Está en la página 1de 5

1 AGOSTO, 2013

EL CHILE SICOSEADO DE
MARCO ANTONIO DE LA
PARRA
El aniversario de los 40 años del Golpe Militar ha movilizado los recuerdos y la
pluma de Marco Antonio de la Parra, que en estos días estrena la obra La UP.
Observador y opinante, hace lecturas interesantes del pasado y del presente,
echando mano a su experiencia como siquiatra. Aquí, dice que hoy Chile es un país
bipolar, feliz y angustiado a la vez.
Por Rita Cox / Producción: Camila Letelier / Fotografía: Carola Vargas / Bordado: Víctor Espinoza

Paula 1127. Sábado 3 de agosto de 2013.
En las últimas semanas el nombre de Marco Antonio de la Parra, siquiatra, escritor y
dramaturgo, se ha leído en distintos medios y por diversas razones, aunque todas giran en
torno a Chile. Primero fue su público apoyo a la candidatura de Andrés Velasco, como
rostro, incluso, de la franja televisiva (hoy confiesa que su voto es para Bachelet). Casi en
paralelo, apareció en las páginas de espectáculo y cultura por el estreno, a principios de
julio, de su obra El dolor de Xile, dirigida por Raúl Osorio, donde narra parte de la historia
republicana de nuestro país. Estaba afinando los detalles de su más reciente puesta en
escena, La UP, que protagonizan Paola Volpato y Hernán Lacalle, cuando todo el país,
incluido él, quedó en estado de shock con la renuncia de Pablo Longueira, el candidato de
la Alianza a la carrera presidencial, a causa de una depresión severa. De la Parra, siquiatra
mediático, se transformó de inmediato en fuente para analizar el caso y, de paso, dejó a
muchos con una frase retumbando en la cabeza: “Cuando Longueira regrese del infierno,
no será el mismo”, escribió en twitter ese mismo día.
A De la Parra lo obsesiona tanto la historia de Chile como la intimidad de los chilenos. No
solo porque ambos son los nutrientes de su obra y trabajo como terapeuta, sino que porque
sabe por experiencia, que historia e intimidad están estrechamente relacionados.
¿Cuál podría ser el cambio profundo que experimente Longueira después de
salir de esta crisis?
De recuperarse bien y tener suerte, Longueira podrá hablar como un sobreviviente y

que requieren internación y medidas más cruentas. sus primeros montajes. El caso Longueira se ha vuelto más emblemático que Tupper o Barticciotto o Tamara Acosta o Recabarren. muchas veces con miedo. se desconfía de ellos a pesar de que suelen ser híper responsables.podrá. quizás. De la Parra nunca volvió a ser el mismo. ¿Pueden los depresivos bien tratados sobresalir en lo laboral? Hay una evidente discriminación con los que tienen antecedentes depresivos en el mundo laboral. esto mismo los ayuda a entender al resto y ser más cercanos y empáticos. Está el horror de que ven la muerte cara a cara y visitan el sin. Tras el 11 de septiembre su padre –médico y profesor de Dermatología– fue exonerado de las universidades Católica y de Chile. era alumno de Medicina en la Universidad de Chile. remediados. Longueira cayó víctima de una enfermedad que afecta a un 20 por ciento de los chilenos y me temo que a más. No se puede ser tan sano si se quiere ayudar a los demás. Antes del Golpe ya había sufrido en casa la polarización del país con un padre cercano al PS. una madre pro DC.exigentes. un primo pasó a ser guardaespalda de Lucía Hiriart de Pinochet y otros familiares salieron al exilio. ¿qué concluyes de este caso? Su caso permite hablar de una enfermedad estigmatizada y estigmatizante. y citando su propia frase de twitter. EL MIEDO DE CHILE Prácticamente toda la obra de Marco Antonio de la Parra gira en torno al Golpe Militar y la dictadura. sin tomar en cuenta los casos más graves. hay que reconocerlo– y coberturas exiguas. en muchos casos. Es el momento de tomarse en serio la depresión. un hermano Mapu y él. pensaba en irse al extranjero a estudiar Cine y desarrollar una narrativa estimulada por el boom. El dolor del servicio social permite acercarse más a las heridas de esta sociedad. cumplidores y auto. Los cuadros bipolares tienen. Después de todo eso. desde la censurada Lo crudo. lo cocido y lo podrido (1978) hasta la recientemente estrenada La UP. pero. con licencias médicas rechazadas –en ocasiones por abuso y sobrediagnóstico. cuando el Golpe cambió para siempre sus planes. su posibilidad de restablecerse y reingresar en el mundo laboral por exigente que este sea. No llega más que un cuarto de los depresivos adonde el siquiatra y quedan en silencio las depresiones enmascaradas con más síntomas sicosomáticas que sicológicas o cuadros de pánico que llegan más al cardiólogo o a servicios de urgencia. En 1973 tenía 21 años. . su capacidad de frenar una carrera y. un plus de atrevimientos y creatividad mayor que el promedio. Con el correr de los días. comprender el abandono en que están los depresivos. Fue en la Chile que comenzó a escribir teatro y a llevar a escena. largo y requiere la intervención de distintos profesionales. Hablar de un cuadro grave e invalidante que es infernal para el paciente y tiene remedio en la gran mayoría de los casos con una reinserción laboral cierta. como ya verán. contrario a cualquier vía armada.sentido de la vida. casi absurdas para un cuadro cuyo tratamiento es caro.

