Está en la página 1de 3

ANTECEDENTE

PARAGUANÁ

DE

LOS

SISTEMAS

DE

ABASTECIMIENTO

EN

La historia de lo que la actualidad es Paraguaná en el ámbito de los sistemas de
abastecimiento de agua se remonta a la época prehispánica, donde el pueblo aborigen
habitante de estas tierras, los caquetíos, basaba su subsistencia en la recolección y pesca
de especies marinas, a través de las cuales podían tener acceso a una fuente abundante
de alimentos. Esta etnia también practicaba como actividad económica la explotación de
las salinas, la cual fortalecía a su vez a la pesca, ya que, mediante el uso de las mismas
se lograba conservar el pescado. Ello influyó sobre el comercio de este producto hacia
el interior del territorio caquetío.
Los llamados dabajuroides, provenientes de la hoya del Lago de Maracaibo, aportaron a
esta región su cultura alfarera. Una vez llegados a estas costas formaron con los que
aquí habitaban una nueva y más compleja cultura, donde destacó el manejo del barro.
Hay bases de distintas formas y abundan el borde hueco-sonajero y las asas verticales a
modo de «ojos». Esta alfarería se asocia, en su mayoría, al almacenamiento de
alimentos, agua y otros líquidos.
Para el momento del arribo de los europeos, los caquetíos de Coro y Paraguaná habían
evolucionado hacia comunidades centro nucleares simples, plenamente sedentarias, con
cultura agroalfarera y cierto nivel de complejidad. Su agricultura utilizaba sistemas de
riego y el grano básico era el maíz. Para los caquetíos ubicados en el plano costero la
pesca era una actividad esencial. Otras actividades fueron la fabricación de alfarería,
además de la cestería, tejidos de algodón y fibra de palma, canoas y adornos corporales
hechos en base a materiales como conchas marinas de diversos tamaños y colores, oro,
tiras de algodón y plumas de aves; de los cuales Titus Neukomm hijo prolija descripción
en su carta del año 1535.
El cultivo del maíz y otros productos como la batata, yuca, algodón y ají, fue apoyado
por sistemas de captación de lluvia, los llamados jagüeyes o bucos; y de riego, como las
acequias del río Coro, considerado otro rasgo andino de cultura y reportados en el siglo
XVI por el obispo Ballesteros, quien escribió: “Los indios antiguamente, tenían hecha
una represa que ellos llaman buco, a una legua del río arriba que lo atraviesa, y en
frente de la represa, sacada una acequia del largo de dos leguas y que en partes llevaba
de hondo dos estados, por donde el agua del río se lleva a la ciudad de Coro y se
riegan gran cantidad de tierras...”. Este buco estuvo en funcionamiento por largo
tiempo, incluso en 1550, el mismo Obispo Ballesteros, “pedía el envío de 30 esclavos
negros para que trabajasen en la limpieza y reparación del buco y de la acequia, pues
así podría la ciudad seguir existiendo” (Hidroven, s/f).
Con la nueva jerarquización social y el desarrollo de una sociedad desigual, como
consecuencia de la conquista y colonización del territorio, el acceso a los recursos
imprescindibles de la vida lo poseía la élite, conformada principalmente por los
españoles y blancos criollos, denominados mantuanos. Estos poseían el derecho sobre la

pues era la forma más fácil de captar agua. la escasez de agua llevaba a la necesidad de “robarla” (De Lima. Esta distribución marcaba. el compás del abastecimiento y distribución del agua. los centros poblados construidos por los mantuanos se encontraban cerca de fuentes de agua. utilizando sistemas de acequias o ductos. A su vez. se debía tomar el agua directamente de los lejanos cursos de los ríos que fueran propiedad de algún mantuano. mulatos y negros. órgano de poder del Estado colonial. el acueducto de La Vela de Coro. cuando se decreta la creación del acueducto en Pueblo Nuevo. a su vez. para así obtener y distribuir un agua sin tantas impurezas y más amplia y más limpia a la población. la Catedral. Por esta razón. de lo contrario. zambos. El mismo consistía en un sistema de acequias de mampostería. Años después. fue en 1675 cuando fue llevado a cabo la construcción del primer acueducto en Venezuela. se comienza a construir en Caracas uno de los primeros sistemas hidráulicos de los que se tiene noticia. tal como acordaría el Cabildo de Caracas. Estas podían ser circulares o cuadradas. Siendo esto. es puesta en ejecución en el año 1874. mientras que es el 6 de julio de 1925. Mientras que en sus alrededores se encontraban los barrios periféricos (Cunill. los cuales constituían el sector de mayor importancia con las calles empedradas. pertenecientes a los mantuanos. como ejemplo de los nuevos constructivos impuestos culturalmente. constituidas de piedra o ladrillo y siempre ubicadas en partes elevadas para distribuir el líquido por gravedad. ya en el gobierno de Antonio Leocadio Guzmán Blanco. el cual resulta . Los demás pobladores de la sociedad. siendo estos por lo general en tiempos de la colonia. Dado el crecimiento de la población. 2012). cuya tecnología provenía de los romanos. donde en algunos casos se instalaba el mercado. unidos con un mortero de cal. 1987). estas cajas de agua podían decantar los sedimentos. entre otros. Este acueducto sustituiría el viejo sistema de las acequias abiertas con un sistema más eficaz de distribución y transporte de agua. quienes exhibían sus escudos en las fachadas de sus viviendas. llevar a cabo la construcción de la primera caja de agua. abasteciendo así a la población que continuaba creciendo al paso de los años. conformados por una ciudad nuclearizada por una Plaza Mayor y los principales edificios públicos . como el Ayuntamiento. que permitiría resolver el déficit de agua debido al insuficiente sistema que se tenía. la mayoría pertenecientes a otros grupos étnicos. Allí se encontraban las residencias de las familias más importantes. entre ellos indígenas. tenían que conformarse con lejanas y apartadas corrientes naturales de lagunas que no fuesen propiedad de la minoría privilegiada. personajes que traían el agua en los lomos de mulas o burros y la vendían a quienes podían pagar este servicio. 2007). constituidas por un muro de contención. el cual poseía tubos de barro cocido. como Condes o Marqueses. Estos indicios de comienzos en el área de distribución y abastecimiento se consolidan el 3 de octubre de 1573. Al igual que los poblados indígenas. el Palacio Episcopal y la Casa de la Real Audiencia. basados en el modelo y mecanismos de distribución europeos (Sanoja & Vargas.mayoría de las fuentes de agua a lo largo del territorio. para luego en 1580. que sólo era medianamente contrarrestado por los aguadores. algunas veces.

Puerta sur de Pueblo Nuevo.” Diez días después.ser el primero en la Península. hijo de Don Carlos Sierraalta y de Doña Domitila Sierraalta De León. el Gral. disponiéndose allí que se dotara “. o club de Pueblo Nuevo. Fotografía de esta plaza de la pila de Pueblo Nuevo aparece en la Guía de Venezuela de F. quien como ya fue mencionado. además de proporcionar la propia quebrada fertilidad a la fundación agrícola que allí se desarrolló. el contenido del periódico coriano El Día. Romero al Concejo Municipal del Distrito Falcón.. que fuera después el Centro Social y Cultural Paraguaná. de fecha lunes 6 de julio de 1925. presidido por Milcíades Romero de un jagüey y un aljibe cercanos al fundo Amparo. Este último es proyectado a partir de la venta por parte de Pedro E.a la población de Pueblo Nuevo de un molino que tenga capacidad suficiente para extraer el agua del aljibe adquirido por la Municipalidad. (s/f)). Desde Amparo. fue quien ejecutó la venta que daría el acceso comunal a los recursos contenidos en el fundo. Amparo. el agua llegaba por tuberías hasta la llamada Plaza de la Pila en el centro de Pueblo Nuevo. cumpliendo fielmente la promesa que nos hiciera en su visita a esta Península ha dotado a esta población de un acueducto”. anteriormente llamado Titirijí. lo cual se expresó en la abundancia de siembras en sus conucos y huertas (López.” Asimismo. Argenis Asuaje.. (s/f)). se ordena construir “una caja de agua de capacidad suficiente para con ella surtir la tubería que debe llevar el agua a la población de Pueblo Nuevo. el periódico señalaba que fue “adquirido el “Jagüei de Amparo” por la Ilustre Municipalidad de este Distrito. para que los mismos sirvieran de surtidores de agua a Pueblo Nuevo. La quebrada de Amparo es uno de los lugares referenciales de mayor nombradía en la Península de Paraguaná. frente a la casa del General Juan Naranjo. Señala López (s/f) en su escrito. de la cual se surtían los habitantes de la localidad. . queda en una hondonada de gran importancia por la localización de acuíferos en sus suelos. Amparo perteneció para finales del siglo diecinueve a Don Pedro Sierraalta Tinoco. Siendo luego ejecutado la venta del fundo a Pedro Erasmo Sierralta. quien sería el presidente del Estado Falcón entre los años 1925 y 1929. y hermano del destacado caudillo paraguanero General Juan Sierraalta Tinoco. y es reproducida en 1971 por Alí Brett Martínez en Aquella Paraguaná (López. donde aparecen varios decretos de obras del General Argenis Asuaje. muy digno presidente de este Estado. De acuerdo a testimonios orales y a lo aportado por Rodrigo Rodríguez Hidalgo en su Geopolítica de un Pueblo Nuevo. Benet.

Intereses relacionados