elegido

placeres

Texto Raquel Telias Fotografías Francisca Valdés

De izquierda a derecha: Juan Pablo Aránguiz, Christian Hayes, Francisco Figueroa, Francisco Hayes.

2661: Una diaria conquista
Christian Hayes es un astro de la producción gastronómica. Aunque él mismo no se lo crea, basta echar un vistazo a su historia –que
en este rubro comienza hace 7 años- para tener claro que su empresa se la juega y las hace todas. Pionero en food truck (convertido
en gelatería, cevichería, sanguchería, bar y otros) y casi mago en hacer grandes eventos (desde la producción comestible de la Ñam
Fonda a la Gala de Chaco, pasando por eventos privados que incluyen a David LaChapelle), ha creado en su centro de operaciones
todo un espacio que además de producir platos y almacenar alimentos, se presta para cenas escondidas –las propias y las que hace
junto a Matías Palomo bajo el nombre de Sukalde Secreto- sumado a diversas y creativas celebraciones. De ahí entonces, se entiende,
que convertir este mismo lugar en un comedor que atienda al almuerzo y durante la semana, fuese casi lógico o al menos predecible.
La cocina de Hayes en banquetería es sabrosa y creativa, “adaptable a todas las necesidades”, como declara, marcada por una preocupación
estética y un buen uso de la técnica. Le gusta y práctica un concepto propio de vanguardia, que le permite traspasar límites de lo común
junto con mantener un sabor que respeta la materia prima y ensalza el producto. Algo a lo que no toda persona puede acceder y por
lo mismo un impulso a crear un nuevo canal donde poder ofrecer una cocina cercana, bien hecha y a precios justos. Y esa es su nueva
apuesta, el 2661 de Los Conquistadores.
Abril es su mes debut. El momento en que tendrá todo listo para recibir a cerca de 40 personas sentadas, ubicadas en el jardín, con
toldo, algunos árboles y hierbas. Aquí lo que pretende junto a su equipo estrella (Juan Pablo Aránguiz, Francisco Figueroa y Francisco
Hayes) “no es descubrir algo nuevo, simplemente acercar una comida que se hace en todas las casas con un emplatado distinto, bien
preparada, con cuidados y detalles. Pensamos en la gente que trabaja en el barrio y en hacer frente al mercado de la comida rápida.
Y qué mejor que se sientan en casa. Sin la formalidad ni el protocolo de lo que es la alta cocina, dando cosas sencillas, rápidas, pero
bien hechas”, comenta Christian.
Y el resultado (en una probada pre apertura) es sabroso, cercano y honesto. Por un precio que bordea los $6.000 usted tendrá un menú
de 2 entradas, 2 fondos y 2 postres entre los cuales elegir. De estos una rica Crema de zapallo con zanahoria, parmesano y capuchina o
una Palta Reina súper coqueta y en otro formato, con un bien logrado quenelle de pollo, lactonesa y hierbas sobre un puré de palta. Ya
en los fondos, delicioso Osobuco a la olla, con buenísimo juguito y arvejitas al dente, más bastones perfectos de papas fritas crocantes
por fuera, pastosas por dentro, una ricura. Además, habían Pejerreyes fritos con chuchoca y tomates asados, postre de Cremoso de
Mote más otro de Frutos del Bosque, con una presentación muy linda y una salsa de chocolate con helado.
Apostamos por el 2661. Nos arriesgamos a elegirlo antes de su apertura confiando en Hayes y lo que hace. Nos gustó su estilo, su sabor,
su mirada de ir con lo fresco como guía de preparación. Una búsqueda que cambiará todos los días, que quiere conquistar con un
sabor que abraza y que hace comer lo sencillo de buena manera. No se olvide de la reserva, seguro la va a necesitar. Los Conquistadores
2661, Providencia. Tel.: 22577 3529. Desde las 13 hrs. de lunes a viernes.

i ng redi ent es fresc o s pa ra vivir me jo r placeres 27

elegido x placeres
Ingredientes para 4 persona
2 paltas
1 pechuga de pollo con piel
1 lechuga a elección
Ciboulette
Perejil
Cilantro
Gotas de limón
60 grs. de mayonesa
Brotes de la huerta
3 rabanitos
Sal y pimienta

Preparación
Para el pollo. Cocinar el pollo en el horno a 180ºC,
por 25 minutos, luego separar la piel de la pechuga
y dejarla horneando hasta que esté crocante para
agregarla a la ensalada. Deshilachar el pollo y dejar a
que enfríe para posteriormente condimentar con sal,
pimienta, cilantro, perejil y ciboulette picado, mezclar
con mayonesa y reservar.
Para la emulsión de palta. Procesar la palta en
la licuadora para hacer un puré. Agregar gotas de
limón, sal, pimienta y un poco de cilantro.
Para el montaje. Aliñar hojitas y brotes. Poner en el
plato un poco del puré de palta y sobre éste las hojas
de lechuga, los brotes y rabanitos en rodajas finas. Al
lado poner un poco de la mezcla de pollo (quenelle o
bola). Servir.

