Está en la página 1de 120

KITU

PALIMPSESTO
Poesía
2
Diego Velasco Andrade
3

KITU
PALIMPSESTO
Poesía

colección POÉTICA
“generación fractal”
EDICIÓN ESPECIAL

Drugos de la naranja
Editorial
Quito-ecuador
Primera edición: diciembre del 2009
Diseño de portada e interiores:
drugos de la naranja

4 E-mails: gaiaterre2003@yahoo.fr
Blogs: buhoandino.blogspot.com/k-oz-editorial.blogspot.com
Teléfonos: 087 145 014
Edición: Diego Velasco Andrade
la.Kbzuhela
Foto portada: Pedro Herrera Ordóñez
Tiraje: 200 ejemplares
© diego velasco andrade
ISBN: 978-9942-02-632-3
Derechos de Autor: 032143
® la.kbzuhela - drugos de la naranja editorial
E-mail: lakbzuhela@yahoo.com.ar
Blog: lakbzuhela.blogspot.com
Web: www.lakbzuhela.es.tl
Impreso en drugos de la naranja editorial
Quito-Ecuador
Contenido
1. Presentación
Ramiro oviedo 9 5
DRUGOS DE LA NARANJA 17

2. PRIMERA PARTE: KITWA


EN EL PRINCIPIO UNA GOLONDRINA 25
PÁJARO CORREDOR 27
QUITUMBRE 30
WAYANAY 31
ATAWALLPA 32
RUMI ÑAWI 34
KITWA 39

3. SEGUNDA PARTE: QUITO


ANTILÍRICO
DE CÓMO HOMBRES BLANCOS Y
BARBUDOS VESTIDOS DE HIERRO
COMPUESTOS DE DOS PARTES
QUE VOMITABAN RAYOS
LLEGARON DESDE EL NORTE 45
NOTICIAS DE LA CONQUISTA DE
QUITO Y DEL LAMENTABLE ESTADO
EN QUE SE ENCONTRABA EL REYNO
EL PODER DEL TIRANO RUMIÑAHUI 47
ALCABALAS 51
LUCIÉRNAGA 53
QUITO a media LUZ DE AMÉRICA 55
POEMA INCONCLUSO 58
COLOR DEL CABALLO BLANCO DE BOLÍVAR 60
ANTOLOGÍA FLORAL A LA CARA DE DIOS 62
FANTASMAS 66
6 “LA ESQUINA DEL MOVIMIENTO” 68
EL MAGO DE LA ROCKOLA 70
PROBLEMAS DE URBE 72
GRAFFITI QUITENSIS 74
ESCENA DE MAYO 79

4. TERCERA PARTE: QUITO


PATRIMONIO
MUSEO 83
MUESTRARIO 85
NIÑA DE LAS PALOMAS 88
CADALSO AVÍCOLA 90
BUGOLOCO 91
TECLAS DE SANTO DOMINGO 93
ARQUITECTURA ORAL 95
GATO URBANO 96
INSTANTÁNEAS DE PENAL 98
DESCUBRIMIENTO DEL FUEGO 100
DESTRIPACASAS 102
COLMENAR 104
24 Y GARCÍA MORENO 106
PARLANCHÍN Y FIEL AMIGA 108
Sirenas a la vista 110
Pensión de “ratos” 111
Fabuladores de la plaza 112
7
8
PRESENTACIÓN 9

Memoria y continuidad de
lo público y de lo privado
Ramiro Oviedo

Antes de ser activista de la literatura, suscitador


de talleres y formador de escritores, Diego
Velasco ya era poeta. Y de los buenos, como lo
confirma Kitu Palimsesto, su último compendio
de poemas, en el que, en torno al eje temático de
Quito, recoge textos de tres libros precedentes:
La poesía no es un libro de poemas (1989),
Safari (1991) y Cordeles (2003), cada uno con
su tonalidad y su ritmo, como memoria y
continuidad de lo público y de lo privado.

En este des-cuento desaforado de la historia y de


10
la fábula, recorremos primero por el Quito
primordial de la fundación mítica (Kitwa), con
su cosmogonía y su riqueza telúrica, cruzamos
luego la sórdida trifulca de la conquista, en la
que se sublima la resistencia y a sus héroes,
hasta desembocar en el saldo negro de la
metamorfosis urbana. El Quito colonial, (Quito
anti-lirico) de la segunda parte, desnuda la
inutilidad de los esfuerzos sociales debido a la
casi nula participación popular en el proceso de
Independencia, convertida ésta en asunto de
marqueses y de obispos. El grotesco contraste
con Eugenio Espejo o Las Alcabalas (el
populacho) define la violencia como rasgo de
mestizaje cultural, pero también el protagonismo
de las víctimas, cuando tienen tres dedos de
frente y sangre en la cara. La simultaneidad
temporal que deja ver la lengua con eventos de
la historia contemporánea no es pura
casualidad.

11
El tono paródico y lo sardónico de la ironía de
estos textos, obstinados en liberar la palabra
confiscada por la historia oficial, exhiben las
sandeces y disparates vertidos sobre Quito,
confirmando al autor como un quitólogo lúcido,
rebosante de humor, diestro en el manejo de la
poética popular y, sobre todo, sin pelos en la
lengua. La tercera y última parte del libro, Quito
patrimonio, cierra el palimpsesto con un paseo
obligado por Quito.

Velasco, Arquitecto quiteño enamorado de su


llacta, funge de cronista o de guía anti-turístico
de un no-lugar urbano estigmatizado, en el que
la historia (tiempo, espacio y personajes) exhibe
los rasgos esperpénticos de una ciudad que
podría llamarse "la cuesta de los suspiros", dado
que ahí el desencuentro del hombre con el
espacio se disfraza de encuentro en busca de
oxígeno, derrotándose ante lo cíclico de la des-
vergüenza, entonces, borra y va de nuevo
12
equivaldría a decir borra y va de retro, no «vade
retro», que parece igual, pero que no es lo
mismo, mientras los quiteños, blandengues
espectadores de su propia vida, siguen
suspirando, víctimas de todo tipo de desnivel,
siempre más tozudo que ellos.

Afortunadamente también hay poetas tozudos y


más tenaces que la escoria.

