Está en la página 1de 25

ISMAEL CARMONA GARCÍA

CUADERNO DE
GRAMÁTICA EXTREMEÑA

[Nº 2]
FEBRERO
2010

ISMAEL CARMONA GARCÍA CUADERNO DE GRAMÁTICA EXTREMEÑA [Nº 2] FEBRERO 2010 .

Están prohibidos sus usos comerciales. visite: http://creativecommons. con la condición de reconocimiento de autoría. Mérida. el cambio o derivación de esta obra. Para más información. 1ª edición.0/ . febrero 2010 Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons. por la que se permite su uso público.Prólogo y notas: Ismael Carmona García.org/licenses/by-nc-nd/3. Imagen de la portada: Templo de Diana.

pero que. no son todos los que surgen. sin embargo. su naturaleza y sus reglas gramaticales. antigual y manigual así como los testimonios que de ellos dan los autores. analizo los términos renti. endigual. Con cada artículo que se publica. Ismael Carmona García 03 de febrero de 2010 . parece ser que hay de quienes están interesados en los aspectos gramaticales y léxicos del extremeño. es un hoyo que se tapa y otro que se abre. plantean nuevas cuestiones y dan puertas a nuevos campos de investigación lingüística. Espero que sea de provecho para todos los que se acercan al extremeño este segundo número. de morfología y semántica con la construcción verbal mediante el prefijo -en. antes bien. que a través de la libre divulgación y exposición de estos trabajos se pretende acercar a un público más general las partes de nuestra lengua ignoradas hasta el momento o lo suficientemente obviadas como para no ser tratadas por parte de los especialistas.y la derivación sustantiva con iqui-. En lo que respecta a la sintaxis. En este número aclaro aspectos de fonética como el abocinamiento de /o/. Todo esto nos lleva a reflexionar sobre el enorme grado de desconocimiento que existe hoy por hoy del extremeño. por tanto.PRÓLOGO Se ha dejado esperar este segundo número. No se olvide. Por el número de descargas que veo que ha tenido el primer Cuaderno. más por falta de tiempo en su revisión y compleción que por su redacción. Quiero decir con esto que la información de las páginas de estos cuadernos son respuestas a interrogantes que los especialistas no cubren de manera específica. ya que la mayor parte de estos artículos la escribí en diciembre del pasado año.

.

muchas de ellas. A continuación da una serie de palabras. Aunque son fenómenos de distinto origen. vosotrus [βo̹ˈzotɾʊh]. «puniendo». V. refiere lo siguiente «Por regla general. gr. Generalmente es confundido con la apofonía [o] > [u]1 motivada por la atonicidad o la asimilación a yod o wau. CUMMINS. Más redondeamiento. gr. Es lo normal en una dicción pausada. V.: molliqueal [mo̹ʎikeˈal]. Entre los ejemplos que ilustra o > u. Los labios se abocinan demasiado.: poal [po̜ˈal] «molino». «[punjéndu]». En general. ambos pueden llegar a converger. mochu [ˈmo̹ʧu] «mocho». con labialización. «lumbrís». 7 . cuyo alófono [o] era el esperable. «[pul̬ ítu]». gr. REALIZACIÓN Los labios conservan el abocinamiento de la consonante labial o bien se prepara para pronunciarla. «umbligo». poón [po̹ˈɔŋ]. suele cerrarse». gr. en extremeño. 1 MONTERO CURIEL (pág. «[muntáu̯]». «[pukítu]». tras asegurar que los cambios de las vocales pretónicas y postónicas son un hecho vulgar y no dialectal.Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García I Labialización de /o/ La labialización del fonema /o/ en extremeño se trata de un fenómeno fonético dado en contacto con una labial. «[pusíu]». «[muntón]». «[muntonítu]». se percibe en estas variaciones una tendencia predominante al cierre. incluye muchas palabras con labialización: «[aƀur̄ eθíu]». Los grados de labialización pueden oscilar desde un pequeño redondeamiento de los labios hasta el cierre completo en [u]. romanu [ro̹ˈmãnu] «romano». «[puđón]». V. «[mulíđu]». «[puđía]». «[kumˈpráu̯]». que son: «bucholno». V. esto es especialmente verdad en lo referente a o pretónica (> u) y e pretónica (> i)». Se advierte cierta oscuridad en el sonido. de modo que el fonema /o/. • • Ligero redondeamiento. «vusotros».: poal [po̹ˈal]. «[suméru]». pero sin llegar al extremo de [u]. «[pulƀeníl]». acaba por abocinarse también. 38) sólo señala que se cierra en posición átona inicial: «La o átona inicial.

