Está en la página 1de 8

APROXIMACIONES AL ANARCOSINDICALISMO

La Anarquía como término

La interpretación del termino anarquía es bastante amplia y


se le asocia a imágenes de violencia, saqueos, escenarios de
horror y desconcierto, en fin como la peor opción posible.
Esta comprensión de la anarquía ha obedecido
principalmente a los intereses de los grupos de poder político
ya sean de izquierda o derecha, por asociar la anarquía con
el arquetipo de sociedad que seria el fin de la “civilización”,
pero que en ultimas nosotros sabemos que es la representación de una
sociedad mas justa, mas solidaria, emancipada en su totalidad y que haría
ilegitimo el establecimiento de sus poderes capitalista, autoritarios, centralistas
y guerreristas, por enunciar algunas de las consecuencias que la historia nos
muestra, han sido cometidas por gobiernos de derecha y de izquierda
comunista.

Para no dejar esta a parte solo como denuncia del interés de ciertos actores
por tergiversar este termino, diremos como lo hemos hecho antes, que con
anarquía nombramos un movimiento que rechaza la existencia de un jefe, un
principio de gobierno, un principio de pensamiento, un principio de verdad
desde donde toda la vida de la sociedad quede determinada.

El Anarquismo como movimiento

Aunque el término ya era conocido


desde antes, incluso la historia de la
humanidad relata la existencia de
pueblos enteros y personas que
vivieron bajo los preceptos del
ideario anarquista, desde su
“oficialización” por así llamarlo, con
la publicación del libro de Pierre
Joseph Proudhon ¿Qué es la
propiedad?1 En 1840, el movimiento
anarquista ganaría protagonismo en
los ámbitos de la organización
social, la lucha de clases y en
general el movimiento social popular revolucionario.

Sin embargo con el pasar de los años las corrientes anarquistas o antiestatistas
como tambien se les conocia, serian expulsadas de la Primera Internacional
Obrera en 1866, por cuenta del comunismo oficial, esto tambien en relación
con lo expresado anteriormente acerca de ciertos sectores de la izquierda por
querer “ridiculizar” el anarquismo, llevando en muchos casos a los integrantes
del movimiento anarquista a ser perseguidos, denunciados, exiliados y
asesinados por ordenes de poderes dizque “revolucionarios”.
El 1° de Mayo: una conmemoración de origen anarquista

Prueba de la gran influencia del anarquismo en


las luchas sociales son los hechos del año 1886
en Illinois Chicago, donde la historia escribiría el
origen de este día como el de la Solidaridad
Internacional Obrera según decreto emitido por
el Congreso Internacional Obrero Socialista de
Paris en julio 1889.

Es innegable entonces que sin la lucha de los


“Mártires de Chicago” apelativo con el cual son
recordados los anarquistas: Albert Parsons,
August Spies, Adolph Fisher, Louis Lingg,
George Engel, Michael Schwab, Samuel Fielden
la historia del movimiento obrero en el mundo
seria distinto. Pero ¿por qué el anarquismo y no
otras corrientes revolucionarias fueron capaces de entender la lucha obrera?
Pues por denunciar el burocratismo sindical tan corrupto como inservible para
los obreros, y por intentar consolidar una política de autogestión e
independencia del Estado, que dignifique el trabajo en función del buen vivir
individual y colectivo, y no para engordar a un patrón.

Anarcosindicalismo: lucha obrera y campesina

El
anarcosindicalismo
como expresión de
organización social
ha encontrado
asidero en distintos
lugares del mundo
tales como los
Estados Unidos,
Canadá, Alemania,
Italia, Inglaterra,
Francia, Rusia,
Brasil, Uruguay,
Argentina y España,
este ultimo como
territorio donde el
anarcosindicalismo
ha encontrado su
máxima expresión.

Es así que el anarquismo ha sido casi siempre anarcosindicalista pues ha


estado vinculado a organizaciones obreras y campesinas que practican un
sindicalismo revolucionario y antipolítico (no como suele decirse a-político), de
esta forma el anarcosindicalismo como movimiento social ha tenido gran
relevancia cultural en el mundo. Por eso en todos los países donde el
anarquismo pudo influir se produjo entre 1880 y 1940 además de una vasta
propaganda periodística y copiosa bibliografía ideológica, muchos poetas y
escritores que con frecuencia fueron figuras de primera línea en las respectivas
literaturas nacionales.

