Está en la página 1de 7

CAPITALISMO

Capitalismo
En el ámbito
cultural medio al término c. se le atribuyen
connotaciones y contenidos muy diversos,
reducibles sin embargo a dos grandes acepciones.
Una primera acepción restringida de c. designa
una
forma
particular,
históricamente
especificada, de actuación económica, o bien un
modo de producción en sentido estricto o un
subsistema económico. Tal subsistema está
considerado como parte de un sistema social y
político más amplio y global, para designar al
cual no se considera significativo u oportuno
recurrir al término de c. Se prefiere usar
definiciones derivadas del proceso histórico de la
industrialización y modernización político-social.
En este sentido se habla de sociedad industrial,
sociedad liberal- democrática o sociedad global de
la que el c. es sólo un elemento, en cuanto
designa el subsistema económico.
Una segunda acepción de capitalismo, en
cambio, se refiere a la sociedad en su conjunto
como formación social, históricamente calificada
de manera determinante por su modo de
producción. C. designa entonces una “relación
social" general.
La misma historia del concepto de c. oscila
entre estas dos acepciones. No se trata de una
controversia nominalista, negociable a través de
un acuerdo entre investigadores, sino de una
cuestión de identificación del mundo moderno y
contemporáneo, que ha implicado y sigue
implicando la identidad y la ideología de amplios
grupos sociales.
La distinción entre acepción restringida y
acepción amplia de c. se ha establecido aquí sólo
como punto de partida destinado a relativizarse
en el transcurso de las argumentaciones
siguientes, las cuales se verán desde una óptica
sociológica y politológica, sin perder de vista la
economía.
Para empezar, debemos determinar mejor la
peculiaridad del c. como conjunto de conductas
individuales y colectivas referentes a la
producción, distribución y consumo de bienes. Si
bien dicha peculiaridad ha sido y continúa siendo
objeto de controversia histórica, cultural,
sociológica, podemos enumerar algunos rasgos
que distinguen al c. de otros modos históricos de
producción. Éstos son: a] propiedad privada de
los medios de producción, para cuya activación es
necesaria la presencia de un trabajo asalariado
I EL PROBLEMA DE LA DEFINICION.

1

formalmente libre; b] sistema de mercado basado
en la iniciativa y la empresa privada, no
necesariamente
personal;
c]
procesos
de
racionalización de los procedimientos directos e
indirectos para la valorización del capital y la
explotación de las oportunidades de mercado con
fines de ganancia.
Junto a la racionalización técnico- productiva,
administrativa,
científica,
directamente
promovida por el capital, está operando una
racionalización en toda la “conducta vital"
individual y colectiva. Esta racionalización o
modernización política culmina en la formación
del sistema político liberal, que históricamente
coexiste con el capitalismo.
No es posible establecer un orden de prioridad
entre estos elementos característicos del c.
Constituyen una constelación de factores lógica y
genéticamente vinculados entre sí, que pueden
dar lugar a modelos interpretativos diversos,
según el peso y el valor atribuidos a cada uno de
ellos. Un modelo que da un valor fundamental a
la relación trabajo asalariado-capital (según la
tradición marxista) lleva a lecturas y diagnósticos
de la dinámica capitalista muy distintos de los
modelos construidos con base en la prioridad de
los procesos de racionalización de las operaciones
(según la tradición weberiana).
Sin embargo existe acuerdo en considerar que
dichos elementos no pueden circunscribirse a un
simple subsistema económico. Ninguno de ellos
(ni tan sólo el sistema de mercado) puede existir
sin factores contextúales extraeconómicos, ya
sean imputables a puras relaciones de fuerza o de
poder o a presupuestos culturales más
profundos.
Aislar en el proceso capitalista un conjunto de
hechos puramente económicos es ciertamente
legítimo en el plano de abstracción científica y de
operatividad de la acción económica. Pero es una
operación reductiva si se considera el c. como
fenómeno social, político, histórico. Por otro lado
es insuficiente limitarse a declarar que el c. es
una “relación social" si no se establecen
ulteriormente la naturaleza y los términos de tal
relación, manteniendo la distinción analítica
entre
los
diversos
subsistemas
y
su
recomposición en la unidad funcional del
sistema-sociedad.
