Está en la página 1de 65
Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración WILLIAM CAMPOS LIZARZABURU Serie

Proyecto e informe de investigación:

elementos conceptuales para su elaboración

WILLIAM CAMPOS LIZARZABURU

Serie Materiales de investigación

Perú, mayo 2016

Proyecto e informe de investigación:

elementos conceptuales para su elaboración

William Campos Lizarzaburu

Magister en Docencia Universitaria, profesor adscrito a la Escuela de Postgrado de la Universidad José Carlos Mariátegui (Moquegua, Perú), profesor invitado en la Escuela de Postgrado de la Universidad San Pedro (Chimbote, Perú) y ponente en el Programa de Capacitación en Investigación Científica de la Dirección General de Investigación de la Universidad San Pedro (Chimbote, Perú).

Formato recomendado para citar:

Campos L., William. (2016). Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración. Moquegua, Perú: Magister SAC.

Este documento es una revisión del documento del mismo nombre, publicado el año 2011 en https://issuu.com/wbcliz/docs/proyectoinformeinvestigacion, y posteriormente ampliado el año 2012, para uso de los participantes del entonces Diplomado en Investigación Científica, y hoy Programa de Capacitación en Investigación Científica, de la Universidad San Pedro.

Las opiniones que se presentan en este trabajo, así como los análisis e interpretaciones que en él se contienen, son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente los puntos de vista de Magister SAC ni de las instituciones a las cuales se encuentran vinculados.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Índice

Índice

2

Palabras clave

3

Título

3

Resumen

3

Abstract

3

Introducción

4

Justificación

4

Problema

4

Marco referencial

5

1. Una aproximación al proyecto de investigación

5

1.1. Proyecto: un término que genera confusión

5

1.2. Otra esfera que propicia la confusión

7

1.3. Una distinción necesaria

8

1.4. Hacia una definición

10

1.5. Estructura del proyecto de investigación

10

1.6. Características del proyecto de investigación

14

1.7. Instrumentos para la elaboración del proyecto de investigación

15

1.8. Errores típicos en el proyecto de investigación

32

1.9. Actitudes negativas de los académicos que evalúan los proyectos

de investigación

34

1.10. Cuestionamientos a prácticas largamente aceptadas

37

2. El informe de investigación

54

2.1.

Generalidades

54

2.2.

Estructura del informe de investigación

55

2.2.

Los tipos de reportes de investigación

60

Referencias bibliográficas

63

2

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Palabras clave

Investigación científica, Proyecto de investigación, Informe de investigación Scientific research, Research project, Research report

Título

Proyecto

e

informe

de

investigación:

conceptuales para su elaboración

Resumen

elementos

Éste es un documento de trabajo que tiene como fin orientar al investigador novel en la comprensión y aplicación de algunos tópicos de la elaboración del proyecto de investigación e informe de investigación que, por lo general, en tanto asumen significados diferentes según el autor o institución universitaria que los refieren, resultan poco fáciles de aplicar.

En este documento se abordan dos grandes temas que, en realidad, son elementos de un mismo proceso: el proyecto de investigación y el informe de investigación, también conocido como reporte de investigación. En lo que se refiere al proyecto de investigación, se desarrollan seis temas que, si bien son poco trabajados en los cursos de investigación y poco abordados en los libros de texto de metodología de la investigación, su conocimiento permite mejorar notablemente la elaboración de un proyecto de investigación. Estos tópicos son: la ambigüedad de significado que asume el término proyecto; la estructura del proyecto de investigación; características intrínsecas del proyecto de investigación; los errores más frecuentes en la elaboración del proyecto de investigación; actitudes negativas de quienes revisan los proyecto de investigación; y prácticas acostumbradas en la propuesta de proyectos de investigación, aunque no tienen mayor razón de ser.

En lo que respecta al informe de investigación, se desarrolla el tema de los tipos de reporte de investigación.

Para cumplir con su fin orientador, se ha adoptado un enfoque expositivo en el que gran parte de las explicaciones se acompañan de ejemplos desarrollados; sin embargo, considerando el nivel de receptor al cual se dirige, no se desestima la discusión teórica en torno a algunos de los tópicos mencionados.

Abstract

This is a working document intended to guide the new research in understanding and application of some topics of the development of the research project and research report that, in general, as they assume different meanings according to the author or university that concern, are not very easy to apply.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

This paper addresses two major issues that actually are components of the same process: the research project and the research report, also known as research report. In regard to the research project, develop six themes, but are little worked in research courses and little discussed in textbooks of research methodology, knowledge can greatly improve the development of a project research. These topics are: the ambiguity of meaning that takes the term project, the structure of the research project; intrinsic characteristics of the research project, the most common mistakes in developing the research project negative attitudes who review the research project; and customary practices in the proposed research projects, although they have more reason

to be.

In regard to the investigation report, upon the theme of the types of research report.

To fulfill its guiding purpose, an approach has been adopted exhibition in which many of the explanations are accompanied by worked examples, but considering the level of receptor to which it is addressed, not dismissed the theoretical discussion around some of those topics.

Introducción

Justificación

Aun cuando las universidades del Perú han ampliado su actividad en cuanto a la propuesta de tesis y oferta de estudios de postgrado, todavía sigue existiendo confusión en torno al uso de los términos proyecto, proyecto de investigación, tesis e informe de investigación. La necesidad de continuar apuntalando las actividades de investigación en el ámbito universitario exige que se delimite un marco en el cual se distinga qué refiere el proyecto de investigación y el informe de investigación, y que se identifiquen con claridad algunos de los elementos claves que intervienen en su elaboración. En ese sentido, este documento tiene como propósito contribuir a que esa confusión se reduzca en alguna medida, al mismo tiempo que ofrece algunas pautas que permiten aproximarse más a la actividad investigativa.

Problema

El problema que da lugar a este trabajo se describe en los siguientes

términos: necesidad de orientación al investigador novel en la comprensión y aplicación de algunos tópicos de la elaboración del proyecto de investigación

e informe de investigación, como fundamentos para la comunicación de la actividad científica.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Marco referencial 1. Una aproximación al proyecto de investigación

1.1. Proyecto: un término que genera confusión

En muchos círculos profesionales y académicos de diversos países de América hispana existe una enconada y sostenida confusión en torno al uso de los términos proyecto, proyecto de investigación y proyecto de inversión. Es cierto que, por una parte, los profesionales de las ciencias básicas tienen bastante claro lo que significa el proyecto de investigación; y, por otra, también es cierto que los profesionales de la Economía y la Administración reconocen de inmediato un proyecto de inversión. Sin embargo, entre la gran mayoría de profesionales y académicos que no proceden de estos campos, se identifica un escenario en el cual la posible claridad en la distinción del significado que reviste a cada uno de los términos mencionados no existe o es bastante burda.

Es probable que hasta un 70% o más de profesionales no vinculados directa o indirectamente a la Economía sean absolutamente incapaces de efectuar una distinción suficiente entre las diferentes acepciones que puede adoptar el término proyecto, y por lo tanto, no consigan diferenciar entre proyecto de investigación y proyecto de inversión. Y en esta alta proporción se incluyen también aquellos profesionales bien intencionados que, en su afán de incrementar su competencia académica y sus habilidades y calificaciones profesionales, siguen estudios, que formalmente corresponden

a un nivel de post grado, en las áreas de Márketing, Administración y otras ligadas con el ámbito empresarial o económico, en donde el término proyecto es de uso común.

Por otro lado, por lo menos, el 80% de profesionales vinculados a la Economía sean absolutamente incapaces de entender el propósito y el planteamiento del proyecto de investigación, y que procuren por lo general formularlo al amparo del marco de los proyectos de inversión.

Quizá ese escenario se deba a varias razones, aunque aquí señalamos algunas: la cada vez más frecuente interacción entre profesionales de estas diversas áreas académicas; estudios de postgrado claramente orientados a la investigación; y recomendación generalizada de que los estudios de postgrado se orienten hacia la investigación aplicada y hacia la búsqueda de resultados ligados a la producción.

Además, es posible que mucho de esta confusión se deba, precisamente,

a la participación del profesional bien intencionado en estudios que va más

allá de sus pretensiones formativas originales. Pero no por el hecho mismo de participar, sino porque sostenemos, cuando se siguen estudios de especialización, a ninguno de los docentes se le ocurrió pensar que existía confusión al respecto entre sus discípulos, y, en consecuencia, jamás se preocuparon de erradicarla o, cuando menos, de hacer algunas precisiones.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

En consecuencia, en la mayoría de estudios de post grado, en cualquiera de las modalidades que cubren la oferta llámense diplomados, segundas especialidades, maestrías y doctorados, que se ofrecen en las universidades del país (Perú), se incluyen materias como asignaturas, módulos de aprendizaje o lo que fuerecomo metodología de la investigación, seminario de tesis, formulación y evaluación de proyectos, planificación estratégica e incluso márketing e investigación de mercados, en las cuales la mención del término proyecto es generalizada. Es más, en esas materias es incluso obligatoria la presentación de un documento que responde al nombre de proyecto como requisito de evaluación y, en algunos casos, de aprobación de la materia.

Sin embargo, no porque el uso del término sea generalizado, y no porque la presentación de un proyecto constituya uno de los principales requisitos de aprobación del curso, se implica la necesidad de que los participantes en aquella materia comprendan claramente qué es lo que deben presentar. Por el contrario, la presentación de los documentos llamados proyectos muestra las notables diferencias en la interpretación que los participantes de esos cursos hacen del término. Demás está decir que cada uno utiliza una metodología diferente para desarrollarlo, una estructura diferente, pero, sobre todo, la orientación hacia una diferente finalidad.

Sólo para ejemplificar hasta qué punto esta confusión es generalizada, citamos algunos datos obtenidos durante una investigación cuyo objetivo era aproximarse a las actividades que una universidad de provincias estaba desarrollando en materia de investigación científica. Como parte de ese estudio, se examinaron las tesis presentadas a la institución para optar el título profesional o licenciatura. Aunque los resultados de este estudio no fueron publicados, se pudo ver, no sin sorpresa, que la utilización de términos como proyecto, proyecto de investigación, proyecto de tesis y tesis no sólo era confusa entre los aspirantes a profesionales, sino que existía una tendencia generalizada a tomarlos como sinónimos.

En ese estudio, el primer hecho notorio que tuvo lugar fue que, de los casi 110 documentos que custodiaba la biblioteca, presentados por bachilleres de la universidad para optar la licenciatura, sólo seis se podían identificar claramente como una tesis o tesina. Es decir, se describía un trabajo de investigación científica, basado en el método científico, con diseño de investigación y prueba de hipótesis conforme a la finalidad del estudio realizado. El resto de documentos, a pesar de la disímil denominación, bien podían considerarse, en el mejor de los casos, una monografía o un trabajo profesional, en la mayoría de los mismos; pero, en ningún caso, una tesis.

En segundo lugar, se descubrió que la mayor parte de casos en los que existía confusión entre los términos aplicados al documento, correspondían a las Escuelas Profesionales de Ingeniería. Se aplicaban los términos proyecto de investigación, proyecto de tesis o simplemente tesis a trabajos de índole profesional, referidos al diseño o construcción de equipo o infraestructura

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

física, que constituyen temas de carrera profesional y no de investigación, y que se enmarcan mejor en el campo de los proyectos de inversión.

Cabe destacar que, en estos casos, esos documentos habían superado la revisión de un cuerpo de asesores y de un conjunto de evaluadores y jurados; aunque perpetuaban la falta de identificación de su naturaleza. Esto permite aventurar que, o bien existía desidia por parte de los asesores y jurados, o bien existía desconocimiento generalizado acerca del significado de los términos.

Lo mencionado muestra que, aun cuando la investigación científica define el sentido de una universidad y en consecuencia, todo docente y estudiante universitario deberían ser expertos en el tema, lo cierto es que en universidades como aquella de la cual se obtuvo la información, ni siquiera se había logrado precisar el tenor de los documentos presentados en el ámbito de la investigación científica ni de los términos con que se designan. Era evidente, entonces, que existían nubarrones a la hora de entender y realizar un proyecto de investigación o un proyecto de inversión.

1.2. Otra esfera que propicia la confusión

Dada nuestra condición de país tercermundista, o país en vías de desarrollo como ahora se suele identificar a los países pobres, el rol de las instituciones financieras internacionales, como el BID, el Banco Mundial u otras, y la participación de diversas ONG, cobran importancia capital en los diferentes esfuerzos por desarrollar la región, entendida ésta en su acepción de subcontinente. Ello impulsa al Gobierno o a las diferentes organizaciones sociales de base a solicitar el apoyo de esas entidades, las cuales, con el fin de evaluar la asignación de los recursos solicitados, exigen la presentación de un proyecto que debe seguir ciertas pautas en su estructura y presentación.

Pero, si bien las organizaciones de base consiguen el concurso de personas especializadas para la elaboración de los proyectos que han de presentar, lo cierto es que en el ámbito académico de quienes quisieran conocer algo más del asunto pero no son especialistas de las ramas de la Economíapocos son quienes pueden aclarar las particularidades de este tipo de proyectos.

Por otro lado, para terminar de consolidar la confusión existente, cuando una persona cualquiera desea iniciar un negocio que vaya más allá de los simples ingresos extras, es decir, cuando quiere iniciar una empresa, aunque por sus dimensiones y características pueda considerarse dentro del ámbito de las mypes, no falta quien le diga que debe elaborar un proyecto. Evidentemente, la persona que hace la recomendación nunca dice cómo hacerlo y menos de qué se trata el mencionado proyecto. En esas circunstancias, el emprendedor vuelve la vista hacia el entorno de los amigos cercanos, aquellos a quienes considera más idóneos para satisfacer sus inquietudes, aquellos que de una u otra manera pasaron por las aulas universitarias, y pide ayuda, creyendo que esos sesudos académicos o

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

profesionales, que continuamente hablan de proyectos, podrán absolver sus preocupaciones.

Desgraciadamente, sólo consigue respuestas difusas o, en muchas ocasiones, la recomendación de un nombre, reconocido como experto, pero que resulta ser un experto, sí, pero en investigación científica, y no en proyectos de inversión. Como si el alto desempeño en la elaboración de proyectos de investigación, muchas veces razón de admiración y respeto en el medio académico profesional, pudiera ser razón suficiente para dar por cierta su solvencia en todo lo que se identifique como proyecto.

Sin ser muy agudos, podemos darnos cuenta que el término proyecto se asocia a diferentes ámbitos del mundo profesional y académico. Son precisamente esos ámbitos los que permiten identificar algunos de los distintos significados atribuidos al término proyecto, por lo cual es conveniente no utilizar el término a secas, sino en conjunción indisoluble con un adjetivo que señale algunas de sus características especiales, que definan su condición y naturaleza más relevantes.

Se colige, entonces, que al hablar de proyectos en materia de investigación científica, en asuntos de desarrollo social, en materia de trabajos de ingeniería y en materia de negocios, se habla de cosas que, si bien tienen un referente común, en realidad, presentan grandes diferencias entre sí. Con estos argumentos y antecedentes identificados, es posible intentar un primer deslinde entre los términos. Y en ese sentido, se puede hablar de diferentes tipos de proyectos, sobre la base de los ámbitos en los que éstos son útiles y de los objetivos que persiguen.

1.3. Una distinción necesaria

En el Cuadro 1.1, considerando el ámbito, asunto o materia para el cual es útil un proyecto determinado, se identifican algunos tipos de proyecto. Entre éstos se pueden distinguir algunas categorías menores o subtipos. En este cuadro se hace claro que no puede generarse confusión alguna entre los proyectos de investigación y los otros tipos de proyecto.

Cuadro 1.1. Tipos de proyectos según el ámbito de aplicación

Ámbito

Tipo de proyecto

Subtipos o categorías

Investigación científica

Proyecto de investigación

Proyecto de investigación científica Proyecto de investigación tecnológica

Desarrollo social

Proyecto de desarrollo

Proyectos públicos Proyectos multinacionales

Asistencia social

De asistencia social

Sector educación

Educativo

Proyecto de desarrollo institucional Proyecto de promoción educacional Proyecto de innovación educativa Proyecto de producción

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Empresarial

Proyecto de inversión empresarial

Plan de negocios

Plan de márketing de producto

Plan de márketing de producto

Plan o proyecto empresariall

Fuente: elaboración propia.

Sin embargo, cabe hacer una aclaración: los proyectos de desarrollo, los de asistencia social y los proyectos educativos son, en esencia, y considerados desde los puntos de vista social, de desarrollo, etc., proyectos de inversión, en la medida que el costo de su implementación se hace con la esperanza de cosechar un retorno o beneficio posterior, que puede ser económico o social.

