Está en la página 1de 8
UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA INTERNET: UN MUNDO POR CONOCER Por Lic.ª Mericia Rosana Soria Poder

UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA

INTERNET: UN MUNDO POR CONOCER

Por Lic.ª Mericia Rosana Soria

Poder conocer el mundo de internet, entender su génesis y los modos en que ha cambiado el mundo de las comunicaciones es el objetivo que propongo para este ensayo. Pensar en los diferentes avances tecnológicos que la humanidad desarrolló para sí hace que reflexione sobre la Techné; esa acción –como diría Aristóteles- a partir de la cual el hombre produce una realidad que antes no existía. Entender que desde El Homo Habilis, pasando por el Homo Erectus, hasta llegar al Homo Sapiens (hombre actual), el ser humano siempre tuvo, una capacidad intelectual y/o habilidad que le permitió crear sus propias tecnologías y tener dominio sobres las mismas quizás nos permita entender no solo porque se dieron los diferentes avances tecnológicos sino también como los humanos nos apropiamos social y culturalmente de los mismos. Pensar la Techné como “una fusión de pensamiento y producción”, “una pericia empírica tanto mental como manual” implica pensar en cómo fue la génesis y desarrollo de internet

Carlos Scolari, en su libro “ HiperMediaciones” refiere que,

en 1958,

Estados Unidos buscó superar tecnológicamente a la Unión Soviética y para ello funda la Advanced Research Projects Agency (ARPA); un ente público de desarrollo científico que -en la década de los 60- “crea una red de ordenadores basada en la transferencia de datos por paquetes {packet switching)”. Esta primera red, denominada ARPANET, “interconectaría algunas universidades y centros de investigación de Estados Unidos” aunque -en sus primeros años de vida- “los científicos usaban Arpanet para intercambiar mensajes personales” y es así como “por las redes digitales circulaba propaganda contra la guerra en Vietnam, informaciones sobre el caso Watergate y las primeras copias de Adventure, una versión digital de Dragones y mazmorras, el juego fantástico de rol”.

Redes similares a Arpanet se difundieron en Italia, el Reino Unido, Noruega y

Alemania a mediados de los años 60 y “algunos comenzaron a pensar en una interconexión de todas estas redes utilizando los satélites de telecomunicaciones, o

sea, crear una red de redes o inter-red (inter-net)”. Ahora solo quedaban dos cosas por resolver: definir los protocolos para que todos estos sistemas pudieran dialogar entre sí y crear el gateways para dirigir y distribuir los paquetes de datos”.

Entre 1974 y 1981 se definió el protocolo TCP/IP (Transmission Control Protocol/internet Protocol); el cual después de su instalación no solo se convirtió en el estándar de comunicaciones dentro de las redes informáticas sino que además, posibilitó que la red fuera “capaz de difundirse por todos lados” ya que “los protocolos simplificaban la transmisión de datos de una red a otra” (Hafiier y Lyon, 1998: 227). Gracias al TCP/IP la red creció a ritmo exponencial y a finales de los años ochenta la madre de todas las redes (superada por su propio crecimiento) fue sustituida por una nueva red: la National Science Foundation (NSFNET), que permitía transferir los paquetes de datos de manera mucho más rápida .

La World Wide Web fue inventada por un grupo de investigadores y programadores a comienzos de la década de 1990; año en que Tim Berners Lee y otros miembros del CERN (Conseil Européen pour la Re- cherche Nucléaire) de Ginebra desarrollaron la primera versión de un software para extraer e introducir información en cualquier ordenador conectado en internet. El programa utilizaba el Hypertext Transfer Protocol (HTTP o protocolo de transferencia de hipertexto) para la comunicación cliente/servidor y permitía presentar la información disponible en línea empleando el Hypertext Markup Language (HTML o lenguaje de etiquetado de documentos hipertextual). Un año más tarde la tecnología fue transferida a otras plataformas y difundida entre diversos centros de inves- tigación, donde los programadores empezaron a trabajar en estos protocolos para mejorar sus prestaciones.