La memoria y continuidad de lo público y de lo


privado pasan por un ojo tridimensional que
sabe adaptar el lenguaje a los caprichos de la
codicia. Codicia des-humanizante del
conquistador, pero simultánea y paralela a la de
sus herederos, responsables de la a-sincronía
hombre-mundo. El desencuentro del hombre con
el espacio (clave temática del libro) es un asunto
de distanciamiento del Yo respecto de la tesis, y
Velasco lo resuelve evitando caer en lo
anecdótico de las literaturas íntimas; el Yo habla,
13
pero antes, piensa en plural. Entonces viene lo
difícil para el poeta: ¿Cómo fungir de simple"
entrometido", estando como está metido a fondo
en la vida de Quito y en la historia? La respuesta
la hallamos en ese distanciamiento deliberado
del poeta que evita el imperio del Yo, rasgo -por
otra parte- suficiente para conferir peso literario
y confiabilidad a esta escritura. Lo público será,
ante todo, tatuar en el lector la conciencia de que
nadie puede des-responsabilizarse de la historia,
evaluar el peso de la pasividad y de la inercia
individuales en la comunidad.

El poeta es casi siempre quien lanza la primera


piedra, cuando tiene que lanzarla, y así lo hace,
porque lo que es de todos, es también mío, tuyo,
etc. Y la historia, el tiempo, Quito, son nuestros,
es decir de todos, (de los marqueses de la
prensa, de los herederos de la Colonia, de los
nuevos ricos, de los mafiosos que «lavan»
dólares, como si alguna vez pudiera haber
14
dólares limpios, pero también -y sobre todo-
Quito es del poeta. No faltara más!)

Las variaciones de temperatura y de tono, los


registros de lenguaje y las dosis heterogéneas de
humor (en la segunda y tercera parte del libro)
no desvirtúan en absoluto la unidad de Kitu
Palimsesto. La singularidad espacial, derivada
de una amalgama de gestos socio-lingüísticos, se
articula no sólo apoyándose en el estribo
temático de Quito, sino particularmente en la
actitud del escritor en su bronca con la mierda
de la historia, lejana o inmediata, no con la
historia primordial, que resulta ser el único
escenario digno de nuestro pasado, y en cuya
sintonía la lengua de Velasco adquiere potencia
y vuelo demiúrgicos, por el que deambulamos
todos los días, y de re-definir nuestra posición
frente al espacio "público". Si así fuera, no
tendríamos - por ejemplo- a esa virgen horrible,
no se sabe si con cólico o con retorcimientos
15
barrocos, mirándonos desde el Panecillo,
deambular por una ciudad desbarrancada en
plena zona tórrida.

El Quito indoamericano ha hallado en Diego


Velasco de Kitwa el cantor que le hacía falta,
con la misma potencia y con el mismo embrague
con los que Ernesto Cardenal cantó a los indios
de nuestra América.
16
17

El Quito melódico y poético


Drugos de la Naranja Editorial

Recorriendo la bibliográfica urbana de Quito,


discursiva del rescate patrimonial, se puede
encontrar un sinnúmero de obras de toque y
retoque, que nos condicionan de emoción y
encanto por nuestra historia ancestral, sin
embargo el hecho pasa a ser efímero, pues
acaso, ¿este discurso nos lleva a sentir una
sensación duradera?

Kitu Palimpsesto más allá de la imagen


proyectual urbana y arquitectónica, nos ayuda a
encontrarnos en las calles desiertas o habitadas
de Quito, en donde con sonoridad melódica, nos
sumerge en el interesante punto de referencia de
su autor, el cual, con el oficio del arquitecto que
estima toda y cada una de las posibilidades,
18 dilucida cada arista de la imagen poética,
épocas, áreas marginales-precarias, zonas
antiguas de la ciudad, sobrepasando la postura
urbanística, impronta marca para nuestro pueblo.

Diego Velasco Andrade, como iniciado


´quitólogo’ desencarna la humanidad de una
ciudad que vive de la tradición y de su gente
conformando una sociedad viciada de su propio
entorno. Como bien dice su prologador:
“quitólogo lúcido, que tatúa en el lector la
conciencia de que nadie puede des-
responsabilizarse de la historia, evaluar el peso
de la pasividad y de la inercia individuales en la
comunidad”.

En estas páginas sentiremos esa historia


solariega de un pueblo milenario, cuyo inicio
‘autóctono’ antecede la coronación de la
conquista española, nos recuerda su
independencia hasta llegar finalmente a la
democracia, identificada por sus ‘graffitis’ e
reintentos. Un recorrido turístico por la historia
de Quito, en donde la poética refuerza la imagen
icónica y se solapa en apreciaciones logradas, 19
dibuja zonas desde los recovecos, en donde las
pasiones más fuertes se entrelazan y en donde
nuestra actual identidad no identitaria nos abraza
con su influencia inmediata: “La ciudad nos
traga con sus pasadizos verdes” nos perpetúa.

No olvida el humor y nos extrae sonrisas:


Cuando américa toda dormía
don ramón chulla quiteño
barrigavacía
luego de la siesta
oloroso a mistela hecho un gallito
iba rumbo a la catedral
a fotografiarse en las faldas de doña
Luz de América…

La vida de la gente quiteña, su experiencia


vecinal cotidiana, sus calles, nos llamarán la
atención de forma diferente y diversa, así es Kitu
Palimpsesto.
Hace 5 años ya, un grupo de jóvenes intentaban
buscar horizonte en la escritura, Diego Velasco
Andrade en una suerte de tutor y guía, impulsó
con fuerza y dedicación los Talleres literarios de
20 la Casa de la Cultura Ecuatoriana en Quito,
nuestra participación en el atávico mundo
literario ecuatoriano, ha sido gracias a él.

Prueba de ello es esta nueva colección de libros


2010, que pretende concertar una publicación de
15 obras conjuntas en donde escritores diversos
comparten escenario en una línea literaria.

En esta colección los Drugos de la Naranja


editorial y su regente, La.Kbzuhela, se sienten
orgullosos de contar con un libro del escritor
Diego Velasco Andrade, el cual presentamos a
continuación.
21
22
23

PRIMERA PARTE
KITWA
24
EN EL
PRINCIPIO UNA
GOLONDRINA
25

Luego
de
la gran
inundación
del mundo

una pareja
desciende
de la cima
del Ki Chincha

(lugar donde dormita


la constelación del mono)

Son Kitumbe
(hijo de Tumbalá)
y Llira
hija de las suaves planicies
de la Lliri Pampa.
Vienen
a procrear un hijo
al que llamarán Wayanay
que en shilipanu
26
(nuestra
lengua
primordial) significa
golondrina.

Y Wayanay migrará
a inaugurar su
descendencia
en las llanuras plácidas
al pie de los Antis
y en el delta de piedra y de fuego
del gran Wayas

Y en las candentes
tierras flotantes
de Puná...

Desde entonces
al Árbol del Bien y del Mal
le cuelgan telarañas.
PÁJARO
CORREDOR

Trotaban 27
con el cabello sobre los hombros
descendiendo ágilmente
por entre los riscos de los Antis.

