Está en la página 1de 9

“Año de la consolidación económica y social del Perú”

Facultad:
INGENIERÍA QUÍMICA
A L “S A
Curso: IO N N
A C L
NTERMODINAMICA II U

IS
D
A

GO
Tema:
IV E R S I D

MEDIDAS DE CONCENTRACION DE UNA SOLUCION


MA N TA LLA Q N ZA G A ”
TAPAQ
UN

Docente:
LLACTA

Mg. ROSALIO CUSI PALOMINO


Alumna:
FLORES CASTRO, MIRIAN MARIEL
Ciclo:
VII Ciclo “B”
I C A H A T U N YA C H A Y H U A S I
ICA – PERÙ
2010
Concentración de soluciones

La concentración se refiere a la cantidad de soluto que hay en una masa o volumen


determinado de solución o solvente. Puesto que términos como concentrado,
diluido, saturado o insaturado son inespecíficos, existen maneras de expresar
exactamente la cantidad de soluto en una solución.

Otras unidades de concentración

La concentración de una solución también puede expresarse de las siguientes


maneras:

Fracción Molar

(Xi) Xi = # moles de componente i .

# total de moles de la solución

Formas de expresar la concentración

La concentración de una disolución puede expresarse en términos cualitativos o en


términos cuantitativos.

Los términos cualitativos o empíricos aparecen cuando se usan expresiones como,


por ejemplo, la limonada está "muy diluida" o "muy concentrada".

Los términos cuantitativos son cuando la concentración se expresa científicamente


de una manera numérica muy exacta y precisa. Algunas de estas formas
cuantitativas de medir la concentración son los porcentajes del soluto (como los
usados en la introducción), la molaridad, la molalidad, y partes por millón, entre
otras. Estas formas cuantitativas son las usadas tanto en la industria para la
elaboración de productos como también en la investigación científica.

Ejemplos

El alcohol comercial de uso doméstico, por ejemplo, generalmente no viene en una


presentación pura (100% alcohol), sino que es una disolución de alcohol en agua en
cierta proporción, donde el alcohol es el soluto (la sustancia que se disuelve) y el
agua es el disolvente (la sustancia que disuelve el soluto). Cuando la etiqueta del
envase dice que este alcohol está al 70% V/V (de concentración) significa que hay
un 70% de alcohol, y el resto, el 30%, es agua. El jugo de naranja comercial suele
tener una concentración de 60% V/V, lo que indica que el 60%, (el soluto), es jugo
de naranja, y el resto, el 40% (el disolvente), es agua. La tintura de iodo, que en
una presentación comercial puede tener una concentración 5%, significa que hay
un 5% de iodo, (el soluto), disuelto en un 95% de alcohol, (el disolvente).

Concentración en términos cualitativos

La concentración de las disoluciones en términos cualitativos, también llamados


empíricos, no toma en cuenta cuantitativamente (numéricamente) la cantidad
exacta de soluto y disolvente presentes, y dependiendo de su proporción la
concentración se clasifica como sigue:

Diluida o concentrada

A menudo en el lenguaje informal, no técnico, la concentración se describe de una


manera cualitativa, con el uso de adjetivos como "diluido" o "débil" para las
disoluciones de concentración relativamente baja, y de otros como "concentrado" o
"fuerte" para las disoluciones de concentración relativamente alta. En una mezcla,
esos términos relacionan la cantidad de una sustancia con la intensidad observable
de los efectos o propiedades, como el color, sabor, olor, viscosidad, conductividad
eléctrica, etc, causados por esa sustancia. Por ejemplo, la concentración de un café
puede determinarse por la intensidad de su color y sabor, la de una limonada por
su sabor y olor, la del agua azucarada por su sabor. Una regla práctica es que
cuanto más concentrada es una disolución cromática, generalmente más
intensamente coloreada está.

Dependiendo de la proporción de soluto con respecto al disolvente, una disolución


puede estar diluida o concentrada:

• Disolución diluida: Es aquella en donde la cantidad de soluto está en una


pequeña proporción en un volumen determinado.
• Disolución concentrada: Es la que tiene una cantidad considerable de
soluto en un volumen determinado. Las soluciones saturadas y
sobresaturadas son altamente concentradas.

Insaturada, saturada o sobresaturada

La concentración de una disolución puede clasificarse, en términos de la


solubilidad. Dependiendo de si el soluto está disuelto en el disolvente en la máxima
cantidad posible, o menor, o mayor a esta cantidad, para una temperatura y
presión dados:

• Disolución insaturada: Es la disolución que tiene una menor cantidad de


soluto que el máximo que pudiera contener a una temperatura y presión
determinadas.
• Disolución saturada: Es la que tiene la máxima cantidad de soluto que
puede contener a una temperatura y presión determinadas. Una vez que la
disolución está saturada ésta no disuelve más soluto. En ellas existe un
equilibrio entre el soluto y el disolvente.
• Disolución sobresaturada: Es la que contiene un exceso de soluto a una
temperatura y presión determinadas (tiene más soluto que el máximo
permitido en una disolución saturada). Cuando se calienta una disolución
saturada, se le puede disolver una mayor cantidad de soluto. Si esta
disolución se enfría lentamente, puede mantener disuelto este soluto en
exceso si no se le perturba. Sin embargo, la disolución sobresaturada es
inestable, y con cualquier perturbación, como por ejemplo, un movimiento
brusco, o golpes suaves en el recipiente que la contiene, el soluto en exceso
inmediatamente se precipitará, quedando entonces como una solución
saturada.

Concentración en términos cuantitativos

Para usos científicos o técnicos, una apreciación cualitativa de la concentración casi


nunca es suficiente, por lo tanto las medidas cuantitativas son necesarias para
describir la concentración.
A diferencia de las concentraciones expresadas de una manera cualitativa o
empírica, las concentraciones expresadas en términos cuantitativos o valorativos
toman en cuenta de una manera muy precisa las proporciones entre las cantidades
de soluto y disolvente que se están utilizando en una disolución. Este tipo de
clasificación de las concentraciones es muy utilizada en la industria, los
procedimientos químicos, en la farmacia, la ciencia, etc, ya que en todos ellos es
necesario mediciones muy precisas de las concentraciones de los productos.

Hay un número de diferentes maneras de expresar la concentración


cuantitativamente. Los más comunes son listados abajo. Se basan en la masa, el
volumen, o ambos. Dependiendo en lo que están basados no es siempre trivial
convertir una medida a la otra, porque el conocimiento de la densidad pudo ser
necesario hacer ello. Ocasionalmente esta información puede no estar disponible,
particularmente si la temperatura varía.

En términos cuantitativos (o valorativos), la concentración de la disolución puede


expresarse como:

• Porcentaje masa-masa (% m/m)


• Porcentaje volumen-volumen (% V/V)
• Porcentaje masa-volumen (% m/V)
• Molaridad
• Molalidad
• Formalidad
• Normalidad
• Fracción molar
• En concentraciones muy pequeñas:
o Partes por millón (PPM)
o Partes por billón (PPB)
o Partes por trillón (PPT)
• Otras:
o Densidad
o Nombres propios

En el Sistema Internacional de Unidades (SI) se emplean las unidades mol·m-3.

Molaridad

La molaridad (M), o concentración molar, es el número de moles de soluto por


cada litro de disolución. Por ejemplo, si se disuelven 0,5 moles de soluto en 1000
mL de disolución, se tiene una concentración de ese soluto de 0,5 M (0,5 molar).
Para preparar una disolución de esta concentración habitualmente se disuelve
primero el soluto en un volumen menor, por ejemplo 300 mL, y se traslada esa
disolución a un matraz aforado, para después enrasarlo con más disolvente hasta
los 1000 mL.

Es el método más común de expresar la concentración en química, sobre todo


cuando se trabaja con reacciones químicas y relaciones estequiométricas. Sin
embargo, este proceso tiene el inconveniente de que el volumen cambia con la
temperatura.
Se representa también como: M = n / V, en donde "n" son los moles de soluto y "V"
es el volumen de la disolución expresado en litros. Es importante notar que el
volumen de solvente no es tomado en cuenta sino el volumen final de la solución.

Ejemplo:

Calcule la molaridad de una solución que contiene 32g de cloruro de sodio en 0.75L
de solución.

Solución: Primero se debe calcular el número de moles de soluto, dividiendo los


gramos de soluto por la masa molar del soluto.

Moles Soluto = gramos soluto / masa molar soluto

Moles NaCl = 32g NaCl / 58.4g NaCl = 0.55 mol NaCl

Ahora, sustituyendo la fórmula M = mol soluto / L solución:

M NaCl = 0.55 mol NaCl / 0.75 L solución = 0.73 M

La concentración de la solución de cloruro de sodio es 0.73 M.

Molalidad

La molalidad (m) es el número de moles de soluto por kilogramo de disolvente (no


de disolución). Para preparar disoluciones de una determinada molalidad, no se
emplea un matraz aforado como en el caso de la molaridad, sino que se puede
hacer en un vaso de precipitados y pesando con una balanza analítica, previo peso
del vaso vacío para poderle restar el correspondiente valor.

La principal ventaja de este método de medida respecto a la molaridad es que


como el volumen de una disolución depende de la temperatura y de la presión,
cuando éstas cambian, el volumen cambia con ellas. Gracias a que la molalidad no
está en función del volumen, es independiente de la temperatura y la presión, y
puede medirse con mayor precisión.

Es menos empleada que la molaridad pero igual de importante.

Ejemplo:

Calcule la concentración molal de una solución que contiene 32g de cloruro de


sodio en 10. kilogramos de solvente.

Solución:
En el ejemplo anterior se calculo que 32g de NaCl equivale a 0.55 moles de soluto.
Sustituimos la ecuación para molalidad, así:

m = 0.55 mol NaCl / 10. kg solvente = 0.055 m

La concentración de la solución de NaCl es de 0.055 m.

Formalidad

La formalidad (F) es el número de peso-fórmula-gramo por litro de disolución.

F = nº PFG / volumen (litro disolución)

El número de peso-fórmula-gramo tiene unidad de g / PFG.

Normalidad

La normalidad (N) es el número de equivalentes (eq-g) de soluto (sto) por litro de


disolución (Vsc).

El número de equivalentes se calcula dividiendo la masa total por la masa de un


equivalente: n = m / meq, o bien como el producto de la masa total y la cantidad de
equivalentes por mol, dividido por la masa molar: .

Ejemplo:

Calcule la concentración normal de una solución que contiene 3.75 moles de ácido
sulfúrico por litro de solución.

Solución:

Como cada mol de ácido sulfúrico es capaz de donar dos moles de protones o iones
hidrógeno, un mol de ácido es igual a 2 equivalentes de soluto. Puesto que hay
3.75 moles de soluto en la solución, hay 3.72 x 2 ó 7.50 equivalentes de soluto.
Como el volumen de solución es de 1 L, la normalidad de la solución es 7.50 N.

Normalidad ácido-base

Es la normalidad de una disolución cuando se la utiliza para una reacción como


ácido o como base. Por esto suelen titularse utilizando indicadores de pH.

En este caso, los equivalentes pueden expresarse de la siguiente forma:

para un ácido, o para una base.

Donde:

• n es la cantidad de equivalentes.
• moles es la cantidad de moles.
• H+ es la cantidad de protones cedidos por una molécula del ácido.
• OH– es la cantidad de hidroxilos cedidos por una molécula de la base.

Por esto, podemos decir lo siguiente:

para un ácido, o para una base.

Donde:

• N es la normalidad de la disolución.
• M es la molaridad de la disolución.
• H+ es la cantidad de protones cedidos por una molécula del ácido.
• OH– es la cantidad de hidroxilos cedidos por una molécula de la base.

Ejemplos:

• Una disolución 1 M de HCl cede 1 H+, por lo tanto, es una disolución 1 N.


• Una disolución 1 M de Ca (OH)2 cede 2 OH–, por lo tanto, es una disolución 2
N.

Normalidad red-ox

Es la normalidad de una solución cuando se la utiliza para una reacción como


agente oxidante o como agente reductor. Como un mismo compuesto puede actuar
como oxidante o como reductor, suele indicarse si se trata de la normalidad como
oxidante (Nox) o como reductor (Nrd). Por esto suelen titularse utilizando indicadores
redox.

En este caso, los equivalentes pueden expresarse de la siguiente forma:

Donde:

• n es la cantidad de equivalentes.
• moles es la cantidad de moles.
• e– es la cantidad de electrones intercambiados en la semirreacción de
oxidación o reducción.

Por esto, podemos decir lo siguiente:

Donde:

• N es la normalidad de la disolución.
• M es la molaridad de la disolución.
• e–: Es la cantidad de electrones intercambiados en la semirreacción de
oxidación o reducción.

Ejemplos:
• En el siguiente caso vemos que el anión nitrato en medio ácido (por ejemplo
el ácido nítrico) puede actuar como oxidante, y entonces una disolución 1 M
es 3 Nox.

4 H+ + NO3– + 3 e– ↔ NO + 2 H2O

• En el siguiente caso vemos que el anión ioduro puede actuar como reductor,
y entonces una disolución 1 M es 1 Nrd.

2 I– - 2 e– ↔ I2

• En el siguiente caso vemos que el catión argéntico, puede actuar como


oxidante, donde una solución 1 M es 1 Nox.

1 Ag+ + 1 e– ↔ Ag0

Concentraciones pequeñas

Para expresar concentraciones muy pequeñas, trazas de una sustancia muy diluida
en otra, es común emplear las relaciones partes por millón (ppm), partes por
"billón" (ppb) y partes por "trillón" (ppt). El millón equivale a 106, el billón
estadounidense, o millardo, a 109 y el trillón estadounidense a 1012.

Es de uso relativamente frecuente en la medición de la composición de la


atmósfera terrestre. Así el aumento de dióxido de carbono en el aire debido al
calentamiento global se suele dar en dichas unidades.

Las unidades que se usan con más frecuencia son las siguientes:

ppmm = μg × g–1 ppbm = ng × g–1 pptm = pg × g–1


ppmv = μg × ml –1
ppbv = ng × ml –1
pptv = pg × ml–1
*Nota: Se pone una v o una m al final según se trate de partes en volumen o
en masa.

Sin embargo, a veces se emplean otras unidades. Por ejemplo, 1 ppm de CO2 en
aire podría ser, en algunos contextos, una molécula de CO2 en un millón de
moléculas de componentes del aire. Otro ejemplo: hablando de trazas en
disoluciones acuosas, 1 ppm corresponde a 1 mg soluto/ kg disolución o, lo que es
lo mismo, 1 mg soluto/ L disolución -ya que en estos casos, el volumen del soluto es
despreciable, y la densidad del agua es 1 kg/L.

También se habla a veces de relaciones más pequeñas, por ejemplo "cuatrillón". Sin
embargo son concentraciones excesivamente pequeñas y no se suelen emplear.

La IUPAC desaconseja el uso de estas relaciones (especialmente en el caso de masa


entre volumen) y recomienda usar las unidades correspondientes. Es
particularmente delicado el uso de ppb y ppt, dado el distinto significado de billón y
trillón en los entornos estadounidense y europeo.

Conversiones útiles
• Fracción molar a molalidad ( Xst→m ), y recordando que Xst + Xsv = 1

• Molalidad a molaridad ( m→M )

• Molaridad a molalidad ( M→m )

• Porcentaje en peso a porcentaje peso en volumen

• Peso en volumen a molaridad

Donde:

• Psv = Peso molar del disolvente (g/mol)


• Pst = Peso molar del soluto (g/mol)
• d = densidad (g/mL)
• %P/P = Concentración en g soluto/100 g disolución
• %P/V = Concentración en g soluto/100 mL disolución