Está en la página 1de 4

¿Y sí hoy te dijera adiós?

René Moreno 2010

¿Y sí hoy te dijera adiós? René Moreno 2010 Con el pasar de los años, los

Con el pasar de los años, los días, que incluso las horas con esa persona, nuestra vida se torna un tanto dependiente de ese ser viviente que sin lugar a duda le pone un gran sabor a nuestro ambiente, y siempre provoca una sonrisa en ese rostro constantemente, haciendo que nuestros ojos día con día luzcan ese brillo tan radiante capaz de encandilar hasta al más recóndito lugar de oscuridad, y nuestro entorno sea un lugar más atractivo que el paraíso, es justo mencionar que al escuchar su voz cerca de mi oído, siento que me erizo, donde por amarle subo al cielo, me arrastro al cobertizo, desde que la conocí sentí de su mirada y su voz ese hechizo que no se que hizo pero mi defensas ante sus labios bajaron las armas y dejaron a la deriva los navíos, corazón, sentimientos y movimientos con tal de estar en sus brazos un par de excusas me invento para verme en sus ojos en todo momento, ya que si no la veo en el día, a veces siento un terrible tormento, no sé si lo sepa pero ella para mi es lo mejor que tengo y me hace sentir completo.

¿Y sí hoy te dijera adiós?

René Moreno 2010

Repentinamente no se qué ha pasado últimamente, ya que siento que mis caricias no te provocan las albricias que en el principio las sentías y me decías lo mucho que me querías, aún no sé, me invento un par de historias que tienden desde indagar sus aficiones que inclusive sus últimas acciones para ver cómo hacerla sentir de nuevo lo que con el tiempo se ha escabullido no se si se fue por el caño, o si fue por del desengaño de creer que éramos perfectos y de pronto resaltan nuestros imperfectos, donde mejor enfatizamos como defectos, y ahora chocamos como el frio y calor por alguna cuestión de que sin lugar a duda no es una buena ocasión para hablar de eso, pero solo es pretexto que hace sacar lo que se esconde dentro del abrumado contexto.

Y de pronto sucede lo que nunca uno se espera, ¡esas palabras tan dolorosas, tan dolorosas! Capaces de bajar la alegría del rostros en fracción de segundos, ¡sí esas palabras que dicen… lo siento pero esto ya no está funcionando, ya no me siento feliz a tu lado!, lo que rompe toda la maldita farsa en la pensábamos que nuestra relación de pareja era tan perfecta, ¡carajos!

Pero si le di todo, siempre trate de ser complaciente, nunca le falle, bueno eso piensa uno ¿no? Pero lástima que esa era solo nuestra percepción, había gran nube de humo que no permitía visualizar la verdadera situación por la cual cruzábamos en esta relación, pero si ayer le regale flores, hicimos el amor, prepare el desayuno, ¡un momento! Que estoy diciendo, hace una semana que ni siquiera platico con ella sobre que le pareció el detalle que hace quince días le regale, ni siquiera supe lo que le aconteció la semana pasada, el desayuno… ¡Por favor! A quién engaño no he tenido tiempo ni de prepararlo en estos días, si apenas el café, pero solo el mío, con tanto trabajo, no sé que piense de todo esto ella, ni siquiera le contado que estas semanas he tenido que trabajar horas extras por congregar una propuesta importante, pero al ver no se lo hago saber puesto que no creo que le interese… ¡Maldición, Ya estoy adelantándome o dando por hecho las cosas de nuevo! Sin lugar a duda hasta yo me enfadaría de estar compartiendo mi vida con una persona así, no habla, ni escucha, ni tiene tiempo para nada, esto duele, y demasiado, pero aún me resisto, en

¿Y sí hoy te dijera adiós?

René Moreno 2010

qué momento o desde cuando deje de estar en la situación en que estábamos bien.

