Está en la página 1de 7

El título injusto

El   CC   no   define   cual   es   el   título   injusto,   sólo   se
indica   en   el   art.   704   cuatro   especies   de   títulos
injustos. 
En general se dan dos conceptos por la doctrina.
1. Son   aquellos   que   no   tienen   valor   respecto   a   la
persona   a   quien   se   refiere,   o   adolecen   de   vicios   o
defectos.
2. Es   el   falsificado,   el   conferido   por   una   persona
asumiendo   una   calidad   que   no   tiene,   el   nulo   y   el
meramente   putativo.   Concepto   que   es   meramente
enumerativo.

Examen del art. 704.
1. No es justo título el falsificado. 
Esto es, el que no ha sido otorgado por la persona
que se pretende.
Dentro de la falsedad existen tres tipos:
a. La falsificación del título propiamente tal. Que
consiste   en   que   no   corresponde   a   la   realidad,
como con timbres robados de una notaria.
b. La falsedad material. Es alterar el contenido de
un título existente. Como en una escritura donde
se borra arrendamiento y se escribe compraventa.
c. La falsedad intelectual o falta de autenticidad.
Aquella   en   que   son   falsas   las   declaraciones
contenidas en el título. 

La   doctrina   y   la   jurisprudencia   considera   que   son
títulos   injustos   los   dos   primeros   (falsificación
del   título   y   falsedad   material),   porque   hay   una

  evidentemente).   es   tradición   de   cosa propia.intervención   material   en   un   título   para   hacerlo parecer lo que no es. 3.   que   vale. Si así lo hace otorga un título injusto. en ambos casos (638 y 1815) se gana   la   posesión. reforzado por el 678 Pero   si   la   persona   actúa   así   en   su   nombre   (dueño que   se   pretende   mandatario.   intensión   del   transferir.   como   la enajenación   que   debiendo   ser   autorizada   por   un .   sobre   la   venta   de   cosa   ajena. se extiende al mandatario en conformidad con el art. Esto se justifica en el   hecho   de   que   ni   aún   podría   concurrir   lo dispuesto   en   los   artículos   683   y   1815.  El   que   otorga   el   título   se   atribuye   el   título   de mandatario por quien supuestamente actúa.   el   título   es justo como si el que se pretende mandatario se da por   dueño   (porque   es   tradición   de   cosa   ajena.   que vale. además.  basándose en   el   art. será. 671 1° y 4°. O sea.   la   ley considera   título   injusto   a   aquel   que   se   otorga   en una calidad que no existe en la realidad.   1815.  2.   porque   el que   se   arroga   la   calidad   de   representante. porque el contenido de la declaración no se ajusta a la realidad.  La falsedad intelectual es título justo.   de   contar   con   buena   fe inicial.   y   lo que se dice de este.   porque   no   hubo   por parte   del   titular. regular (702. como hemos visto).   en   los hechos. Por   la   misma   razón   que   en   el   falsificado. pero   en   virtud   del   artículo   683.   no   representa   a   nadie.   el   adquirente cuenta   con   el   derecho   a   ganar   la   cosa   por prescripción. El   que   adolece   de   un   vicio   de   nulidad.2°). El   conferido   por   una   persona   en   calidad   de mandatario o representante legal sin serlo. lo que  impide que se pueda enajenar lo que no existe para el que pretende que así es.   la   que.

 Por ejemplo el conferido por el heredero que no es el verdadero heredero. Los terceros pueden alegar la nulidad relativa   para   los   efectos   de   descalificar   el título.  Una   situación   particular   se   ve   en   el   caso   del heredero aparente. El   número   tres. Es aquel que se otorga por una persona en virtud de una calidad que no tiene. y que si el vicio es de   nulidad   relativa   con   mayor   razón   es   injusto   el que es nulo absolutamente. Como el heredero aparente que en realidad no lo es o el legatario en virtud de un testamento que fue posteriormente revocado. y que si tiene un . pero esta doctrina no prosperó   (como   veremos   a   al   final   de   los   títulos injustos).   no   lo ha sido.   entonces.   se   refiere   a   ambas nulidades. Sin   embargo.representante   legal   o   por   decreto   judicial. dados los ejemplos que contiene la norma y por lo expresado en el artículo 705. El título meramente putativo. 4.   han   considerado   que   el   título injusto   es   comprensivo   de   toda   nulidad. Este número ha presentado dudas en cuanto a que se ha tratado de establecer a que nulidades alcanza. Para   que   el   título   sea   injusto   basta   que   adolezca de un vicio. Supongamos   la   sucesión   en   que   fallece   una   persona sin ascendientes y descendientes. La   doctrina   clásica   consideraba   que   es   título injusto   aún   el   que   adolece   de   nulidad   relativa. Descansa en un error en cuanto a la titularidad de la persona que lo otorga.   que   el ejemplo no limita su alcance.   la   doctrina   moderna   y   la jurisprudencia.

