Está en la página 1de 5

UNIDAD 1: PRÁCTICAS DE LECTURA

Estrategias de lectura
Las Estrategias de Lectura, como su nombre lo dice, son varias actividades que realizamos
mientras leemos y nos ayudan a comprender lo leído para poder obtener la información que
buscamos, interpretar los textos y disfrutar de la lectura. Entonces, quien aplica las estrategias de
lectura es quien lee para sí mismo, pero nos corresponde mostrar a los alumnos las estrategias
que usa un lector o escritor experimentado, para localizar información puntual en cualquier texto y
hacer deducciones e inferencias que permitan una mejor comprensión de lo leído.
Hay muchas estrategias de lectura, pero nos enfocaremos en las Estrategias Básicas de
Lectura (presentadas con mayor claridad en los programas de estudio de Español de primaria
1993), explicando cómo aplicarlas cuando leemos para, y con los niños, para que se apoderen de
ellas y que cuando les corresponda leer las utilicen con naturalidad.
Muestreo.
Es cuando tomamos partes de la información que tenemos (palabras, imágenes o ideas)
que funcionan para lograr la comprensión de las demás partes. Esta estrategia está muy
relacionada con la predicción e inferencia pero no se limita a ellas.
Las mejores muestras que podemos tomar son el título y los subtítulos. Ellas nos pueden
indicar, en gran medida, si la información que buscamos estará en ese párrafo o texto. En caso de
no haber comprendido la información, son estas muestras las que nos podrán “centrar” en el
tema.
Algunas formas de promover la adquisición de esta estrategia son:
 Decirles el título del libro a leer y promover que los niños inventen una historia a
partir de él.
 Leerles un texto y pedir que le pongan título.
 Leerles frases o textos que sólo contengan sustantivos y verbos y dejar que ellos
complementen, con palabras de su elección, sin perder el sentido.
 Al aparecer una palabra desconocida por ellos, pedirles que traten de definirla
considerando lo demás que hay escrito en torno a esa palabra.
 Saltarse partes del texto y hacer preguntas para llenar la información que falta.
 Leerles noticias y rescatar los datos principales.
Predicción.
Simplemente es suponer y decir lo que sucederá después, para esto, al leer nos apoyamos
en el conocimiento previo que tenemos del mundo. Esta estrategia nos permite “saber” el final de
una historia, la lógica de una explicación, la continuación de una carta, etcétera, antes de
conocerlos.
Cuando leemos predecimos naturalmente por tres razones: porque siempre estamos más
interesados en lo que pasará que en lo que esta pasando, porque hay varias formas de interpretar
la información que estamos recibiendo, y porque predecir nos permite escoger una opción entre
varias posibles.
Cuando leemos para niños debemos:






Hacerles preguntas para averiguar qué conocimientos previos tiene del tema.
Preguntarles acerca de experiencias relacionadas con lo que se les está leyendo.
Hacerles preguntas de lo que creen que pasará y pedirles que lo justifiquen.
Pedirles que describan a los personajes o los lugares (sin haber visto imágenes).
Hacer pausas antes de terminar la frase que estamos leyendo para que ellos la
terminen.
Mostrarles secuencias de imágenes y pedirles que las ordenen y expliquen su
secuencia.
Darles imágenes sin relación y pedirles que hagan una historia con ellas.

.

Esta estrategia está muy relacionada con la predicción. Para favorecer el uso de esta estrategia se pueden realizar actividades. Aquí es donde interviene la confirmación y autocorrección. pueden ser al esperar que la frase termine con alguna palabra. Inferencia. pero sin necesidad de justificación. mientras lee va haciendo anticipaciones. Consiste en evaluar la comprensión que se va alcanzando durante la lectura. durante y después de la lectura. al vocabulario y a la estructura del tipo del texto que lee. lo que conduce a detenerse y volver a leer o a continuar encontrando las relaciones de ideas necesarias para la creación de significados. Confirmación y Autocorrección. al darle un significado al tema. el lector las confirma al leer. Monitoreo. que nos permitan determinar:     La atención que se ha prestado a la lectura. Además de las sugerencias que sirven para favorecer la Predicción. conseguir) y pedir que ellos la terminen.Anticipación. Aunque el lector no se lo proponga. cargar. también se puede:    Hacer una pausa cada vez que en la lectura aparece un verbo transitivo (llevar. Enseñarles la imagen siguiente y sugerir que continúen con la historia. Preguntarles qué diferencias hay entre lo que ellos creían que pasaría y lo que pasó. Las sugerencias para favorecer esta estrategia en los niños a quienes leemos son:   Pedirles que hagan predicciones y anticipaciones para después confirmarlas en la lectura. Las anticipaciones de los niños serán más precisas mientras más información tengan sobre los conceptos relativos a los temas. Es decir. Preguntarles qué creen que pasará después. hay ocasiones en que las predicciones o anticipaciones son incorrectas. basándose en los conocimientos previos que se tienen del mundo. generalmente son acertadas y coinciden con lo que realmente aparece en el texto. También implica unir o relacionar las ideas que hay entre los párrafos del texto e incluso entre textos. La comprensión de la secuencia de hechos. Es el hecho de suponer las causas de lo que se ha dicho o leído. El recuerdo de los detalles. Sin embargo. Las ideas que se formularon a partir del texto. Las predicciones y anticipaciones que hace un lector. . Otra forma de inferir es dar sentido adecuado a palabras y frases que tienen más de un significado o a palabras desconocidas.

OPERACIONES DISCURSIVAS 1) Metáforas a) La perspectiva retórica. c) Intertextualidad. Metáfora de cuatro términos: ‘El atardecer de la vida’.  Analogía. por lo que no hay sustitución: llena un vacío léxico. Caso particular de metáfora: traslado a una cosa un nombre que designa a otra. sociolectos.C. El término genérico sustituye al más específico: ‘Aquí está mi barco’ en lugar de ‘está anclado’. b) La metáfora en la obra de Aristóteles. donde la metáfora adquiere dos funciones diferentes según el tipo de discurso. Subordinación de la comparación a la metáfora. apelando a la competencia cultural de los . sincronías diferentes (arcaísmo). sino que se convierten en metafóricos cuando un nombre que designa una cosa “se traslada” para designar a otra. La función poética en la tragedia será la de lograr el estilo adecuado para conmover y generar purificación de las pasiones. El quiebre de la isotopía estilística se debe a la presencia de unidades que remiten a distintos estados de lengua. . La vejez será a la vida tal como el atardecer con el día. El término específico sustituye al genérico: ‘Realizó diez mil hazañas’ en lugar de ‘muchas’  Especie a especie. La norma textual no coincide necesariamente con la norma social. En la Poética establece que la metáfora es habitual en los géneros coloquiales y que pertenece al nivel de la “expresión lingüística” que se adecua a la tragedia. Polifonía refiere a las diversas formas que adquiere la interacción de voces dentro de una secuencia discursiva o un enunciado. plurilingual y plurivocal: integra géneros primarios y secundarios. Sostiene también que no hay nombres que en sí mismos sean metáforas. sino que es necesario diferencias las retóricas antiguas. Se denomina así a la relación que se establece entre dos textos a partir de la inclusión de uno en otro en forma de cita o alusión.  Especie a género. dialectos. La presencia de géneros intercalados alcanza su máxima expresión en la novela. La retórica es el primer estudio sobre el discurso que se origina en la antigua Grecia en el siglo V a. Estas rupturas dependen del funcionamiento global del texto considerado. lecto o género) es frecuentemente quebrada por la irrupción de fragmentos de otras variedades que generan por contraste diversos efectos de sentido y explicita juicios de valor. otros textos y voces sociales. que según Bajtín es un fenómeno pluriestilístico. mientras que el símil a A es como B. Michel Le Guern y Marc Angenot. pero la cosa no tiene un nombre establecido. 2) Polifonía. y en la retórica su función estará al servicio de la elocuencia para persuadir en el mundo político y jurídico.Los traslados pueden ser de:  Género a especie. ‘Sembrando el divino rayo’ (caer rayos el sol). cronolectos. La producción verbal supone a otro y a su vez a lo ya dicho. La metáfora responde a la fórmula A es B. El análisis de la metáfora se aborda en sus obras la Poética y la Retórica. a) Conceptualizaciones acerca de la polifonía. -Símil (forma de metáfora). b) Ruptura estilística. La isotopía estilística (pertenencia de un discurso a una lengua. Retomaremos tres momentos significativos para la retórica: Aristóteles. No es posible hablar de una sola mirada retórica sobre la metáfora.