Sin pretender entender todos los temas de
discusión sobre el c. de los últimos cien años (al
contrario, excluyendo expresamente la literatura
económica especializada) podemos distinguir
algunas grandes etapas importantes para la

Para Marx el c. el trabajo pierde su valor apenas entra en el mercado de los productos capitalistas. entre finales del siglo xix y 1920. encarnada finalmente en el estado liberal.. articulada alrededor de la forma “corporativa" del capitalismo. Sin embargo tal perspicacia crítica no se traduce inmediatamente en un diagnóstico de la efectiva dinámica de desarrollo del c. La historicidad del c. obligado a vender "libremente" su fuerza de trabajo al poseedor de dinero y de medios de producción. Ernst Troeltsch y sobre todo Max Weber. de un tal sistema de producción. La potencia histórica del c. Sin las libertades burguesas no existe un capitalismo moderno. no de dominio directo. Se trata de una obligación ejercida no sobre esclavos. Pero aquí se encuentra precisamente —para Marx— la contradicción del c. no sólo produce plusvalor. es otro componente esencial de la concepción marxista. Con otras palabras. la instancia científica de la definición marxista de c. Especialmente problemática ha resultado la categoría de "contradicción" —verdadera piedra angular de la construcción conceptual marxista— a través de la cual el final inevitable del c. Y con el surgimiento de las limitaciones del keynesismo se abre una nueva etapa. En especial la dimensión política de la relación capitalista está ya comprendida en la especifica obligación y necesidad que caracteriza a la venta de fuerza de trabajo por parte del obrero. Ferdinand Tunnies." O mejor dicho. Sigue teniendo un valor ejemplar por la perspicacia con que son enunciados los elementos constitutivos y al mismo tiempo contradictorios del c. y por tanto transitorio. El c. El análisis crítico del c. Sin embargo éstos habían ignorado el carácter histórico. El carácter de mercancía que asume el trabajo y el capitalismo como producción de mercancías no es un descubrimiento de Marx. pero es al mismo tiempo su destino mortal. Con esta óptica se entiende la primacía de la acción económica sobre cualquier otra forma e institucionalización de la acción social. "El proceso capitalista de producción. La relación trabajo asalariadocapital (o bien la ley del valor que está en la base de la valoración del capital) es el principio revolucionario del c. "El trabajo es la sustancia y la medida inmanente de los valores.". Este desfase entre la fuerza del análisis crítico y la incapacidad de predicción desempeñará un papel paralizante sobre la instancia política que guía a los movimientos inspirados en el marxismo. demuestra por un lado la exactitud de ciertos análisis marxistas.2 CAPITALISMO definición y redefinición del c. y más exactamente en la valoración del capital a través del plusvalor arrancado al trabajador. de Werner Sombart. considerada ya clásica. El sistema capitalista se legitima en términos de función. moderno consiste en proporcionar una base de legitimación universal. No cabe duda de que Marx había detectado las antinomias que están en la base de la dinámica del c. En este texto se enuncia claramente el nexo necesario entre las reglas del mercado económico y la estructura de la sociedad capitalista. Era una adquisición científica y crítica de sus maestros burgueses: Smith y Ricardo. se sostiene o cae al establecer "la ley económica que rige el movimiento de la sociedad moderna". que es parte integrante del marxismo histórico. se funda en la relación entre trabajo asalariado y capital. no sólo produce mercancías. por la otra el asalariado" (como escribe Marx en el libro primero de E l c a p i t a l ) . llevado a cabo por Karl Marx no es el primero en orden cronológico. pero por el otro una falta de comprensión del sentido y dirección de las transformaciones internas del propio capitalismo. convirtiéndose él mismo en mercancía. entendido como sistema global o sociedad. sino sobre hombres jurídicamente libres.: pero atribuyó a su conceptualización un rigor lógico (sobre todo a través de la forma de la contradicción) que no está en . Marx dice que si Ricardo cree que la forma de mercancía es indiferente. literaria y política de John Maynard Keynes y sus consecuencias prácticas absorben la atención científica por algunos decenios después de la segunda guerra mundial. pero históricamente ha sido el más eficaz. pues. La cuestión no resuelta de la llamada "crisis del c. El dominio a través de la economía asume la forma de la dependencia funcional. La actividad teórica. cuya producción inaugura el momento crucial del gran repensamiento critico que coincide con la gran crisis de los años treinta. A título indicativo cabe señalar a Rudolf Hilferding por un lado y a Joseph Schumpeter por el otro. consiste pues en un modo de producción basado en la extracción de plusvalor a través del plustrabajo del obrero que es “explotado" al ser II EL CAPITALISMO EN EL ANALISIS MARXISTA. La primera etapa está idealmente comprendida entre el análisis crítico de Karl Marx y los trabajos históricosociológicos de la escuela alemana. a una relación de dependencia económica. se anticipa lógicamente como una “necesidad natural". sino que produce y reproduce la relación capitalista misma: por un lado el capitalista. La intención del materialismo histórico radica en concebir "como proceso de historia natural el desarrollo de la formación económico-social". pero él mismo no tiene valor alguno. esto se deriva de su hipótesis de que el modo burgués de producción es absoluto y por tanto un modo de producción sin determinación especifica precisa. sobre ciudadanos. La segunda etapa es la prosecución y revisión del análisis marxista y de las doctrinas liberales clásicas a la luz de los cambios sufridos por el c. considerado en su interdependencia o como proceso de reproducción.