Como se comprenderá, cada tipo de proyecto implica un propósito determinado y, para ello, una lógica o sentido particular en su implementación. Precisamente, por ese sentido particular, cada tipo de proyecto requiere de la aplicación de una metodología particular en su concepción.

Un aspecto que contribuiría a despejar las dudas que a veces se resisten a desaparecer respecto de los tipos de proyectos, consiste en analizarlos tomando en consideración el tipo de operaciones que requieren para su implementación, el tipo de instituciones financieras que las facilitan y las instituciones que las ejecutan.

En el Cuadro 1.2 se da cuenta de la distinción realizada a partir de la identificación de las entidades financieras y de los entes ejecutores del proyecto.

Cuadro 1.2. Tipos de proyecto según características propias

 

Entidad

Instituciones

Tipo de proyecto

ejecutora

Evaluación

Operaciones

financieras

 

Universidades

Académica

Subvención

de investigación

Institutos de

investigación

Presupuestaria

Beca

de desarrollo

Gobierno

Económica

Créditos blandos

Bancos de desarrollo

 

ONGs

Social

donaciones

Fundaciones

de asistencia

De impacto ambiental

 

Social

Presupuestales

Entidades públicas

 

Sector

educativo

Educación

Económica

Comerciales

Banca comercial

 

Financiera

de inversión

empresarial

Empresa

Financiera

Préstamos

Banca comercial

Fuente: Salinas, Jorge. (1999) Escuela de Postgrado, Universidad Privada de Tacna.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Aquí cabe una digresión: si bien constituye una práctica común trasladar la metodología de los proyectos de desarrollo al ámbito de los proyectos de inversión empresarial lo cual también ha contribuido a la confusión generada, en realidad, esta práctica se ha extendido incluso a los proyectos de investigación, acentuando de manera grave la confusión existente. Sin embargo, no sólo es preferible, sino exigible, que los proyectos de investigación recurran a la metodología que les es propia, el método científico, en tanto sus propósitos y lógica son distintos de aquellos que corresponden a los proyectos de inversión en su significado más amplio.

En ese sentido, herramientas metodológicas como el árbol de problemas, el árbol de objetivos, o el método del marco lógico, propios de los proyectos de desarrollo, que ni siquiera son pertinentes en el ámbito empresarial, utilizados en la investigación científica constituyen un resabio de la confusión identificada, y, por lo tanto, no tienen razón de ser.

1.4. Hacia una definición

Hasta aquí hemos enfocado nuestro análisis en la necesidad de distinguir el proyecto de investigación de los otros tipos de proyectos, a los cuales, por razones de su propósito, identificamos como proyectos de inversión. A modo de síntesis de lo expuesto, se puede decir que la noción de proyecto de inversión refiere el conjunto de acciones a realizar en una intención de inversión, es decir, un conjunto de pasos que se quiere realizar con el propósito de obtener un retorno o beneficio de corte social o económico.

Sin embargo, cabe preguntarse qué es el proyecto de investigación. De acuerdo a lo explicado anteriormente, el proyecto de investigación tiene como fin enunciar los elementos que permitirían orientar un estudio científico en particular. Si entendemos que el propósito de un estudio científico es la búsqueda de conocimientos científicos o la aplicación de los mismos a la solución de una problemática determinada (Ander Egg, 1978), se puede definir el proyecto de investigación científica como el documento que anticipa las acciones y operaciones a realizarse en la búsqueda de conocimientos o resultados científicos, o de la aplicación de los mismos a una problemática dada. Para decirlo con mayor precisión, es el documento en el que se describe la metodología a seguir en la búsqueda de un conocimiento o resultado científico que se presume existe, o para identificar la posible aplicación del conocimiento o resultado científico a la solución de una problemática dada.

1.5. Estructura del proyecto de investigación

En cuanto al propósito del proyecto de investigación, no hay ambigüedad:

comunicar los objetivos de una investigación a realizar. Sin embargo, en cuanto a la estructura, la situación es diferente. Los elementos comunes que se identifican con mayor frecuencia son los siguientes:

Portada.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Planteamiento del problema.

Marco referencial.

Método.

La portada

Se trata de un apartado en el cual se enuncia el título de la investigación, el nombre o nombres de los autores, el nombre de la institución a la cual pertenecen los autores o el nombre de la organización que patrocina el estudio. En algunos casos, se incluyen también los nombres de quienes cumplirán la función de asesores del estudio y la finalidad por la cual se presenta el estudio, cuando se trata de algún trabajo orientado a la obtención de un título o grado académico. De todos modos, cada institución adopta un modelo propio que el investigador debe seguir.

El problema

El problema o planteamiento del problema es un apartado que contiene la descripción de la situación problemática identificada, la revisión de antecedentes o estado de la cuestión, la justificación del estudio, y, a veces, las hipótesis y variables. El planteamiento del problema incluye la formulación de preguntas y objetivos de investigación, y la relación que éste guarda con la revisión de antecedentes; con ello, se precisa “su significado teórico y práctico” y su ubicación o relación con “un cuerpo más amplio de conocimiento” (Sommer y Sommer, 2001).

En algunos casos, según el formato específico que adopta una institución académica para la presentación del proyecto e informe de investigación, la revisión de antecedentes se separa del planteamiento del problema. Sin embargo, no es lo más recomendable, puesto que con esa forma se rompe la lógica teórica que vincula el problema identificado con el cuerpo de conocimiento que le da origen.

Por otro lado, la justificación del estudio constituye una síntesis de la importancia teórica, metodológica o aplicativa que reviste el problema. Por lo tanto, en su más importante manifestación, la identificación de su relevancia científica, nace del problema y se vincula estrechamente a él, aun cuando puede contener otros puntos de vista que añadan valor a la investigación.

Finalmente, a veces, en este apartado también se incluyen las hipótesis y la definición conceptual y operacional de las variables, y algunos autores agregan los términos utilizados en la investigación (Hernández, Fernández y Baptista, 2006).

Marco referencial

Aunque hay coincidencia en lo que significa el marco teórico para una investigación, y por lo general se considera sinónimo de marco referencial, hay relativa discrepancia entre diversos autores en lo que se refiere a los elementos que lo integran. En sentido estricto, debiera estar constituido por

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

las bases teóricas y el marco conceptual; sin embargo, cada vez hay más consenso en el sentido de que los resultados de estudios anteriores que validan o refutan una hipótesis, también constituyen parte del marco teórico. En consecuencia, aquí se aborda ese enfoque y se concibe el marco teórico, en relación con el informe de investigación, como se muestra en la figura:

el informe de investigación, como se muestra en la figura: Figura 1. El marco teórico en

Figura 1. El marco teórico en el reporte de investigación

El marco referencial es el conjunto de informaciones y enunciados que se extraen de diferentes documentos (libros, artículos, recursos virtuales, etc.) y dan sustento teórico a un problema de investigación, al proveerle de un marco de interpretación por cuanto describe el estado pasado y actual del conocimiento sobre el problema identificado. Está constituido por las bases teóricas, el marco conceptual y el conjunto de antecedentes (Campos,

2010).

La recomendación a seguir en la etapa de elaboración del proyecto de investigación es que el marco teórico, en cuanto bases teóricas, describa los tópicos que involucran las variables de estudio, las dimensiones que se identifican en ellas y, si es posible, los indicadores de éstas.

Se abordan como temas cada una de las variables que son parte del problema de investigación. Y, dependiendo del objetivo de investigación, si así se ha planteado, se puede considerar las primeras variables como variables independientes, y la última o últimas como dependientes. Nótese que esta etapa del proyecto la intención es demostrar que se ha revisado la información respecto de las variables de estudio.

La sección de métodos y materiales

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Este apartado refiere lo que se piensa hacer para recoger la información que responderá a las preguntas de investigación y dará cumplimiento a los objetivos. Según el tipo de estudio realizado, esta sección puede considerar varios subapartados. Los aspectos de este apartado en los que hay marcado consenso son los siguientes:

Los participantes, que algunos autores identifican como población o universo, muestra y casos de estudio (Hernández et al., 2006);

La descripción de los instrumentos de investigación, que algunos autores amplían bajo el concepto de “equipos y materiales” (Sommer, y Sommer, 2001; Baird, 1991).

El procedimiento, que describe la forma como se recogerán los datos (Sommer, y Sommer, 2001).

El escenario o “contexto de la investigación”, que refiere el “lugar o sitio y tiempo” donde se realizó el estudio (Hernández et al., 2006).

En algunos casos, se consideran también la descripción del enfoque de investigación adoptado (cuantitativo, cualitativo), el nivel de investigación o profundidad del conocimiento que se pretende alcanzar, el tipo de investigación al cual pertenece el estudio y el diseño de investigación adoptado para la contrastación de hipótesis.

Aspectos administrativos, Anexos y Generalidades

En forma estricta, los mencionados son los componentes o elementos que constituyen un proyecto de investigación. Sin embargo, cada vez es más frecuente adicionar un rubro destinado a los aspectos administrativos. En este apartado se presentan el presupuesto que involucra el estudio, los recursos con que cuenta el investigador para efectuar el estudio y el cronograma que se piensa seguir en la realización del estudio.

Es posible considerar un apartado final que, con el nombre de Anexos, recoge aquellos materiales que serán útiles a la investigación, como ejemplares de los formatos de los instrumentos de investigación, en el caso de las ciencias sociales, o descripciones técnicas de los instrumentos a utilizar, en el caso de equipos de laboratorio o medición.

Por otro lado, algunas instituciones universitarias en el Perú, dedican un apartado en el que se describe en forma genérica algunas de las características del estudio a realizar. Este apartado generalmente aparece con el subtítulo de Generalidades o Información general y se ubica después de la portada. Sin embargo, por más que su uso siga haciéndose extensivo, el hecho de que refiera una intención de corte administrativo y de referencia, lo aleja del verdadero sentido del propósito de investigación que se persigue, por lo cual no se puede considerar como parte del proyecto de investigación.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

1.6. Características del proyecto de investigación

Algunas de las características de un proyecto de investigación que merecen destacarse son: la flexibilidad, la limitación y la novedad. Se pueden identificar otras, como la intencionalidad, la anticipación, etc.; pero son recurrentemente citadas y explicadas, por lo cual aquí se prefiere obviarlas. Sin embargo, destacamos las primeras porque, aunque son poco mencionadas, en realidad debieran tomarse muy en serio por las implicaciones teóricas y prácticas que revisten.

Flexibilidad

Es claro que el hecho de que el proyecto de investigación refiera una búsqueda que todavía no se ha dado impide que su formulación se considere como algo acabado y completo en sí mismo. Por lo tanto, en la medida que se profundiza en el tema a investigar, es posible que el investigador se formule nuevas inquietudes, acceda a nuevos enfoques teóricos o metodológicos que perfilen mejor el estudio, identifique nuevas fuentes de información o nuevas formas de conceptualizar o medir las variables de estudio. Cerrarse a esta posibilidad e intentar juzgar el posterior informe de investigación en función de su exacta correspondencia con lo planteado en el proyecto de investigación, constituye un grosero modo de dogmatizar la práctica investigativa y cerrar la posibilidad a todo intento de mejora o precisión posterior.

Limitación

Definitivamente un estudio no puede abarcar todo un campo o disciplina; ni siquiera un dominio extenso de un campo o disciplina; apenas puede abordar un aspecto de los problemas científicos que se identifican en ese un campo o disciplina. Por lo tanto, se debe tener cuidado con lo que en calidad de evaluador del proyecto de investigaciónse pide considerar como objeto de estudio en un proyecto de investigación.

Novedad

Si se plantea un estudio en el marco de la investigación científica, y en ese sentido, la inquietud a investigar nace principalmente de un vacío cognoscitivo respecto de un campo o disciplina, es claro que el conocimiento que se busca o la aplicación de éste a una situación problemática dada, constituye un hallazgo novedoso, un resultado que antes no existía y que llena debiera hacerloen alguna medida el vacío cognoscitivo que originó el estudio. Por lo tanto, el hecho de que, en un estudio claramente novedoso, se requiera ir más allá de los caminos trillados, aun cuando las fuentes o antecedentes pudieran ser muy pocos, o cuando los aspectos metodológicos no sean muy claros, no significa que se deba desestimar ese estudio o imponerle condiciones de extensión o referencias más propias de estudios relativamente comunes y largamente recorridos.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

1.7.

investigación

Instrumentos

para

la

elaboración

del

La matriz de consistencia lógica

proyecto

de

La matriz de consistencia lógica es un instrumento en el que se condensa la información esencial respecto de un proyecto de investigación. Varios

textos de investigación, además de las preguntas de investigación, objetivos

e hipótesis, incorporan las dimensiones de las variables, los indicadores e

incluso el diseño de investigación y otros elementos. Sin embargo, somos de la opinión que este tipo de tratamiento y concepción de la matriz de consistencia, más que ayudar a clarificar lo que se persigue, confunde. Por lo tanto, aquí se presenta la matriz de consistencia lógica, en una forma

sintética, con sus elementos básicos, de modo que facilite la comprensión de

la coherencia interna que debe existir entre preguntas, objetivos e hipótesis

de investigación.

Se sigue el planteamiento de Hernández, Fernández y Baptista (1991,1998 y ediciones posteriores) respecto al tipo de investigación, para delinear los enunciados que se pueden formular en el proyecto de investigación.

Se ofrece un modelo básico en cada una de las matrices. Pero se

acompañan ejemplos de enunciados correctamente formulados en relación

al modelo y de enunciados que no alcanzaron una adecuada redacción.

Los modelos que se presentan corresponden a los siguientes tipos de investigación:

Correlacional

Explicativa, con diseño preexperimental.

Explicativa, con diseño experimental y cuasi experimental.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

MODELO 1: INVESTIGACIÓN CORRELACIONAL

Aquí presentamos dos variantes en torno al problema de investigación, referido especialmente a la investigación correlacional (recuérdese que algunos autores la denominan relacional, y otros, descriptivo correlacional).

Modelo específico:

VI VD

Matriz en función de las variables y de la relación entre las variables.

Recomendaciones:

Formular las preguntas, objetivos e hipótesis específicas en función de cada una de las variables.

La tercera pregunta específica constituye sólo una reformulación en términos estadísticos de la pregunta general.

VI

:

Variable independiente

Actitud hacia el desarrollo

VD

:

Variable dependiente

Conocimiento sobre protección medioambiental

 

PREGUNTAS

OBJETIVOS

HIPÓTESIS

G

¿Cuál es la relación entre la actitud hacia el desarrollo y el conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010?

Determinar la relación entre la actitud hacia el desarrollo y el conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010.

Existe una relación de influencia

significativa entre la actitud hacia el desarrollo y el conocimiento

sobre

protección

medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010.

E1

¿Cuál es la actitud hacia

el

Identificar la actitud hacia el desarrollo de los pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010.

La actitud hacia el desarrollo de los pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, es desfavorable.

desarrollo de los pobladores de la

comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010?

E2

¿Cuál es el nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande,

2010?

Determinar el

nivel de

El nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, es alto.

conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010.

E3

¿Existe asociación entre la actitud hacia el desarrollo y el conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010?

Determinar si la actitud hacia el desarrollo y el conocimiento sobre protección medioambiental en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, se asocian.

La actitud hacia el desarrollo y el conocimiento sobre protección medioambiental en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, se asocian significativamente.

16

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Modelo específico:

VI(d) + VD

Matriz en función de las variables y de la relación entre las dimensiones de la variable independiente respecto de la variable dependiente.

Recomendaciones:

Formular las preguntas, objetivos e hipótesis específicas en función de cada una de las dimensiones de la variable independiente.

VI(d)

:

Variable independiente

Actitud hacia el desarrollo

VD

:

Variable dependiente

Prácticas de protección medioambiental

Para el ejemplo, se ha tomado como variable independiente la actitud hacia el desarrollo, constructo que, para efectos del ejemplo, se concibe con tres dimensiones:

Valoración del desarrollo

Aproximación al desarrollo

Percepción de beneficios del desarrollo

La variable dependiente es prácticas de protección medioambiental.

   

PREGUNTAS

 

OBJETIVOS

HIPÓTESIS

G

¿Cuál es la relación entre la actitud hacia el desarrollo y las prácticas de protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande,

Determinar la relación entre la actitud hacia el desarrollo y las prácticas de protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010.

Existe una relación de influencia significativa entre la actitud hacia el desarrollo y las prácticas de protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010.

2010?

E1

¿Existe asociación entre el nivel de valoración del desarrollo y las prácticas de protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010?

Determinar si el nivel de valoración del desarrollo y las prácticas de protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, se asocian.

