Está en la página 1de 4

Chema Alonso, Vicente Blanco, Violeta Caldrés, Ruth Gómez, Paco Guillén,

Fernando Gutiérrez, Abigail Lazkoz, Enrique Marty, David de la Mano & Pablo
S. Herrero, Ling Min- Hui, Diego del Pozo, Marta Serna, Juan Zamora.

Fernando Gutiérrez realizando la instalación Crisálidas. Sala 7 del DA2


“Merrie Melodies”, (“Fantasías animadas de ayer y hoy” en español), era el
nombre de una famosa y muy recordada serie de dibujos animados realizada por
Warner Bros Pictures entre 1931-1969 que constituyó uno de los hitos de la era
dorada de la animación infantil. Las técnicas de animación –ya centenarias y
tradicionalmente asociadas a la industria cinematográfica y del entretenimiento–
gozan de gran pujanza en el arte contemporáneo actual y están ayudando a
muchos artistas a replantearse las posibilidades formales y conceptuales del dibujo.

Partiendo de la doble premisa de trabajar con “imágenes animadas” y contar


historias -pero en este caso para adultos- que pongan en escena: afectos,
emociones, relaciones de poder, obsesiones y miedos, pero sin renunciar a la
ironía y a un cierto “toque infantil” que haga honor al título, esta exposición reúne
una serie de trabajos de artistas emergentes que redefinen una técnica milenaria
como es el dibujo, desde dentro, pero al mismo tiempo logran situarla en el siglo
XXI a través de hibridaciones y encuentros con nuevas técnicas y soportes, como
el video, la animación digital, la arquitectura o la instalación. lo que les posiciona
en unas coordenadas cercanas a lo que ha venido en llamarse “dibujo
expandido” entendido como aquel en el que los límites formales y
conceptuales del soporte son cuestionados y redefinidos una y otra vez.

Fernando Gutiérrez detalle de la instalación: “Crisálidas” LABoral Gijón 2009 Fotógrafía: Marcos Morilla

Una gran parte de las piezas seleccionadas surgen de la combinación de la


técnica tradicional del dibujo –un dibujo de línea clara simple y en
ocasiones precaria, pero tremendamente efectiva, ejecutado en ocasiones
directamente sobre los muros de diferentes espacios del DA2 como sucede
en los proyectos: “Crisálidas” de Fernando Gutiérrez, “Nos mirán” de
Chema Alonso y “Donde un Sol” de Juan Zamora “combinando recursos
como pintura acrílica y pintura fotoluminiscente con diferentes soportes
electrónicos como el video, las cámaras de vigilancia y dispositivos de
gradación lumínica.

Marta Serna proyecto y detalle de la instalación “Black Wings” Vestíbulo del DA2 2010.

En ese mismo territorio “híbrido” se sitúa el trabajo de artistas como


Violeta Caldrés, Abigail Lazkoz y Marta Serna que trabajan a partir de
imágenes: primero dibujadas y posteriormente “recortadas” y
“recombinadas” espacialmente de diferentes maneras, lo que en el caso
concreto del proyecto “Black Wings” de Marta Serna, sirve para transformar
semánticamente uno de los espacios de tránsito más emblemáticos del
DA2 a partir de referencias que pueden ser tanto literarias como
cinematográficas.

En otro orden de cosas en una parte significativa de las obras de este


proyecto nos encontramos, ante eso que algunos autores han denominado
en los últimos años una “animación pobre” o una animación Low Tech; o un
“dibujo sin papel” que alcanza su mayor efectividad para crear mundos
paralelos, e imaginarios, pero con “ánima”…. a través de la mediación
electrónica y los artilugios ópticos más primitivos que nos remiten a las
viejas “Phantasmagorias” y a los primeros ensayos con imágenes en
movimiento anteriores al nacimiento del cine.
Por otra parte estos modos de “animar” también guardan relación con la
definición que daba Norman Mclaren al termino animación: “Animación no
es el arte de los dibujos que se mueven sino más bien el arte de los
movimientos que se dibujan, de manera que lo que ocurre -entre- los
fotogramas es más importante que lo que ocurre –en- cada fotograma (…)”.
Algo que se percibe meridianamente en las piezas que se exhiben en
pantallas de plasma o para ser proyectadas como si fueran “pinturas y
dibujos en movimiento” por artistas como Vicente Blanco, Enrique Marty,
Ruth Gómez, Paco Guillén, Diego del Pozo o Ling Ming Hui, o de un
modo aún más evidente en el vídeo que documenta el proceso de
realización de una pintura mural en el deprimido Barrio de Pizarrales de
Salamanca por David de la Mano y Pablo S. Herrero.