En 1993 un grupo de la Universidad de Illinois presentó, un navegador (browser) con interfaz gráfica que tuvo una rápida difusión entre los usuarios de la web. Poco después el grupo se alejó de la universidad para fundar Netscape, la empresa que contra toda la lógica comercial difundió gratis su programa para navegar en una red digital que finalmente ya estaba al alcance de todos. Pero

este navegador de uso masivo será desplazado por la entrada tardía y prepotente de Microsoft al mundo de internet . La batalla entre los navegadores (Netscape Navigator frente a Microsoft Explorer) expresa Scolari, no logró frenar el enriquecimiento gráfico de las páginas (imágenes GIF ani-, madas, formatos a elevada compresión y calidad como el JPG o PNG, etcétera) ni la incorporación de funciones multimedia e interactivas gracias a tecnologías como Shockwave,Java, Flash, Dynamic HTML, etcétera.

Con respecto a la historia de internet Manuel Castells señala que no es cierto que Internet sea una creación norteamericana porque se desarrolla desde el principio a partir de una red internacional de científicos y técnicos que comparten y desarrollan tecnologías en forma de cooperación, incluso cuando estaba dentro del departamento de Estado de Estado estadounidense. Para el autor, “La tecnología clave de Internet, la comunicación de paquetes, el packet swiching, la inventan en paralelo, y sin establecer comunicación alguna durante mucho tiempo, Paul Baran en Rand Corporation en California y Donald Davies,en el National Physics Laboratory de Gran Bretaña. Por lo tanto, la tecnología clave ya se desarrolla en paralelo entre Europa y Estados Unidos”; siendo este último país quien- con la colaboración estrecha del grupo francés Cyclades- desarrolla “los protocolos TCP/IP”. En coincidencia con Scolari, el sociólogo afirma que el programa de browser (o el World Wide Web)- que permite la navegación que usamos todos -fue creado por el británico Tim Berners-Lee en sus horas libres, en el CERN de Ginebra, sin que nadie se lo pidiera.

Castells deja en claro, que aplicaciones como las conferencias, los boletines o las listas de correos electrónicos no salieron del Departamento de Defensa si no de los movimientos libertarios que se organizaban a través y en torno a las redes de internet. Estos grupos, cuando empezó USENET (1978/80), eran internacionales y se desarrollaron de manera más internacional, en la medida que ARPANET pertenecía al gobierno norteamericano. Para este sociólogo español, Internet se desarrolla (desde un principio) a partir de una arquitectura informática abierta y de libre acceso dado que sus protocolos centrales (TCP/IP) se distribuyen gratuitamente; es decir, los códigos del software que gobierna Internet fueron y siguen siendo abiertos y a cuya fuente de código tiene acceso cualquier tecnólogo

o investigador. Para el autor no hay dudas; “Internet es un algo incontrolable, algo libertario, es un instrumento de comunicación libre creado de forma múltiple por la gente, sectores e innovadores que querían que fuera un instrumento de comunicación libre”. En ese sentido dirá, “las tecnologías están producidas por su proceso histórico de constitución, y no simplemente por los diseños originales de la tecnología." De esta manera da cuenta de cómo las tecnologías son transformadas por los contextos de apropiación y uso.

El crecimiento exponencial de la red de redes trajo consigo la aparición de weblogs, wikis y la denominada web 2.0 donde los usuarios dejan de ser usuarios pasivos para convertirse en usuarios activos, que participan y contribuyen en el contenido de la red siendo capaces de dar soporte y formar parte de una sociedad que se informa, comunica y genera conocimiento. Pero llegar hasta aquí no hubiese sido posible, si el ferrocarril y las líneas marítimas - que siglos antes habían trastocaron la cartografía del globo- no hubiesen sido “los primeros en formalizar la noción de “red” y dar cuenta de la ruptura producida por las nuevas técnicas de intercambio y de circulación de las mercancías, de los mensajes y de los hombres” (La era de las multitudes. Pág 65). Algo similar paso también con la imprenta, la cual durante varios siglos- al igual que internet ahora- trasformó los modos de producir, almacenar y distribuir los bienes simbólicos; y con ello, transformó fundamentalmente los modos en como entendemos el mundo. Si la imprenta en el pasado nos brindó la posibilidad de acceder al conocimiento, Internet y sus diferentes aplicaciones, no quedan eximidas de esta misma capacidad.