Pilotos de páramo llevando


spondylus de sal
y comunicaciones urgentes

brincando
como alpakas
por entre las verdes piedras
de Miñu Manta

Marcando
con sus oshotas
la ruta de retorno
del gran Catequil
convirtiendo en kipus

polícromas hiladas de maíz.


Chaskis de niebla
Yumbos mindalas
28 flotaban con sus bolsas de cabuya
por entre las pétreas nervaduras
de Allpa Mama
serpenteando
por entre las quebradas teñidas de sigses
en donde chuzalongos comilones
devoraban ratoncillos de indias

y flautas de carrizo
resoplaban tambores guerreros
tras de los altos
Apus milenarios.

Jadeando
palpitando
amoratados los
chaskis kitensis
enlazaban las aldeas
del Kitwa
milenario

y
29
sus informes meteorológicos
cartas de amor naipes de coca
transacciones mercantiles
han quedado
cifradas en el

Kinty Ñan
áureo camino del colibrí:
recto sendero hacia

KI-TO
sacro corazón
de las serpenteantes
tierras
equinocciales
de

AMARU-KA.
QUITUMBE
Tumbe partió
en la Edad de las Sequías
30 a morar en los verdes destellos
de una piedra

De allí descendió como de un rayo


el poderoso Quitumbe
para remontar los altos conos
de la cordillera
en donde se hallaba congelada
la luz de las constelaciones.

Guiado por los destellos del sol


sobre el metal de los cerros
Quitumbe divisó una mañana
una suave planicie cerca de las nubes:

KI-TO:
tierra sagrada del medio

Allí depositó el Espíritu


de la Gran Esmeralda:
del misterioso
Reino de los Colibríes.
WAYANAY
Una noche
Llira y Quitumbe alumbraron
una golondrina: 31

Wayanay
flecha en el aire
voló vertiginoso hacia
el País de las Iguanas

Ahí permaneció 30 lunas


alimentándose de la salada ofrenda
que los pelícanos depositaban
en la arena.

más tarde regresó al continente


remontó de su tribu terrestre
a Ciwar: sexo de tierno maíz
y senos de kumará
y la poseyó sobre los duros brazos
de un ceibo

De ellos devino Ataw

"Hombre siempre dichoso"


el niño abuelo del pueblo solar.
ATAWALLPA

32 I.

Atawallpa
gran tayta del
Chinchay Suyu

la inquisición y el garrote arden sobre ti


y un corno de spondylus llora en yaravíes
tu desgraciada muerte en Cajamarka.

Atawallpa

en nuestro
sol subterráneo
aquél del Ucku Paccha
tu tesoro de kipus y taptanas
aún refulge
sumergido
en el tosco galeón
de algún pirata.
II.

Serpiente andina
del ondulante pacha kutik

partícula solar del gran todo 33

tayta de las cuatro direcciones


enlazador de mundos:

ATAW ALLPA

Bogan heridas tus balsas


por el marino reino de Jama
soñando aún en navegar
hacia el enigmático
País de las Iguanas.

Ataw Allpa:

transparente yachag
cristo cobrizo del noveno Paccha
oráculo de coca pisoteado por las botas
de aquel bizarro demonio

de huesos y de oros.
RUMI ÑAWI

34
Cara de Piedra
fue su nombre
y su vivir parpadeante
avistaba
sombras señales flechas
desde los tiernos ojos
de una allpaka.

Rumi ñawi
viejo tótem:

en el país de higos
donde entretejes
tus rumores
giran los pumas
de tus ojos
como un frutal vuelo
de pingullos
desafinando el aire.
Rumiñawi:

retruécano de koka
duende de ají
llauto de helechos
en la rotación de la oka 35

Bebes wayusa tibia


en el vientre del páramo
como el señor de Extremadura
beberá sangre en las calaveras
del Cuzco.
Ojo de piedra:
guerrero de azares
alacrán indio celeste
forastero de un rojo cielo
desbordado
de sus odres:
Tuya es la misión
de esconder los tesoros del padre
en la amarga uña del ñáchag
en las negras plumas del cóndor
en la subterránea
alquimia
de la papa.
Tuya la vieja armadura
de guerrero colonche
gateando sin ojos
36 por entre las hogueras
de la santa espada.
Tuya la ingravidez
de los hongos
del agua colla
de la ayawashka
Tuya la primera cosecha
de cacaos
tuyos esos ecos ecos ecos
resonando
en la íntima cueva
de aquella fiera silvestre
que no atina
a desatarse.
Labio de piedra:
alto guardián del misterio
cifrado por
los Amautas.
Desde la alta copa
del árbol lunar en donde estampas
el veneno de tus dardos
una recia música de humus
volverá contigo un día 37
a desatarnos.

Jaguar de piedra
encendedor
de poggios manantiales:
con tus huesos de armadillo
haremos un gran tambor de aire
y serás mucho más
que un silbido de tristes quenas
en la cotidiana niebla
de la Paccha.

Onda de piedra

Anciana imagen
del tiempo
Memoria que te revuelves
en diques y diamantes
Tu espíritu disuelto
como el maíz tierno
en la colada
38 echará raíces de humo
en las hojas verdes del bijao

Surtirá de savia seminal


el movimiento

del gran cetáceo ondulante...

Rumi ñawi:

astro de piedra que ardes


y que giras
y que nos retozas
en la memoria

ha s t a

c u m p l i r t e.
KITWA

I. 39

Yaku:
Antigua
vertiente cristalina
del Ki-chinchay
que hoy solo acarrea olvido
y bajo la constelación del mono
en Wanakauri
el cuerpo de la luna
despedazado en ruinas.
Tayta Inty
es un ciempiés de patas rojas
que aún se yergue y desciende
perpendicular
sobre la gran kancha
invadida por cruces
y espadas.
Y en la calle cuerda
La del cordel de oro
que religaba
las moradas del sol y de la luna
fantasmas de apachitas kitu-caras
vigilan un sendero
de mohosas cruces latinas
40 cercenando el amor telúrico
entre dos pirámides:
Yavirak y Wanakauri.

II.

Titilan
los rayos de Inty
hacia el ocaso
obligando al Kitu milenario a recogerse
a mimetizarse a recular
ante el vertiginoso avance
de cegadoras luces de neón
que iluminan las románticas estatuas
de leoninos patriotas.
El ayer
Kito milenario
no es más que un jaguar
despedazado en calles y en manzanas
aquel que ayer rugía radiante
tan solo es un felino extraviado
en la hispana memoria
del morisco Ben-Alcázahar.
41
III
Ya en palacio
la antigua morada de Atawallpa
hollada por nuevas conquistas
el Ushnu ancestral (esbelto obelisco
que ensartaba en su ojo
el sol tierno de junio)
es solo una pálida torre
tañendo a misa de beatas.

