Está en la página 1de 11

UNSAM — Profesora: G.

Ralón

Filosofía
de la
cultura
Trabajo práctico número 1

David Rivero

Buenos aires. mientras no se procure un asidero científico estable. se hace imposible de ignorar que aquella ciencia primera de Aristóteles – la metafísica – había quedado obsoleta o. el moderno se había “enamorado” de la física. en particular. relegado a un plano de misticismo oscurantista. Crítica de la razón pura. En este contexto surge una dura crítica al pensamiento cientificista de la mano de Edmund Husserl. cada vez más. Sin embargo. p. en todo caso. No es gratuita esta tendencia. una predisposición. ya que no se han detenido en su afán de progreso en ningún momento. a simple vista. nos confronta con una pregunta clave: ¿Hay una crisis en las ciencias? Pues bien.1 Siguiendo esta tendencia. atravesaba una importante crisis. cuando se vio en el espejo del medioevo. las ciencias naturales son cada vez más estables. esta declaración sería. con la intención de comprender de 1 Kant Immanuel. hacia las llamadas ciencias duras. al menos. por lo tanto. en su obra Crisis de las ciencias europeas y la fenomenología trascendental. 6 1 . Kant deja en claro la disposición de la época en el prólogo a la primera edición de la Crítica de la razón pura: Hubo un tiempo en que a ésta [la metafísica] se la llamó la reina de todas las ciencias […] ella merecía ciertamente este título honorifico en virtud de la eminente importancia de su objeto. 2014. ¿Crisis de las ciencias? El fenomenólogo. las ciencias del espíritu procuraron emular en cierta medida la cientificidad de la física. aplicable a la filosofía y quizás a la psicología. ya que no se puede hacer caso omiso de los grandes avances que las ciencias naturales llevaron a cabo durante este iluminado período. El mundo era ahora una máquina que funcionaba como un reloj y el lugar del espíritu quedaba. En la modernidad existe cierta tendencia. colihue. moderno. hacia el final del siglo XVIII.Trabajo práctico número 1 | David Rivero Introducción El hombre moderno se definió así. Ahora el tono de moda de la época lleva a mostrarle un completo desprecio. proceso que fue debilitando sus fundamentos y que finalmente desemboca en un ambiente intelectual que propicia un movimiento como el positivismo lógico en el siglo XX. sin embargo.

Husserl. en última instancia. las preguntas que contienen los “problemas de la razón. fue separando las diferentes disciplinas en vez de unificarlas. a modo de auto-comprensión. junto al parámetro de verdad (ya que Husserl compara la razón a la episteme en contraposición a la doxa). Prometeo. 53 4 Ibíd. p. descomponiéndolo. P. p. hasta lo ideal y metafísico.”3 Cuando Husserl dice estas palabras.”4 Es así que la filosofía universal toma la forma de filosofía sistemática. donde las diferentes ciencias del espíritu apuntan en dirección a los problemas de la razón. lo cual inevitablemente aísla los diferentes aspectos de lo humano. como aquello que respecta a la biología o la física. a los ojos del autor alemán. porque para comprendernos en tanto humanos. a la subjetividad. Crisis de las ciencias europeas y la fenomenología trascendental. 52 2 . a la objetividad. nos lleva a los inicios de la modernidad donde la filosofía aún conservaba la idea abarcadora. al eliminarla (o la menos relegarla a un lugar menor. hundiendo a las ciencias cada vez más en las practicas especializadas. […] son sólo ramas dependientes de la filosofía única. por lo cual. 52 3 Ibíd. pero pronto se ha olvidado el origen y se ha cercenado de las ciencias todo aspecto metafísico. se refiere a que las ciencias positivas dejan de lado las preguntas metafísicas. 2 Husserl Edmund. en conjunto a las ciencias fácticas. que las ciencias están en crisis. diseminada) se le quita a la humanidad el sentido. La teoría husserliana plantea que esta idea totalizadora de la filosofía universal.” 2 Desde esta concepción de la ciencia (encarnada. en un intento de cientificidad. Es por esto. Buenos Aires. en pocas palabras: “el positivismo […] decapita la filosofía. quizás. de la totalidad. en la figura de Descartes) se trataba de responder a todas las preguntas significativas del hombre desde lo mundano y empírico. es la que recoge el sentido propio de lo humano. antigua de una ciencia general. que respecta a la filosofía o la teología. generando un sistema totalizante. 2008. es desde esta postura teórica que se desarrollan las ciencias modernas. para la cual “las ciencias en plural. necesitamos darle lugar a la problemática de la razón. pero ésta.Trabajo práctico número 1 | David Rivero una forma totalizadora la problemática de las ciencias. cada una de las cuales debe ser fundamentada.