Ya en 1901, Cooley afirmaba “Nada podemos entender de la era moderna si no percibimos de qué forma la revolución en la comunicación ha creado un nuevo mundo para nosotros”. Por ese entonces, muy pocos imaginaban el porvenir que las redes técnicas reservaban a la sociedad moderna. Como resultado de la frecuente exposición a la novedad, este “nuevo mundo de la comunicación” trajo consigo cambios fundamentales para los nuevos medios; ahora sus “usos” y “frecuencias”

van a cumplir 4 funciones: La expresividad (dada la variedad de ideas y de

sentimientos que pueden transportar). La permanencia en del

recuerdo (hay una

victoria sobre el tiempo). La rapidez (se domina el espacio) y La difusión (que

supone un acceso a toda clase de hombres). Pero estas innovaciones “van a suponer nuevos peligros” para los individuos sometidos a la acrecentada circulación

de ideas e imágenes; las que llevarían a una ruptura de personalidad; depresión, suicidio y locura por la dificultad de que tienen para comprender y asimilar “todo lo nuevo”. En esta última idea, muy bien descritas por Cooley, podemos visibilizar Las dos Teorías que Feenberg, Andrew plantearía 90 años después: “La Teoría crítica o instrumentalista” que considera a las tecnologías como aparatos “neutros” y “La teoría sustantiva” que entiende a las tecnologías como objetos de control, manifiesta que es una concepción pesimista y que la ubica como única solución el desconectarse. En la era de las multitudes Cooley planteara que pese a las tensiones existentes los modernos medios de comunicación verán en “las nuevas comunicaciones” el instrumento para alcanzar el progreso moral” y que además “La comunicación habría de destruir el orden social antiguo y construir un nuevo orden donde los hombres pudieran fomentar los contactos de la simpatía”.

Otros de los cambios fundamentales que traerán la nuevas tecnología, es el salto de lo analógico a lo digital. Orihuela dirá que “la tecnología digital se encuentra en el centro de los intercambios simbólicos” y este gran cambio es desde “los clásicos modelos de los medios masivos hacia los nuevos paradigmas mediáticos” donde “el usuario se convierte en el eje de los procesos comunicativo, el contenido es la identidad de los medios, el multimedia es el nuevo lenguaje, el tiempo real es el tiempo dominante, el hipertexto es la gramática y el conocimiento el nuevo nombre de la información”. Según Scolari, Orihuela plantea diez tendencias que constituyen una muy buena síntesis de las mutaciones que está sufriendo el ecosistema de las comunicaciones. DE AUDIENCIAS A USUARIOS (de un usuario pasivo se pasa uno activo que navega y produce contenidos) DE MEDIOS A CONTENIDOS (reconocimiento y autoridad de los medios por el contenido y no por sus condiciones técnicas de producción) DE MONO MEDIA A MULTIMEDIA (diferentes formatos y lenguajes conviven en un mismo soporte) DE PERIDICIDAD A TIEMPO REAL (los medios tradicionales estaban anclados a restricciones temporales, mientras que los medios digitales deben actualizarse a tiempo real) DE ESCACEZ A ABUNDANCIA( los usuarios tienen excesiva información a su alcance y recursos para acelerar la búsqueda) DE INTERMEDIACION A DESINTERMEDIACION (los gestores informativos tienden a desaparecer al descentralizarse la comunicación) DE DISTRIBUCION A ACCESO (del modelo punto/multipunto se pasa al de multipunto/punto o al intercambio entre usuarios- multipunto/multipunto) DE UNIDIRECCIONALIDAD A DIRECCIONALIDAD (el

usuario no solo elige entre diferentes contenidos sino que además puede manipularlos, reproducirlos y regular su tiempo de consumo) DE LINEALIDAD A HIPERTEXTO ( de la linealidad temporal del texto se pasa a la no linealidad espacial de las redes textuales) y DE INFORMACIÓN A CONOCIMIENTO (en la comunicación digital aparecen nuevas formas colectivas de generación de saberes)

Como podemos ver las nuevas tecnologías, entre ellas internet, han hecho posible el viraje de las tradicionales formas de comunicación a unos nuevos modos, cuyas características son tan variadas dependiendo de las teorías que se elijan. Para Carlos Scolari las nuevas formas de comunicación se diferencian de las tradicionales debido a ciertas características, como: La Digitalización, pues se pasa de lo analógico a lo digital. La reticularidad, donde la difusión ya no es de uno a muchos sino de muchos a muchos. La hipertextualidad, que permite la existencia de textos interconectados y el acceso a cualquier cosa que este en la red. La multimedialidad, que permite la convergencia de múltiples medios y lenguajes. Y La interactividad, que se da en las comunicaciones es de sujeto a sujeto; pero también en la interfaz; dónde, según Scolari “se da la interacción”. Muchos investigadores proponen que sea esta última característica, la que defina a los medios digitales.