  en resumen.   el título será justo. lealtad y probidad en los actos y hechos jurídicos de una persona. Es la conciencia que una persona tiene. honradez. El   sobrino   pide   la   posesión   efectiva   pero   aparece el hijo matrimonial  Si el sobrino ha vendido los bienes de la sucesión su   titulo   será   injusto.   a   menos   que. Esta   buena   fe   aparece   como   relevante   cuando   se han   producido   adquisiciones   de   derechos   que descansan   en   un   error   o   desconocimiento   de   la verdad. en este caso. 10   años   contados   desde   la   celebración   del   acto   o contrato ­mas bien se extingue la acción de nulidad­) a) Debe existir buena fe. Dos aspectos comprende la buena fe en el Derecho: ­ La buena fe creencia ­ La buena fe probidad a.   705   se   refiere   al   saneamiento   de   la   nulidad relativa. Es la conciencia de actuar con legitimidad. El   art.   exento   de   vicios.(porque   la   nulidad   absoluta   sólo   puede sanearse por el transcurso del tiempo.   se   le   haya otorgado la posesión efectiva por decreto judicial o   resolución   administrativa. Buena fe creencia.   caso   en   el   cual. .   sin   fraude.sobrino pero se desconoce a un hijo no matrimonial.  de   haber   ganado   una   posesión   o   calidad jurídica sin mala intención.   de  haber     actuado    (preterito)  por   medios legítimos.

  Consiste   en   la   convicción   de actuar  (presente)  por medios legítimos. La teoría de la buena fe probidad se vincula a la teoría   de   la  imprevisión.  Es   decir. b.  La   buena   fe   en   la   posesión   recoge   estos   conceptos generales en el art.   y   ejercer   los   derechos   sin   la intención de perjudicar.  Al haber error queda en calidad de poseedor de buena fe si lo desconocía.  manteniendo   en   su   favor   una situación   exterior   conocida   como   legítima  aun cuando   existan   vicios   o   defectos   o   falta   de legitimidad verdadera. inciso primero. El concepto de la buena fe de la posesión supone la existencia   del  desconocimiento   de   un   elemento   de legitimidad que falta al adquirir la posesión. porque si no hubiera ese error el   adquirente   sería   dueño. Buena   fe   probidad. . es menester que  también esté de buena fe. 706.Se vincula a la posesión para mejorar  su calidad jurídica.   la   buena   fe   en   la   posesión   supone   la existencia de un error. a la ejecución de los contratos. Para que los terceros estén sujetos a esta protección. sin fraude ni   otros   vicios. sirve de fundamento para la teoría de la apariencia y a la doctrina de los actos propios. La doctrina de la apariencia consiste en proteger a   los   terceros.   no   interesa   siquiera   la posesión.   a   los   límites   del   abuso del derecho. etc.

 706.   no   afecta   la   prescripción adquisitiva ordinaria que esté corriendo. final). Art 8°. salvo que la ley establezca la presunción contraria. El cambio de la buena fe en mala fe no afecta la posesión   regular. descuido grave de la persona que lo padece.   Es   el   error excusable. La   presunción   de   la   buena   fe   corresponde   a   un principio general del Derecho. El   error   en   materia   de   derecho  es   una   presunción   de mala fe que no admite prueba en contrario.   pero   la   jurisprudencia   de   la   CS   desde   el año   1933   ha   señalado   que   esta   presunción   no   está circunscrita   sólo   a   la   posesión.   Esta   fue   la   tesis   que   rechazó   la   Corte Suprema. Puede perderse posteriormente la buena fe. Se   había   sostenido   antes   que   la   presunción   por estar   ubicada   en   materia   particular   del   código   sólo regía en esta materia.No todo error posibilita la buena fe en la posesión. (art. La buena fe debe  existir  al momento de adquiriese la posesión. . afecta a los frutos  pues   el   poseedor   hace   suyos   los   frutos percibidos mientras estuvo de buena fe. y en los demás casos había que probarla. debe tratarse de una buena fe inicial. El error que no implique culpa lata. debe   tratarse   de   un   error   justo.   Y   resulta   afirmarlo   por   la   presunción   de derecho del conocimiento de la ley. La buena fe se presume.   es   de   aplicación general en el Derecho privado. como el caso del comprador que llega   a conocer con posterioridad que la   cosa   era   ajena   pero   sigue   teniendo   la   posesión regular.  Se presume en materia posesoria. el error en que puede incurrir una persona normal.

La presunción de tradición del art.La   mala   fe   y   el   dolo  no   se   presumen. la excepciona. b) La tradición.   94   N°6. deben probarse. ­ Art. 706 inciso final. no a los inmuebles. 2510 regla 3ª. respecto de los inmuebles. justamente. .   haberse   conocido   y   ocultado   la verdadera muerte del desaparecido o su existencia. o sea.   situación que procede.  salva   la excepción ya vista. se aplica sólo a la  posesión de las cosas muebles. Es   un   requisito   eventual   que   sólo   tiene   lugar cuando el título es traslaticio de dominio. 702. ­ Art. se presume la mala fe en 3 casos:  ­ Art. cuando establece que  no procede dicha presunción.    Excepcional  mente. en  la  existencia de un título de mera tenencia.   cuando   la   tradición   “haya   debido efectuarse   por   la   inscripción   del   título”. final. si el título invocado es traslaticio de dominio. por lo tanto. Esto se deduce de la parte final –y por lo   que   ya   hemos   aprendido   respecto   de   la   función   e importancia de la inscripción de los bienes raíces y de los derechos reales constituidos en ellos­.