El nivel de valoración del desarrollo y las prácticas de protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, se asocian significativamente.

E2

¿Existe asociación entre el nivel de aproximación al desarrollo y las prácticas de protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010?

Determinar si el nivel de aproximación al desarrollo y las prácticas de protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, se asocian.

El nivel de aproximación al desarrollo y las prácticas de protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, se asocian significativamente.

E3

¿Existe

asociación

entre

la

Determinar si la percepción de beneficios del desarrollo y las prácticas de protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, se asocian.

La percepción de beneficios del desarrollo y las prácticas de protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, se asocian significativamente.

percepción

de

beneficios

del

desarrollo

y

las

prácticas

de

protección

medioambiental,

en

pobladores

de

la

comunidad

bolivariana

de

Bagua

Grande,

2010?

   

17

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

MODELO 2: INVESTIGACIÓN EXPLICATIVA

DISEÑO PREEXPERIMENTAL

En este caso, son pertinentes las siguientes recomendaciones:

Se tiene dos modos de plantear la pregunta general y el objetivo general; se debe elegir un solo modo. Una vez más, la recomendación apunta a seguir la pauta de la institución donde se presenta el proyecto.

Las únicas preguntas y objetivos específicos que son exigibles son la segunda y tercera (en este esquema); la primera no responde al objetivo general de investigación; y la cuarta, es una reformulación conjunta de lo que se quiere buscar en la segunda y tercera.

 

PREGUNTAS

OBJETIVOS

HIPÓTESIS

G

¿La aplicación del Programa de gestión medioambiental en el conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010?

Determinar si la aplicación del Programa de gestión medioambiental en el conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010.

La aplicación del Programa de gestión medioambiental en el conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010.

¿Cual es el efecto de la aplicación del Programa de gestión medioambiental en el conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010?

Determinar el efecto de la aplicación del Programa de gestión medioambiental en el conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010.

E1

¿Cuál es el nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, antes de la aplicación del Programa de gestión medioambiental?

Determinar el nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, antes de la aplicación del Programa de gestión medioambiental.

El nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, antes de la aplicación del Programa de gestión medioambiental, es bajo.

E2

¿Cuál es el nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, después de la aplicación del Programa de gestión medioambiental?

Determinar el nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, después de la aplicación del Programa de gestión medioambiental.

El nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, después de la aplicación del Programa de gestión medioambiental, es alto.

E3

¿Existe diferencia significativa en el nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, antes y después de la aplicación del Programa de gestión medioambiental?

Comparar el nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, antes y después de la aplicación del Programa de gestión medioambiental.

El nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, antes y después de la aplicación del Programa de gestión medioambiental, difiere significativamente.

18

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

MODELO 3: INVESTIGACIÓN EXPLICATIVA

DISEÑOS EXPERIMENTAL y CUASI EXPERIMENTAL

En este caso, son pertinentes las recomendaciones dadas para el caso anterior.

Conviene tener en cuenta algo más: es mejor introducir en las preguntas y objetivos específicos los grupos que suponen estos diseños.

Tenga en cuenta otro detalle: en la práctica es difícil introducir la aleatoriedad en la conformación de los grupos, especialmente en las disciplinas que trabajan con comunidades previamente conformadas (caso de la Ing. Ambiental y otras). Por lo general, los grupos humanos tienden a presentarse como se dan en la realidad; en ese sentido, la mayoría de estudios que tengan un grupo de comparación, pero que no aceptan la aleatoriedad en la conformación de los grupos, adoptarán el diseño cuasiexperimental.

 

PREGUNTAS

OBJETIVOS

HIPÓTESIS

G

¿Cuál es el efecto de la aplicación del Programa de gestión medioambiental en el conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010?

Determinar el efecto de la aplicación del Programa de gestión medioambiental en el conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010.

La aplicación del Programa de gestión medioambiental en el conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010.

E1

¿Cuál es el nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, de los grupos experimental y control, antes de la aplicación del Programa de gestión medioambiental?

Determinar el nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, de los grupos experimental y control, antes de la aplicación del Programa de gestión medioambiental.

El nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, de los grupos experimental y control, antes de la aplicación del Programa de gestión medioambiental, es bajo.

E2

¿Cuál es el nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, de los grupos experimental y control, después de la aplicación del Programa de gestión medioambiental?

Determinar el nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, de los grupos experimental y control, después de la aplicación del Programa de gestión medioambiental.

El nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, de los grupos experimental y control, después de la aplicación del Programa de gestión medioambiental, es alto.

E3

¿Existe diferencia en el nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, de los grupos experimental y control, antes y después de la aplicación del Programa de gestión medioambiental?

Comparar el nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, de los grupos experimental y control, antes y después de la aplicación del Programa de gestión medioambiental.

El nivel de conocimiento sobre protección medioambiental, en pobladores de la comunidad bolivariana de Bagua Grande, 2010, de los grupos experimental y control, antes y después de la aplicación del Programa de gestión medioambiental, difiere significativamente.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Veamos algunos ejemplos de trabajos de investigación realizados (por lo tanto, no copie usted los ejemplos; sólo utilícelos como una guía):

Título

DIMENSIONES DE LA PERSONALIDAD Y ACTITUD HACIA LA ENSEÑANZA DE LOS DOCENTES DE LA UNIVERSIDAD “JOSÉ CARLOS MARIÁTEGUI”, DE MOQUEGUA – 2004

Nivel: Maestría

Mención: Docencia Universitaria y Gestión Educativa

Institución: Universidad Privada de Tacna

VI: dimensiones de personalidad

VD: Actitud hacia la enseñanza

Problema (pregunta general)

¿Qué relación existe entre las dimensiones de la personalidad y la actitud hacia la enseñanza del docente de la Universidad “José Carlos Mariátegui”, de Moquegua?

Preguntas específicas

PE1

:

¿Cuáles son las dimensiones de personalidad que identifican al docente de la Universidad “José Carlos Mariátegui”, de Moquegua?

PE2

:

¿Cuál es la actitud hacia la enseñanza del docente de la Universidad “José Carlos Mariátegui””, de Moquegua?

PE3

:

¿Existe asociación entre las dimensiones de personalidad y la actitud hacia la enseñanza del docente de la Universidad “José Carlos Mariátegui”, de Moquegua?

Objetivo General

Analizar la relación que existe entre las dimensiones de la personalidad y la actitud hacia la enseñanza del docente de la Universidad “José Carlos Mariátegui”, de Moquegua.

Objetivos Específicos

O1

:

Determinar las dimensiones de personalidad que identifican al docente de la Universidad “José Carlos Mariátegui”, de Moquegua.

O2

:

Determinar la actitud hacia la enseñanza del docente de la Universidad “José Carlos Mariátegui”, de Moquegua.

O3

:

Determinar si la dimensión de personalidad y la actitud hacia la enseñanza del docente de la Universidad “José Carlos Mariátegui”, de

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Moquegua, están asociados.

Hipótesis general

HG

:

Existe una relación significativa entre las dimensiones de la personalidad y la actitud hacia la enseñanza del docente de la Universidad “José Carlos Mariátegui”, de Moquegua.

Hipótesis específicas

H1

:

La personalidad del docente de la Universidad “José Carlos Mariátegui”, de Moquegua, es extrovertida, estable y flexible.

H2

:

La actitud hacia la enseñanza del docente de la Universidad “José Carlos Mariátegui”, de Moquegua, es autoritaria.

H3

:

Las dimensiones de la personalidad y la actitud hacia la enseñanza del docente de la Universidad “José Carlos Mariátegui”, de Moquegua, están asociados.

Nótese en este caso que la primera HE tiene una posible respuesta para cada una de las dimensiones de la personalidad que se examinan en la variable.

Título

PROGRAMA EXPERIMENTAL PARA INCREMENTAR LA PRÁCTICA DE VALORES: RESPONSABILIDAD, HONESTIDAD Y RESPETO, EN ALUMNOS DEL SEXTO GRADO DE PRIMARIA

Nivel: Maestría

Mención: Educación Superior e Investigación

Institución: Universidad César Vallejo (Los Olivos, Lima)

VI: programa experimental

VD: práctica de valores

Los valores considerados (que se toman como dimensiones) son:

Responsabilidad

Honestidad

Respeto

Problema (pregunta general)

¿La aplicación de un Programa Experimental incrementa la práctica de los valores Responsabilidad, Honestidad y Respeto en las alumnas del sexto grado de la I.E. Santa Fortunata?

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Preguntas específicas

¿La aplicación de un Programa Experimental incrementa la práctica del valor de la Responsabilidad en las alumnas del sexto grado de la I.E. “Santa Fortunata”?

¿La aplicación de un Programa Experimental incrementa la práctica del valor de la Honestidad en las alumnas del sexto grado de la I.E. “Santa Fortunata”?

¿La aplicación de un Programa Experimental incrementa la práctica del valor del Respeto en las alumnas del sexto grado de la I.E. “Santa Fortunata”?

Objetivo general

Determinar si la aplicación de un Programa Experimental incrementa la práctica de los valores Responsabilidad, Honestidad y Respeto en las alumnas del sexto grado de la I.E. Santa Fortunata.

Objetivos específicos

Diseñar y aplicar un Programa Experimental para incrementar la práctica del valor de la Responsabilidad en las alumnas del sexto grado de la I.E. Santa Fortunata.

Diseñar y aplicar un Programa Experimental para incrementar la práctica del valor de la Honestidad en las alumnas del sexto grado de la I.E. Santa Fortunata.

Diseñar y aplicar un Programa Experimental para incrementar la práctica del valor del Respeto en las alumnas del sexto grado de la I.E. Santa Fortunata.

Hipótesis general

La aplicación de un Programa Experimental incrementa significativamente la práctica de los valores Responsabilidad, Honestidad y Respeto en las alumnas del sexto grado de la I.E. Santa Fortunata.

Hipótesis específicas

Mediante el diseño y aplicación de un Programa Experimental es posible incrementar la práctica del valor Responsabilidad en las alumnas del sexto grado de la I.E. Santa Fortunata.

Mediante el diseño y aplicación de un Programa Experimental es posible incrementar la práctica del valor Honestidad en las alumnas del sexto grado de la I.E. Santa Fortunata.

Mediante el diseño y aplicación de un Programa Experimental es posible incrementar la práctica del valor Respeto en las alumnas del sexto grado de la I.E. Santa Fortunata.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Acerca de los objetivos

En el apartado anterior se han visto ejemplos de la redacción de los

objetivos de investigación. Recuerde, la ventaja de elaborar una sólida matriz de consistencia radica en que, después, sencillamente se trasladan las preguntas, objetivos e hipótesis al lugar que le corresponde en el

proyecto o informe de investigación.

Los objetivos se redactan con un verbo en infinitivo. Existen diferentes listas de posibles objetivos a utilizar, la mayoría de ellos derivados de la taxonomía de objetivos operacionales de Bloom.

Sin embargo, conviene hacer algunas recomendaciones respecto a los objetivos, pues, por lo general, en la práctica, el uso de los verbos se reduce a unos pocos.

Los verbos mayormente utilizados son: identificar, determinar, analizar y, en menor medida, establecer.

Veamos qué dice nuestro diccionario respecto de estos verbos y el sentido más apropiado para efectos de investigación.

1. Identificar. 2. Reconocer si una persona o cosa es la misma que se supone o se busca.

2. Determinar. tr. Fijar los términos de algo. || 2. Distinguir, discernir. || 3. Señalar, fijar algo para algún efecto. ||

Fijar. 4. Determinar, limitar, precisar, designar de un modo cierto. Fijar el sentido de una palabra, la hora de una cita. ||

Término. 9. Estado o situación en que se halla alguien o algo. ||

3. Analizar. tr. Hacer análisis de algo. ||

Análisis. m. Distinción y separación de las partes de un todo hasta llegar a conocer sus principios o elementos.

ofrecen algunas

A partir

del

significado

de

estos

verbos,

se

recomendaciones:

Utilice identificar cuando se quiere encontrar el valor de una variable cuyo cálculo no requiere mayores operaciones internas.

Utilice determinar cuando se quiere encontrar el valor de una variable cuyo cálculo requiere realizar varias operaciones internas.

Utilice analizar cuando desea conocer no sólo el comportamiento de una variable en estudio, sino también el comportamiento de sus dimensiones.

Procure no utilizar verbos cuyo dominio semántico es demasiado amplio: evaluar, conocer.

Recuerde que la hipótesis debe ser el criterio a tomar en cuenta para dar forma a su objetivo. Si el estudio apunta sólo a determinar el valor

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

de una variable, pero el jurado o asesor quiere que se analicen también las dimensiones, es preferible conservar el verbo determinar en el objetivo, aunque en el análisis estadístico se desagreguen las dimensiones de la variable. Esto evita que su conclusión se extienda demasiado.

Ejemplos:

Identificar el IQ de los estudiantes de la Facultad de medicina de la USP.

Identificar el nivel de rendimiento del estudiante en la asignatura de histología.

¿Por qué identificar y no determinar?

En el primer caso, porque todas las operaciones necesarias para conocer el IQ del estudiantes se reducen a aplicar el test de inteligencia y obtener un promedio. En el segundo caso, las operaciones necesarias son similares, pero se agrupa a los estudiantes por categorías.

¿Pero qué pasa en los siguientes casos?:

Se

académico del estudiante de la

Universidad San Pedro.

Se desea conocer cuál es el comportamiento del rendimiento académico del estudiante de la Universidad San Pedro considerando facultades y carreras profesionales.

desea

conocer

el

rendimiento

¿Cuál sería el verbo más apropiado para cada caso?

Hay que notar que, en el primer caso, sólo se quiere conocer el valor general de la variable, un valor que dé cuenta de lo que ocurre en toda la Universidad; sin embargo, para llegar a ese valor, hay que hacer varias operaciones internas: contar con el promedio de los estudiantes por curso, contar con la ponderación de cada curso y cálculo del promedio por estudiante. Si se utiliza identificar, el verbo puede entrañar timbres de simplicidad excesiva, por lo tanto, es más apropiado utilizar determinar.

En el segundo caso, la situación es más ambiciosa: las operaciones internas a realizar para conocer el rendimiento académico del estudiante deben ser utilizadas en cada facultad y carrera profesional; es decir, se apunta a desagregar la variable rendimiento académico en diferentes aspectos cognoscibles. Por lo tanto, es más apropiado utilizar analizar.

Recuerde: sólo se trata de elegir el verbo que funcione mejor y que dé cuenta de lo que se quiere, considerando la amplitud de las acciones a realizar. Pero hay que tener en cuenta que se rebasa los límites de lo preciso y se juega con la amplitud y ambivalencia semántica que caracteriza el idioma. En consecuencia, en la redacción de verbos, no hay ciencia ni receta estricta.

Veamos otro ejemplo:

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Determinar los factores neurofisiológicos que influyen en el comportamiento agresivo de los internos del penal Lurigancho.

¿Cuántas operaciones internas requiere para conocer esos factores neurofisiológicos? ¿O para definir y conocer el comportamiento agresivo?

que existe entre el daño neuronal y la

Determinar

la

relación

esquizofrenia.

Analizar

la

relación

esquizofrenia.

que

existe

entre

el

daño

neuronal

y

la

¿Se podría identificar alguna diferencia entre ambos objetivos? En el primer caso se apunta a establecer únicamente la forma como se da esa relación: una relación de simple asociación o de direccionalidad. El segundo caso es mucho más complejo porque parece indicar que se pretende examinar, además de la forma como se da la relación, también aspectos particulares que definen ambas variables y que juegan algún rol en esa relación.

La justificación

La justificación es un apartado al que, en la práctica, no se le concede mayor importancia; pero, en realidad, constituye una de las secciones más relevantes de un proyecto o informe de investigación porque expresa claramente cuál es el aporte del estudio a realizar o realizado.

La justificación responde al por qué y para qué se hace el estudio. Precisamente identificar esas dos inquietudes permite extraer varios puntos de vista que son útiles para justificar un estudio:

Un punto de vista científico.

Un punto de vista metodológico.

Un punto de vista profesional.

Un punto de vista institucional.

Un punto de vista socioeconómico.

Un punto de vista legal (es quizá el modo más absurdo de justificar un estudio, porque entromete el aspecto normativo en el propósito científico).

En otras palabras, es conveniente que el aporte de un estudio se justifique desde varios puntos de vista. Pero tampoco se trata de inventar puntos de vista poco creíbles.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Las bases teóricas

La perspectiva: formas de abordar las bases teóricas

Se identifican tres formas de abordar la exposición de las bases teóricas:

Cronológico

Descriptivo por variable

Causal por implicaciones

El criterio cronológico no es muy utilizado, excepto en aquellos estudios que adoptan una perspectiva histórica o panorámica.

