Está en la página 1de 25

Informe

:
Censura Previa a magistrados
de la Corte Superior de Justicia del Cuzco
y a otro abogado
I.

Hechos

1) El 23.1.2016 el Magistrado Fernando Murillo Flores, habitual
colaborador del Diario del Cuzco -actual Diario Judicial de la
Región- envió a este medio el artículo “Preguntas de un obrero
que lee”, en el cual criticaba a la gestión de la presidenta
Grossmann en los términos siguientes:
He tomado conocimiento de una decisión que
retirará un asistente de los dos que tiene un
Despacho Judicial de Juez Superior en la Segunda
Sala Laboral de la Corte Superior de Justicia de
Cusco (doy testimonio que el año pasado y el anteaño
nadie pregunto
cómo
estábamos
trabajando,
si
necesitábamos algo o sencillamente si aún respirábamos.
Ya termina enero y la historia se va repitiendo) y
sinceramente creo que es una pésima decisión que
sólo se explica por no tener el más mínimo
conocimiento de lo que es un Gerente. Lo aprendí en
un PEE en ESAN (1998) “Gerente es quien logra resultados
a través de la acción de otras personas a quienes les
brinda las condiciones necesarias para lograrlos” simple,
¿verdad? muy simple. (destacado añadido)
El
artículo
fue
enviado
a
los
correos
electrónicos
“diariocusco@gmail” y “diariocusco.justicia@gmail”, tal y como
consta en la evidencia:

Página 1 de 25

2) El 25.1.2016 el artículo fue publicado en el Diario del Cuzco:

Ese mismo día, por la noche, Murillo Flores recibió un correo
remitido desde la dirección de la administradora del Diario del
Cuzco, Luz Espinoza, en el que se le indicaba textualmente que de
ahora en adelante sus artículos de opinión iban a tener que ser
enviados previamente al área de imagen institucional de la
Corte por orden expresa de la Presidente de la Corte
Superior del Cuzco, Dra. Elizabeth (Grossmann)de modo que
se coordinase con este órgano administrativo antes de su
publicación:

Página 2 de 25

3) Esto motivó que el día 28.1.2016 el magistrado Murillo Flores
remitiese una carta a la Presidenta de la Corte del Cuzco
solicitando levantar el mecanismo de censura que le había
impuesto, ya que consideraba que no existía razón para que sus
artículos de opinión fuesen filtrados previamente por la Oficina de
Imagen de la Corte.
4) El 29.1.2016, Murillo Flores envió al Diario del Cuzco un nuevo
artículo, que no se publicó.No lo envió al área de Imagen
Institucional, sino directamente al Diario. Nótese que el
artículo fue enviado a las direcciones de correo electrónico
diariocusco.justicia@gmail.com y diariocusco@gmail.com:

5) El 5.2.2016 sucede exactamente lo mismo con un nuevo artículo
que envía del mismo modo al Diario, el cual tampoco se publica. El
artículo es enviado a las mismas dos direcciones indicadas:

Página 3 de 25

6) El 7.2.2016, es decir 13 días después de que el magistrado
Murillo Flores recibiera la solicitud de mandar sus artículos
previamente a la Oficina de Imagen para su publicación, la
también Magistrada Begonia del Rocío Velásquez Cuentas envió al
mismo Diario un artículo que sí fue publicado, sin que se le
hiciera ninguna indicación sobre la necesidad de que éstos
fuesen remitidos primero a la dependencia señalada. El
artículo fue publicado el 8.2.2016:

7) El 10.2.2016 Javier Murillo Chavez, hijo del Doctor Murillo Flores,
quien también es colaborador del Diario del Cusco, envía un
artículo para que sea publicado de conformidad con lo que había
acordado previamente con los responsables, y en su condición de
colaborador habitual del diario.
8) Recibe una respuesta ese mismo día desde la dirección
diariocusco.justicia@gmail.com en la que le indican que no
pueden publicar nada que no sea aprobado antes por la
Página 4 de 25

Oficina de Imagen de la Corte Superior de Justicia del
Cuzco, precisándole que la orden viene de la Corte
Superior de Justicia del Cuzco:

9) Al preguntar a qué oficina de imagen se referían y por qué él,
siendo un abogado cuzqueño independiente y no un magistrado,
debía recabar su permiso antes de poder publicar una opinión en
el Diario, se le informó que las órdenes provenían directamente de
la Corte Superior del Cuzco, que se había producido “una
confusión con otro abogado del mismo nombre” (probablemente
su padre), y que el artículo sí se publicaría pero sujeto al
espacio disponible dado que ya tenían otra colaboración
prevista para ese día:

Página 5 de 25

Luego, le confirmaron la publicación del artículo, sujeta al espacio
disponible:

10)
Posteriormente, Javier Murillo Chávez recibió un correo desde
la
cuenta
de
Luz
Espinoza
(diariocusco@gmail.com),
administradora del Diario del Cusco, en el que se le informaba
que no se podían publicar artículos críticos contra la Corte
del Cuzco por ser esto contrario a la ética de un Diario
Judicial. Es decir, que luego de leer el contenido del artículo del
Sr. Murillo Chavez, la administradora del Diario cambió de opinión
con respecto a su publicación:

11)
El hijo del magistrado Murillo Flores replicó ese mismo día
diciendo que su artículo no hace una referencia directa a la Corte,
que el Diario Judicial no debería sentirse limitado por su condición
a publicar artículos de opinión de terceros. Su artículo no sale
publicado en ese momento, y no se publicaría sino hasta el
sábado 5 de marzo (después de la alerta del IPYS) :

Página 6 de 25

12)
Por otro lado, el día 12.2.2016 la magistrada Begonia del
Rocío Velasquez Cuentas envió un artículo para su publicación en
el Diario del Cuzco a las direcciones diariocusco@gmail.com y
diariocusco.justicia@gmail.com. El Diario le respondió los días
13.2.2016 y 14.2.2016 solicitando que envíe el artículo, académico
y de opinión, al área de imagen de la Corte Superior :

Página 7 de 25

13)
También el día 12.2.2016, Fernando Murillo Flores envió al
Diario Judicial otro artículo para su publicación. Sin embargo, ese
mismo día se le respondió en la tarde desde el correo
diario.justicia@gmail.com indicándole que tenían órdenes estrictas
de no publicar cualquier tipo de artículo que no fuese remitido
desde la Oficina de Imagen Institucional de la Corte Superior del
Cusco. Incluso, se le precisó que su artículo debía ser
aprobado por esta oficina:
Página 8 de 25

14)
El 15.2.2016la magistrada Begonia del Rocío Velasquez
Cuentas pidió explicaciones sobre esta disposición, nueva para
ella, de acuerdo a la cual los artículos de opinión debían ser
revisados por la Oficina de Imagen antes de ser publicados. Le
contestaron que la misma ya existía antes de que se publicara su
artículo del 8.2.2016 a pesar de que por alguna razón no se la
aplicaron en su momento:

Página 9 de 25

15)
El día 15.2.2016, Elizabeth Grossmann le envía cartas a los
magistrados Murillo Flores y Begonia del Rocio Velasquez Cuentas,
respondiendo a las que éstos le habían hecho llegar solicitándole
acabar con el mecanismo de censura que les había sido impuesto.
En sus cartas, la Dra. Grossmann les señala que:
-El Diario del Cusco ha sido designado como diario judicial. Por tanto, la
información institucional del Poder Judicial que en él se emite tiene
carácter oficial y su publicación debía ser supervisada por los órganos
administrativos competentes de la Corte. Para fines de enviar la
información bajo esos términos (se entiende que desde la Oficina de
Imagen)
se
ha
creado
una
cuenta
con
el
nombre
diariocusco.judicial@gmail.com, que es a la que se debían hacer llegar
las publicaciones oficiales de la Corte.
-Ha recibido información de que el Dr. Murillo y la Dra. Del Rocío
Velásquez usaron esa cuenta para hacer llegar artículos no
institucionales sino “de su personal responsabilidad” y por esta razón se
Página 10 de 25