Ambos se refieren a las ciencias naturales como naturalismo y las ciencias del espíritu 5 Merleau-Ponty M. p. pero no es necesaria una aptitud suprasensible para lograr percibir ese objeto intencional. El ejemplo que nos da es el de la novena sinfonía. un concepto central: la intencionalidad. La fenomenología y las ciencias del hombre. pero tampoco son cosas materiales.Trabajo práctico número 1 | David Rivero Detrás de esta teoría crítica de las ciencias.”5 La idea de razón como la plantea Husserl en su texto está relacionada con este concepto de intencionalidad. la cual es una obra que existe más allá de los hechos contingentes. Buenos Aires. La Wesenschau – visión de las esencias –. más allá del instante en que es ejecutada. En la primera parte del texto La fenomenología y las ciencias del hombre de Merleau-Ponty. Husserl Edmund. el autor nos explica que en la fenomenología husserliana existen ciertos objetos que no categorizan como ideales o platónicos. Buenos Aires. en nuestra experiencia. como ir a un concierto. Este es el trabajo del filósofo como “funcionario de la humanidad” 6. “reposa simplemente en el hecho de que. es constante. el lograr desprenderse de las contingencias que limitan a las ciencias del espíritu en su camino a la esencia del ser humano. Prometeo. 2013. al sentido de lo humano. de todo lo humano en este auto-conocerse. por extensión. el concierto en el que suena la sinfonía – y lo trascendente – la metafísica. en la obra del fenomenólogo. la idea platónica de la sinfonía –. Nova. Comenzaremos a partir de dos autores a los que Cassirer hace referencia en Las ciencias de la cultura. Las ciencias de la naturaleza y las ciencias del espíritu Diversos autores han sumado su opinión respecto a la relación entre ciencias de la naturaleza y ciencias del espíritu ¿Qué las diferencia? ¿Qué hay de común en ellas? ¿existe una jerarquía? Trataremos de realizar una lectura de los distintos puntos de vista para llegar así a tener una mayor comprensión de la problemática. Crisis de las ciencias europeas y la fenomenología trascendental. ya que plantea una postura teleológica de las ciencias y. Las ciencias del espíritu tienden a la razón. 33 6 Cf. 60 3 . como llama Husserl a esta actividad. hay lugar para distinguir entre el hecho que vivimos y aquello que vivimos a través de él. se oculta. p. y para lograr una comprensión totalizante de aquello hay que lograr un punto medio entre lo contingente – las ciencias fácticas. 2008.. a nuestro entender.

