotros creemos que este fue un buen testimonio para esta pobre gente. Rostros del protestantismo.84 En segundo lugar. págs. En tercer lugar. sino aquellas cosas que están contenidas en la Biblia. El movimiento protestante era más fiel a su misión en el mundo cuando se consideraba a sí mismo la alternativa a un sistema religioso cerrado. Al final cantamos la doxología. Christian Work in Latin America. los protestantes siguieron siendo evangélicos y evangelísticos en el sentido espiritual de ambos términos. 1917). Cuando se logró la apertura religiosa del continente se perdieron motivaciones de lucha. 473. En primer lugar.. 557. ya que no se tenía la fuerza moral para criticar un sistema social—el liberalismo—que en cierta forma le servía de apoyo al movimiento. Los fanáticos dicen que la muerte del Sr. Wilbur es 83 Míguez Bonino. Se pueden citar cuatro razones.126 KAIRÓS Nº 32 / enero . Esta es una traducción libre de una de las ocasiones en las que Crowe fue interrogado por las autoridades civiles en Guatemala y acusado de diversos delitos. 84 . reclamando el derecho de retener ese carácter también. Se mantuvieron en el nivel de un sector de misioneros y líderes. 3 (Nueva York: The Missionary Education Movement. pág. Nótese los ejemplos siguientes. el mencionado en la cita.. las ideas sociales liberales no llegaron hasta el pueblo evangélico. opresivo y hostil. Junto con eso puede decirse que tampoco hubo muchos resultados espirituales. provenientes de dos de los más famosos héroes evangélicos del siglo pasado: Al cargo de que yo era un “misionero Protestante”. una cosa no oída antes por los presentes.

87 El Congreso de Panamá (1916) Sin duda. Se vislumbran los enemigos contra los que luchan: la ignorancia religiosa. de santidad y pentecostales en la región. . el fanatismo y las enfermedades. Mary Wilbur”. 16. Samuel Guy 86 Francisco Penzotti. nosotros no nos daremos por vencidos. págs. luchando como un buen soldado de Cristo. pero yo les dije. Hijos de la misión (Managua: Visión Mundial. y los misioneros John R. Si antes el protestantismo era puritano y conservador.Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 127 un castigo de Dios y una derrota para nuestro trabajo. 87 Hiber Conteris... Rostros del protestantismo. citado por Roger Araica Salas. “La comunidad protestante y la realidad social de América Latina”. pág. además. El presidente fue el uruguayo Eduardo Monteverde.. incluyendo 230 delegados. Speer fueron vicepresidentes. el Congreso de Panamá marca un hito en la historia del movimiento evangélico latinoamericano. The Central American Bulletin 1/4 (1894). “Carta a la Sra. 30.86 La cuarta razón para esa pérdida de interés en lo social es el aparecimiento de los grupos fundamentalistas.que si nuestro hermano ha caído en el campo. 1999). pág. escapista y más individual de la experiencia religiosa. que el Congreso representó el clímax de las aspiraciones. de los cuales solamente 9 eran latinoamericanos de nacimiento. estos grupos de mucha influencia en el continente acentúan esa tendencia. 29-31. Cuadernos de marcha 29 (septiembre.. Se contó con la asistencia de 481 personas. Mott y Robert E. del 10 al 20 de febrero de 1916. Su marcado pietismo y su propensión al anti-intelectualismo hacen que estas iglesias busquen una postura apolítica. La reunión se llevó a cabo en la zona del Canal de Panamá. el pensamiento y aun las inconsistencias misioneras protestantes de esta época y marca el inicio de otra etapa en la historia evangélica del continente. Podría decirse. En toda la carta se siente un interés evangelístico casi exclusivo.88 Ahí los líderes evangélicos misioneros adquieren conciencia de su propia identidad y sus propias fuerzas. Es uno de esos eventos que funciona como una bisagra en el desarrollo histórico de la región. 88 Míguez Bonino. 1969). a finales del siglo XIX y en los inicios del XX.

90 En segundo lugar. pág. las cuales cubrían temas muy variados. en la conquista. en Nicholas Lossky. “Latin American Council of Churches”. pero. Esos intentos ayudarían a la emersión del movimiento ecuménico latinoamericano. Dictionary of the Ecumenical Movement (Grand Rapids: William B. marca el inicio de los esfuerzos de unidad y cooperación que estimularían diversas clases de reflexión teológica a distintos niveles en el continente. pág.91 Sin embargo. En primer lugar.junio 2003 Inman fue secretario ejecutivo. Pan-americanismo. “Panamá 1916 y su impacto sobre el protestantismo latinoamericano”. el Congreso es una especie de cumbre en relación con la preocupación social de los evangélicos. existe una sospecha hacia el llamado “evangelio social”. probablemente otra sería la historia de las democracias ibero-americanas. se hubiese definitivamente implantado aquí con ocasión de la independencia de las Colonias. . ausente del origen de la América latina.89 Podría decirse que este cónclave fue una anticipación del camino que el movimiento protestante seguiría. Su influencia puede verse en el hecho innegable de que una de las rutas más evidentes en la teología evangélica latinoamericana en el siglo XX fue la búsqueda de acuerdos en cuanto a una variada cantidad de temas concernientes a teología.128 KAIRÓS Nº 32 / enero . 90 Juan Schwindt y Sergio Marcos Pinto López. 593. 91 Braga. Nelson. Pastoralia 2 (noviembre 1978). Claras muestras de esta confianza del impacto social del protestantismo son las siguientes palabras provenientes de la descripción del Congreso hecha por Erasmo Braga: Si la influencia evangélica. Existen en Panamá evangélicos que abogan y apuestan por un mayor involucramiento social en el continente. 1991). ministerio y misión en el contexto del continente. La razón principal era la afinidad en varios niveles entre la obra evangélica y el movimiento liberal modernista. La agenda fue desarrollada por ocho comisiones de trabajo. José Míguez Bonino y otros. desde exploración y métodos hasta cooperación y trabajo femenino. Eerdmans Publishing Company. a la vez. 46. eds.. 6-7. págs. 89 Juan Kessler y Wilton M. surge una contradicción en cuanto a la labor social.