/m/. • Abocinamiento de vocal tónica. 8 . a veces. mocosu ~ mucosu.Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García • Cierre completo.: tapocu [taˈpo̹ku] «tampoco». poema [po̹ˈema] «poema»2. En casos de abocinamiento o cierre por abocinamiento la grafía que se ha de adoptar es siempre o: Portugal. en [u]. operal ~ uperal. Ese contacto puede ser anterior o posterior y con vocales tónicas o átonas. política ~ pulítica. Hay pocos casos y convergentes. pongan [ˈpo̹ŋɡaŋ] «pongan» (de ponel). la vocal cerrada se conserva incluso cuando la f se aspira: hoguera [hʊˈɣeɾa]. poal [po̹ˈal] «podar». hontana [hʊn̪ˈtana]. 3 En los casos de foguera y fontana. la vacilación entre sonidos se ha estado representando a través de o o bien de u sin llegar a un acuerdo: Portugal ~ Purtugal. lombinu [lo̹mˈbinu] «lomito». es decir. la labialización es tan extrema que /o/ puede volverse [u] e incluso [w] y componer diptongos crecientes [puˈema] > [ˈpwema]. V. fontana [ɸo̹n̪ˈtana] «fontana»3. • Abocinamiento de vocal átona. Tradicionalmente. vosotrus [βo̹ˈzotɾʊh] «vosotros». mochu [ˈmo̹ʧu] «mocho». /β/ y /ɸ/. V. foguera [ɸo̹ˈɣeɾa] «hoguera». gr. sombreru [so̹mˈbɾeɾu] «sombrero». la ortografía no ve la necesidad de representar estas oscilaciones en la palabra. mocosu [mo̹ˈkozu] «dedo índice». lombrís [lo̹mˈbɾi] «lombriz». Es lo normal en dicción rápida o en un entorno vocálico cerrado. con la metafonía. fundamentalmente en la primera sílaba de la palabra.: montón [mo̹n̪ˈtɔŋ] «montón». ENTORNO FONÉTICO La labialización se da en contacto con las labiales extremeñas /p/. gr. Es lo más frecuente y la atonicidad favorece que el mero redondeamiento pase a convertirse en un cierre completo de la vocal. política. operal. 2 En casos como estos. V. mocosu. poquinu [po̹ˈkinu] «poquito».: molinu [muˈlinu] «molinu». gr. /b/. ORTOGRAFÍA Al tratarse de un hecho fonético contextual y que se da en distintos grados.

MONTERO CURIEL. 9 . P. El habla de Madroñera (Cáceres). CUMMINS. 1997. Tamesis books limited. J.Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García BIBLIOGRAFÍA G. 1974. Londres.. El habla de Coria y sus cercanías.. Universidad de Extremadura. Cáceres.