sin conflicto moral hasta que. médicos que fueron compañeros de curso del Instituto Nacional y. Figura más complicada es la del colaborador de la tortura donde uno encuentra personalidades aparentemente normales. lo que. resultaron participando en procesos de tortura. bajo la vigilancia y el miedo. “De recuperarse bien y tener suerte. quizás. pero hay una generación que hoy sale a la calle a reclamar sus derechos y parece no tenerle miedo a nada. incluso ya instalada la democracia. pasa al lado de la bestialidad. Todo eso no se puede pasar por alto. quizás. con licencias médicas rechazadas y coberturas exiguas”. sino también los victimarios. El miedo a ese padre de la Patria tan terrible. Oficio de sicópatas. con vía armada. como siquiatra. convoca a sádicos que encuentran un rumbo organizado donde dar rienda suelta a sus impulsos. al lado oscuro? ¿Tienes la respuesta? El torturador es una figura compleja. comprender el abandono en que están los depresivos. en Medicina. pero sí a personas que estaban muy cerca y. Esos rincones dolorosos que me mostraron mis pacientes también han influido en mi trabajo y eso también explica por qué en mis obras no solo aparecen como personajes las víctimas. además. abúlico. si somos serios. por otro lado. El sistema los silencia y su relato debe escucharse. años notablemente peligrosos. fue muy impactante para mí. inestabilidad social y riesgo de cambios políticos inmanejables. atendí durante la dictadura a varias personas de ambos bandos –de la ultra derecha y la ultra izquierda– y pude ser un testigo muy cercano de cómo en lo síquico ese periodo de la historia de Chile alteró vidas y rompió existencias. al que ha ido cayendo en este rol casi sin darse cuenta. común y corriente. Hablas de un miedo que se extiende. incluso en democracia. Las nuevas generaciones se parecen en lo temerarias de manera algo inquietante a la de los 60. . por supuesto. años recordados románticamente por algunos pero. en la metáfora. Pero.¿Por qué la dictadura es un tema que sigue movilizando tu obra? Haber vivido el Golpe Militar y en dictadura son experiencias que te obligan a vivir en la sospecha. Es durísimo acercarse y comprobar que. ¿Trataste en tu consulta a un torturador? No. me dejó una pregunta que se repite: ¿cómo un ser humano ilustrado. El miedo a la figura de Pinochet. desde el que cree que está en guerra y que eso justifica los medios. Longueira podrá hablar como un sobreviviente y podrá. algunos. rompen en una crisis personal y se ven obligados a cuestionarse. muchos podríamos haber caído en ese círculo. en la desconfianza. Esta generación tiene un discurso que colinda con ciertas demandas de la izquierda sesentera y sabemos cómo terminó eso.

