Está en la página 1de 4

El metabolismo es el conjunto de reacciones bioquímicas que ocurren en una célula y en el organismo.

Estos procesos son la base de la vida a escala molecular y los que le permiten a las células realizar sus
actividades. Incluye procesos envueltos en la síntesis de constituyentes celulares de moléculas simples, en el
crecimiento, en el rompimiento de compuestos que llevan a la producción de energía, en la reproducción,
entre muchos más.
Las actividades de los microorganismos pueden verse afectadas por las condiciones físicas o químicas
del medio. Uno de estos factores que se destacan en el control del crecimiento microbiano es la temperatura.
A temperaturas muy frías o muy calientes los microorganismos no sobrevivirán y a su vez no crecerán. Es por
esto que cada microorganismo tiene su propio valor absoluto de temperatura mínima o máxima.
La temperatura ejerce dos tipos de efectos opuestos sobre los organismos vivos. A medida que se
eleva la temperatura, las reacciones químicas y enzimáticas de la célula son más rápidas y el crecimiento se
acelera. Sin embargo, por encima de una cierta temperatura algunas proteínas pueden sufrir daños
irreversibles. Es por esto que existen tres temperaturas, conocidas como temperaturas cardinales, que son
características para cada tipo de organismo. Estas son: una temperatura “mínima” por debajo de la cual no es
posible el crecimiento, una temperatura “óptima” a la que se produce el crecimiento más rápido, y una
temperatura “máxima” por encima de la cual no es posible el crecimiento.

En esta figura se pueden ver las tres temperaturas


cardinales existentes, que varían para cada
organismo. Dentro de cierto margen, un aumento
de temperatura conlleva un incremento en el
crecimiento y en el metabolismo hasta un punto en
que tienen lugar las reacciones de inactivación. Por
encima de este punto, las reacciones celulares caen
rápidamente a cero.

Brock Biology of Micoorganisms

La temperatura máxima de crecimiento de un organismo refleja la inactivación de unas o más proteínas


en la célula. Sin embargo, los factores que determinan la temperatura mínima de crecimiento de un organismo
no son tan claros. La membrana citoplasmática debe estar en un estado fluido para su correcto
funcionamiento y se cree que la temperatura mínima de crecimiento es el resultado de la congelación de esas
funciones de la membrana en cuanto al transporte de nutrientes o a la formación del gradiente de protones.
Existen cuatro tipos de organismos en cuanto a su temperatura óptima: 1) “psicrófilos”, con
temperaturas óptimas bajas; 2) “mesófilos”, con temperaturas óptimas moderadas; 3) “termófilos”, con altas
temperaturas óptimas; 4) e “hipertermófilos”, con temperaturas óptimas muy elevadas.

Relación entre la temperatura y las


velocidades de crecimiento de
psicrófilos, mesófilos, termófilos y dos
hipertermófilos diferentes. En cada
caso, se muestran las temperaturas
óptimas de microorganismos
representativos.

Brock Biology of Micoorganisms


Microorganismos Psicrófilos

Se definen por tener temperatura óptima de crecimiento de 15°C o inferior, una temperatura máxima
de crecimiento por debajo de 20°C y una temperatura mínima de crecimiento de 0°C o más baja. Estos se
encuentran en ambientes fríos, como en las regiones polares, y mueren rápidamente si se exponen a
temperatura ambiente normal. Algunos ejemplos de psicrófilos que crecen en masas densas entre o bajo el
hielo de las regiones polares son: el alga Chlamydomonas nivalis y la levadura Rhodotorula aurantiaca.
Los psicrófilos producen enzimas que funcionan óptimamente en frío. Estas poseen mayor cantidad de
hélices-α y menor cantidad de hojas-β en su estructura secundaria. La disposición en hoja-β tiende a ser una
estructura más rígida, y la mayor cantidad de hélices-α permite a las proteínas mayor flexibilidad en esas
condiciones. Las enzimas que son activas en frío también tienen más aminoácidos polares y menos
aminoácidos hidrofóbicos, lo que ayuda a mantener la proteína flexible y enzimáticamente activa a bajas
temperaturas.
Otra característica importante de los psicrófilos es su membrana citoplasmática. Ésta está construida
de tal modo que las bajas temperaturas no inhiben el proceso de transporte activo en la célula. Esta
membrana tiene un alto contenido en ácidos grasos “no saturados”, lo que facilita el estado semifluido de las
membranas a baja temperatura.

