Está en la página 1de 6

HISTORIA DE LA NATACIÓN

La natación es el arte de sostenerse y avanzar, usando los brazos y las


piernas, sobre o bajo el agua. Puede realizarse como actividad lúdica o
como deporte de competición. Debido a que los seres humanos no nadan
instintivamente, la natación es una habilidad que debe ser aprendida. A
diferencia de otros animales terrestres que se dan impulso en el agua, en lo
que constituye en esencia una forma de caminar, el ser humano ha tenido
que desarrollar una serie de brazadas y movimientos corporales que le
impulsan en el agua con potencia y velocidad. En estos movimientos y
estilos se basa la evolución de la natación competitiva como deporte.

La natación puede practicarse en cualquier tipo de recinto de agua lo


bastante grande como para permitir el libre movimiento y que no esté
demasiado fría, caliente o turbulenta. Las corrientes y mareas pueden
resultar peligrosas, pero también representan un desafío para demostrar la
fuerza y el valor de los nadadores, como se puede comprobar con los
muchos intentos con éxito de cruzar el Canal de la Mancha.

La natación fue un deporte muy estimado en las antiguas civilizaciones de


Grecia y Roma, sobre todo como método de entrenamiento para los
guerreros. En Japón ya se celebraban competiciones en el siglo I a.C. No
obstante, durante la edad media en Europa su práctica quedó casi olvidada,
ya que la inmersión en agua se asociaba con las constantes enfermedades
epidémicas de la época. Hacia el siglo XIX desapareció este prejuicio y, ya
en el XX, la natación se ha llegado a considerar un sistema valioso de
terapia física y la forma de ejercicio físico general más beneficiosa que
existe.

× Estilo Espalda: El estilo espalda o dorso es un estilo natatorio. Este


estilo es esencialmente crawl (o libre), sólo que el nadador flota con
la espalda en el agua. La secuencia de movimientos es alternativa: un
brazo en el aire con la palma de la mano hacia afuera saliendo de
debajo de la pierna, mientras el otro impulsa el cuerpo en el agua.
También se utiliza aquí la patada oscilante.

La espalda es uno de los cuatro estilos natatorios regulados por la FINA,


y es él único estilo regulado que se nada de espaldas. Esto último tiene
la ventaja de una respiración fácil, pero también tiene la desventaja de
no ver lo que el nadador tiene delante. Es también el único estilo
natatorio en cuyas competiciones los nadadores salen de dentro del
agua. Este estilo es parecido al crawl (o crol) frontal pero dado la vuelta.
Tanto la espalda como el crol frontal son estilos de eje largo, ya que todo
el cuerpo gira, a izquierda y a derecha, alrededor de un eje imaginario
que va de la cabeza a los pies.
× Estilo Mariposa: El estilo mariposa es un estilo natatorio una
variación del estilo pecho en la que ambos brazos se llevan juntos al
frente por encima del agua y luego hacia atrás al mismo tiempo. El
movimiento de los brazos es continuo y siempre va acompañado de
un movimiento ondulante de las caderas, el cual nace en al llevar
para abajo la cabeza al momento de entrar al agua, y culmina con la
patada, llamada de delfín, es un movimiento descendente y brusco
de los pies juntos.

La mariposa es el estilo más vistoso de la natación, el segundo más rápido y


se caracteriza por un movimiento simétrico de los brazos y de las
piernas. La historia de la mariposa se inicia con una variante de la
braza, cuando un nadador empezó a llevar los brazos hasta los
muslos para luego hacer un recobro aéreo, batiendo durante un
tiempo todos los record de braza, hasta que se cambio la
reglamentación.

En las pruebas internacionales se nadan las distancias de 50,100 y


200 metros, también se nada la mariposa como primer estilo en las
pruebas de 100, 200 y 400 estilos, en los relevos la mariposa se
nada en tercer lugar. Se puede decir que normalmente se respira
hacia delante, pero algunos nadadores prefieren respirar hacia un
lado, imitando al crol.
× Estilo Libre: En el crol, los nadadores utilizan una acción de brazos
y un batido de pies alternativo. Un ciclo completo de este estilo se
compone de una acción completa del brazo derecho, una completa
del izquierdo y de un número variable de batidos de piernas.
El movimiento de los brazos es alternativo y mientras uno de ellos se
mueve hacia adelante por el aire con la mano dispuesta a entrar en el
agua, y el codo relajado, el otro brazo se mueve avanzando bajo el
agua en sentido contrario al otro brazo.
El movimiento de piernas también se denomina "patada oscilante" y
consiste en un movimiento alternativo de las piernas que parte de la
cadera, en un movimiento de arriba y abajo, con las piernas
relajadas, los pies hacia adentro y los dedos de punta.
Se utilizan distintos ritmos en la acción de piernas con respecto a la
coordinación entre brazos y piernas, según el nadador y la distancia a
realizar. Los batidos de pies que prevalecen son el de 6, el de 4 y el
de 2 batidos. Así, los nadadores de larga distancia suelen realizar 4 o
2 batidos y los de velocidad 6.
En todos los estilos de la natación es muy importante tener
conciencia, al menos al principio, de la respiración. En el estilo de crol
se toma aire, se inhala, por la boca, al girar la cabeza a un lado, y se
expulsa el aire, se exhala, bajo el agua.
Estilo Braza: El estilo braza (braza de pecho) o estilo pecho es un estilo
natatorio. En este estilo, el nadador flota boca abajo, con los
brazos apuntando al frente, las palmas vueltas, y ejecuta la
siguiente secuencia de movimientos horizontales: se abren los
brazos hacia atrás hasta quedar en línea con los hombros, siempre
encima o debajo de la superficie del agua. Se encogen las piernas
para aproximarlas al cuerpo, con las rodillas y los dedos de los pies
hacia afuera, y luego se estiran con un impulso al tiempo que los
brazos vuelven al punto de partida, momento en el cual comienza
de nuevo todo el ciclo. El nadador exhala debajo del agua. Las
brazadas deben ser laterales, no verticales.