El criterio descriptivo por variable es más utilizado en países como el nuestro. Es el de mayor aceptación entre los jurados.

La lógica a seguir es la siguiente:

entre los jurados. La lógica a seguir es la siguiente: Figura 2. Esquema lógico de desarrollo

Figura 2. Esquema lógico de desarrollo de las bases teóricas.

El criterio causal por implicaciones es muy poco utilizado en países como el nuestro, porque confunde a los jurados. Es el criterio más potente desde un punto de vista científico, porque permite identificar los fundamentos teóricos del enfoque adoptado y las hipótesis teóricas que darán lugar a las hipótesis operacionales; pero es el más difícil de plantear. Requiere dominio del método hipotético deductivo.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Ejemplo del tercer criterio expositivo:

ESTUDIO:

Entornos sociales de aprendizaje y actitud científica en estudiantes de la Universidad José Carlos Mariátegui, 2004.

MARCO TEÓRICO

ACTITUD CIENTÍFICA

2.1. ENFOQUES DE ESTUDIO DE LA ACTITUD CIENTÍFICA

2.1.1 ENFOQUE ACTITUDINAL

2.1.2 ENFOQUE INVESTIGATIVO

2.1.3 ANÁLISIS CRÍTICO

2.1.3.1 Respecto de la definición

2.1.3.2 Respecto de la estructuración

2.1.3.3 Respecto de la operacionalización y la medición

2.2 LA A.C. DESDE UN ENFOQUE COGNOSCITIVO

2.2.1 FUNDAMENTACIÓN

2.2.2 FUNDAMENTOS TEÓRICOS

2.2.2.1 El proceso cognoscitivo

2.2.2.2 Niveles de conocimiento

2.2.2.3 El conocimiento objetivo

2.2.2.4 Las fuentes del conocimiento

2.2.3 DEFINICIÓN

2.2.4 ESTADIOS DE CONCRECIÓN DE LA A.C.

2.2.5 NIVELES DE LA A.C.

2.3 FACTORES QUE INCIDEN EN LA ACTITUD CIENTÍFICA

2.3.1. FACTORES FAMILIARES

2.3.2. FACTORES SOCIALES

2.3.3. FACTORES MACROSOCIALES

2.4 LOS ENTORNOS SOCIALES DE APRENDIZAJE Y LA ACTITUD

CIENTÍFICA

2.4.1. ESA FAMILIARES Y ACTITUD CIENTÍFICA

2.4.2. ESA EDUCATIVO ESCOLAR Y ACTITUD CIENTÍFICA

2.4.3. ESA EDUCATIVO NO ESCOLAR Y ACTITUD CIENTÍFICA

2.5 TÉRMINOS UTILIZADOS

Construcción de las bases teóricas

Siguiendo a Hernández, Fernández y Baptista (1997), La revisión de la literatura, en relación al problema de investigación, revela si existen:

1. "Una teoría completamente desarrollada, con abundante evidencia empírica" (p.37) y aplicable al problema de investigación.

2. Varias teorías que se aplican al problema de investigación.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

3. «Piezas y trozos” de teoría con apoyo empírico moderado o limitado que sugieren variables potencialmente importantes» (p.37) y aplicables al problema de investigación.

4. Sólo "guías aún no estudiadas e ideas vagamente relacionadas con el problema de investigación" (p.37).

En una edición posterior, estos autores agregan una situación más: la existencia de "descubrimientos interesantes, pero parciales", que no llegan "a ajustarse a una teoría" (2006, p.79).

La estrategia a seguir en la construcción de las bases teóricas depende del caso específico.

La búsqueda de antecedentes

Se debe buscar literatura que, aunque no se refiera al problema, ayude a orientarse en su concepción

Ejemplo:

Se quiere trabajar el tema:

Función del juego entre los internos de los penales del Perú

Proponemos la siguiente estrategia:

Buscar estudios sobre el juego en internos de penales de otros países

Si se encuentran:

Adoptar algunas de sus proposiciones más generales

Revisar si las proposiciones específicas son contextuales (si dependen de factores solamente sociales o económicos) o estructurales (esquemas culturales, tradiciones, marginación, etc.)

Si no se encuentran:

Buscar estudios sobre actividades realizadas entre los internos de penales (ya sea en el Perú o en el extranjero)

Alguna de las líneas puede estar referida al juego

Empezar el desarrollo de la propuesta a partir de esas líneas

Si no se encuentran:

Buscar estudios sobre el juego entre adultos en condiciones de represión (en estados totalitarios), en circunstancias extremas (en campos de concentración, campos de refugiados)

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Si no hay estudios, utilizar biografías, testimonios, que permitan identificar algunas líneas de comprensión sobre el comportamiento humano en estas circunstancias.

Si no hubiera estudios

Buscar estudios sobre el juego en otros grupos humanos (adultos en circunstancias normales o adolescentes, e incluso niños, si no se encontraran los casos anteriores).

Identificar las proposiciones fundamentales sobre:

Funciones físicas

Funciones psicológicas

Funciones sociales

Tipos y modalidades

Roles asumidos por los jugadores

Estas pueden constituir líneas de base para postular ideas sobre la función del juego…

1) en personas adultas.

2) Luego, en adultos en circunstancias extremas

3) Luego, en penales

También permitirían postular ideas sobre tipos de juego y roles de los jugadores.

La frase común “no se han encontrado antecedentes” u otras similares (“no hay nada”, “nadie lo ha estudiado”, “no hay bibliografía”) se deben fundamentalmente a una deficiente revisión de la literatura y/o a un mínimo esfuerzo por establecer contacto con quienes pueden proporcionar información al respecto.

La estrategia de investigación

Enfoque 1

¿Diseño o estudio de investigación?

La estrategia se determina en función de la ocurrencia del fenómeno.

En la investigación se dan dos tipos de sucesos o hechos:

Caso 1: Hechos que todavía no han sucedido. Permite el control de las condiciones de producción del fenómeno.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Caso 2: Hechos que ya han sucedido. No permite el control de las condiciones de producción del fenómeno.

Esta diferencia da lugar a dos formas de abordar la estrategia de recolección de datos y contrastación de la hipótesis, y refieren dos modalidades de investigación:

Diseño de investigación investigación experimental

Estudio de investigación estudios es post facto

Lo expresado se grafica en la figura siguiente:

 Estudio de investigación  estudios es post facto Lo expresado se grafica en la figura

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Enfoque 2

La estrategia se determina en función de la posibilidad de manipular una variable en torno al fenómeno en estudio.

En forma general, se plantean dos casos:

Caso 1: Es posible manipular alguna de las variables.

Caso 2: No es posible manipular las variables.

Esta diferencia da lugar a dos tipos de diseños de investigación:

Diseños no experimentales

Diseños experimentales

Lo expresado se grafica en la figura siguiente:

Lo expresado se grafica en la figura siguiente: Nótese que es un modelo mucho más simple

Nótese que es un modelo mucho más simple que el anterior. Entonces, ¿cuál de los dos modelos adoptar? He aquí algunas recomendaciones:

Por lo general, adopte el enfoque 2, por su simplicidad.

Adopte el enfoque 1 cuando la investigación gira en torno a hechos que claramente han sucedido en el pasado.

Ejemplos:

Si el estudio tiene como objetivo determinar la relación entre un conjunto de factores socioculturales y las actitudes de conservación medioambiental de una comunidad, es preferible adoptar el enfoque

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

2.

correlacional.

Y

se

tiene

lo

siguiente:

diseño

no

experimental

transversal

Si un estudio tiene como objetivo determinar el impacto ambiental que generó la migración de una comunidad en los últimos diez años, el hecho ya ha sucedido; por lo tanto, es preferible adoptar el enfoque 1. Y se tiene lo siguiente: Estudio ex post facto causal comparativo. Se compara la situación actual con la situación anterior y se presume como causa de la variación la variable independiente (en este caso, la migración). Nótese que, en este caso, la identificación del estudio específico tiende a no ser tan claro como con el otro enfoque.

Si un estudio tiene como objetivo determinar el impacto en los ecosistemas locales que genera la construcción de una carretera en proyecto, el hecho todavía no ha sucedido. En este caso, se identifica la situación inicial, se introduce la variable independiente (susceptible de manipulación), y se identifica la situación final. Por lo tanto, es preferible adoptar el enfoque 2. Y se tiene lo siguiente: diseño pre experimental con medición antes y después.

1.8. Errores típicos en el proyecto de investigación

Como toda actividad, la propuesta de un proyecto de investigación también involucra la posibilidad de que surjan errores en su concepción. La revisión de diferentes proyectos de investigación presentados en estudios de pregrado y postgrado, evidencian un sinnúmero de falencias, de las cuales se señalan las más frecuentes y relevantes:

Propuesta de temas de investigación que no corresponden a los estudios seguidos ni a la mención específica de éstos.

Propuesta de temas que constituyen una repetición de hallazgos teóricos considerados clásicos y suficientemente demostrados.

Título con excesivo número de palabras, razón por la cual algunas universidades en el Perú han dispuesto que los títulos no contengan más de 20 palabras, en algunos casos, ó 30, en otros.

Confusión

entre

observación.

el

nombre

de

la

variable y las unidades de

Errónea identificación de la unidad de observación.

Pobre descripción de la situación problemática y carencia de referencias bibliográficas o mediáticas que fundamenten el problema.

Debilidad argumental y teórica en la identificación de la situación problemática que se pretende investigar.

Mezclar objetivos de investigación con objetivos propios de la elaboración de propuestas de intervención.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Ausencia de antecedentes o escasa vinculación de éstos con el tema de investigación.

Listado de antecedentes como si se tratara de una clase.

Excesivo listado de términos en el apartado destinado a la definición de términos utilizados. Parece que no se ha comprendido que esta sección no es un aditamento al marco teórico, sino un espacio donde el investigador define o conceptualiza el uso específico que en su investigación dará a algunos de los términos que menciona. En ese sentido, no tiene por qué volver a recoger temas planteados anteriormente (en el marco teórico) o que corresponden al marco teórico. Es preferible enfocar la definición de términos en las variables, dimensiones e indicadores de las variables y, si fuera posible, categorías de las variables.

Uso de referencias bibliográficas en el apartado destinado a la definición de términos utilizados. Se pierde de vista la función de este apartado: constituir un espacio donde el investigador define o conceptualiza el uso específico que en su investigación dará a algunos de los términos que menciona en su estudio. Si se tuviera que volver a citar fuentes o recurrir a otros autores para conceptualizar los términos a utilizar, ¿cómo sería posible denominar o conceptualizar una nueva variable, un nuevo constructo?

Confusión respecto del tipo de investigación y ausencia de una fuente bibliográfica que sirva de base para la clasificación que se hace.

Confusión respecto del diseño de investigación a utilizar y ausencia de una fuente bibliográfica que sirva de base para la clasificación que hace.

Desconocimiento respecto de las herramientas estadísticas a utilizar en el caso de un estudio específico.

Enunciar instrumentos de investigación que no responden a los objetivos de investigación. Los únicos instrumentos que se deben tener en cuenta (y esto indica que el autor tiene claro cómo piensa medir sus variables) son aquellos que le permitirán recoger la información que responde a sus objetivos de investigación.

Presupuesto irreal o que no considera el costo que representa el trabajo del investigador. Aunque no debiera ser un requisito de aprobación o desaprobación del proyecto, muestra de un modo indirecto qué tan familiarizado está el investigador con las demandas del estudio que propone. Por ello, es conveniente que el investigador identifique claramente los posibles costos (recursos, tiempo y dinero) que involucrará el estudio.

Confusión entre recursos humanos y unidades de observación.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

1.9. Actitudes negativas de los académicos que evalúan los proyectos de investigación

Por desgracia, en el ámbito académico peruano no se ha entendido que la investigación constituye una práctica cuyo dominio se desarrolla y fortalece a medida que se lleva a cabo con mayor frecuencia. Por ello, para el desarrollo de una investigación en particular, y más aun, para el desarrollo de una tesis, tanto al término de los estudios de pregrado como de postgrado, muchos profesionales y académicos a los cuales se les pide su participación en la evaluación de un proyecto de investigación adoptan actitudes que, en realidad, resultan desalentadoras y frustrantes para el investigador novel. Algunas de esas actitudes y prácticas negativas son las siguientes:

Reorientar el estudio hacia líneas de investigación muchas veces alejadas de la intención original del investigador, por considerarlas más actuales, más pertinentes, más factibles, o por cualquier otra razón. Esta actitud tan frecuente en muchos académicos muestra o la imposibilidad de abrirse a otras posibilidades temáticas susceptibles de investigarse, o la intención de guiar al investigador hacia áreas de investigación que favorecen los propios trabajos del académico.

Negar la condición de investigación a los estudios documentales y negarse a aceptarlos como estudios válidos por el hecho de que la información que servirá de base para el estudio ya existe. Esta actitud, relativamente frecuente en docentes de las carreras profesionales y estudios de postgrado de ingenierías, lleva incluso a sostener, equivocadamente, que si los datos ya existen, entonces, ya no hay necesidad de investigar. Sin embargo, con ello, se muestra un evidente desconocimiento de las diferentes orientaciones que puede asumir la investigación científica o un claro dogmatismo metodológico. Pues, incluso considerando válido el supuesto popperiano de que los datos ya recogidos por instituciones oficiales tienden a ser deformados, aun así los hallazgos en una investigación documental pueden abrir muy interesantes líneas temáticas para posteriores estudios de campo.

Creer que todo proyecto de investigación necesariamente debe ser corregido. Al parecer, para muchos evaluadores no existe un proyecto de investigación que esté correctamente formulado y que, por lo tanto, deba seguir su curso en lo que respecta al trámite para su aprobación. Por causa de esta actitud, que lleva al investigador a efectuar correcciones en muchos casos inútiles, muchos proyectos de investigación terminan deformándose.

Creer que la opinión del evaluador debe ser obedecida sin cuestionamiento alguno. Esta errónea y muy perjudicial actitud, que se repite con no poca frecuencia en facultades y escuelas de postgrado de muchas universidades del Perú y probablemente de otros países vecinos, está totalmente fuera de lugar en una institución como la universidad. Para esta institución la razón de ser de su

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

actividad es el conocimiento. Por esta razón, no puede dar por hecho, en ningún momento, que el académico que evalúa un proyecto de investigación sea infalible en sus apreciaciones. Sin embargo, el investigador que cree que las observaciones que se le hacen a su proyecto de investigación no son correctas o apropiadas, debe demostrar, con buen dominio del método científico, el error del académico. Por desgracia, llevar a efecto un desafío de este tipo, en vez de ayudar a la construcción del conocimiento y de un espíritu más afín a la investigación, como debería ser, por lo general, lleva a desencuentros de índole personal muy alejados, en su esencia, del ámbito académico.

No distinguir entre cuestionamientos u observaciones al proyecto, que se hacen porque hay aspectos que no son correctos y deben corregirse; y recomendaciones, que se hacen con la finalidad sugerir posibles mejoras en algunos aspectos que el evaluador considera que podrían mejorarse. El evaluador debe reconocer que las recomendaciones que se hacen son precisamente eso:

recomendaciones, y que, por lo tanto, el investigador no está obligado a hacer caso de ellas.

Creer que la estructura del proyecto que recomienda la institución donde se presenta el estudio, constituye una estructura cerrada, una camisa de fuerza que debe cumplirse a rajatabla, aun cuando las necesidades del estudio pudieran requerir una disposición diferente de los elementos que conforman la estructura, o incluso la supresión de algunos de esos elementos.

Creer que la operacionalización de las variables debe ser exhaustiva desde la propuesta del proyecto de investigación. Si bien hacerlo, facilitaría enormemente la posterior tarea al investigador, lo cierto es que el proyecto es sólo un documento inicial, de carácter tentativo, que cumple un fin orientador; por lo tanto, no es indispensable que la operacionalización de las variables se haya completado.

Negar la posibilidad de seguir el trámite de aprobación a los proyectos de investigación que no presentan instrumentos de investigación, en el caso de estudios sociales. Con esa actitud, se niega la posibilidad de que el investigador elabore sus propios instrumentos, lo que usualmente sucede después de un fuerte y progresivo acercamiento a su tema que sólo sobreviene cuando se ha empezado el auténtico trabajo de buscar, seleccionar y analizar bibliografía.

