Está en la página 1de 3

RESISTENCIAS ELÉCTRICAS

Cualquier material natural ofrece oposición al paso de la corriente eléctrica a


través de ella. Este efecto se llama resistividad.
Los materiales conductores presentan una resistividad casi nula, los aislantes no
permiten el flujo de corriente y los resistivos presentan cierta resistencia. Las
resistencias son componentes eléctricos pasivos en lo que la tensión que se les
aplica es proporcional a la intensidad que circula por ellos.
Generalmente la resistencia de un material aumenta cuando crece la temperatura.
También la resistencia de conductor es proporcional a la longitud de ésta e
inversamente proporcional a su sección.
Hay que puntualizar, para que no haya malos entendidos, que a veces llamarlas
resistencias se le denominan resistores.
La medición en resistencias se hace en ohmios, su símbolo que es este

TIPOS DE RESISTENCIAS
Hay varios tipos de resistencias pero en definitiva se agrupan en fijas y variables.
Las fijas se denominan de esta forma:

BOBINADAS: Suelen venir así para disipar potencia. Se fabrican sobre una base
aislante en forma cilíndrica para enrollar un hilo de alta resistividad (wolframio,
manganina, constatán). La longitud y sección del hilo darán su resistividad
juntamente con la composición de éste. Suelen venir marcadas en la superficie y
se utilizan para las grandes potencias pero con el inconveniente de ser inductivas.

AGLOMERADAS: Están realizadas de una pasta con granos muy finos de grafito.
Estas son de las más utilizadas. Sus valores vienen determinados por el código de
colores.
Al igual que la bobinadas constan de un hilo enrollado pero se le somete a un
proceso de vitrificación a alta temperatura (barniz especial) cuyo cometido es
proteger el hilo resistivo y evitar que entren en contacto las espiras enrolladas. Es
en este barniz donde se marca el código de colores.

PELÍCULA DE CARBONO: Se pone una fina capa de pasta de grafito encima de


una base cilíndrica de cerámica. La sección y su composición determinarán el
valor de la resistencia.

PIROLÍTICAS: Son muy parecidas a las anteriores, pero con una película de
carbón rayada en forma de hélice para ajustar el valor de la resistencia. Son
inductivas.
El otro tipo de resistencias son variables, nos interesa obtener una resistencia
cuyo valor pueda variarse según la aplicación. Se fabrican bobinadas o de grafito,
deslizantes o giratorias.
ELECTRÓNICA

es la rama de la física y especialización de la ingeniería, que estudia y emplea


sistemas cuyo funcionamiento se basa en la conducción y el control del flujo
microscópico de los electrones u otras partículas cargadas eléctricamente.

Utiliza una gran variedad de conocimientos, materiales y dispositivos, desde los


semiconductores hasta las válvulas termoiónicas. El diseño y la construcción de
circuitos electrónicos para resolver problemas prácticos forma parte de la
electrónica y de los campos de la ingeniería electrónica, electromecánica y la
informática en el diseño de software para su control. El estudio de nuevos
dispositivos semiconductores y su tecnología se suele considerar una rama de la
física, más concretamente en la rama de ingeniería de materiales.

IMPEDANCIA

La impedancia es una magnitud que establece la relación (cociente) entre la


tensión y la intensidad de corriente. Tiene especial importancia si la corriente varía
en el tiempo, en cuyo caso, ésta, la tensión y la propia impedancia se describen
con números complejos o funciones del análisis armónico. Su módulo (a veces
impropiamente llamado impedancia) establece la relación entre los valores
máximos o los valores eficaces de la tensión y de la corriente. La parte real de la
impedancia es la resistencia y su parte imaginaria es la reactancia. El concepto de
impedancia generaliza la ley de Ohm en el estudio de circuitos en corriente alterna
(AC).El término fue acuñado por Oliver Heaviside en 1886. En general, la solución
para las corrientes y las tensiones de un circuito formado por resistencias,
condensadores e inductancias y sin ningún componente de comportamiento no
lineal, son soluciones de ecuaciones diferenciales. Pero, cuando todos los
generadores de tensión y de corriente tienen la misma frecuencia constante y sus
amplitudes son constantes, las soluciones en estado estacionario (cuando todos
los fenómenos transitorios han desaparecido) son sinusoidales y todas las
tensiones y corrientes tienen la misma frecuencia que los generadores y amplitud
constante. La fase, sin embargo, se verá afectada por la parte compleja
(reactancia) de la impedancia.

El formalismo de las impedancias consiste en unas pocas reglas que permiten


calcular circuitos que contienen elementos resistivos, inductivos o capacitivos de
manera similar al cálculo de circuitos resistivos en corriente continua. Esas reglas
sólo son válidas en los casos siguientes:

• Si estamos en régimen permanente con corriente alterna sinusoidal. Es


decir, que todos los generadores de tensión y de corriente son sinusoidales
y de la misma frecuencia, y que todos los fenómenos transitorios que
pueden ocurrir al comienzo de la conexión se han atenuado y desaparecido
completamente.
• Si todos los componentes son lineales. Es decir, componentes o circuitos
en los cuales la amplitud (o el valor eficaz) de la corriente es estrictamente
proporcional a la tensión aplicada. Se excluyen los componentes no lineales
como los diodos. Si el circuito contiene inductancias con núcleo
ferromagnético (que no son lineales), los resultados de los cálculos sólo
podrán ser aproximados y eso, a condición de respetar la zona de trabajo
de las inductancias.

CAMPO ELECTROMAGNÉTICO

Un Campo electromagnético es un campo físico, de tipo tensorial, que afecta a


partículas con carga eléctrica.

Fijado un sistema de referencia podemos descomponer convencionalmente el


campo electromagnético en una parte eléctrica y en una parte magnética. Sin
embargo, un observador en movimiento relativo respecto a ese sistema de
referencia medirá efectos eléctricos y magnéticos diferentes, lo cual ilustra la
relatividad de lo que llamamos parte eléctrica y parte magnética del campo
electromagnético. Como consecuencia de lo anterior tenemos que ni el "vector"
campo eléctrico ni el "vector" de inducción magnética se comportan genuinamente
como magnitudes físicas de tipo vectorial, sino que juntos constituyen un tensor
para el que sí existen leyes de transformación físicamente esperables.