Está en la página 1de 3

La preservación de nuestros ríos y arroyos

Mejorar el presente,
asegurar el futuro
Rafael Arocena || Guillermo Chalar Investigadores*

El estado de los ríos uruguayos
Los uruguayos en general somos cada vez
más conscientes de la necesidad de cuidar
nuestros recursos naturales: el suelo, el agua
y la biodiversidad. Ellos tienen un rol preponderante en la producción nacional, y su preservación es fundamental para la subsistencia y
bienestar tanto de nuestra generación como
de las próximas.
Pero además de este aspecto productivo,
estos recursos naturales importan por su
rol ecológico en los ciclos naturales de los
materiales, incluyendo el agua. En particular
los ríos y arroyos tanto pueden mantener una
alta biodiversidad (peces, plantas, moluscos e
insectos) o proveer de agua potable o para la
recreación, como ser potenciales transmisores
de enfermedades (cólera, disentería, hepatitis) y contaminantes (nutrientes, metales
pesados, químicos persistentes).
Es un lugar común decir que nuestro
territorio está bien regado y drenado por una
extensa red fluvial, por lo tanto parecería que
los uruguayos no tenemos problemas con el
agua. Sin embargo algunos acontecimientos
de los últimos años se han encargado de desmentir tales mitos.
Los efectos a veces catastróficos de las
inundaciones y sequías son bien conocidos

* Departamento de Ecología. Facultad de Ciencias, Universidad de la República.

210

por todos los uruguayos. Pero además de
la cantidad de agua, está el problema de su
calidad. Ésta es considerada prístina por la
mayoría de la gente. Aunque son muchos los
arroyos que cerca de las ciudades y pueblos
presentan evidentes signos de deterioro,
suelen considerarse como casos aislados e
inevitables. Si bien los efectos más visibles y
desagradables de estas fuentes puntuales de
contaminación generalmente no se extienden
más allá de unos cientos de metros, otras secuelas no tan evidentes pueden llegar mucho
más lejos, y sumarse a las de otros cursos de
agua con similares problemas.
Últimamente se ha visto no sólo que los
problemas locales eran menos restringidos de
lo que se pensaba, sino que hay además otro
tipo de contaminación, llamada «difusa», por
oposición al carácter puntual de la antes mencionada. La contaminación difusa llega al río a
través de sus orillas, debido a que se genera
en su cuenca y no en un punto determinado,
como una fábrica, casa o población. La causa
de la misma suele estar relacionada con el
uso de la tierra en la producción agropecuaria,
aunque otras actividades como la minería, el
turismo y la urbanización pueden tener su
importancia local.

Ambiente fluvial muy alterado por las
actividades humanas.
Se nota el agua turbia cargada de
sedimentos, las barrancas erosionadas y el
monte ribereño muy reducido y dominado por
especies exóticas. Un investigador toma nota
de sus observaciones en el arroyo
Las Piedras, Montevideo, Canelones.

¿Qué nos dice la ecología fluvial?
El impacto de la contaminación en los ríos
depende de sus características, por lo que
comprenderlas a cabalidad es fundamental