le avisó al Diario que dichos artículos tienen esta condición y no deben
aparecer bajo una nominación que no corresponde. Esta información
está supuestamente corroborada con el hecho de que desde el correo
personal de Murillo se habría enviado el artículo a la cuenta designada
por el Diario del Cusco para recibir información institucional oficial de la
Corte.
-Está vigente la Directiva 012-2014-CE-PJ, “Directiva para regular las
declaraciones de los jueces a través de los medios de comunicación”, del
15 de octubre del 2014, aplicable al caso (de otro modo no tendría
sentido citarla) en la que se establece que “el Juez de la causa debe
cuidar que sus expresiones y conducta se hagan efectivas con
objetividad, neutralidad, mesura, respeto, equilibrio, prudencia y
sensatez, evitando manifestaciones que puedan comprometer su
independencia, imparcialidad y decoro.”
16)
El día 16.2.2016, el IPYS y el Centro Liber publicaron sus
respectivas alertas sobre el caso en sus páginas de internet, con el
siguiente texto
Publicado el 16/02/2016
Juez sufre censura previa tras criticar en un diario a presidenta
de la Corte
El 25 de enero del 2016 Fernando Murillo Flores, Juez Superior Titular de
la Corte Superior de Justicia del Cusco y colaborador habitual del “Diario
del Cusco”, recibió un correo electrónico de parte de la administradora
del medio en el que se le indicaba que la Presidenta de la Corte,
Elizabeth Grossmann Casas, había dispuesto que en adelante sus
artículos pasarán por el área de imagen institucional antes de ser
publicados, en vista de que el Diario era ahora judicial.
Horas antes, el mismo periódico había difundido un artículo en el que
Murillo Flores criticaba la gestión de Grossmann Casas. Nunca antes se
le había pedido al magistrado someter sus textos al análisis del área de
imagen de manera previa a su difusión.
Posteriormente, el mismo Murillo Flores envió textos para su publicación
los días 29 de enero y 5 de febrero, sin que ninguno fuese incluido en el
Diario. Situación que contrasta nítidamente con el trato dispensado a
magistrados como la también Jueza Begonia del Rocio Velasquez, cuyo
texto si apareció en el espacio judicial entre esas fechas.
Por su parte el abogado Javier Murillo Chávez, hijo de Murillo Flores,
corrió la misma suerte que su padre cuando intentó publicar en el Diario
un artículo en el que cuestionaba la censura impuesta contra éste,
Página 11 de 25

recibiendo un correo en el que se le señaló expresamente que por ser un
diario judicial, el Diario de Cuzco ya no podía alojar artículos críticos
contra la Corte.
El IPYS y el Centro de Información Abierta, Liber, rechazan cualquier acto
de censura contra magistrados del Poder Judicial, recordando que la
Constitución garantiza el derecho de cualquier ciudadano a expresar
libremente -y de manera crítica si le parece necesario- sus puntos de
vista, e instan a la Dra. Elizabeth Grossmann a tomar las medidas
necesarias para remover los obstáculos que impidan su ejercicio regular.
17)
El día 18.2.2016, la Dra. Elizabeth Grossmann hizo
declaraciones para el medio de comunicación “Cuzco en Portada”,
cuyos periodistas le preguntaron acerca de la información
contenida en la alerta del IPYS. La Presidenta le dijo a este medio
que:



Los envíos de información y documentación oficial e institucional
de la Corte del Cuzco deben dirigirse a un correo institucional que
es diariocusco.judicial@gmail.com, desde la oficina de imagen de
la Corte Superior del Cuzco. Todo lo que se remite a este correo
electrónico tiene la naturaleza de oficial e institucional.
Los artículos personales de los magistrados Fernando Murillo y
Begonia Del Rocio Velasquez Cuentas fueron remitidos a este
correo institucional, siendo esta la razón por la que no han sido
publicados ya que no expresan la posición oficial e institucional de
la Corte.
Los artículos que presenten ambos magistrados a título personal
son de su exclusiva responsabilidad y deben ser enviados al
correo correspondiente
La Presidencia no tiene ningún interés en señalar si pueden o no
publicarse artículos personales de los magistrados en el Diario
Judicial, no siendo esto de su competencia.
Ella no ha dado ninguna Directiva para que los artículos del
Magistrado Murillo sean revisados por la Oficina de Imagen
Institucional antes de ser publicados, lo que sí reconoce haber
dispuesto es que lo que sea oficial se haga llegar por los canales
oficiales, pero los artículos personales de los magistrados tendrán
que realizarse “bajo la normativa vigente” (no específica cual).
Ella nunca ha leído los artículos del magistrado Fernando Murillo
Flores