port. con valor protético y enfático». enlial «dejar liado». 136: «En. más energía y vigor a sus ideas o afectos». Le sigue una serie de verbos con valor resultativo como «emprestal».al verbo. enseñalal «poner señal. endurecer». prescribir». el portugués. 4 MONTERO CURIEL. Entre los ejemplos que lo ilustran pone los verbos «encarrifilar» y «enfrontilar». enroscar». pág.Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García II Resultativos con -enEn extremeño existe un procedimiento morfológico muy frecuente para señalar la posición o el estado resultante. endolcar «dejar con forma de dolcu = chorizo de forma redonda. en’a hormación de berbuh endi nombrih i ahetibuh».al verbo. el ¿dónde? Esta noción trasladada al nivel abstracto de la acción verbal cobra valores de posición o estado resultante. insiste en el valor enfático: «En extremeño varía algunas palabras castellanas alargándolas tal vez para darles más énfasis. es decir. cast. PABLO GONZÁLVEZ en su Gramática (pág. En extremeño. MORFOLOGÍA La formulación sintética con el prefijo -en. Se trata de la prefijación de -en. endelgazal «dejar delgado». endurar «poner duro. 216) sólo repara en su frecuencia de uso: «Gran bitaliá esarrolla tamién la preposición “-en” [sic] (em.ha sido explicada por la tradición como una simple prótesis intensiva o como un mero cambio de prefijo respecto al castellano4. El habla de Madroñera. ensuciar «dejar sucio. Lo cierto es que lenguas como el propio castellano.y es-.[…] se da preferentemente con verbos y se confunde con des-.: entaponal «dejar taponado». el gallego o el asturiano también conocen este procedimiento: ast. poner sucio». gr. uno de los procedimientos para marcar estos valores es el de la prefijación de -en. anti b o p). 10 . Se encuentra. MURGAS BOHÍGAS. ex. «engrandal» o «envereal». CONCEPTO Una de las realizaciones de la circunstancia es el punto ubi?. V.

marcar».: enpelotal «poner en cueros ≈ desnudar». gr. una sentido activo y pasivo.Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García SINTAXIS El prefijo -en. Si se entiende en un sentido pasivo es el de dejar. va a estar en clara relación con el contexto. SIGNIFICADO El sentido básico es el de estado. Puede entenderse que el estado es el que se crea o es el que se deja. cambian según sean reflexivos o no: mos enrabamus cona palranga «nos entretuvimos (lit. No obstante. Otros. Hay unos pocos ejemplos con -re-. es decir. endañal «dejar dañado». por su significado parecen decantarse por un sentido o por otro: le enprestó la libreta «le dejó prestada la libreta». es decir. gr. por el contrario. gr. enrevesal «poner liado». entaponal «poner un tapón ≈ atascar». es decir. entortal «poner torcido ≈ torcer». El valor se encuentra más cercano al ubi? originario y señala. Este sentido es. entontal «poner tonto.: entrancó el paneru refregandu la ropa «atascó/dejó atascada la pila refregando la ropa». nos quedamos en el rabo) con la parleta». enseñalal «poner una señal.suele ocupar la posición inmediatamente anterior a la raíz. la puso en el rabo) toda la noche». de manera factitiva.: ensecal «poner a secar.: enrelial «poner liado». gr. Es lo normal en extremeño. sobre todo con raíces nominales. enrevesinal «poner liado». entaponal «dejar taponado [tras haberlo atascado]». gr. El sentido activo es el de poner. encoratal «poner en cueros». v. • • Ante la raíz. V.: enpelotal «dejar en cueros [tras haberlo desnudado]». entarmal «poner támaras». ciertos verbos. después de crear el estado. evidentemente. muchas veces contextuales. V. aunque es posible que se añada ya una raíz prefijada. más complejo y suele ser meramente circunstancial. entontecer». V. Ante otro prefijo. 11 . la enrosava conas sus ducis parabras «la sonrojaba/la dejaba sonrojada con sus dulces palabras». V. dejar secar». aunque son dos las interpretaciones. endaleal «poner de lado». el estado en que se pone algo que no estaba así. éste permanece. la enrabó tola nochi «la entretuvo (lit. entortal «dejar torcido [tras haberlo torcido]». enpelotal «poner en cueros».

