Está en la página 1de 5

SECRETARÍA DE EDUCACIÓN Y CULTURA

SERVICOS EDUCATIVOS DEL ESTADO DE


CHIHUAHUA

CENTRO DE INVESTIGACIÓN Y DOCENCIA

MAESTRÍA EN EDUCACIÓN

ENSAYO:

MODELOS EDUCATIVOS CONTEMPORÁNEOS.

UN MODELO EDUCATIVO QUE


BENEFICIE A MÉXICO.

Presenta: Lic. Francisco Javier González González

Asesor: Salvador Ruiz.

Cd. Juárez Chihuahua, Enero del 2008


MODELOS EDUCATIVOS CONTEMPORÁNEOS.

Introducción.

En el presente documento se muestra de manera general un esquema de


análisis al modelo educativo contemporáneo, con la finalidad de que el lector
perciba un mensaje de invitación al cambio ético y profesional en el ámbito
socio-cultural.

Desarrollo.

Con el paso del tiempo, las sociedades van evolucionando en sus sistemas de
producción, comodidad, tecnología, dogmatismo y convivencia entro otros; así
mismo el sistema educativo ha ido funcionando a la par de estos cambios por
inercia y su historicidad relevante, como por ejemplo, los tipos de gobierno
(centralista, democrático), sistema económico (capitalismo, socialismo).

La mayor parte de las reformas que se implementan en los sistemas de


educación son generados a partir de organismos evaluadores externos, los
cuales perciben la situación desde una perspectiva contaminada por el sector
al que pertenecen, por ejemplo la Asociación Civil en México, la cual en su
mayor parte está compuesta por empresarios capitalistas, quienes tienen como
modelo ejemplar el desarrollo productivo y la mano de obra barata que sea
costeable para sus empresas.

Así mismo a nivel internacional se han generado cambios constantes que han
servido como ejemplo para algunas naciones, mientras que para otros son
estrategias de lucro e imposición de ideas con la finalidad de someter y
explotar las sociedades más desprotegidas.

Centrando la atención específicamente en nuestro país, es un territorio víctima


de los atracos de extranjeros donde a base de “simulaciones” se ha construido
una sociedad con poca oportunidad de potencializar la capacidad de sus
habitantes para generar propuestas sociales que realmente beneficien a la
sociedad local. Durante muchos años la educación ha ido sirviendo para
preparar individuos capaces de producir en serie para las empresas
extranjeras, para servir como empleados de inversionistas extranjeros que lo
único que desean es hacerse cada vez más ricos.

Solo unos pocos mexicanos han logrado beneficiarse del flujo indiscriminado
de ganancias que obtienen las compañías extranjeras a base de la producción
masiva de la mano de obra barata en México y éstos a su vez son cómplices
de los mismos extranjeros que una vez adquiriendo su poderío económico u
ocupando cargos políticos fuertes se olvidan de la sociedad que los llevó a l
cima y de quienes necesitan un poco de lo mucho que les han hecho ganar.

Pero ¿qué es lo que se sigue enseñando en las escuelas primarias públicas de


nuestro país?

A menudo, quienes laboramos en el sector de primarias públicas en México,


nos damos cuenta que los contenidos que propone el estado y que se manejen
como parte de nuestro contrato laboral, van encaminados al desarrollo de
habilidades básicas (lectura, escritura, operaciones matemáticas esenciales),
también se hace mención a que los alumnos se formen como críticos,
analíticos y reflexivos, pero en cuanto a los conceptos que se manejan en los
libros de texto gratuitos, no hay mucha oportunidad de hacerlo, pues se maneja
la historia a partir de lo que el estado quiere que se conozca.

¿Para quién es funcional este tipo de sistema ó modelo educativo?

Como anterior mente lo mencionaba en la introducción, éste tipo de modelo es


muy funcional para la producción en serie, la mano de obra en las empresas
maquiladoras y que malamente es bastante denigrante el salario que ahí se
percibe. Pues con los conocimientos básicos que se adquieren en la educación
básica en nuestro país los individuos son capaces de laborar satisfactoriamente
y producir con calidad.
¿Qué actitud muestra la sociedad con respecto al modelo educativo
contemporáneo?

Los medios de comunicación, se han encargado de etiquetar al sector


educativo como disfuncional e irreflexivo, a los maestros como apáticos y
protegidos por el sistema. Al alumnado se le ha categorizado como cada vez
más deficiente en conocimientos y en valores.

El manejo inadecuado de la administración educativa, la falta de ética de los


actores políticos que intervienen en los procesos educativos (incluyendo al
personal docente) se han encargado de apoyar en varias ocasiones este tipo
de etiquetas, de concebir que si así se dice, así es. Pero una vez que se da el
análisis realista de los acontecimientos sociales, sabemos que no es
únicamente el personal docente el que tiene culpabilidad de la sociedad que
hoy conformamos.

¿Cuáles serían las áreas de oportunidad en las que se deberían implementar


reformas en la actualidad?

De manera muy personal considero que el modelo educativo visto desde un


paradigma complejo, es un entrerramado de enlaces institucionales en el que la
interacción Estado-escuela y los procesos que en él se realizan, funcionan
simplemente por subsistir y no por progresar. Áreas de oportunidad existen
desde el sector administrativo, políticas estructurales, ejercicio del poder, y
direccionalidad o coordinación de programas y escuelas en particular.

Conclusiones.
¿Cómo se pueden generar cambios en el modelo educativo contemporáneo en
beneficio a una sociedad con conciencia de clase?

Es indispensable que los docentes seamos generadores de una nueva ruta de


progreso y cambio, la cual debe comenzar a partir de nosotros, debemos
romper con todos aquellos esquemas enajenantes que no posibilitan el
desarrollo intelectual y reflexivo para ofertar una educación de mayor nivel
reflexivo y cultural.

De ésta manera las reformas estructurales y de ejecución de programas de


progreso quedarían en manos del mismo sistema educativo, y éste a su vez
pudiera llegar a autoevaluarse de manera efectiva y porque no pensarlo en un
momento dado pueda llegar a ser modelo de iniciativa en otros países.

Francisco Javier González Glez.


Enero del 2008