Está en la página 1de 2

Plataforma Nacional para FM, SFC, SQM.

Reivindicación de derechos
www.plataformafibromialga.org

Madrid – España – 2.010

Aumentar nuestra claridad mental


No se sabe exactamente si los problemas cognitivos son un síntoma directo o sin son causados por el
dolor crónico y la privación de sueño.
El dolor y el agotamiento pueden interferir con muchos aspectos del pensar — nuestra capacidad para
recordar, concentrarnos y para filtrar ruidos extraños.

No tiene importancia cuál es la causa de la ―fibroniebla‖.


El hecho es que nos olvidamos de cosas, tenemos problemas para recordar nombres o tareas
pendientes y nuestro procesamiento mental se vuelve más lento. No hay duda que esta niebla añade
frustración a una situación ya difícil.

Es importante intentar seguir positivos y no dejarnos vencer por estos problemas, al fin y al cabo,
menores. Hay cosas que podemos hacer para ayudarnos y adaptarnos de forma creativa.

Habitualmente son cosas que no tienen demasiada importancia. Hay que guardar estos problemillas
técnicos mentales en su debida perspectiva.

Lo mismo que el dolor crónico es invisible, la niebla mental probablemente escapa del radar de los
demás. A veces nuestro grito de frustración o el exceso de disculpas, es mucho más perturbador que
los errores en sí. Si no encuentras una palabra, busca otra, ofrece una amable sonrisa o haz una pausa
de tu actividad. Un poco de sentido de humor también te puede rescatar de declaraciones u actos
potencialmente embarazosos.

Es más fácil concentrarte cuando estás tranquilo y relajado. Siempre cuando sea posible planifica las
cosas de antemano. Las listas y otros sistemas de organización aumentan la posibilidad de que te
acuerdes más tarde de las cosas, incluso si no te encuentras bien cuando llegue el momento.

El acompasamiento es central para dominar la FM.


Esto no solo se aplica a las actividades físicas, pero también a las cognitivas. Cuando te notas fatigado
tienes que tomar un descanso y hacer algo relajante. Paradójicamente a menudo conseguimos prestar
más si hacemos frecuentes pausas, que forzándonos demasiado. Los síntomas de la FM suelen
empeorar con ruido, luces o incluso olores fuertes y por esto hay que intentar reducir los estímulos
externos.

“Las listas de cosas por hacer” son imprescindibles para organizarse bien.
Reducen la ansiedad porque gracias a ellas no nos olvidamos de las cosas por hacer y porque aumentan
nuestra eficacia. Encuentra una forma que te permite mover las cosas inacabadas de un día al
siguiente. Procura tener tus listas en un sitio cómodo; la mejor lista es inútil ¡si no la encuentras! Yo
suelo tener siempre un bloc en el bolso y mi teléfono móvil está lleno de alarmas por citas, cumpleaños,
etc.

1
Plataforma Nacional para FM, SFC, SQM.
Reivindicación de derechos
www.plataformafibromialga.org

Madrid – España – 2.010

Cuando estás con un brote o ataque de agotamiento y/o fatiga puede ser muy útil que no tengas que
pensar más de lo estrictamente necesario - un post-it, un buen GPS con las direcciones en los
favoritos, una alarma en el móvil una hora antes de la cita médica. Anota simples y lógicas
instrucciones para tus aparatos tecnológicos, especificando, por ejemplo, cómo entrar en tu
ordenador, bajar fotos o grabar música o videos. La inversión energética inicial para la creación de un
documento con unas claras instrucciones — esto lo tienes que hacer cuando estás tranquilo y lúcido —
será devuelta multiplicada por mucho cuando lo necesitas.

Cuando tienes que llamar por teléfono, repasa antes los nombres y las razones y/o las posibles
preguntas que tienes que hacer.

Hay cosas que son fáciles de perder, como llaves, gafas, reloj o cartera. Procura entrar en y salir de
casa con el mismo ritual; estos momentos nada más entrar son culpables de muchas pérdidas, porque
es cuando sueltas las llaves, las gafas, el móvil, etc. Asígnale a cada objeto un sitio específico. Luego,
siempre, siempre, pon cada cosa en su sitio.

¿Alguna vez has cogido una caja de medicamentos y no te acordabas si ya los habías tomado o no? Se
venden pastilleros con compartimentos diarios o semanales para solucionar este problema. También
puedes asociar el ingerir las pastillas con otra acción, como desayunar o beber un zumo.

Tal como entrenamos los músculos, podemos reforzar nuestra mente con ejercicios. Las
investigaciones muestran que los ancianos que hacen desafíos mentales, mantienen e incluso
incrementan su capacidad cognitiva. La actividad física parece producir un efecto comparable. Es una
razón para buscar y comprometerse con actividades que disfrutas – por ejemplo bailar, jugar al
bridge, hacer crucigramas, sudokus o ejercicios acuáticos o escribir poesía.

No hay evidencia científica que las hierbas y los suplementos dietéticos que supuestamente mejoran la
memoria, efectivamente afectan nuestra función cognitiva.

Procurar dormir bien, mejorar nuestra salud general y responder con suavidad a los brotes de dolor y
a la fatiga cognitiva son probablemente las mejores maneras para incrementar nuestra claridad
mental.