P. este prefijo no muestra ninguna otra variante alomórfica. 19952. agaçapalse/engaçapal-se «agazaparse/poner agazapado» mollecel/amollecel/enmollecel «reblandecer/ablandar/poner blando». enharinal «poner en harina». 12 . et alii. Cáceres. A. gr. Habla popular de Extremadura. El habla de Madroñera (Cáceres).: enprimil «poner en presión». envarbascal «dejar desordenado». MONTERO CURIEL.. gr. Universidad de Extremadura.Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García Existe multitud de verbos que mantienen matices de significación distinta según su oposición con los meros factitivos. V. florecer/poner florido».. ataponal/entaponal «atascar/dejar atascado». MURGA BOHÍGAS. P. lo cual demuestra que no se trata de un mero intercambio fonético ni morfológico de prefijos. enfrorecel «poner florido». ORTOGRAFÍA De acuerdo con las nuevas normas ortográficas. Madrid. BIBLIOGRAFÍA GONZÁLVEZ. Primera Gramática Ehtremeña. engafal «dejar infestado». imprimir». enbarullal «poner confuso».: adelgazal/endelgazal «hacer delgado/poner delgado». Extremadura Unida. aprimil/enprimil «presionar/poner en presión. Cáceres. 1979. afrorecel/enfrorecel «hacer florecer. v. 1997.

El tercer sufijo -E. publicus.: lat. hocicu. ast.latina. 13 . v. tembriqui. ETIMOLOGÍA Este sufijo de amplia extensión no sólo en las lenguas ibéricas. -C. ariqueal. Entre las lenguas ibéricas es de mucha extensión en ciertas zonas dialectales del español. gr. procedente de una -c. tempranico. El segundo elemento. • • • El primer elemento -I. doloriqueal.está presente también en los sufijos extremeños -i-te -i-n-. sino también en las europeas.se trata de una vocal temática. meñiqui. poquitico. empenical.está presente también en otros sufijos extremeños como -a-c. aunque también se da en otras lenguas: cast. verbos o raíces onomatopéyicas: melliqui. presente en muchas palabras herencia de la flexión atemática latina — 5 De acuerdo con MARTINET y MONTEIL. χαρακτεριστικός. compuesto por -I-C-E-. este sufijo procedería de una forma aún más arcaica procedente de la tematización en -o ~ -e del sufijo -jH2-.Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García III El afijo -iquiEste afijo sufijado forma sustantivos de relación a partir de otros sustantivos. En extremeño este sufijo se da también entre verbos y otros tipos de sustantivos derivados: cosical. Se trata de un sufijo tónico procedente de una -ī. gr. tiene origen en un afijo indoeuropeo -i-k-5. en origen de unión. churriqui. MORFOLOGÍA En extremeño el sufijo -iqui es un sufijo triple.latina. danciqui. tallariqui.o ´-i-c-.

gr. • • Sin otro sufijo: boca > boqu-iqui. También lo encasilla como diminutivo en “El extremeño en la literatura”. palriqui. queja > quej-iqui. mohiqui «persona gimoteadora». Se da con raíces verbales y onomatopéyicas. V. a pesar de dar como ejemplos las palabras cibarriqui. Este sentido genitivo pasó a cobrar valor diminutivo como se ve en los sufijos -icu del asturiano o -ico del español6. En extremeño. No obstante.no son raros: boquica. quejica. donde aparece citada. En Hojas extremeñas sueltas. gallarica. Los femeninos en -a. saltu > salt-ariqui. el sufijo -iqui conserva ese sentido de relación primigenio. que es al final de palabra. Palriqui y Puliqui son motes.Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García cruzi.: quejiqui «quejica». alfilel > alfiler-iqui. Con sufijo -ar-: tallu > tall-ar-iqui. chafandiqui. 6 PABLO GONZÁLVEZ en su Gramática (pág. la palabra idiqui (< idil «decir»). mellica. a veces existe un sufijo -ar-. 221) lo incluye dentro de los “sufihuh dehminutibuh” enunciado como -iqui/-ica.marcaba en las lenguas como el latín o el griego relación o pertenencia. puenti—.+ -qu-) + (-i-) / (-a-). gallu > gall-ar-iqui. gallarica. dança > danc-iqui. El sufijo -i-k. además. Veamos algunos: • [+ agente]. Este sufijo aparece siempre en la misma posición. entre la raíz y él. De estos valores originarios de relación se desprenden otros valores circunstanciales secundarios que dependen más del valor semántico de la raíz que del propio sufijo. danciqui «danzarín». mella > mell-iqui. gallariqui. De modo que tallariqui en primera instancia significa “cosa o persona en relación con el tallo”. uno doble y otro simple: (-i. 14 . SIGNIFICADO Los valores de este sufijo se desprenden del originario. SINTAXIS En el sufijo triple -iqui se pueden agrupar sus elementos en dos sufijos.