18)
El 25.2.2016 la administradora del Diario Judicial, Luz
Espinoza, le escribe un correo al Dr. Fernando Murillo en el que le
pide disculpas por los inconvenientes ocasionados y señala que:
Página 12 de 25

a) Hubo un malentendido en la transmisión de las directivas de la
Corte
b) La indicación de no publicación llegó desde el área de Imagen
Institucional a través de una comunicación telefónica, pero no de
la Presidenta Grossmann directamente
c) La indicación fue respecto del correo asignado a la Corte para
que ésta remita información institucional, siendo el correo
diariocusco.justicia@gmail.comel elegido como correo exclusivo
para envíos de publicaciones oficiales de la Corte
d) Los responsables de la Oficina de Imagen Institucional fueron
quienes les indicaron que toda publicación de la Corte debía ser
enviada previamente a esta entidad y luego remitida desde ésta al
Diario
e)Los artículos del Dr. Murillo Flores pueden ser publicados
siempre y cuando los envíe a la dirección diariocusco@gmail.com:

19)
Fernando Murillo, en un primer momento, se negó a
remitirles más artículos, en vista de que consideraba que el medio
se había prestado como una herramienta para censurarlo,
comunicándoselo así a la Srta. Luz Espinoza mediante un e-mail
del 29.2.2016.

Página 13 de 25

20)
Sin embargo, Luz Espinoza señaló que en realidad fue una
tercera persona quien escribió algunos de los correos remitidos
desde su e-mail y dirigidos al magistrado y a su hijo mal
entendiendo sus órdenes. Le insiste en que el correo para recibir
colaboraciones
que
fuesen
artículos
de
opinión
eradiariocusco@gmail.com, sin percatarse de que todos los
correos de Murillo Flores y Begonia del Rocio Velasquez Cuentas
que no habían sido publicados hasta hoy también habían sido
enviados a ese correo:

21)
En un correo posterior, del 1 de marzo del 2016, la
Administradora Luz Espinoza le reiteró las disculpas y le dijo que
quedaba “a la espera de sus colaboraciones” el 1.3.2016, siempre
que éstas fueran enviadas al e-mail diariocusco@gmail.com:

Página 14 de 25

22)
Ante esto, el Dr. Fernando Murillo decidió volver
a enviarle al Diario artículos para su publicación el 3.3.2016:

Nótese que los artículos fueron enviados también a la dirección
requerida por el Diario Judicial para proceder a su publicación
(diariocusco@gmail.com), además de al correo en el que
supuestamente solo se reciben artículos con fines institucionales
(diariocusco.justicia@gmail.com):

Página 15 de 25

23)
En el caso del abogado Javier Murillo Chavez, éste volvió a
insistir con la publicación de su artículo el día 4.3.2016 enviando
un mail al Diario Judicial en el que solicitaba que se publicara el
artículo enviado el 26.2.2016, titulado “Debatir, asunto de
valientes, censurar, de cobardes” que no se había llegado a
publicar:

Página 16 de 25

Sin embargo, el Diario no le contestó. Nótese que el artículo es
enviado también a la dirección diariocusco@gmail.com.
Cabe precisar además que dicho artículo contenía una crítica
velada del abogado Javier Murillo Chavez al tratamiento que la
Corte venía haciendo de los artículos de su padre (de ahí el título
del artículo). El artículo, como parte del derecho de opinión y
crítica del autor, contenía párrafos que aludían indirectamente a la
situación en la Corte Superior de Justicia del Cuzco, aunque sin
mencionarla expresamente, como el siguiente:
“(…) igualmente, tenemos censura previa cuando la
presidenta de una Corte Superior de Justicia de provincia
manda una amenaza al periódico local donde publica
regularmente sus columnas de opinión uno de los
magistrados que critica –con razones y Justicia– las
medidas jurídicas, administrativas y laborales con las
cuales no está de acuerdo, el medio de comunicación –sin
otra alternativa debido a la amenaza– no publica ni los
artículos de opinión, ni los textos de otras disciplinas
(como filosofía, sociología, literatura y antropología), ni
siquiera los artículos de Derecho de autoría de este
magistrado. (…)
24)
El sábado 5.3.2016 salió publicado uno de los artículos
que el Dr. Murillo Chávez tenía pendientes de publicación,
titulado “Correo institucional para dummies”. Es importante
precisar que el artículo aparece en el Diario recién el día
sábado porque el diario judicial solo circula entre el
personal de la Corte del Cuzco de lunes a viernes. El
sábado no se distribuye a las dependencias de la Corte.
25)
Desde esa fecha hasta ahora, no se han vuelto a
publicar más artículos ni de Fernando Murillo Flores, ni de
Javier Murillo Chavez, ni de Begonia del Rocío Velásquez.
Cabe señalar que el espacio del Diario del Cuzco previsto para
artículos de opinión ha permanecido vacío durante varios días (en
particular entre el 6 y el 19 de marzo) sin que se publiquen los
textos de las personas aludidas.
26)
El 29.3.2016 la Dra. Elizabeth Grossmann respondió a través
de una carta formal a un correo electrónico enviado por el Centro
Liber con anterioridad, por medio del que se le solicitaba
información sobre el caso de los magistrados Murillo Flores y
Velásquez Cuentas así como del abogado Murillo Chávez. En su
respuesta, la Dra. Grossman en el que básicamente repite los
Página 17 de 25