Microorganismos Termófilos e Hipertermófilos

Microorganismos termófilos se definen por tener una temperatura óptima por encima de 45°C,
mientras que los que tienen una temperatura óptima por encima de 80°C se conocen como hipertermófilos.
Ambos se encuentras en ambientes con temperaturas altas, como por ejemplo suelos muy expuestos a la luz
solar, regiones volcánicas, fuentes termales en ebullición o fuentes hidrotermales submarinas que alcancen
temperaraturas mayor a 100°C, etc. Algunos ejemplos de termófilos lo son: la bacteria Bacillus
stearothermophilus y la arquea Sulfolobus.
En general se conoce que 1), los organismos procarióticos son capaces de crecer a temperaturas más
elevadas que los eucaióticos; 2) los mas termófilos de todos los procariotas son algunas especies de Archaea; y
3) los organismos no fototróficos son capaces de crecer a temperaturas más elevadas que las formas
fototróficas.
Los termófilos poseen unas enzimas y proteínas muy estables a la temperatura en que viven. A
diferencia de las enzimas termoestables de los mesófilos, las enzimas termoestables de los termófilos poseen
una sustitución de un aminoácido crítico en uno o en unos pocos sitios provocando el plegamiento de la enzima
y haciéndola mas termoestable.
La termoestabilidad de las proteínas en los hipertermófilos también se debe a un aumento en el
número de pares iónicos presentes y al denso empaquetamiento del interior altamente hidrofóbico de las
proteínas, lo que hace que resistan las desnaturalización en el ambiente acuoso del citoplasma. También, los
hipertermófilos, producen ciertos solutos en grandes cantidades, como el di-inositol fosfato, el diglicerol
fosfato y el manosilglicerato, que ayudan a estabilizar las proteínas evitando su degradación térmica.
Otra característica importante de los termófilos e hipertermófilos es su membrana citoplasmática. A la
inversa de los psicrófilos, los termófilos presentan lípidos ricos en ácidos grasos “saturados”, que forman un
microambiente mas hidrofóbico que los ácidos grasos insaturados, favoreciendo la función y estabilidad de las
membranas a altas temperaturas. Los hipertermófilos, en su mayoría Archaea, no presentan ácidos grasos en
sus membranas sino carbohidratos compuestos de unidades repetitivas isoprenoides de cinco átomos de
carbono que se unen por enlace éter al glicerol fosfato. Además la estructura global de estas membranas es la
de una monocapa lipídica que es mucho más temorresistente que la bicapa lipídica de Bacteria y Eukarya.
Referencias

D'Amico, S., & al., e. (2006). Psychrophilic microorganisms: challenges for life. EM BO (7), 385-389.

Gomes, E., & al., e. (2006). ENZIMAS TERMOESTÁVEIS: FONTES, PRODUÇÃO E APLICAÇÃO INDUSTRIAL.
Quim. Nova , 30 (1), 136-145.

Madigan, M., & J.M., M. (2006). Brock Biology of Microorganisms. Upper Saddle River, N.J.: Pearson Prentice
Hall.

Morgan-Kiss, R., & al., e. (2006). Adaptation and Acclimation of Photosynthetic Microorganisms to
Permanently Cold Environments. Microbiology and Molecular Biology Review , 222-252.

Sabri, A., & al., e. (2001). Influence of Moderate Temperatures on Myristoyl-CoA Metabolism and Acyl-CoA
Thioesterase Activity in the Psychrophilic Antarctic Yeast Rhodotorula aurantiaca. J. Biological
Chemistry (276), 12691-12696.

Sanchez, E. (n.d.). Bacterias termófilas. Al límite de lo tolerable. Retrieved Abril 19, 2010, from Encuentros:
http://www.encuentros.uma.es/encuentros91/bacterias.htm

Universitat Frankfurt Am Main. (2008, Octubre 23). Retrieved Abril 19, 2010, from DNA transfer in mesophilic
bacteria: http://www.uni-frankfurt.de/fb/fb15/institute/inst-3-mol-biowiss/AK-
Averhoff/research.html#anchorContent
Universidad de Puerto Rico
Recinto Universitario de Mayaguez
Depto. Biología

Metabolismo de organismos a altas y bajas temperaturas

Roger Torres
Cristina Hernández
Lourdes Miguel
Luis Acevedo
Luvir Lugo
Omayra Ramírez
Yaneska Seín
Xabier Albino
BIOL 4368 – Sección 040
Prof. Carlos Ríos