Placeres Comenta:

“Un plato
conocido pero presentado de manera diferente lo
que refresca desde lo visual a la experiencia de
comerlo” / “Sabrosa la mezcla de pollo, se nota
una diferente preparación de este, con presencia
fresca de las hierbas y rica mayonesa” / “Cambio
de formato, cambio de sabor. Hay cercanía con
el plato, además de sobresalir la preparación de
cada uno de los elementos” / “Una buena entrada
que hace sentido a todo chileno. Hay preparación
dedicada de sus componentes, una rica sazón fina
y de todas maneras un agradable gusto”.

Tip del chef: “Para que la palta no se
oxide ni se ponga negra una vez servida,
recomiendo blanquearla, sin piel, por 20
segundos en agua hirviendo”.

28 placeres i ngr e d i e nte s f r e s cos p ar a vivir m ejor

Palta Reina

elegido x placeres
Ingredientes para 4 personas
4 piezas de osobuco
3 cebollas
4 zanahorias
2 pimiento rojos
1 lt. de vino tinto
2 dientes de ajo
Sal
Pimienta
400 grs. de arvejitas nuevas
2 kg. de papas
Aceite de oliva
Aceite neutro para freír

Preparación
Para el osobuco. Sellar las piezas de osobuco en
una superficie bien caliente y por ambos lados,
reservar. Aparte y en una olla, dorar los vegetales en
un poco de aceite de oliva, condimentar y desglasar
con vino tinto. Agregar la carne y dejar reducir el
vino a la mitad y cubrir con agua. Cocinar por 3
horas a fuego mínimo. Agregar las arvejitas a la olla
antes de montar el plato. Solo cocinándolas unos
minutos.
Para las papas fritas. Cortar las papas en bastones
de 2 cm. de ancho por 5 cm. de largo. Freír en aceite
neutro a 100°C por 5 minutos. Luego sacar del
aceite, escurrir, enfriar y congelar. Al momento de
servir, volver a freír en aceite de 200°C hasta que
estén doraditas.
Montar un plato con carne, jugo, verduras y papas
fritas.

Placeres Comenta:

“Un plato
francamente gustoso, todo en buen punto y un
sabor que remonta a los platos de antaño” /
“Papas fritas de lujo. Diferentes en su tamaño y
corte, excelente fritura y muy buen sabor final.
Ideales para untar en el delicioso jugo de carne
que viene en el plato” / “Carne blanda y gustosa,
con ese aporte de médula que es incomparable y
que solo suma. Buen sabor e increíble textura de
las arvejitas, que dan un gran contraste final” /
“Plato cariñoso, enjundioso, con buenas texturas”.

Tip del Chef: “Para saber cuándo se
ha evaporado el alcohol de la preparación
y poder seguir con el resto de la receta, hay
que oler los vapores que salen de la olla. Si
no molesta al centro de la frente, quiere decir
que se ha evaporado el alcohol”

30 placeres i ngr e d i e nte s f r e s cos p ar a vivir m ejor

Osobuco arvejado
con papas fritas

elegido x placeres
Ingredientes para 4 personas
300 grs. de mote cocido
600 cc. de leche entera
1 tarro de leche evaporada
3 ramas de canela
80 grs. de azúcar
Miel a gusto
Zeste de naranja

Preparación
Poner en una olla la leche entera y la leche evaporada.
Agregar las ramas de canela y el azúcar. Revolver y dejar
infusionar por 10 minutos. Luego sumar el mote cocido, bajar
el fuego y reducir hasta que tome textura de crema. Sacar las
ramas de canela y enfriar. Luego servir con un poco de miel y
zeste de naranja.

Placeres Comenta:“Sencillez y sabor. Buenas
texturas y rica temperatura. Un final contundente, casero
y honesto” / “Otra manera de disfrutar el mote: cercano y
sin pretensiones” / “Un postre poderoso. Tiene una deliciosa
llegada cargada a la frescura de la naranja que, una vez en
boca, hace buena pareja junto a la miel y al delicado sabor
dulce que la preparación” / “Después de revolverlo (vital
para repartir la miel con que se presenta) el sabor total se
entiende mejor. Hay un poco de nostalgia hacia el arroz
con leche que resulta muy bien cambiándolo por mote”.

Tip del chef: “Este postre permite cambiar los

sabores complementarios de manera libre. En vez
de la miel, por ejemplo, se podrían agregar frutos del
bosque que, además de aportar otra textura, sumaría
un toque ácido que le iría muy bien”

32 placeres i ngr e d i e nte s f r e s cos p ar a vivir m ejor

Cremoso de mote

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful