Está en la página 1de 1

Qué ironía es Amarte, Que hoy cierro los ojos y puedo verte, Que

despierto y vivo un sueño, Que sin nada de todo soy dueño, Por
haber pasado por tu mente.

Que despego y sigo al suelo, Que estoy vivo y que el cielo, Ha


llegado a mi por tenerte.

Hoy te regalo mi voz, Mi cielo, mis manos necias por, Tocar tu


cabello, Hoy te regalo esta ironía, Esta gran filosofía, Esta vida
que ha nacido, De amarte…

Qué ironía es amarte, Que cuando me ves, El tiempo se hace lento,


Y aquí el mundo apenas empiece a correr, Y voy jugando, Sin
miedo a perder…

Hoy te regalo mi alma, Corazón, voluntad y existencia, Para que


nunca te vallas...
A veces cuento los cuadros en la pared, lo que falta por amanecer,
así pasa el día aquí, imaginándome en mi mente, tu voz
hablándome sentirte en mi piel

luego el tiempo para, no se escucha nada, siento que el aire que


pasa,
me trae una melodía para cantar.
Te amo.