Ante la retención ilegal por parte de la PDI de Mariela Hidalgo del FER-29 de Panamá

Declaración Pública Conjunta
Ante la retención ilegal que fue objeto Mariela Hidalgo, las organizaciones
participantes del XVI Seminario del Joven Combatiente, declaran lo siguiente:
La compañera Mariela Hidalgo, militante del FER-29, que venía a Chile a participar
del XVI Seminario del Joven Combatiente, organizado por la Juventud Rebelde
Miguel Enríquez – JRME, fue retenida por la Policía de Investigaciones (PDI) en el
Aeropuerto Arturo Merino Benítez, ya que según la explicaciones del Subcomisario
Sandoval, Jefe del Turno Nocturno de la PDI, Mariela no contaba con visa de
estudios ni con ningún tipo de visa, y por eso fue retenida por ellos, dejándola en la
“zona transito” y no permitiéndole ingresar al país. A lo que se agrega que supimos
de la situación de Mariela únicamente porque ella logró obtener Internet y ponerse
en contacto vía whatsapp con los compañeros de la JRME.
Hay que dejar claro que ningún ciudadano panameño necesita visa para ingresar a
Chile como turista, y que si era por motivos de la visa de estudios, ésta se puede
sacar estando ya en el país, según informó a militantes de la JRME el propio
Consulado de Panamá en Chile. Por tanto las razones que expone la PDI para
decidir impedir el ingreso de Mariela Hidalgo a Chile, demuestran que fue acción
totalmente ilegal y arbitraría, ya que no hay ningún motivo legal que impida su
ingreso al país, violación de alguna ley y/o antecedentes penales.
En Chile se vienen aprobando leyes que retoman la línea represiva de la Dictadura
Militar, como es la llamada “agenda corta anti delincuencia” que buscar reprimir no
a los delincuentes como dice su nombre, sino por sobre todo a las organizaciones
sociales y políticas que se manifiesten en contra de las políticas de
perfeccionamiento y profundización del modelo neoliberal que los gobiernos civiles,
de la ex Concertación, hoy Nueva Mayoría, han aplicado, dando continuidad al
modelo implementado por Pinochet. No es por tanto de extrañar que se tomen este
tipo de medidas, como le ocurrió a Mariela Hidalgo, contra los dirigentes sociales y
políticos que vienen a compartir su experiencia de lucha con los jóvenes y
estudiantes de Chile.
Denunciamos que se negó por parte de la PDI, en razón de que Mariela se
encontraba en una “zona de tránsito”, que nuestra compañera pudiera ser atendida
por un abogado, incluso haciendo presente en el aeropuerto la abogada de
Derechos Humanos María Rivera.
Por otra parte, esta situación demuestra que ni el Estado panameño ni el chileno
bregaron, de manera decidida, por la protección y la dignidad de Mariela.
Permitiendo que sus derechos humanos hayan sido violados, al no permitírsele
comunicación, estando dos días sin higiene ni alimentos adecuados y siendo
presionada con interrogatorios amenazantes, además de que ningún miembro
diplomático panameño se hizo presente en el aeropuerto de Santiago.
En particular hacemos un llamado a la FMJD, a la OCLAE, a las organizaciones
estudiantiles chilenas y panameñas, y a las organizaciones sociales y políticas de
la juventud de nuestro continente, que se ponga mucha atención ante este tipo de
medidas, de la cual se tiene ya dos antecedentes, el primero fue a la compañera
Cindy Pérez de la Juventud Comunista de Colombia, que deportada en su intento
de ingreso al México para participar en un Congreso de la Juventud, y ahora, la

situación vivida por Mariela Hidalgo del FER-29. No podemos permitir más acciones
represivas, que también están constando el encarcelamiento y las propias vidas de
nuestros dirigentes estudiantiles, sindicales, campesinos y de cada frente en donde
luchamos por la dignidad de nuestros pueblos.

Por la unidad y construcción de la Patria Grande
A defender a nuestros la integridad de nuestros dirigentes y luchadores
Juventud Popular Brasileira (Brasil)
Juventud Guevarista (Argentina)
Frente de Estudiantes Revolucionarios – 29 de Noviembre (Panamá)
Juventud Rebelde Miguel Enríquez (Chile)