mismos argumentos que le había dado previamente a los
magistrados Murillo Flores y Velásquez para explicar la no
publicación de sus artículos. En resumen, indica en su carta que:

II.

La empresa, es decir el Diario del Cusco, les ha dado a
conocer que el medio por el cual recibirán la información
oficial e institucional remitida desde la Corte será el correo
“diariocusco.justiciagmail.com”.
Efectivamente le indicó al Diario del Cusco que los
magistrados no podían remitir sus artículos de opinión a la
dirección antes citada porque ese correo era solo para uso
institucional
Los acuerdos de la empresa con los magistrados que
publiquen en su Diario no son de competencia de la
Presidencia. Tampoco los de terceros como el hijo del
magistrado Murillo Flores.
Se ha reunido con la administradora del Diario Judicial para
que haga las aclaraciones del caso, principalmente para que
ésta precise que la presidencia nunca ha dado la orden de
que no se publiquen los artículos de alguien, y entiende que
así se ha hecho.
No puede decirle al Diario Judicial qué publicar y qué no
porque eso sería afectar el derecho de información del
medio y sería irregular

Conclusiones

Conclusión 1:
Las explicaciones sobre la no publicación de los artículos de los
magistrados Murillo Flores y Velásquez Cuentas brindadas por la
Presidente de la Corte Superior de Justicia del Cuzco, Dra.
Elizabeth Grossmann, y la administradora del Diario Judicial, Luz
Espinoza, no son verosímiles
Las razones brindadas por la Presidenta de la Corte Superior de Justicia
del Cuzco –Dra. Elizabeth Grossmann- así como por la Administradora
del Diario del Cuzco, Luz Espinoza, para explicar la no publicación de los
artículos enviados por los doctores Murillo Flores, Velásquez Cuentas y
Murillo Chavez no resultan verosímiles, por las siguientes razones.
De acuerdo a su versión de los hechos, no existe censura, sino más bien
un error de los magistrados Murillo Flores y Velásquez Cuentas, quienes
habrían enviado sus artículos de opinión a una cuenta de correo del
Diario Judicial que éste había creado exclusivamente para recibir
información oficial e institucional del Diario del Cusco.
Página 18 de 25

En la carta que le dirigió al Centro Liber el día 29.3.2016, la Dra.
Grossmann indicó que dicha cuenta exclusiva para publicaciones
oficiales es la siguiente: diariocusco.justicia@gmail.com. Sin embargo,
en la carta de respuesta que le hizo llegar al magistrado Murillo Flores el
día
15.2.2016,
señalaba
que
la
dirección
era
más
bien
diariocusco.judicial@gmail.com. Esto último fue también lo que indicó en
su intervención en el programa radial “Cusco en Portada”, registrada el
18.2.2016.
No obstante, el correo diariocusco.judicial@gmail.com no existe, de
modo que es más razonable entender que la Dra. Grossmann quiso
referirse más bien a la dirección diariocusco.justicia@gmail.com.
Ahora
bien,
incluso
asumiendo
que
la
cuenta
diariocusco.justicia@gmail.comhubiese sido designada por el Diario
exclusivamente para recibir información oficial e institucional de la Corte
y por ende los artículos de opinión no hubiesen debido enviarse a la
misma, es preciso notar que el magistrado Fernando Murillo Flores envió
sus
artículos
en
todos
los
casos
a
la
dirección
diariocusco.justicia@gmail.compero
también
a
la
direccióndiariocusco@gmail.com, tal y como se acredita con las
evidencias listadas en los numerales 1),4) y 5) del presente
informe.
Exactamente lo mismo sucedió en el caso de la magistrada
Begonia del Rocio Velásquez Cuentas, quien también remitió sus
artículos a esas dos direcciones, conforme se puede corroborar con
la evidencia obrante en el numeral 12) del presente informe.
De esto se desprende que el envío de los artículos de opinión a la
dirección diariocusco.justicia@gmail.com era en realidad irrelevante,
puesto que los mismos siempre se enviaron también a la bandeja de
entrada del correo que el Diario del Cusco designó no solo para
comunicaciones oficiales e institucionales de la Corte, sino para
cualquier artículo de opinión, que es diariocusco@gmail.com.
La razón de la no publicación de los artículos no puede ser, entonces, el
hecho de haber sido enviados a una dirección de correo equivocada,
puesto que también fueron enviados a la que sí correspondía. El Diario
pudo perfectamente omitir los artículos enviados a la
direccióndiariocusco.justicia@gmail.comy
publicar
los
textos
enviados adiariocusco@gmail.com, pero no lo hizo. El no haberlo hecho
sugiere razonablemente que las razones para la no publicación de los
artículos de los magistrados Murillo Flores y Velásquez Cuentas son
otras.
Página 19 de 25

