Está en la página 1de 15

http://books.google.com.mx/books?

id=jF_1vse6AKoC&pg=PA555&lpg=PA555&dq=calcularla+cantidad+de+cataliz

ador+en+un+reactor&source=bl&ots=a28uNwgnh6&sig=ZUIK8Y1sQNNK1qZh

SsOpFZ6y7tY&hl=es&sa=X&ei=wzJ8UsmWDOnkyQGt6oHIDw&ved=0CC0Q6AE

wAA#v=onepage&q=calcularla%20cantidad%20de%20catalizador%20en

%20un%20reactor&f=false

http://www.slideshare.net/daxplicitazn/solucionario-levenspiel-problemas-

reactores-3588449

http://www.fing.edu.uy/iiq/reactores/cursos/irq1/materiales/SISTEMAS_HETERO

GENEOS_2010.pdf

  • 7.10 BALANCES DE MASA Y ENERGÍA EN SISTEMAS HETEROGÉNEOS

Los modelos heterogéneos se aplican cuando se consideran en forma completa todas las variaciones de concentraciones y temperatura en todas las posiciones del reactor. Pero, si tales diferencias existentes entre las diferentes fases de una determinada posición del reactor son despreciables, el diseño es prácticamente idéntico al de un reactor homogéneo y se habla entonces de reactores quasi-homogéneos.

Los balances que se describen a continuación son para sistemas de dos fases compuestas por una continua, caracterizada por el subíndice “I” y una única dispersa, caracterizada por el subíndice “II”. En base al modelo unidimensional, se considera que la fase continua se encuentra idealmente mezclada en la dirección radial.

Las zonas que ocupa la fase dispersa en una determinada superficie transversal pueden considerarse idealmente mezcladas (lechos fluidizados) o tener gradientes radiales de concentración y temperatura (lechos de relleno catalítico sólido). Ambas posibilidades conducen a diferentes formas de tratamiento. Pero muchas veces, en los heterogéneos continuos (estacionarios) o semi-continuos los procesos y cambios en la dirección axial son normalmente más importantes que los gradientes en dirección radial al momento de obtener una estimación general del diseño.

Los balances de masa y energía para sistemas heterogéneos, respectivamente son:

Los balances de masa y energía para sistemas heterogéneos, respectivamente son: Y para los sistemas homogeneos

Y para los sistemas homogeneos estudiados el los temas anteriores:

Los balances de masa y energía para sistemas heterogéneos, respectivamente son: Y para los sistemas homogeneos

Analizando ambos casos, se indica que las diferencias de ambos sistemsa de ecuaciones se producen en los siguientes puntos:

Los balances de masa y energía para sistemas heterogéneos, respectivamente son: Y para los sistemas homogeneos

Aparece la porosidad que es una fracción

Los balances de masa y energía para sistemas heterogéneos, respectivamente son: Y para los sistemas homogeneos

del volumen del reactor ocupada por la fase

continua y en este caso es considerada constante.

Los balances de masa y energía para sistemas heterogéneos, respectivamente son: Y para los sistemas homogeneos

Aparece la magnitud , que representa la interfase específica (m 2 de interfase por unidad de volumen de reactor). Por ejemplo, para un relleno de partículas esféricas de diámetro

uniforme d P , se tiene:

Los balances de masa y energía para sistemas heterogéneos, respectivamente son: Y para los sistemas homogeneos

Aparecen los términos de transferencia de masa y de calor (J i y J h ):

J i =k m,i (C i,I – C i,II )

J h = h(T I – T II )

Esta transferencia entre fases ocurre solamente cuando existen diferencias de concentración y temperatura en una determinada posición x. Si estas diferencias no se producen, los balances heterogéneos se hacen análogos a los homogéneos.

Las ecuaciones unidimensionales de los sistemas heterogéneos arriba mostradas, se simplifican por medio de las siguientes suposiciones:

  Velocidad constante en la fase continua. Transporte estadístico despreciable en dirección axial, frente a
Velocidad constante en la fase continua.
Transporte estadístico despreciable en dirección axial, frente a los términos convectivos (D
x,e = 0).
x,e y
Ninguna reacción química, ni los correspondientes efectos térmicos en la fase continua (R i
=0, H R =0).
El término
es constante.

Con estas simplificaciones se obtiene el modelo heterogéneo unidimensional simplificado:

  Velocidad constante en la fase continua. Transporte estadístico despreciable en dirección axial, frente a

representado por un sistema de ecuaciones diferenciales parciales de primer orden del tipo parabólico en la concentración de “i” de la fase continua y en la temperatura, como funciones de la posición axial y del tiempo.

  • 7.10.2 ECUACIONES DE BALANCE PARA LA FASE DISPERSA CON GRADIENTES LOCALES

Por superposición de procesos de difusión, reacción y conducción de calor, se pueden originar gradientes locales de concentración y temperatura en el interior de una partícula catalítica de la fase dispersa. Si en el interior de la partícula no ocurren procesos convectivos de transporte de masa ni de calor, se puede escribir el siguiente balance de masa para la fase continua:

  Velocidad constante en la fase continua. Transporte estadístico despreciable en dirección axial, frente a

(7.10.2-1)

Como se considera que la fase fluida está completamente mezclada en dirección radial, en una posición x del reactor, se emplea la coordenada “r” (0 < r <R p ), en lugar de las coordenadas de posición dentro del reactor, para definir las coordenadas en el interior de una partícula catalítica que se encuentra en una posición “x” en el reactor. La posición r = 0 indica el centro de la partícula de la fase dispersa y r = R p su cara exterior. La letra “a” indica el factor de geometría, que depende de la forma de la partícula. Para una placa plana semiinfinita, a = 0. Para un cilindro semiinfinito a = 1 y a = 2 para una partícula esférica. Como la ecuación de balance (7.10.2-1) supone una partícula “homogénea”, C i debe expresarse en moles de “i” por unidad de volumen de partícula y como su integración depende de la temperatura de la partícula (T s ), se debe realizar el siguiente balance de energía despreciando la contribución de la capacidad calorífica del fluido dentro de la partícula sólida respecto a la capacidad calorífica total:

Como se considera que la fase fluida está completamente mezclada en dirección radial, en una posición

(7.10.2-2)

Las concentraciones Ci y la temperatura T s son funciones del tiempo t y de la posición dentro de la partícula (r), en una determinada posición “x” del reactor.

  • 7.11.3 REACTORES DE LECHO FIJO NO ISOTÉRMICOS Y NO ADIABÁTICOS

En el diseño de estos reactores no isotérmicos se toma en cuenta el intercambio de calor con los alrededores y se supone que hay un mezclado radial suficientemente bueno como para que toda la resistencia a la transferencia de energía se concentre en la pared del reactor. El perfil de temperatura se supone totalmente plano hasta llegar a la pared, donde se presenta un cambio discontinuo en la temperatura de pared. Por lo tanto la temperatura de mezcla reaccionante solo cambia en la dirección axial asumiendo un modelo unidimensional el cual elimina la necesidad de conocer las conductividades y difusividades efectivas para la transferencia de calor y de masa en la dirección radial.

La velocidad de transferencia de calor (Q )a la pared del reactor se determina mediante la siguiente expresión:

La velocidad de transferencia de calor (Q )a la pared del reactor se determina mediante la

T b : temperatura media global del fluido reaccionante T w : temperatura de la pared H w :coeficiente de transferencia de calor queda definido como:

Donde : Q es la velocidad de transferencia de calor a la pared y A b es el área de la misma.

Un perfil real de temperatura de un reactor no isotérmico o no adiabático, generalmente es de forma parabólica, lo que indica que hay un mayor incremento de la temperatura en el centro y este incremento disminuye a medida que se avanza hacia la pared. Como los gránulos catalíticos reducen el mezclado radial, es necesario un modelo bidimensional que tome en cuenta los gradientes radiales de temperatura en el lecho catalítico.

Con un modelo unidimensional se obtiene temperaturas promedio a lo largo del lecho y se desprecia las conductividades y difusividades específicas de transferencia de masa y de calor. Con esta suposición, la mayor parte de la resistencia de a la transferencia de calor se localiza cerca de la pared del reactor y solo una pequeña parte corresponde a la porción central. Entonces se puede decir que la resistencia a la transferencia se localiza en una película muy delgada cercana a la pared.

La velocidad de transferencia de calor (Q )a la pared del reactor se determina mediante la

Fig. 7.11.3.1 . Comparación del modelo de perfil de temperatura unidimensional con un modelo real

En el modelo unidimensional, la velocidad de flujo varía con respecto a la localización radial en lechos fijos y el perfil de temperatura en centro del tubo es plano, aumentando ligeramente a una máxima velocidad a la distancia de un diámetro de gránulo de catalizador para después disminuir a cero en la pared. Por lo tanto los gradiente radiales están en función de la relación del diámetro del tubo y de la partícula catalítica.

Los balances en términos de la conversión de un modelo bidimensional que desprecia las dispersiones axiales de masa y temperatura son:

En el modelo unidimensional, la velocidad de flujo varía con respecto a la localización radial en
En el modelo unidimensional, la velocidad de flujo varía con respecto a la localización radial en

Para resolver estas ecuaciones podemos utilizar la condiciones de alimentación como condiciones límite, así como la suposición de que la conversión es plana en cualquier localización axial tanto en la línea central como en las paredes del tubo (dx/dr) = 0.

Si se mantiene la temperatura de la pared constante por medio de una chaqueta de calentamiento, se utiliza como condición límite el coeficiente de transferencia de calor (U) entre la superficie de la pared y los alrededores.

En el modelo unidimensional, la velocidad de flujo varía con respecto a la localización radial en
Donde : es gradiente de temperatura en la pared del reactor y es la conductividad térmicaNota En este tipo de reactores la concentración global de la corriente de flujo C puede variar con la posición del lecho móvil. Por lo que, para conseguir un estado estable se supone que las propiedades en cualquier punto del reactor no cambian con el tiempo y las fases fluido– sólido están en flujo tampón logrando de esta manera que el tiempo de residencia sea el mismo para todas las partículas. Para un elemento de longitud  z del reactor: La variación del radio del núcleo r sin reaccionar se obtiene de sustituir el tiempo y la longitud del reactor, z, en la ecuación de : " id="pdf-obj-6-2" src="pdf-obj-6-2.jpg">
Donde : es gradiente de temperatura en la pared del reactor y es la conductividad térmicaNota En este tipo de reactores la concentración global de la corriente de flujo C puede variar con la posición del lecho móvil. Por lo que, para conseguir un estado estable se supone que las propiedades en cualquier punto del reactor no cambian con el tiempo y las fases fluido– sólido están en flujo tampón logrando de esta manera que el tiempo de residencia sea el mismo para todas las partículas. Para un elemento de longitud  z del reactor: La variación del radio del núcleo r sin reaccionar se obtiene de sustituir el tiempo y la longitud del reactor, z, en la ecuación de : " id="pdf-obj-6-4" src="pdf-obj-6-4.jpg">

Donde : es gradiente de temperatura en la pared del reactor y es la conductividad térmica efectiva que está en función de la velocidad de flujo del fluido, el diámetro de la partícula, la porosidad, la conductividad térmica del fluido y de la fase sólida y del nivel de temperatura.

7.12 REACTORES DE LECHO MÓVIL

Los ejemplos más comunes en este tipo de reactores son los hornos inclinados o verticales y los reactores de transporte con flujos de fluido y sólidos a contracorriente o con corrientes concurrentes. Nota

En este tipo de reactores la concentración global de la corriente de flujo C b puede variar con la posición del lecho móvil. Por lo que, para conseguir un estado estable se supone que las propiedades en cualquier punto del reactor no cambian con el tiempo y las fases fluido– sólido están en flujo tampón logrando de esta manera que el tiempo de residencia sea el mismo para todas las partículas.

Para un elemento de longitud z del reactor:

Donde : es gradiente de temperatura en la pared del reactor y es la conductividad térmicaNota En este tipo de reactores la concentración global de la corriente de flujo C puede variar con la posición del lecho móvil. Por lo que, para conseguir un estado estable se supone que las propiedades en cualquier punto del reactor no cambian con el tiempo y las fases fluido– sólido están en flujo tampón logrando de esta manera que el tiempo de residencia sea el mismo para todas las partículas. Para un elemento de longitud  z del reactor: La variación del radio del núcleo r sin reaccionar se obtiene de sustituir el tiempo y la longitud del reactor, z, en la ecuación de : " id="pdf-obj-6-21" src="pdf-obj-6-21.jpg">
Donde : es gradiente de temperatura en la pared del reactor y es la conductividad térmicaNota En este tipo de reactores la concentración global de la corriente de flujo C puede variar con la posición del lecho móvil. Por lo que, para conseguir un estado estable se supone que las propiedades en cualquier punto del reactor no cambian con el tiempo y las fases fluido– sólido están en flujo tampón logrando de esta manera que el tiempo de residencia sea el mismo para todas las partículas. Para un elemento de longitud  z del reactor: La variación del radio del núcleo r sin reaccionar se obtiene de sustituir el tiempo y la longitud del reactor, z, en la ecuación de : " id="pdf-obj-6-23" src="pdf-obj-6-23.jpg">

La

variación del radio del núcleo r c sin reaccionar se obtiene de sustituir el tiempo

y la

longitud del reactor, z, en la ecuación de

:
:
Para transformar en términos de la conversión, se reemplaza r por : Para poder integrar seDescripción. En el diseño de reactores de lecho fluidizado catalítico se asume que la velocidad total de reacción es igual a la velocidad intrínseca y las condiciones de flujo en la totalidad del reactor se establecen por el modelo de burbujeo de operación con movimiento ascendente de las burbujas de gas. " id="pdf-obj-7-2" src="pdf-obj-7-2.jpg">

Para transformar en términos de la conversión, se reemplaza r c por

:
:
Para transformar en términos de la conversión, se reemplaza r por : Para poder integrar seDescripción. En el diseño de reactores de lecho fluidizado catalítico se asume que la velocidad total de reacción es igual a la velocidad intrínseca y las condiciones de flujo en la totalidad del reactor se establecen por el modelo de burbujeo de operación con movimiento ascendente de las burbujas de gas. " id="pdf-obj-7-10" src="pdf-obj-7-10.jpg">
Para transformar en términos de la conversión, se reemplaza r por : Para poder integrar seDescripción. En el diseño de reactores de lecho fluidizado catalítico se asume que la velocidad total de reacción es igual a la velocidad intrínseca y las condiciones de flujo en la totalidad del reactor se establecen por el modelo de burbujeo de operación con movimiento ascendente de las burbujas de gas. " id="pdf-obj-7-12" src="pdf-obj-7-12.jpg">

Para poder integrar se debe expresar (C A ) b en términos de la conversión, mediante un balance de masa del reactante A alrededor de una sección del reactor que incluya la alimentación del fluido y la salida del producto.

Para transformar en términos de la conversión, se reemplaza r por : Para poder integrar seDescripción. En el diseño de reactores de lecho fluidizado catalítico se asume que la velocidad total de reacción es igual a la velocidad intrínseca y las condiciones de flujo en la totalidad del reactor se establecen por el modelo de burbujeo de operación con movimiento ascendente de las burbujas de gas. " id="pdf-obj-7-20" src="pdf-obj-7-20.jpg">

La velocidad superficial axial del fluido v , es constante para un flujo tampón , x B es la conversión de B en los sólidos que salen del reactor, y (C A ) es la concentración de A en la alimentación.

  • 7.13 REACTORES DE LECHOS FLUIDIZADOS

En el diseño de reactores de lecho fluidizado catalítico se asume que la velocidad total de reacción es igual a la velocidad intrínseca y las condiciones de flujo en la totalidad del reactor se establecen por el modelo de burbujeo de operación con movimiento ascendente

de las burbujas de gas.

Existe un bajo grado de reacción dentro de las burbujas y es por eso que se las considera desfavorables por actuar como canales donde el gas no entra en contacto con las partículas sólidas, motivo por el cual este sale del reactor parcial o totalmente sin reaccionar.

Para predecir la conversión en estas condiciones se utiliza el modelo de gas burbujeante desarrollado por Kunii-Levenspiel y para simplificar la situación, se utiliza el modelo “de una fase”, que considera que la totalidad del volumen del reactor tiene una concentración uniforme de partículas catalíticas y las desviaciones con respecto al flujo tampón se toman en cuenta introduciendo el término de dispersión axial en la ecuación de conservación de masa. En consecuencia, los resultados son los mismos que en un reactor de lecho fijo isotérmico (con una conversión superior a la de un tanque agitado continuo).

Suponiendo, que se verifica una reacción catalítica irreversible en un reactor de lecho fluidizado que opera con régimen de gas burbujeante. Las variaciones radiales de concentración entre las dos fases se desprecian por ser muy pequeñas y se supone que se trata de una operación isotérmica que verifica una reacción de primer orden.

Si las burbujas se mueven con un flujo tampón en el reactor, el balance de conservación de masa para el reactante requiere que la velocidad neta de flujo de un elemento de volumen del reactor a una altura z sea igual a la velocidad de transferencia de masa de la fase burbuja a la fase densa. Aplicando el balance de masa a la fase de burbujas se obtiene:

Existe un bajo grado de reacción dentro de las burbujas y es por eso que semodelo de gas burbujeante desarrollado por Kunii-Levenspiel y para simplificar la situación, se utiliza el modelo “de una fase”, que considera que la totalidad del volumen del reactor tiene una concentración uniforme de partículas catalíticas y las desviaciones con respecto al flujo tampón se toman en cuenta introduciendo el término de dispersión axial en la ecuación de conservación de masa. En consecuencia, los resultados son los mismos que en un reactor de lecho fijo isotérmico (con una conversión superior a la de un tanque agitado continuo). Suponiendo, que se verifica una reacción catalítica irreversible en un reactor de lecho fluidizado que opera con régimen de gas burbujeante. Las variaciones radiales de concentración entre las dos fases se desprecian por ser muy pequeñas y se supone que se trata de una operación isotérmica que verifica una reacción de primer orden. Si las burbujas se mueven con un flujo tampón en el reactor, el balance de conservación de masa para el reactante requiere que la velocidad neta de flujo de un elemento de volumen del reactor a una altura  z sea igual a la velocidad de transferencia de masa de la fase burbuja a la fase densa. Aplicando el balance de masa a la fase de burbujas se obtiene: Si se considera la mezcla del gas como un modelo de dispersión, se toman en cuenta los términos de mezclado axial y de reacción en el balance de masa: " id="pdf-obj-8-14" src="pdf-obj-8-14.jpg">
Existe un bajo grado de reacción dentro de las burbujas y es por eso que semodelo de gas burbujeante desarrollado por Kunii-Levenspiel y para simplificar la situación, se utiliza el modelo “de una fase”, que considera que la totalidad del volumen del reactor tiene una concentración uniforme de partículas catalíticas y las desviaciones con respecto al flujo tampón se toman en cuenta introduciendo el término de dispersión axial en la ecuación de conservación de masa. En consecuencia, los resultados son los mismos que en un reactor de lecho fijo isotérmico (con una conversión superior a la de un tanque agitado continuo). Suponiendo, que se verifica una reacción catalítica irreversible en un reactor de lecho fluidizado que opera con régimen de gas burbujeante. Las variaciones radiales de concentración entre las dos fases se desprecian por ser muy pequeñas y se supone que se trata de una operación isotérmica que verifica una reacción de primer orden. Si las burbujas se mueven con un flujo tampón en el reactor, el balance de conservación de masa para el reactante requiere que la velocidad neta de flujo de un elemento de volumen del reactor a una altura  z sea igual a la velocidad de transferencia de masa de la fase burbuja a la fase densa. Aplicando el balance de masa a la fase de burbujas se obtiene: Si se considera la mezcla del gas como un modelo de dispersión, se toman en cuenta los términos de mezclado axial y de reacción en el balance de masa: " id="pdf-obj-8-16" src="pdf-obj-8-16.jpg">

Si se considera la mezcla del gas como un modelo de dispersión, se toman en cuenta los términos de mezclado axial y de reacción en el balance de masa:

La resolución de estas ecuaciones proporciona la concentración del reactante en las burbujas de gas o
La resolución de estas ecuaciones proporciona la concentración del reactante en las burbujas de gas o

La resolución de estas ecuaciones proporciona la concentración del reactante en las burbujas de gas o en la fase densa del efluente.

Cuando la fase densa se comporta como una fase intermitente bien mezclada y la reacción que se produce es de primer orden, se omite los primeros términos del balance de masa y queda simplemente:

La resolución de estas ecuaciones proporciona la concentración del reactante en las burbujas de gas o

Ahora, si se coloca el término C d en función de C b y se sustituye en el balance de masa, este se transforma en:

La resolución de estas ecuaciones proporciona la concentración del reactante en las burbujas de gas o

Si la concentración de alimentación es c para z = 0:

La resolución de estas ecuaciones proporciona la concentración del reactante en las burbujas de gas o
  • 7.15.1 REACTORES DE SUSPENSIÓN.

Los reactores de suspensión se caracterizan por el paso de un fluido gaseoso a través del reactor que contiene las partículas sólidas suspendidas en un fluido, por mantenerse a una temperatura uniforme fácil de controlar, por la fácil regeneración del catalizador y por la ausencia de resistencia a la difusión en el interior de las partículas. Es decir, que la

velocidad total en los catalizadores altamente activos es mayor que en relación a los reactores de lecho fijo.

Para evitar el retardo de la velocidad global debido a la difusión intragranular, las partículas deben ser muy pequeñas. Esto se debe a que las difusividades en los poros llenos de líquido son relativamente bajas, en comparación con los poros que están llenos de gases. Por lo que se concluye que la difusión intragranular reduce a la velocidad total en partículas de tamaño superior a 150 y con elevadas velocidades intrínsecas

La transferencia de masa y de calor entre la burbuja de gas y el líquido es similar a la del reactor de lecho fluidizado, las burbujas de gas se elevan a través de la suspensión agitada con poco movimiento relativo entre las partículas y el fluido

Una de las desventajas de estos reactores es la dificultad de retener el catalizador en el recipiente. Las mallas y otros dispositivos en la línea de salida tienden a obstruirse o volverse inoperantes. Por lo que generalmente se usa catalizadores muy activos que no requieran ser retenidos en el reactor.

Respecto al diseño del modelo de reactor existen diferentes posibilidades. Por ejemplo, para un reactor tipo tanque se asume que el gas como el líquido están en flujo tampón o están bien mezclados con la fase catalítica en el interior del reactor. Por otra parte, la fase líquida podría permanece en el reactor, como la operación por lotes, con un flujo continuo de gas de salida y entrada al reactor. Cualquiera que sea la elección del modelo se deberá escribir las ecuaciones de conservación de masa para el reactante en cada reacción de cada fase y en términos de concentraciones globales usando las velocidades totales.

  • 7.15.2 REACTORES DE LECHO PERCOLADOR

Las partículas en los reactores de lecho percolador son de tamaños relativamente grandes y no existe dificultades para retener las partículas en el lecho. Las resistencias intragranulares

son más significativas que en los reactores en suspensión. Para el diseño se asume condiciones isotérmicas, partículas catalíticas totalmente cubiertas por el líquido y velocidades del líquido elevadas. Entonces, para una situación donde el componente gaseoso reacciona con un segundo reactante en fase líquida, la reacción tendrá la siguiente forma:

aA (g)

+ B

(L)

C

(g ó L )

+ D

(g ó L )

Con una distribución uniforme de las fases gaseosa y líquidas a lo largo del diámetro del reactor, no existirán gradientes radiales de concentración o velocidad radial para el gas o líquido, excepto en el interior de la partícula. Por lo tanto, en la fase gaseosa se puede aplicar un modelo unidimensional isotérmico, cuyo desarrollo nos lleva a ecuaciones similares a las de lecho fluidizado (de dos fases), sin olvidar que se debe escribir expresiones para cada reactante. Mientras que para la fase líquida se asumirá un modelo de dispersión axial.

La siguiente expresión del balance de materia es para el reactante A de la fase gaseosa:

son más significativas que en los reactores en suspensión. Para el diseño se asume condiciones isotérmicas,
La relación de representada por: la ley de Henry con los coeficientes individuales de película está
La relación de
representada por:
la
ley
de
Henry con
los coeficientes
individuales de película está
son más significativas que en los reactores en suspensión. Para el diseño se asume condiciones isotérmicas,

La expresión de conservación de materia para el reactante A en la fase líquida es:

Aquí se incluye términos de transferencia de masa gas – líquido y líquido - partícula (coeficiente

Aquí se incluye términos de transferencia de masa gas – líquido y líquido - partícula (coeficiente k c a c ). Ahora el balance para el componente B en fase líquida:

Aquí se incluye términos de transferencia de masa gas – líquido y líquido - partícula (coeficiente

Se supone que B no es volátil y las velocidades de reacción expresadas en términos de concentraciones superficiales proporcionan la relación de (C B ) S y (C B ) L .

Aquí se incluye términos de transferencia de masa gas – líquido y líquido - partícula (coeficiente
Aquí se incluye términos de transferencia de masa gas – líquido y líquido - partícula (coeficiente

Las ecuaciones se resuelven en función de cinco concentraciones (C A ) g , (C A ) L , (C B ) L , (C A ) s , (C B ) s y la profundidad del lecho. La resolución sería más simple así como en un reactor de flujo tampón, si se desprecia la dispersión axial en el líquido y si se considera para z =0 :

(C A ) g = (C A ) gf , (C A ) L = (C A ) Lf , (C B ) L =(C B ) Lf .

  • 7.17 OPTIMIZACIÓN DE REACTORES HETEROGÉNEOS.

La optimización está relacionada con la relación conversión-tiempo, con la calidad del producto y con la economía tratando que la conversión o el avance de la reacción se incrementen con el tiempo. La optimización en un sistema sólido compacto insoluble- fluido consiste en maximizar el área interfacial por unidad de volumen. En caso de que la difusión juegue un papel controlante, se deseará la mayor turbulencia posible con el fin de minimizar el factor de reacción. En el caso de sólido- fluido poroso (insoluble) se trata de

maximizar la velocidad de reacción por unidad de volumen de reactor, tomando en cuenta las condiciones de trabajo de la fase fluida y el factor de efectividad (no significa que un máximo de efectividad tenga una máxima velocidad de reacción). Si se considera que la velocidad de reacción está representada por:

maximizar la velocidad de reacción por unidad de volumen de reactor, tomando en cuenta las condiciones

se asume que se mantienen constantes la forma y el tamaño de las pastillas, será constante, entonces solo queda la posibilidad de variar c y . El factor de efectividad está en función del módulo de Thiele y este a su vez está en función de la difusividad efectiva. Cuando la densidad de la pastilla es constante el módulo de Thiele varía juntamente con la longitud característica de la pastilla ( relación de superficie externa y volumen de la pastilla).

Si la reacción es exotérmica, entonces debe efectuarse por debajo de una temperatura límite para evitar las reacciones secundarias indeseables. Una de las posibilidades es utilizar un reactor de lecho fijo adiabático de gran diámetro, añadiendo un exceso de diluyente inerte en la alimentación para absorber el calor de reacción. Esto reduciría inicialmente el costo del reactor. Por otra parte se puede usar un gran número de tubos pequeños paralelos empacados con gránulos catalíticos y rodeados por un fluido enfriador, En este caso de disminuirá la cantidad de diluyente, y la elevación de temperatura estará limitada a la transferencia de calor al enfriador. Los costos de operación disminuirían, pero el costo inicial será alto, debido a los cientos de tubos que se requerirían.

Otra posibilidad consiste en utilizar un lecho fluidizado de gran diámetro, con gran cantidad de diluyente en la alimentación y sin tubos de enfriamiento interno o con poco diluyente, pero con tubos insertados en el lecho a través de los cuales fluirá un medio refrigerante.

Para el caso de una sola reacción, la operación óptima corresponde a la productividad máxima del material deseado por unidad de masa de catalizador. Si intervienen dos o más

reacciones, la situación resulta más compleja a causa de la conversión y la selectividad. En este caso la utilidad económica del reactor depende de la producción total de los compuestos de reordenamiento y de selectividad. A medida que aumenta la temperatura, la conversión total aumenta. Por lo tanto se debe calcular una función de utilidad económica que enfatice a la conversión total, para después determinar las condiciones de operación que permitan un máximo de la función.