Podemos entonces concluir que el anarcosindicalismo como corriente de


pensamiento tiene como características fundamentales:
 La intención de agrupar al mundo del trabajo para la defensa de sus
intereses inmediatos y obtener mejoras en su calidad de vida. Para
ello forma sindicatos.
 La creación de una estructura en la que no hay dirigentes ni poder
ejecutivo.
 El deseo de transformación radical de la sociedad, transformación a
la que se llega por medio de la Revolución Social. Sin finalidad
transformadora no existe el anarcosindicalismo.

Los sindicatos anarquistas

De manera ilustrativa es
conveniente enumerar
algunos sindicatos
anarquistas de relevancia
internacional y que nos
permiten visualizar la
dimensión que ha alcanzado
este movimiento:

La Confederación General del Trabajo (CGT): organización sindical francesa


fundada el 23 de septiembre de 1895 en Limoges, propugnaba la organización
voluntaria de la sociedad desde los sindicatos.

La Federación Obrera Regional Argentina (FORA): fundada el 25 de mayo de


1901 tuvo una destacada actuación hasta la década de 1930.

Industrial Workers of the World (IWW): o Trabajadores Industriales del Mundo


tiene su origen en Estados Unidos aunque también está presente en otros
países como Canadá, Australia, Irlanda y el Reino Unido e históricamente
estuvo también en Chile y Japón. Fue fundado en junio de 1905 en Chicago en
una convención de 200 socialistas, anarquistas y sindicalistas revolucionarios
de todos los Estados Unidos.

La Confederación Nacional del Trabajo (CNT): unión confederal de sindicatos


autónomos de España, fundada en 1910 en Barcelona a partir de grupos
organizados en torno al sindicato Solidaridad Obrera, recogió el espíritu del
movimiento anarquista de su época.
Unione Sindacale Italiana (USI): o Unión Sindical Italiana, fue fundada en 1912,
después de que un grupo de trabajadores, previamente afiliado a la
Confederazione Generale del Lavoro (CGL), se declaran ligados a la herencia
de la Primera Internacional.

La Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT): organización


internacional que une a sindicatos de diferentes países. Entre el 25 de
diciembre de 1922 y 2 de enero de 1923 diversos grupos anarcosindicalistas
refundan en Berlín la AIT

La Federación Anarquista Ibérica (FAI): organización fundada en 1927 en


Valencia, España como continuación de dos organizaciones anarquistas. La
portuguesa, Unión Anarquista Portuguesa y la española Federación Nacional
de Grupos Anarquistas de España, teniendo de esta forma un ámbito de
actuación ibérico. En la actualidad la organización forma parte de la
Internacional de Federaciones Anarquistas.

La Federazione Anarchica Italiana (FAI): o Federación Anarquista Italiana, fue


fundada en 1945, partiendo de la anterior federación anarquista, constituida
desde la base de la Declaración de Principios de la conferencia de Bolonia del
1920, que pasó a funcionar clandestinamente durante el período fascista y la
segunda guerra mundial.

La Internacional de Federaciones Anarquistas (IFA): organización específica


anarquista de carácter transnacional fundada en 1968, su objetivo es
contrarrestar el poder del Estado y el capitalismo en la era de globalización,
construyendo y fortaleciendo estructuras anarquistas internacionales efectivas.

El retroceso del anarcosindicalismo

Si bien en determinado momento


gran cantidad de obreros y
campesinos estaban afiliados a
sindicatos anarquistas, el comienzo
de la primera guerra mundial,
fragmentaria las estructuras
ideológicas y organizativas del
anarcosindicalismo. Mientras en las
entrañas de Europa se daba lugar
dos guerras mundiales en América
Latina la guerra parecía muy lejos,
no así las dictaduras militares. Estos
dos factores combinados: guerras y
dictaduras, propiciaron la decadencia de los movimientos sociales populares, y
en especial intensidad al anarcosindicalismo, que debió enfrentar golpes de
Estado fascistas, proliferación de partidos comunistas-bolcheviques con
sindicatos propios y con gran apoyo de recursos provenientes desde el
Kremlin, y por ultimo especialmente en América Latina, la aparición de
corrientes nacionalistas que veían la explotación como imposición de potencias
extranjeras, convenciendo a los obreros de dar la lucha por la “liberación
nacional”, desligando de responsabilidades al ejercito, la burguesía y la iglesia
católica cuyas actitudes cómplice ha permitido el saqueo de los países de la
periferia por parte de los imperios.

