Está en la página 1de 2
EL FARMACEUTICO LE ACONSEJA:
EL FARMACEUTICO LE ACONSEJA:
EL FARMACEUTICO LE ACONSEJA: Antes de iniciar cualquier tratamiento debe leer detenidamente el prospecto de los
Antes de iniciar cualquier tratamiento debe leer detenidamente el prospecto de los medicamentos. Utilice el
Antes de iniciar cualquier tratamiento debe leer detenidamente el
prospecto de los medicamentos. Utilice el medicamento tal y como se lo
indicó su médico o farmacéutico, a la hora correcta y durante todo el
tiempo que dure el tratamiento.
La mayoría de los medicamentos no se deben utilizar simultáneamente
con otros ni con bebidas alcohólicas. Siga las instrucciones de su
médico o farmacéutico.
No administre nunca su medicamento a otra persona. Ha sido recetado
para su problema médico personal y puede no ser adecuado para el
tratamiento de otra persona.
Lea siempre la etiqueta antes de utilizar el medicamento, fijándose
sobre todo en la fecha de caducidad.
No se deben mezclar nunca dos medicamentos distintos en un mismo
envase.
Es importante guardar los medicamentos correctamente. Como norma
general proteger de la luz directa, del calor, de la humedad y fuera del
alcance de los niños. Guarde en frigorífico solo aquellos medicamentos
que lo necesiten.
Los medicamentos pueden a veces producir efectos no deseados.
Informe a su médico sobre cualquier cambio observado durante su
tratamiento.
Devuelva al Servicio de Farmacia Hospitalaria la medicación que no
esté tomando en su tratamiento actual o caducada.

Comentarios/incidencias/efectos secundarios:

o caducada. Comentarios/incidencias/efectos secundarios: HOSPITAL JUAN RAMÓN JIMÉNEZ SERVICIO DE FARM ACIA
o caducada. Comentarios/incidencias/efectos secundarios: HOSPITAL JUAN RAMÓN JIMÉNEZ SERVICIO DE FARM ACIA
o caducada. Comentarios/incidencias/efectos secundarios: HOSPITAL JUAN RAMÓN JIMÉNEZ SERVICIO DE FARM ACIA
o caducada. Comentarios/incidencias/efectos secundarios: HOSPITAL JUAN RAMÓN JIMÉNEZ SERVICIO DE FARM ACIA
o caducada. Comentarios/incidencias/efectos secundarios: HOSPITAL JUAN RAMÓN JIMÉNEZ SERVICIO DE FARM ACIA

HOSPITAL JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

SERVICIO DE FARMACIA HOSPITALARIA CONSULTA DE ATENCIÓN A PACIENTES EXTERNOS

HORARIO: De lunes a viernes de 10 a 14 horas. Miércoles de 08:30 a 14:00 horas

INFORMACIÓN

Teléfono: 959016764 Fax: 959016072

Correo electrónico:

farmacia.hjrj.sspa@juntadeandalucia.es

SABÍA SOBRE LA HIPERTENSION PULMONAR QUE • Es un trastorno que ocurre cuando las pequeñas
SABÍA SOBRE LA HIPERTENSION PULMONAR QUE
Es un trastorno que ocurre cuando las pequeñas arterias del pulmón se
estrechan, lo cual dificulta la circulación de la sangre y aumenta la
presión sanguínea en ellas. Una presión continuamente alta en los
pulmones, provoca un aumento de tamaño del corazón, lo que hace
que éste disminuya o pierda su capacidad de bombear la sangre.
Los síntomas son poco característicos, por ello
las personas pueden tener la enfermedad sin
saberlo o la confunden con otras patologías.
Incluyen: fatiga y cansancio (incluso para realizar
actividades normales como andar o sonreír),
dificultad para respirar (disnea), dolor en el pecho
(angina), desmayo, tobillos y piernas
hinchadas (edema).
Las causas exactas de la hipertensión pulmonar primaria siguen
siendo desconocidas.
En el caso de la Hipertensión Pulmonar Secundaria se produce como
consecuencia de otras enfermedades, sobre todo de aquellas que
afectan al corazón.
Puede darse por causas congénitas, también después del embarazo,
por hipotiroidismo, embolia pulmonar, después de una infección por el
Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), o por el uso de
medicamentos tales como supresores del apetito, anticonceptivos
orales o cocaína.
Tratamiento:
entre
los
medicamentos
que
se
utilizan
en
esta
enfermedad y que se dispensan en nuestra Consulta de Atención
Farmacéutica, se encuentran:
Sildenafilo (REVATIO®)
Bosentan (TRACLEER®)
Iloprost (VENTAVIS®)
Todos ellos producen
ensanchamiento de los
vasos sanguíneos pul-
monares, disminuyendo
la presión sanguínea
pulmonar al permitir que
fluya más sangre.
Ambrisentan (VOLIBRIS®)
SABÍA SOBRE SU MEDICACIÓN QUE ¿CÓMO SE TOMAN? Sildenafilo (REVATIO®): La dosis recomendada en adultos
SABÍA SOBRE SU MEDICACIÓN QUE
¿CÓMO SE TOMAN?
Sildenafilo (REVATIO®): La dosis recomendada en adultos habitualmente
es de 20 mg tres veces diarias. Los comprimidos deben tomarse vía oral
con un intervalo de 6 a 8 horas, acompañados o no de alimento.
Bosentan (TRACLEER®): se iniciará con una dosis de 62.5 mg cada 12
horas durante 4 semanas, aumentando de forma paulatina la dosis hasta
125 mg dos veces al día. Si el médico lo estima oportuno se puede
aumentar la dosis hasta 250 mg cada 12 horas. Se administrará por la
mañana y por la noche, con o sin alimentos y no se debe suspender el
tratamiento de forma brusca.
Ambrisentan (VOLIBRIS®): la dosis inicial es de 5 mg al día. En caso de
ser necesario, su médico podrá subirle la dosis hasta 10 mg al día. Los
comprimidos se ingieren enteros, con o sin alimentos.
Iloprost (VENTAVIS®): es una solución que se transforma en un aerosol
que cuando se respira llega a los pulmones, donde puede actuar con la
máxima eficacia en la arteria situada entre el corazón y los pulmones.
La dosis recomendada en adultos es de 2,5-5 microgramos de iloprost
inhalado (administrado por la boquilla del nebulizador), administrado de 6 a
9 veces al día, en función de las necesidades y la tolerabilidad individuales.
Cada ampolla contiene 2 ml y suministra la cantidad adecuada para una
sesión de inhalación, la solución sobrante tiene que desecharse.
¿QUÉ EFECTOS SECUNDARIOS PUEDEN PRODUCIR?
Sildenafilo (REVATIO®): hemorragia nasal, dolor de cabeza, indigestión,
diarrea, dolor de espalda y vértigo.
Bosentan (TRACLEER®): puede ocasionar dolor de cabeza, inflamación de
garganta y vías nasales, cansancio y ardor de estómago.
Iloprost (VENTAVIS®): enrojecimiento de la cara causado por la dilatación
de los vasos sanguíneos, aumento de la tos, presión arterial baja
(hipotensión), dificultad para abrir la boca y desvanecimiento (síncope).
Ambrisentan (VOLIBRIS®): pueden aparecer nauseas, vómitos, fiebre,
hipotensión, edema, cansancio y síntomas gripales.