compañía]. 15 . palriqui «persona habladora». Gráficas Plantas. 1981. [+ instrumento. gr. et alii. alfileriqui «persona muy delgada». Coria. V. 2004. gr. V. Se da con raíces verbales y sustantivos. Cáceres. P. P. soliqui «solana». 19952. cacariqui «prenda ridícula». [+ semejanza]. alfañiqui «persona delicada». — “El extremeño en la literatura”. Primera Gramática Ehtremeña.. BIBLIOGRAFÍA GONZÁLVEZ GONZÁLEZ. Se da con raíces nominales. GONZÁLVEZ GONZÁLEZ. tallariqui «persona alta». chafandiqui «joven bullicioso».Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García • • saltariqui «saltamontes». melliqui «persona mellada». alambriqui «persona delgada y nerviosa».: gallariqui «gallito». peiqui «persona ridícula». Hojas Extremeñas Sueltas.: trilliqui «trillador». San Pedro de Mérida. Extremadura Unida.

Así manigual sería la forma contracta de mas en igual. ya que la forma digual existe en otras hablas de manera independiente y además la sonorización de t tras n en extremeño es prácticamente inexistente. 10 IZQUIERDO HERNÁNDEZ confirma esta etimología: «Otra elipsis es antigual = antes al igual». en elemento ma-. pone una etimología castellana e inserta al entre ambos términos. J. -n. Es la forma de etimología más dudosa. ETIMOLOGÍA Las distintas variantes de estos adverbios —endigual. 9 El DRAE da la locución en igual de como de poco uso en castellano. La locución d’igual de es conocida en otros dominios ibéricos y en el español americano8. de forma separada. manigual— nos ofrece un panorama complicado a la hora de determinar si se tratan de variantes fonéticas o de variantes etimológicas. No se trata de un ensordecimiento de la anterior ni ha experimentado ningún cambio vocálico.e -igual. en cambio. En mi opinión. llevado por más por el sentido que por la construcción originaria. pues parecen distinguirse tres elementos: ma-. 7 La forma escrita en digual. 16 . manigual < *mas en igual. no obstante. antigual. simplemente se trata de la crasis entre ante e igual11. nos encontramos ante variantes etimológicas: • • • endigual < en de igual7.Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García IV Endigual. muy relacionadas. por lo que no se recomienda la grafía *entigual. 8 Hay que rechazar que la forma endigual proceda de antigual. constituyen en extremeño adverbios y locuciones adverbiales. está documentada en el texto de J. tal como vemos también en manque < mas aunque. manigual Estas tres palabras. Se trata de una forma aglutinada. El conflicto está en la primera parte. CAMISÓN. Lo más plausible es que se trate del magis latino apocopado. 11 La pronunciación [ẽn̪tiˈɣwal] es alofónica de antigual. mientras que la locución en igual de9 se usa en las mismas ocasiones que endigual o antigual en extremeño. Cosas d’enantis. Él. antigual < *ante(s) igual10. antigual.

