30 TENDENCIAS

SÁBADO, 15 DE FEBRERO DE 2014

BOTÁNICA NOTICIA

Colombia conoce al fin
sus plantas: casi 25.600
En abril se entrega Catálogo de Plantas. Incluye toda la flora conocida, un
80% del total nacional; son 5.581 endémicas y el Pacífico es la zona más rica.
Por RAMIRO VELÁSQUEZ GÓMEZ

S

in mucha bulla, Colombia
está a punto de tener una
de las obras más importantes de su historia botánica:
el catálogo de plantas, un trabajo hecho con las uñas y que permitirá conocer cuántas y dónde
existen para abrir las puertas a
un mundo de posibilidades.
Son casi 25.600 a la fecha,
cuenta Rodrigo Bernal, quien
por 23 años fuera profesor en el
Instituto de Ciencias Naturales
de la Nacional. El número podría
variar, pero no mucho.
La obra está en fase final. El
30 de abril será entregada para
publicación por la Asociación
Internacional para la Taxonomía de las Plantas (IATP).
Son 25.600 plantas y unos
1.566 líquenes. Para Bernal, representan como el 80% de la
diversidad de la flora nacional.
De ellas, cerca del 30 por ciento
(9.123) son de interés prioritario
por su distribución restringida,
su endemismo o porque solo
se conoce el tipo (el ejemplar
con el que fueron clasificadas).
Las endémicas
Se puede afirmar así que Colombia posee unas 5.581 plantas endémicas. Y las tierras bajas del
Pacífico, además, presentan la
mayor riqueza con 4.718 especies catalogadas pese a cubrir un
área seis veces menor que la
Amazonia. Esta posee 4.417, aunque no se considera aquí la lla-

La obra disparará la utilización de la flora. Acá, flor silvestre en norte del Tolima. FOTO JAIME PÉREZ

mada región de la Guayana
(complejos de la Macarena, La
Lindosa y de Chiribiquete).
Lo que parece un mamotreto para anaqueles (debe estar
por encima de 1.000 páginas),
pero de una riqueza indescriptible, fue posible también gracias
al trabajo decidido de la investigadora Marcela Celis y de S.
Robbert Gradstein, del Museo de
Historia Natural de París.
Cada planta del catálogo
contiene cerca de 45 campos,
desde la distribución global, el
endemismo, el nombre científi-

co, la elevación, el origen hasta
las regiones biogeográficas donde se encuentra y otros que permitirán ubicarlas en el futuro.
En la elaboración participaron 171 botánicos de 45 instituciones y 19 países, que colaboraron de manera voluntaria, según la especialidad de cada uno.
A finales de 2013 se habían
catalogado 23.765 plantas vasculares, 1.636 no vasculares y 1.566
líquenes (que no son plantas
pero están más cercanas a ellas).
Hoy se revisa una a una las más
de 26.000 entradas, que consi-

derados los campos son más de
un millón para revisión. “Podría
haber alguna inconsistencia”.
Esta descomunal tarea, que
debió comenzarse antes en los
520 años de historia nacional,
fue financiada en un 93% con
recursos externos. De hecho,
tras encomendarse la realización a Bernal en 2001 tardó dos
años en la planeación y consecución de los primeros dineros,
aportados por la Fundación
Volkswagen de Alemania. Al acabarse la plata, hace tres años
Bernal trabaja ad honorem.
“Cómo iba a dejar tirada una
obra en la que se ha trabajado
tanto”. Celis tuvo que aceptar
trabajo en otro grupo y solo
ahora el Ministerio del Medio
Ambiente pagará los últimos
seis meses de trabajo.
¿Para qué servirá el catálo-

CÓMO FUNCIONA

AMENAZADAS Y
RESTRINGIDAS
Un análisis de Gloria Galeano de la Universidad
Nacional y Néstor García
de la Javeriana mostró
que de 1.893 plantas evaluadas, 693 estaban en
amenaza de extinción, según los libros rojos de
2001 a 2007. El catálogo
revela que hay 6.273 de
distribución restringida.
go? “Para todo”, responde enfático. “Las plantas son base del
mantenimiento de los ecosistemas, la fauna depende de ella,
de estos depende la salud de los
ecosistemas, sin mirarlo desde
lo antropocéntrico, pero mirado
desde ahí imagínese el potencial
que tenemos en estas plantas”.
En alimenticias, agrega, “ no
se imagina la cantidad de plantas comestibles que hay en Colombia que se han ido olvidando. Plantas para domesticar
con fines ornamentales, para lo
que quiera. Toda la vida en la
Tierra depende de las plantas y
no somos conscientes de eso”.
Esta es una herramienta
que puede disparar a futuro la
utilización de la flora.
Cuando salga impresa, estará montada en internet, consultable por cualquier persona
y ligada a otros tres proyectos:
el diccionario de nombres comunes de las plantas de Colombia, con su equivalente
científico, etimología y descripción de la especie (está en
construcción); va a estar conectado con el Herbario Nacional; y conectado con la producción de la flora de Colombia,
describiendo ya la planta.
La persona podrá entrar de
distintas formas; si es lego, por
ejemplo, con el nombre común.
“Después se cargarán fotos de
las plantas vivas” como un ingrediente adicional.
Una obra valiosa ■
EN DEFINITIVA
El Catálogo de Plantas de Colombia contiene casi 26.000, todas
las conocidas hasta ahora. Es la
obra botánica más importante en
la historia del país. Un trabajo liderado por Rodrigo Bernal.