Establecer un número mínimo o máximo de páginas. Por increíble que parezca, esta actitud también se da con relativa frecuencia. Y lleva a excesos irrisorios: si un proyecto de investigación no alcanza el número mínimo de páginas que se considera apropiado, se devuelve para que se amplíe; pero si sobrepasa el número de paginas considerado, se devuelve para que se reduzca.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Establecer un número mínimo de referencias bibliográficas. Esta actitud lleva a absurdos tales como pedir que un tema de investigación en el cual sólo se propone rebatir alguno de los fundamentos de una teoría científica (consideremos como ejemplo, una teoría de la física), deba ampararse en un conjunto de textos que no hacen sino repetir el enunciado principal de esa teoría. Pensemos como ejemplo en la revolucionaria teoría del físico Joao Magueijo. ¿Qué necesitaba como referencias bibliográficas para refutar el argumento principal del postulado einsteiniano sobre la velocidad de la luz? Apenas un solo libro en el cual se explique claramente la teoría de Einstein o el texto original del mismo Einstein. ¿Algo más? En realidad, nada más; bastaba un solo libro en el cual la teoría estuviera claramente desarrollada. Cosa curiosa: en nuestro país su proyecto de investigación en torno al tema no hubiera sido aceptado por falta de referencias bibliográficas.

Establecer un número mínimo o máximo de preguntas de investigación, objetivos específicos o hipótesis específicas. Es evidente que esto debe quedar a consideración del investigador y tiene relación con lo que pretende investigar.

Evaluar la validez del marco teórico utilizado en función de su extensión física medida en número de páginas o contenidos.

Exigir que todo estudio tenga variable independiente y variable dependiente, aun cuando la intención puede ser sólo medir una sola variable. Esta errónea pero muy frecuente actitud demuestra el escaso conocimiento que el académico que evalúa el proyecto de investigación tiene respecto de los alcances y niveles de investigación.

Exigir que se formule hipótesis en todo estudio, aun cuando se sabe que en un estudio descriptivo las hipótesis poca importancia tienen y que en un estudio exploratorio están demás.

Exigir que se formule una hipótesis alterna y una hipótesis nula. Esto evidencia en el docente que evalúa un proyecto de investigación un fuerte desconocimiento respecto de la función de las hipótesis. La hipótesis nula no tiene función alguna en la etapa en que se plantea un estudio, en la formulación del proyecto de investigación. Es un recurso estadístico que permite entender los resultados encontrados:

comprueban la hipótesis, o la refutan. Por lo tanto, su rol aparece y se entiende después, cuando se analizan los resultados y se prueba la validez de las hipótesis. Y aun allí no es obligatoria.

Exigir que se plantee una separación entre población y muestra en estudios en los que se trabaja con toda la población y que, por lo tanto, no requieren de una muestra. Esto lleva al absurdo de desglosar un apartado para la población y un apartado para la muestra, aun cuando los datos en ambos apartados se repiten. Y

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

lleva a la práctica aún más absurda de mencionar en el apartado referido a la muestra locuciones que, en su propio significado, son contradictorios, como “la muestra es igual a la población” o “muestreo censal”. Esto evidencia un desconocimiento grave de los conceptos de población y muestra por parte de quien evalúa el proyecto de investigación. Atención al hecho de que ésta es una práctica frecuentemente observada no sólo en trabajos de investigación que se presentan en el Perú, sino en países que supuestamente tienen una mayor actividad en investigación como Cuba.

Exigir que se especifiquen pruebas inferenciales en estudios en los que se trabaja con toda la población.

Creer que las faltas ortográficas o una redacción poco afortunada constituyen motivos para negar la aprobación de un proyecto de investigación.

Exigir que el investigador adopte un “estilo internacional de referencias”, como si existiera uno solo, sin indicar qué estilo debe seguirse.

1.10. Cuestionamientos a prácticas largamente aceptadas

La pregunta de investigación

En muchos libros de investigación se recomienda que el problema de investigación sea formulado en forma de pregunta. Sin embargo, los asesores de tesis y jurados evaluadores parecen haber olvidado que se trata de una recomendación y no de una exigencia. Habría que preguntarse por qué se debe formular el problema de investigación en forma de pregunta; ¿acaso no basta el objetivo general?, ¿acaso no es suficiente la hipótesis? Lo cierto es que esta exigencia ha llevado a perder de vista la intención original de este proceder: facilitar al estudiante la comprensión de lo que busca con su estudio. Pero, en vez de alcanzar este propósito, por lo general tiende a provocar confusión.

Veamos los siguientes ejemplos para que se aprecie cómo esta exigencia provoca confusión:

Ejemplo 1

Se quiere averiguar si las dimensiones de la personalidad, entendidas desde la perspectiva teórica de Eysenck, se relacionan con la actitud que el docente universitario tiene hacia la actividad que desarrolla: la enseñanza. Como se enseña comúnmente, se ubica el problema en una institución específica que, para el ejemplo, será la Universidad Confuciana de la ciudad Metropolitana, una ciudad imaginaria en un país imaginario.

La recomendación señala que la formulación del problema se haga en forma de pregunta. Se tendría lo siguiente:

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

¿Qué relación existe entre las dimensiones de la personalidad y la actitud hacia la enseñanza del docente de la Universidad Confuciana, de ciudad Metropolitana?

Este problema da lugar al siguiente objetivo general:

Analizar la relación que existe entre las dimensiones de la personalidad y la actitud hacia la enseñanza del docente de la Universidad Confuciana, de ciudad Metropolitana.

Y, por supuesto, a una hipótesis de enunciado parecido al siguiente:

Existe una relación de influencia significativa entre las dimensiones de la personalidad y la actitud hacia la enseñanza del docente de la Universidad Confuciana, de ciudad Metropolitana.

Sin embargo, si se observa con atención, cuando se plantea el objetivo de investigación, se hace claro que éste es suficiente para describir la búsqueda que entraña el estudio a realizar.

Cabe preguntarse, entonces, para qué se repite, en esencia, lo que se pretende hacer en un estudio al formular la pregunta de investigación y el objetivo de investigación. No hay necesidad; pero se ha convertido en una práctica largamente aceptada y recurrente en los textos de metodología de investigación.

Si bien se trata de una práctica que puede llevarse a cabo en aula, con el fin de ayudarle al estudiante a clarificar la búsqueda del estudio que plantea, en realidad no tiene nada que hacer cuando se trata de estudios que se plantean en otras circunstancias que no sean el ambiente de clase. Es más, al insistir en que el estudiante siga esa recomendación, se le invita a creer que así deben ser las cosas. Y se llega al absurdo de encontrar profesores de investigación, específicamente, de metodología de la investigación, que parecieran haberse especializado en formular y, por lo tanto, en corregirpreguntas, objetivos e hipótesis de investigación; pero no pueden ir más allá de eso. Se ha llegado al extremo de llamarlos metodólogos, aun cuando no tienen ni idea de las estadísticas que se necesitan para cumplimentar un objetivo de investigación o probar una hipótesis, aun cuando desconocen cómo operacionalizar una variable o cuando ni siquiera entienden la diferencia entre una población y una muestra.

Pero eso no es todo; nótese que el problema también pudo formularse a partir de la hipótesis. Después de la descripción de la problemática identificada (que, para simplificar, consideraremos se hizo adecuadamente), se puede arribar a un párrafo del siguiente tipo:

Sobre la base de lo expuesto, aquí se sostiene que, en el caso de la Universidad Confuciana, de ciudad Metropolitana, las dimensiones de la personalidad influyen significativamente en la actitud hacia la enseñanza del docente. En otras palabras, se sostiene como hipótesis que existe una relación de influencia entre las dimensiones de la personalidad y la actitud

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

hacia la enseñanza del docente de la Universidad Confuciana, de ciudad Metropolitana.

¿No está planteado el problema de investigación? ¿Se necesita darle forma de pregunta? Nótese, incluso, que la frase aclaratoria con que finaliza el texto, “en otras palabras, (…)” ni siquiera es necesaria para un lector competente condición que se supone debería alcanzar cualquier estudiante universitario, pues el ámbito anterior (fragmento de texto entre punto y punto) señala claramente qué es lo que se considera como hipótesis.

Ejemplo 2

Se propone como proyecto de investigación el diseño y elaboración de un Sistema de Control Interno en la Universidad Confuciana, de ciudad Metropolitana. La intención es que la propuesta mejore la gestión de la universidad. Sin embargo, luego de analizar la situación el investigador decide que el estudio a realizar no pretende implementar el Sistema de Control Interno, sino sólo elaborar la propuesta de diseño y elaboración, y justificar (buscar razones para) su posterior implementación.

La propuesta puede considerar el diseño y elaboración de un programa, un sistema, un prototipo o algo, que se quiere hacer con un propósito definido.

¿Se trata de un estudio experimental? En realidad, no. La diferencia con un estudio experimental radica en que aquí no se quiere o no se puedellevar a la práctica el sistema; en otras palabras, no se prueba si funciona o no funciona; si tiene un efecto o no; sólo se diseña, aunque el fin último sea mejorar la gestión de la universidad.

Aquí hay que tener cuidado con lo que se identifica como variables, preguntas, objetivos, etc.

Recordemos que en este caso lo único que se quiere o se puedees diseñar o elaborar un plan, una propuesta, un modelo, y recomendar su posterior aplicación (puesta en funcionamiento o implementación). En otras palabras, se trata de elaborar una receta.

En este caso, salimos del ámbito de la investigación básica. Aunque hay algo de confusión al respecto, la idea se ajusta a lo que algunos autores identifican dentro del ámbito de la investigación aplicada, u otros, que van más lejos, dentro del ámbito de la investigación tecnológica.

Cabe destacar que para algunos autores, la investigación aplicada se da en dos niveles (Paredes, 2004):

Producción de tecnología sustantiva: producción de normas y procedimientos para la aplicación de resultados de investigación básica a la solución de problemas prácticos.

Producción de tecnología operativa: producción de instrumentos de ejecución de las prescripciones tecnológicas sustantivas en

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

conjunción con algo de experiencia o sentido común. (Confunde su ámbito con el de la técnica.)

Siguiendo esta línea, hay que preguntarse qué se propone este estudio:

¿idear, proponer un conjunto de procedimientos que permiten aplicar el SCI en la gestión de universidades, o proponer un conjunto de pasos específicos que permiten aplicar el SCI en la gestión específica de la Universidad Confuciana?

En el primer caso, se pasa de lo que la teoría o doctrina sobre el SCI explica, a buscar la manera de aplicarlo en la gestión de universidades (problema práctico general), y se propone un procedimiento de alcance también general.

En el segundo caso, se instrumenta el procedimiento para aplicarlo en un problema específico (la gestión de la Universidad Confuciana).

Bajo esta lógica, todo lo que se refiere a título, preguntas, objetivos e hipótesis, adopta una forma distinta a la que se vio en el ejemplo anterior. Veamos:

enunciados

siguientes:

El

título

podría

formularse

siguiendo

cualquiera

de

los

Diseño de un plan basado en el SCI para la mejora de la gestión de la Universidad Confuciana.

Propuesta de un plan basado en el SCI para la mejora de la gestión de la Universidad Confuciana.

Diseño de un modelo SCI para la mejora de la gestión de la Universidad Confuciana.

la

Universidad Confuciana.

Elaboración

de

un

modelo SCI para

la mejora de

la gestión de

U otras formas parecidas, como:

Diseño y propuesta de un modelo SCI para la mejora de la gestión de la Universidad Confuciana.

Etc.

Pero siempre recordando que el trabajo efectuado se queda en el nivel de propuesta y no aspira a ser puesto en marcha, por lo menos, para efectos de este estudio.

Con esos parámetros, ¿cuál sería la pregunta de investigación más apropiada? En otras palabras, ¿cómo debe formularse el problema de investigación? Veamos las formulaciones acostumbradas:

¿En qué medida la aplicación del SCI mejora la gestión de la Universidad Confuciana?

¿La aplicación del SCI mejora la gestión de la Universidad Confuciana?

Quizá otra que se enuncia como sigue:

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

¿Es posible diseñar un plan basado en el SCI para la mejora de la gestión de la Universidad Confuciana?

O quizá variantes similares, pero considerando si se diseña o elabora o sólo se propone el SCI.

En realidad, este tipo de estudios trae muchos problemas, porque se tiende a confundirlo con los estudios experimentales, que en apariencia tienen un título parecido, pero cuyo objetivo es la prueba de la eficacia del modelo, propuesta, etc.

Lo cierto es que ninguna de las preguntas formuladas como problema de investigación es válida; las dos primeras corresponden a los diseños experimentales (probar la eficacia del sistema); la tercera, es una

perogrullada, porque es evidente que se puede diseñar cualquier cosa sobre

la base de conocimientos ya establecidos. Por lo tanto, queda claro que, en

estudios como éste, el problema de investigación formulado a modo de pregunta esta demás.

De igual manera, no tiene sentido formular una hipótesis, pues no existe hipótesis. No se trata de un estudio en el que se quiera probar algo. Lo único que se puede plantear es el objetivo general; y ése objetivo debería guiar todo el estudio. El objetivo podría tomar cualquiera de las formas:

Diseñar un plan basado en el SCI para la mejora de Universidad Confuciana.

Proponer un plan basado en el SCI para la mejora de la gestión de la Universidad Confuciana.

la gestión de la

Diseñar un modelo SCI para la mejora de la gestión de la Universidad Confuciana.

Elaborar un modelo SCI para la mejora de la gestión de la Universidad Confuciana.

Hay que notar que, a propósito, se evita aquí el uso del infinitivo en la

segunda parte del enunciado (se dice “mejora”, y no “mejorar”), para no darle

a esa segunda parte estatus de variable. Así, se puede reconocer que se

trata de un solo sustantivo, adjetivado con toda la expresión que le sigue. En

otras palabras, no hay dos variables; es más, no existen variables; no hay nada que sea susceptible de clasificación o medición. Apenas existe un sustantivo que da cuenta de lo que se quiere lograr, pero que no se mide; por lo tanto no es una variable.

Ese sustantivo es:

Plan

Modelo

El resto es una expresión que califica al sustantivo, en cada caso:

basado en el SCI para la mejora de la gestión de la UC.

SCI para la mejora de la gestión de la UC.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

En resumen, se tiene lo siguiente:

En estricto, no hay una variable a medir.

No sirven la pregunta ni la hipótesis.

El asunto del método, nivel, tipo y diseño de investigación

Éste es uno de los apartados que más dificultades trae para un tesista e incluso para un investigador que quiere hacer un estudio en una universidad peruana, porque si no lo desarrolla conforme a lo que el docente evaluador considera, el proyecto no sigue su curso de aprobación.

Sin embargo, hay que aclarar que el término método es uno de los más elusivos en investigación; significa tantas cosas, que, como es de esperarse, dice muy poco. Algunos de los significados que se le atribuyen en diferentes estudios e instituciones son los siguientes:

Metodología seguida o procedimiento a seguir durante el desarrollo del estudio. Se describen todas las acciones a realizar en el estudio. Sin embargo, mejor sería hablar de procedimiento.

Enfoque de investigación, ya sea cualitativo o cuantitativo. Se dice:

“se sigue el método cuantitativo, porque los datos a recoger son de naturaleza cuantitativa”, o “porque se miden en cantidades” o “porque se miden variables”. Sin embargo, mejor sería hablar de perspectiva de investigación, enfoque de investigación, e incluso paradigma de investigación.

Técnica de investigación a utilizar durante la etapa de recolección de información. Se dice: “se utilizará el método de encuestas” o “el método de la observación”. Mejor sería hablar de técnicas de investigación.

Diseño general de la investigación. Se dice: “se utilizará el método experimental”. Sin embargo, mejor sería hablar de diseño de investigación.

Métodos de razonamiento. Se dice: “se utilizará el método histórico crítico”, “el método deductivo – inductivo”, “el método analítico sintético” e, incluso, “el método hipotético deductivo” o, peor aún, “el método científico”. Los primeros son los métodos clásicos de razonamiento, comunes a cualquier trabajo de investigación científica e, incluso, a la investigación policial y judicial. ¿Para qué mencionarlos? Los dos últimos son sinónimos; ¿por qué mencionarlos, si se supone que el proyecto de investigación se inscribe en el dominio de la investigación científica y, por lo tanto, recurre al método hipotético deductivo o método científico? En otras palabras, la ciencia ha adoptado el método hipotético deductivo, ¿qué sentido tiene mencionarlo? En este caso, sugerimos que ni siquiera se mencionen los métodos de razonamientos seguidos porque en su

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

aplicación no son totalmente discernibles unos de otros, sino que se aplican ya sea concatenada, secuencial o incluso paralelamente, de modo tal que intervienen muchas veces en muchas de las operaciones de razonamiento que se requieren.

Similar confusión se desata con el término nivel de investigación. ¿Qué es el nivel de investigación? Son escasos los textos de metodología de la investigación que definen expresamente qué es el nivel de investigación, o que señalan claramente cuáles son esos niveles de investigación, o por lo menos los que a juicio del autor se consideran como tales. Sin embargo, son muchos, muchísimos los trabajos de investigación, desde los elaborados hace tres o cuatro décadas, hasta los más recientes, los que en este apartado destinado a describir la metodología a seguir en el estudio señalan recurrentemente el nivel de investigación al cual pertenece el estudio que se piensa realizar. Y los términos “descriptivo” y “explicativo” son los que usualmente se citan.

Esto da pie a pensar que el nivel de investigación refiere, en alguna forma, la profundidad de los conocimientos que se pretende alcanzar con una investigación en particular. La profundidad de los hallazgos encuentra su correlato en uno de los temas básicos de la investigación científica: los fines de la ciencia. Aunque no son muchos los autores que hablan de este tópico, hay relativo consenso en que los fines de la ciencia son describir y explicar la realidad. Algunos autores agregan un tercer fin: predecir; y otros consideran uno más: actuar (Sierra Bravo, 1999). Sin embargo, este último fin tiene más coherencia con la tecnología que con la ciencia; por lo tanto, aquí no se le considerará como nivel de investigación.

Podríamos defender, entonces, tres fines de la ciencia:

Describir un fenómeno

Explicar un fenómeno

Predecir un fenómeno

En consecuencia, el intento por acercarse a un fenómeno considerando como propósito uno de estos fines, se puede entender como el nivel de investigación al cual apunta un estudio. Así, se puede definir el nivel de investigación como la profundidad que se pretende alcanzar en el estudio de un fenómeno o hecho en particular, en función del fin científico que se persigue, ya sea describirlo, explicarlo o predecirlo.

Así, podría hablarse de un nivel descriptivo y de un nivel explicativo; queda, sin embargo, preguntarse si se puede hablar también de un nivel predictivo. ¿Tiene sentido hablar de investigación de nivel predictivo? ¿Qué se busca en este nivel de investigación?

Reduzcamos la esfera de interpretación de lo que venimos argumentando y dejemos de lado los hechos o fenómenos en su generalidad; veámoslos en su forma más sintética y reducida: como un aspecto del hecho o fenómeno del cual se originan, es decir, como una variable.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Se podría decir que los estudios descriptivos apuntan a describir un hecho o fenómeno que se toma como objeto de estudio en función de una o más variables que lo identifican. Por tanto, el nivel descriptivo corresponde a estudios en los cuales sólo se describe un objeto de estudio en función de una o más variables que lo identifican.

Veámoslo en forma gráfica.

variables que lo identifican . Veámoslo en forma gráfica. Figura 3. Representación gráfica de un objeto

Figura 3. Representación gráfica de un objeto de estudio.

Se tiene un objeto de estudio (hecho o fenómeno) denominado O. para el ejemplo, este objeto de estudio está conformado por tres grandes componentes, O1, O2 y O3. Como se observa en la figura, cada uno de esos grandes componentes se subdivide a su vez en aspectos que lo identifican y que pueden ser estudiados por separado, o11, o12, o13, o1n, para el caso del componente O1, y otros similares para los otros componentes. A estos aspectos, cuando son susceptibles de medición o clasificación, se les identifica como variables. 1

En la medida que el objeto de estudio es demasiado grande para abordarlo completamente en una investigación en particular, se decide estudiar sólo uno de los grandes componentes, O1. Sin embargo, como se observa, también el componente O1 resulta demasiado amplio para abordarlo completamente. Por lo tanto, se decide estudiar un solo aspecto del objeto de estudio, por ejemplo, o13. Como lo que se pretende es conocer ese aspecto determinado del objeto de estudio, en otras palabras,

1 Para una mejor comprensión del significado de variable, se recomienda el uso de cualquier texto de estadística básica o la lectura del documento Una aproximación conceptual al nivel de confianza y nivel de significancia, del autor, disponible en https://issuu.com/wbcliz/docs/nivel_confianza_nivel_significancia, en el que se adopta una perspectiva más intuitiva para explicar algunas nociones estadísticas.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

describirlo, el estudio a plantear corresponde a un estudio descriptivo y el nivel alcanzado en esa búsqueda es también descriptivo.

Por otro lado, se podría decir que los estudios explicativos apuntan a explicar una o más variables del objeto de estudio, en función de una o más variables que no le son propias, pero que, se sospecha, posiblemente ejercen algún tipo de influencia o efecto en él.

Veámoslo en forma gráfica.

de influencia o efecto en él . Veámoslo en forma gráfica. Figura 4. Representación gráfica de

Figura 4. Representación gráfica de un objeto de estudio y de factores que ejercen algún tipo de efecto en él.

Se tiene un objeto de estudio (hecho o fenómeno) denominado O. Este objeto de estudio está conformado por tres grandes componentes, O1, O2 y O3. Y, como se observa en la figura, cada uno de esos componentes se subdivide a su vez en diferentes aspectos, que para el caso del componente O1 son o11, o12, o13, o1n. Estos aspectos constituyen las variables del componente.

Pero el objeto de estudio no existe en el vacío, sino que existe en interacción constante con otros elementos, algunos de los cuales pueden ejercer algún tipo de acción sobre él; es decir, existe un conjunto de fuerzas que pueden tener algún tipo de efecto en O. Cuando este conjunto de fuerzas, que no son parte del objeto de estudio O, provocan producen o generanel objeto de estudio, se habla de factores causales o causas de O. En el caso de las ciencias sociales, donde las causas no son claramente identificables, pero se identifica un conjunto de agentes que ejercen también algún tipo de acción sobre O, pero no con la contundencia de algo que se pueda identificar como causa, se habla de factores de determinación o sencillamente factores de influencia.

En la figura aparecen tres grupos de factores, F1, F2 y F3. Cada uno de estos factores está conformado, a su vez, por un conjunto de aspectos, a los

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

que también se les identifica como variables. En el caso del factor F1, para el ejemplo, sus variables son f11, f12, f13, f1n.

Volvamos al ejemplo citado. Se quiere estudiar o13, pero esta vez se quiere averiguar si alguno de los factores causales o de influencia tiene alguna responsabilidad en la generación de la variable. Se sospecha que el factor F1 puede ejercer algún tipo de efecto en o13. Pero el intento de estudiar la relación entre el factor en su completa magnitud y la variable específica del objeto de estudio, puede resultar una tarea muy grande. Por lo tanto, se decide probar una de las variables del factor; para el caso, se elige f11. Lo que se tiene ahora es un esquema lógico del siguiente tipo:

f11 o13

Si f11 produce o13, entonces, o13 es causada por f11. Eso significa que f11 explica a o13.

Y si f11 no produce o13, pero está presente en la aparición de o13, y en ese sentido, es un factor de influencia de o13, entonces, o13 es determinada por f11. Eso significa que también en este caso f11 explica a o13.

En ambos casos, se trata de explicar la variable del objeto de estudio en función de una variable del factor causal o de influencia. En consecuencia, un estudio cuyo fin es explicar una variable en función de otra es un estudio que alcanza el nivel explicativo.

Hasta aquí es relativamente fácil entender los niveles descriptivo y explicativo. Pero, ¿de dónde surge el nivel predictivo? ¿Qué forma habría de tener un estudio para que alcance el nivel predictivo? ¿Acaso no es evidente que una serie de estudios explicativos, en los cuales se compruebe repetidamente que una variable Y es explicada por una variable X, en realidad, permite sugerir una Y en función de X? ¿Es eso un estudio predictivo? Es más, al respecto, Bunge explica que “la predicción es (…) una manera eficaz de poner a prueba las hipótesis” (Bunge, 1985, p.42).

Sin embargo, si ésa es la idea, nótese que no hablamos de un estudio, sino de una serie de estudios, de modo que el fin predictivo de la ciencia no se alcanzaría a partir de un estudio o de unos cuantos estudios, sino de la acumulación de conocimientos respecto de una variable y de la identificación de los factores causales en torno a ella. Por lo tanto, en el plano de un estudio particular, no se podría hablar de nivel predictivo, sino sólo de nivel explicativo. Esto da lugar a una relación del tipo X Y , que se vería del siguiente modo:

Existe una variable Y. Luego, se busca una variable X que la explica.

Pero intentemos ir más lejos.

¿Podría hablarse de un nivel predictivo? Según el razonamiento seguido, al parecer, no. Sin embargo, en algunas disciplinas en las que los factores causales en torno a un objeto de estudio se identifican claramente y la

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

explicación de una variable en función de otra es lo suficientemente repetida como para conferirle el rango de ley, es posible tener la certeza de que el resultado buscado dará lugar a una relación entre variables en la cual si se da X, se espera que se dé Y. En otras palabras, se podría predecir la aparición de una variable Y a partir de la configuración de una variable X. Pero esa certeza nace de la observación de hechos que ya se han dado, y por lo tanto más se asemejan a un estudio explicativo que a lo que se podría considerar como predictivo.

Lo que identificaría un estudio predictivo es el hecho de que, sin que se haya dado Y, se pueda aventurar su aparición a partir de la aparición de una variable X. Es decir, no se trataría de estudiar una variable Y, para luego identificar una variable X que la afecta. Se trataría, más bien, de estudiar una variable X, cuya existencia necesariamente dará lugar a una variable Y. Esto también da lugar a una relación del tipo X Y. Pero se vería del siguiente modo:

Existe una variable X. Luego, se predice una variable Y como efecto.

Lo dicho se resumiría en el siguiente enunciado:

Si se da X, entonces, se dará Y.

El estudio orientado a descubrir esa relación puede calificarse de predictivo; y el resultado que se busca en torno al posible efecto futuro alcanzaría el nivel predictivo. Evidentemente, esto escapa a la competencia de las ciencias sociales; pero sí responde a los esfuerzos de investigación de algunas disciplinas, como la física, la astronomía, la química u otras.

En cuanto al tipo de investigación y al diseño de investigación, la situación es más saludable, porque existen diferentes autores y textos que han tratado con suficiencia el tema, empezando por el ya clásico Dankhe hasta el trío cada vez más sólido conformado por Hernández, Fernández y Baptista. Así que, en estos dos casos, lo que queda al investigador es identificar el tipo de investigación en el cual se inscribe su estudio y señalar el diseño de investigación que le servirá para contrastar su hipótesis, recordando citar la fuente de la cual extrajo la clasificación.

Sin embargo, después de este no tan sencillo análisis realizado, surge una inquietud no tan desdeñable, que expresa la razón fundamental por la cual el análisis de estos aspectos fue incluido dentro de este apartado denominado Cuestionamiento a prácticas largamente aceptadas. ¿Cuál es el propósito de identificar en el proyecto de investigación el método de investigación, el tipo de investigación y el diseño de investigación a seguir? ¿Qué sentido tiene?

El hecho de que, en la elaboración del informe de investigación, la identificación de estos aspectos pueda servir para clarificar a un lector interesado en el tema la metodología seguida por el investigador, no significa que sea obligatoria su inclusión. Menos lo será, entonces, durante la etapa de presentación del proyecto de investigación, puesto que éste es un

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

documento tentativo, referencial, que puede y debería permitirsemodificarse en alguna medida, en tanto con su modificación se precisen procedimientos, variables, instrumentos de investigación, etc. ¿Cómo es posible que el hecho de no tener claros estos puntos en el proyecto de investigación, pueda constituirse en un obstáculo a la aprobación del mismo? ¿Es tan importante su inclusión?

Aquí creemos que la costumbre de incluirlos, que seguramente nació de la intención de facilitarle al estudiante la comprensión del proceso que habría de seguir si realizaba un trabajo de investigación, se ha convertido en una exigencia innecesaria. Una exigencia que detiene proyectos de investigación claramente formulados en su planteamiento, que buscan respuestas a problemas de investigación novedosos, importantes, pero que se demoran o se dejan de lado porque el estudiante o investigador no pudo identificar correctamente a qué clase, término o categoría de método, nivel, tipo o diseño de investigación corresponde su proyecto.

La referencia desglosada de los antecedentes

Otra de las prácticas recurrentes pero que no hacen aporte alguno al buen ejercicio de la investigación durante la propuesta de un proyecto de investigación, tiene que ver con la forma como se citan los antecedentes. Los antecedentes o marco referencial en sentido estrechoson todos aquellos estudios que, de una manera u otra, se relacionan con el estudio propuesto y sirven como punto de referencia para interpretar los hallazgos que se espera realizar. Por lo tanto, constituyen información que debe ser analizada, criticada e interpretada para ver en qué medida se vinculan con el estudio propuesto o se distancian de él.

En ese sentido, su incorporación en un trabajo de investigación debería hacerse considerando la función que cumplen, y no como un apartado separado del resto, como se acostumbra. 2 Pero, si bien ya es un error enunciarlos en un acápite propio y separado de los demás, con lo cual se pierde su valor para ubicar el problema de investigación, es aún más grave la costumbre de reseñarlos enunciando sus características específicas.

Veamos un ejemplo:

En un estudio cuyo objetivo era determinar la relación que existe entre los factores socioeconómicos familiares y el rendimiento académico de los estudiantes de primer semestre de la Universidad “JCM”, de Moquegua, durante el año 2005, dos de los antecedentes se enunciaron del siguiente modo:

Título

:

Motivación por el estudio y rendimiento Académico de los estudiantes que ingresaron a la UPM durante el semestre

2 Para una mejor comprensión de la función de los antecedentes, y la razón por la cual el autor considera que constituye el marco referencial del estudio, véase el documento Apuntes sobre metodología de la investigación, anteriormente referido.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Autor

:

2000 I GUZMÁN, Susana

Nivel/ grado

:

Maestría

Mención

:

Docencia Universitaria

Institución

:

Universidad Privada de Tacna

Año

:

2002

Aspectos relevantes:

 
 

En la Universidad Privada de Moquegua, poco más del 40% de estudiantes que ingresaron en el semestre 2000 I alcanzaron un rendimiento académico adecuado (promedio ponderado igual a 12).

La motivación por el estudio estuvo asociada al rendimiento académico. Casi 87% de ingresantes con alto nivel de motivación, alcanzaron un rendimiento académico alto.

Título

Nivel/ grado

: Concepto y Autoconcepto y Rendimiento Académico en alumnos de Lengua y Literatura e Idioma Extranjero de la UNJBG. : CANSINO Morales, Segundo : Maestría : Docencia Universitaria : Universidad Privada de Tacna : 1998

Autor

Mención

Institución

Año

Aspectos relevantes:

Un positivo autoconcepto y concepto académicos permiten al alumno valorar la realidad del proceso enseñanza aprendizaje e involucrarse en él haciéndose de una firme identidad.

Si los niveles de autoconcepto y concepto académicos de los alumnos son medios o decrecientes, a medida que avanzan los años, entonces, la eficacia educativa es limitada y no ofrece salidas apropiadas para el aprendizaje significativo.

El nivel de autoconcepto y concepto académicos influyen en el rendimiento académico del estudiante.

Cabe destacar que, en este caso, sólo se reseñaron aquellos aspectos de los antecedentes que se consideraron útiles para los fines del estudio a realizar. Peor es el caso de aquellos proyectos de investigación e informes de investigación donde se citan todas las conclusiones que aparecen en los antecedentes, tengan o no relación con el propósito que persigue el estudio a realizar. Pero lo más grave aún es que esta práctica se siga llevando a cabo, incluso en algunas escuelas de postgrado donde se desarrollan estudios de maestría o de doctorado, aun cuando ha pasado ya más de un lustro desde que fue presentado el proyecto de donde se extrajeron estos yerros.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

¿Cuál es el perjuicio de citar los antecedentes de esta forma? Aunque no es muy evidente, en realidad, dificulta al investigador relacionar el tema que pretende investigar con lo que ya se ha investigado al respecto. Le impide ver el alcance de su propio estudio en el marco más amplio de los estudios que lo han precedido en esa línea de investigación. Ésa es la razón por la cual, muchas veces, estudiantes de postgrado, reseñan antecedentes que no cumplen función alguna en su proyecto de investigación.

¿Cuál sería la forma más apropiada de referenciarlos? Dijimos, primero, que los antecedentes no deberían separarse del resto del proyecto en un apartado específico, pues lo mejor es que sirvan de soporte al planteamiento del problema, ya sea para señalar el rumbo que ha tomado la línea de investigación que se quiere seguir o para identificar hasta dónde ha llegado la investigación en la resolución de los problemas de la disciplina o campo científico en el cual se quiere realizar el estudio (a este último estado, en algunas instituciones universitarias se le conoce como estado del arte o estado de la cuestión).