14 La fuente que popularizó esta palabra en diversos palabreros electrónicos es el Diccionario de Castúo de RODRÍGUEZ ACOSTA. Dada como voz de Palacios del Sil (León). manigual le dije que me mandara las moscillas! [sic]15… cuando en realidad le dije que me mandara las morcillas. tien-lly rabias». 16 DGLA. 15 Errata por morcillas. donde aparece con el significado de “en vez de”. por ejemplo: “¡Mira que decil que l’ha pedíu el harinatu. aunque no faltan palabreros14 que lo incluyen con un escueto en vez de. quijiera pegal-me un tiru «Antes de verte. hay que señalar el uso plenamente adverbial recogido por VELO NIETO y del cual no contamos con más ejemplos: «Hay una locución muy socorrida. Este régimen está presente en su sentido general de «en lugar de». pueden generar fácilmente correlativas. 30: “endigual de dil sortando”. gr. Para el caso de manigual. del que no hay abundantes testimonios orales confirmados. Esta palabra. cuyo valor gramatical no está del todo claro. por tanto. Las dos formas endigual y antigual pueden llevar régimen de. donde aparece un manigual. 13 17 . Este tipo de locuciones. No nos faltan literatos que hacen uso de estas formas. es. procedente del pequeño léxico que aporta VELO NIETO en su estudio El Habla de las Hurdes. «antigual: Nun la quier. 12 A la Caura vetona. Galral castú. a su vez. como LEÓN GUTIÉRREZ12 o JUAN JOSÉ CAMISÓN13. empleado más bien como un adverbio o una partícula adversativa parentética. Marabajas. lo hazi a retulaol «En lugar de escribir con lápiz. V. semejante a en igual de. endigual de y antigual de. lo hace con rotulador». enunciándose. similar al uso del astur-leonés antigual16. y por tanto la locución se transforma en una subordinante oracional: Endigual de vel-te.» Está claro que nos encontramos ante un uso sintáctico completamente diferente. Antigual de escrevil a lapi. Joseínu. antigual. querría pegarme un tiro». 27-28: “y entigual de bromeal / se jue poniendu más seriu”.: Pi cómo vienis vistiu con chanda endigual de tragi? «¿Cómo vienes vestido con chándal en lugar de traje?».Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García SINTAXIS Tanto endigual como antigual forman una locución subordinante con la preposición de. por lo difícil de encontrar su equivalencia.

. N.. Revista de Estudios Extremeños. IZQUIERDO HERNÁNDEZ. también cabe la posibilidad de escribirlo como en d’igual. 1984.. 1956. si bien. por lo tanto. Su significado es más afín al castellano «al revés». Revista de Extremadura III. En cuanto a manigual cabe decir que tiene un uso cercano a las anteriores. sus tres miembros están plenamente fusionados. según vimos arriba. 1901. se trata de una aglutinación propia de adverbios. Para el caso de endigual. siempre manigual. Respecto a manigual. — “Cosas d’enantis”.. LEÓN GUTIÉRREZ. O. J. lo aleja. En realidad. Los matices que pudieran haber tenido los miembros integrantes como en / ante han desaparecido. XII. Guijo de Granadilla. VELO NIETO. DOMÍNGUEZ ACOSTA. 1996. J. Diccionario de castúo. puesto que existe en igual. Cáceres. por lo que alternativas ortográficas desvirtuarían la palabra. M. 18 ..Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García SIGNIFICADO Las locuciones en igual de. 100 años de imágenes. Guijo de Granadilla. J. también cabe una grafía ante igual. La forma *entigual es alofónica.. BIBLIOGRAFÍA CAMISÓN. En su lugar escríbase antigual siempre. tipo endespues o endenantes. 2007. ORTOGRAFÍA Los escritores y lexicógrafos escriben endigual. «antes bien» o «al contrario». J. 2002. como sus dos elementos existen libremente en la lengua. Coria. Ay. por lo que no se recomienda su uso escrito. su uso un tanto independiente como partícula. “Algo sobre el habla popular de Extremadura”. Marabajas. endigual de y antigual de semánticamente son semejantes a las locuciones en ves de o por ves de «en vez de». El habla de Las Hurdes. «en lugar de». Para antigual. L. entigual. antigual como una sola palabra. Escríbase. A la Caura Vettona.