quizá. W. 7 Ibíd. FCE. sostiene que ninguno de los dos campos del saber debe ser dejado de lado. Habla también de una relación estrecha entre ambos campos. pero da un paso más allá y reconoce que en todo estudio historicista puede hallarse una problemática capaz de ser sorteada por un abordaje naturalista o viceversa. y articularla interiormente conforme a este proceso”9. pretendía demostrar que entre estos movimientos existía la necesidad de cooperación. en el conocimiento histórico los hechos particulares responden a un determinado valor. Esta división. en palabras de C. para Cassirer. Ambos movimientos eran completamente dogmáticos y cerrados en sus propios fundamentos metafísicos. inaprehensible siempre en cuanto tal. Mientras que en las ciencias de la naturaleza lo particular responde a ciertas leyes universales. 1955. mientras que el historicismo lo hace con conceptos ideográficos. México. que eran movimientos conceptuales del momento. más interesante que hace Rickert es la de incorporar a la lectura universal/particular un nuevo engranaje. 8 Cassirer Ernst. Sin embargo. Ambos autores eran herederos de la filosofía kantiana y. tenemos a Windelband. El planteo de Windelband y Rickert. sino que ambos son complementarios. P. Esto significa que el conocimiento histórico deberá recurrir a ciertos valores universales que le permitirá ordenar “la muchedumbre inmensa de lo concreto.”7 En primer lugar. La diferencia radica en que el naturalismo trabaja con conceptos nomotéticos. por lo cual considera que no es suficiente para comprender como ambas ciencias se relacionan entre sí. quien plantea que entre el naturalismo y el historicismo hay una mera “contraposición metodológica”8.: “pretendían hacer con respecto a la historia y a las ciencias de la cultura lo que su maestro hiciera con respecto a la ciencia natural matemática. Las ciencias de la cultura. que separa lo universal (aquello propio de las ciencias de la naturaleza) de lo particular histórico. es extremadamente simple. Continuando en una línea similar encontramos a Rickert. la contribución. 59 4 .Trabajo práctico número 1 | David Rivero como historicismo. recurriendo a leyes generales. y en esto Cassirer sin duda está de acuerdo. por lo cual no existía posibilidad de diálogo entre ellos.

existe una resonancia con estos autores. En la experiencia de vida existe una disposición del yo respecto del otro. prescindiendo de órganos que sean incompatibles y. P. En primer lugar. Las ciencias de la naturaleza. Los sentidos les proporcionan a las ciencias de la naturaleza un múltiple de percepciones – de los diferentes tipos de órganos sensoriales. nos dice Dilthey. P. en cambio. el valor. Psicología y teoría del conocimiento. “los hechos espirituales se nos dan en el ‘vivir’ tales como son”10. en la filosofía de Dilthey. sin embargo. FCE. sometidos a la espacialidad y la temporalidad. en éstas prevalecen los métodos comparativos. FCE.Trabajo práctico número 1 | David Rivero Por otra parte. En las vivencias. 354 5 . esta disposición es un modo de actitud que puede ser positivo. una conexión que se da en todo el género humano. plantea que la diferencia entre ambas ciencias no es metodológica (a diferencia de Windelband). la forma espiritual en la que se presenta lo factico ante el yo. ya que todo objeto es conocido en primera instancia a partir de percepciones sensibles. Las ciencias de la cultura. “pueden ser ‘vividas’ y ‘revividas’ en otros”11. y tampoco es una diferencia en el objeto de estudio. aunque el filósofo ha llevado la discusión a un plano más profundo. que entre ellos son incompatibles – y sobre estos objetos externos. respecto de los objetos y las personas. que las objetiva en juicios de realidad. La gran diferencia recae en los fundamentos de cada ciencia. 1945. en virtud del contenido. ya que el abordaje comparativo que hace un botánico en su investigación ha servido al lingüista la suya. siempre hay un comprender. En cambio. México. han progresado enormemente gracias al uso del método experimental mientras que las ciencias del espíritu no han alcanzado grandes hallazgos. se dan siempre por dentro. por ende. México. o negativos. sobre éstos descansan a su vez las valoraciones que sirven como base a la adopción de fines. la ciencia aplica un método constructivo – basándose en un fundamento matemático y mecánico – que los conecta a una serie causal con arreglo a una ley. como un sentimiento de constricción o temor. la narración y la hermenéutica. p. los individuos son atravesados por conexiones que “subsisten en él pero que rebasan su vida y que.60 10Dilthey Wilhem. con cualidades mesurables. como un sentimiento de bienestar o exaltación.12A su vez. La suma de todo lo que se revela en la vivencia y el comprender es la vida. 1955. Estas actitudes son expresadas en el lenguaje. 353 11 Ibíd. el fin que se realiza en 9 Cassirer Ernst.