Pero, considerando que en nuestros países, dar ese salto no será posible hasta dentro de muchos años, cuando estudiantes y docentes entiendan

mejor el proceso de la investigación científica y no por leer unos cuantos

textos,

sino

por

praxis,

seguiremos

la

corriente

que

separa

los

antecedentes

en

un

apartado

específico

al

cual

se

le

denomina

precisamente “antecedentes”.

Sin embargo, aun aceptando esta corriente, no podemos evitar señalar que este aparente leve error conduce a otro, que se desliza en algunos esquemas de proyectos e informes de investigación: aparecen dos apartados que, en el fondo, refieren lo mismo, uno, denominado “antecedentes”, y otro, denominado “estado del arte”. Si nuestros profesores hubieran entendido la función de los antecedentes, sabrían que precisamente estas fuentes los antecedentesson las que deben iluminar al investigador acerca del estado del arte o estado de la cuestión en el problema específico que se quiere investigar.

Volvamos a la inquietud planteada: ¿cuál sería la forma más apropiada de referenciar los antecedentes? La respuesta es sencilla: como parte del discurso que se expone, insertando sus aspectos más relevantes en la argumentación que sostiene el planteamiento del problema. Pero, dado que esto todavía no se dará, porque las malas prácticas seguirán adelante, se deben reseñar en el apartado destinado a ellos en forma expositiva, sin romper la lógica del discurso que se expone. Veamos un ejemplo:

Un estudio se propuso como objetivo determinar la influencia del

maltrato infantil en el rendimiento escolar de los niños de primer grado de las instituciones educativas de nivel primario de la

ciudad X, durante el año 2006. Algunos de los antecedentes, reseñados en el apartado específico que señalaba la estructura del proyecto de investigación, se presentaron en la forma siguiente:

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Espinosa (2003), titular del Instituto Nacional de las Mujeres, en México, expuso los resultados de una serie de estudios desarrollados en el Distrito Federal y en el país, donde se detalla que el 49.2% de las denuncias recibidas en la oficina de Desarrollo Integral de la Familia (DIF Nacional) son por maltrato a niñas y el resto a niños. Los tipos de maltrato más comunes son el físico, con un 27.5%; la omisión de cuidados, 26.6%; emocional, 20.7%; y la negligencia, 9.9%. Por otro lado, sostiene que México se ha convertido en uno de los principales lugares donde la explotación sexual infantil ocurre a gran escala. Organismos internacionales y nacionales, como UNICEF, el DIF Nacional, la Policía Federal Preventiva y otras señalan que anualmente se registran en ese país alrededor de 16mil casos de explotación sexual infantil.

Villanueva (2004), en Lima, descubrió que el maltrato infantil no sólo toma las formas comúnmente conocidas, como violencia en el hogar, violencia sexual, etc., sino que también adopta la forma, muchas veces aceptada del trabajo infantil, que se constituye en un problema social. Concluye que factores como la pobreza, los problemas intrafamiliares, la presión por la necesidad de subsistir, la falta de trabajo para los padres, la falta de opciones educativas y recreativas, entre otros, han generado una amplia masa de población infantil trabajadora. Una de las más fuertes razones que encuentra, para que esta realidad continúe siendo parte de la problemática infantil peruana, es el debilitamiento del Estado económica y políticamente, lo que ha obstaculizado los intentos por tener una mejor educación y una mayor infraestructura educativa, recreativa y laboral.

Como se observa, en este caso, no se recoge todo lo encontrado por los autores, sino sólo aquello que permite enfocar el estudio a realizar.

¿Pero es ésta la mejor forma de utilizar los antecedentes?

Pues, no. Existe una mejor manera de aprovechar la revisión de los antecedentes; y es la que utilizan los investigadores experimentados. Veamos:

Ejemplo 1:

¿Qué relación hay entre inteligencia y creatividad? La creatividad se ha definido como el proceso de dar a luz algo nuevo y útil a la vez. La inteligencia, se define como la habilidad para adaptarse voluntariamente, para moldear o para seleccionar un entorno (STERNBERG 1985a). Aunque existen muchas otras definiciones tanto de la inteligencia (vid. Inteligencia y su medición, 1921; STERNBERG & DETTERMAN, 1986) y de la creatividad (vid,.GLOVER, RONNING & REYNOLDS, 1989; POLICASTRO & GARDNER, cap. 11 del Manual citado supra; ROTHENBERG & HAUSMAN, 1976; STERNBERG, 1988), estas definiciones tienden a compartir al menos algunos elementos de las definiciones consensuadas citadas.

R. OCHSE (1990) afirma: Si la inteligencia significa seleccionar y moldear entornos, entonces inteligencia es creatividad(p. 104). Para seleccionar o conformar entornos, se requiere la imaginación que cree una visión de como

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

debería ser ese entorno y de cómo ese entorno idealizado puede hacerse realidad. Por otra parte, la habilidad para adaptarse al entorno para cambiar uno mismo y encajar en élimplica normalmente poca o ninguna creatividad, y puede incluso requerir la supresión de la creatividad propia, como cuando nos damos cuenta de que adaptarse a un empleo o al colegio implica guardarse las ideas creativas propias para uno mismo pues si no, nos arriesgamos a una mala nota o a un mal resultado en el empleo. De acuerdo con GETZELS y CSIKSZENTMIHALYI (1972), la creatividad y la inteligencia pueden ser diferentes procesos y la inteligencia puede entrar en funcionamiento en muy distintos grados según el campo creativo en que nos empleemos. Por ejemplo, puede que no se necesite una gran cantidad de inteligencia para ser un artista creativo, pero si para ser un Premio Nobel de Física. También se puede anadir que la creatividad aparece en distintos grados en los diferentes campos de comportamiento inteligente. ¿Son pues lo mismo creatividad e inteligencia? Si no es así, ¿cuál es su relación, si es que existe? Se han planteado cinco respuestas posibles a esta pregunta: 1) la creatividad es un subconjunto de la inteligencia; 2) la inteligencia es un subconjunto de la creatividad; 3) la creatividad y la inteligencia son dos conjuntos que se solapan; 4) la creatividad y la inteligencia son esencialmente lo mismo (conjuntos coincidentes) y 5) la creatividad y la inteligencia no tienen relación alguna (conjuntos separados). Todas estas relaciones han sido propuestas. La opinión más convencional es probablemente la de los conjuntos que se solapan, que la inteligencia y la creatividad se superponen en algunos aspectos, pero no en otros. Pero las otras opiniones merecen también una seria atención.

En primera providencia debemos limitar nuestras consideraciones a teorías e investigaciones sobre inteligencia humana, aunque, por supuesto, la inteligencia artificial también proporciona visiones clave sobre la naturaleza de la creatividad (vid. p. ej. BODEN 1991,1994; JOHNSON- LAIRD 1988; LANGLEY, SIMON, BRADSHAW, ZYTKOW, 1987).

Fuente:

Sternberg, R.J. y O’Hara, Linda. (2005). Creatividad e inteligencia. Cuadernos de Información y Comunicación, Nº10, 113-149.

Ejemplo 2:

Resumen

Este estudio comparó los resultados obtenidos mediantes Propensity Score Matching (PSM, nombre y sigla en inglés) y un modelo de precios hedónico espaciales (PHE) para estimar el cambio en el valor de la propiedad en Bogotá, cuando un predio se encuentra ubicado cerca a una estación de TransMilenio (TM). Así, en 2008, las viviendas colindantes a una estación de TM en promedio obtienen un precio mayor entre $117.500 (PHE) y $115.403 (PSM) por metro cuadrado, cuando es contrastado con el valor por metro cuadrado de los predios alejados del área de influencia del

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

sistema TM y que potencialmente hubiesen podido estar afectados directamente por el proyecto.

Revisión de la literatura

Alrededor de este tema, existen varios estudios con distintas aplicaciones incluyendo PSM y precios hedónicos. El presente estudio, se diferencia de otros por incluir el componente de econometría espacial en estas metodologías, dado que algunos autores no la emplearon en sus trabajos. Desconocer el componente espacial puede alterar significativamente los resultados de parámetros y representatividad de las variables independientes empleadas; además, encontrar sesgo de especificación por endogeneidad, omisión o redundancia de variables exógenas (Rosales, Perdomo et al., 2010).

Para Bogotá, Rodríguez y Mojica (2008) describen el fenómeno del cambio en el valor de la tierra consecuencia de las obras de TransMilenio en la ciudad. Ellos, evidencian cómo se comportaban el incremento porcentual de los precios de la tierra antes y después del BRT. Mendieta y Perdomo (2007), estimaron un modelo de precios hedónico espacial para evaluar el impacto de la infraestructura de TransMilenio sobre el valor de la propiedad en Bogotá, incluyendo la variable distancia entre la propiedad y la estación o portal más cercano al sistema de transporte masivo (TM, fases I y II).

Sus resultados, muestran valores promedio de -0,36%, -0,55% y -1,13% hasta 200, 500 y 1000 metros respectivamente, para la elasticidad proximidad a TM precio del predio. El cambio en el valor del suelo, considerando el universo de predios impactados por el proyecto en sus diferentes fases, es de aproximadamente 627 mil millones de pesos colombianos de 2005. El presente estudio se trabajó con una muestra distinta, con esta nueva información fueron obtenidos datos sobre más variables de control asociadas a las características propias de la vivienda (número de baños, habitaciones, cocina, salas, etc., primordiales en la estimación); no involucradas en la investigación Mendieta y Perdomo (2007), por carencia de los mismos en la fuente oficial consultada.

Fuente:

Perdomo Calvo, José Andrés. (2010). Una propuesta metodológica para estimar los cambios sobre el valor de la propiedad: estudio de caso para Bogotá aplicando propensity score matching y precios hedónicos espaciales. Documentos CEDE, Nº24, setiembre 2010, Universidad de los Andes.

Ejemplo 3:

Considerando las características del mundo de hoy, entre las que se destacan el acceso casi ilimitado a la información; la velocidad con que se transfieren conocimientos, dinero, noticias y otros contenidos; la construcción de espacios de interacción social por medios virtuales (Morrisey, 2007; Sánchez, 2009), la oportunidad de crear contenidos para

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

gran parte de la población mundial y la creación de una cultura con valores propios en los que se juzga al individuo por su adecuación a los mismos (Espinosa, García, García y Lara, 2007; Castaño, 2009), la educación recibe un desafío insoslayable. En ese marco, “el desarrollo de las potencialidades humanas, la inteligencia, la creatividad y el talento, constituye uno de los grandes problemas globales relacionados con la educación del hombre” (Alderete, 2004, p.1). Por ello, en la actualidad nadie cuestiona la necesidad de alcanzar una formación del “profesional propiciador del desarrollo de la creatividad” (Alderete, 2004, p.1).

Fuente:

Campos L., William. (2012). Creatividad profesional y gestión de la función docente: una aproximación desde la perspectiva del docente. Obtenida el 28

de

http://issuu.com/wbcliz/docs/2012.creatfunciodocente

de

noviembre

del

2012,

Por desgracia, muchas de estas actitudes negativas por parte de los académicos que evalúan los proyectos de investigación han llevado a muchos investigadores noveles (graduandos y postgraduandos) a incurrir en yerros flagrantes que poco favor hacen al estudio que plantean y, sobre todo, poco favor hacen a la intención y voluntad de investigar.

2. El informe de investigación

2.1. Generalidades

En la literatura sobre metodología de la investigación científica o para algunos, simplemente, metodología de la investigaciónson abundantes los esfuerzos realizados para efectuar recomendaciones sobre el proceso requerido para desarrollar el reporte de investigación, también denominado informe de investigación y, a veces, proyecto de investigación. Entre la bibliografía que se ha difundido con más énfasis 3 en América Latina y que aborda precisamente el asunto de cómo elaborar el informe de investigación, se recorren más de tres décadas y diversas áreas científicas. Se trata de textos que se han convertido en clásicos o referentes tanto para la investigación científica en general, como para sus respectivas disciplinas:

Ander Egg (1979, 1991), Hernández, Fernández y Baptista (1991, 1998, 2003, 2006), Sommer y Sommer (2001), entre los que adoptan un enfoque general de las ciencias sociales; Ary, Jacobs y Razavieh (1987), en la Pedagogía; Pérez (1991) y Canales, Alvarado y Pineda (1996), en las ciencias de la salud; Baird (1991), en la Física. Otros autores han tenido un

3 El criterio que se ha considerado para juzgar el énfasis de los textos citados ha sido la publicación de los mismos por las editoriales más importantes y de mayor extensión en el mundo hispanoamericano. Entre esas editoriales o grupos editoriales, se tienen las siguientes: McGraw-Hill Interamericana, Prentice Hall Hispanoamericana, Interamericana, Oxford University Press México, Editorial Limusa, Editorial Trillas, Paraninfo y otras de envergadura continental.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

alcance más regional o nacional, y han seguido prácticamente la misma línea al abordar el tema.

Los aspectos en los que hay consenso son:

Propósito que se persigue.

La estructura del reporte de investigación.

En cuanto al propósito del informe o reporte de investigación, el asunto es claro: comunicar los resultados de un estudio, de la investigación realizada.

En cuanto a la estructura, los elementos comunes que se citan con mayor frecuencia son la portada, resumen, introducción, método, resultados, discusión y/o conclusiones, y, a veces, recomendaciones y anexos.

Si bien la estructura que debe seguir un informe de investigación es un tema bastante analizado, y en alguna medida también es un tema recurrente el asunto de las cualidades de redacción que debe cumplir, existen, sin embargo, dos aspectos que la mayoría de textos de investigación científica no han abordado o lo hacen de manera muy superficial:

La definición de informe o reporte de investigación.

Los tipos de reporte de investigación que se pueden adoptar.

En lo que respecta a la definición, algunos autores se han aproximado al tema y señalan que el informe de investigación o informe final “es la presentación formal de los resultados y el planteamiento fundamental de la investigación realizada” (Muñoz, 1998). En ese sentido, “tiene el propósito de dar a conocer el proceso de la investigación, la manera de obtener los resultados y, en sí, toda la información que el investigador considera de importancia para los lectores de su tesis” (Muñoz, 1998).

2.2. Estructura del informe de investigación

El informe de investigación sigue hasta cierto punto la estructura del proyecto de investigación. Los elementos comunes son la portada, el problema y el método. Sin embargo, el informe de investigación, en tanto documento en el cual se presentan los resultados del estudio ya realizado, incorpora algunos componentes que marcan la diferencia

Portada

Este elemento se ha descrito en el apartado correspondiente del proyecto de investigación. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre en el proyecto de investigación, aquí se debe consignar claramente que se trata de un informe de investigación, ya sea tesis u otra modalidad de reporte de investigación.

Resumen

Por lo general consta de tres puntos importantes: el objetivo u objetivos generales que persigue el estudio, el método o procedimiento seguido y la

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

conclusión o conclusiones principales. Algunos autores consideran también “los resultados más importantes” (Hernández et al., 1998), antes de enunciar las conclusiones, lo que constituiría un cuarto aspecto. Dependiendo del tipo de informe a elaborar y del tipo de publicación a donde se dirige, el resumen puede tener entre 75 y 175 palabras, en el caso de una revista científica, o entre unas 150 y 250 palabras, en el caso de una tesis. Sólo una fuente (Hernández et al., 2006) señala como un máximo en el caso de las tesis, 350 palabras.

Introducción

En la actualidad, se identifican dos y hasta tres tendencias en el tratamiento de la introducción, lo que le imprime, en consecuencia, un significado distinto. La primera tendencia, que se puede denominar tradicional, aborda la introducción como un elemento del informe de investigación que describe en forma resumida el contenido total del documento. Y a semejanza de las introducciones que se pueden encontrar en libros de texto, expone además del propósito que persigue el estudio, la problemática identificada y el problema, las razones que motivaron el estudio, el objetivo que se persigue y/o la hipótesis, el procedimiento seguido, los resultados más relevantes y la descripción de los capítulos en que se divide el documento.

Se trata de un apartado de mayor extensión y detalle informativo que el resumen, que bien podía alcanzar unas dos, tres o más paginas, y da cuenta de la amplitud de la perspectiva y capacidad de síntesis del investigador. Esta modalidad de introducción permitía al lector enterarse en sólo unas páginas qué se perseguía con el estudio, cuál era el marco teórico que sustenta el estudio, qué se hizo para recoger la información, cuáles fueron los resultados encontrados y de qué manera se estructura el documento en la exposición de los hallazgos.

En esta tendencia, la introducción se ubica entre el resumen y el capítulo destinado al planteamiento del problema, como se aprecia a continuación:

Resumen.

Introducción.

Capítulo I. Planteamiento del problema.