Y hacia el Yavirak
corazón de la ciudad sagrada
lugar de wankas para amarrar el sol
solo yace enjuta
una virgen alada
erigida por miles de diablejos
que aún masturban
su crucificada avaricia
sobre barrocos altares
de pan de oro.
42
43

SEGUNDA PARTE
QUITO ANTILÍRICO
44
DE CÓMO HOMBRES BLANCOS Y
BARBUDOS VESTIDOS DE 45
HIERRO
COMPUESTOS DE DOS PARTES
QUE VOMITABAN RAYOS
LLEGARON DESDE EL NORTE

cargando en andas
atahualpa cavila

le preocupa
la situación política del tawantinsuyo
y esa vieja profecía que le contó pacha

su fiel general epiclachima


descascara una banana cuando susurra:
a nuestros jóvenes guerreros
les importa un pito la milicia
preocupados por los juegos electrónicos
llevan al monte
de piedad sus brazaletes de oro
sólo el terco rumiñahui
46 les pone cara de piedra cuando pasa
junto a quisquís y calicuchima
enarbolando una bandera roja

atahualpa bosteza en el momento en que un dis


en el momento en que un dis
en el momento en que un disco rayado
hipnotiza con grand funk todo su reino
y el padre sol se retira a su recámara
borracho como un fraile en adulterio

los dioses no están de nuestra parte


-se justifica atahualpa ante la plebe-

Solo rumiñahui pone cara de piedra


y recuerda la vieja profecía:
hombres blancos y barbados

llegarán desde el norte.


47

NOTICIAS DE LA CONQUISTA
DE QUITO
Y DEL LAMENTABLE ESTADO
EN QUE SE ENCONTRABA
EL REYNO
EL PODER DEL TIRANO
RUMIÑAHUI

Pueblo bárbaro aún


sin plaza de toros, arzobispo, arcángeles
Rumiñahui se opone tenazmente
al progreso turístico
La Corona sabe cómo arreglar las cosas.
II

Es contratado el capitán Benalcázar


para terciar en Iñaquito
48 en mano a mano con el tuerto Almagro
y el matador Pedro de Alvarado.
Enterado de la feliz noticia, Rumiñahui exclama:
primero muertos que revueltos.

III

Dedín marín de do pingüé:


ruidoso concurso de los tres capitanes
Benalcázar Almagro y Alvarado en Riobamba
disputándose el primero de la tarde.

IV

Destrucción del último bastión bárbaro


avance triunfal de Benalcázar hacia Quito
Rumuñahi se repliega: quiere evitar la faena
Benalcázar lo persigue a sol y sombra
hasta que lograda su peligrosa captura
Cara de Piedra atado pies y manos
es conducido al burladero de Iñaquito
V

Benalcázar ingresa al coso


dando el clásico paseíllo…
Desatado, Rumiñahui embiste: 49
toro furioso
Benalcázar: manoletina y
c
r
u
z
a
d
o de pecho
la afición: zombreroz
y pañue
loz
blancoz

exige más pinchazos del de a caballo


que el matador hunda su cruz

hasta la empuñadura….
50

VI

Fundación de la Muy Noble y Muy Leal


San Francisco de Quito:

Benalcázar todo orejas y un rabo


inaugura la clásica verbena
bailando pasodoble con un fraile
sobre la roja calavera

del bicho.
51

ALCABALAS

Érase una audiencia atorada en el cinturón


del reino…
Con el canto del gallo
abril de 1593
Barros de San Millán aparecía
en media plaza
para contabilizar las siluetas
ajusticiadas durante la noche:

“que es lícito promover guerra defensiva


contra los tiranos”
II

“que es lícito el tiranicidio


cuando se trata de usurpadores del poder”.
52
III

“que el pueblo tiene derecho


a que se oigan
sus representaciones y reclamos”

IV

que mueran Barros de San Millán y sus Oidores


julio
quito
mil quinientos noventa y dos

Quiteños:

¿quién mató al Oidor?

Fuenteorejuna señor.
53

LUCIÉRNAGA

En la colonia
noche terrible
las luciérnagas
morían en las cárceles de Quito

Solo un Espejo guardaba todo el sol


para enceguecer la rechoncha faz
del señor obispo:

Francisco Javier Eugenio


de Santa Cruz y Espejo
cuyo verdadero apellido es Chusig
hijo natural de indio y mulata
médico duende ateo ninacuro
sostiene en contra de vuestra eminencia
que nuestras enfermedades
no son castigo divino
sino que son causadas
por pequeñísimos parásitos
54 cuyo verdadero lugar
es el basurero de la historia.

Difunde sus perversos escritos


entre zambos indios y cesantes.

Coloca de madrugada rojas banderolas


en las cruces de piedra
incitando a la sublevación general.

¡SALVE CRUCE
LIBERI ESTO
FELICITATEM
ET GLORIAM
CONSEQUTO!
Salvada la cruz
sed libres
y conseguiréis
la felicidad y la gloria!
octubre 27, 1794.
55

QUITO a media LUZ DE


AMÉRICA

Madrugada quiteña
en casa de manuela
mil ochocientos nueve
los próceres planean nuestra dependencia

Juan
Pío
Montúfar marqués de selva
alegre no dice ni pío
hasta que sube tambaleante a una mesa
y a voz en cuello proclama:
LOS ABAJO FIRMANTES
MARQUES DE SOLANDA
MARQUES DE SELVA
FLORIDA
MARQUES DE SAN JOSÉ
56 MARQUES DE SELVA
ALEGRE
MARQUES DE VILLA ORELLANA
MARQUES DE MIRA
FLORES OBISPO CUEROY
CAICEDO MANUELA CAÑIZARES Y DEMÁS
PATRIOTAS EN ESTA PARTE DEL POEMA
DECLARAMOS
QUE HARTOS DE TANTO PAPELEO CON
LA CORONA
HEMOS RESUELTO CONFORMAR NUESTRA
JUNTA
SOBERANA QUE DESDE AHORA GOBERNARA
LA AMADA
AUDIENCIA ANTE LAS PREOCUPANTES
AMENAZAS DEL POPULACHO
Y ADEMÁS PORQUE ¡VAYA! NO NOS
CONFORMAMOS
CON LA MITAD DEL PASTEL
dado en Quito
la madrugada del 10 de agosto
de 1809 ¡HIC!
Cesa la proclama y a la brevedad propone
al glorioso ejército arribafirmante
marchar ahoramismo a destituir al conde
Manuel Urríes de tan rentable ministerio...