Nuevas perspectivas anarquistas

Aunque el anarcosindicalismo sufrió graves


reveses, no así las otras expresiones
anarquistas, el desplazamiento de la lucha
sindical como camino para la emancipación
fue reemplazado por otras corrientes que
ponían en práctica las mismas ideas comunes.

En este contexto los movimientos estudiantiles


y antiautoritarios de la década de 1960 influencian a los movimientos pacifistas,
feministas, de liberación homosexual, ecologistas radicales, de liberación
animal y de autogestión de trabajadores. Se destaca notablemente el
anarquismo ambientalista el cual denuncia la degradación y contaminación de
los ecosistemas y la perdida de biodiversidad y el movimiento Okupa,
encargado de darle usos sociales y culturales a propiedades ociosas.

Desde la perspectiva artística es


evidente que en materia musical el Punk
a finales de la década de 1970 marco la
pauta para hacer de las ideas
anarquistas un hecho mas global, la
filosofía punk del: “hazlo tu mismo” ya
mostraba directamente la posibilidad de
la autogestión como posibilidad de
autonomía, esta a su vez la opción de
ser libres y al mismo tiempo de ser solidarios. Así pues el punk por esencia es
de afinidad anarquista, aun cuando no todo lo que hoy en día se llama punk así
lo sea.

El anarquismo en Colombia

Aunque expresiones anarcosindicalistas como tal en nuestro país no hubo, y de


acuerdo a las fuentes consultadas solo podríamos remitirnos al año de 1924
cuando en Colombia se celebra el "Primer Congreso Obrero", destacándose la
línea Anarcosindicalista representada por los obreros Carlos León y Luís Rozo,
directores del periódico Anarquista " La Voz Popular". Si podemos decir que
existieron distintos personajes que caracterizaron los ideales libertarios,
algunos de ellos son:

Manuel Quintín Lame: líder indígena, nació en Borbollón, cerca


a Popayán, el 26 de octubre de 1880 y murió en Ortega Tolima
el 7 de octubre de 1967. Valoró como justa la lucha indígena y
comenzó un movimiento indigenista. En 1914 dirigió un
levantamiento indígena en el Cauca y quiso extenderlo al Huila,
Tolima y Valle. En 1924 redactó su libro «El pensamiento del
indio que se educó en las selvas colombianas». Aunque no es
visto como un anarquista en el sentido estricto la interpretación
de sus aportes si puede ser considerada como tal, sobre todo el
deseo que siempre expreso por la autogestión y autonomía
indígena.

Vicente Rojas Lizcano: más conocido como Biófilo


Panclasta nació en Chinácota, Santander en 1879 y muere
en Pamplona, Santander en 1943. Fue un escritor,
activista político y anarquista individualista. Ya en 1904
comienza a utilizar el seudónimo con el que sería
reconocido: Biófilo, amante de la vida, y Panclasta,
enemigo de todo. Estuvo en más de cincuenta países
avivando las ideas anarquistas y participando en
manifestaciones obreras y sindicales, en las que pudo
entablar amistad con personajes como Kropotkin, Máximo
Gorki, y Lenin.

Juan Francisco Moncaleano: uno de los más insignes y al mismo tiempo


ignorado anarquista colombiano, conocido especialmente en los círculos
anarquistas del Cono sur fundó y dirigió el periódico Anarquista "Ravachol”.
Este periódico evoluciono desde una posición Liberal-Socialista hasta
convertirse en vocero del anarquismo, decía en una de sus editoriales: " Nadie
tiene derecho a gobernar a otro".

100 años de la CNT: vigencia del anarcosindicalismo

El inicio del siglo XX fue el


pistoletazo de salida para que los
anarquistas comenzaran a
coordinarse y se pusieran como meta
el surgimiento de una gran
organización. En el año 1900 se
celebra en Madrid un Congreso
anarquista. La propuesta era la
creación de una Federación de oficio
y un pacto de unión y solidaridad.
Así nace la Federación de Sociedades Obreras de Resistencia Españolas
(FSORE), aunque no fue una existencia real a nivel nacional, pues no generó
actividad alguna. Aun así sirvió para reforzar la Federación Obrera de
Barcelona, importante para el devenir del futuro del anarcosindicalismo.
Barcelona se convierte en el
epicentro del movimiento libertario. La
buena base organizativa que desde
1901 goza la Federación Obrera, le
permite afrontar con garantías las
huelgas de 1902. Pero las luchas
obreras que se producen durante
estos movimientos huelguísticos
pasan factura y la Federación Obrera
se debilita, resurgiendo con fuerza en
1904.