La braza se nada sobre el pecho y es el estilo natatorio recreativo más


popular debido a su estabilidad y a la posibilidad de mantener la
cabeza fuera del agua todo el tiempo. En la mayoría de las clases de
natación los principiantes aprenden primero la braza o el crol (crol
frontal ó crawl).

La Flexibilidad: La flexibilidad muscular es la capacidad que tiene


un músculo para llegar a estirarse sin ser dañado. Esta magnitud
viene dada por el rango máximo de movimiento de todos los
músculos que componen una articulación. La FLEXIBILIDAD es la
capacidad que nos permite realizar los movimientos en su máxima
amplitud, siendo de una parte específica del cuerpo o de todo éste.

La flexibilidad depende de: 1) La elasticidad muscular: es la capacidad de


los músculos de acortarse y alargarse pudiendo volver a su forma
original. 2) Movilidad articular: grado de movimiento de cada
articulación. Varía según la articulación y la persona. El hecho de no
entrenar correctamente la flexibilidad puede: - Producir
deformaciones posturales. - Aumentar las lesiones deportivas.

En ella influyen:

Herencia: genes.
Sexo: las mujeres son más flexibles.
Edad: a menor edad más flexibilidad.
Tipo de trabajo habitual: Posturas
Hora del día: por la mañana es menor que a lo largo del día.
Temperatura ambiente y Temperatura muscular: a más Temperatura,
mayor será.
Grado de cansancio muscular.
Entrenamiento.

Clasificación:

El método estático pasivo: Es la forma de trabajo más utilizada y la


que más beneficios reporta teniendo en cuenta su sencillez y el
mínimo riesgo que conlleva. “el músculo se estira lentamente hasta
su máximo posible sin que se produzca dolor o alguna sensación
desagradable. (Bruno Blum, 2000)” “el estiramiento pasivo consiste
en asumir una posición y mantenerla con ayuda de otra parte del
cuerpo, de una asistente o de algún aparato (Medicina deportiva
Murcia)”

El método estático activo: La eficacia midiendo en tiempo empleado y


resultados supera al anterior, pero requiere de mayor esfuerzo y
concentración. También aumentan los riesgos. La forma general de
trabajo es: se estira un músculo hasta su tope, una vez en esta
posición el antagonista intenta recuperar la posición inicial mediante
una contracción isométrica de unos segundos, mientras continua la
fuerza, ya de un compañero o del propio sujeto, para buscar un
nuevo tope de elongación.

El FNP o método de facilitación neuromuscular propioceptiva:


Es la manera más eficaz teniendo en cuenta el tiempo empleado,
pero también es la más dificultosa y exigente, además necesita de
un profesional o un compañero preparado. Se estira un músculo
hasta su tope, una vez en esta posición el antagonista intenta
recuperar la posición inicial mediante una contracción isométrica de
unos segundos, el compañero o una pared impide que el
movimiento, luego el músculo que se estira se relaja, pero sin
perder la elongación (posición de estiramiento), para nuevamente
intentar una máxima elongación del músculo que estamos
estirando. También es llamado el método basado en la contracción-
estiramiento, en el que se realiza una contracción isométrica
durante 6-8 segundos y más tarde se realiza un estiramiento,
consiguiendo mayor amplitud en el movimiento. El ejercicio debe de
realizarse repitiéndolo de 8-10 segundo y de 3 a 5 veces.
El método balístico

Es la forma desechada por su poca eficacia y su alto riesgo de lesión.


Pero usada con resultados durante muchos años, pero su eficacia es
menor al resto, así como su riesgo es mucho mayor. Su forma básica de
realización es con un movimiento ejercido por fuerzas internas es llevada
una articulación a su máximo de estiramiento, repitiendo el proceso un
numero determinado de veces. Algunos autores consultados no
recomiendan esta forma de mejora de la flexibilidad en resumidas
cuentas por las siguientes razones: Al ser el estiramiento del músculo
muy rápido, este no cuenta con el tiempo necesario para adaptarse a
esta nueva elongación y en cambio se fuerza las partes menos flexibles
de las que componen una articulación. La propia fisiología del músculo
cuando se le impone una elongación repentina responde reflejamente
con una contracción involuntaria. Esto produce un aumento de la tensión
en el músculo, haciendo muy difícil la mejora del rango de movimiento y
disminuyendo la perdida de frexiblidad.