¡TUM! 57
¡TUM!

¿Quién es?
¿La vieja Inés?

La junTa SOBerAna de QuITO


que exige al conde Harina de Castilla
recoja sus tereques
y vuelva con su música a la metrópoli…!HIP!

y,

¿cuándo estalla el primer grito


de la independencia?

en este poema solo estalla


el primer grito
del obispo cuero y caicedo
en la recámara de manuelita.
58

POEMA INCONCLUSO

redobles de tambor
olor a pólvora
gestas heroicas

figuran por ejemplo


la campaña de bolívar
por los andes
el avance de san martín
a la rotonda
y la conquista de sucre
a la marquesita del marqués de solanda

en tanto
abdón calderón
rima gloriosamente con Avión
o con Camaleón... 59

figura la llegada a esta comarca


del excelentísimo j. j.
flores
para sentar sus reales
a la llanera

¡ oh epopeya !

tiempos de leyenda
onomásticos
celosamente guardados en el calendario patrio
días en que los próceres
sellaron nuestra independencia

con.
60
COLOR
DEL CABALLO BLANCO
DE BOLÍVAR

bolívar no libertó cinco naciones


armado solamente de su espada
ni es el padre putativo que murió un día
dejando pobre y huérfana a la patria

el caudillo fogoso que amaba a manuelita


sobre la montura de su caballo
blanco

bolívar
chiquito como el monte sacro
pero grande
arando en el mar
cosechaba del viento
61

claro, quienes empolvan la historia


en un primoroso baúl de telarañas
lo quieren cabalgando en una plaza
en su propio terreno para la posteridad

no es para menos
también al mariscal sucre

también se lo metieron en el bolsillo.


62
ANTOLOGÍA FLORAL
A LA CARA DE DIOS

Lugar para el coro

Oh ciudad de olés y beatas


oh ciudad de balcón y doncellas
de nobles mote y palanganas
de antiturísticos cojos
bajo tus naves ro co có
como decía mi abuelito pepito
el que salió de quito
perdió su banquito

y el que llegó de lima


se sentó encima
II 63

Pero señora Santana


¿por qué llora fray bernandino?

por un himno que usted le ha perdido


vamos a mi casa yo le daré dos
uno para henchir su ambición de horizonte
y otro para colmar su ansiedad de cereal

¡Oh ciudad española en el ande!

mañana domingo hipnotizan al tilingo


detrás de la puerta de santo domingo
III

64 Cuando américa toda dormía


don ramón chulla quiteño
barrigavacía
luego de la siesta
oloroso a mistela hecho un gallito
iba rumbo a la catedral
a fotografiarse en las faldas de doña
Luz de América
porque bien podría gloriarse
babilonia de sus muros nínive
de su grandeza
constantinopla de sus imperios
nabucodonosor de sus trabalenguas
que quito las vence a todas
pues a esta ciudad pertenece
la olla del panecillo
el lugar donde chamuscaron
el pan quemado

y la caspita de caspi-cara.
IV

Con la audacia triunfal que blasonas


las monjitas carmelitas se fueron 65
a popayán
a buscar lo que han perdido
matantirutirulán:

el escorial de los andes


el balcón suspendido
en las estrellas
el arrabal del cielo el quito luz de vela
y ahora
hay en el cielo un huequito
para mirar los rascacielos
de galito
en la cara de dios

Y aunque el tiempo triunfal


siempre rueda

¿hasta cuándo padre almeida?


66

FANTASMAS

Hoy quiero contarles algo


que les pondrá los pelos de punta:

soy una persona equilibrada


trabajo en una compañía de seguros
pero a veces de vuelta a mi casa
oigo extraño objetos

grabaciones de ultratumba

voces que vuelan sin previo aviso

Y cuando llego al jardín


una bata de neblina huye
por la ventana de mi cuarto
Si ustedes pudieran verlo:
dos pequeños agujeros que miran
y otro enorme por donde hace
67
¡BUUUUUUUUU!

Dicen que es devoto de San Valentín


y que conoce la intimidad de todos los mortales

Repito soy una persona equilibrada


pero cuando castañeteando los dientes
le saludo

¡buuu buuu buuuenas fantasmas


señor no no noche!

¿es usted de ésta o de la otra?

recién abotonándose la bata


me responde

Soy de la otra
(pero a veces vengo donde ésta).
“LA ESQUINA DEL
MOVIMIENTO”
68
(gracias a la sonora “matancera”
y a “don eloy” pinedo)

de las calles de la habana


o las barbas de fidel
esos zurdos de coctel
hablan de muy buena gana

pero estar en la tormenta


eso sí que es cosa seria
como el ir chiro a una feria
y encontrar todo a noventa

¿cuál será cuál será


la esquina del movimiento?

entre alfaro y la 28
barrio obrero o la guaragua
¿donde venden a los guaguas?
¿o empanadas de morocho?
¿cuál será cuál será
la esquina del movimiento?

a dos cuadras de esa mecha


cerquitá a la venezuela 69
donde saben las abuelas

¿al fondo y a la derecha?

¿cuál será cuál será


la esquina del movimiento?

¿más arriba de allá abajo?


¿en el guasmo o pedro carbo?
¿dónde dejo estos encargos?
¡qué difícil! ¡ay caracho!

si al centro del movimiento


llegará la matancera
se armara una balacera
del mejor ¡pa qué les cuento!

¿cuál será cuál será


la esquina del movimiento? (bis)
70

EL MAGO DE LA ROCKOLA

Venga acá mi parcero


si no conoce a benny moré
yo le tengo aquí el bolero
que le vacila a usté

por unos cuantos denarios


yo le rento acá un cuartito
si me aguaita allí un ratito
le consigo un dromedario

¡a la cola a la cola
el mago de la rockola!

aladino olimpo jjj


celia daniel o rolando
¿se sirvió usté volando
o es que está su copa rota?
71
mire si esto le ataranta
en mi chistera no es falsa
la universidad de la salsa
y hasta un bigote que canta

¡a la cola a la cola
el mago de la rockola!

ave maría lola


conmigo vas a acabar
por eso vengo a consultar
al mago de la rockola

AAAAAAAUUU

¡de película!
72

PROBLEMAS DE URBE

Un corazón cuadragenario
un toleño bulboso
y un guayaco desobediente
embarcan en un bote urbano

ahí contactan
con mi ceceo quiteñísimo
maltrecho bajo un tonel doblefondo

la lista de polizones no termina ahí:


un cedazo contraventor
viaja en capot
vestido de poncho relampagueante
y tatuado un remoquete viaje en proa
un maestrófilo con náusea
73

nómina de los que zozobran en popa:


un mariposo azucarado
un ¡bah! con blue jeans
un lince arrancasucres

juntos emprenderemos
una odisea de circunnavegación
que bien envidiaría magallanes
si partiese en busca del dorado

desde la “mitad del mundo”.


