Está en la página 1de 5
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA ASIGNATURA: SOCIOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN Y DESARROLLO COMUNITARIO. COD.

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA ASIGNATURA: SOCIOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN Y DESARROLLO COMUNITARIO. COD. 576

Enfoques Sociológicos en Educación:

Análisis y Reflexión

LAPSO 2015-II

Ensayo 2

ELABORADO POR:

VAZQUEZ PARRA CONCEPCIÒNC.I: 11043569 Carrera Dificultad del Aprendizaje Cód. 521

PROFESOR:

Dr. Ángel Uzcátegui

Febrero, 2016

Lo importante de hacer una diferenciación de las teorías, está en el conocer los distintos pensamientos que resultan de las mismas y que determinan los fundamentos teóricos, metodológicos y conceptuales del fenómeno educativo. Estos pensamiento son los aportes que el docente o futuro profesional de la educación debe conocer y aprender a diferenciar a

fin de tener conciencia del porqué de los cambios y las transformaciones en el ámbito social educativo.

El presente ensayo cumple con el propósito de analizar y reflexionar las teorías sociológicas, su concepción filosófica y social, que permita describir las funciones de la educación, la estructura y sus elementos teóricos, al mismo tiempo se presentaran los aportes dejados y por último obtener el nivel de análisis y metodología en los enfoques Estructural-Funcionalismo, Critico-Marxista y en la Nueva Sociología.

El contenido se estructura de acuerdo al plan de curso de la asignatura Sociología de la Educación y desarrollado bajo las normas APA en (RAMOS, 2003) y (ZAVALA Trías,

2012).

Para iniciar en un orden de ideas se describen cada una de las teorías o enfoques que fundamentan tanto el objeto como la función de la Sociología de la Educación, Primeramente se evoca a la corriente Estructural-Funcionalismo, del siglo XX, caracterizada por una sociedad meritocrática de igualdad de oportunidades, por el consenso y la búsqueda de un equilibrio social a través de mecanismos denominados imperativos funcionales de adaptación, integración, selección y ubicación social; esto describe un sistema donde cada uno de los elementos de la sociedad están interconectados entre sí como lo es la Institución-Sociedad-Individuo. Por lo que se puede inferir que este enfoque implica que en el proceso de la educación se debe socializar, para luego realizar una selección y posterior ubicación social. Queda entendido bajo este enfoque que la educación como institución neutral sirve como el medio para seleccionar la posición que van a ocupar los individuos dentro de la escala. (Hernández,2003:35).

Reflexionando el autor del ensayo sobre los aportes dejado por esta corriente, que demuestran el interés general por la sociedad, incorporando normas no explícitas inmerso en un currículo oculto, igualmente deja el planteamiento donde se le da importancia a la educación en el desarrollo y el progreso social, otro de los aportes es la construcción de una teoría globalizadora la cual busca interrelacionar a todos y cada uno de los componentes de la sociedad.

En segundo orden se expone el enfoque Crítico-Marxista, su creador Marx, se denominó Sociología Marxista; esta tiene la particularidad de proyectarse hacia todas las ciencias sociales, por lo que puede aplicar a diferentes situaciones o problemas en el proceso social, por lo cual nace una superestructura social que se encargaría de la ideología de la clase dominante.

Es a finales del siglo XX en la década de los años 70, donde se proponen a estudiar la educación como multiplicador cultural y con una función ideológica dominantes, marxista estructuralistas o neo - marxistas. La visión para las escuelas dentro de este enfoque es el de aparato ideológico, su función básicamente se limitaba a controlar la sociedad, servir como medio de mediación entre posiciones sociales de origen y estructura social e impartir la ideología dominante.

Su máximo aporte que se permite analizar hoy día es el develar el carácter ideológico de la educación, a través de la reproducción de la cultura y las relaciones económicas y sociales dominantes. Por lo cual se dejaron estudios que contemplaron ideas originales y

2

la creación de categorías conceptuales, y que muchos filósofos y no filósofos aceptaron como válidas.

