Está en la página 1de 10

EL CREPÚSCULO DE LOS ÍDOLOS

El problema de Sócrates
1

En este párrafo los conceptos fundamentales son VIDA y VERDAD

Se critican los juicios de valor sobre la vida porque la vida ya tiene valor en sí
misma. La vida empieza a extinguirse cuando se hacen juicios de valor sobre
ella. Es un síntoma de decadencia, de debilidad , de falta de energía o de
enfermedad.

La vida se puede definir como la fuerza o actividad mediante la que obra un ser
orgánico.

No se debe por tanto buscar un sentido a la vida. Sócrates ha hecho de la vida


un “problema” en un doble aspecto: se ha preocupado por buscarle un sentido
y además el sentido lo ha encontrado en una realidad que está más allá de los
sentidos y la propia vida.

Sócrates decide morir porque considera que es lo mejor para el cuidado de su


alma y para ser un virtuosos. Pero estos conceptos denotan debilidad.

La VERDAD a su vez es el consenso de los sabios. Pero este acuerdo de los


sabios sólo es una oposición a la vida

-Relacionado con “enfermos” y “decadentes” ( ver vocabulario).

Hay un síntoma , un fenómeno que revela que hay una enfermedad. Sócrates y
Platón son los síntomas de la enfermedad. Los dos tienen una actitud negativa
ante la vida y coinciden FISIOLÓGICAMENTE. La verdad está conectada
directamente con el cuerpo. Sócrates se sacrifica como Cristo y muere y queda
por ello como el filósofo por excelencia.

No es por tanto un acuerdo racional o lógico lo que hay, sino que lo que
subyace es un acuerdo entre seres débiles que buscan una esperanza, un
consuelo, un orden.

Son “antigriegos” porque hacen que se pierda el sentido de lo trágico, la


Tragedia ( ver explicaciones sobre “El nacimiento de la tragedia”), Hasta la
racionalización provocada por Sócrates, la cultura tradicional griega ama el
desorden, los sentimientos, el dolor y el placer, el sufrimiento y su
afrontamiento. Con Sócrates se deja de lado la riqueza de la vida que expresa
la tragedia. ( ver GRIEGO y DIONISO en vocabulario)
Para Nietzsche hay una vinculación directa entre conciencia e instintos. El
instinto es lo que subyace al orden racional.

Los juicios de valor sobre la vida nunca pueden ser verdaderos o falsos. La
vida no puede ser valorada porque o estamos dentro de ella ( no tenemos
perspectiva externa) o estamos fuera de ela ( estamos muertos).

Pero Sócrates introduce la superfetación de lo lógico: es decir, un desarrollo


excesivo de la racionalidad, que deja de lado la vida y el sentimiento. La
palabra y la razón se convierten en lo principal y esto tiene un efecto nefasto
sobre las costumbres aristocráticas.

Aparece la oposición entre TRAGEDIA // DIALÉCTICA.

Surge el intelectualismo moral. Se considera que hay una unión necesaria


entre virtud y saber o conocimiento.

En El nacimiento de la tragedia se dice: “Sócrates es el prototipo del optimismo


teórico que con la creencia en escrutar la naturaleza de las cosas da al
conocimiento el carácter de medicina universal. Penetrar en esas razones de
las cosas y diferenciar entre el conocimiento verdadero y la apariencia y el
error. Incluso las emociones morales de compasión, heroísmo y sacrificio
fueron derivadas a la dialéctica del saber”.

Para criticar esto Nietzsche afirma que la fisiología y el pensamiento no están


desvinculados. Hay un instinto en la base del conocimiento, el instinto de
creación de metáforas.

Con “feo/fealdad” se hace referencia tanto a una fealdad física como a una
fealdad moral. Decimos que algo es vergonzoso, está feo hacer eso ( los
griegos tienen un adjetivo, aiskhrós). La fealdad física tiene que ver con el
cruce, la decadencia, la clase baja, la vitalidad empobrecida... La fealdad moral
que le acompaña se refiere a los malos vicios , los malos deseos, la
enfermedad y el desprecio a la vida, la moral de débiles...

