Está en la página 1de 38

Universidad Rafael Landívar

Campus San Pedro Claver S.J., San Juan
Chamelco, Alta Verapaz
Facultad de ciencias jurídicas y sociales
DERECHO PROCESAL CIVIL Y MERCANTIL III

“JUICIO EJECUTIVO”

Sandra Patricia Chocooj Botzoc
Tojil Waykan Chub Coy
Allan Leonel de Leon Bac
Silvia Azucena Guerra Cú

2114511
2571811
2467211

San Juan Chamelco, A.V. 25 de septiembre de 2015

INTRODUCCIÓN
El juicio ejecutivo es un el procedimiento que nos permite poder realizar los cobros
de forma judicial de los distintos títulos de crédito y otros títulos ejecutivos, que por
diversas circunstancias no fueron pagados en el plazo preestablecido.
Garantizándonos el resguardo de nuestros derechos.
En este proceso se busca hacer valer un derecho contenido en un título que es
sujeto del proceso, al igual que los demás procesos en la rama del derecho civil
todas sus etapas y resoluciones son a instancia de parte, entendiéndose de tal
manera que se le da inicio con un memorial de demanda ante el órgano
jurisdiccional competente en relación a la cuantía.
Es un proceso corto y puede generar un juicio ordinario posterior, esto cuando la
sentencia que se dictó no pasa en autoridad de cosa juzgada de conformidad con
el código procesal civil y mercantil en su artículo 335.
Para que se pueda hacer valer este tipo de derechos el juez valora el documento
que lo contiene y este es suficiente para la prueba, teniendo derecho y
oportunidad el ejecutado de responder y oponerse a las pretensiones del actor.

JUICIO EJECUTIVO
Concepto
El juicio ejecutivo consta en realidad de dos fases: una que es puramente
cognoscitiva, abreviada, que finaliza con la sentencia de remate; y la otra, que es
propiamente la vía de apremio.
A esta clase de juicios le son aplicables las disposiciones de la vía de apremio
(artículo 328, párrafo 1o.) y en consecuencia, procede entablarlos cuando se
basen en títulos que traigan aparejada la obligación de pagar cantidad de dinero,
liquida y exigible.
Guasp dice que por juicio ejecutivo se entiende en el derecho español “aquel
proceso de cognición común, pero sumario por razones cualitativas, que
está destinado a satisfacer pretensiones dotadas de una fehaciencia
legalmente privilegiada”.
Critica Guasp la expresión “juicio ejecutivo” con la que parece significarse que no
se trata de un juicio declarativo sino de una figura a fin de los procesos de
ejecución, lo cual considera equivocado.
En el código procesal Guatemalteco todas las normas sobre el embargo y actos
de la ejecución expropiativa están en el título I del Libro III, que se refiere a la Vía
de Apremio. En nuestro sistema se le considera un proceso de ejecución, sin
desconocer la fase declarativa que se desenvuelve hasta la culminación de la
sentencia.
Según Enrico Tullio Liebman en el juicio ejecutivo constituye un proceso
mixto de cognición y ejecución, o más bien dicho un proceso de ejecución que
contiene una fase de cognición, pero de cognición sumaria. La cognición sumaria
se diferencia de la ordinaria por dos caracteres, que son ambos la consecuencia
de su finalidad puramente instrumental: el de ser incompleta y el de ser
provisional. La cognición ordinaria es completa lo que quiere decir que da lugar a
examen de todas las cuestiones posibles, esto es, de todas aquellas que en el
caso concreto se consideran relevantes, y es, además definitiva, en el sentido de
que tiene la finalidad de crear la certeza en torno a la controversia. La cognición
sumaria, incluida como simple medio a fin en un proceso que tiene por objeto la
ejecución, es incompleta, o porque no todas las cuestiones pertinentes pueden ser
examinadas o porque son examinadas de un modo más rápido y superficial del
que normalmente se exige.

también a través de este juicio puede pedirse el cumplimiento especifico de obligaciones de dar. lo cual se desprende del contenido que puede tener la sentencia (artículo 332 CPCYM). si procede la entrega de la cosa. no siempre es así. . la prestación del hecho. Lo mismo ocurre en la vía de apremio cuando la obligación de dar. el pago de daños y perjuicios” (artículo 332 último párrafo). que algunas veces no se concreta en una sentencia de trance y remate. para hacer valer deudas dinerarias. dice el Código que “además de resolver las excepciones alegadas. segundo o ulterior copia. En cuanto a que la obligación sea de plazo vencido. Testimonio Artículo 66 del Código de Notariado. En el sistema guatemalteco se reconoce valor ejecutivo al documento notarial que consiste en el testimonio de una escritura pública. como es lógico. en que consiste su certeza. el juez declarará si hay o no lugar a hacer trance y remate de los bienes embargados y pago al acreedor. venga expresada mediante una cifra numérica que señale matemáticamente el importe o cuantía de la reclamación que se formule. su suspensión o destrucción y. establece que la determinación de la cantidad. procede de una sentencia o laudo arbitral.Cabe aclarar que aunque en el juicio ejecutivo se utiliza. hacer o no hacer. se comprende dentro de la palabra “exigible” que también abarca la realización o cumplimiento de la condición a que pudiera haberse sujetado esa obligación. esta debe contener. Para que el juez pueda despachar la ejecución con base en un testimonio de escritura pública. hacer o no hacer. en la práctica forense a esta modalidad de juicio se le denomina “juicio ejecutivo común” sin embargo. generalmente. Por ello. Esto ocurre así. puesto que pueden ser objeto de ejecución otros tipos de obligaciones. generalmente. en el juicio ejecutivo se pueden hacer valer obligaciones no dinerarias y también pedirse la ejecución de la obligación de otorgar una escritura pública (artículo 336 al 339 CPCYM). en su caso. El demandante solamente debe probar la existencia de su pretensión ejecutiva. una obligación de carácter ejecutivo. Se considera que en todo caso la impugnación de esos títulos corresponde plantearla al demandado en el proceso ejecutivo. El requisito de la liquidez. Títulos ejecutivos (artículo 327 CPCYM) a) Los testimonios de las escrituras públicas: Titulo ejecutivo de carácter notarial. En otras palabras. o de otro título que permita acudir a esa vía. o sea que la obligación que se reclame debe referirse a cantidad liquida y exigible. y por ello. sin atender a que sea primera.

Si de ella resulta la confesión del deudor puede irse directamente al juicio ejecutivo. prácticamente. porque se correría el riesgo de que documentos falsos o. Cuando se obtiene la confesión en juicio ya planteado. El inciso 3º. Sin embargo. su valoración tiene que ser materia de la sentencia. . por lo menos en principio. Según Guasp: “la apertura del procedimiento ejecutivo por cualquier documento particular. Por los lineamientos que dan la doctrina y el derecho comparado. Del artículo 327 CPCYM es la que se presta ante juez competente. Por eso se exige que el documento privado firmado por el obligado o por su representante sea debidamente reconocido ante juez. permitieran obtener el embargo de los bienes del deudor y la sumisión de este a un procedimiento de oposición limitada. debemos aceptar que este supuesto de ejecución se refiere a la confesión obtenida mediante diligencia preparatoria de un juicio. porque entonces el carácter privilegiado del juicio ejecutivo vendría casi a dispararse. los documentos privados para que sean títulos ejecutivos deben reunir ciertos requisitos de autenticidad. y documentos privados con legalización notarial. en general inauténticos. c) Documentos privados suscritos por el obligado o por el representante y reconocidos o que se tengan por reconocidos ante juez competente. se requiere que el juez resuelva sobre el reconocimiento ficto. presentaría. teorica y prácticamente. inconvenientes de gravedad: teóricamente. El código CPCYM les reconoce fuerza ejecutiva. sin las debidas garantías. como prueba dentro de él. Del artículo 327 a los documentos privados con legalización notarial. y si el llamado a reconocerlo no comparece. ya que de otra manera podrían utilizarse documentos falsos con grave perjuicio para el ejecutado. La ley de bancos también reconoce como títulos ejecutivos a los documentos privados cuyas firmas fueren legalizadas o reconocidas ante notario público (artículo 112. inciso 1º).b) La confesión del deudor prestada judicialmente. así como la confesión ficta cuando hubiere principio de prueba por escrito La confesión a que se refiere el inciso 2º. en el que es posible que falten minimas garantías de autenticidad. de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 98 y 184. La diligencia de declaración de parte puede solicitarse previamente a la iniciación de un juicio y entonces serán aplicables los artículos 98 y 130 a 138 del CPCYM.