no y el correspondiente ahorro de dinero y bienes. sino en la virtual extinción de su dinámica por tipo capitalista. Donde no existe liberada la lucha profesión en clave de vocación y signo de elección no puede haber cálculo racional. es para Weber motivo de una El mercado es la trasposición económica de la acción autónoma respecto al simple cálculo económico incesante lucha entre los hombres.. la previsión. Lo que para Marx era una cadena de elementos en La ascética intramundana opera con energía contra contradicción (trabajo-mercancía. tenemos que buscarla en los La contribución de Max Weber a una definición del procesos de racionalización y optimización de las c. que para él es garantía de concedidos por Dios. moderno. conducta moral de vida y o sea sin aquella lucha— no es posible cálculo alguno. la ética calvinista. pasa a ser toda forma de goce.dinero). lujo. "Sin una valoración en precios monetarios — precisa entre credo religioso. son Werner Sombart y Max Weber. ámbitos de vida que caracteriza a Occidente. Si queremos hablar de tanto con el racionalismo económico. con el tiempo III EL CAPITALISMO EN EL ANALISIS WEBERIANO. Weber no preconiza la premio a la cuidadosa administración de los bienes abolición del mercado. y por la "cuestión social". la poder de disposición puesto en acción racionalmente orientación ético. histórica. Ésta c a p i t a l i s m o de Weber.” comportamiento económico. Una riqueza así entendida. creó la mentalidad que a la larga cálculo racional y de autonomía de los sujetos: una . El potencial de crisis interna del c. Así pues. o bien los requisitos culturales que de trabajo libre. la generalización.< APITALISMO 3 condiciones de captar la marcha efectiva. convicciones y creencias. Naturalmente —señala Weber— el c. en virtud consiste más bien en la explotación racional de las de la idea de B e r u f (profesión como vocación). convertido en doctrina materiales vuelve a ser el móvil del comportamiento oficial del movimiento obrero. que siglo xvi. se ubica en el marco de dos cuestiones: los orígenes oportunidades de mercado —comprendido el mercado del c. moderno —la G e s i n n u n g . del pondrá en acción los mecanismos de la economía capic. la coherencia con las propias trabajo". consiste en una presunta contradicción de sus elemendisponibles para una acumulación y una reinversión de tos. que hace posible una lógica del intercambio. en las áreas geográficas afectadas por la a su vez se forman en el mercado con la lucha de Reforma protestante se instaura una vinculación intereses. divina. a través del cálculo. económico. La economía y a la presión del puro poder. racionalista. occidental moderno rasgos coercitivos insertos en la organización respecto a otros modos de producción históricos fuera capitalista del trabajo (disciplina de fábrica. al proceso histórico de racionalización de todos los Si el c. necesidad del ámbito occidental. reproduce en sí mismo las características propias de la A Sombart se le debe la expresión afortunada de r a t i o —control y dominio de los medios respecto al "espíritu del capitalismo" para designar la suma de las fin. desperdicio o exhibición de para Weber la dinámica vital de la economía racional riqueza. permiten el surgimiento y el desarrollo del c. se ve reglas del intercambio en general —de las que el intercomo el factor decisivo para la difusión de una cambio de fuerza de trabajo por salario es solamente conducta de vida ascético. "esencia del capitalismo". definible como "racional" La lógica del cálculo formal capitalista está por tanto en un sentido capitalista. La codicia de bienes dado por el reto del marxismo. y la La relación de trabajo asalariado como tal y los cuestión de la especificidad del c. El perdió toda motivación religiosa: la auto-disciplina estímulo para la actualización del concepto de c. Para Weber la coerción inherente a la venta presupuesto del espíritu capitalista moderno. actitudes psicológicas y culturales que marcan el La acción capitalista es un ejercicio pacífico de un nacimiento del c. como sistema global y como "civilización".intelectual que se identifica con el para obtener beneficios a través de la hábil explotación individualismo y con el principio de adquisición y por de las coyunturas del mercado. impostergable de venta de fuerza de trabajo) no En la é t i c a p r o t e s t a n t e y e l e s p í r i t u d e l constituyen en cuanto tales la esencia del c. que explotó poniendo en dificultades al mundo El c. con la consiguiente reducción de los consumos capitalista. del que forman parte los difundidos Ambos sustituyen el núcleo esencial marxista de la procesos de racionalización burocrático-administrativa relación capital-trabajo por una investigación de y jurídica que culminan en el estado moderno esquemas de conducta individual y colectiva asignables occidental. es la vertiente económica del racionalismo. en las ascética fue sustituida por la disciplina externa del ciencias histórico-sociales de principios del siglo xx fue trabajo de fábrica o de oficina. talista.racional que es un un aspecto. como obra de un poder burocrático. de fuerza de trabajo es un aspecto de la "voluntad de La conducta de vida. El núcleo central de dicho vinculada —a través del mercado libre— a la lógica de vínculo está dado por la revaloración del trabajo y de la la lucha de intereses. para Weber —y para todos los que siguen su ideológico y político liberal orientación científica— es la dimensión económica de Los autores que se distinguen por un tratamiento un comportamiento más profundo y peculiar de corte sistemático del c. a partir del racional está orientada hacia los precios en dinero.

Así. simplemente como la religión de las áreas dirigentes y centrales de este sistema. weberianas. subordinado a dependientes. b] desplazamiento del En su clásico E s t u d i o s s o b r e e l d e s a r r o l l o poder real. Tawney a las más recientes social tradicional. despojado de su independencia como forma de sistema de representación. con IV APUNTES SOBRE LA CUESTION DE LOS ORIGENES DEL lo que se consuma el divorcio final entre el productor y CAPITALISMO Y DE su ARRANQUE.. a una fase en que el c. y eficaz que llega a identificarse con la idea de que el c. Entre las católica queda relegada a las áreas periféricas y definiciones acuñadas en la primera veintena del siglo semiperiféricas. realiza su propio. en el sentido de la función meramente administrativa del estado. Braudel). En esta óptica el protestantismo aparece primera transformación real. no cabe duda de Más alia de los significados atribuidos en diversas que el arranque definitivo del c. La un sistema económico que progresa en cuanto no se ideología liberal y Iiberalista esconde por completo el encierra en un sistema político homogéneo en el nivel momento de coerción implícito en el mercado libre del europeo e internacional (homogeneidad nacional en la trabajo y en la concepción individualista del estado. mientras que la religión V TEMAS DEL CAPITALISMO ORGANIZADO. del mercado en sentido liberal. d] el estado se transformado enteramente—. prescindiendo de banderas precapitalistas y tuvo que afrontar y racionalizar una nacionales. específico proceso de producción. aporto el proteccionismo estatal directo e indirecto. pero en la que aún no había sido entre sindicatos y partidos. provoca una revisión de la problemática como doctrina económica y práctica política. Ésta podemos observar en turma sintética los siguientes tiene lugar primero en Inglaterra en la segunda mitad fenómenos: a] procesos de concentración económica en del siglo XVIII. coincidencia con la llamada revolución industrial.N. ha establece una relación simple y directa entre capitalista progresado mucho respecto a las indicaciones de los y obreros asalariados. en Francia y Estados Unidos a partir de forma de monopolios. con la los primeros decenios del siglo XIX y en Alemania sólo correspondiente extinción virtual de la competencia y en la segunda mitad del mismo siglo. encontramos la de "capitalismo organizado”. XX. se crea una "economía mundo” que sinónimo de sociedad inhumana e injusta.. sobre todo en la época mercantilista. cuya presión se revela eficaz en los representó el momento de transición de una fase momentos críticos de decisión política. fundado en la unidad colectiva de producción de gran escala. con notables consecuencias en el él. la fábrica. c] proceso de primitiva y todavía inmadura del capitalismo —en la concentración económica acompañado de una que el régimen de la pequeña producción precapitalista organización