Fealdad es refutación entre los griegos porque desde la mentalidad


tradicional y la moral homérica se considera que lo bello y lo bueno se
identifican ( kalós, kalokagathía como ideal). Lo aristocrático, la clase alta
y fuerte es lo mejor. El modelo de griego incluye belleza moral y física y se
tiene que ver en relación con la Genealogía de la moral.
- Bueno y malo son las categorías que se dan desde la moral de señores (
gut-schlecht). Bueno y malvado desde la moral de esclavos ( gut-böse,
malvado, criminal).

En El Banquete de Platón en cambio se considera que aunque Sócrates es feo


por fuera, como los silenos que había en los templos, es hermoso por dentro
porque guarda un tesoro como esas mismas figurillas guardaban también.

4 Sócrates es decadente: es débil, no tiene suficiente fuerza para imponer su


voluntad de poder y crear valores vitales y por ello produce valores contrarios a
la vida. Esto se muestra en varias ideas:

- No controla sus instintos ni los dirige correctamente, sólo los niega y


esto es un error. ( “desorden y anarquía en los instintos”).

- Se produce en él una superfetación de lo lógico: es decir que se


desarrolla excesivamente todo lo relativo a la razón, el concepto, la
racionalidad. Sólo tiene importancia esto y se deja de lado lo relativo a la
vida y al instinto. Sólo lo racional es válido y se apodera de todas sus
acciones.

- Le caracteriza una malignidad-de –raquítico: esta malignidad está


emparentada con el concepto de malo y malvado. Sócrates es malo en
el sentido de débil. No es suficientemente fuerte para valorar y por ello
crea valores a la contra , a partir del resentimiento. Y por eso sus valores
no sirven, son producto de un ser enfermo. Cataloga lo sano y fuerte
como malo y por eso tiene esa característica.

- Cuando habla de seguir su conciencia lo único que hace es guiarse por


alucinaciones auditivas, habla solo y sigue supuestas voces. Esto es un
claro síntoma de organismo enfermo. Su “daimon” o espíritu no es más
que una especie de trastorno de personalidad o de carácter.

- Además en su expresión se muestra con segundas intenciones,


atacando a sus interlocutores, convenciendo, manipulando y engañando
por medio de la razón y el diálogo. No ataca abiertamente y sin miedo,
como el organismo fuerte, como el noble, sino que se esconde en la
estrategia de la dialéctica para atacar a traición.

- La relación entre razón, buen comportamiento o virtud y felicidad es algo


ficticio, inventado por Sócrates. También propio de un débil. Alguien que
no puede imponer su voluntad dice que lo correcto y lo que da felicidad
es el buen comportamiento.
- Pero en los “instintos del heleno antiguo”, en la moral de señores, en los
valores del noble o superhombre no caben estas valoraciones. El griego
antiguo asimila la virtud a la creación correcta , a la expresión de
capacidad de producir y de manifestar poder y vida ( moral homérica).

- Virtud es para el griego la capacidad de hacer algo correctamente: la


virtud del guerrero es luchar y matar, la del pescador es pescar, la del
cazador es cazar. ( “areté”, como el virtuoso del fútbol o el virtuoso del
violín). Significa desarrollar capacidades y potencialidades en mayor
grado, perfeccionarse. SÓLO DESDE SÓCRATES SE VINCULA LA
VIRTUD AL BUEN COMPORTAMIENTO ( esto lo hereda Platón y luego
el cristianismo).

5 Cambio hacia la dialéctica

- Con el éxito de la dialéctica se acaba con la moral de señores, con la


moral aristocrática.

- Con el diálogo se intenta razonar, convencer, y se alcanza la


democracia. Todas las opiniones tienen el mismo valor si se razonan.
También aparece la demagogia: quien tiene habilidad para engañar
puede lograr el poder. Con esto se acaba con la moral del fuerte que no
necesita presentar o defender razones, pues ya las tiene y le
pertenecen. No es necesario dar argumentos, sólo órdenes.