156 13 Ibíd. FCE. En el abordaje que hace Cassirer sobre la cuestión comienza hablando de un punto fundamental: la percepción. sino el cerciorarse de un estado psíquico en su totalidad y el reencontrarlo en la re-vivencia. Originariamente. urde una red de conexiones que constituyen la comunidad y los distintos sistemas culturales y las ciencias del espíritu sientan sus bases en esto para reclamarlo como fundamento. entonces. donde el pensamiento fisicista no permite concebir el mundo desde la cara del tú. lógico.”14 En la filosofía de Dilthey el individuo humano. 157 14 Ibíd. sino en un sentido meramente analítico. mientras que la del tú se refiere a un alter ego. Dilthey Wilhem. Ésta se da en una doble faz. nos dice el autor. a una persona ajena al yo. este afán fue llevado hasta el extremo opuesto. 66 6 . en el pensamiento mítico. Esta forma de concebir el mundo lo vuelve inestable y difícil de configurar como un cosmos ordenado. El mundo histórico. México. por sobre el objeto determinado.” 13 Estas conexiones forman sistemas culturales tales como la economía y la religión. Las ciencias de la cultura. de los objetos mundanos. Las ciencias de la naturaleza harán énfasis en la percepción del ello. FCE. desde su vivencia. P. Lamentablemente. en una constante conexión interna y acción recíproca. “La vida. la experiencia de la vida y las ciencias del espíritu se hallan. reinaba una percepción con prominencia emocional. Ambas caras de la percepción no pueden ser separadas. Desde la percepción misma tenemos.Trabajo práctico número 1 | David Rivero ellas poseen una existencia autónoma y un desarrollo propio. Pp. 1955. 12 Cf. 1944. p. No es el método conceptual el que constituye el fundamento de las ciencias del espíritu. por consiguiente. La percepción del ello es aquella que se refiere a las cosas físicas. mientras que las ciencias del espíritu se dedicarán al tu o como lo llama Cassirer lo “psíquico extraño”15. México. P. 158-59 15 Cassirer Ernst. valoración y proyecciones a diversos fines. es percepción del ello o el tú. una tendencia primordial a percibir al mundo de dos formas diferentes. Las ciencias y la filosofía debían depurar a la percepción de este carácter emotivo con el afán de construir un conocimiento empírico.

en el mármol. Sin un contexto 16 Ibíd. es que ninguna de las tres pues arrogarse para sí toda la potestad sobre este “nexo”. Se puede hablar entonces de tres dimensiones del objeto cultural: una dimensión física. En la pintura de Rafael “Escuela de Atenas”. P. nos asegura. una de la representación objetiva y finalmente la expresión personal. el arte y el lenguaje no son captados en cuanto tal. Lo que el fisicismo no reconoce es. 68-9 17 Cassirer Ernst. objetos físicos.Trabajo práctico número 1 | David Rivero volviendo así el conocimiento de las ciencias meramente parcial. La postura de C. ya que la religión. en un primer nivel. revisa las respuestas que ya se han dado con anterioridad. el hecho de percibir como objetos físicos la totalidad de los sucesos (no tiene en cuenta el aspecto emocional en lo absoluto. Estos conceptos están enlazados por un “nexo espiritual” y. debaten en el centro de la imagen. “se presenta bajo una nueva función”17. los vestigios del pensamiento y del recuerdo sin los cuales no podríamos llegar a captar jamás un sentido religioso. existe. desestimando las reacciones como el miedo o la alegría). son tres: una por parte de la ciencia de la naturaleza. La obra representa un momento histórico: Platón y Aristóteles. la posibilidad de percibir un sentido. lingüístico. una por parte de la historia. 89 7 . FCE. Éstas. lo físico. sin embargo.” 16 Es en el objeto esculpido. da la pauta de que los objetos de la cultura son. el aspecto físico es necesario. manchado con pinturas. aquí el que verdaderamente está hablando es el artista. Sin embargo. México. de pronto se manifiesta un sentido simbólico. 69 18 Ibíd. rodeados de filósofos antiguos. Las ciencias de la cultura. 1955. Rafael. a su vez. se lanza a investigar “el carácter lógico de los conceptos culturales”18. sino: “a través de los monumentos materiales que cada una de esas manifestaciones van creando y que son signos. un objeto “lienzo”. Cassirer. En primer lugar. la representación no es meramente histórica. en verdad. artístico. entonces. y la otra por parte de la psicología. Pp. un sentido. existe la posibilidad de percibir ese objeto como una obra de arte. que aparece el David de Miguel Ángel. pero no suficiente. pero este objeto posee la capacidad de representar una escena. el autor. P. más allá de la (completamente válida) lectura de la obra como un objeto meramente material. Planteado el problema fundamental de la percepción. en primer lugar.

propone que existen dos estructuras que son. ya que no pretenden una sistematización en leyes. o su forma interior. entre medio de los conceptos nomotéticos e ideográficos de Windelband. comienza por indagar en el estudio del lenguaje de Humboldt y nos muestra que. también. por decirlo de cierto modo. para contrastar las diferentes posturas. Por otro lado. y por lo cual ese retrato del “hombre renacentista” es acertado. continúa con otra ciencia. irónicamente. de modo similar a Humboldt. Lo universal no cabe en lo individual si aplicamos un método inductivo a las ciencias de la cultura. Lo que Cassirer es hallar la estructura fundamental sobre la que descansa la cultura. En cambio. en la cultura lo que identifica a aquellos hombres. nos encontramos que. Esta teoría propone que el lenguaje. en este caso dedicada al arte. El problema radica en que para lograr efectivamente comprenderlo se necesita llevar a cabo una síntesis. es un cierto espíritu renacentista. una visión bastante naturalista – nos introduce a una teoría del arte que. Cuando Cassirer indaga en la obra de Burckhardt La cultura del renacimiento. pero tampoco se puede decir que son meramente historicistas. pues no podrá lograrse la comprensión en profundidad. 96 8 . más allá de los meros sonidos y signos. no es necesario ejercer un juicio valorativo. para hallar estas estructuras. aun ante el descubrimiento de estas estructuras. “todos los personajes enumerados presentan entre si una cierta trabazón ideal. mientras que en las ciencias del espíritu no encontramos nada similar. “principios […] cambios en cuanto al modo de ver las cosas dentro del espacio y a la modificación del sentimiento óptico de la forma y del espacio por ellos condicionada”19 Estas teorías estructurales están. Si esta síntesis no puede explicarse de forma apropiada. P. De la mano de Wölfflin – que tenía. Las ciencias de la naturaleza reducen las generalidades a leyes. el problema para todas las ciencias radica en la relación de los conceptos universales y los conceptos individuales. Finalmente. Son meramente descriptivas. ya que. como antes lo explica Dilthey. nos explica el autor. que cada uno de ellos contribuye a su modo a formar el cuadro de lo que llamamos el “espíritu” o la 19 Ibíd. al contrario de antiguos métodos de abordaje. Luego C. expresa una “visión del mundo”. encuentra que la forma en la que se describe al “hombre renacentista” no coincide totalmente con ningún hombre renacentista particular.Trabajo práctico número 1 | David Rivero histórico y una determinada disposición anímica no se puede comprender el hecho cultural. se diferencia también de la postura de las valoraciones de Rickert. en este caso se deja de lado casi completamente el aspecto histórico y se da énfasis a la estructura del lenguaje. Por este motivo.

religión o nacionalidad. P. sino que nos une una determinada “tarea” un sentido de época. México. Las ciencias de la cultura. 20 Cassirer Ernst.”20 En las expresiones culturales no nos unen leyes matemáticas.Trabajo práctico número 1 | David Rivero cultura del renacimiento. que sobrepasa los límites meramente físicos. FCE. 112 9 . 1955.

México. El mundo histórico. FCE.Trabajo práctico número 1 | David Rivero Bibliografía Cassirer Ernst. 2008. México. La fenomenología y las ciencias del hombre. Psicología y teoría del conocimiento. Las ciencias de la cultura. 1955 Dilthey Wilhem. Prometeo. 1945 Dilthey Wilhem. Buenos Aires. 1944 Husserl Edmund. Merleau-Ponty M. Crisis de las ciencias europeas y la fenomenología trascendental. Buenos Aires. 2013. FCE. México.. FCE. Nova. 10 .