74

GRAFFITI QUITENSIS

"DESABOTONESE EL CEREBRO
TANTAS VECES COMO LA BRAGUETA"
(Teatro Odeón, París)

“DESABOTONESE LA BRAGUETA
TANTAS VECES COMO EL CEREBRO”
Teatro Holywood, Quito-Ecuador

"SEXO ESTA BIEN HA DICHO MAO


PERO NO DEMASIADO SEGUIDO"
(Facultad de Letras, París)
“MAO ESTA MAL, HA DICHO EL INSPECTOR”
(Colegio Juan Montalvo, Quito)

"TENEMOS UNA IZQUIERDA PREHISTÓRICA"


(Facultad de Ciencias Políticas, París) 75

TENEMOS UNA IZQUIERDA PREHISTÉRICA


(Facultad de Sicología, Universidad Católica de Quito)

"LA ORTOGRAFÍA ES UNA MANDARINA"


(Sorbona)

“MANDARINA, ES LA MUJER DEL MANDARÍN”


(Frutería Montserrat, Quito)

"SEAN REALISTAS PIDAN LO IMPOSIBLE"


(Facultad de Letras de París)

SEAN IMPOSIBLES, PIDAN MAS REALITOS"


(Facultad de Economía, UCE)
"LA REVOLUCIÓN ES INCREÍBLE PORQUE
ES VERDADERA"
(Facultad de Letras, París)

76 “NUESTRA VERDAD ES REVOLUCIONARIA


POR INCREÍBLE”
(Comité Central PCE)

"EL ALCOHOL MATA, TOMEN LSD"


(Nanterre)

“EL LSD MATA, TOMEN UN COLECTIVO”


(bus Colón Camal)

"DIOS ES UN ESCÁNDALO
QUE DA RENTAS"
(Baudelaire)

“DIOS ES COMO PAGAR LA RENTA:


TODO UN ESCÁNDALO”
(mi papá)
"AMAOS LOS UNOS ENCIMA DE LOS OTROS"
(Facultad de Letras París)

"NO HAY CAMA PA' TANTA GENTE"


(Celia Cruz) 77

"BASTA DE TOMAR EL ASCENSOR, TOMA


EL PODER"
(107, Avenue de Choisy, París)

“BASTA DE TOMAR EL PODER, TOMA COCA


COLA”
(Palacio Presidencial)

"DECRETO EL ESTADO
DE DICHA PERMANENTE"
(Facultad de Ciencias Políticas, París)

"DECRETO UN ESTADO DE CHICHA


PERMANENTE”
(Izquierdones del Frente Campesino)
78

porque ahora ya no decimos


"LA IMAGINACIÓN AL PODER"
(parís, mayo del 68), sino

“LA IMAGINACIÓN CONTRA TODA FORMA


DE PODER”
(Jairo: plazuela Victoria, mayo del 88).
79

ESCENA DE MAYO

La ciudad nos traga con sus pasadizos verdes.


Conduce nuestros peces en su ruidosa hidrografía.

La corriente nos sorprende apareciendo y navegando


en un disturbio.

Las casas despiertan de su letargo


y acompañan con su arquitectura nuestro viaje

Son banderas múltiples que han echado a andar


con el primer paso de los niños y las olas

Pero un ruido de gases trae la contracorriente

Un sol de nicotina envenena las flores de los balcones


y descuelga aves que caen de bruces a nuestros pies
(Ahora soy un molusco alojándome
en una concha del paisaje
80 para beber un poco de aire)

La ciudad maltrecha por el ejército de voces


desemboca en una plaza en donde los transeúntes
escuchan
la música dedos juglares al pie de una estatua.

Sus voces son tenaces golpes de agua


contra el navío de un emperador cínico y avaro

Hay que buscar a todos los peces de este río


Avanzar hacia el mar por tierra o por agua

Penetrar en el corazón de sus burbujas libres


Organizar el caballo marino que nos conduzca

a Troya.
81

TERCERA PARTE
QUITO PATRIMONIO
82
83

MUSEO

Bienvenidos al lugar
en donde reposa la Historia
y los monumentos yacen
a destiempo de sus constructores

All sitio donde entrecruzan


fantasmas curtidos por el griterío
y los estafilococos se comercian
en cualquier fractura de la plaza

Ángeles metálicos
vigilan desde una torre los adoquines
por los que traficó su alma Cantuña
beatas amarillentas
salpican en contracarril
su fachada de boquete
Barandillas de sol
84 antepechos de musgo
resbaladeras de teja
pasos estrechos y largos entre paredes
guardan celosamente clavijas
clavículas clavicopas

pobres clavos sin clientela ni suerte

Crujen las puertas de las


legendarias cúpulas
magulladas por las uñas del siglo XVII
que lustraron imágenes
labraron el humo
saciaron escudos nobiliarios

y ofrendaron sus jorobas de bronce


en la hoguera de los santos.
85

MUESTRARIO

Cerremos el renglón
y descorramos las gradas
que dan al río
por el que desfilan
carros antimotines
mujeres que acaban de traficarse
niños que ofrecen hojas medicinales
al tumulto

El olfato nos orienta


al sitio público de mercancías
donde un camionero astringente
parquea sus condimentos
en medio de la plaza
Este es el hogar de las yapas
de los humores secretados
de una cocina nacional en ciernes
exhibiéndose impúdica ante los
86 hambrientos transeúntes
de mimbre

Mira esa vejiga


haciendo un gesto repelente
sobre los deshechos
y las fibras torcidas del cielo
alargando su madera
para engullir los músculos que aún
laten sangrantes en los
ganchos.

Aquí ejercen:
la vendesustancias
la vendevestigios
la vendecaracoles
la vendebaratijas

la vende ratas subterráneas


aquella que vende "mucho mundo".
Una tía con cara de borges
desgrana maíz con el oído
en la estratosfera
banderas tricolores se marchan
con su música a otra parte 87
con el sinuoso basurero.

En el húmedo patio
el abanico de los perros
acompaña la ruidosa tarea del matarife

jefes de tribu venden


su ocarina por cuatro alpistes
abuelitas vírgenes
sonríen tras de una hilacha de cirios

Hija
hemos venido a comprar
media centena de indicios:

el tema para mi próxima usurpación

del patrimonio humano.