A esta clase de títulos se refiere el inciso 5º. Del artículo 327 del CPCYM. Lo más prudente es que el notario se asesore del criterio contable para hacer un buen título. pero como hay disposición especifica en el último párrafo del artículo 1039 del Código de Comercio. tenerse cuidado de que la obligación que se incorpora el acta sea liquida y exigible y que esté debidamente documentada en los libros de contabilidad. 858. se tendrá como domicilio del deudor el que aparezca en el título.d) Las copias legalizadas del acta de protocolación de protestos de documentos mercantiles y bancarios. La formación de un título aceptable al amparo de esta norma. de acuerdo con los libros de contabilidad llevados en forma legal. sin necesidad de reconocimiento de firma ni de otro requisito. En el anterior código solo se comprendían las pólizas de seguros u de ahorros de las compañías autorizadas para funcionar en la Republica (art. que sean expendidos por entidades legalmente autorizadas para operar en el país. 314. Del artículo 327. Ahora en vista de las modalidades con que son emitidas las pólizas afianzadoras y de los bancos de capitalización. por supuesto. se prefirió dejar una norma amplia que abarcara cualquier tipo de póliza. no se requiere la presentación del testimonio del acta de protocolación. La norma general la encontramos en el artículo 630 del Código de Comercio que establece: “el cobro de un título de crédito dará lugar al procedimiento ejecutivo. inciso 6º del decreto legislativo 2009). Debe. Y art. e) Acta notarial en la que conste el saldo que existiere en contra del deudor. Para los efectos del procedimiento. que es posterior al CPCYM. . f) Las pólizas de seguros. y los títulos de capitalización. inciso 2º. El código vigente habla de testimonio de las actas de protocolación de protestos. el notario debe elaborar el acta notarial de manera que recoja todos los elementos que hacen que cualquier documento tenga carácter ejecutivo. salvo que el protesto fuere legalmente necesario. En otras palabras. debe entenderse reformada la norma. o los propios documentos si no fuere legalmente necesario de protesto. En consecuencia. de ahorros y de fianza. depende de la eficiencia notarial. Esta clase de títulos se incorporó por primera vez en el Código procesal vigente en el inciso 5º. bastando simplemente que el notario expida copia simple legalizada.

En primer lugar. 66) y se indica que los contratos de capitalización se harán constar en comprobantes nominativos que se denominarán títulos de capitalización y serán entregados al ahorrante (artículo 69). 13. cuando estas garanticen el pago de capital o intereses de obligaciones emitidas por terceros. inciso 7º. b) En lo que respecta a las sociedades financieras. . el cobro de un título de crédito dará lugar al procedimiento ejecutivo. del Código procesal. Podemos mencionar los siguientes casos especiales: a) Por lo dispuesto en el artículo 2179 del código civil (art. mencionaremos algunos de estos supuestos legales. decreto ley 208). del saldo a cargo del deudor o los títulos y cupones de las obligaciones” (art. La ley de Bancos se regula lo relativo a las operaciones de los bancos de capitalización (art. 887 y 888) sobre el contenido de póliza de fianza (art. 122 del Dto. que se contrae al cobro de las obligaciones reguladas por los artículos 545 y 546 del Código Civil. Se trata de una norma general de remisión que obliga a examinar. Estos títulos contienen las estipulaciones acordadas entre el ahorrante y el banco y las demás condiciones características de estos títulos. In fine. ley de Sociedades financieras privadas. Esta es la norma general y de aquí que al tratar el proceso cambiario. inciso V. que se refieren. sin necesidad de reconocimiento de firma ni de otro requisito. a los gastos comunes y a los adeudados por enajenación de las fincas filiales. pero especialmente lo relativo a la prima que pagare el ahorrante. “será título ejecutivo la copia legalizada de la escritura de emisión y declaración certificada por el contador de la sociedad financiera. 1318 del Congreso). En esta ley se contempla el caso de la acción ejecutiva prevista en el artículo 41. están vigentes algunas normas de la Ley de la Propiedad Horizontalmente Dividida (Dto. salvo que el protesto fuere legalmente necesario.En el código de comercio se establecen los requisitos que debe contener la póliza que el asegurador tiene que entregar al asegurado (art. el capital que debe devolver el banco y el plazo del contrato (artículo 69). Habrá que hacer entonces esa indagación especial. debemos recordar que conforme lo dispuesto en el artículo 630 del Código de Comercio. Ley 218). 1025 y 1026). en las distintas leyes a qué clase de documentos se les da fuerza ejecutiva. respectivamente. g) Toda clase de documentos que por disposición especiales tengan fuerza ejecutiva Es la última de las enumeraciones que hace el artículo 327. párrafo 1º.

si la lotería o rifa no llegare a realizarse. reconoce varias clases de títulos ejecutivos. ya sea para pedir la devolución de los bienes o el pago de las sumas adeudadas. a) Demanda en la práctica. de diez años. respetándose las disposiciones de los artículos 61 y 106 del Código. es claro que los títulos ejecutivos que pueden hacerse valer en esta clase de proceso. o desde que se cumpla la condición. se aplican supletoriamente las normas ya aplicadas de la vía de apremio por virtud de lo dispuesto en el artículo 328 del CPCYM. sin que pueda oponerse compensación o novación de contrato para eludir el pago”. y e) Finalmente. h) Perdida de la fuerza ejecutiva Conforme a lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 328 del Código. si se trata de obligaciones dinerarias. contados desde el vencimiento del plazo. Fases del juicio ejecutivo A las distintas fases a que se sujeta la tramitación de un juicio ejecutivo común. al igual que ocurre con las ejecuciones en la vía de apremio. además de las sentencias. documente obligaciones . lo dispuesto en el artículo 2142 del Código Civil. que remite al artículo 296. sin necesidad de protesto. si la hubiere. dice: “el billete o documento de participación legalmente expendido. no procedería hacerlas valer en juicio ejecutivo sino por la vía de apremio. pierden su eficacia ejecutiva al transcurrir cinco años. que en materia de loterías y rifas. d) Por la remisión que hace con carácter supletorio el artículo 107 de la Ley orgánica de tribunal y contraloría de Cuentas (Decreto 1726 del congreso) a las leyes procesales. téngase presente que el artículo 83 de esta ley. respectivamente. se sigue el esquema de las demandas del juicio ordinario. es título ejecutivo para reclamar el pago de lo ganado o la devolución de lo pagado. reiteramos que no es necesario el ofrecimiento de la prueba. requerimiento o diligencia alguna. para el procedimiento económico coactivo. Basta que el título que se acompañe. apuestas y juegos.c) En las disposiciones que regulan los almacenes Generales del Depósito encontramos también varios títulos ejecutivos. y si así tuvieren garantizadas. Sin embargo. El artículo 11 de la ley (decreto 1746 del congreso) se refiere a los certificados de depósito y a los Bonos de Prenda y les da carácter de títulos ejecutivos. El plazo de caducidad. no es aplicable a estos títulos ejecutivos porque ese plazo solo funciona para las obligaciones garantizadas con prenda o hipoteca. que menciona el artículo 296.

aunque no esté previsto expresamente “el juez examinará de oficio el cumplimiento de aquellos requisitos que la ley confía. sobre el orden ulterior de la tramitación de los verdaderos problemas esenciales que en el juicio ejecutivo se han de ventilar. Pago por adeudo: despachada la ejecución. a su cuidado: la jurisdicción. por las graves consecuencias que para el demandado tiene la admisión de la solicitud inicial. en cuyo caso tiene que pagar la suma reclamada y las costas causadas. En particular se confía al Juez el examen de la validez material y formal del título en que se apoya la demanda ejecutiva. se le encomienda un examen previo. el juez calificará el título en que se funde y si lo considerase suficiente y la cantidad que se reclama fuese liquida y exigible. 298 CPCYM). pero si influyente. Si el demandado procede así. b) Mandamiento de ejecución y embargo Establece el Código que promovido el juicio ejecutivo.liquidas y exigibles. que entre nosotros se concreta en el auxilio profesional o asistencia letrada obligatoria. despachara el mandamiento de ejecución. se deja constancia en el expediente y se entrega al ejecutante la suma satisfecha. Si el deudor lo desatiende. En el juicio ejecutivo se amplían esos poderes del juez y. 329). En la misma resolución da audiencia por cinco días al ejecutado. c) Actitud del demandado 1. que en nuestro sistema quedan afectos con carácter ejecutivo a la satisfacción del crédito que se demanda. ordenando el requerimiento del obligado y en embargo de bienes. Si el título materialmente no vale o formalmente tampoco goza de fuerza ejecutiva. ya que no la territorial y la postulación de las partes”. dándose por terminado el procedimiento . si lo pide el ejecutante (art. de oficio. explícitamente o implícitamente. si este fuere procedente. Puede el demandado atender el requerimiento. entonces puede el Juez. como dice Guasp. Para que el juez pueda despachar la ejecución. para que se oponga o haga valer sus excepciones (art. que como sabemos puede ser uno de los empleados o bien un Notario. rechazar la demanda presentada y rehusar de este modo la entrada en el juico ejecutivo. se procede a trabar embargo en bienes suficientes. no definitivo. La prueba únicamente es necesaria ofrecerla en caso de que haya oposición del deudor. Poderes que posee el juez en cualquier proceso. la competencia jerárquica. se lleva a cabo el requerimiento del pago por el ejecutor que designe el tribunal.

deberá razonar su oposición y. No se necesita del acuse de rebeldía para que el juez pueda dictar sentencia. con el objeto de que no se hagan valer oposiciones sin ningún fundamento.). Esto es así por los amplios poderes que tiene el juez en el proceso de ejecución para calificar la validez del título ejecutivo. Incomparecencia del ejecutado El ejecutado puede dejar de comparecer a deducir oposición o a interponer excepciones. ofrecer la prueba pertinente. Desde luego. También debe observarse que aunque la incomparecencia del demandado implica en realidad una aceptación del reclamo. El ejecutado puede exponer su oposición sin que alegue específicamente excepciones. es decir sin que sea necesario que interponga excepciones. si fuere necesario. el Código le da facultades al juez para desestimar el reclamo. 2. Si el demandado adopta esta actitud. oposición del ejecutado Dispone el Código Procesal Civil y Mercantil que si el ejecutado se opusiere. las costas habrá que liquidarlas para saber su monto exacto. y por ello. lo que el código exige de él es que su oposición sea razonada. CPCYM. Permite que el demandado presente simple oposición. párrafo 1º. Se hace aplicación del artículo 64 CPCYM y el juez de oficio debe dictar la sentencia. sin embargo. Puede introducir elemento de hecho que son suficientes para hacer ineficaz un título por constituir circunstancias que el juez debe apreciar de oficio. Por eso es que el término que el juez ha concedido para que se conteste la ejecución es perentorio e improrrogable. vencido el término que el Juez le ha concedido para ese efecto (5 días). aun en esa situación. Se toma su actitud como una aceptación del reclamo. 3. el órgano jurisdiccional dicta sentencia de remate declarando si ha lugar o no a la ejecución artículo 330 CPCYM. Sin esos requisitos el juez no le dará trámite a la oposición artículo 331 párrafo 1ª.(art. Puede atacar el título también por otras razones jurídicas o por defectos puramente formales. 300. .

