El Caballero Don Quijote

La aventura de los molinos de viento

NARRADOR: Don Quijote es el protagonista de las más famosas novelas escritas
por Miguel de Cervantes Saavedra. (Sale Cervantes con un libro y una pluma,
escribiendo) Leyendo novelas de caballería se enloquece a tal punto que confunde
la realidad con los fantásticos personajes y episodios de estos libros.

(Música)

NARRADOR: Y así comienza esta aventura, con don Quijote y Sancho Panza,
habiendo salido en mitad de la noche para no ser vistos por sus familias y vecinos
que seguro habrían intentado impedir su marcha. Con los primeros rayos del sol de
aquella mañana, comienza la aventura

DON QUIJOTE: Hola, amigos. Soy Alonso Quijano, más conocido como como
Don Quijote, y este es mi fiel escudero, Sancho, nos aguarda emocionantes
aventuras.

Un hidalgo caballero siempre trata de establecer la justicia y el honor entre las
personas que encuentra a su paso.

Para ser un caballero, amigo mío y niños, es prescindible tener un buen caballo,
Rocinante, una reluciente armadura, un sólido escudo, una filada lanza o espada,
un fiel escudero Sancho y una bella dama en la que soñar, Dulcinea. Haaaaaa

(Suspira y se quedan congelados, aparece en escena Dulcinea como un
pensamiento de Don Quijote)

DULCINEA: ¡Ho! ¿Dónde estarás mi noble y apuesto caballero?, Don Quijote,
¿qué batalla estarás enfrentando?, cuando regreses victorioso me desposare y
viviremos felices. (Suspira). Haaaaa (sale de escena y continúa la historia)

lo habéis de pagar. DON QUIJOTE: La fortuna va guiando nuestro destino. con quien pienso hacer batalla. amigo Sancho. de él aprendo lo necesario para llegar algún día a convertirme también en persona de fama y fortuna. pues aunque mováis con toda energía vuestros brazos. ¿no ves que brazos más largos tienen. DON QUIJOTE: No huyáis. SANCHO: ¿Qué gigantes? DON QUIJOTE: Aquellos que se ven allí a lo lejos. DON QUIJOTE: Bien parece que no tienes experiencia en aquellas estas aventuras. ¡por mi Dulcinea. quítate de ahí. y si tienes miedo. que. porque ves allí. arremetió a todo galope. donde se descubren treinta o más. suena un golpe) . empujadas por el viento. gigantes. Son gigantes. cobarde y viles criaturas. a su señora Dulcinea. que un solo caballero es el que os enfrentáis. mientras yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla NARRADOR: Los avisos no sirvieron para nada. no son gigantes sino molinos de viento. envistiendo contra el primer molino que encontró a su paso. aquellos que ves allí. y lo que en ellos parecen brazos son las aspas. para que dejen de hacer maldades. bien cubierto con su escudo y al frente su lanza. a la carga! (Se estrella contra el molino y se da tremendo totazo.SANZHO: Como buen escudero mi trabajo consiste en ayudarle a tener siempre todo su equipo listo para entrar en acción. hacen mover la piedra del molino. Su señor dedicándole tal Azaña. y como los mueven? SANCHO: Mire vuestra merced. hasta darle muerte.

y montando de nuevo su caballo. don Quijote nos demuestra su valentía para enfrentar el mal que asecha a los moradores del lugar. Loco o cuerdo. Rocinante. qué más da. Fin . ¿Qué no eran gigantes sino molinos de viento? DON QUIJOTE: Hay amigo Sancho y niños. Gigantes que amenazaban a los vecinos de aquel lugar. que mirase bien lo que hacía. ha vuelto estos gigantes en molinos para quitarme la gloria de la victoria. ¡Sin embargo poco han de poder sus malos actos contra la bondad de mi espada! NARRADOR: Sancho ayuda a levantarse a su maltratado señor. emprendieron de nuevo su camino en busca de nuevas aventuras contra los malvados. pienso que aquel mago Festón que robo mis libros.SANCHO: No le dije. (Suena la música y cabalgan) NARRADOR: Don Quijote ve gigantes sin duda.

Intereses relacionados