- Pero Sócrates que en la sociedad tradicional podía pasar sólo por


alguien gracioso, “ se hizo tomar en serio”. Produjo un cambio en las
valoraciones morales de su sociedad, que iba a la par de la crisis y caída
de las sociedades tradicionales.

- Pero a la vez produjo la caída de los instintos y su condena frente al


orden y la razón. Sube la plebe o el rebaño, la moral de esclavos, la
moral del grupo y del débil.

6 La dialéctica es un recurso de débiles

La dialéctica se basa en la razón y la palabra. Y la razón y la palabra son los


recursos que usa el débil para intentar vencer. Como no tiene poder suficiente
debe recurrir al engaño. Por eso en la base misma del lenguaje nos
encontramos con el engaño y la mentira. Es algo artificial y alejado de la vida,
no es más que una herramienta artificial para vencer en la disputa.

Hay que recordar que la dialéctica buscaba una definición única de un término,
un concepto. Con ello “momificaba” la vida en expresión nietzscheana, con lo
que es el engaño supremo, la expresión misma de la negación de la vida, que
es movimiento y cambio.

7 La dialéctica es venganza

De nuevo aparece la idea de dialéctica, razonamiento y diálogo como


venganza. Recordemos que el método socrático tenía dos fases: la ironía y la
mayéutica. La ironía consistía en hacer que el interlocutor entrara en
contradicciones , mostrar que fallaba, encontrar sus errores y mostrarlos... en el
estilo socrático frecuentemente se usa la ironía también en el sentido de
afirmar la ignorancia propia y la gran sabiduría del interlocutor...

EJEMPLO

Eutifrón: ( Es un mago o adivino. Discuten sobre la piedad , ser piadoso,


obedecer a los dioses, definición del concepto)

Sóc “ En lo que a mí respecta , ten por seguro que no cejaré en la búsqueda


hasta que llegue a saberlo. Pero tú , a la vez, no desdeñes este esfuerzo mío y
aplicando tu pensamiento, dime ahora, al fin , donde está la verdad. Porque es
claro que si algún hombre lo conoce ese hombre eres tú...”

Eutifrón: “ Déjalo Sócrates, que ahora ando con prisas y es hora ya de que me
marche”.

La carga de la prueba era frecuentemente dejada por Sócrates, a través de


preguntas, en su interlocutor, con lo que él mismo se dejaba en ridículo. Como
se ve es un modo de razonar y argumentar reactivo, crítico a partir de las ideas
de los demás. De esta manera Sócrates aprovecha las propias energías del
adversario para debilitarlo , sus propias ideas y argumentos. En ese sentido es
una herramienta propia de débiles. Al ser alguien feo y de clase baja aprovecha
las argucias y estrategias de la dialéctica, el engaño, el razonamiento y la
contradicción, para vencer a los que son más poderosos que él.

Analizar el concepto de RESENTIMIENTO-PLEBEYO ( vemos que va junto, se


suele hacer en alemán o en inglés).

- Tiene que ver con una moral decadente, descendente.

- Clase baja, flojo, débil, fisiológicamente inferior.

- No produce sus propios valores morales.

- Sus valores morales vienen como reacción a lo que se considera


malvado, al fuerte.
- Es el mismo mecanismo, el de la moral de esclavos, el que se da en el
razonamiento dialéctico.

- La clase menos poderosa debe recurrir a estas estrategias.

- la autoafirmación de organismos fuertes.

8 Sócrates “fascina” con la dialéctica como competición y sus dotes de


amante

El “ágon”, la lucha, la competición, la guerra... son expresión de fuerza ,


expresión de vida y de voluntad de poder. Para introducir esta nueva
mentalidad en los griegos, estos nuevos valores morales que dan más peso a
la razón, Sócrates necesita dar algo a los griegos , a los aristócratas , a los
fuertes, para que en cierto modo lo acepten.... Y es considerar la disputa
dialéctica como lucha. Este nuevo juego es expresión en parte de una voluntad
de poder, pues en toda creación o cambio de valores hay una cierta voluntad
de poder... pero es una voluntad débil y enferma. ( recordemos que la voluntad
de poder necesita alguna fuerza que se le oponga para crecer).

