EL SIRIO CON LA MANTA DE RAYAS 

 
 
INTRODUCCIÓN: 
 
Esta  pequeña  obra  trata  sobre  un  hecho  que  podría  ocurrir  en  cualquier lugar de la Europa 
central  en  la  actualidad.  Es  la historia de un joven sirio que huye con sus  padres a Europa y 
se encuentra en un campo de refugiados. Es, por lo tanto, un pequeño homenaje a ellos. 
 
PROTAGONISTAS: 
 
● JOSÉ ANTONIO (ja): joven sirio 
● ÁNGELA (an): madre 
● FERNANDO (f): padre 
 
● IVÁN (i): Guardia 1 
● VICENTE (v): Guardia 2 
 
● AINHOA (a): propietaria de una tienda y a favor de acoger a los refugiados 
● NATALIA (n): vecina a favor de acoger a los refugiados 
● ERNESTO (e): vecino xenófobo 
● SALVA 8s): vecino xenófobo 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

LA OBRA 
 
Primer Acto 
 
(La familia Osimm sentada en el suelo del campo de refugiados al lado de una tienda de 
campaña vieja) 
 
Ja: ¿cuánto tiempo hace que salimos de Homs? 
An: algo más de cuatro meses 
F:  tardamos  casi un mes en llegar a la frontera turca y estuvimos casi dos meses intentando 
pasar  a  Grecia.  Menos  mal  que  nuestro  amigo  Ismail  nos  presentó  a  quien  dirigía  la  salida 
desde la costa turca. 
An: después llegamos a Lesbos y estuvimos unas dos semanas. 
Ja: el viaje fue un infierno, lo podemos contar por poco. 
F:  y  menos  mal  que  pudimos  llegar  aquí  antes  de  las  deportaciones  hacia  Turquía. No  hay 
humanidad   en  Europa.  De  todas  formas,  estamos  mejor  que  nuestros  primos  de  Madaya 
que no han podido salir y se mueren de hambre. 
An: Y menos mal que nos dieron estas mantas de rayas para el frío 
 
(llegan dos guardias) 
 
I: a ver, dejaros de tanta cháchara. 
V: si queréis comer, daros prisa, están repartiendo la comida en el barracón de la entrada. 
 
(los tres se marchan por un lado y los guardias se van por el contrario a seguir avisando) 
 
(Al rato...) 
 
F: esto no puede ser, nos hemos quedado otra vez sin la comida de la Cruz Roja. No sé que 
va a ser de nosotros. 
A: que Alá nos proteja. 
Ja: deberíamos hacer algo 
 
(Ja se queda rezagado y pensativo y se le ve alejarse. Se escapa del campo) 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Segundo Acto 
 
(En una tienda del pueblo cercano) 
 
A: Hola Natalia, ¿qué quieres hoy? 
N: poca cosa, un litro de leche y una docena de huevos 
A: oye, es una pena lo del campo de refugiados. Cada vez llegan más y no tienen ni para 
comer. Lo que habrán pasado y lo que les queda a los pobres. 
N: deberíamos hacer algo desde el pueblo. ¡Los tenemos tan cerca y podemos hacer tan 
poco! 
 (llegan a la tienda dos vecinos) 
 
E: Si habláis de los refugiados, eso es lo malo, deberían haberse quedado en su país, aquí 
son un estorbo y un problema. Hay que echarlos. 
S: desde luego, el gobierno está consintiendo demasiado, ¡nos van a quitar el trabajo y 
hasta la comida! 
A: ¡pero qué trabajo!, si no pueden salir del campo, están encerrados 
N: huyen de su país por la guerra y no los quiere nadie. Están casi como los judíos en los 
campos de concentración nazis. 
E: pues no estaría mal eso. 
A: como vuelvas a decir algo parecido no te quiero ver más en mi tienda. 
 
(Se hace el silencio y entra un joven con muy mal aspecto y con el traje del campo: la manta 
de rayas) 
 
A: ¿quieres algo? 
Ja:   comida  para  mi  familia,  se  ha acabado en el campo de refugiados y llevamos cinco días 
sin comer. Me he escapado a ver si consigo algo que llevarnos al estómago. 
E: pues aquí no se da comida, se compra.  
S: no teníais que haber venido. 
N:  no  digáis  tonterías.  Ainhoa,  dale  tres  paquetes   de  leche  y  seis  barras  de  pan.  Yo   las 
pago. 
E:  esto   es  una  vergüenza,  ya  lo  dije,  nos  van  a  robar  hasta  la  comida,  ¡que  se  vayan  a  su  
país! 
A: fuera de mi tienda, os lo avisé. 
 
(llegan los dos guardias) 
 
V: Aquí está, por fin te pillamos 
I:  Sabes  que  está  prohibido  salir  del  campo  sin  permiso  de  trabajo  o  de  residencia  y  a  tu  
familia y a tí,os falta mucho tiempo para eso. 
V: Vamos y no molestes más. Al campo y deja la comida en la tienda. 
N: Ni pensarlo, se la he comprado yo, así que se la lleva 
I: Bueno, tengamos la fiesta en paz 
Ja: Gracias, señora. 
 

 
Tercer Acto 
 
(de nuevo en el campo de refugiados, los padres ven llegar a su hijo acompañado de los 
guardias) 
 
F: ¿Dónde te habías metido y qué traes ahí? 
An: Menos mal que te han encontrado. 
Ja: me escapé al pueblo a por comida 
 
(los tres se abrazan) 
 
I:  Al  entrar  en  el  campo,  las  autoridades  me  han  comunicado  que  seréis  deportados  de 
nuevo a Turquía como castigo. Lo siento. 
F:  no  hay  derecho,  ha  sido por necesidad. En este mundo no hay humanidad, sólo egoísmo 
y miseria. 
 
(los guardias se alejan y los tres siguen abrazados y llorando) 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

ATREZZO 
 

ROPA: 
○ guardias: dos gorras iguales 
○ familia  siria:  mantas  de  rayas  o  papel   de  rollo   con  rayas  pintadas.  como  si 
fueran un poncho. 
○ resto: normal. la tendera podría tener una bata blanca o un delantal. 
 
CAMPO  DE  REFUGIADOS:  una   tela  grande  para  cubrir  algunas  mesas  y  sillas 
imitando una tienda de campaña. 

 

TIENDA: 
○ Dos o tres mesas imitando el mostrador. 
○ Una mesa con envases y tetrabriks vacíos 
 

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful