Está en la página 1de 2

LAS TRES LEYES DE NEWTON

PRIMERA LEY DE NEWTON: El estado de reposo o movimiento rectilíneo uniforme. La inercia y su relación con la masa.

Si colocamos un objeto sobre una mesa, hará falta una fuerza que actúe sobre él para moverlo; decimos que este se encuentra en estado de reposo (velocidad cero) y cuando se aplica una fuerza para moverlo, ahora tendrá un cambio en su velocidad. Podemos concluir que un objeto se puede acelerar cuando se le aplica una fuerza.

¿Y qué pasaría si se aplica una fuerza sobre un objeto que ya se encontraba en movimiento rectilíneo uniforme? Se acelera.

Ahora bien, un aspecto que no debe pasar desapercibido es la masa del objeto sobre el que se ejerce la fuerza, ya que resulta más fácil mover un objeto de 1 kg de masa que uno de 50 kg de masa.

Por otra parte, la ausencia de movimiento de los objetos, en ausencia de fuerzas aplicadas, se asocia a una propiedad de la materia llamada inercia la cual es una propiedad de la materia que se mide por medio de la masa de manera proporcional, es decir, a mayor masa corresponde mayor inercia, de esta forma, el objeto de 50 kg tiene mayor tendencia a quedar en reposo que el de 1 kg, por lo que tendrá mayor inercia.

Newton concluye: Todo objeto permanece en estado de reposo o de movimiento rectilíneo uniforme a menos que una fuerza actúe sobre él.

SEGUNDA LEY DE NEWTON: Relación fuerza, masa y aceleración. El Newton como unidad de fuerza.

Cuando se aplica una fuerza sobre un objeto que inicialmente esta en reposo y este se mueve, se produce un cambio en su velocidad, así que experimenta una aceleración. Esto significa que existe relación entre fuerza aplicada y la aceleración producida.

Newton observó que cuando se incrementa la fuerza aplicada, sin variar la masa del objeto, también se incrementa la aceleración; por ejemplo, si se duplica la fuerza también se duplica la aceleración y si se triplica la fuerza, también se triplica la aceleración. De manera semejante, cuando se reduce a la mitad de la fuerza, también se reduce a la mitad la aceleración.

Al aplicar la misma fuerza a dos cuerpos diferentes, esta producirá mayor aceleración al cuerpo de menor masa y menor aceleración al cuerpo con mayor masa. Lo anterior se expresa diciendo que la fuerza aplicada sobre un objeto es directamente proporcional a la aceleración que le produce. Matemáticamente se expresa como F α a donde: F es la magnitud del vector fuerza y a es la magnitud del vector aceleración.

La segunda ley de Newton establece no sólo que la fuerza F es directamente proporcional a la aceleración a, sino que afirma que la constante de proporcionalidad es justamente la masa m del objeto. De esta manera, la ecuación que representa la segunda ley de Newton es: F = m X a

Ejemplo: una pelota de beisbol de 0.35 kg de masa experimenta una aceleración de 2.7 m/s² cuando es golpeada por un bate. ¿Con qué fuerza fue golpeada?

Solución: la fuerza ejercida es F = (0.35 kg) (2.7 m/s²) = 0.945 N

TERCERA LEY DE NEWTON: La acción y la reacción; magnitud y sentido de las fuerzas.

A la tercera ley también se le conoce como ley de acción reacción y enuncia: A

toda fuerza de acción corresponde una de reacción de igual magnitud pero de sentido opuesto.

Los cuerpos que son parte del medio ambiente determinan las fuerzas que actúan

sobre un cuerpo, es decir, siempre existe interacción entre ellos y no hay fuerzas aisladas; por lo que, cuando un cuerpo ejerce una fuerza sobre otro, este también

lo hace sobre el primero. Por ejemplo, cuando me encuentro parado sobre el piso,

ejerzo una fuerza de magnitud igual a mi peso y el piso ejerce sobre mí una fuerza de reacción de la misma magnitud pero de sentido opuesto, ya que si fuera menor entonces me hundiría en el piso.

Las fuerzas de acción reacción que interactúan en parejas, obran sobre diferentes cuerpos, pues si lo hicieran sobre uno solo, entonces no habría manifestación alguna de aceleración; por ejemplo, si pateamos un balón contra una pared y el balón rebota sobre nuestro pie, una de las fuerzas actúa sobre el balón (esta sería la fuerza de acción) y la otra fuerza actúa sobre el pie (fuerza de reacción). Esta asociación puede cambiar de orden ya que depende del sistema de referencia. Dichas fuerzas se originan mediante la interacción entre dos cuerpos, por ello siempre se dan en pares. Para que dos fuerzas se anulen entre

sí deben actuar sobre un mismo cuerpo.

De acuerdo con la tercera ley de Newton la fuerza normal es la fuerza perpendicular ejercida sobre el plano de acción sobre un objeto colocado sobre él.