Está en la página 1de 2

Sistemas de interpretación

¿Qué enseña la Biblia? Parece que muchos creen que la respuesta


depende de qué religión sea; es decir, creen que la misma Biblia dice distintas
cosas a distintas personas. Todos proclaman que "La Biblia dice" aunque
enseñen "como doctrinas, mandamientos de hombres" (Mateo 15:9).

Los oyentes del primer siglo entendían el evangelio porque en aquel


tiempo no existían los sistemas de interpretación que existen ahora. Millones
de personas oyen algún "evangelio" a través de sistemas erróneos de
interpretación bíblica.

(1) Existe un sistema de interpretación bíblica que dice que la iglesia es


la voz de Dios, que los libros del Nuevo Testamento son la voz de Dios
expresada a través de la iglesia, y que lo que la iglesia (el clero) enseña ahora
tiene la misma autoridad que la iglesia tenía en el primer siglo. Desde luego,
los que acepten este sistema de interpretación no tomarán en serio lo que dicen
las Escrituras porque creen que la autoridad suprema es la iglesia.

(2) Muchos de los que han protestado contra ese sistema de interpretar
la Biblia han conservado uno de sus errores fundamentales, de que el hombre
nace pecador, y en base a ese error han inventado una serie de otros errores
con respecto a la salvación. Este segundo sistema de interpretación ha causado
mucha división religiosa porque ha resultado en la formación de docenas de
denominaciones basadas en alguno(s) de los cinco puntos cardinales del
calvinismo. Para justificar o minimizar la división se dice que toda doctrina
"es cuestión de interpretación", es decir, creen que cada denominación y cada
persona tienen libertad para interpretar la Biblia según su credo. Cuando el
hombre dice las mismas palabras a sus hijos o empleados, requiere que todos
le entiendan, pero muchos insultan a Dios, insinuando que la palabra de Dios
no es absoluta, y que Dios no quiere o que no es capaz de expresar su mente
para que todos le entiendan. (Desde luego, si todos le entienden, será de la
misma manera).

(3) Otro sistema de interpretación se basa en la creencia errónea de que


cuando Cristo venga la segunda vez, reinará mil años aquí en la tierra. Los que
creen este error interpretan toda la Biblia, de pasta a pasta, de acuerdo a esa
creencia y concluyen que el reino aún no se ha establecido, que la iglesia no es
el reino, y que no es esencial. Este sistema no es espiritual sino
completamente materialista, enseñando que la tierra no será destruida (2 Pedro
3:10), sino que será renovada para ser otro paraíso como Edén, y algunos aun
van al extremo de negar la deidad de Jesús, la existencia del alma y el castigo
en el infierno.

(4) Otro sistema muy popular de interpretar la Biblia es que en realidad


la Biblia es una letra muerta porque se supone que Dios se comunica con el
hombre, aparte de la Biblia, por medio de visiones, sueños, y otras
revelaciones modernas. El exagerado emocionalismo (la obra del Espíritu
Santo según ellos) constituye el corazón de la fe y práctica de los partidarios
de este sistema de interpretación.

Algunos judíos no podían entender las Escrituras porque al leerlas, un


velo (su sistema erróneo de interpretar las Escrituras) cubría el corazón de
ellos (2 Corintios 3:15) y no les dejaba entender la verdad. Todos los que lean
las Escrituras bajo el control de algún sistema humano de interpretarlas tienen
un velo sobre su corazón. Jesús dice, "Conoceréis la verdad y la verdad os
hará libres" (Juan 8:32), pero primero hay que quitar el velo.