Está en la página 1de 3

Alumno: David Gabriel Colonio Rosales

Sede: Villa Rica
Curso: Gestión de Recursos y Potencial Humano
Profesora: Mg. María Castilla Ezeta

Resumen de “El Espejo Del Líder”, libro
de David Fischman.
CONTROL DEL EGO
El ego es una máscara que llevamos puesta desde hace muchos años y
estamos fundidos en ella. No sabemos diferenciar que es lo que hacemos
por nosotros mismos y lo que hacemos por la manipulación del ego.
Si queremos satisfacer nuestro ego, debemos estar dispuesto a entregar el
control de nuestra vida a terceras personas.
UNA VACUNA PARA EL EGO
El poder es una droga adictiva que se engancha a nuestro ego y nos es
difícil dejarla; por ejemplo, existen personas que fueron empresarios
exitosos; pero que sus empresas fracasaron entonces estas personas ya no
tiene poder y es frecuente verlos deprimidos, porque han perdido su poder y
con él su sensación de valía y competencia personal (ya no tienen la droga
y no saben cómo encontrarla).
No olvidar lo que nos hace feliz y reconocer que nos llevó al éxito; Nuestra
propia capacidad.
LOS ERRORES Y EL EGO
No escuchar a los demás, no estar abiertos a nuevas opiniones negándonos
así la retroalimentación y/o aprender.
Toda la infelicidad que existe nació del EGOISMO.
LA BATALLA DE LA VIDA ENTRE DOS PILOTOS
En nuestra mente existen dos adversarios muy poderosos el ego y el
espíritu.
Nuestro cuerpo es como un auto que tiene dos pilotos: el ego y el espíritu.
El ego quiere ganar la carrera a toda costa, para que el resto lo admire
como el mejor; al espíritu, en cambio le interesa disfrutar el camino,
conducir en paz, servir y ayudar a las personas con las que se cruce.
El Ego permite vivir en un mundo de fantasía donde solo nosotros tenemos
la razón.
Si observamos el interior veremos la realidad, el deseo, y necesidad que
pide para ser felices.

vivimos nuestra vida orientada hacia el futuro. “cuando compre el carro. y no ve lo increíble y bueno que tiene. defendiendo sus posiciones y tratando de capturar nuevas. ejemplo cuando ayudamos a otros de forma desinteresada. están combatiendo por su mercado. LA VERDADERA RIQUEZA La verdadera riqueza la encontramos sólo cundo somos felices. Están concentrados en lograr sus propias metas. siente que nada es suficiente para él ocultando su inseguridad. “cuando me vaya de viaje”. cuando compartimos momentos con nuestra pareja. CUANDO EL CLIENTE NO TIENE LA RAZÓN Cuando un cliente compra un bien. destacar y hacer crecer su empresa. el trabajo. o la casa”. Pero la única forma de encontrar la felicidad es viviendo y disfrutando el presente. pensamos que en el futuro seremos felices. “cuando mis hijos crezcan”. El necesita sentirse poderoso pidiendo lo imposible y nunca quedará satisfecho. La tendencia de hoy es hacer lo imposible para que el cliente se sienta satisfecho. “cuando me asciendan”. Aprendamos a ver lo increíble en las organizaciones y personas con las que convivimos y no esperar hasta perder lo que tenemos para sólo entonces descubrir su verdadero valor. las empresas utilizan tácticas para combatir en su mercado. los bienes materiales y los logros son un medio para obtener la felicidad. sino únicamente elevar su ego. “cuando logre mis metas”. pero el problema se presenta cuando la necesidad del cliente es reafirmar su valía y competencia personal a través de la agresión y negatividad hacia los demás.¿SABER VALORAR LO QUE TIENE? Cuando una persona no se siente competente o valorada. ante un cliente agresivo lo peor que puede hacer la empresa es hacerle caso. en el mundo empresaria los ejecutivos inmersos en la competencia saben de qué están peleando una cruel batalla. Para Anthony de Mello. se realza así mismo y se siente superior. SON LOS NEGOCIOS UNA GUERRA El mundo empresarial ha sido comparado con la guerra. busca lo negativo en los demás. la felicidad está en las cosas que hacemos y no en las que tenemos. es porque tiene una serie de necesidades que desea satisfacer. sin embargo. él que no está buscando realmente servicio o producto. . para lograr la felicidad existen ciertas necesidades básicas que debemos cubrir con el fruto de nuestro trabajo. hijos y amigos o cuando cultivamos nuestra espiritualidad.

Si nuestra competencia saca un mejor producto. en cambio debemos concentrarnos en como servir mejor al cliente y como crear nuevos productos que le den más felicidad y satisfacción al cliente. no nos aterroricemos por el miedo de perder el mercado. .