Por otro lado, desde el principio era obvio que los artículos de opinión de
los magistrados nunca tienen por qué pasar por el filtro de la Oficina de
Imagen de la Corte de Justicia, ya que como su nombre lo indica, son de
opinión. Por tanto, no representan la posición institucional del órgano
jurisdiccional. Consecuentemente, llama la atención y resulta poco
verosímil que verdaderamente haya podido existir una confusión, como
señala Luz Espinoza, al respecto.
Más aun cuando, habiendo transcurrido muchos días desde que la
señora Luz Espinoza le pidió las disculpas del caso al magistrado Murillo
Flores comprometiéndose a publicar sus artículos si los enviaba a la
dirección diariocusco@gmail.com, los mismos hasta ahora no se
publican.
Conclusión 2:
Las explicaciones sobre la no publicación de los artículos del
abogado Javier Murillo Chavez, hijo del magistrado Fernando
Murillo Flores, brindadas por la Presidente de la Corte Superior
de Justicia del Cuzco, Dra. Elizabeth Grossmann, y la
administradora del Diario Judicial, Luz Espinoza,
tampoco
resultan verosímiles
En el caso del abogado Javier Murillo Chavez, tampoco resultan
verosímiles los argumentos brindados por Luz Espinoza y la Dra.
Elizabeth Grossmann para explicar la no publicación de sus artículos en
el Diario Judicial, luego de que éste fuese un asiduo colaborador del
medio.
La Dra. Grossmann ha sostenido que la Corte nada tiene que ver con los
arreglos que haga el Diario con colaboradores externos y que nunca se
ha pronunciado con relación a los artículos de opinión enviados por
Javier Murillo Chavez, no habiendo dado ninguna orden o directiva que
pudiese afectarlo dado que se trata de un tema ajeno a su competencia
conforme a lo indicado en la carta que le dirigió al Centro Liber.
Luz Espinoza, por otro lado, sostuvo que los correos que le fueron
remitidos a Javier Murillo Chavez desde su cuenta y desde otra cuenta
del Diario que obran en los numerales 8), 9) y 10) del presente informe,
en los que se le indicaba que era “contrario a la ética” del Diario Judicial
publicar artículos críticos contra la Corte, que hacerlo exponía al medio a
sanciones, y que su artículo debía ser aprobado por la Oficina de Imagen
de la Corte antes de poder aparecer, fueron escritos por una tercera
persona que “malentendió” sus indicaciones, tal y como consta en
el correo presentado en el numeral 21).