Nivel admitido: tenemos contenidos explícitos y sometidos a las objeciones del alocutario. Existe entonces una estrategia de captación o de subversión para modificar el mensaje del refrán como tal. en la que presentar argumentos absurdos atribuidos a defensores de esa tesis pretende agraviarla. La interpretación polifónica del refrán identificado como se. para finalmente reforzarla y hacerla parecer más objetiva. donde se la da la palabra a un adversario real o ficticio para que argumente en oposición a nuestra conclusión. Puede ocurrir que el locutor formule las preguntas a las que tiene ganas o se siente obligado a responder (¿Qué hacía yo hace un rato mamá? Me lavaba las manos). II. en la que dar la palabra a una autoridad pretende hacer verdadero un enunciado sin demostración alguna. Estos ejemplos demuestran que la posibilidad de hacer hablar al otro dentro del discurso propio desborda al campo del discurso referido. el enunciado negativo está contenido en una afirmación cuyo enunciador es un alocutario. Las nociones de locutor/enunciador y alocutario/enunciatario son necesarias para dar cuenta de la posibilidad de dar la palabra a personas que no son la que habla. porque el locutor citante le da la palabra a otro locutor. Los supuestos permanecen incambiados aunque la frase sea puesta en interrogativo o negativo. f) Algunos fenómenos que dependen de la polifonía. y la concesión. Es decir. Otras formas también son la apelación a la autoridad. no se plantea él mismo como responsable de esas palabras aunque sí intenta imitar más o menos fielmente al locutor original. Crea dos niveles en el sentido de la enunciación: I. que sí es polifónica. El locutor es también su enunciador. La aserción de un refrán se atribuye a un personaje distinto del locutor y se entremezcla con su voz y todas las voces que lo han dicho antes que él. depende de factores lingüísticos (propiedades específicas) y extralingüísticos (stock de enunciados conocidos por los hablantes de una lengua). no está presentado como autónomo. al contrario.receptores. sustraídos a toda impugnación. e) Un caso de polifonía: el empleo de refranes. . § En la concesión. un tercero. El desvío es un procedimiento discursivo que consiste en producir un enunciado con marcas lingüísticas de los refranes. Nivel de lo supuesto: los contenidos son presentados como ya evidentes. d) Otras formas de “dar la palabra”. el hablante abandona voluntariamente su voz y adopta otra que no hace más que citar. § En la suposición. la ironía. Al enunciar un refrán. No todas las negaciones son polifónicas. la recuperación puede tener dificultades o incluso no ser percibida como tal. el punto de vista distinto está integrado en el habla del locutor. la negación es otro ejemplo del mismo fenómeno. pero existe también la descriptiva que no lo es puesto que sólo describe un estado de cosas. pero que no pertenece al stock de refranes. La decodificación es más fácil cuando el enunciado aludido se presenta más estereotipado y universal. § El discurso referido directo depende de la polifonía. que se atribuye a un enunciador ficticio. etc. puesto que para formular un enunciado negativo debe subyacer uno positivo al que refutar. pero se borra detrás de otro enunciador “Se” que queda como garante de la verdad del refrán. Se le otorga al locutor el ethos de un hombre reflexivo que sabe tener en cuenta los argumentos opuestos. hay un supuesto que es el contenido que está implícito y es transportado por un enunciado de tal modo que es sustraído a toda discusión posible. cuando la alusión remite a universos culturales restringidos. La más frecuente es la polémica.