En este sentido los aportes se plantearon con los siguientes representantes: Bordieu y Passeron (1967) Introducen el concepto de capital cultural; Althussser (1970) hace diferencia entre aparatos represivos del estado (superestructura jurídico-política e ideológica del estado capitalista) y aparatos ideológicos del estado (la escuela); Bowles y Gintis (1983) El principio de correspondencia entre escuela y empresa, lo que quiere decir es que la escuela produce individuos dóciles y sumisos que aceptan la integración a una organización que remunera su trabajo y que lo somete a una jerarquía inflexible, que en mi juicio me recuerda a las prácticas de las escuela conductista; Baudelot y Establet (1987) tiene que ver con la segmentación escolar, por lo que señala una diferencia entre dos redes diferentes y cerradas: la primaria profesional y la secundaria superior, cada una de esas red en su mayoría se dirigen a distintas clases sociales, produciéndose una generación social y económica segmentada. Carnoy y Levin (1985) Espacio de conflicto social, analizan la pluralidad de fuerzas y demandas sociales que actúan sobre las instituciones educativas; Bernstein (1988) código psicolingüístico, todas las clases, independientemente de la asignatura de que se trate, consisten en actividades lingüísticas, por lo que el lenguaje es un hecho central en las escuelas.

En cuanto a la Nueva Sociología, es inevitable la influencia de la Sociología crítica en la aparición de la nueva Sociología de la Educación en los años 80; se desarrolló como reacción a la tradición de política controladora y al dominio del funcionalismo en lo que desde esta perspectiva se denomina vieja sociología de la educación. En consecuencia se concentraron diversos planteamientos diferentes, como son la Sociología interpretativa cuyo estudio se centra en las relaciones del aula, en la construcción social del currículum y en las relaciones de poder, la Sociología de la resistencia se centra en el análisis de la escuela como un espacio de conflicto y lucha social ideológica y política, y la introducción de las variables de etnia y género permitiendo detectar y desentrañar la discriminación silenciosa ocultas en la discriminación de clases, (Hernández, 2003:44-46).

Es preciso comprender que la agrupación de dichos planteamiento se da sobre la base conceptual de lo que es actor social caracterizado por ser un ente participativo, que construye y da significado a sus acciones, igualmente es propio el análisis sobre la vida cotidiana de la escuela, el empleo del método cualitativo por la etnometodología y la participación acción para la recolección de información y la creencia de que la institución escolar puede ser transformadora tanto de las condiciones sociales como de los individuos.

Como resultados de esta nueva corriente se da en la Sociología Interpretativa ciertos elementos claves, las cuales se mencionan a través de sus representantes como es Apple:

con el planteamiento de un currículum explícito u oficial, oculto y en uso. Por su parte Rist deja la teoría del etiquetaje; para luego Keddie incorporara la evaluación subjetiva, igualmente Woods, Hargreaves, Pollard añaden las estrategias de supervivencia o adaptación. Seguidamente para la Teoría de la Resistencia se aporta con Willis: la contracultura, la resistencia a la autoridad y el orden en la escuela. Giroux señala la emancipación, la crítica y la decodificación ideológica, pudiéndose reflexionar sobre el docente como intelectual transformador con carácter autocrítico, liberador en relación a un poder, una autoridad, una tutela o cualquier otro tipo de subordinación o dependencia, para lograr la decodificación ideológica. Y con las Variables Género y Etnia Arnot: se enuncia

3

la discriminación de género y los códigos psicolingüísticos; entre tanto McCarthy nos habla de la intersección entre género, etnia, y clase asincrónico, no homogéneo.