Las cosas son más tensas, que los músculos después de una sesión de gimnasio, casi no nos vemos, y buscamos el momento para echarnos en cara nuestros defectos, bueno más bien los míos, pero que no me entiende, he tenido una mala semana, si tan solo estuviera en mis zapatos, como quisiera que sintiera esto que siento, pero ¿si yo estuviera en su papel? ella tiene razón, donde deje mi corazón, al parecer lo deje guardado en el cajón todo este tiempo, y ahora que pierdo la razón, es cuando finalmente la veo partir hacia la estación, ya nada puedo hacer, es difícil hacer que vuelva a creer en mí, si le falle más de mil y una vez; de nada sirve irme a refundir en las copas, a tomar a botellas a quemarropa, como si con el alcohol corriera la tropa a detener su retirada, con una coartada.

Ojala que todo esto fuera una mala pesadilla, la cual acabe tan pronto como ese abrir y cerrar de ojos, no importa si acaso me sofoco, pero sería producto de un

mal sueño, sin embargo es realidad, que acto de gran crueldad, donde nadie quisiera padecer esta triste novedad, ni de cualquier rango social, raza, ni edad, es triste levarme y que ya no sienta las ganas de reír, ni siquiera tu cercanía, que ironía tan cerca nuestros cuerpos y distantes nuestras mentes, esto es más tenso que estar dentro de un cereso.

Son ya varios días, que se han convertidos en

es posible que este mal entendido, el

cual creí poder resolver rápidamente, se haga un evento de comunicación y seguimiento carente, del que se previó arreglarlo eficientemente, que creo esto no es pretexto decir que los momentos se encuentren en aires de tormento, puesto que uno es quien elige la posición en la que se quiere ubicar, por una u otra manera, fui yo quien permitió que esto sucediera.

¡Meses!

como

Es justo un cambio notorio en mis perspectivas, que mucho consideran una obligación que en vez de alternativa, sería suicida, puede que mis ideas y perspectiva con ella sin lugar a duda no coincidan, pero

¿Y sí hoy te dijera adiós?

René Moreno 2010

sé que junto a ella yo me siento feliz, es importante decir,

que ella en mi vida es quien le torna color y energía, no por nada es la elegida, para compartir mis ideas, es por ella que en mis días se convierten de tristezas y agonías en risas, acompañadas de una inmensa alegría, que a distancia donde este siempre es reconocida.

Se intenta, resiste y persiste para recuperar lo que se quiere, deja un mal sabor de boca, perder algo que en tu

vida era un elemento que proveía plenitud en tus días, y aunque la situación sea más dura que una roca, tenerla a

mi lado otra vez a seguir luchando siempre me convoca.

Donde se fomenta una mejor apreciación de todo lo que rodea la situación, permitiendo encontrarle a las cosas y detalles la relación, que desde luego en tu vida encuentras ese sentido de ubicación, que sin lugar a duda me estoy acercando un poco más a ti, ¡vaya! Que gloriosa distinción recuperar poco a poco ese amor que estaba al borde de la extinción.

Hoy que he logrado restaurar mi relación, aunada de la serie de elementos que incluí en mi nueva adaptación,

que fomente entre tú y yo esa integración, he aprendido

a ceder, tolerar, admirar y desde luego a pronunciar las

cosas que se que las sabes, pero me gusta reafirmártelas, y también creo que nunca esta demás decir lo bello que es a tu lado despertar… y me dices ¿Y sí hoy te dijera adiós? Yo solo Contesto no estoy

preparado para tal situación, ya que tú eres la fuente de mi inspiración, pero entiendo que cuando el amor acaba

y nuestros recursos ya no son los suficientes, sin lugar a duda aunque me pese dejo que sigas en busca de ese ente que de siempre esas ganas de vivir intensamente.

“Mientras dura la pasión, un importante elemento para que siga latiendo el corazón, cada detalle da a lo nuestro un buen sazón, procurando hacer duradera esta relación”.

Intereses relacionados