Página 20 de 25

Aunque no hay mayor prueba de que esta tercera persona realmente
exista y haya efectivamente malentendido la directiva de la Oficina de
Imagen Institucional, lo cierto es que el abogado Javier Murillo Chávez
reenvió el día 4.3.2016 artículo que no le habían publicado titulado
“Debatir: asunto de valientes, Censurar, de cobardes”, dirigiéndolo tanto
a la dirección diariocusco.justicia@gmail.com, como a la dirección
diariocusco@gmail.com.
Por tanto, y sobre todo considerando que en un primer momento
le indicaron que sí iban a publicar su artículo (ver correo enviado
por el diario el 9.2.2016 en el numeral 9 del presente informe), no existía
razón para no hacerlo una vez que éste fuese enviado al coreo
diariocusco@gmail.com. En todo caso, al igual que en los dos casos
anteriores, se debió descartar el artículo enviado a la dirección
diariocusco.justicia@gmail.com y publicar el que fue enviado a la
dirección diariocusco@gmail.com el 4.3.2016.
Resulta especialmente llamativo que el único artículo de Murillo Chavez
que se publicó después de que se le comunicara que iba contra la ética
que el Diario Judicial publicase artículos críticos a la Corte apareciese un
día sábado, cuando la circulación del Diario Judicial es muy reducida.
También llama la atención que se haya omitido publicar precisamente el
artículo en el que califica indirectamente el proceder de la Corte del
Cusco con su padre como un caso de censura previa.
Conclusión 3:
La evidencia recabada hasta el momento permite considerar que
existe una situación de censura contra las personas aludidas
Por el contrario, la evidencia recabada hasta este punto permite, desde
nuestra perspectiva, considerar que existe una situación de censura
promovida, o cuando menos tolerada, por la Corte Superior de Justicia
del Cuzco y ejecutada por el Diario Judicial contra los 3 abogados
aludidos.
Los indicios que permiten arribar a esta conclusión son los siguientes:

Todos los incidentes ocurren después de que el magistrado
Fernando Murillo Flores publicase el artículo “Preguntas de un
obrero que lee”, el 25.1.2016, en el que crítica indirectamente a la
Presidenta Elizabeth Grossmann. Si bien en el pasado ya había
publicado artículos críticos contra ella, el hecho de que el Diario
del Cuzco sea ahora Diario Judicial es un indicador relevante a
tener en cuenta.

Página 21 de 25

A Fernando Murillo se le comunica que sus artículos deben ser
aprobados por la Oficina de Imagen de la Corte y remitidos por
ésta el día 25.1.2016 (ver numeral 2). Sin embargo, la magistrada
Begonia del Rocio Velasquez Cuentas publicó un artículo en el
mismo Diario Judicial el día 8.2.2016 enviando su texto a las
mismas direcciones que el Dr. Murillo días atrás, sin que nadie le
pidiera recabar previamente el permiso de ninguna oficina (ver
numeral 6).
El propio Diario acepta que esto en efecto fue así en un correo del
15.2.2016 (ver evidencia en el numeral 14) y lo atribuye a una
“omisión del personal”, cuando recién 19 días después de
habérselo exigido al Dr. Murillo Flores, le solicitó también a la Dra.
Begonia contar con el visto bueno de dicha oficina para poder
publicar.

Los correos dirigidos al abogado Javier Murillo Chavez el 10 de
febrero desde la cuenta del Diario del Cusco son demasiado
precisos como para ser fruto de un simple error. Aquel en el que se
le indica que es contrario a la ética publicar artículos en el Diario
Judicial que sean críticos contra la Corte bajo riesgo de sanción, es
especialmente sintomático.
Además, es importante notar que primero lo confunden con su
padre (ver evidencia en el numeral 9) y recién luego de corroborar
que no se trata de la misma persona, le prometen publicar el
artículo al día siguiente, cosa que no sucedió.

La Presidenta de la Corte Superior del Cusco, Elizabeth
Grossmann, sostuvo en la entrevista que brindó a los periodistas
del medio “Cusco en Portada” que ella desconoce el contenido de
los artículos escritos por el Dr. Fernando Murillo Flores, dado que
nunca los ha leído. Sin embargo, al responderle a la carta de queja
que este le envió reclamando por el mecanismo de censura
impuesto, incluyó en su texto el siguiente párrafo:
“Finalmente, le recuerdo que se encuentra vigente la
Directiva 012-2014-CE-PJ, sobre las declaraciones de los
jueces a través de los medios de comunicación, que es
perfectamente aplicable a la labor administrativa como a
la jurisdiccional de los funcionarios y jueces de ésta Corte
Superior de Justicia, y en la que se establece que su
finalidad es art. 2.2 salvaguardar la imagen y
credibilidad del Poder Judicial cuando pudieran
afectarse
los
valores
de
independencia,
imparcialidad, dignidad judicial o equidad y en
Página 22 de 25