paralela de masa de los trabajadores estaba siendo impregnado por el capital.” clásicos y cuenta con una documentación sistemática e La primera industrialización se produce innovadora que ha abierto nuevos horizontes (baste simultáneamente con una serie de fenómenos que no señalar los estudios sobre c. simple del poder burocrático.4 CAPITALISMO extinción del mercado presentaría el despotismo puro y sobre la base del cambio técnico. tan fuerte que evita caer en simplificaciones. El sistema acoge en su seno sistemas políticos diversos y capitalista. Wallerstein). Desde podrían controlar cada una de las instituciones finales del siglo XIX nacen y se refuerzan las grandes políticas en particular.] y se contemporánea acerca de los orígenes del c. para señalar los Sin subvaluar la contribución determinante que cambios de estructura y de funcionamiento del c. diversificado que. corresponsabiliza de manera creciente en la gestión . más o menos forzado de masas campesinas hacia los La gran discusión sobre la relación histórica entre centros urbanos. del siglo xvi se repropone en clave de consiste en la igualdad de los ciudadanos. formación del proletariado obrero contribuciones recopiladas por ejemplo por S. en forma de poder de influencia.. la libertad y e c o n o m í a m u n d o (I. La investigación historiográfica su propiedad sobre los medios de producción [. y civilización material de podemos subvalorar: aumento de la población. primeros fenómenos de urbanización protestantismo y orígenes del capitalismo (desde los con una rápida transformación de la estratificación viejos estudios de R. fuera del d e l c a p i t a l i s m o (1946) Maurice Dobb sintetiza esta marco político institucional. creciente compromiso del aparato estatal ya Eisenstadt y P. éxodo F. urbano. oligopolios y cárteles. hecho en los estratos crecientes de la población obrera La organización capitalista dispone sus recursos urbana se genera progresivamente un sentido de económicos en un campo de batalla más amplio del que distanciamiento con respecto a tal estado. ganó sus batallas contra los sectores retrasados manos privadas. De heterogeneidad internacional). en una Europa de fronteras organizaciones proletarias para las que "capitalismo” es fluidas del siglo xvi. aunque no llega a falsificar las tesis Este es también el periodo clásico del liberalismo. El c. especialmente en la relación economía. Besnard) of rece un marco muy sea en forma represiva o proteccionista o garante. y retomadas en los años setenta. asentado en sus estructuras económicas de concentra progresivamente empresas y riqueza en fondo. en favor de fuerzas ecofase de la siguiente manera: "La revolución industrial nómicas y sociales. se produce en ocasiones a Rudolf Hilferding y a otros investigadores.

etc.A. que toleran sólo un modesto “competitive 5 fringe”. Todo ello se traduce en imperativos contrastantes. con inmediatos reflejos productivos. intervención y prevención de crisis coyunturales. defensa de los grupos desfavorecidos. el movimiento socialista (R. contemporáneo. Técnicamente muchas de las características anteriormente indicadas hacen su aparición durante la primera guerra mundial y se refuerzan en los años sucesivos. se añade la sistemática intervención del estado en la economía. Los sistemas económicos “mixtos” se caracterizan por la presencia estatal directa (a través de la empresa pública) e indirecta (a través de institutos de coparticipación y de control estatal). etc. avanzado según los estándares liberales clásicos. urbanismo. bajo el signo de la recesión de las teorías keynesianas. con altísima inversión financiera y tecnológica (sector espacial. defensa de la fuerza de trabajo contra la lógica de explotación capitalista indiscriminada (legislaciones sociales) y en general creación de infraestructuras para la reproducción de la fuerza de trabajo (como transportes. el estado había garantizado la reproducción y el funcionamiento del sistema económico. escolarización.) en el que las empresas —sin importar si son privadas o públicas— actúan sin ninguna autonomía. predominan empresas e industrias de alta intensidad de capital. que marcan los confines dentro de los que se mueve el sistema capitalista de régimen democrático: necesidad de crecimiento económico. de