| A lmana q ue 2 0 1 0

211

| A lmana q ue 2 0 1 0

o la proliferación de algas tóxicas. especialmente los grandes que en el país son más de un centenar. fondo. como su alto consumo de agua y el aumento de la acidez de los suelos. sus orillas y | A lmana q ue 2 0 1 0 Calidad de agua y calidad ecológica El concepto tradicional de calidad de agua se refiere a su utilidad como sustancia. Entre los segundos: 5) represas. En la actividad lechera se ha visto que el mal manejo de los efluentes es uno de los factores que provocan mayor deterioro ambiental al producir aumento de turbidez. pero al aumentar la velocidad del agua se incrementa la erosión del canal. lo cual termina disminuyendo la biodiversidad del sistema. constituyen la alteración más drástica.ca/AAFC-AAC para adoptar las medidas adecuadas para preservarlos. Las hay muy extensas. La ciencia que estudia estos procesos es la ecología fluvial. Del mismo modo. y la vegetación acuática. como la descomposición bacteriana. problemas estéticos como los cambios de color y aparición de olor y espumas. No menos importante son los procesos biológicos. evitando que lleguen al curso de agua y protegiendo así la vida acuática y la calidad del agua. etc. trasladando el problema aguas abajo. El agua que corre por el suelo se junta en canales. determinarán las propiedades del agua y sus organismos. Su parte más cercana al río es la zona ribereña. También se han señalado efectos ambientales de la forestación. A ambos lados de los canales suele desarrollarse una planicie de inundación que tiene un importante rol ecológico e hidrológico como amortiguador de crecidas y sequías. Finalmente. que convierte en acuáticos sistemas antes terres- | A lmana q ue 2 0 1 0 . 6) desecación de bañados. La erosión o pérdida de suelo aporta sólidos. La agricultura incrementa la erosión y también aporta plaguicidas y fertilizantes. 2) agrícola.Variaciones naturales del nivel de agua en un mismo arroyo: a la izquierda durante una época de estiaje y a la derecha durante una crecida del arroyo La Pedrera. que modificó drásticamente los grandes pastizales y tupidos montes que cubrían el territorio. Los disturbios en las vías de agua van desde la rectificación y consolidación de sus orillas hasta la construcción de embalses y tajamares. químico y biológico. que de llegar en grandes cantidades al agua provocan su eutrofización. Se muestran los principales tipos de contaminación y disturbio. Las consecuencias son el agotamiento del oxígeno con la consiguiente 213 muerte de peces y demás organismos. riego. que a su vez pueden agruparse para formar una mayor. Muchos montes en galería han quedado bajo agua por la construcción de represas. que es un sistema complejo por la cantidad de componentes e interrelaciones que lo integran. 7) canalización de ríos y 8) tala del monte ribereño. ya sea para consumo humano o animal. los sistemas de irrigación mediante bombas o por gravedad a través de canales producen cambios en la disponibilidad de agua que no son tolerados por los organismos. el consumo alimenticio. 212 tanto en condiciones naturales o debido a las actividades humanas que en ella se desarrollan. 3) ganadera y 4) industrial. recreación. La desecación de bañados es otro disturbio generalizado. la respiración de los organismos acuáticos o el proceso opuesto de fotosíntesis por plantas y algas. La calidad ecológica de un río es un concepto más amplio y hace referencia al estado de todo el sistema. Entre los primeros figuran la sedimentación de partículas en el fondo. Entre los primeros: 1) contaminación urbana. la forma de los canales. generalmente poblada por un monte en galería o por bañados. Florida. La cuenca de un río es toda el área desde donde el agua de lluvia escurre hacia él. Lo primero. en su mayoría con fines de riego. desde la cuenca hasta el curso y sus partes constituyentes. Los fertilizantes aportan nitrógeno y fósforo. En nuestro país el primer gran disturbio comenzó hace siglos con la introducción de la ganadería. Esquema de una cuenca hidrográfica o de drenaje de un río. según la cual la cuenca de un río determina en buena medida las características del mismo. precipitación. llevando su toxicidad a los ríos. materia orgánica y nutrientes a los cuerpos de agua. combinación u otras. Estos procesos ocurren en el río. uso industrial. la dilución de las sustancias disueltas en un efluente líquido o el transporte aguas abajo por la corriente. o han sido talados para extraer madera y aumentar el área agrícola y ganadera. que transforma un ambiente acuático en otro terrestre. nutrientes. como la del río Amazonas y la del río Uruguay.gc. Los procesos que intervienen en la respuesta del río a la contaminación son de carácter físico. es decir un aumento de algas o plantas acuáticas. o tan chicas como la de cualquier pequeño arroyo o cañada. Los embalses por su parte. demanda de oxígeno y crecimiento de algas en los arroyos donde se vierten. Esta zona puede retener grandes cantidades de nutrientes y sedimentos. Modificado de Agriculture and Agri-Food Canada: http://www4.agr. al igual que el dragado. entre otros. además de privar a la zona ribereña de los pulsos de inundación que la enriquecen y mantienen. como su oxidación. que se unen a otros canales formando una red fluvial. Los procesos químicos son los que modifican la composición o estructura molecular de las sustancias. procura evitar las inundaciones. Los fungicidas e insecticidas son muy empleados en el cultivo de frutas y hortalizas.

Sin embargo. Un sistema nacional de monitoreo debe incluir parámetros físicos y químicos. tres. aunque en este caso se trate de intervenir a favor de dicho funcionamiento con el propósito de preservar estos valiosos recursos naturales. el procesamiento natural de las formas de materia o energía que hayan ingresado en ellos alterando su equilibrio. Por último queda el recurso de la restauración de los sistemas muy deteriorados. y el cercado de los cursos de agua para impedir el acceso directo de los animales. San Ramón. el reciclado de los desechos animales y de otro tipo. disminuyen el caudal aguas abajo de las represas. incapaces de recuperar por sí mismos las mínimas condiciones de calidad ecológica. Entre las medidas que deberían considerarse para el cuidado de los sistemas fluviales están el tratamiento completo de todos los efluentes. Esto es producido incluso por los numerosos tajamares que han convertido a muchos arroyos en una sucesión de grandes charcos aislados. De la preservación a la restauración El cuidado de nuestros ríos y arroyos comienza por su justa valoración como recursos naturales y ambientales por parte de todos los uruguayos. y en lagos lo que antes eran ríos. así como indicadores biológicos que integren las 214 alteraciones relevantes del sistema reflejando sus efectos directos. o alteran su ritmo de periódicas crecientes y bajantes. Canelones. Si bien hay normas para su preservación y gestión. Pero además interrumpen la migración de peces. ni mucho menos controladas. en ruta 6. que permita conciliar los objetivos de conservación con los de desarrollo económico. el mantenimiento o reconstrucción de montes o humedales ribereños. Río Santa Lucía. muchas cosas quedan por hacer —o dejar de hacer— antes de llegar a esta nueva forma de intervención humana en el funcionamiento de los sistemas naturales. En Uruguay no existe información sistematizada sobre la calidad del agua. Por último se encuentran los vertidos puntuales o difusos ya mencionados y en general más conocidos por todos. Se trata de aprovechar y aumentar las potencialidades de autodepuración de los ríos. n | A lmana q ue 2 0 1 0 .Perjuicios causados por una crecida debido a la ocupación incorrecta de su planicie de inundación. Es imprescindible una evaluación permanente de la misma. la utilización de insumos agropecuarios con menor contenido de nutrientes. éstas no suelen ser muy conocidas.