cuyas disposiciones específicas 7.1 se establece que
el Juez de la causa debe cuidar que sus expresiones
y conducta se hagan efectivas con objetividad,
neutralidad, mesura, respeto, equilibrio, prudencia
y sensatez, evitando manifestaciones que puedan
comprometer su independencia, imparcialidad y
decoro.” (destacado añadido)
No se entiende a qué viene la mención de una directiva que regula
las declaraciones públicas de un magistrado acerca de una causa
en la que se desempeña como juez, cuando las publicaciones del
Dr. Murillo Flores son de corte académico y, al menos las que no
fueron publicadas en el Diario Judicial, no aluden a casos concretos
que haya conocido ejerciendo la función jurisdiccional.
Pero lo que resulta más extraño es que la Presidenta de la Corte
del Cusco le recuerde al magistrado Murillo Flores que debe
salvaguardar la imagen del Poder Judicial y cuidar que sus
expresiones sean objetivas, prudentes, neutras, entre otros, en los
artículos que publica cuando, según su propio dicho en el medio
“Cusco en Portada”, ella nunca ha leído sus textos.
Por ello, la mención a la Directiva en cuestión da más bien la
impresión de que se busca emplear de manera antojadiza un
mecanismo legal que no regula la publicación de artículos de
opinión por parte de los magistrados.
 Todos los artículos no publicados fueron enviados a la dirección
diariocusco@gmail.com y debieron, por tanto, haber sido
publicados como ya se señaló anteriormente. El hecho de que
también fuesen remitidos al e-mail diariocusco.justicia@gmail.com
solo debió generar que los textos enviados a esta segunda
dirección no fuesen publicados, pero no tenía por qué ocasionar
que los dirigidos a la primera no fuesen tomados en cuenta.
 Es obvio que ningún artículo de opinión remitido por un
magistrado representa la posición institucional de la Corte sobre
tema alguno. El hecho de que ese artículo proceda de una
dirección de correo u otra no cambia la naturaleza de un artículo
de opinión. Por eso mismo, no tiene sentido pensar que existe la
posibilidad de que puedan ser revisados por la Oficina de Imagen
de la Corte, ya que eso sería ejercer el control de contenidos sobre
opiniones.
Que personas con experiencia en la industria de prensa hayan
podido cometer el error en el que se excusa la Sra. Luz Espinoza
Página 23 de 25

resulta poco verosímil. Bastaba con colocar un aviso (“disclaimer”)
en la parte superior del texto indicando que el artículo no reflejaba
la posición oficial de la Corte sobre el tema comentado.
 El Diario no ha publicado ningún artículo de opinión en la
sección dedicada a esta finalidad durante varios días del
mes de marzo, a pesar de que los artículos de los 3
abogados mencionados habían quedado sin publicar
anteriormente. Ni siquiera luego de que los artículos les fueron
reenviados se procedió a la publicación de los mismos.
 El artículo del abogado Murillo Chavez que no salió publicado se
titula “Debatir, asunto de valientes, Censurar, de cobardes” y
contiene una crítica indirecta a la forma como el Diario y la Corte
manejaron el tema de la publicación de los artículos de su padre
(véase numeral 23).
 La Presidenta Grossmann señala, en la carta que le dirige al Centro
Liber, que no puede sugerirle a ese medio publicar de una vez los
artículos de los 3 abogados mencionados porque eso sería
interferir con la línea editorial del Diario Judicial o Diario del Cusco,
y ella respeta el derecho a la libertad de información de ese
medio.
Sin embargo, esta posición resulta contradictoria con el hecho de
que haya logrado que el Diario utilice una dirección de correo
exclusiva para recibir información institucional y además, solo
reciba aquella que sea remitida desde la Oficina de Imagen (que
depende de su Presidencia), cuando esa misma dirección
(diariocusco.justicia@gmail.com) había sido utilizada por el Diario
del Cusco en el pasado para recibir también los artículos de
opinión.
Por todo ello, somos de la opinión de que se está produciendo una
situación de censura contra los señores Javier Murillo Chávez,
Fernando Murillo Flores y la Sra. Begonia del Rocio Velásquez
Cuentas en el Diario Judicial del Cuzco promovida o como mínimo
tolerada por la Corte Superior de Justicia del Cuzco, la misma que
debe ser corregida a la brevedad.

Atentamente,

Página 24 de 25

Julio Arbizu Gonzalez
Director Ejecutivo del Centro Liber

Lima, 7 de abril del 2016

Página 25 de 25