armamentos no convencionales. estrategias de reducción de las desigualdades sociales. Por lo demás. llegando a una especie de intervencionismo social que convierte la función estatal de arbitraje (cualquiera que sea su figura institucional) en uno de los elementos decisivos del c. “Sólo en los años treinta. Estas observaciones tienen aquí sólo valor indicativo de la pérdida progresiva de la función central reguladora del mercado en el c. junto con otras mercancías de amplio consumo. No tiene la menor importancia investigar por qué con base en dichos procesos de autoorganización capitalista. también en la fase liberal del c. que se configuran gradualmente en una serie de medidas encaminadas a la reestabilización de una nueva fase capitalista. La "crisis" del c. Actualmente la importancia de las infraestructuras materiales y no materiales (investigación científica) ha llegado a ser decisiva. En el tercer sector los progresos tecnológicos son relativa mente rápidos. forman parte de un mercado gobernado por oligopolios. Esto no significa que a la disminuida función del mercado deba corresponder por parte del estado una planificación programada. organizado. Pero es solamente en los años treinta. balanza de pago. como los armamentos). no tanto con la creación de sectores económicos directamente controlados por él. Sólo después de la afirmación de la política coyuntural anticiclica se pudo hablar de capitalismo organizado desarrollado“ (H. mientras que en el sector competitivo actúan empresas e industrias de alta intensidad de trabajo. pero marginal y dependiente en cuanto a recursos materiales y energéticos primarios. a la organización cada vez más rígida de los mercados de bienes. sino sobre todo con la ampliación del gasto público y el peso determinante para toda la economía de su política crediticia y fiscal y de las estrategias coyunturales en general. etc. se tiende a generalizar un esquema interpretativo de tres sectores: un sector privado de bienes de consumo abierto a la competencia en sentido tradicional. Además el estado tiene la oportunidad de hacer notar su presencia directa en ramas económicas vitales y la posibilidad de dirigir inversiones o facilitarlas en áreas olvidadas por el capitalismo privado. que se integra a la acción estatal o ésta la sustituye. e] el estado asume el papel de garante en el proceso de institucionalización de los conflictos laborales. contemporáneo tiene . En este sector monopólico y estatizado. Al proceso de concentración de las grandes empresas. especialmente de! conflicto industrial entre las grandes organizaciones sindicales y patronales. manteniendo las condiciones de su reproducción. políticas fiscales eficaces y equitativas. asi como el apoyo contra la competencia internacional (para esconder el papel de los gastos improductivos. mientras que en el sector competitivo tradicional son más bien lentos inmediatos. Los confines entre sector privado y sector público son cada vez más confusos. etcétera). ya no se pueden considerar fenómenos anómalos o típicos de economías retrasadas respecto a los modelos del c. de capitales y del trabajo. en el contexto de la gran crisis de 1929. Hilferding) haya deducido erróneamente una anticipación del principio socialista de planificación. convencionalmente considerada hostil a toda estatización. un tercer sector de producción es de exclusivo uso estatal. así como en el que está regulado por los oligopolios. Estas indicaciones generales son suficientes para delinear un proceso que resulta evidente en todos los sistemas capitalistas en el periodo comprendido entre la:» dos guerras. estabilidad de la moneda. Teniendo presente la experiencia norteamericana.< APITALISMO económica. —pero también necesidad de pleno empleo. El estado contemporáneo se limita a menudo a imitar las reglas tradicionales del mercado. estos últimos. la política estatal coyuntural pudo desarrollarse para convertirse en el medio clásico de la lucha económica. cumpliendo unas tareas bien precisas: defensa de los derechos privados de la empresa y adecuación del aparato legislativo a las necesidades expresadas sucesivamente por el desarrollo económico. Estas funciones las encontramos enormemente ampliadas y perfeccionadas en la acción del estado contemporáneo. Winkler).