93 Por otra parte. los delegados reafirman la confianza casi ciega que el sistema liberal le tiene a la educación como medio para escalar socialmente. http://www. en buena medida. Montevideo o La Habana. y determina. El Congreso hace seis observaciones al respecto. y aun antes. 17. 4) Los líderes latinoamericanos necesitan una visión educativa distinta a la ya abandonada perspectiva católica. “Panamá 1916”. 2) La educación evangélica debe ser técnicamente igual a la educación estatal. la educación recibe una gran atención y promoción.Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 129 Esa desconfianza lleva a muchos a “eliminar la extensión social de sus objetivos expresos”. no se involucraron ni estuvieron conscientes de las discusiones teológicas de Panamá. Míguez Bonino.org/pcusa/wmd/ywla/Missionpage. En tercer lugar. 96 J.94 Debido a ello. pág.95 Resultados indirectos de este énfasis en la educación son el movimiento juvenil en la década de los años treinta y el movimiento estudiantil universitario unos años después. Sinclair.96 En cuarto lugar. págs. 5) La preparación educativa de los líderes latinoamericanos es inferior. Rostros del protestantismo.htm. o no? La pregunta ha dado lugar a divisiones. Panamá. 22.pcusa. 145-146. 95 Braga. sospechas. los grupos evangélicos que luego llegarían a ser mayoritarios. 94 Este desconocimiento casi total continúa hasta el día de hoy entre los evangélicos llamados “conservadores”. qué clase de evangélico es cada individuo. 1) El alto porcentaje de analfabetismo en América Latina demuestra su necesidad educativa. los congresos siguientes. desde el Congreso. existe una tensión permanente dentro de la teología y la acción de las iglesias latinoamericanas: ¿deben los evangélicos involucrarse en tareas de acción social como parte de la misión. como los pentecostales y las iglesias provenientes de las misiones de fe. el Congreso aumenta la confianza y le da 92 Kessler y Nelson. 3) Se debe procurar alcanzar a los latinoamericanos cultos. 93 . pág. Con ello.92 Míguez Bonino le llama a esta dicotomía una postura “conservadoramente progresista”. Pan-americanismo. 6) Las escuelas misioneras deben enseñar técnicas industriales y agrícolas para mejorar la economía de los pueblos. ataques y hasta condenas dentro del movimiento.

sino también en el campo de la acción social en el continente.130 KAIRÓS Nº 32 / enero . polémicos en cuanto a sus relaciones con la religión establecida y de vanguardia en cuanto a su pensamiento político. En estas primeras épocas. Estas etapas históricas han visto a un movimiento evangélico más o menos 97 Kessler y Nelson. al crecimiento inusitado del movimiento protestante en esta región del planeta. Rasgos teológicos de la época Por razones culturales y de afinidad filosófica. lo cual los coloca a la vanguardia del pensamiento social de esta época. económico y social. CONCLUSIÓN Los evangélicos latinoamericanos surgen como una alternativa no solo en el terreno religioso. surgen nuevas y más hondas inquietudes teológicas acerca del papel del movimiento en la región. Irónicamente. 14. a pesar de sus defectos—como la falta de aplicación misionera a las necesidades del contexto y la falta de reconocimiento de las diferencias entre misiones—sería un magnífico punto de partida y referencia por muchos años. . Además. Ahora. el avance social hace que se pierda algo del impulso espiritual. junto con otros factores. Se predica la conversión espiritual y el progreso material de los individuos. Hay ascenso social y logros importantes en materia de libertad de culto en varios países. las misiones tenían un “cuadro general de la labor protestante en América Latina”. “Panamá 1916”.junio 2003 un gran impulso al movimiento evangélico como un todo. pág. Ese impulso daría origen.97 la cual. los líderes evangélicos se inclinan hacia posturas liberales. En la siguiente etapa. la teología evangélica presenta rasgos evangelísticos en cuanto a actividad. Se podría decir que esta etapa fue la del “progreso social individual”. aparecen algunas señales de cooperación y apoyo ministerial entre los diferentes grupos evangélicos. ya que el movimiento termina siendo usado por los liberales para alcanzar sus propósitos frente al clero.

. a la vez. las cuales llevarán a una división teológica clara. identidad y sentido de misión. bíblico y consciente.com – Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda. En la segunda parte del artículo se observará cómo aparecen divergencias teológicas y metodológicas dentro del movimiento. con iguales intereses. permitirá la aparición de un pensamiento teológico autóctono y oportuno y.Una descripción histórica de la teología evangélica latinoamericana 131 uniforme. pero que. Usado con permiso ObreroFiel. a la vez.