Está en la página 1de 3
Alternativas de ahorro en Colombia Todas las personas tienen ideales y prioridades diferentes en su vida y desean alcanzar objetivos y metas trazadas para lograr lo que siempre han soñado. Una de las formas más efectivas para conseguir estos objetivos, es mediante el ahorro. Existen diferentes alternativas de ahorro según la necesidad y el perfil de cada persona. Algunos son a corto o largo plazo, y con rentabilidad fija o variable. Las soluciones adecuadas de ahorro e inversión son diferentes para cada individuo y se ajustan a las metas y responsabilidades de cada persona. En el caso de Colombia, hay que romper con mitos como que el ahorro es sólo para quienes tienen ingresos elevados o que se necesitan millones para invertir en el mercado de dinero. La clave del ahorro, no es guardar cada centavo, pero tampoco gastar sin sentido alguno, es sencillamente manejar bien el dinero, tomar decisiones entre lo que se necesita y lo que se desea, tener claras las prioridades y posponer gastos con el fin de ahorrar. ¿Cuál es la alternativa más adecuada de ahorro para un colombiano promedio? En Colombia contamos con una gran variedad de opciones a la hora de invertir. Existen alternativas de ahorro más tradicionales como las cuentas de ahorro, que en general, no son en sí una inversión, sino que deben entenderse como un mecanismo para manejar liquidez. La característica de las cuentas es tener una tasa de interés moderada, por lo cual el crecimiento del capital es muy pequeño. También están los CDT o los fondos de muy corto plazo y alta estabilidad que ofrecen entidades como las fiduciarias y los fondos voluntarios de pensiones, que muestran mejor desempeño y que son una alternativa para los inversionistas conservadores que buscan un crecimiento moderado del capital, pero con mucha estabilidad en los retornos, teniendo en cuenta que no toleran las fuertes fluctuaciones que presentan algunos activos como acciones. ¿Cómo puede una persona determinar un monto de ahorro adecuado? Determinar cuánto se recibe y en qué se gasta es definitivo para saber cuál es el excedente del que se puede disponer para ahorrar. Para realizar este presupuesto, es necesario realizar una lista con el mayor nivel de detalle sobre los gastos que se tienen usualmente en un mes. Al comparar el total de gastos con los ingresos recibidos, se podrá determinar su disponibilidad de ahorro, esto revelará si está dentro de sus medios, un excedente para ahorrar e invertir, o si está gastando más de lo que genera. Después de conocer el monto que se tiene disponible, se debe determinar cuál es el porcentaje de éste que se está dispuesto a ahorrar. Al tomar esta decisión, se debe adquirir una disciplina financiera y desarrollar hábitos de ahorro, los cuales son claves en el logro del objetivo. Con lo anterior, la persona se ha iniciado en el desarrollo de un Plan Financiero y ha dado pasos importantes en la construcción de un capital que garantizará su calidad de vida. Lo que garantiza la libertad financiera, lo opuesto de vivir al “debe”, consecuencia de ser organizado, de diseñar, planear el futuro y tener la disciplina para tomar las acciones y decisiones correctas. ¿Es más conveniente invertir el dinero en acciones de la bolsa o ponerlo en un plan de ahorro? Frente al ahorro no existe una recomendación universal y única, puesto que cada inversionista debe elegir su forma de inversión teniendo en cuenta el perfil de riesgo, la preferencia por activos y los objetivos que se haya trazado con la inversión. Como se sabe, las acciones son instrumentos de renta variable, que básicamente significa tener una participación de la propiedad de la compañía. Así, el precio de las acciones dependen de una serie de factores, entre otras cosas, la perspectiva de desempeño de la empresa emisora y las condiciones de los mercados financieros. Por definición, las acciones son un activo volátil y no todos los inversionistas tienen un perfil de riesgo que se adecue a un activo con mucha fluctuación. Los bonos por su parte son renta fija, esto significa que sus rendimientos son más estables y tienen una menor volatilidad en sus precios, por lo cual son recomendados para inversionistas que no están dispuestos a asumir un riesgo alto, porque lo que les interesa es la estabilidad del capital. También existe la opción de los portafolios de inversión, estos puede ser con énfasis en acciones, bonos, inversiones alternativas o una combinación de todos estos activos. ¿Cuáles son las ventajas de un ahorro a largo plazo con respecto a uno de corto plazo? La inversión a largo plazo, es en la que el ahorrador no tiene la necesidad de estar pendiente a diario de las cotizaciones, porque su objetivo está puesto a varios años. “En inversiones a largo plazo las fluctuaciones momentáneas siempre son corregidas por el tiempo. Las fluctuaciones son inevitables en los mercados financieros, pero la evidencia ha mostrado que las mismas tienden a corregirse en el largo plazo y que, en general, siempre hay ganancias”, comenta Manuel Garcia del Centro de Investigaciones Económicas y Asset Allocation de Skandia Colombia. Esta es una opción idónea para un perfil de inversionista agresivo, que entiende que el plazo para medir el desempeño de su capital es en un período largo de tiempo. Por último para balancear las inversiones en el largo plazo es importante buscar alternativas para el corto plazo, que permitan acceder a liquidez en caso de eventualidades. ¿Hay formas en que el gobierno colombiano incentive o apoye el ahorro de los colombianos? Existen varios mecanismos que el gobierno implementa para fomentar el ahorro. En primera instancia se encuentra el estímulo tributario al ahorro de largo plazo en los fondos de pensiones voluntarias con el criterio de complemento a la pensión básica. Otra forma de incentivar el ahorro por parte del gobierno está de forma implícita, como cuando el Banco Central eleva las tasas de interés, lo cual se traduce en mayores rendimientos de inversiones como los CDT. En términos sencillos, esto funciona de la siguiente manera: una mayor tasa de interés, motiva a ahorrar, mientras que una tasa baja de interés produce el efecto contrario. Adicionalmente, el gobierno ha creado mecanismos de ahorro para sectores específicos, como el de vivienda, un fomento al ahorro limitado, por la restricción existente de administrar mas de una vivienda. Comprar una propiedad también es para algunos una forma de inversión, y el gobierno fomentó las cuentas AFC, que tienen exenciones tributarias (como los fondos Voluntarios de Pensiones) y que fueron creadas para estimular la construcción. Recientemente, el gobierno está subsidiando la tasa de interés para compra de vivienda (con algunas condiciones), lo cual se constituye en otra forma de incentivo a invertir en vivienda.