Pero la FSORE y todas las sociedades obreras que habían seguido su estela
habían fracasado en una cuestión. Si bien habían actualizado muchas cosas, lo
cierto es que habían continuado con los mismos procedimientos que la
Federación de Trabajadores de la Región Española (FTRE) y el Pacto de Unión
y Solidaridad habían tenido y que habían fracasado. Pero es a nivel
internacional donde se están generando unos movimientos que determinaran el
futuro del movimiento obrero español.

En 1906 se redacta la famosa «Carta de Amiens», base fundacional del


sindicalismo revolucionario, dicho sindicalismo parte de los siguientes
principios:
1. Huelga general como medio más eficaz y efectivo de lucha de la clase
obrera
2. Acción directa de los trabajadores para conseguir sus objetivos, sin
intermediarios de ninguna especie.
3. Apoliticismo, entendido este que los sindicatos estarán vacíos de
cualquier ideología y sólo servirán para defender los intereses de la
clase obrera. De esta manera los sindicatos revolucionarios están
abiertos a militantes de todas las doctrinas.

El 3 de agosto de 1907 una reunión de las sociedades obreras de Barcelona


decide la creación de Solidaridad Obrera, esta nueva organización, y embrión
de la CNT, parte de la convergencia de las tradiciones sindicalistas y
anarquistas. Solidaridad Obrera se reclama heredera de los planteamientos de
la Primera Internacional, conjugando bien las prácticas sindicales2 con la lucha
por una sociedad nueva. Para los anarquistas estaba claro que tenían que
coordinar una organización a nivel general que pudiese aglutinar a la clase
obrera española. Las bases para que en 1910 nazca la Confederación Nacional
del Trabajo (CNT) ya estaban puestas

La permanencia y fuerza del


anarcosindicalismo y el
sindicalismo revolucionario en
España representados por la
CNT hasta el final de la Guerra
Civil es emblemático en la
historia de las luchas de clase.
Fue una lástima que países
como Francia e Italia, que habían tenido núcleos importantes adscritos al
sindicalismo libertario, fueran perdiendo la fuerza y vigor que antaño les había
caracterizado, dejando casi en solitario a la CNT en Europa como la más
ferviente defensora del anarcosindicalismo. Este elemento de «aislamiento» fue
crucialmente negativo en plena Guerra Civil, donde el imaginario libertario se
jugaba el ser o no ser en su lucha contra el fascismo y la implantación de
formas libertarias en la producción económica y en la vida social.

Retos y aprendizajes: la lucha por el ideal libertario continua

En este recorrido se ha hecho


mención a todo ese movimiento
libertario que ha sabido resistir los
embates de la más dura represión, y
de cómo el anarcosindicalismo ha
sido una opción política clara para
las luchas obreras y campesinas, Sin
embargo esta corriente histórico no
puede quedar en el olvido, de aquí
que la invitación sea a profundizar mas en el tema del anarcosindicalismo, por
el momento terminaremos con unas conclusiones pertinentes para ser tenidas
en cuenta por el movimiento libertario:
 Es importante darnos a la tarea de recuperar la memoria de las distintas
luchas políticas que han significado victorias para los obreros y
campesinos.
 Es necesario fortalecer todas las estructuras organizativas de base que
se enfoquen hacia la emancipación social.
 Debido a que la crisis del sistema es estructural y tiene un origen
profundo en la cultura, es necesario crear expresiones artísticas que
sean capaz de transmitir los deseos de libertad de manera mas clara y
que estimulen cambios culturales adecuados para la construcción de
una sociedad sin explotadores y explotados.
 No se debe caer en engaños, ni distracciones, se debe tener claro que la
lucha es contra el Estado, el Capital, el clero y por supuesto la
superación de nuestros propios paradigmas.

1
Pregunta a la cual Proudhon responde: La propiedad es un robo
2
Como las reivindicaciones por la reducción de la jornada laboral y la mejora salarial