88

NIÑA DE LAS PALOMAS

La muchacha que me mira


desde la primera década
del siglo XX
sostiene con el índice
aves retratadas
por el ir y venir del color
vestida de paloma
se descuelga por entre la brisa
como una tierna embestida
otorgada por el azar

Sus pestañas
comunican eléctricos destellos
y salpican de luz el polvo de la estancia.
Quien la hizo
tal vez nunca pensó 89
que esta imagen
estaría destinada a revolotear
durante décadas
en este mismo lugar...

Añejos testigos sostienen


que ella sale en batona
a recorrer a diario
por esta vieja arquitectura
a pesar de que en el frío lienzo
solamente nos parezca

bella
historia antigua

congelada.
CADALSO AVÍCOLA

En días de feria
90 destartalados camiones depositan
aves de cadalso en la vereda
Son seres fabulosos
con cabeza y pecho colorado
ojos ágiles y frente brillante
mas las patas esposadas por el óxido
¿qué gendarmes
pavimentaron de un zarpazo su vuelo?
¿cuál fue el motivo
de su juzgamiento ?
Las aves esperan
bajo un sol canicular
la orden de aquel
que cobrará por su plumaje
Y el traficante solo aguarda
las monedas del ejecutor
que a las doce servirá esas sufridas vísceras
en un líquido sangrante y salado.
BUGOLOCO 91

Caminaba inclinado el cuerpo


más de un lado que de otro

cabizbajeando su melancolía amerindia


por la acera
Adicto a un tic
ya fuera de onda
siempre soñó llegar al punto más alto
de su oficio

De color pardo grisáceo provisto


de una capa ancha con mangas
y un agujero cubierto de fieltro
alargaba la cabeza como si buscase
francotiradores en las azoteas

Llegaba a su lugar
cuando su pulmón doble fuelle
atardecía
en un viejo anaquel
del que ya no

brotarán más alas


92 Mezclaba con un poco de aguardiente
su aguamiel
y dando un carácter tenue
a su garganta gris ejem
ejem ejem

bebía.

Entonces
vitrificaba su vigilia
con la pereza corporal
del que no duerme hace mucho
y poblándose de un camisón
con los tricolores de la bandera
se inclinaba lentamente sobre el catre
cerraba el orificio por el cual
se comunicaba con del mundo

y solo e infantil como un loco

dormía.
93

TECLAS DE SANTO DOMINGO

Vienes

con los fuelles dibujando chispas


en la sed de la noche

Extraes del abrigo


las falanges desportilladas
por el sonido que te ronda
desde la infancia

Empiezas esos acordes melosos


como la bebida que comercian
en el escenario donde trabajas

Vas extrayendo del baúl musical


telarañas de potolo destellos de jotas jotas
pelusas de safadi…

Salpicas a los trasnochados con


94 vigorosas hebras de puntas y canela

Las gafas sin ojos no te impiden


contabilizar los billusos
que se van depositando lentamente
en tus calcetines

Son las once en punto


una tropa de máscaras
cada vez más numerosa
te va haciendo ronda:

son seres acuáticos


de todos los sabores
que dejarán transcurrir la noche
hasta que tú les repiques

las
teclas
del amanecer.
ARQUITECTURA ORAL
Edificio antiguo
la garganta
95
¿corredor animado de ecos
o sólo máquina para beber agua
a grandes sorbos?
Instrumento para liberar eso que
ha sido atado desde hace siglos:
esos potentes choques cósmicos que
emanan de los espacios interurbanos.
Ballesta lanzacarajos
contra los arrendatarios del goce
y sus alguaciles de comarca.
¿Edificio antiguo
corredor
lanzacarajos
ballesta?
Ganzúa atrapavoces
que de otra manera enmohecerían
bajo el cogote.
96

GATO URBANO

El gato
que abandonó su palmera nativa esmeraldeña
trota mundos por la sierra
buscando una barricada familiar

Aquí lo tenemos:

torso soleado maniquí de goma

plaza de san francisco


durante uno de sus sábados bélicos:
equilibrando un banco
sobre el adoquín centenario
colocando patasarriba
su acordeón de vértebras

una y otra vez.

A su lado 97
una mulata con sus gatitos
recoge las monedas
que salpican desde palco y de sombra

los curiosos y cesantes.

El felino electriza las nubes


con un triple mortal
mientras el sol estampa su silueta
en la tramoya del peligroso
escenario

¿Recuerdas?
es el mismo acróbata
de las veredas de guayaquil

sólo que ahora y cada vez


con menos vidas
que siete.
98

INSTANTÁNEAS DE PENAL

En domingo
cualquier lugar de la jaula es bueno
para rendir fidelidad a un tamugo
o a las piernas absortas
de una dama de rojo.

De estos rostros
destapados en domingo
nadie sabe más que "el combo"
que vocea papas con ají
desde una esquina de la vieja casa.
Los celadores
aguzan el chaleco
ante cualquier disloque carcelario
y corren nómina:

Kleber detonó su colmenar 99


el día del torturado
el "pikas" pagó con un cheque vencido
las gestiones de su tinterillo
"ñato freddy" arriesgó su trópico
de ases
en una filuda callejuela

"loca curvilínea" el cocinero negro


prostituyó sus posaderas
con el capo del bloque A...

¿quién asignó a este edificio


la virtud de reunir
tanta respiración apretujada?

Debo volver
a revelar con rigor de fotógrafo de parque

estas mis “ instantáneas”.


DESCUBRIMIENTO DEL
100 FUEGO

Algún
movimiento de manos
en la prehistoria ciudadana
encendió para tiempos sucesivos
el espectáculo del fuego.

Similar a la cacería
y a otros hallazgos bélicos
la fecha de su nacimiento
es fortuita
un golpe de pedernal
contra cualquier hierro meteórico y

ZASSSSSSSSSSSSS

surgió la chispa.
101
El ingenio humano
sólo debió tocarla
buscando materia básica para vivir
pero el fuego ardió tantas veces
con la muerte
y fueron tales sus catástrofes
a través del tiempo
que a veces no parece una
perogrullada preguntar

¿la lucha
entre los hombres
derretirá un día
este incendio?
102

DESTRIPACASAS

No interesa si estos hombres


han hecho o no estudios de
“arquitectomía”

Usan objetos semejantes a un bisturí


que derrocan las vértebras de bahareque
recreadas por el devenir cotidiano

No reparan en la existencia de
adobes paternos
anécdotas sexuales memorias
de matrimonio cal y manzanilla

que brotan desde los miembros heridos


de esta casa
Vienen y comienzan
su tarea sanitaria 103
Azotan los colores descascarados
por el mismo soplo vital
que les dio cuerpo

Convierten el territorio familiar


en un manojo de puntadas sísmicas.