rasaura «ef. de rasar». Su evolución del latín al gallego-portugués ha sido radentem > radente > raente > rente. 17 J. de orígenes gallego-portugueses.cerró: rente > renti. J. al renti del regalu. MORFOLOGÍA Morfológicamente cabe señalar que con frecuencia se sustantiva al añadir el artículo el contracto a la preposición: al renti. CAMISÓN. a su vez. Derivados de este verbo conocemos en extremeño rayel «raer». En este cuento aparece varias veces empleado el adjetivo renti: estuvun al renti ‘e la orillina.: al rentinu mesmu de la orilla17 «justito rozando la orilla». ETIMOLOGÍA El extremeño cuenta con dos variantes: renti y ranti. ras «ras». La palabra renti procede del participio de presente del verbo rer portugués. al renti de las aguas. rasurar. rasu «raso». 19 . Veamos sus orígenes. V. raído». raspar».Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García V Renti El adjetivo renti ~ ranti. En ocasiones prima su valor nominal y se permite el uso del apreciativo: rentinu. es empleado en extremeño para formar varios tipos de locuciones circunstanciales de lugar. del renti. Este verbo. procede del latín radĕre «raer. Esta sustantivación es conocida también en gallego ao rente de. arrasal «arrasar». gr. por renti. raseru «rasero». rasal «rasar». al renti del ríu Árragu. rentininu. La forma ranti extremeña quizá se trate de una variante etimológica y no alofónica: radentem > radente > raente > rante > ranti. La Mardición de Marián. rasanti «rasante». En su paso al extremeño el sufijo -e. rayiu «justo.

Es la más usada en la lengua.Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García SINTAXIS Al igual que otras muchas locuciones en extremeño.: a renti de la mesa «pegando a la mesa». Al igual que la anterior se puede encontrar determinada: pol renti. gr. También del renti de. Se emplean cuando el contexto prima sobre la sintaxis y no es necesario proseguir con la explicación. v. V. gr. rente ~ ranti forma locuciones absolutas o subordinantes. V. —renti de. para que el que siembra se goce al lado del que siega». De acuerdo con el valor espacial que se le quiera dotar (ándi?. 19 20 . V. Las más frecuentes son: —a renti18. Locuciones subordinantes. El ebanheliu sigún san Huán. CAMISÓN. gr. dóndi?. 20 PÉREZ MUÑOZ. como es natural en extremeño.. V. —de renti de. V. Romanci de ciegu. 21 Misma forma que para el gallego a rente de o el portugués rente de.: passó por renti del policia «pasó por el lado del policía». —renti por renti. —por renti de.: Ramajeava por renti «hacía ruido por el lado». —a renti de21. v.: vino de renti del pozu «vino del lado del pozo».: renti la hontana estuvi asperandu «junto a la fontana estuve esperando». —por renti. J. También existe sustantivado al renti de. La forma sustantivada se advierte gráficamente pol renti de. coló a renti «pasó rozando». a rentes. 36. 18 Cf.: Me pusi cuasi al tu renti19 «me puse casi a tu lado». Volava el butri a renti «volaba el buitre rozando». gr. gr. venga expresado por la preposición de. v.: al renti el tejau «a ras del tejado». J. gr. existen distintas posibilidades preposicionales. Son más frecuentes que las anteriores ya que matizan el lugar dónde? Es por ello que su valor ablativo. V. Puede encontrarse también la forma sustantivada al renti. Son locuciones adverbiales y su función es circunstancial. gr.: Ya el segaol acibi la hornalería y repaña frutu pa bia eterna pa qu’el que siembra se grancey renti pol renti con el que siega20 «Ya el segador recibe el jornal y coge fruto para vida eterna. gr. A. • • Locuciones absolutas. 24. 4. gall. póndi?).

a. a la vera de una cosa». gr. a rente.Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García El traductor ANTONIO PÉREZ emplea una forma renti a22. Por lo demás. matacuelga (a). Parece ser que PÉREZ MUÑOZ interpretó mal la entrada renti (a) de CAMARASA. Al hilo. 1. esta entrada es copiada del palabrero de SANTOS COCO (vid. que significa: Cerca del o junto a: Pasó rente a mí. Como es frecuente en la sintaxis extremeña.: el Berbu desihtía renti a Dióh23 «el Verbo existía junto a Dios». tal como se ofrecen en otras entradas similares: rebezu (a). carecemos de usos orales que constaten la existencia de renti a en extremeño. rapih (a). Otros autores se acercan más a su correcta definición: PANIAGUA «al ras». 1. En Alburquerque. en estos casos se prefieren también los pronombres posesivos: coló por renti miu/tuyu/suyu «pasó rozándome/rozándote/rozándolo». v. de modo que podría tratarse de una interferencia con el uso portugués a la hora de definirlo: «ALRENTE. en que se está muy pegando. El único ejemplo similar lo ofrece TORRES CABRERA para la provincia pacense. En la (pro.: le cortó la cabeça a renti el cuellu «le cortó la cabeza a ras del cuello». puesto que no hay testimonios orales —salvo posible zona lusófona— ni escritos sobre esta forma.) se dice Rente. rozando a. como su propia etimología explica. la noción de ablativo pasa a tenerse como genitiva y la preposición de desaparece. SIGNIFICADO Las locuciones formadas con renti difieren notablemente en significado de las formadas con lau o de la preposición junta. eh idil que doh cosah ehtán mu prósimah cuasi ahuntándusi». está rente al camino. 24 Tengo mis dudas acerca de esta locución. las definiciones de los palabreros no aportan grandes matices: El palabrero de SANTOS COCO25 define «al hilo. CAMISÓN «al nivel de». BOHÍGAS «junto a algo. hace hincapié en el roce. adv.) es corriente». aunque no concuerda entrada con ejemplo y uso sintáctico. extremeño y en el castellano popular. de ahí que a renti de no sea tanto al lado de cuanto pegando a. “Iba el buitre volando a rente del suelo”». por todo lo demás. Fórmula que. Esta expresión asegura el autor que se da en su pueblo: «“rente pol rente” en’a Puebra ‘e Sanchu Périh senifica: junto por junto. junto a alguien». 25 La entrada que da es la siguiente: «RENTE. En (Por. parece ser una mala lectura del Diccionario Extremeño de CAMARASA24. Ebanheliu…. la cual se refiere a a renti no a *renti a. portugués rente a. gr. “A rente de la pared” (Badajoz y Talavera la Real). 23 21 . Ba. Así la locución al renti significa [+ 22 Cf. en la íntima ligazón entre nombres con que se señala la pertenencia en asturiano. OVEJERO «al rape». a la vera de una cosa. V. No obstante. siguiente nota). A su vez. La forma renti. a ras. además de señalar el lado. Por motivos semánticos y sintácticos.

VIII. TORRES CABRERA. [+ posición] y junta [+ unión]. M. PANIAGUA MONTERO. Madrid. SANTOS COCO. A. Revista de Extremadura. J. 2002. Cáceres. 22 . “Vocabulario extremeño”. Diccionario Extremeño.. Cáceres. 2003. — La mardición de Marián. F. 1910. [+ roce] mientras que al lau es [+ aproximación]. PÉREZ MUÑOZ... 1952. IGLESIAS OVEJERO. 2002. “Analogías y contrastes entre las hablas de El Rebollal y las extremeñas”. Cáceres. Habla popular de Extremadura. 1979. IV. [+ posición]. II. A. C. P.Cuadernos de gramática extremeña nº 2 Ismael Carmona García aproximación].. J. A. inéd. 19882. VIUDAS CAMARASA. Revista de Extremadura.. “Más sobre dialectología extremeña”. A. 2004. BIBLIOGRAFÍA CAMISÓN. 2002. El ebanheliu sigún san Huán.. MURGA BOHÍGAS. — Mi diccionario extremeño de la Sierra de Gata. “El habla del Ahigal: rasgos generales y algunas cuestiones léxicas”. [+ aproximación]. J.. Marabajas..

....................................................... 5 I...................................... pág... 10 III... Labialización de /o/ ....................... El afijo -iqui......Índice PRÓLOGO .................................... pág................. pág.................. 19 23 ... manigual................................... pág........................................ antigual......... pág............... 13 IV.................................. pág........................................ 7 II............................. Resultativos con -en..... Endigual..... 16 V................................................... Renti ...

.

Autor de Ortografía del extremeño (2007) y Morfología del extremeño (2009). rectificaciones o sugerencias.com. Promotor de la Güiquipeya y redactor de las bitácoras Cúyu pan esgarras?. Para cualquier duda. Licenciado en Filología Clásica por la UEx.Sobre el autor: Ismael Carmona García (Badajoz. . 1986) Hijo de valviense y poblanchina. Investigador y gramático del extremeño. escriban a CCnBohemius@hotmail. Las Vegas Bajas y La bellota literária.