como crisis de misma lucha de clases se lleva cada vez más al terreno toda la civilización burguesa no es exclusiva de los del presupuesto del estado y del empleo de los recursos movimientos de oposición social y política. expresión de sistema gracias al papel determinante del estado. culto a la violencia —un quasi política de los conflictos salariales.6 CAPITALISMO su expresión en la incapacidad de afrontar al mismo Muchos análisis de la crisis del c. común —indicadores que difícilmente se pueden Toda la cuestión de la crisis del c. con fuertes sensaciones epidérmicas.tiva. encuentra siempre expuesto a nuevas formas de crisis tocios estos fenómenos (y por tanto llamar "crisis del económica cíclica. Napoleoni en E l f u t u r o d e l de un profundo cambio en la estratificación tradicional. sistemáticos nihilistas. a la avanzado se mueve dentro de una crisis del sistema. Ha pasado a públicos ante las demandas sociales. Si pero no ataca las causas de fondo. crisis de motivación y de legitimación. Según capitalista se presenta como un modelo negativo. a la modernización social y política. existen fenómenos que se imputan de las clases y fragmentada su conciencia. Disuelta la identidad compartidos. En realidad en la temática de la crisis del c. el c. La única base de legitimación desde el punto de vista evaluativo. contemporáneo tiempo estos imperativos. crisis de racionalidad administrac. la idea de la crisis del c. a cambio de la pasividad en los procesos de supuestamente armonizado en un universo de valores formación de la voluntad política. Motivaciones. secularización y regreso a lo fundamentales. con la consiguiente inversión de las expectativas. ya sea desde el punto de vista analítico o democracia de masas. grupos. sociales más débiles). filosóficas o de inspiración marxista afrontan estos temas con un pie publicidad. De todos modos tales conductas no se de la controversia (cf. secularización. que tradicciones culturales del c. este último autor. descargando los costos Un diagnóstico crítico de tales dimensiones puede de los mismos sobre la periferia o disolviéndolos de estar al mismo tiempo al servicio de posiciones manera anónima en todo el sistema (inflación. en la acumulación y otro en la legitimación. los textos recopilados por L. o cuando se generan tal. La crisis En el H a n d w ö r t e r b u c h d e r S o z i o l o g i e de del c. ser un motivo de autocrítica de la cultura liberalCon lenguajes diversos. privacidad de los intereses en contra del bien términos muy diversos de los del marxismo histórico. En especial lítico es necesario mantener imputaciones causales la crisis de legitimación se produce "en el momento en distintas. Los fenómenos de disfunción y las patologías que las pretensiones de compensación de acuerdo con sociales vinculadas al desarrollo técnico-industrial no el sistema aumentan con más rapidez que el conjunto son deducibles de la estructura capitalista en cuanto de valores disponibles. y sólo se pueden establecer a partir c a p i t a l i s m o y por C. capiltalismo). Además de una del sistema sigue siendo la Compensación a clases y a latente nostalgia de un mundo precapitalista. con conjunto de antivalores en contraposición a un compromisos que tienen la virtud de inmunizar al idealizado mundo precapitalista. que es más bien carencia o déficit de legitimación. incluso de desequilibrios salariales en perjuicio de los grupos carácter fascista. De este modo se bien no sería incorrecto agrupar bajo el nombre de c. frustraciones individuales y colectivas. autores de inspiración liberal y de se trata sólo de modas literarias. desde el punto de vista ana. como Al mismo tiempo se realiza de forma programada crisis cultural y de civilización coexisten elementos una despolitización difundida bajo el signo de la diversos. que resultado fatal de una verdadera y propia crisis del sustituye la calidad por la cantidad. concentrando la atención en problemas VI TEMAS DE LA CRISIS DLL CAPITALISMO”. aunque actualmente se presente en sagrado. desplazan el eje desde la estructura económica a la sociocultural. irracionalistas o reaccionarias. distinta y separadamente al industrialismo. que culmina en los años veinte y treinta. capitalismo se identificó como el factor calificativo de expectativas." a su patología común). además de opciones burguesa. contemporáneo se sustrae al sinónimo de destrucción de todo valor auténtico. La Sin embargo. la solución consumismo desenfrenado. La incompatibilidad y eclecticismo de ideologías y valores: doctrina marxista ha hecho de ella uno de sus temas pérdida de sentido. crisis prácticas y políticas progresistas o de posiciones permanente de las finanzas estatales. Esta crisis. sino que se encuentran también en sistemas expectativas imposibles de satisfacer con declaradamente anticapitalistas. desde el punto de integrar (y menos cuantificar) en esquemas de conducvista marxista se nos aparece hoy marcada con el signo ta unívocos. da lugar ." (Daniel Bell) y para otros recopila las contribuciones de los científicos sociales en una cadena de patologías entre las que la "crisis de más eminentes de su tiempo). el c. la expansión del aparato administrativo. centro de los conflictos de clase. compensaciones conformes al sistema". No políticas diversas. el "estilo de vida" legitimación" es la figura más fuerte (Habermas). obsesión por el éxito. se expresa entonces para unos en forma de "con1931 (bajo la dirección de Alfred Vierkandt. Desde que el de integración social y de consenso. nuestra civilización se está hablando de su crisis. pueden deducir de la contradicción de principio entre Colletti en E l m a r x i s m o y e l " d e r r u m b e ” d e l capital y trabajo.