Sócrates la introduce como disputa para que el mundo griego la acepte y use ,
pero de este modo lo que está haciendo es suavizando la entrada de unos
valores totalmente ajenos al griego antiguo.

La lucha o “ágon” entre los griegos se centraba básicamente en la guerra y en


las competiciones deportivas ( Juegos Olímpicos, Juegos Píticos) en las
épocas de paz. Los deportistas eran aclamados como héroes y hay que
recordar que aún tenemos modalidades deportivas como la “lucha
grecorromana”.

La expresión Sócrates como erótico refiere al papel del amor como astuto y
engañador y en el papel de Sócrates como pervertidor y educador de los
jóvenes. Sócrates fue acusado a muerte por corromper a los jóvenes
atenienses. Era costumbre tolerada y aceptada entre los griegos el que una
persona de más edad educara y enseñara a un joven de menor edad. En la
educación también se consideraba correcto que hubiera relaciones sexuales
entre el joven ( amado, “erotómenos”, objeto de amor por su belleza física) y el
amante ( “erostés”) , que aportaba a la relación más sabiduría y conocimiento.
Vemos que se le puede considerar como un gran aficionado a los jóvenes ( así
lo presenta Platón en muchos diálogos) y un gran seductor, que fascinaba a la
audiencia con su gran elocuencia. Pero la crítica fundamental es que pervierte
por introducir la dialéctica entre la juventud.

9 Sócrates da el remedio a la crisis ateniense: la razón como apariencia


de cura
En la parte de atrás o en lo oculto de la sociedad ateniense se ve algo. Los
instintos están desatados y no se controlan porque no se canalizan ya
correctamente en Grecia ( se está perdiendo el antiguo espíritu trágico que
aceptaba placer y dolor como parte de la vida, y que canalizaba lo instintivo o
dionisíaco, el caos, la vida a través de lo apolíneo , lo recto, lo ordenado).

Sócrates es el primero que se da cuenta que hay que controlar los instintos
pero él mismo no puede, por lo que recurre a negarlos. Lo único válido es la
razón, los instintos se deben abandonar. Su fealdad es un signo que muestra
el desorden interno de sus instintos.

Pero él tampoco los ordena, sino que se limita a arrinconarlos detrás de la


razón. Por eso no tenemos una cura sino una apariencia de cura. Y por eso la
sociedad occidental es una sociedad enferma y decadente a partir de aquí.

Concepto de CURA: es aparente , falsa, es un truco que lo único que hace es


prolongar y propagar la enfermedad en Occidente. La enfermedad consiste en
decir que los instintos son malos y , en lugar de canalizarlos, negarlos. Es
enfermedad y falsa cura porque va contra la vida, es antivital, niega la voluntad
de poder. El propio Sócrates ( con su fealdad) muestra que su cura no es tal,
sino sólo enfermedad mal disimulada.

10 La razón como reacción frente a los instintos

La razón aparece como una fuerza reactiva que pretende controlar lo


inconsciente y las fuerzas de los instintos.

Al haber perdido vigencia la antigua moral de señores , se deben controlar los


instintos, canalizar de otro modo. Y para eso surge la razón.

Pero la decisión de ser racionales no es algo racional, es algo absurdo , porque


se es racional EN EXCESO.

La moral que surge a partir de aquí es una moral enferma, por exceso de
racionalidad y carencia de instintos.

El INTELECTUALISMO MORAL ( decir que razón es igual a virtud y a


felicidad), que el comportamiento correcto como control de los instintos por la
razón es lo propio del virtuoso y sabio, que es el auténticamente feliz, es una
moral de enfermos.