Ahora se retiran
descansan en la acera
sorben coca con trigo
y luego vuelven
hasta lograr que la destripada

desplome olorosamente su polvo


en la cada vez "moderna" topografía.
104

COLMENAR

Hilos descolgados
desde otra altura
hacia la estación de medio patio

ropas tendidas cordeles pinzas

Vendrá
por la tarde doña clementina
a sacudir el sol impreso en los pañales
ropa íntima
camisas medias overoles
gastados por el viento
El sol se va de
bruces
sobre rostros descascarados de
ladrillo
bañando de haces acróbatas
el pavimento
105
trece

horas evaporan
señales de agua calcinada
en puertas de letrina simple
tejados de árboles viejos
magnolias de madera
enlazan el colmenar
y aguardan
el eco de pájaros
que vuelven de la escuela

ssssshhhhhhhhh

(es doña clemen


bajando
las
esca
leras).
24 Y GARCÍA MORENO
106

Pasada la tarde
aves zancudas
menores que una perdiz
abandonan el nido
y abrazan con su perfume

el zaguán del señor calceta.

menean sus picos de colorín


y trabajan su plumaje lila
para alquilar cuartos húmedos
escarbados en la profunda noche.

Este cronista las encuentra


lloviznando débilmente
o sonriendo con un ojo roto
para invitarle a una juerga

ensartada en sus siluetas.


Sus baúles amatorios
guardan secretos sudores
de ancianos gozosos y 107
cleptómanos locos.

Algún piadoso bautista dirá


que aún cuando pequen
sus almas filantrópicas
recibirán la absolución

de algún santo o del señor obispo


de esta franciscana ciudad.

Pero es mejor saber que si provocas


la rotura de su plumaje sin la paga
puedes quedar tendido
o ser degollado
por efecto del roce de tu sexo
con una filuda hoja de barbas.
108

parlanchín y fiel amiga

Pelambres de grasa
pantalones hilachas
mágicas siete vidas
que caminan solas por
calles coliflores cementerios

No tiene lugar de habitación


más que el aire cerrado
por colchas de cartón
y por mala sirena
una fiel amiga
antiguamente ligada a su olor
por el pescuezo
Parlanchín porción de granos
adornos impresos por el virus
de la infancia 109
hurgando con un palito
los tereques que salpican los
balcones centenarios:

sustancias de caridad astillas de mar


menjurjes de carmín
con los que tiñes las costras
de tu escasez.

La luna se repliega:
san garcía moreno y la que cruza
te preparas a soñar en aves al cocolón

fiel amiga ronronea al amo

y rocía de babas ambulantes


su tartamudeo solitario.
SIRENAS A LA VISTA
Un barco
no echado a bogar
110 dormita ahora en la calle.
Entonces
cualquier marinero en calzoncillos
podría ser capturado
por amar sin permiso de Pata de Palo
el capitán.
Los marineros urbanos aman las olas:
curvas envueltas en sal
y no sólo por eso navegan
y no sólo por eso flotan cual piratas
esos amorosos marineros
helados de soledad sin alta mar
En sus enormes embarcaciones de corcho
un día se hartaron de amar la sal
Navegan flotan esos fantásticos
marineros de ciudad
y por sobretodo sueñan en
alguna vez l(a) mar.
PENSIÓN DE “RATOS”
111

Sus diferencias de género


se esfuman por los cuadrantes.

Desde los preliminares del sexo


hasta después de concluida la obra
sin problemas de pudor
mírenlos ahí hechos un amapola
completamente sudorosos
son peces sin itinerario
pulsos fluctuando lejos
del tumulto urbano.

Por ahora ajenos


a la explosión de la pólvora
en el esternón de los hombres.
112

FABULADORES DE LA PLAZA

Cuenta la tradición:

hace unas cuantas lluvias


partículas de otra era
que flotaban en las nubes de quito
anclaron sus bancos
en las esquinas
de esta plaza

Fabuladores con pensión


especialistas en asuntos de gobierno
transacciones del tesoro público
cuenteros de hazañas
de ferrocarril y de machete.
Ellos pueden referirle
del cura descabezado que presidía 113
ritos mágicos en la antigua catedral
o de las angelicales avestruces
que rondan estos lares persignándose
ante el peludo hocico del diablo

Sus cajas roncas por el chester


le transportarán en minutos
a la constelación del duende.

Pero ni su dulce afición por los higos


ni su excesivo amor a estos lares
evitará que una tarde despeguen

a deshilvanar el hilo
de otras fábulas.
114
115

© diego velasco andrade


Colección poética:
“GENERACIÓN FRACTAL”
edición especial 2009-2010
116
117

®
118
Drugos de la naranja
Editorial

119
TÍTULOS publicadOs
Publicaciones 2008

Colección poética “GENERACIÓN FRACTAL”


1. CERTEZAS HÍBRIDAS - Johanna López Santos
2. PRAVDA - Andrea Samaniego
3. ZARATANA - Freddy Ayala Plazarte

Colección narrativa “ENTRE LUNAS Y NAIPES”


4. CUENTOS INVOLUNTARIOS - Paúl Miño Armijos
(CUENTO)
5. KALEIDOSCOPIO: IRIS Y RETINA - Juan Pablo
Mogrovejo / D.Wolf (CUENTO)

Publicaciones 2009-2010

Colección poética “GENERACIÓN FRACTAL”


6. LA TRAMOYA - Andrea Samaniego
7. SEXTIGMAS - Johanna López Santos
8. KAMASTRO DE MATUTA - Freddy Ayala Plazarte
9. MICROVUELOS - Énver Álvarez Endara
10. KITU PALIMPSESTO - Diego Velasco Andrade
120
11. TERMINETERNAL - David Acosta Herrera
12. CASA DE SOLEDAD- Cristian López

Colección narrativa “ENTRE LUNAS Y NAIPES”

13. CHICOS DE CASA SIN PISCINA - Marco Bustos


(NOVELA)

14. FRACCIONES DESIGUALES - D´Wolf (CUENTO)


15. AS DE CORAZONES - Paúl Miño Armijos (CUENTO)
16. CAJA DE DISECCIÓN - Rocío Soria Romero (CUENTO)
17. IMAGINARIUM CUENTOS - Priscila Montero
Alarcón (CUENTO)
18. MIRADA INTRUSA - Adriana Landívar (CUENTO)

19. DÍAS DE PEROS - Sebastián Galarza Patiño


(MICROCUENTO)
20. TUS CUENTOS - Gabriela Cabezas Borja
(MICROCUENTO)