según liquidación.Se puede apreciar que en la legislación con gran amplitud acepta la oposición del demandado. “la razón de ser de esta intervención no se descubre como clara ni como convincente. El concepto de consignación que ahora se emplea es. evidentemente. es deudor puede hacer levantar el embargo. sino que es una entrega cautelar que sustituye meramente. Dispuesto por el artículo 331 CPCYM también en el párrafo final. impropio. consignando dentro del mismo proceso la cantidad reclamada. . las posturas fundamentales que integran las alegaciones contradictorias del juicio están ya prácticamente consumadas” 1. d) TRÁMITE DE LA OPOSICIÓN. La audiencia que se corre al ejecutante en relación con lo expuesto por el demandado ha sido criticada por Guasp. se puede trabar embargo por lo que haga falta. No establece ninguna limitación. igual que en el juicio ordinario. Pp. en el derecho positivo español también se regula este trámite de carácter alegatorio. 1 Ibid. Puesto que la demanda ejecutiva ha ido acompañada de la pretensión procesal y ésta ha podido ser objeto de oposición por el demandado. El deudor pretende asumir una actitud intermedia entre el simple pago inmediato y la desatención del requerimiento que provoca el embargo de sus bienes. Si la cantidad consignada no fuere suficiente para cubrir la deuda principal. por el depósito de una cantidad de dinero. intereses y costas. Consignación con reserva de oposición. SENTENCIA Y RECURSOS 1) trámite Tanto para el caso de que haya simple oposición razonada como para cuando se hayan hecho valer excepciones. 174 y 175. más un diez por ciento para liquidación de costas. si lo pidiere alguna de ellas o el juez lo estimare necesario. puesto que no es el depósito de una cantidad con fines liberatorio. manda recibir las pruebas. por el término de diez días comunes a ambas partes. como se define a la consignación en el estricto derecho privado. Artículo 300 párrafo segundo. reservándose el derecho de oponerse a la ejecución. 4. es el mismo. lo que quiere decir que el ejecutado puede interponer toda clase de excepciones. El juez oye por dos días al ejecutante y con su contestación o sin ella. prohíbe la fijación de cualquier término extraordinario de prueba. Esta prevista tanto para la vía de apremio como para el juicio ejecutivo.

el juez tiene que pronunciar la sentencia de remate. IV. si hubo oposición o si el ejecutado interpuso excepciones. Siguiendo esta norma general resulta obvio que todos aquellos títulos de crédito que en mencionado Código conceptúa como tales. la sentencia y el auto que apruebe la liquidación. permiten. corresponde examinarla en primer lugar y solamente si es rechazada puede el juez pronunciarse sobre las demás. en su caso Si el demandado no comparece. Si entre las excepciones interpuestas se encuentra la de incompetencia. 3) recursos En el juicio ejecutivo también se limita en forma rigurosa la interposición del recurso de apelación. salvo que el protesto fuere legalmente necesario. el cobro de un título de crédito dará lugar al procedimiento ejecutivo. Según lo regulado en el artículo 332 CPCYM. en espera de que el fallo quede ejecutoriado. . únicamente son apelables el auto en que se deniegue el trámite a la ejecución. Teniendo el juez que pronunciarse. al apelarse de la resolución. PROCESO CAMBIARIO Conforme a lo establecido en el artículo 630 del Código de Comercio. Por ello el recurso de casación deberá hacerse valer en el juicio ordinario posterior y en relación a las actuaciones que se produzcan en éste. declarando si ha lugar o no a la ejecución. el juez tiene que pronunciarse sobre las excepciones interpuestas. en alguna forma. si alguna de las partes así lo pide. Según el artículo mencionado. sin necesidad de reconocimiento de firma ni de otro requ9isito. la Sala jurisdiccional revoque lo decidido por el juez. la posibilidad de acudir al juicio ejecutivo si se incumplen las obligaciones que ellos contienen. El trámite de la apelación en segunda instancia es relativamente breve.2) resolución de las excepciones y sentencia. Según lo dispuesto en el artículo 334 CPCYM. pues bien puede ocurrir que. se abstiene de pronunciarse sobre las demás. El recurso de casación al procedimiento. pasado el cual resolverá dentro de tres días. Ahora bien. o el juez lo estima necesario. so pena de responsabilidad personal. En el caso de que el juez acoja la excepción de incompetencia. Transcurrido el período de prueba. se abre a prueba el proceso por diez días. que se puede prorrogar. Esta limitación obedece a que contra las sentencias que se dicten en el juicio de ejecutivo cabe el juicio ordinario posterior. el tribunal superior señalará día para la vista dentro de un término que no exceda de cinco días.

los vales. el certificado de depósito y el bono de prenda. A) Acción Cambiaria La acción cambiaria que se deriva de los títulos de crédito está regulada en el Código de Comercio a partir del artículo 615 puede ejercitarse en los siguientes casos: a) En caso de falta de aceptación o de aceptación parcial. y la plaza en que se le haga efectiva. Es directa cuando se deduce contra el principal obligado o sus avalistas. 4. Mediante el ejercicio de la acción cambiaría el último tenedor del título puede reclamar: 1. la carta de porte o conocimiento de embarque.Los títulos de crédito están regulados en el Código de Comercio en el libro III a partir del artículo 385. la letra de cambio. de concurso. o en su caso. la vía adecuada para la ejecución es la vía de apremio. Los intereses moratorios al tipo legal. el cheque. y los demás gastos legítimos. El mismo derecho tendrá todo obligado que haya pagado el título. constituyen título suficiente para acudir a los trámites del juicio ejecutivo según el artículo 327 inciso 4º. 2. o de otra situación equivalente. la parte no aceptada o no pagada. el pagaré. como en el caso de la hipoteca o de la prenda. b) En caso de falta de pago o de pago parcial. 3. En el Código de Comercio. Si los documentos no fueron legalmente necesarios el protesto. la factura cambiaria. El importe del título. de suspensión de pagos. Los gastos del protesto en su caso. los bonos bancarios. desde el día de su vencimiento. las cédulas hipotecarias. incluyendo los gastos del juicio. Del CPCYM. de acuerdo con la sistemática que para él se adoptó. La acción cambiaria es de regreso cuando se ejercita contra cualquier otro obligado. Si existe garantía real. las obligaciones de las sociedades o debentures. en contra de los signatarios anteriores. La comisión de cambio entre la plaza en que debería haberse pagado la letra de cambio. más los gastos de situación. Artículo 1039 Código de Comercio. los títulos a la orden los títulos al portador. los certificados fiduciarios. de liquidación judicial. los títulos nominativos. se contemplan las disposiciones generales aplicables a los títulos de crédito. . c) Cuando el librado o el aceptante fueren declarados en estado de quiebra.

La falta de personalidad del actor. Las relativas a la no negociabilidad del título. 8. y las que se basen en la falta de los requisitos necesarios para el ejercicio de la acción. 122 y 123 de la ley del organismo judicial. o en el orden judicial de suspender su pago. Las fundadas en la omisión de los requisitos que el título deba contener y que la ley no presume expresamente 7. 4. 331. 332 . Incompetencia del Juez Regulado en el inciso 1° del artículo 619 del Código de Comercio. sin perjuicio de lo dispuesto respecto a los signatarios posteriores a la alteración. 11. sino las especiales del Código procesal Civil y Mercantil en sus artículos 329. Aunque el Código de Comercio establece que solo esas excepciones son oponibles contra la acción cambiaria. 13. 3. 1°. En este caso no se aplican las disposiciones de los artículos 121. La falta de representación o de facultades suficientes en quien haya suscrito el título a nombre del demandado 6. Las que se funden en la consignación del importe del título o en el depósito del mismo importe. cuando no se refiera a competencia territorial puede ser conocida de oficio por el juez. algunas ya están contempladas en la regulación procesal común. en la práctica esto no es posible en cierto tipo de excepciones que los tribunales no pueden dejar de considerar. siempre que consten en el título. 2. 12. La alteración del texto del título. Las que se funden en la quita o pago parcial. La incompetencia del juez. El régimen de las excepciones es especial. Las que se funden en la cancelación judicial del título. hecho en los términos establecidos en el código.B) Excepciones En base al artículo 619 del Código de Comercio encontramos que contra la acción cambiaria sólo podrán oponerse las siguientes excepciones y defensas: 1. tratándose de un presupuesto procesal y en consecuencia. 10. El hecho de haber sido incapaz el demandado al suscribir el título 5. La que se funde en el hecho de no haber sido el demandado quien suscribió el título. 9. Sin embargo. Las personales que tenga el demandado contra el actor. Las de prescripción o caducidad.