Una segunda tendencia hace de la introducción un elemento del informe de investigación que se identifica cada vez más con el apartado que refiere el planteamiento del problema. En ese sentido, recoge todos los elementos que aparecen en el apartado correspondiente del proyecto de investigación. Esto significa la descripción de la realidad problemática, la formulación del problema, los objetivos, las hipótesis y variables, y la justificación.

Poco a poco, esta tendencia ha ganado adeptos en la actualidad, hasta el punto que, en muchos trabajos de investigación y sobre todo en los artículos científicos, la introducción ha reemplazado al capítulo o apartado destinado a exponer el planteamiento del problema. En este caso, la introducción no

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

hace una síntesis del trabajo realizado, sino que tiene como fin “describir las operaciones preliminares en que se basa la investigación y aquellos aspectos que se pueden considerar como punto de partida de la misma” (Sierra Bravo, 1999, p.413).

En esta tendencia, la introducción reemplaza al capítulo que antiguamente se destinaba al planteamiento del problema, y se ubica entre el resumen y el capítulo destinado al marco teórico, como se aprecia a continuación:

Resumen.

Introducción.

Marco referencial.

Existe, sin embargo, una tercera tendencia que amplía el significado de la introducción. En ese sentido, incorpora en este apartado contenidos que tradicionalmente sólo se registraban en el marco teórico. De ese modo, el problema se enmarca no sólo en función de los antecedentes o marco referencial, que también se incorpora aquí, sino también en función de los aspectos teóricos que le dan sustento.

A diferencia de las introducciones que se redactaban en estudios y trabajos de investigación de hace algunos lustros, en este caso, ya no se describen los contenidos del informe de investigación ni se refieren los hallazgos y conclusiones a los que llega el estudio. Se trata de una ampliación de la segunda tendencia al incorporar aspectos netamente teóricos.

En esta orientación, la introducción no sólo reemplaza al capítulo que se destinaba al planteamiento del problema, sino que elimina la necesidad de dedicar un capítulo entero a la exposición del marco teórico. Por ello, en esta orientación, la introducción se ubica después del resumen, pero antecede al marco metodológico, como se aprecia a continuación:

Resumen.

Introducción.

Método.

Cabe señalar, de todos modos, que esta tendencia todavía no se ha generalizado, y todavía muchas instituciones universitarias continúan requiriendo que la introducción de los informes de investigación contenga los elementos que se consideran en las dos tendencias anteriormente descritas.

Marco referencial

Aunque refiere lo mismo que el apartado correspondiente del proyecto de investigación, es costumbre desarrollarlo con mayor amplitud en el informe de investigación. La recomendación a seguir en la etapa de elaboración del informe de investigación es que el marco referencial, en cuanto bases teóricas, no sólo describa los tópicos que involucran las variables de estudio, sus dimensiones e indicadores, sino también y quizá esto es lo más

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

importantela posible relación teórica que se puede establecer entre las variables independientes y las variables dependientes.

Al igual que en el proyecto, se abordan como temas cada una de las variables que son parte del problema de investigación. Pero se agrega un tema de suma importancia: la explicación de las relaciones supuestas entre las variables independientes y las variables dependientes. Nótese que esas relaciones supuestas teóricamente dan lugar a las hipótesis específicas que se espera probar en el estudio.

La lógica a seguir es la siguiente:

probar en el estudio. La lógica a seguir es la siguiente: Figura 5. Esquema lógico de

Figura 5. Esquema lógico de desarrollo del marco teórico en el proyecto de investigación.

Materiales y método

Refiere lo que se hizo y cómo se hizo para llevar a cabo el estudio. Por lo general, guarda correspondencia con el apartado correspondiente del proyecto de investigación, aunque no es una exigencia que las acciones que describe correspondan exactamente a las que se habían pensado.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Resultados

Los resultados refieren la “información fáctica sobre los hallazgos realizados” (Sommer, y Sommer, 2001) y “compendian el tratamiento estadístico que se les dio a los datos” (Hernández et al., 2006). 4 Aunque los propósitos de los estudios pueden variar, lo ideal es que la presentación de los resultados se organice de acuerdo a un criterio determinado. Los criterios pueden ser:

De acuerdo a los objetivos de investigación.

De acuerdo a las variables de estudio.

De acuerdo a las dimensiones de las variables.

De acuerdo a los ítems del instrumento de investigación.

A no ser que las necesidades específicas del estudio lo requieran, se recomienda analizar los resultados sólo en función de las variables y de la relación entre éstas. Sólo si se requiere, también se puede hacer en función de las dimensiones de las variables. No se recomienda el análisis de resultados en función de cada ítem de los instrumentos, aunque es una práctica generalizada en los institutos superiores pedagógicos de muchas regiones del Perú, porque implica un trabajo excesivo que no aporta mucho al estudio, excepto, claro está, que sea intención del estudio averiguar lo que ocurre en cada ítem. A modo de ejemplo, consideremos la aplicación de un instrumento que se utiliza para evaluar una variable; al analizarse ítem por ítem, se impide con ello formarse una idea amplia e integral del fenómeno que se estudia.

Discusión

Refiere el apartado donde se analizan e interpretan los resultados, “se evalúan las implicaciones de la investigación” y se relacionan los resultados con la revisión de antecedentes (Hernández et al., 2006). En algunas publicaciones y formatos de instituciones académicas, este apartado se fusiona con las conclusiones, por lo cual ya no se considera necesario agregar un apartado adicional que las reúna.

Conclusiones

Refiere la síntesis de lo encontrado. Las conclusiones se redactan considerando alguno de los criterios que han guiado el estudio: en función de las preguntas de investigación, en función de los objetivos, en función de las hipótesis o en función de la exposición de resultados, aunque éste último criterio no es el más recomendable, porque puede conducir a una nueva exposición de los resultados encontrados. Por ello, se debe tener en cuenta que, cuando se decide utilizar este apartado, el número de conclusiones no

4 Son varios los autores que han abordado suficientemente este apartado, por lo cual se sintetiza aquí el contenido del mismo y se remite a los diferentes autores citados para una ampliación del tema.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

debiera exceder el número de elementos que se ha tomado como criterio (de preferencia, preguntas, objetivos o hipótesis). Algunos autores añaden aquí las recomendaciones, aunque, por lo general, los formatos de la mayoría de instituciones universitarias las separan en una sección aparte.

Referencias bibliográficas

Refiere el listado de las fuentes bibliográficas, hemerográficas, periodísticas, virtuales o de otros tipos a las que se ha recurrido para elaborar el informe. Si bien hay unanimidad en cuanto a la necesidad de acogerse a un único estilo de referencias en todo el documento, que obedece al estilo adoptado por la institución, se identifican algunas tendencias que conviene tomar en cuenta. Primero, la tendencia mayormente aceptada es listar las referencias bibliográficas en orden alfabético, sin diferenciar el tipo de fuente que se cita. Ésta es la orientación del estilo APA, Harvard y Harvard APA, entre otros. (Un ejemplo del estilo APA en las referencias bibliográficas se incluye al final de este documento, en el apartado destinado precisamente a recoger las referencias bibliográficas que se utilizaron.)

Una segunda tendencia es listar las referencias bibliográficas según el orden en que aparecen en el texto, sin importar el orden alfabético. Es el caso del estilo Vancouver. Una tercera tendencia, poco usual por cierto, es listar las referencias bibliográficas según el tipo de fuentes; así, se enlistan primero los libros; luego, las revistas científicas; luego, otros tipos de fuentes físicas; finalmente, las fuentes virtuales, que proceden de Internet.

Algunos autores consideran como apartado final los Anexos o Apéndice, en el que se incluyen todos aquellos materiales que, aun cuando fueron útiles a la investigación, no son pertinentes en la exposición discursiva del estudio porque pueden distraer la lectura del informe.

Nótese que, en este caso, los aspectos administrativos ya no aparecen.

2.2. Los tipos de reportes de investigación

El tratado

Es difícil precisar el alcance de este tipo de reporte de investigación. Según una fuente, constituye “la presentación formal más abundante y completa de los resultados obtenidos en una investigación”. Y en ese sentido, “es la expresión más alta del conocimiento ya que profundiza su estudio en grado sumo” (Muñoz, 1998, p.86).

Sin embargo, considerando lo que se explica al respecto, “su elaboración obedece al gran aporte potencial de conocimientos y abarca todos los ángulos posibles del tópico que es objeto de estudio” (Muñoz, 1998, p.86), sin mayor aclaración por parte de este autor, es posible que el tenor del tratado sea más bien de corte documental, más que referido a un estudio de campo. Si, como se sostiene aquí, su orientación es documental, entonces,

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

sí tiene sentido sostener que aborda un tópico desde diferentes perspectivas, en forma abundante y bastante completa.

El ensayo

En su acepción general, el ensayo consiste en la interpretación de un tema (humanístico, filosófico, político, social, cultural, deportivo, etc.) sin que sea necesario usar un aparato documental, de manera libre, asistemática y con voluntad de estilo. Se trata de un acto de habla perlocutivo.

En la actualidad está definido como género literario, debido al lenguaje muchas veces poético y cuidado que usan los autores, pero en realidad, el ensayo no siempre podrá clasificarse como tal. En ocasiones se reduce a una serie de divagaciones, la mayoría de las veces de aspecto crítico, en las cuales el autor expresa sus reflexiones acerca de un tema determinado o, incluso, sin tema alguno. Sólo en la edad contemporánea ha llegado a alcanzar una posición central. Y en la actualidad, ha alcanzado una notable importancia en la actividad filosófica y científica.

Cabe destacar que “en el campo científico cumple otras funciones, tales como explicación de problemas, divulgación de hallazgos, confrontación de teorías, discusiones, reflexiones, aportes o críticas(Díaz, 2004). Por ello, cuando se utiliza en el ámbito científico, “es apropiado utilizar los beneficios del aparato crítico propio de la investigación bibliográfica y un lenguaje técnico(Díaz, 2004). Aquí se sostiene que no sólo es apropiado, sino necesario, porque de esa manera se fortalece la argumentación que defiende o refuta la tesis expuesta. A esta modalidad de ensayo que recoge con acierto las pautas de la investigación científica, se identifica aquí como ensayo científico.

Se puede decir que, después del tratado, constituye la expresión más alta que puede alcanzar un reporte de investigación.

La tesis

En el caso de la tesis, son más los autores que han delineado algunas definiciones, que en el caso del tratado y del ensayo científico. Una de estas definiciones la define en los siguientes términos:

La tesis es el documento en el que se exponen los resultados científicos alcanzados por el aspirante en su trabajo de investigación. Se presentan de forma sistematizada, lógica y objetiva esos resultados en correspondencia con el proyecto presentado, discutido y aprobado para la búsqueda de soluciones al problema planteado con respuestas científicas contextualizadas a partir de la utilización del método científico” (Hernández, M., 2006).

En la enciclopedia virtual de más extenso alcance, wikipedia, se define en los siguientes términos:

Una tesis de investigación es un informe que concierne a un problema o conjunto de problemas en un área definida de la ciencia y explica lo

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

que se sabe de él previamente, lo que se haría para resolverlo, lo que sus resultados significan, y dónde o cómo se pueden proponer progresos, más allá del campo delimitado por el trabajo” (wikipedia,

2011).

De todos modos, se considera que la tesis debe cumplir con los siguientes requisitos:

Debe ser objetiva, basarse en hechos y no en prejuicios o pareceres.

Debe ser única y original, es decir, proponer ideas propias del autor y no de los autores de trabajos ya publicados.

Debe ser clara y precisa, para lo cual conviene formularla en forma de oración completa.

Debe ser específica y no caer en generalizaciones.

La tesina

La tesina es un trabajo de investigación que tiene como objeto que el alumno demuestre sus conocimientos teórico-prácticos sobre algunas técnicas aprendidas durante la carrera. Se le puede considerar como una disertación escrita, metodológicamente elaborada acerca de un tema cuya profundidad y amplitud serán establecidas en conjunto con el asesor(ConocimientosWeb.net, 2011). En ese sentido, “se trata de un informe muy similar a la tesis, con menor grado de aportación de conocimientos específicos y de poca profundidad en su planteamientos” (Muñoz, 1998).

La tesina está concebida como un examen que pone a prueba la capacidad de síntesis del estudiante para desarrollar una temática con límite de tiempo. Su brevedad tiene la ventaja de que exige una revisión menos exhaustiva de la bibliografía pertinente y la redacción obliga también a un menor número de cuartillas (ConocimientosWeb.net, 2011). La brevedad, sin embargo, es ambivalente, porque como contraparte exige una delimitación más precisa del tema y asimismo una argumentación más escueta y certera. (ConocimientosWeb.net, 2011).

La monografía

Tipo de reporte de investigación en el cual no hay un consenso claro:

mientras que en países como el Perú, se la concibe como “una descripción que busca aclarar y decir los elementos o tópicos básicos en una temáticay, en ese sentido, “los planteamientos generales de autores que se adscriben”, por lo cual “no implica el comentario valorativo, y cuando se incluye, este no llega al nivel demostrativo, sino sólo descriptivo”; otros consideran que su grado de aportación de conocimientos está apenas por debajo del ensayo, pero por encima de la tesis (Muñoz, 1998).

La ubicación que se le asigna aquí es la que corresponde al primero de los sentidos. Por ello, se la asume como “la descripción de un tema específico que se presenta en forma simplificada para un entendimiento rápido de sus

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

componentes principales, los cuales se han obtenido por medio de una investigación(Muñoz, 1998). En un sentido estricto, se conforma la información que implica y explicita la temática” (CuFarfán, 2011).

El artículo

La UNESCO considera que "la finalidad esencial de un artículo científico es comunicar los resultados de investigaciones, ideas y debates de una manera clara, concisa y fidedigna; la publicación es uno de los métodos inherentes al trabajo científico” (Artiles, 2005). Siguiendo esa lógica, se entiende como “la presentación de un conocimiento concreto en forma resumida y lo más sintético posible sobre un tema en especial”, pues “su propósito es difundir con poca profundidad o solo en parte dicho conocimiento, a través de un medio de difusión masiva(Muñoz, 1998).

El informe

Aquí se hace un distingo con el término en su uso más amplio como informe de investigación. En este caso, se trata del reporte de investigación en su más sencilla expresión, como “relación abreviada sobre todo lo relacionado con una investigación; su propósito es dar a conocer someramente sólo lo esencial de lo encontrado, sin ningún análisis” (Muñoz, 1998). Se consideran con mayor acierto en este rubro los informes de laboratorio, que tienen como fin replicar experimentos clásicos en las ciencias o datos de estudios realizados por profesores o, más comúnmente, por estudiantes.

Referencias bibliográficas

Artiles, L. (2005). El artículo científico. Revista Cubana de Medicina General e Integral, abril junio. Recuperado el 01 de agosto de 2011, de http://www.angelfire.com/sk/thesishelp/artic.html

Baird,

de

D.C.

(1992).

Experimentación.

Una

introducción

a

la

teoría

mediciones y al diseño de experimentos. México: Prentice Hall

Hispanoamericana, S.A.

Bunge, Mario. (1985). La ciencia, su método y su filosofía. Buenos Aires:

Ediciones Siglo Veinte.

ConocimientosWeb.net. (2011). Cómo hacer una tesina. Recuperado el 01

de

http://www.conocimientosweb.net/zip/article661.html

agosto

de

2011,

de

CuFarfán, J. (2011). Nociones básicas de ensayo. Recuperado el 01 de

de

agosto

http://www.monografias.com/trabajos14/nociones-basicas/nociones-

basicas.shtml

de

2011,

Diaz, D. (2004). Cómo se elabora un ensayo. Acción pedagógica, Vol. 13, Nº1. 108-113.

Proyecto e informe de investigación: elementos conceptuales para su elaboración

Hernández, E. (2006). Cómo escribir una tesis. Escuela Nacional de salud

de

http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/hematologia/tesis.pdf.pdf

Hernández Sampieri, R., Fernández, C. y Baptista, P. (2006). Metodología de la investigación científica. México: McGraw Hill / Interamericana.

Muñoz, C. (1998). Cómo elaborar una investigación de tesis. México:

Pública.

Recuperado

el

01

de

agosto

de

2011,

Prentice Hall Hispanoamericana S.A.

Sierra

Bravo,

R.

(1999).

Tesis

doctorales

y

trabajos

Científica. Madrid: Paraninfo.

de

Investigación

Sommer, B. y Sommer, R. (2001). La investigación del comportamiento. Una guía práctica con técnicas y herramientas. México: Oxford Press University Mexico.

Velásquez, Á., Rey, N. (1999). Metodología de la investigación científica. Lima.

de

Wikipedia.

(2011).

Tesis

(investigación).

Recuperado

http://es.wikipedia.org/wiki/Tesis_(investigaci%C3%B3n)