Podemos apreciar como el nuevo ecosistema comunicacional re-configura el los procesos de intercambio simbólicos; dónde las nuevas tecnologías digitales han puesto en marcha las dinámicas cognitivas y culturales y dónde “la tecnología digital ha potenciado y evidenciado la textualidad entendida como red”. Queda en evidencia como Internet (y sus entornos) ha transformado no solo los medios de comunicaciones tradicionales, en este sentido, sino también la manera- cultural y social- que teníamos al relacionarnos. Para Manuel Castells “en el nuevo modelo de comunicación los medios utilizan internet” y “procesan la información en tiempo real” convirtiéndose así, “en un medio masivo, continuo e interactivo al que pueden acceder distintos usuarios planteando preguntas, criticando, debatiendo”. Internet”.

Ugarte, por su

parte, plantea que

“internet es una fuente

que cambió la

estructura de información”

y que modificó “la estructura de poder” puesto

que,

“cuando más arriba se encuentre uno en la pirámide informacional, menos

dependemos de los otros para recibir información”.

En su libro “El poder de las

redes describe a Internet como “una red distribuida”; “un lugar de libertad,

pluriarquía y democratización donde el usuario tiene una libertad limitada en tanto y en cuanto “no tiene la capacidad ni oportunidad para decidir sobre cualquiera de los demás actores” y esto es lo que - según el autor – “la convierte en una red de iguales”. Al ser internet una red descentralizada permite, por un lado “la elección de nodos filtro” y por el otro, que, la toma de decisiones –ante una propuesta determinada- no sea entre un sí o un no; sino más bien «en mayor o menor medida». Es decir que se da una “pluriarquía” porque “se suma quien quiere” y “la dimensión de la acción dependerá de las simpatías y grado de acuerdo que suscite la propuesta.

Debemos reconocer que las redes sociales han democratizado el conocimiento y permitieron una comunicación horizontal de ciudadano a ciudadano donde cada uno puede crear su propio sistema de comunicación para decir lo que quiere; pero también se debe tener en claro que en internet hay “usos alternativos y emergentes”. Luis José Vianante cuando describe los usos que tiene internet Internet los clasifica en tres tipos: Como Medio de Comunicación donde se

comparten ideas a alta velocidad, a bajo costo y hacia todo el mundo. Como Fuente

de Información ya sea para uso personal, educativo

o comercial

y

finalmente

Como Medio de Transacciones y Servicios, para Movimiento de fondos,

Transferencias y Comercio Electrónico.

Cualquiera se la forma en que nos apropiemos de internet, debemos ser conscientes que, en ese espacio, siempre se construyen relaciones de poder que implican luchas y tensiones. Rueda Ortiz, Rocío nos invita a pensar “a las tecnologías más que como aparatos (…), como dispositivos de socialización y nuevos escenarios de configuración de subjetividades.” Y, es esta la esencia que debemos otorgarle a la red; Internet debe ser un espacio para amplificar voces, visibilizar actores y donde en definitiva, los ciberactivistas tengan la posibilidad de ofrecer resistencia. Al pensar en estos grupos, imaginariamente aparecen los movimientos de revolución o de protesta que existen en la red; los cuales- como señala Manuel Castells, (al igual que los políticos) “actúan por crisis de las organizaciones estructuradas”, desarrollándose “de acuerdo a códigos culturales, valores e ideas”. Y que “utilizan internet para reclutar apoyos, estímulos y lanzar mensajes”.

A modo de conclusión de todo lo expresado, elijo quedarme con la idea de Roger Silverstone que sentencia; “Nuevos mecanismos se construyen sobre los cimientos de lo viejo”. Este pensamiento, sirve para aclararnos como las nuevas tecnologías digitales “visibilizan prácticas” que ya realizábamos con otras tecnologías. Retomar la idea de que los “nuevos” medios se asientan sobre las bases de los medios anteriores, que se yuxtaponen, se imbrican, se articulan” nos permitirá pensar en esa nueva comunicación multimedial que nos consiente como usuarios a interactuar contextualidades complejas donde se cruzan y combinan diferentes lenguajes y medios. Pensar en internet es pensar en los procesos de remediación donde un nuevo medio raramente ha causado la extinción de los medios existentes y en donde la convergencia, supone la “representación de un medio en otro medio” . Pensar en internet, es pensarnos interactivos e hipervinculados con una comunicación horizontal, es no mirar a las tecnologías como aparatos sino más bien como procesos culturales, sociales y simbólicos