La persona a quien se exige el pago de una cambial puede defenderse eficazmente si la firma no es suya. El ejecutado deberá interponer esta excepción juntamente con las otras que tuviere. La legitimación para seguir un proceso cambiario es igual que la de cualquier otro proceso. Esa idoneidad viene determinada por la respectiva titularidad que tienen en la relación cambiaria que los afecte. 2°. deben tener la idoneidad específica. . obra citada p 13. El hecho de haber sido incapaz el demandado al suscribir el título Los actos de los incapaces no pueden. en el caso concreto. es decir. producir obligación jurídica. Es acertado el comentario de Cervantes Ahumanda: “es ésta una excepción que se basa en la literalidad. porque es obvio en ese caso la falta de titularidad en la relación jurídica que se invoca. en términos generales. 5°. dentro de los cinco días de notificada la demanda ejecutiva. Pero si así es. En esta excepción el ejecutado no se puede resguardar si él 2 Ibid. La que se funde en el hecho de no haber sido el demandado quien suscribió el título Para Mario Aguirre Godoy es el caso que contempla la falta de legitimación del demandado o sea la falta de personalidad en él. es decir. inútilmente se haría valer que la firma fue obtenida con violencia o que se trató con consentimiento viciado por error o por dolo. la excepción oponible debería ser la falsificación de firma. También puede referirse al caso que señala Mantilla Molina de homonimia o falsificación de firma2.y 333. Las de falta de representación o de facultades suficientes de quien haya suscrito el título a nombre del demandado Se refiere al supuesto de falta de personería o representación para suscribir el título de que se trate. En los títulos de crédito. ya que sin que la firma de una persona conste. dicha persona no puede tener obligación alguna derivada del documento. si se trata de un caso de homonimia. 238 3 Cervantes Ahumada. Falta de Personalidad en el Actor Cuando el actor o el demandado no cuentan con la personalidad correspondiente. material y literalmente en el documento. para poder sostener un proceso eficaz. generalmente. toda obligación deriva de una firma” 3 4°. no podrá invocar las circunstancias en que fue obtenida la firma. 3°. y ambas partes. P.

Mantilla Molina parece abrigar algunas dudas. del artículo 619 del Código de Comercio. que son los actos que pueden consignarse en un título de esta clase.. Las fundadas en la omisión de los requisitos deba contener y que la ley no presume expresamente que el título A estas excepciones se refiere el inciso 6o. podrán estamparse firmas por cualquier sistema controlado y deberán llevar por lo menos una firma autógrafa. aunque aparentemente es fácil su comprensión. También existe disposición expresa en el Código de Comercio sobre los requisitos que deben llenar los títulos de crédito. Dice: Esta es una excepción relativa a la literalidad del título. A Cervantes Ahumada le parece muy clara su inclusión en la ley mexicana. sin los cuales no son eficaces. La firma de quien lo crea. nos dice: Para la validez de la aceptación. En efecto. El lugar y la fecha de cumplimiento o ejercicio de tales derechos. 4o. 2o. comentando el artículo 80. de un endoso o de un aval. y aun cuando serán. El artículo 386 dice: «Sólo producirán los efectos previstos en este Código. El nombre del título de que se trate. Los derechos que el titulo incorpora. Los títulos de crédito tienen la calidad de bienes muebles (artículo 385). Pero. La fecha y lugar de su creación. juzgo inaplicable en este campo la previsión legal de una defensa basada en la falta de requisitos de un acto en la cambíal. 5o. Sin embargo.por alguna razón faculto a un tercero a redactar un título de crédito y él lo acepto mediante la ratificación tacita o expresa según corresponda a la naturaleza del acto. muy útiles para precisar de qué acto se trata. 3o. y sin tales requisitos de ninguna manera podrá decirse que se produce la acción propia de esta ciase de documentos. . los títulos de crédito que llenen los requisitos propios de cada titulo en particular y los generales siguientes: lo. En los títulos en serie. en ocasiones. en realidad tal vez necesita de alguna interpretación o apoyo doctrinario. puede determinarse éste con base en las presunciones Prosigue: «Por tanto. basta la firma de quien pretende realizarla: las menciones que puede contener son suplidas por la ley. fracción V de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito. Precisan los requisitos esenciales para que un documento sea título de crédito. En nuestro sistema legal sabemos que el Código de Comercio define a los títulos de crédito como los documentos que incorporan un derecho literal y autónomo. cuyo ejercicio o transferencia es imposible independientemente del título. Si no se mencionare el lugar de creación se tendrá como tal el del domicilio del creador.

Dice: Lo más frecuente es que se altere el importe del que cabe suponer que la alteración recaiga sobre otro elemento del cambial: por ejemplo. si el título señala varios lugares de cumplimiento. paradójicamente. según los términos del texto original. a su literalidad. que sería ostensible si se mantuviera en el documento la fecha verdadera». También esta excepción contenida en el inciso 7º del artículo 619 del Código de Comercio se refiere. por ser. Esta facultad está contemplada en el artículo 387 del Código de Comercio: Si se omitieren algunos requisitos o menciones en un título de crédito. en algunos casos. que cuando no se pueda comprobar si . Según esta norma en caso de alteración del texto de un título de crédito. tenedor legítimo podrá llenarlo antes de presentarlo para su aceptación o para su cobro. sea por lo contrario. cualquier. pero esa alteración supone un cambial válidamente emitido. contrae una obligación según los términos que figuren en ese título. Esta misma disposición establece. posiblemente para hacer más favorable la posición del beneficiario. la fecha de vencimiento. Esto último es previsible. lo más conveniente para el beneficiario. no oponerse al adquirente de buena fe. Al igual que en el derecho mexicano. La alteración del texto del título. como apunta Mantilla Molina la alteración del texto o documento configurara una acción delictiva. en la cual se modifican algunas de sus menciones. se tendrá como tal el del domicilio del creador del título. Si el creador tuviere varios domicilios. sin perjuicio de lo dispuesto respecto de los signatarios posteriores a la alteración. igual derecho de elección tendrá. para pretender ponerse a salvo de una prescripción. sea para hacerla más próxima a la inicialmente señalada. Así lo dice el artículo 395 del Código de Comercio. como dice Cervantes Ahumada.Si no se mencionare el lugar de cumplimiento o ejercicio de los derechos que el título consigna. No afectan al negocio o acto jurídico que dio origen a la emisión del documento. Las excepciones derivadas del incumplimiento de lo que se hubiere convenido para llenarlo. entre nosotros. en la parte final. En realidad. los signatarios posteriores a ella se obligan según los términos del texto alterado. La omisión insubsanable de menciones o requisitos esenciales que debe contener todo título de crédito. y los signatarios anteriores. Pero también prevé el Código la posibilidad de llenar requisitos que se consideren subsanables. para señalar una posterior. quien suscribe un título de crédito que ha sido alterado. a la materialidad del documento. el tenedor podrá elegir entre ellos.

De aquí que sea exacta la afirmación de Mantilla Molina sobre que el demandado no puede basare solamente en que el título no es negociable. También señala este autor que cuando «se ostenta como beneficiario de la cambial un supuesto endosatario. se presume que lo fue antes. ya que todo abono a cuenta o pago parcial para ser válidos respecto de terceros deben constar en el documento mismo». quien nos hace ver que. Según este artículo. pues no se satisficieron los requisitos de forma para realizar la cesión». según Cervantes Ahumada. no está legitimado.36 Las relativas a la no negociabilidad del titulo A ellas se refiere el inciso 8 del artículo 619 del Código de Comercio. Conforme este Código cualquier tenedor de un título a la orden puede impedir su ulterior endoso mediante cláusula expresa. siempre que consten en el título Estas excepciones que recoge el inciso 9o. En esta situación la acción puede enervarse «por las defensas que se tuvieran contra los anteriores titulares del documento. que surtirá el efecto de que. Mantilla Molina. a favor del signatario. sino derivada de quien le transmitió los derechos incorporados en la cambial». Por ello debe tenerse presente también la disposición del artículo 420 que se refiere a la transmisión del título a la orden por medio diferente del endoso. «en el principio de la literalidad.39 Para aclarar conceptos citamos a Mantilla Molina.una firma ha sido puesta antes o después de la alteración. del artículo 619 del Código de Comercio. pues la alteración tiene como finalidad mejorar la posición del beneficiario ». y 13). La . se fundan también. pues no adquirió tina posición autónoma. Las que se funden en la quita o pago parcial. el adquiriente se subroga en todos los derechos que el titulo confiera. sorprende que se contemple la quita o pago parcial y no el pago íntegro del documento. que le serían oponibles a título de excepciones personales. a partir de su fecha. cuando la cambial se adquiere con la cláusula no negociable. en este caso. inciso 2o. dice que ella opera «sin duda. comentando esta presunción en el derecho mexicano.38 Por ello. el título sólo puede transmitirse con los efectos de una cesión ordinaria (artículo 419). en estas situaciones habrá que combinar el carácter no negociable del título con la falta de personalidad del actor 0 bien con las excepciones personales a que se refiere el Código de Comercio (artículo 619. por los medios del derecho común. a primera vista. pero los sujeta a todas las excepciones que se habrían podido oponer a los tenedores anteriores.

no se hace con intervención judicial. por ejemplo. y puede exigirlo judicialmente cualquier tenedor de buena fe.razón. dice. porque no ha logrado su cobro. o en la orden judicial de suspender su pago Estas excepciones se hacen valer al amparo de lo dispuesto en el inciso 11º del artículo 619 del Código de Comercio. 878 del Código Civil. Cuando se trata de títulos nominativos. robo.. Este depósito producirá efectos de pago». Las que se funden en la consignación del importe del título o en el depósito del mismo importe. Véase. Las que se funden en la cancelación judicial del título. hecho en los términos del Código Se refiere a esta situación el inciso 10o. Ref. La consignación o el depósito producen los efectos del pago. sí se puede solicitar judicialmente. si se trata de títulos a la orden. quien conserva el documento en su poder. a expensas y riesgo del tenedor y sin obligación de dar aviso a éste. Contra quien recibió el pago tendrá el carácter de excepción personal». a la reposición y a la reivindicación de los títulos de crédito. ésta no es presentada para su cobro después de tres días del vencimiento. Otro caso que puede citarse es la constancia de la consignación del monto de las cédulas hipotecarias y sus cupones. del artículo 619 del Código de Comercio. En este Código se regula todo lo relativo a la cancelación. cualquier obligado podrá depositar en un banco el importe de la misma. por artículo 54 del Decreto-Ley 218). normalmente. En cambio. Si en verdad hubiese sido satisfecha la obligación contenida en la cambia!. no se restituyó el documento. la . destrucción total o parcial del título. en caso de extravío. Expresa así su punto de vista: «En consecuencia. como ha de conservarlo para entablar la acción correspondiente es. sino directamente con el encargado del registro de los títulos. porque cuando se ha pagado la obligación el título tiene que ser restituido. lo dispuesto en el artículo 468 del Código de Comercio que establece: «Si vencida la letra de cambio. La situación general puede suscitarse cuando el tenedor de un título de crédito no presenta el título para su cobro. pero no en contra de un tenedor autónomo. en la vía voluntaria. intereses y demás cargos que representen las cédulas (artículos 606 del Código de Comercio. es obvia. quien podrá exigir el otorgamiento de garantía (artículo 632). la cancelación. La disposición legal se refiere a las excepciones que nacen de los casos de cancelación o de suspensión ordenados judicialmente. esta circunstancia podría hacerse valer en contra de quien recibió el pago. y por una negligencia de quien lo pagó. en los artículos 632 a 654. que puede sustituirse por la del depósito en un banco del capital.

llegar a obtener su cancelación. que el pedazo de papel dotado de las peculiares virtudes del título de crédito.). De acuerdo con el artículo 623. Pero. como una medida cautelar. según lo dispone el artículo 651 del Código de Comercio. está la prohibición al librado para impedir la aceptación o el pago en su caso. el título ya no puede producir acción cambiaría con base en tales derechos». que prescribe en tres años a partir del día de vencimiento articulo 626. según se trate de la acción cambiaria directa. desde que concluyan los plazos de presentación. desde la fecha en que este se haya levantado artículo 627. el tenedor debe notificar judicialmente al emisor. es decir. a petición de parte. La acción . Las de prescripción o caducidad. Si el título ya hubiere sido aceptado antes de su pérdida. mediante un procedimiento judicial. y que. y 2o. Los términos de que depende la caducidad de la acción cambiaría. a solicitud del tenedor. y el que corresponde a la de regreso del ultimo tenedor. la caducidad tiene una connotación específica. contado desde la fecha del vencimiento y en su caso. el Código si separa el plazo de prescripción. el extravío o el robo. En cambio. las pierda y. no se suspenden sino en los casos de fuerza mayor y nunca se interrumpen (artículo 625). Por no haberse levantado el protesto en los términos de este Código (artículo 623). sea una cosa material ya no portadora de un derecho. Cervantes Ahumada nos dice: «que por la cancelación quedan desincorporados los derechos que el título incorporaba. Por no haber sido presentado el título en tiempo para su aceptación o para SU pago. Inciso 2o. por tanto. si existe.41 Y Mantilla Molina expresa: «Si se extravía un título de crédito se puede. no son aplicables únicamente a la materia que estamos tratando sobre el carácter ejecutivo de los títulos de crédito. En los casos mencionados. que prescribe en un año. mientras se llega a este resultado. Su diferencia a veces encuentra alguna dificultad.cancelación del título artículo 634). Más adelante formularemos alguna crítica a este artículo. en lo que respecta a nuestro Código de Comercio. Los títulos al portador no pueden ser cancelados. se solicitará que se prohíba el pago. como es lógico. lo. y las que se basen en la falta de los requisitos necesarios para el ejercicio de la acción Las figuras de la prescripción y de la caducidad. el juez puede ordenar la suspensión del pago del título. o si el título fuere con protesto. sin el previo otorgamiento de fianza por quien presente el título al pago artículo 635. ya que no específica a qué acción cambiaría se refiere. la acción cambiaría del último tenedor del título caduca. y entre las medidas preventivas que el Juez puede dictar. con la debida publicidad.

del artículo 619.del obligado de regreso contra los demás obligados anteriores. y de modo que literalmente resulta el contrasentido de que la caducidad y la prescripción son condiciones para ejercer la acción». deben cumplirse para poder ejercitar una acción. Es interesante lo que afirma en cuanto a algunos casos de caducidad. que estamos comentando.: se narra en ella la presentación extemporánea) o aparece de la cambial base de la acción. gr. por ser verdaderos presupuestos procesales. pero establece el código que las causas que interrumpen la prescripción respecto de uno de los deudores cambiarios no la interrumpen respecto de los otros. Dice: «En cuanto a la verdadera caducidad. Mantilla Molina tiene su apreciación personal sobre la prescripción y la caducidad. y a formular votos porque desaparezca» 46 Como entre nosotros plantea el problema. En efecto. bien por error. la posibilidad de que se interpongan excepciones «que se basen en la falta de los requisitos necesarios para el ejercicio de la acción». juzgo justificado que se incluya entre las defensas oponibles. Y en seguida agrega: «Si la caducidad resulta de la propia demanda (v.. prescribe en seis meses. .45 Por ello concluye: «Por mi parte. únicamente que en vez de la palabra «requisitos» habla de «condiciones». dice: «Esta sibilina frase se encuentra después de la mención de la caducidad como defensa oponible a la acción cambiaría. . salvo el caso de los signatarios de un mismo acto (artículo 629). Como se trata de prescripción. ya que en .: falta de presentación oportuna de una cambial que lleva la cláusula sin protesto)». me limitaré a confesar que no encuentro que dicha frase dé base a una defensa que no esté prevista en otra fracción del propio artículo 80. que implica que no llegó a existir la acción cambiaria que indebidamente se ejercita. Calvez podríamos encontrarle alguna aplicación a dicha regulación legal. antes dijimos que el artículo 619 no contempla otras situaciones que. que no lleva la anotación de protesto ni cláusula que exima de él. Por ejemplo. refiriéndose a esta regulación legal. el juez debe denegar el auto de ejecución en contra de un obligado en vía de regreso» El Código de Comercio de Guatemala recoge en la parte final del inciso 12o. existe la misma norma (artículo 80. contado a la fecha a partir del pago voluntario o de la fecha de notificación de la demanda artículo 628. Mantilla Molina. la justificación de la personería o representación legal. esta si puede ser interrumpida. dada la posibilidad de que el juez dé entrada a una demanda en que se hace valer una inexistente acción de regreso. bien porque no sea patente la caducidad (v. fracción X). gr. En la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito de México.

a las «que resulten de las relaciones jurídicas entre el demandado y el actor. como dice Mantilla Molina. es obvio que pueden interponerse al amparo de las normas del derecho común. Las personales que tenga el demandado contra el actor El Código de Comercio menciona este último caso de excepciones oponibles. inscrita por persona distinta del librador. Esas causas de nulidad pueden ser los vicios del consentimiento.nuestro sistema es diferente de la falta de personalidad en el actor. Se refieren. Si a pesar de no ser necesario el protesto el . sea cuando surgió el negocio que dio lugar a la creación y emisión de la cambial. que dio origen a la creación y emisión de la cambial. la relación fundamental (causal) es válida. de compraventa. Pero no el tomador original. o el suscriptor de un pagaré. etc. y por ello. a la luz del Código de Comercio en vigor.48 V. que es conveniente que nos refiramos a los problemas que plantea.47 Son ilustrativos los casos que menciona Mantilla Molina: el girador de una letra. creo. el tenedor legítimo podrá obtener su pago. A) Letra con protesto Nos encontramos con letras de cambio con protesto. puede invocarse el incumplimiento en que haya incurrido el acreedor cambiario que pretenda el cobro de la letra o del pagaré. El efecto mercantil de más uso en nuestro medio es la letra de cambio. Si el negocio no es lícito. La cláusula: con protesto. Si por el contrario. la necesidad del protesto de la letra de cambio. como por ejemplo si se extiende un cambial para documentar una deuda de juego. Lo mismo ocurre con la excepción de demanda defectuosa. menciona como títulos ejecutivos a las copias simples legalizadas de las actas de protocolación de los documentos mercantiles y bancarios. o bien al que produjo la transmisión del documento». que aunque no se mencionen en el artículo 619 del Código de Comercio. ha sido un poco discutida. Letra de Cambio El inciso 4º del artículo 327 del Código Procesal en relación con el artículo 1039 del Código de Comercio. A estas letras se refiere el artículo 469 del Código de Comercio que dice: «El protesto sólo será necesario cuando el creador de la letra inserte en su anverso y con caracteres visibles la cláusula: con protesto. Ahora bien. se tendrá por no puesta. Más difícil sería encuadrar en este supuesto legal otras excepciones como las de litispendencia y cosa juzgada. podrá oponer al tomador la nulidad del contrato de préstamo.

Ya aceptada. También el protesto puede resultar como consecuencia de la presentación de la letra por medio de un banco. porque esas circunstancias quedan claramente establecidas mediante el acto de protesto. por lo que parece ser que puede hacerse en este caso sin la intervención de un Notario. conforme a lo estipulado en el artículo 471 del Código de Comercio. tienen las vigentes normas del Código de Comercio. es preferible en los casos de protesto y de presentación de la letra al obligado. lo relacionado con la aceptación de la letra de cambio. la anotación de éste respecto de la negativa de la aceptación o de pago. los gastos serán por su cuenta». adolece del defecto de que no indica quién hará la presentación de la letra al obligado para los efectos indicados. que la actuación se lleve a cabo por Notario. en nuestro medio carece de importancia. El protesto tiene. y.tenedor lo levanta. En realidad. en consecuencia. es lo que respecta a la presentación de la letra y a la negativa de pago. llenando los requisitos puntualizados en el Código de Comercio. o de la posibilidad. valdrá como protesto». en algunos supuestos. Puede. toda vez que las letras. es presentada en tiempo para su pago y se ha levantado el correspondiente protesto por Notario. tanto la directa contra el principal obligado y sus avalistas como la de regreso contra los otros obligados (artículos 616 y 472 del Código de Comercio). debe planteárseles como contrapartida. Si la letra de cambio con la cláusula «con protesto». por la seguridad que supone el acto. indudablemente. lo significativo de señalar. Esta norma. El Código de Comercio establece en el artículo 616 que «la acción cambiaría es . algunos inconvenientes que pueden resultar de la poca claridad que. siempre presente. es evidente que el tenedor del título está legitimado para ejercitar la acción cambiaría que del mismo se desprende. en consecuencia. la ventaja de que prueba la presentación de la letra de cambio y la negativa de su aceptación o de su pago. plantear la acción cambiaria en la vía ejecutiva con base en la copia legalizada del acta protocolación del protesto. que dice: «Si la letra se presentare por conducto de un banco. A las ventajas que anteriormente se han apuntado con respecto al protesto. de que no se lleve a cabo el protesto en la forma que dispone la ley. El protesto se practicará con intervención de Notario (artículo 472 del Código de Comercio) y debe llenar los requisitos puntualizados en el artículo 480 del citado Código. ya que así lo dispone el artículo 483 del Código de Comercio. por lo general. son aceptadas por el librado en el mismo momento en que se crean. Desde luego. en este punto.

de acuerdo con la misma disposición. El mismo derecho tendrá todo obligado que haya pagado el título. sin perder en este caso la acción contra los otros v sin obligación de seguir el orden que las firmas guarden en el título. Esta situación está apoyada por la doctrina. los endosantes anteriores y los avalistas. los endosantes anteriores a él y los avalistas. por virtud de la aceptación. ni comprobar que se ha presentado extrajudicialmente para su pago». son deudores principales: el librador. el girado se convierte en aceptante. hay confusión en cuanto a quien es el principal obligado. la acción directa sólo procede contra el principal obligado y sus avalistas. de simple destinatario de la orden de pago contenida en la letra. No es lo mismo hablar de . Examinando los antecedentes en la emisión del nuevo Código. También así lo dice la doctrina.49 El Código de Comercio. en el Código de Comercio vigente. en el artículo 621 indica quiénes son los deudores principales. porque. En efecto. en contra de los signatarios anteriores». inclusive el girador. en primer obligado. deudor de todos los demás signatarios y tenedores de la letra».50 El mismo argumento se extraía del artículo 684 del derogado Código de Comercio. Puede verse de lo anterior que. Norma del artículo 616 se refiere «al principal obligado». en el artículo 636 (que es el correlativo del artículo 621 del vigente Código) se habla de «deudores solidarios» y no de «deudores principales» como lo dice el actual Código. en deudor de todos los signatarios. en el Proyecto de Código de Comercio (Edición de 1968). y la acción de regreso.directa cuando se deduce contra el principal obligado o sus avalistas». se convierte. Cervantes Ahumada en la obra citada dice: Para ejercitar la acción directa no es necesario protestar la letra. el error resulta de bulto. Raúl Cervantes Ahumada dice refiriéndose a la aceptación de la letra de cambio: «Pero una vez aceptando. Dice la disposición citada: (Deudores principales). El girado. Esto induce a confusión. Que según esta norma. el aceptante. inexplicablemente. aparte del aceptante y de sus avalistas. e incluye otros. El tenedor del título puede ejercitar la acción cambiaría contra el librador. El protesto solo es necesario para conservar la acción de regreso artículo 472 del Código de Comercio. sea conjuntamente o únicamente contra alguno o algunos de ellos como deudores principales. lo que desde luego sugiere la pregunta de ¿quién es el principal obligado? El principal obligado es el aceptante y la misma responsabilidad tienen sus avalistas. Por eso la. como se sabe. el aceptante. Naturalmente que pueden ser varios los aceptantes y en ese caso ellos y sus avalistas estarán en la situación de principales obligados. Quiere decir. puesto que están respaldando esa posición jurídica. según el artículo 616 del Código de Comercio. en la principal figura del documento. en el obligado principal. contra los demás obligados.

precisamente por la posibilidad de ejercitar la acción cambiaría directa o la de regreso. Hemos expuesto lo anterior para poder discurrir sobre la segunda dificultad que presenta ahora el protesto. en otros proyectos de Código de Comercio. El tenedor del título puede ejercitar la acción cambiaría contra el librador. Imponer la solidaridad en tal caso es cosa lógica y está de acuerdo con la doctrina y con nuestros mismos antecedentes legales. que en el supuesto segundo de caducidad. COMO adelante se dirá. segundo párrafo. los endosantes anteriores a él y los avalistas. que la acción cambiaria del ultimo tenedor del título caduca: 1º. el aceptante. dice que «su omisión producirá la caducidad de las acciones de regreso». que se refiere a la caducidad. puesto que el Código anterior en el artículo 687. viene a resultar que si no se levanta el protesto en los términos del Código.52 el artículo 553 (que corresponde al artículo 623 de nuestro vigente Código de Comercio) se refiere precisamente a la acción cambiaría en vía de regreso y no a la directa que ese mismo Proyecto (artículo 546) reconoce contra el aceptante y sus avalistas. que al hablar de la eficacia del protesto. como deudores solidarios. en adiciónalo impreciso del artículo 623 del Código de Comercio en vigor. lo que es contrario a la doctrina y al mismo artículo 472 del Código de Comercio. como es el elaborado por la Comisión de Legislación y Revisión de Leyes de la Secretaría de Industria y de Comercio de México. en contra de los signatarios anteriores». Señálese además. Pero resulta que el Código de Comercio en vigor nos dice en el artículo 623. sea conjuntamente o únicamente contra alguno o algunos de ellos. utiliza otra . por omisión del protesto. caduca la acción cambiaría también contra el aceptante y sus avalistas.deudores principales que de deudores solidarios. y por la eventual caducidad de la letra de cambio. también así lo establecía. dice: «Solidaridad. Obsérvese bien que el articulo 623 citado no precisa a qué clase de acción cambiaria se refiere (directa o de regreso). y 2º. sin perder en este caso la acción contra los otros y sin obligación de seguir el orden que las firmas guarden en el título. Ya dijimos que el protesto es necesario para conservar la acción de regreso que se tiene contra quienes no son el principal obligado y sus avalistas. Por no haber presentado el título en tiempo para su aceptación o para su pago. El mismo derecho tendrá todo obligado que haya pagado el título. Si es así. Entiendo que por esta razón.51 El artículo 636 del mencionado Proyecto de Código. en lo que respecta a la letra de cambio. por lo que parece ser que los dos casos de caducidad se refieren a ambas clases. Por no haberse levantado el protesto en los términos de este código.

u otra equivalente. los gastos serán por su cuenta». O sea. es difícil. corresponde a quien formula la impugnación demostrar la falta de presentación. en los casos en que se tenga duda y así lo ameriten. la prueba de la no presentación corresponde al obligado. si inscribe en el mismo la cláusula: sin protesto. Además. aunque no imposible. porque sea que se refiera al tiempo de presentación o a los requisitos del protesto. también tiene sus bemoles por cualquier descuido o negligencia que pueda haber. en previsión de cualquier eventualidad. por ser negativa. en esta clase de letras. prueba que. sin perjuicio de las dificultades de interpretación que acarrea el nuevo articulado del Código de Comercio. Corolario de todo lo anterior: que el protesto. que no se requiere del protesto. porque. con la . aunque el tenedor tiene la obligación de presentar el título y de dar aviso de la falta de pago a los obligados en la vía de regreso. B) Letra sin protesto Dice el artículo 399 del Código de Comercio: «La presentación en tiempo de un título de crédito y la negativa de su aceptación o de su pago se harán constar por medio del protesto. — El creador del título podrá dispensar al tenedor de protestarlo. Esta cláusula no dispensará al tenedor de la obligación de presentar el título ni en su caso. Levantar el protesto. aunque se mantiene en el Código de Comercio vigente el requisito de la presentación de la letra oportunamente. puede. la omisión o error en ambos produce la caducidad de la letra de cambio. ya que dice: «por no haberse levantado el protesto en los términos de este Código». De manera que. Las consecuencias legales son importantes. aunque tiene sus ventajas por la seguridad que da si se lleva a cabo correctamente. para que puedan ejercitarse las acciones cambiarías directa y de regreso. Las ventajas son obvias. pero la prueba de la falta de presentación oportuna estará a cargo de quien la invoque en contra del tenedor. o al lenguaje (palabras) en que se expresan los requisitos del protesto. Si a pesar de esta cláusula el tenedor levanta el protesto. de dar aviso de la falta de pago a los obligados en la vía de regreso. ya que si este hecho se impugna. Salvo disposición legal expresa. constatarse notarialmente la presentación de la letra (sin la formalidad del protesto puesto que está eximida) o en cualquier otra forma (no notarial): o bien. ningún otro acto podrá suplir al protesto.expresión también vaga. en otros términos. para el inicio de la acción cambiaría el tenedor no necesita justificar ni el protesto ni tampoco que presentó la letra oportunamente. sin gastos. ¿A cuáles términos se refiere? A los señalados para la presentación de la letra para su aceptación o para su pago.

El descontatario deberá responder del pago del crédito transferido. la que resultaría muy oneroso aumentar con los gastos del protesto. A esta operación mercantil se refieren los articules 729 a 733 del citado Código. tanto el artículo 327. los gastos del protesto serán por su exclusiva cuenta». por estar en continuos tratos con el girado. que se refieren a los títulos de crédito y a las operaciones mercantiles. por las dificultades legales antes expuestas el riesgo de caducidad es mayor. teniendo la diligencia de presentar la letra oportunamente. así lo exige. Se trata de un descuento de créditos futuros. y en otras ocasiones. podrá tener interés en que la letra no se proteste. o bien. OTROS CASOS ESPECIALES En realidad hay otras situaciones especiales reguladas en el Código de Comercio. del Código Procesal como el párrafo final del artículo 1039 del Código de Comercio. del crédito comercial que tenga una persona para que se extremen los cuidados. ya que como no hay acta de protocolación del protesto. letras sin protesto. Veamos como las explica Cervantes Ahumada en la obra citada antes: «En algunos casos. inciso 4o. pero llevándolo a cabo sin ningún defecto ni omisión. es mucho más atenuado. previa deducción de una suma fijada de común acuerdo. A) Descuento de créditos en libros En el Código de Comercio hay algunas disposiciones en las cuales se habla de que no hay necesidad del protesto. o porque quiere evitar al girado el descrédito o molestias que el protesto origina. no será conveniente el protesto porque la letra sea por pequeña cantidad. Las letras con la cláusula «sin protesto» también tienen alguna utilidad en otras situaciones. Mencionaremos algunos de ellos. En los casos de letras no protestables. En las letras con protesto. a menos que se . en el crédito en libros.53 Depende pues. Sí existe el inconveniente práctico de que en el caso de las letras con la cláusula «sin protesto». porque él puede estar enterado oportunamente de si la letra fue atendida o no. y éste pone a su disposición el importe del crédito. el girador. la ejecución judicial tiene que llevarse a cabo con base en el propio título.consecuencia que señala la ley de que en tales situaciones el tenedor de la letra tiene que asumir los gastos consiguientes. En las sin protesto. utilizando en un caso letras con protesto. Vi. El artículo 729 dice: que se entenderá por descuento la operación mercantil en la que el descontatario transfiere al descontados un crédito de vencimiento futuro. Por ejemplo. si a pesar de la cláusula relativa el tenedor protesta la letra.

En efecto. el descontados no quedará obligado a presentarlas para su aceptación o pago. Aquí nos interesa señalar la circunstancia de que no requieren del requisito del protesto. Establece el artículo 535 que los cheques de viajero serán expedidos por el librador a su propio cargo. B) Cheques de viajero Los cheques de viajero están regulados en el Código de Comercio en los artículos 535 a 541. Pago parcial de cheques Los cheques cuya regulación aparece en los artículos 494 a 543 del Código de Comercio. y serán pagaderos por su establecimiento principal o por las sucursales o los corresponsales que tenga en el país o en el extranjero. que debe hacerse dentro de los quince día calendario de su creación y en caso de que no se hiciera efectivo. en ese inciso se indica que uno de los requisitos de la operación consiste en que el descontatario debe entregar al descóntador letras giradas a la orden de éste y a cargo de los deudores. en los . El artículo 539 del Código de Comercio dispone que la falta injustificada de pago del cheque de viajero dará acción al tenedor para exigir. El artículo 731 del Código de Comercio establece los requisitos para que los créditos abiertos en los libros de los comerciantes puedan ser objeto de descuento. o los propios documentos.hubiere acordado expresamente lo contrario. debe tener lugar antes de la expiración del plazo fijado para la presentación. Además de la devolución de su importe. y sólo podrá usarlas en caso de que el descontatario no le entregue. de que no sea pagado totalmente. el pago de daños y perjuicios sin necesidad¬ de protesto. La anotación que el librado o la cámara de compensación ponga en el cheque de haber sido presentado en tiempo y no pagado total o parcialmente. y en el inciso 4o menciona el aspecto que nos interesa en cuanto al tema que estamos tratando. surtirá los efectos del protesto”. solo en la situación especial. En el caso de los títulos de crédito el documento ejecutivo es la copia simple legalizada del acta de protocolación del protesto. debe protestarse por falta de pago. en los términos convenidos para cada crédito: pero. a su vencimiento el importe de los créditos respectivos. Al protesto se refiere el artículo 511 del Código de Comercio “el protesto por falta de pago. ya que en los demás casos siguen las normas especiales relativas a la presentación para su pago.

En este precepto contenía dos hipótesis: a) Que haya precedido resolución que cause cosa juzgada: se refiere a una etapa previa al procedimiento (La vía ordinaria). De conformidad con lo dispuesto en el artículo 506 del Código de Comercio si el tenedor acepta el pago parcial. En la historia nos encontramos que en el . JUICIO ORDINARIO POSTERIOR La sentencia de remate dictada en los juicios ejecutivos pasa en autoridad de cosa juzgada formal. Es claro. ampliamente debatida con anterioridad a la iniciación del procedimiento. Ahora bien. se establecía que la resolución definitiva no produce excepción de cosa juzgada y que las parte podía promover juicio ordinario dentro de los tres meses siguientes a la notificación de aquella. el pago parcial constituye un derecho del tenedor. de la obligación de extender la constancia que estipula la ley. que al haber constituido un título ejecutivo.casos en que el protesto no sea legalmente necesario. Regulaciones en la forma que ha sido regulado el juicio ordinario posterior en códigos anteriores  Códigos anteriores: en el Código de Enjuiciamiento Civil y Mercantil que fue sancionado por la Asamblea Legislativa el 26 de mayo de 1934. b) Que la cuestión haya sido puramente de derecho: se contrae a determinar qué se quiere decir que la cuestión haya sido cuestión puramente de derecho. De conformidad con la norma. salvo que hubiera precedido resolución que cause cosa juzgada o que la cuestión hubiera sido de puro derecho. sino únicamente de la constancia que el banco extienda en los términos indicados. sencillamente condujo a una fase que configura la ejecución de un fallo. sería del todo superfluo discutir en vía ordinaria posterior. lo cual implica la obligación del banco de ofrecer el pago parcial del cheque. ya que por sustituir al título. para los cheques pagados parcialmente la situación varía. que en estos casos no se requiere de la copia simple legalizada del acta de protocolación del protesto ni del propio documento. lo cual quiere decir que su contenido puede revisarse en un proceso de cognición posterior. el librado le entregará una fotocopia u otra constancia en la que figuren los elementos fundamentales del cheque y el monto del pago efectuado. deben estar revestidos de fuerza ejecutiva. y en caso de ser aceptado. Esta constancia sustituirá al título para los efectos del ejercicio de las acciones correspondientes contra los obligados. la existencia o inexistencia de la obligación. que el juicio propiamente ejecutivo. no es inmutable. ya que el Código requiere su aceptación. En esta virtud. para que el tenedor del cheque pueda cobrar ejecutivamente el saldo insoluto.

por consiguiente. Los que así piensan consideran que el procedimiento ejecutivo es un juicio declarativo abreviado. cualquiera sea la naturaleza de la demanda que se interponga. El derecho a obtener la revisión de lo resuelto en juicio ejecutivo caduca a los tres meses de ejecutoriada la sentencia dictada en éste o de concluidos los procedimientos de ejecución en su caso. la seguridad de los derechos juzgados exige que la sentencia que se dicte bajo esas condiciones cause ejecutoria para el juicio ordinario. llamado de revisión o de repetición. y lo decidido puede modificarse en juicio ordinario posterior. que. pues de lo contrario podrían producirse pronunciamientos contradictorios. dice Alsina: Esta disposición ha originado una larga controversia y extensa bibliografía. Para conocer en el juicio ordinario posterior. puede ser promovido tanto por el ejecutante como por el ejecutado. no produce los efectos de cosa juzgada. El primero lo promoverá en el caso de que no prospere su ejecución y el segundo en el caso inverso. en el que la sentencia tiene los mismos efectos que la pronunciada en el ordinario. Y prosigue: el profundo error que este concepto entraña es hasta cierto punto explicable porque la teoría de la acción ejecutiva es relativamente moderna y no ha logrado todavía la difusión suficiente para orientar a la doctrina y la jurisprudencia. en otros sistemas ha provocado opiniones contrarias.  Código vigente: se determinó como objeto del juicio ordinario posterior la posibilidad de discutir lo decidido en el juicio ejecutivo. para controvertir en juicio ordinario. esta norma. es competente el mismo tribunal que conoció en la primera instancia del juicio ejecutivo. cuando la cuestión hubiese sido materia de un debate y amplia prueba en el juicio ejecutivo. Se establecieron algunas limitaciones para poder entablar el llamado juicio de repetición contempladas en el artículo 335 que dice: La sentencia dictada en juicio ejecutivo no pasa en autoridad de cosa juzgada. sosteniendo algunos que ella no autoriza un juicio ordinario de revisión para todos los casos.  Alcance del juicio ordinario posterior: no debe haber duda que este juicio. . Este juicio solo puede promoverse cuando se haya cumplido la sentencia dictada en el juicio ejecutivo. la obligación que causó la ejecución. Sin embargo. sino para aquellos en que el ejecutado no pudo hacer valer las defensas que tenía o no pudieron probarse con la amplitud necesaria.Código de Procedimientos Civiles emitido el 8 de marzo de 1877 decía: la sentencia dada en juicio ejecutivo. y deja expedito el derecho de las partes.

 Es juez competente para conocer del juicio ordinario posterior el mismo Tribunal que conoció en la primera instancia del juicio ejecutivo. Sin embargo la Corte Suprema de Justicia ha expresado un criterio adverso a que este punto sea resuelto de oficio. que como se sabe. el término de tres meses se cuenta a partir de la fecha en que quedó ejecutoriada la sentencia dictada en el juicio ejecutivo. tanto los puntos de hecho como los de derecho. Se cree que si un fallo se impugna fuere de este plazo. si no son impugnados dentro de los tres meses a que se refiere la norma. tiene la oportunidad de resolver con mejor acierto y justicia  El derecho a obtener la revisión de lo resuelto en juicio ejecutivo caduca a los tres meses de ejecutoriada la sentencia dictada en éste o de concluidos los procedimientos de ejecución en su caso. y por ello. Entonces se resume la posición actual de nuestro Código en los siguientes puntos:  En el juicio ordinario posterior puede discutirse lo resuelto en el juicio ejecutivo. porque es el órgano jurisdiccional que mejor conoce el asunto que se va a revisar y mediante los nuevos elementos que aporten las partes. Esto se dispone así. Este quiere decir que el acreedor debe haber sido satisfecho en su crédito. Si este extremo no se comprueba al plantear la demandad ordinaria de repetición. en realidad no ha variado la opinión jurisprudencial. aun cuando han cambiado las diferentes normas incluidas en los Códigos a este respecto.  Este juicio ordinario posterior sólo puede promoverse cuando se haya cumplido la sentencia dictada en el juicio ejecutivo. con toda amplitud. La razón que la norma legal señale dos puntos de partida para el cómputo de este término es muy sencilla. pasan en autoridad de cosa juzgada material. es decir.En lo que respecta al derecho guatemalteco. en efecto. el Juez no debe darle trámite a la demanda. Esta situación está regulada para los casos en que la ejecución no prospera. en un caso. En relación a este punto puede verse que se trata de un caso de caducidad que obedece a razones de orden público. se dicta sentencia absolutoria. Esta doctrina la sienta la Corte Suprema de Justica con bastante claridad en la sentencia de 31 de agosto de 1966. En esta situación será el . no debe dársele trámite a la demanda porque ha operado la caducidad. lo cual permite el acceso de la casación. en nuestro sistema no procede en ningún caso contra las sentencias de remate. Los fallos adquieren firmeza.

Acción de enriquecimiento indebido Establece el artículo 409 del Código de Comercio: extinguida la acción cambiaria contra el creador. En este caso sí es aplicable el artículo 1039 del Código de Comercio y en consecuencia habrá que acudir a la vía del juicio sumario. será a partir de la fecha en que el fallo de segunda instancia cause ejecutoria. La acción causal podrá ejercitarse restituyendo el título al demandado. Acción causal Se refiere a ella el Código de Comercio en el artículo 407 reza: La emisión o transmisión de un título de crédito no producirá salvo pacto expreso. b. Es decir. es menester precisar que ese juicio ordinario posterior también sirve para volver a considerar la resolución dictada en cuanto al ejercicio de la acción cambiaria. Corresponde determinar en qué vía procede ejercitar el derecho de acción causal. Este juicio puede iniciarlo. o sea.ejecutante quien deberá promover el juicio ordinario posterior y debe hacerlo dentro de los tres meses siguientes a la fecha en que el fallo causó ejecutoria. cuando el acreedor ha sido satisfecho en su pretensión ejecutiva. la que permite esa revisión. si la ejecución prosperó. no hay que acudir a ningún juicio especial para la revisión de lo resuelto cuando se ha hecho valer la acción ejecutiva que deriva de un título de crédito. extinción de la relación que dio lugar a tal emisión o transmisión. Ahora bien. o en otras palabras. a. Para no incurrir en confusión. permite que se revise lo resuelto en el juicio ejecutivo. el tenedor del título que carezca de acción . sin perjuicio de que se puedan acumular otras acciones. como el juicio ordinario posterior no puede iniciarse si no se ha cumplido la sentencia. Sin embargo hay ciertos supuestos especiales que amplían la protección a los legítimos tenedores de los títulos de crédito y que están contemplados en el Código de Comercio. que si apeló. tanto el ejecutante como el ejecutado. en este caso es aplicable el artículo 335 del código procesal y no el artículo 1039 del Código de Comercio. y no procederá sino en el caso de que el acto haya ejecutado los actos necesarios para que el demandado pueda ejercitar las acciones pudieran corresponderle en virtud del título. Acciones extra cambiarias De conformidad con lo dispuesto en el artículo 335. pensando que es la vía sumaria. el término de tres meses se cuenta a partir de la fecha en que hayan concluido los procedimientos de ejecución.

Esta acción prescribe en un año. Cuando el título se extendió o transmitió para cubrir una deuda procedente de juego prohibido. Cuando ha habido novación de la obligación causal. porque dicha obligación se ha extinguido. contado desde el día en que se extinguió la acción cambiaria. En la hipótesis de una cambial de complacencia o de favor. .causal contra éste y de acción cambiaria o causal contra los demás signatarios. también es frecuente que se inquiera en qué hipótesis esto puede incurrir. III. todavía el tenedor del título tiene la posibilidad de ejercitar la acción de enriquecimiento. porque ya no hay posibilidad de ejercitar la acción cambiara o ejecutiva. puede exigir al creador la suma con que se haya enriquecido en su daño. Mencionaremos algunos casos puntualizados por Mantilla Molina: I. II. ni la causal. La norma del código de comercio recoge un remedio de equidad. Pero no se da la acción de enriquecimiento indebido cuando se tiene la acción causal. hipótesis lógica. Pero.

que sean expedidos por entidades legalmente autorizadas para operar en el país. C. O. ordenado Recepción de los medios de prueba 10 días . Art. 4. y M. o los propios documentos si no fuere legalmente necesario el protesto. M. de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 98 y 184. Presentar demanda mandamiento de ejecución Art. el requerimiento Art. y M. 7. y los títulos de capitalización. P. 106 C. y M. Audiencia 5 días Juez dictará sentencia si ha lugar o no la ejecución. 296: Títulos Juez Califica el título -Pierden fuerza a los 5 años cantidad líquida y exigible Si la obligación es simple y . de acuerdo con los libros de contabilidad llevados en forma legal. 126 al 128 C.Si hubiere prenda o hipoteca a los 10 años 15 días Articulo 327 CPCYM 1. Las pólizas de seguros. Audiencia 2 días al ejecutante 5. Toda clase de documentos que por disposiciones especiales tengan fuerza ejecutiva. C. 2. Los testimonios de las actas de protocolación de protestos de documentos mercantiles y bancarios. J.ESQUEMA JUICIO EJECUTIVO ARTS. C y M. P. 327 AL 335 C. de ahorros y de fianzas. si no compareciere Art. C. así como la confesión ficta cuando hubiere principio de prueba por escrito. Los testimonios de las escrituras públicas. P. P. 331 C. embargo de bienes Art. debe razonar su Oposición y debe ofrecer los medios de prueba Art. 61 C. Documentos privados suscritos por el obligado o por su representante y reconocidos o que se tengan por reconocidos ante juez competente. 6. P. Si se opone. 3. y los documentos privados con legalización notarial. La confesión del deudor prestada judicialmente. 142 L. Acta notarial en la que conste el saldo que existiere en contra del deudor. y M.

P.Declarará vigente el embargo y dispondrá que los autos pasen al juez competente Se pronunciara sobre la oposición y Todos las excepciones Si hay incompetencia. Un juicio Ejecutivo en la Vía de Apremio en costas al actor desde el artículo 321 al 326 C. 334 C.la sentencia APELACIÓN: 3 días 5 días Interposición Art. el Juez se abstendrá de pronunciarse A los demás Que recursos son apelables: .M .Cy. y M. y M. Resolución . P. C. y M. 602 C.15 días Sentencia Si se declara con lugar se condena Art. M.auto que aprueba la liquidación . 331 C. P. . P. C.el auto que deniega el trámite de la ejecución . 3 días Vista Art.

.

Existen diferentes tipos de ejecuciones dependiendo del título de crédito. dando a conocer su resolución final. esto si una o ambas partes están inconformes con la resolución final emanada por el juez al momento de dictar sentencia. El ejecutado tiene la potestad de oposición y si no se presenta a realizarla o interponer excepciones al momento de vencer el plazo el juez deberá de dictar la sentencia correspondiente donde se remate.Conclusión El juicio ejecutivo es un proceso corto que entre sus resultados existe la posibilidad de generar un juicio ordinario posterior. . Para iniciar con el proceso se debe de corroborar que se cumpla con lo preestablecido en el código de comercio para cada uno de los títulos de crédito y para los otros títulos ejecutivos. para cumplir con la realización de la acción cambiaría por la vía judicial. titulo ejecutivo o sentencia que se desee hacer valer por medio del órgano jurisdiccional.

El Juicio Ejecutivo Cambiario. .A. Decreto Ley 107 del Congreso de la República de Guatemala.Referencias Bibliográficas  Aguirre Godoy. Decreto número 2-70 del Congreso de la República de Guatemala. Mario. “Derecho Procesal Civil de Guatemala”. C. Mauro.  Chacón . “Derecho Procesal Civil”.  Guasp. Código de Comercio. Editorial Helvetia. Tomo II. 2002 Normativas   Código Procesal Civil y Mercantil Guatemala. Tercera Edición. Jaime. Guatemala. Guatemala. Tomo II. 2000. Volumen I.