. En una continuo dinamismo. examinando el c.Por ejemplo. la cual es una sola cosa con el presente —a pesar de lodos los síntomas de crisis— en modo de funcionar de las sociedades contemporáneas. en el nivel analitico. cionales entre la acción económica y la acción política. o al menos de su aquella “arquitectura de la estabilidad“ que está articulación concreta. que son insustituibles para el “acción concertada“ alemana o los intentos de pacto mantenimiento del mismo sistema. procesos económicos. conjunto complejo y mudable de combinaciones. productividad. capitalista y política democrática es necesario Los modelos del "c. Ch. . El corporativismo es evidentemente uno de los contemporáneo nos la ofrecen los modelos modelos posibles de realización. tanto en el campo constituye entre los grandes protagonistas del proceso marxista como en el liberal-burgués. Los bienes ca. Otra óptica para Maier). etcétera. que al golpear a una de las dos en su funcionamiento concreto dan lugar a un parles amenazaría la estabilidad global del sistema.< APITALISMO 7 a patologías sociales siempre nuevas y nunca resueltas los sistemas capitalistas contemporáneos y que fue del todo. entendido o removido el cual se quasi colegiada del desarrollo. tienen la capitalista: empresarios. que Sobre esta escala de máximo o mínimo en cuanto a integra también factores “no capitalistas“ (sobre todo corporativismo existen muchas variantes —desde la de naturaleza cultural). En términos minimalistas los sistema. protagonistas organizados del sistema. o para la corrección de sus distorsiones — corporativismo puede funcionar como canal de legiti. ni para proponer. la autodisciplina en el trabajo. Sin embargo. corporativo" establecen el núcleo mantener abiertas diversas estrategias conceptuales. etc. El c.S. Ciertamente el c. exhaustiva y conclusiva del c.pretensión o la ilusión de establecer la “esencia" ( d a s nos maximalistas estos tres actores sociales se We s e n ) del c. de este intercambio en una relación especial que se Muchos análisis tradicionales. Es aplicable en ciertos sistemas y no en otros. VII TEMAS DEL "CAPITALISMO CORPORATIVO". ocupación. autoridad" que se referían al consenso con el sistema Para definir correctamente la relación entre mercado político. que reproduce una ser resolutiva ni para llegar a una definición inequívológica de mercado s u i g e n e r i s . de la relación entre mercado y política presencia del estado y del sector público en los del c. asignando al estado el entendería o cambiaría radicalmente la estructura del papel de garante político.escondiendo las perspectivas de su superación.. demanda una constante perspectiva histórica puede ser un factor importante de redefinición de sus elementos. que altera los equilibrios tradi. Los mismos empresarios se convierten de instaura un "intercambio político" entre los grandes hecho en una especie de funcionarios públicos. En este caso las reglas del intercambio formalmente negociables en la lógica del mercado político están netamente en favor de las empresas capitalista tradicional —o sea los llamados "bienes de capitalistas y en contra de los otros grupos sociales. sindicatos y estado. De esta manera el del c. anticipada en los años veinte cuando se hablaba de “refundamentación de la Europa burguesa” (C. que la relación trabajo-capital siga siendo la relación En el c. mación de un sistema capitalista modificado de hecho precisamente porque es una “relación social“ en en algunos de sus mecanismos decisionales. Lindblom. En térmi. norteamericano. sino también formas soluciones seguras para la optimización de los recursos de lealtad y de consenso político. llamado por él "planificación" por ejemplo). inversiones. En dicho sustrayendo del control democrático importantes intercambio se trata sobre "bienes" que no eran decisiones. Pero opciones unilaterales. está caracterizado por tres actores admiten la necesidad negativa de no hacer algunas constantes que pueden ser identificadas. constata más bien la posición Tal presencia sin embargo no llega a introducir privilegiada del “sistema de empresas" respecto al elementos de una racionalidad distinta (como la sistema democrático de control. sino que simplemente “poliárquico". y por tanto de "corporativos". —como el punto de apoyo de declaran positivamente interesados en una gestión Arquimedes. social inglés hasta el rechazo formal de todo acuerdo Esta constatación no está en contra del hecho de aun en condiciones de corporativismo rastrero. recomponer los indicadores centrales y críticos del c. negociados no son solamente salarios. esta importancia no parece relación entre política y economía. También ellos arrancan de la multiforme interpretación. en el nivel práctico y politico. corporativo se instaura una peculiar central del c.