-Idea de contraposición entre oscuridad y luz, camino hacia arriba y hacia abajo
como referencia al Mito de la Caverna

Definir el concepto de RAZÓN: se opone a los instintos , se asimila a la luz, la


claridad, el orden, es “salvadora”... pero esta salvación no es auténtica. Es una
estrategia de enfermos, se niegan los síntomas o se mitigan , pero no se
canalizan los instintos, que siguen estando ahí. Al no canalizarlos , surgen
valores y concepciones erróneas. Se es absurdamente racional porque se es
racional en exceso. Sólo es válido lo que proviene de la razón. Pero esto es u
error porque los instintos siguen estando aunque no se muestren claramente.
Es u tirano porque intenta imponerse frente a otra fuerza, la de los instintos.

11 La razón como autoengaño

La razón es un autoengaño porque no es un remedio para la cultura occidental.


Sino una caída en la decadencia. La decadencia consiste en seguir unos
valores morales asentados en una voluntad débil , en un organismo débil, en
una vida débil ( decadente es lo que cae, lo que está en extinción, lo que
muere).

En cambio lo vital es seguir los propios instintos, ascender, tener fuerza.


“Mientras la vida asciende, felicidad es igual a instinto”. Es decir, que mientras
se es un organismo fuerte la felicidad consiste en satisfacer los instintos. Sólo
los organismo débiles y las culturas enfermas consideran que seguir los
instintos es algo incorrecto e inadecuado. Y esto lo continuará el cristianismo
con su concepto de pecado.

Al hacer la guerra contra la decadencia no se sale de ella porque no es algo


que podamos hacer desde el plano de la razón, sino desde el plano físico y
biológico, desde el cuerpo y los instintos.

Por eso las morales que sitúan la felicidad en la virtud y la razón, en el


comportamiento correcto y la obediencia son morales enfermas.

Conceptos a analizar: “VIRTUD” y “SALUD”. Aquí tienen el sentido de


canalización de los instintos y la voluntad de poder, de fuerza y energía, de
valores positivos. Este concepto se opone al propio de la virtud del
racionalismo moral como represión de los instintos.

“Sócrates fue un malentendido” porque confundió la virtud con la destrucción


de los instintos y la felicidad con la negación de los impulsos vitales. Pero
vemos que en la base de esto no hay más que un error en la comprensión de
los conceptos de virtud y de salud. No está en la razón, sino en la expresión de
los instintos.

- Ver referencia al concepto de virtud sobre el párrafo 4

12 Sócrates como enfermedad

“Sócrates es el más inteligente DE-LOS-QUE-


SE_HAN_ENGAÑADO_A_ SÍ MISMOS” porque es el fundador del
intelectualismo moral. De una moral enferma que da más peso a la
razón que a los instintos. Esta moral va a ser la base del platonismo
primero y del cristianismo después. Para crear valores o cambiarlos hay
que ser fuerte e inteligente y por eso Nietzsche reconoce el gran mérito
de Sócrates.

Pero no deja de ser el impulsor de una moral enferma y por tanto no es


el mayor médico sino el mayor enfermo.

- Muestra SABIDURÍA en su coraje ante la muerte. Pero esta sabiduría


vemos que está en cursiva, no es auténtica sabiduría para Nietzsche. Su
sabiduría es aceptar las leyes de Atenas y considerar que debe cumplir
su condena a muerte. No escapa porque considera que debe ser
coherente con su vida y además afirma que , como no sabemos que hay
más allá, realmente tal vez sólo estemos esperando a un mayor bien en
la otra vida. Y de este modo además triunfa en cierto modo sobre sus
adversarios y hace que su moral se difunda ( como ocurrirá después con
Jesucristo).

- Su resignación ante la muerte y la forma de poner el sentido y valor


último de sus acciones en la muerte, en la otra vida, es síntoma de un
organismo enfermo. Por eso no hay una muerte sino un suicidio en la
figura de Sócrates, ya en su idea de aceptación de la muerte no como
un mal, sino como un bien. ( Fedón, Critias. Leyes).
La “razón” en la filosofía
1