Ese cambio tan radical hace que algunos planteen que estamos viviendo una nueva UP. Así se entiende esta sensación de bienestar y malestar que hay. pólvora. incluso el temor a la delincuencia menor del asalto a mano armada.Con tus dos nuevas obras se hace evidente que el Golpe y la dictadura significan una herida abierta para ti y tu generación. delación y vigilancia. ¿vivimos amenazados? La gran lección de la UP y la dictadura sobre nuestra crueldad y los niveles de locura social que podemos alcanzar. Tenemos que hacernos cargo nosotros mismos de esas cosas elementales que el mercado ofrece al que tiene dinero. está manchado de sangre. Insisto en la figura de la guerra de Troya: vencimos en cuanto a que terminamos comprando todo lo imaginable. La clase media es la que sostiene este sistema y a su vez tiene una ambigua relación con la transformación social que se ha vivido en estos últimos 30 años. pero ahora no de la vigilancia. injusto y tramposo. no ha bastado para dejar de percibir las fisuras de un sistema impuesto. ¿Cómo lees hoy esos años de la historia reciente? El doloroso pasado reciente se convertirá en lo que fue la guerra de Troya para los griegos. pero está estresado. sino de la necesidad de vivir consultando un abogado para cualquier paso que damos. pero fuimos derrotados en cuanto a la dignidad frente a temas básicos. La estafa del delincuente de cuello y corbata y las colusiones han reemplazado. un referente continuo al cual visitar cada vez que nos expliquemos cómo llegamos aquí. pero al mismo tiempo disfrutando lúdicamente del bienestar del mercado. acosada por las deudas. Ese bienestar contrasta dramáticamente con que cosas elementales para la vida son terriblemente caras. Hoy lo que escasea son las cosas básicas para vivir con dignidad. tener hijos. Desde fines del gobierno militar hasta ahora ha habido todo un cambio de costumbres muy fuertes. caímos en la entretención y la farándula que. Tenemos a mano los múltiples estímulos que están en todas partes. Pasamos de tener un abrigo para toda la vida al auto último modelo. Desconfiamos. Entonces. ¿Cuál es tu diagnóstico de ella? Está pauperizada. educarlos. enfermarse. Un país angustiado. Circulan de nuevo discursos a medio articular sobre la posibilidad de un rumbo para la violencia y un espacio peligroso para movimientos anarcoides. Un país que está feliz. como hemos visto. seducidos por el hedonismo del sistema. como envejecer. La clase media ha sido también un hilo conductor de tu obra. Fue bajo amenaza que emprendimos este camino y luego. Lo básico es un lujo y lo suntuario está al alcance de la mano. . No somos el país empático que quisiéramos. Por eso se protesta en la calle. creo que se ha olvidado. Dinero que sabemos está distribuido de manera horrorosamente injusta. El neoliberalismo en el que estamos sumergidos. desleal. aunque en democracia.

porque están sobreestresadas –3 a 1 ó 2 a 1 respecto de los hombres según las estadísticas–. Una sicosis terrible para quien la padece. La obra estará en cartelera hasta el 8 de septiembre en la Sala Finis Terrae (jueves a sábado a las 21:00 y domingo a las 19:30 hrs. se acaba de estrenar la obra La UP. con dramaturgia de Marco Antonio de la Parra. ¿Qué está pasando con los hombres chilenos y la depresión? Las estadísticas muestran que los que menos se deprimen son los casados. porque tienen todo estable y organizado. de De la Parra. obra de De La Parra dirigida por Carlos Ianni e inspirada en el boom latinoamericano y en la figura de José Donoso y su atormentado mundo. Las mujeres que más se deprimen son las casadas. la dirección de Francisco Krebs y las actuaciones de Paola Volpato y Hernán Lacalle. director de la Escuela de Teatro de la Universidad Finis Terrae. la historia contada por los pobres muertos con el permiso de los ricos vivos. Estás viviendo los dos momentos juntos: estás queriendo morirte y a la vez estás sobreacelerado. este mes se estrenará El ángel de la culpa. dirigida por Dora Milea. También en ese país se afina el estreno de Los pájaros cantan en griego. y habrá una gira de El loco de Cervantes. Si lo trasladamos a la consulta. porque tienen que organizarlo todo. . básicamente porque manejan más situaciones y las resuelven varias al unísono. Pedro de Valdivia 1509. Providencia). En Argentina. en tanto. tendríamos que hablar de las extrañísimas sicosis bipolares mixtas en las que estás deprimido y eufórico a la vez. * ESTRENOS EN CHILE Y ARGENTINA Inmediatamente después de presentar la segunda parte del proyecto Xile. en la que De la Parra actúa dirigido por Julio Pincheira.¿Un país bipolar? Un país ambivalente. ¿Y las mujeres? Llegan a la consulta preocupadas por los múltiples roles que tienen.