La Nueva Sociedad dio paso en la transformación del poder ideológico, el control social, los intereses políticos en el análisis y la comprensión de tres sistemas fundamentales dentro de la institución escolar, como lo es el sistema curricular, la organización y la transmisión de conocimientos, el sistema de estilos pedagógicos, relaciones sociales y el sistema de evaluación. Sobre esto opina el autor del ensayo que esas nuevas ideologías han llegado más allá de lo que debe ser la transmisión de los conocimientos, el docente en cumplimiento al sistema curricular planifica lo que deberá adaptar al entorno educativo donde se encuentra, sin embargo existen circunstancia como el la educación en Venezuela donde el poder ideológico ha llegado hasta la planificación del docente, y esto ha desmejorado la calidad educativa e influenciado en la sociedad que emerge hoy día. Para el docente en Venezuela ha sido un problema realizar una descodificación ideológica en la actual circunstancia del país.

En lo que se refiere al método de estudio del fenómeno educativo se descubren ciertos aspectos novedosos, como es el éxito o fracaso del alumno, el cual responde a una estratificación social que el mismo maestro construye en relación al grupo escolar, determinados por unos criterios de evaluación y ubicación y diferenciación social que los alumnos responden como consecuencia de estas categorías más que de su propio comportamiento, por lo que se reflexiona en la teoría del etiquetaje y el efecto Pigmalión. En cierta forma el docente etiqueta a sus alumnos contribuyendo directamente al desempeño y rendimiento académico del mismo, con esto cabría decir que son los grupos menos favorecidos los que presentan desventajas para sobresalir y triunfar en el sistema educativo.

Se puede entender que en la medida que la interacción se dé dentro del aula, donde coexisten marcadores sociales que indican la acción a seguir y el tipo de interacción que debe producirse, tanto alumnos como docentes deben recurrir a ciertas estrategias para adaptarse, tal cual lo plantea Hargreaves o Woods con el sobrevivir, como parte de la reflexión sobre este tópico es que dichas estrategias responden únicamente a las expectativas de las perspectivas institucionales, de los grupos de origen y personales. En la disposición en que se pueda detectar y desentrañar la discriminación silenciosa que históricamente se ha mantenido oculta y opacada por la discriminación de clases, se podrá contrarrestar el efecto reproductor de la escuela, por lo que deberá emplear el conocimiento como legitimador de las prácticas sociales, institucionalizar ciertas formas de conocer, aprender, analizar con la aplicación del currículum, para que sean más autónomos, Participativos y donde se transmitan los conocimientos.

Aunado a la reflexión anterior el autor del ensayo compara el nuevo socialismo del siglo XXI con el surgimiento de nuevos horizonte teóricos y la emergencia de prácticas humanas de transformación revolucionaria que cambian las condiciones histórico- culturales de un país ideológicamente influenciado. Entiendo que la hegemonía ético- cultural responde, en efecto, a la manera como los dominadores ejecutan su poder simbólico sobre los dominados, en una lucha asimétrica donde el control cultural, semiótico y discursivo no es ajeno a las dinámicas convencionales con las cuales analizamos lo político y la política instituida.

4

Finalmente las diferencias entre las diversas teorías que hasta ahora se han estudiado radican principalmente en la concepción de las instituciones educativas, para el enfoque Estructural-Funcionalismo las instituciones representan el mecanismo de resolución de problemas, por lo que una sociedad para desarrollarse tiene que resolver determinados problemas, las escuelas es el mecanismo para la socialización, ubicación y selección social. En cuanto al enfoque Crítico-Marxista la escuela como aparato ideológico, reproduce las relaciones de producción, Controla socialmente, Imparte la ideología dominante. Y para la Nueva Sociedad la escuela es el espacio de lucha y conflictos, donde se determina, asigna selecciona, evalúa y transmite conocimientos, genera interacciones.

Trabajos citados

Hernández, A. (2003). Esquema: Contenido de la unidad II. Objetivo nº 2. En A. Hernández, MODULO I. Sociología de la Educación y Desarrollo Comunitario (págs. 33-56). Caracas: UNA.

ZAVALA Trías, S. (2012). Formato general del trabajo. En S. Zavala Trías, Guía a la redacción en el estilo APA, 6ta edición (pág. 2). Caracas: Universidad Metropilitana (UNAMET).

5